Fandom

Star Wars Wiki

Yomin Carr

23.953páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión4 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva Orden Jedi.Este es un artículo destacado de Star Wars Wiki en español.
«Yo soy Yomin Carr, el heraldo de la perdición. ¡Yo soy el inicio del fin para tu gente!»
―Yomin Carr[fuente]

Yomin Carr fue un yuuzhan vong que pertenecía a la casta guerrera. Trabajando como un agente avanzado, fue enviado por la facción política de los Pretores Vong a una nueva galaxia en preparación de la inminente invasión yuuzhan vong. enmascarado como un hombre humano, Carr se unió al equipo de investigación de la estación ExGal-4 en Belkadan en 25 DBY, donde un grupo de científicos buscaba vida fuera de la galaxia conocida. Manteniendo sus orígenes y sus objetivos en secreto de quienes lo rodeaban, esperó la mundonave yuuzhan vong que sabía que iba a entrar en la galaxia en el punto conocido como Vector Prime a una hora predeterminada. Después de que fue vista entrando en el Vacío Intergaláctico, Carr convenció a los demás en Belkadan de que era probable que no fuera más que un asteroide, siguiendo las órdenes del Prefecto Da'Gara, un líder de los Pretores Vong.

Sin embargo, un equipo de tres personas fue a investigar un acontecimiento sucedido en Helska 4 a pesar de la explicación de Carr. Durante su investigación, el equipo de ExGal-4 fue secuestrado por los yuuzhan vong, y mientras tanto, en Belkadan, Carr utilizó dweebits—un insecto yuuzhan vong—para convertir la atmósfera en gases tóxicos. Carr también deshabilitó las comunicaciones, y mientras los gases mataban a los que se aventuraban fuera, Carr se reveló a sí mismo como un enemigo extragaláctico, y sacrificó a los demás. Sin embargo, los Maestros Jedi Luke y Mara Jade Skywalker llegaron al planeta poco después, tras haber recibido una señal de auxilio. Tras su aterrizaje en Belkadan, Jade tuvo una violenta confrontación con Carr, y eventualmente mató al guerrero yuuzhan vong.

Biografía

Infiltración

«Es el momento.»
―Yomin Carr a Nom Anor, sobre el avistamiento de la nave yuuzhan vong entrando en la galaxia.[fuente]

Yomin Carr del Dominio Carr fue un yuuzhan vong de la casta guerrera, y un miembro de los Pretores Vong, el grupo avanzado enviado para preparar la invasión de la galaxia. Bajo las órdenes del Prefecto Da'Gara, uno de sus superiores, se unió al equipo de investigación de ExGal-4 en Belkadan, usando un enmascarador ooglith para disfrazarse como un humano y un tizowyrm para poder entender el Básico, el idioma estándar de la galaxia. La estación estaba integrada por varias personas, lideradas por la científica Danni Quee, que tenían la esperanza de encontrar vida extragaláctica.[1]

Carr era conocido por sus compañeros trabajadores de la estación como un trabajador muy diligente, siempre llegaba temprano y se quedaba hasta tarde. También fue distante con los demás, rara vez se reunía con ellos para cenar o jugar para aliviar el aburrimiento. Una miembro del equipo, una twi'lek llamada Tee-ubo Doole, se sintió atraída por Carr, quien creía que era un ser humano con un misterioso carácter. Poco sabía el equipo que Carr estaba conspirando para traicionarlos y matarlos a todos para evitar que se propagara la palabra de la invasión yuuzhan vong. Carr había elegido el sitio ExGal-4 porque sabía que era el lugar en que las naves yuuzhan vong entrarían en la galaxia, un pequeño agujero en la frontera que separaba la galaxia del Vacío Intergaláctico, conocido como Vector Prime.[1]

En el 25 DBY, después de que Carr hubiera estado trabajando en la estación poco tiempo, vio a un objeto que se abrió paso desde el exterior de la galaxia, señalando el comienzo de la invasión. Carr contactó con el Ejecutor Nom Anor, otro yuuzhan vong que estaba provocando disturbios en otra parte de la galaxia, y le informó de que la invasión había comenzado. Bajo las órdenes de Anor, saboteó la torre de comunicaciones de la estación. También lanzó varios dweebits, unas formas de vida parecidas a los escarabajos que quitaban oxígeno de la atmósfera, liberando gases venenosos en su lugar. Al volver a entrar en la habitación, fue recibido por Danni Quee, quien le informó que había descubierto un objeto extragaláctico. Carr fingió curiosidad, mientras los otros del grupo debatían sobre la naturaleza del objeto. Finalmente llegaron a la conclusión de que era un asteroide. Sin embargo, algunos alegaron que era imposible que un objeto entrara desde el exterior de la galaxia, pero Carr rechazó los argumentos diciendo que podía ser un asteroide que rebotó en la frontera. Insistió en que se tenían que asegurar de que realmente fuera un objeto extragaláctico antes de contactar con la Nueva República, a fin de evitar la posible vergüenza en caso de que no fuera del exterior de la galaxia. Sin embargo, el resto del equipo continuaba sin saber el verdadero objetivo de Yomin Carr.[1]

YominCarr.png

Yomin Carr.

Sabotaje

«Estoy preparado, Prefecto.»
―Yomin Carr[fuente]

El equipo decidió enviar a tres personas en la vieja nave Spacecaster asignada al puesto avanzado. Danni Quee iba a ir, y le preguntó a Carr si le gustaría que la acompañara, pues sentía que se lo merecía por su diligente trabajo. Sin embargo, Carr se negó, alegando que como él sólo había trabajado allí durante poco tiempo, había otros más dignos que él. Su verdadero motivo era que simplemente había que eliminar al resto del equipo, y que tenía órdenes de no acercarse a la base de los yuuzhan vong. Finalmente, se decidió que otros dos, Bensin Tomri y Cho Badeleg, iban a ir con Quee.[1]

Antes de que la nave despegara, Carr fue a trabajar en ella, diciendo que repararía la bomba de presión. Sin embargo, en realidad saboteó la nave, desactivando las comunicaciones. Carr luego fue a su habitación, donde se puso en contacto con el prefecto Da'Gara usando un villip, un dispositivo de comunicación yuuzhan vong. Informó a Da'Gara de que un equipo se dirigía a Helska 4, donde se había estrellado el "asteroide". Da'Gara prometió aplastarlos, aunque cuando Carr le informó de que la mujer llamada Danni Quee era digna de una muerte honorable, el prefecto accedió a concederle ese honor. Carr también aseguró a Da'Gara de que los demás trabajadores iban a morir en pocos días.[1]

Poco después de terminar esta conversación, Garth Breise llamó a la puerta de Carr. El transmisor de la estación no estaba funcionando, así que Breise y Carr tenían la tarea de fijarlo para permitir a la estación enviar comunicaciones. Carr sabía que su sabotaje estaba causando que la electrónica de la torre fallara. También podía oler la mezcla de metano/azufre liberada por los dweebits, pero estaba consciente de que aún no había alcanzado niveles críticos, y que nadie más podía olerlo. Breise encontró varios cables rotos en la base de la torre, y como había varios dweebits alrededor del edificio, creía que eran la causa de los problemas. Los dos subieron a la torre de comunicaciones, y observaron a la Spacecaster despegando al llegar al tejado. Tan pronto como no pudieron verlo, Carr se giró hacia Breise, empujándolo fuera de la torre, con cien metros de caída hasta el suelo. Al verlo caer, Carr se alegró, aunque lamentó que Breise pudiera caer encima de algunos de los dweebits, que él consideraba sus mascotas.[1]

Cuatro trabajadores de la estación se pusieron en camino a continuación, después de recibir una llamada de la Spacecaster, advirtiéndoles de que se acercaban unas extrañas nubes. Después de que el cuerpo de Breise fue descubierto, se había decidido investigar la enorme tormenta, en realidad las nubes tóxicas de metano y sulfuro. El grupo pronto se dio cuenta de que era venenoso y mortal para ellos, después de que sus jetpacks no funcionaran debido a la falta de oxígeno. Los miembros del grupo decidieron sacrificar su oxígeno para que Jerem Cadmir pudiera volver a advertir a los demás, dándose cuenta de que alguien era capaz de decirle al resto del equipo acerca de las nubes tóxicas. Cadmir se encontró con Carr en su camino de regreso. Inicialmente, encantado de verlo, su alegría pronto se convirtió en horror. Carr reveló que él había hecho eso, y que el planeta se vería abrumado en dos días. Cadmir se quedó sorprendido por la traición de Carr, pero el guerrero se reveló. Quitándose su enmascarador ooglith, dijo a Cadmir que por sus esfuerzos en el intento de advertir a los demás, se merecía una muerte honorable. Luego mató a Cadmir rompiendo su cuello y regresó a la estación, sin molestarse en ponerse su disfraz de nuevo. Un científico, Lysire Donabelle, lo encontró y fue rápidamente asesinado. Carr luego procedió a asesinar a los otros miembros del equipo. Mientras tanto, las coralitas yuuzhan vong atacaron la Spacecaster sobre Helska 4, matando a Tomri y Badeleg, mientras que Quee fue tomada como prisionera.[1]

Muerte

«Tú eres digna. Jedi.»
―Las últimas palabras de Yomin Carr[fuente]
Maravsyomin.jpg

Carr lucha contra Mara Jade Skywalker en Belkadan.

Poco tiempo después, los Maestros Jedi Luke y Mara Jade Skywalker llegaron a ExGal-4. Habían recibido un informe del Jedi Kyp Durron que decía que las comunicaciones de Belkadan estaban desactivadas, y decidieron investigar. Escondido en las sombras, Carr observaba a los visitantes, pero entró en acción después de ver al droide R2-D2, que creía que era una perversión de la vida. Carr persiguió al astromecánico hasta que se topó con Jade Skywalker. Carr se burló de ella, y luego la atacó, lanzando un escarabajo proyectil hacia ella. Jade lo esquivó y le disparó con su bláster. Sin embargo, su armadura de cangrejo vonduun detuvo fácilmente el disparo, impresionando a la mujer. Después, Jade sacó su sable de luz. Carr respondió lanzando una docena de escarabajos proyectiles, y todos fueron bloqueados. A pesar de que intentó detenerla con jalea blorash adhesiva, con la esperanza de pegar su pies en el suelo y evitar que se moviera, Jade fue capaz de cortarla, liberando a sus pies.[1]

Ella atacó a Carr, con el sable de luz listo. El guerrero respondió con su anfibastón, una arma cuerpo a cuerpo yuuzhan vong. Después de un breve duelo, durante el cual Carr descubrió que ella era su igual, ella lo mató, apuñalando al guerrero en el corazón.[1]

Legado

Los yuuzhan vong perdieron Helska 4, aunque Belkadan permaneció bajo su control para su posible uso como un mundo de construcción naval. Muchos de los yuuzhan vong culparon a los pretores Vong por la pérdida de Helska 4, acusando a la facción de sobrepasar sus límites en el intento de tomar el control de la invasión ellos mismos. Poco tiempo después, cuando llegó la flota principal, tomaron represalias con rapidez, y llevaron la guerra a la Nueva República en lo que fueron cuatro largos años de lucha, a pesar de que al final los yuuzhan vong fueron derrotados.[2] La muerte de Carr hizo que los yuuzhan vong se dieran cuenta de la habilidad de los Jedi, que fueron capaces incluso de derrotar a los mejores guerreros de élite. Mara Jade lo recordó como un luchador muy fuerte, que la llevó al borde de su capacidad.[3]

Personalidad y rasgos

«¡No te burles de mí!»
―Yomin Carr[fuente]

Aunque Carr no parecía ser nada más que un ser humano tranquilo dedicado a su trabajo en ExGal-4, era mucho más. Considerado como un misterioso y callado recién llegado, Carr, en realidad era un guerrero astuto. Él deseaba matar a todos los trabajadores de la estación y tuvo que trabajar para mantener sus instintos sanguinarios bajo control. No obstante, respetaba a la líder de la estación ExGal-4, Danni Quee, y así convenció a Da'Gara de que ella se merecía una muerte honorable.[1]

Aunque el yuuzhan vong despreciaba la tecnología utilizada por los habitantes de la galaxia, ya que no era orgánica como la suya, Carr trabajó con este tipo de tecnología en muchas ocasiones. Aunque no le gustaba tocarla, él sabía que era necesario, y así se convirtió en uno de los pocos yuuzhan vong que utilizó la tecnología no orgánica, e incluso llegó a dominarla, y fue capaz de realizar el mantenimiento a las naves espaciales. Sin embargo, Carr aún despreciaba a las máquinas, en especial a los droides.[1]

Carr era muy devoto del dios asesino Yun-Yammka, el dios de la guerra yuuzhan vong.[1]

Entre bastidores

Yomin Carr fue creado para Vector Prime, el primer libro de la serie La Nueva Orden Jedi. Él desempeñó un papel similar al del Ejecutor Nom Anor, provocando discordia, aunque a una escala mucho más pequeña.[1]

Una figura en miniatura de Yomin Carr fue diseñada para Star Wars Miniatures: Alliance and Empire. Ésta figura, junto con el trabajo de arte para el set, es su única representación hasta la fecha.[4]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar