Fandom

Star Wars Wiki

Zonder

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
«Es un Jedi, ya sabes.»
―Ekria

Zonder fue un seloniano Jedi padawan que sirvió como guerrero contra el crimen en los niveles inferiores del Centro Imperial. Desde sus comienzos fue aprendiz de la Caballero Jedi Barriss Offee durante las Guerras Clon. En las últimas etapas de la guerra, Offee fue enviada a Felucia para servir de incógnito como Sanadora Jedi, y Zonder la acompañó. Mientras estaban allí, la Confederación de Sistemas Independientes los capturó y los envió a prisión. La Jedi Aayla Secura y Ekria los rescataron más tarde, junto con el soldado clon CC-5052. Después se supo que la Presidenta Shu Mai, del Gremio de Comercio, había contaminado los abastecimientos de agua de Felucia, y Secura buscó la manera de salvar el planeta. Zonder formó un equipo con sus compañeros padawan; Ekria y Drake Lo'gaan, pero mientras estaban investigando unas instalaciones hidráulicas cerca de Jiaozi, se activó la Orden 66 y todos los Jedi fueron declarados enemigos del Imperio Galáctico.

Offee y Secura murieron durante la Orden 66, y en consecuencia los tres padawans se quedaron solos y sin guía. La República fue inmediatamente remplazada por el Imperio Galáctico del ahora Emperador Palpatine, y los Jedi se convirtieron en fugitivos perseguidos. Huyendo al Centro Imperial, los padawan fueron objetivo del Inquisidor Antinnis Tremayne, y Zonder estuvo a punto de ser esclavizado. Tratando de pasar desapercibidos mientras todavía actuaban como Jedi, se convirtieron en guerreros de los niveles inferiores del Centro Imperial, involucrándose en los planes del Capitán del Sol Negro el Príncipe Xizor. Por aquel entonces, Xizor que estaba negociando con Tremayne, capturó a Zonder y lo dejó bajo la custodia del Inquisidor. Zonder murió asesinado en un duelo contra el maestro de Tremayne, el Señor Oscuro de los Sith Darth Vader.

Biografía

Felucia

«Estamos camuflados…sin nuestros sables láser."
"Eso son malas noticias para los droides.»
―Barriss Offee y Zonder[fuente]

Nativo de Selonia, Zonder fue un ser sensible a la Fuerza, uno de entre varios niños. Eventualmente fue llevado a la Orden Jedi, aunque tenía un don con la telequinesis, no era particularmente hábil en el combate de sable de luz.[1] Durante las Guerras Clon, Zonder fue aprendiz de la Caballero Jedi Barriss Offee. Ella fue enviada a Felucia junto con su nuevo padawan para trabajar como sanadora de los nativos que habían sido heridos en los recientes ataques de la República en aquel mundo. Debido a que Felucia era un planeta de la Confederación, Zonder y Offee tuvieron que operar de incógnito,[2] haciéndose pasar por un relevo de trabajadores,[5] actuando sin la ayuda de sus sables de luz. Un día, mientras estaban curando, la pareja reconoció a Shu Mai, una figura clave en el liderazgo de la Confederación, y Offee pensó que la captura de tal personalidad sería un gran éxito para la causa de la República Galáctica. Mientras ambos trataban de contactar con el Consejo Jedi en Coruscant, fueron emboscados por un destacamento enemigo de droides de batalla.[2]

Saliendo rápidamente de su barraca, Zonder urgió a su maestra a que se quedara donde estaba. Evadiendo el fuego bláster enemigo, tiró un pedazo de roca hacia los Droide de combate B1 para deleite de Offee. La pareja inició su carrera hacia la plataforma de aterrizaje ejecutivo, en donde había unas instalaciones de transmisión. Por el camino, se encontraron con droidekas, forzando a los Jedi a dividirse. Saltando a un terreno más elevado, Zonder pronto se encontró con droides cazadores-buscadores, a los que destruyó al momento. Sin embargo, la explosión resultante amenazó como matar a dos niños gosssamos que había cerca, obligando a Offee a detener su evasión de los droides enemigos y salvar a los inocentes testigos accidentales. A consecuencia, fue arrestada y urgió a Zonder a rendirse. Él obedeció y ambos fueron llevados bajo custodia Confederada.[2]

ZonderRoof.jpg

Barriss Offee, Zonder, Ekria, Aayla Secura, y Bly en el tejado del complejo de detención Nigkoe.

Fueron retenidos en el cercano complejo de detención Nigkoe durante un tiempo, hasta que un destacamento dirigido por la General Aayla Secura y el Comandante CC-5052 irrumpió en el complejo y liberó a Offee y a Zonder. Ayudándoles estaba la padawan Ekria, quien al tratar de encontrar una vía de salida al grupo, se dio cuenta de que no podrían descender de las instalaciones, ya que debajo había una gran área de almacenamiento para las tropas de la Confederación. Zonder y CC-5052, conocido como “Bly”, coincidieron en que la mejor opción para escapar sería la de subir el edificio. Zonder recogió a Ekria y a Offer y llegó hasta arriba del Nigkoe, mientras Bly y Secura seguían subiendo. Entonces Bly destruyó el generador de escudo, permitiendo al 327° Cuerpo Estelar descender y recoger al grupo.[2]

Offee solicitó poder ir con Zonder a recoger sus sables láser y efectos personales del complejo, mientras, Secura les revelaba que Coruscant había caído bajo el ataque de la Confederación de Sistemas Independientes. A pesar de la situación, ella insistió en que capturarían a Mai antes de salir hacia la capital, con la esperanza de conseguir cualquier información, como el plan de la Confederación, de la líder del Gremio de Comercio. Los Jedi llegaron hasta el complejo de Mai, cerca de Kway Teow, y después de eliminar la guardia de seguridad del recinto, fueron llevados hasta el mismo complejo por Bly y sus hombres, quienes conducían deslizadores BARC. Por el camino, el grupo fue acosado por los droides buitre, pero los cazas estelares de reconocimiento agresivo-170 les cubrieron.[2]

Los aerodeslizadores no duraron mucho, y fueron destruidos por los combatientes en la persecución, los Jedi saltaron a un río cercano. El río transcurría hasta una catarata, bajo la cual había una entrada oculta al recinto. Avanzando cautelosamente por los corredores, Secura asignó a Ekria a trabajar en una terminal cercana. La joven padawan descubrió enseguida, para gran frustración de Secura, que Mai había escapado ya de Felucia. Después de que Ekria dejase a Bly y a sus tropas en el complejo, pudo mostrar una transmisión de Noticias de la HoloRed, que informaba que la Confederación había sido expulsada de Coruscant, gracias al gran esfuerzo de los Generales Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, a quienes Zonder admiraba enormemente.[2]

Inmediatamente después, Zonder detectó un olor extraño, y Bly informó que eran toxinas penetrando en el recinto. El hackeo de Ekria, había iniciado la secuencia de cuenta atrás para la autodestrucción del edificio, y Secura apresuró a todos a salir de allí lo más rápido posible. No había puertas por las que salir, pero el corpulento Zonder simplemente traspasó una de las paredes, permitiéndoles salir a un lugar seguro antes de la inminente detonación. Muchos otros soldados clon murieron en la explosión, pero lo que más perturbaba a Secura era el hecho de que su presencia había activado la liberación de agentes biológicos venenosos en el abastecimiento planetario de agua. De acuerdo con los cálculos del grupo, en cuatro días toda el agua del planeta estaría envenenada, lo que implicaba una potencial pérdida masiva de vidas.[2]

Orden 66

«¿Qué es la orden sesenta y seis?»
―Zonder[fuente]

No obstante, Secura creía que el desastre se podría evitar si podían hacerse con el control de varios complejos de tratamiento de agua. Ella contactó con el Maestro Jedi Mace Windu para solicitar más clones, y este accedió, enviandoles a Stass Allie para entregárselos. Junto con los refuerzos iba el padawan Drake Lo'gaan, quien había sido aprendiz de Roron Corobb. De los lugares propuestos para atacar las instalaciones de tratamiento, Secura envió a Zonder, Ekria y Lo'gaan a la ciudad de Jiaozi, mientras que ella y Offee atacarían lugares separados. Al trío se les unió el soldado clon Galle. Mientras analizaba las defensas, Ekria advirtió que había especies inteligentes vigilando la planta de Jiaozi, impidiéndoles disparar de manera indiscriminada. Zonder sugirió golpear a alguno de ellos, pero a Lo'gaan se le ocurrió otra idea.[2]

Zonder rugió, haciendo el ruido más alto posible que pudo, poniendo a los guardias a la ofensiva. Entonces los padawans atacaron, hasta que Lo'gaan le dio a Galle la orden de retirarse en voz alta. Mientras los clones escapaban, las tropas de defensa iniciaron su persecución, dejando las instalaciones muy desprotegidas. Los pocos gossam que se quedaron fueron fácilmente intimidados por Zonder, quien les detuvo y les hizo llevarles hacia la sala de control. Entonces Ekria desactivó las instalaciones evitando que la toxina se extendiera a través de ellas. El seloniano no podía advertir ni a Offee ni a Secura mientras estaba en la sala, y por eso Ekria interconectó las cámaras de los cascos de los soldados clon con la pantalla principal.[2]

ZonderOrder66.jpg

Zonder, Ekria, y Drake Lo'gaan son testigos de la muerte de Aayla Secura a manos de sus tropas clon.

Ella detectó una señal prioritaria proveniente del Comandante Bly desde Coruscant, pero en un principio no pudo desencriptarla. Mientras tanto, en las cámaras de los clones, los padawans vieron para su horror la escena de Secura siendo acribillada a tiros por sus propios hombres. El mensaje fue desencriptado entonces, y les reveló que Bly había dado la “Orden 66”, un término con el que los padawans no estaban familiarizados. Poco después, recibieron una retransmisión del Canciller Supremo Palpatine, urgiéndoles a regresar al Templo Jedi ya que aparentemente la guerra había terminado. Cambiando a la cámara de Galle, vieron, para gran preocupación de Lo'gaan, que estaba cercano a su ubicación.

Aventuras en el Centro Imperial

«Debemos ir»
«No sin ellos
»
―Ekria y Zonder[fuente]

Zonder, Ekria y Lo'gaan pudieron escapar de Galle y partir hacia Coruscant,[4] ahora llamado Centro Imperial.[6] Palpatine se había con hecho con el poder y se había autoproclamado Emperador, convirtiendo la República en un Imperio Galáctico. Al comienzo de la orden 66, todos los Jedi fueron exterminados de la Galaxia. Aún así, el trío se las arregló para subsistir en el Centro Imperial, Zonder en particular, pudo salir a buscar comida en los niveles inferiores de la ciudad Imperial. Mientras tanto Ekria se infiltró en los jardines del Templo Jedi y borró toda huella de su existencia. Ella creía que otros Jedi también habrían sobrevivido y que regresarían al Centro Imperial para liberar a los ciudadanos de la galaxia del Imperio de Palpatine. Lo'gaan no estaba de acuerdo pero el grupo acordó que no manifestaría públicamente su uso de la Fuerza ya que se les echarían encima las autoridades Imperiales.[4]

Lo'gaan decidió aventurarse en el Distrito de entretenimiento Uscru para hacer trampas, utilizando la Fuerza en un juego de divot, para ganar algunos créditos. Zonder observaba el juego desde cerca, por si había problemas. Cómo era de esperar, así sucedió, cuando un jugador toydariano se dio cuenta de que no era más que un chico, y fue apresado por las trillizas Nalle. Cuando un disgustado jokhalli desenfundó su bláster con intención de matar a Lo'gaan, Zonder saltó de golpe de su sitió liberando a su compañero. Ambos salieron de la sala, pero los soldados Imperiales los vieron, obligándoles a escapar. Mientras se acercaban al club Outlander, Lo'gaan pensó que ya estaban a salvo hasta que se les cruzó otro grupo de soldados de asalto. Sin embargo, Ekria, llegó para liberarles, permitiéndoles la huída. Mientras escapaban, Lo'gaan empleó la Fuerza para derribar a los soldados persecutores para disgusto de Ekria.[4]

Por demanda suya, Zonder y Lo'gaan salieron a buscar trabajos legítimos en el Centro de Empleo DA4176, el cual estaba preparado solamente para no-humanos. Algunos miembros del grupo SubAdulto se acercaron a Lo'gaan separándolo de Zonder, debido a que Lo'gaan era humano. Por si solo, el seloniano encontró un empleo como trabajador de la construcción, ayudando a reconstruir el Centro Imperial tras la anterior batalla de Coruscant. Sin embargo, iba a ser enviado fuera en pocos días a los Estados de Esplendor Esmeralda en Byss, en donde algunos benefactores de las Guerras Clon, estaban recibiendo casas de lujo. Tras solicitar su empleo se encontró con Ekria y Lo'gaan, este último había logrado entrar en el Grupo SubAdulto, sin embargo, Ekria sospechaba que el Grupo SubAdulto era una subdivisión de la Comisión Para la Preservación del Nuevo Orden, el cual estaba dedicado a proteger el Imperio contra sus opositores.[4]

ZonderLeads.jpg

Zonder llevando a sus compañeros no-humanos fuera de la nave de esclavos.

Mientras tanto, Ekria había encontrado un nuevo lugar de residencia para el trío, un apartamento que era considerablemente más especial que su anterior escondite. Poco después, Zonder subió a bordo de la nave con destino a Byss, y compartía su camarote con un gotal, un ithoriano y un gran. Sin embargo, antes de partir, Ekria irrumpió en su habitación manejando una improvisada arma y diciéndole que la nave era de esclavos. Les insistió en que se fueran, pero Zonder no quería irse sin los demás no-humanos a bordo de la nave. Destruyendo al astrodroide que servía las bebidas, el seloniano anunció que era un Jedi, y que todos los que estaban a bordo estaban siendo inducidos sin darse cuenta a la esclavitud. Su afirmación convenció a algunos de sus compañeros no-humanos y los acompañaron a él y a Ekria a salir de la nave.[4]

Pero antes de que pudieran salir, se les cruzaron tres inquisidores; Halmere, Gwellib Ap-Llewff y Lanu Pasiq, cada uno con sus blásters en mano. Halmere exigió que Zonder fuera con ellos, mientras que Pasiq ordenó al resto de no-humanos que volviesen a sus cabinas. El seloniano respondió dándole un mordisco al brazo de Halmere, mientras Pasiq disparaba a Ekria. La padawan pudo desviar el disparo, pero los no-humanos estaban inspirados. Ellos atacaron a los Inquisidores y los vencieron antes de que llegasen las tropas de asalto y abriesen fuego. El grupo se refugió en el interior de la nave y se les unió Lo'gaan. Sin embargo, Zonder se dio cuenta de que los motores de la nave estaban arrancando, y Lo'gaan les advirtió que todas las salidas estaban vigiladas. Ekria pensó un plan de salida y los llevó al muelle de carga. Allí, encontraron un Esquife de carga Bantha-II, que le permitió al grupo escapar. Sin embargo, Lo'gaan tenía otros asuntos que atender, y regresó a la nave. Volvió tiempo más tarde, y el trío pudo descansar en el nuevo apartamento de Ekria.[4]

Intriga del Sol Negro

«Si Xizor necesita impresionar al Underlord Perhi, él no os dejará ir tan fácilmente. Viviréis el resto de vuestras vidas como presas, siempre mirando por encima de vuestro hombro.»
«Sabemos un poco de que va eso.
»
―Drake Lo'gaan y Zonder[fuente]

Tras el incidente de la nave, Zonder, Lo'gaan y Ekria, se convirtieron en luchadores contra el crimen en los bajos fondos de Coruscant, y tomaron los nombres clave de “Paws”, “Spike” y “Blue” respectivamente. Una noche presenciaron cómo la Banda Nashtah abordaba a una pareja de omwatis, Kodo y Aleema Finn. El trío que llevaba una improvisada vestimenta, repelió a la banda, pero Kodo fue herido por uno de los adversarios en fuga. Al mirar la herida, una quemadura, Zonder y Ekria llamaron a un médico, antes de que el trío saliese de escena. Más tarde, mientras Zonder y Lo'gaan defendían a un vendedor local de un grupo de matones, Ekria les informó a través de sus comunicadores, que había descubierto que Kodo Finn había sido marcado con el símbolo del sindicato del crimen del Sol Negro. [7]

ZonderClimbs.jpg

Con Drake Lo'gaan a sus espaldas, Zonder asciende al Valle Gasgor 662.

Mientras Zonder acuciaba al vendedor a que llamase a las autoridades locales, Lo'gaan preguntó a Ekria por la ubicación de Finn, para poder avisarles de la implicación del Sol Negro. Ekria pudo dar con su localización y Lo'gaan y Zonder emprendieron su recorrido hasta el Valle Gasgor 662. Abriéndose camino por el lateral del edificio de Finn, los dos Jedi entraron por una ventana y se sentaron junto a la pareja omwati, intentando determinar si el Sol Negro tenía algún motivo para perseguirlos. En ese momento, un explosión irrumpió en la habitación, y el cazarrecompensas Boushh entró. Lo'gaan ordenó a Zonder que se llevase a los Finn fuera y le dijo que se encontraría arriba con él más tarde.[7]

Ekria se rencontró con Zonder y los Finn, y Lo'gaan se les unió más tarde tras luchar contra Boushh y contra el Inquisidor Antinnis Tremayne en el apartamento. Consciente de que el Sol Negro quería a Kodo muerto, Lo'gaan interrogó a los Finn, y descubrió que había hecho ajustes a la Compañía de Transportes Xizor para adjudicar asignaciones a la Compañía Tagge. La Compañía de Transporte Xizor era propiedad del Príncipe Xizor, un ambicioso capitán del Sol Negro. Los Finn decidieron que querían abandonar el Centro Imperial y empezar una nueva vida, pero Lo'gaan no quería ni oír hablar de eso e insistió en que se confrontarían con Xizor cara a cara. Zonder le apoyó y llevaron a los Finn a la Sede de la Compañía de Transportes de Xizor, con Ekria tras ellos.[7]

Abriéndose camino hasta el complejo, el grupo luchó contra el grupo de guardas droidekas de Xizor antes de entrar en el despacho del Príncipe. Allí, el propio Xizor les estaba esperando, creyendo en un principio que los Jedi habían traido a los Finn para cobrar la recompensa por sus cabezas. En vez de eso, Ekria afirmó que los Finn le informarían sobre los planes de Tagge, a cambio de su inmunidad para salir del Centro Imperial. Otra condición era que nunca regresarían a la capital galáctica, o Xizor tendría derecho a matarlos. Así, el grupo fue liberado, aunque el príncipe colocó dispositivos de rastreo en los Jedi. Sin embargo, descubrieron la artimaña y colocaron los dispositivos en tres roedores. Ekria supuso que no podrían ir en paz hasta que se enfrentasen al Inquisidor Tremayne, pero Lo'gaan discrepaba, creyendo que su prueba no terminaría hasta que se enfrentasen al maestro de Tremayne, el Señor Oscuro del Sith, Darth Vader.[7]

Muerte a manos del Sith

«Dime…¿me odias?»
«El orvi dientes de conejo no odia a mis hermanas, quienes le dan caza. Eres un ser de la creación y eres parte del equilibrio de la Fuerza.»
― Darth Vader y Zonder[fuente]
ZonderDeath-EAE20.jpg

Darth Vader mata a Zonder.

De alguna manera, Zonder fue finalmente capturado por los agentes de Xizor. En estado inconsciente, el príncipe transfirió su custodia al Inquisidor Tremayne, quien comenzó a torturarlo. El Inquisidor trató de convencer al seloniano de que sus amigos no iban a venir a rescatarle, pero Zonder demostrando su capacidad con la Fuerza, agarró mediante telequinesia a la cercana Inquisidora Pasiq y afirmó que no estaba desesperado, tan solo hambriento. En ese momento, el mismo Lord Vader entró en la sala, habiendo sido perturbado por los primeros gritos de Zonder. El Señor Oscuro inspeccionó el sable láser del seloniano y su comunicador personal, el cual activó, para sorpresa de Tremayne. Con las imágenes de su tortura transmitidas a Lo'gaan y a Ekria, Vader liberó a Zonder de su aparato de tortura y le dio su sable láser.[1]

Zonder no temía a Vader, pero era consciente de que no sobreviviría al inminente duelo contra el Señor Oscuro debido a su falta de habilidad con el sable láser. Ambos chocaron sus sables, pero mientras Zonder saltaba para esquivar los ataques del Señor Oscuro, Vader lanzó su sable, alcanzando el hombro del seloniano. Disponiéndose a atacar, Zonder fue rápidamente cercado por Vader quien le golpeó en la cintura, antes de decapitarle. El cuerpo de Zonder fue encontrado más tarde por Ekria y Lo'gaan, quienes lo enterraron en Selonia, tras haber simulado sus propias muertes en Tepasi.[1]

Personalidad y rasgos

«Tremayne, no dudo de mis compañeros Jedi. No es desesperación lo que ves en mí… es hambre.»
―Zonder[fuente]

Un Jedi entusiasta y amigable, Zonder estaba constantemente dispuesto a entrar en combate, incluso si la situación no era apropiada. Obedecía las instrucciones de sus maestros aunque algunas veces sus acciones ponían a los demás en peligro. Zonder admiraba en gran medida a héroes destacados como Anakin Skywalker, y sirvió diligentemente durante la campaña de las Guerras Clon en Felucia.[2] Cuando perdió a su maestra en la Orden 66, el seloniano se vio obligado a trabajar en equipo con sus compañeros selonianos Drake Lo'gaan y Ekria, y lo hizo con gran efectividad, acudiendo en ayuda de sus aliados cuando la necesitaban.[4] Zonder también era lo suficientemente consciente de sus propios defectos, y aunque no temía a hombres como Darth Vader, sabía que no estaba preparado para derrotarles en un combate de sable láser.[1] Una de las debilidades de Zonder era la comida que solía estar en sus pensamientos muy a menudo,[4][7] y extrañamente, bromeaba cuando estaba en grave peligro.[1]

Poderes y habilidades

«Para Zonder, esto no es más que una refriega.»
―Drake Lo'gaan[fuente]

Zonder fue un experto en el combate cuerpo a cuerpo, capaz de despachar a sus enemigos con sus garras y dientes, y utilizando la Fuerza para alcanzar objetivos elevados. Su fuerza le permitía cargar a gente mientras saltaba, y su habilidad con la telequinesia era tal que la usaba frecuentemente en el combate.[2][7] Zonder era capaz de empujar a otros con la Fuerza sin ni siquiera mirarlos,[7] y tenía la habilidad de elevar a los demás incluso mientras era duramente torturado.[1] Por el contrario, las habilidades del Seloniano con el sable láser estaban por debajo del promedio, siendo así que casi suspende sus clases en esta asignatura.[1]

Detrás de las cámaras

Zonder aparece por primera vez en el webstrip de Paul Ens, Reversal of Fortune, en el que el personaje interpreta un papel de apoyo en el conjunto del reparto. En el siguiente Evasive Action: Recruitment, tiene un papel más central. Ens lo mata en la segunda secuela de Recruitment; Evasive Action: End Game. En sus cuatro apariciones, Zonder es ilustrado por Tom Hodges y aunque es identificado como seloniano, [1] Su apariencia difiere drásticamente de los selonianos descritos en Alien Encounters o en Alien Anthology.

Apariciones

Fuentes

Notas and referencias

Enlaces externos

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar