Fandom

Star Wars Wiki

Xamar

23.944páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.


Xamar era un hombre khil entrenado como un Jedi por Krynda Draay tras la Gran Guerra Sith, que más tarde participó en la Masacre de los padawans en Taris. Después de ser descubierta caundo era joven su sensibilidad a la Fuerza, fue llevado a la Finca Draay en Coruscant para ser entrenado como un Cónsul Jedi, junto con un grupo de otros estudiantes con talento. Juntos, las capacidades de los estudiantes de este grupo eran mucho mayores, y su profesora, Krynda Draay, creían que eran el grupo que vencería la amenaza de los Sith. Después de completar su formación, Xamar y los otros fueron incluidos en el Pacto Jedi, y formaron el Primer Circulo de Visión, a pesar de que pasó un tiempo sirviendo tanto a la República como a la flota de su planeta natal. Al principios de las Guerras Mandalorianas, el Primer Círculo de Visión aceptó a un grupo de padawans en Taris, y Xamar entrenño a un nagai llamado Gharn.

Entoces, el Primer Círculo de Visión tuvo una visión de uno de los padawans pasandose al lado oscuro y matandolos a todos, y decidieron matar a cada uno de sus padawan para evitar que sucediera esto. Xamar mató en el último momento a Gharn con su sable láser. Uno de los padawans, Zayne Carrick, escapó. Después que los miembros del Pacto, Raana Tey y Feln fueran asesinados por accidente por Marn Hierogryph, el líder del Círculo de Visión, Lucien Draay, asignó a Xamar a la nave insignia de la República del Almirante Saul Karath, el Valiente para tratar de evitar que Carrick llegara a Coruscant y expusiera los actos del Pacto ante la Orden Jedi . En una visión de Xamar, él moría a manos de fuego amigo; entonces, decidió que no se quedaría parado esperando a que ocurriera lo que el destino había previsto y Xamar cogió la iniciativa. Huyó del buque de la República, capturó a Carrick personalmente, y lo presentó al Consejo Jedi. Xamar confesó haber matado a los padawans y le dio información al Consejo sobre el Pacto. Xamar llevó a cabo su plan, el Khil llevó a Carrick a la Finca Draay, fingiendo que lo había capturado por la fuerza, aunque las cosas salieron mal, y su plan fue descubierto por el ayudante de Krynda, Haazen. Unos Caballeros Jedi enviados por el Consejo llegaron a la Finca y se enfrentaron a Xamar, antes de que Xamar escapara al espacio exterior. Allí, fue asesinado cuando una nave de la República disparó a su posición.

Biografía

Vidente Jedi

Xamar fue un khil nacido en el planeta Belnar en la época de la Gran Guerra Sith. Él resultó ser sensible a la Fuerza y fue llevado ante la Orden Jedi en Coruscant para su formación. En él encontraron una gran capacidad para la advinación, y fue llevado ante la famosa Maestra Jedi Krynda Draay para que Xamar fuera convertido en un Cónsul Jedi. Draay había renunciado a los Jedi y se negó a entrenar a cualquier aprendiz más, aunque aceptó a un grupo de estudiantes, incluyendo a Xamar, debido a su talento excepcional. Junto al jóven khil, el grupo contaba con Feln, un Feeorin; con Raana Tey, una togruta, y con unos miralukas, entre ellos Q'Anilia.

Krynda formó a cada uno de ellos en las artes de la adivinación, y Xamar, en particular, creció muy leal a ella. El hijo de Krynda, Lucien Draay, también frecuentaba la Finca durante su formación, aunque no tenía habilidades adivinativas y sólo un dominio básico de la Fuerza. El ayudante de Draay, Haazen, entrenó a Lucien, aunque también dio formación a los otros estudiantes en los elementos más físicos para ser un Jedi. A Xamar le enseñaron a manejar un sable de luz de manera eficiente, y se convirtió en un experto combatiente, aunque él y sus compañeros Consules palidecían en comparación con Lucien Draay, que era un guerrero experto al igual que su difunto padre. Cinco años después del inicio de su formación, los estudiantes participaron en un entrenamiento con sables láser contra Lucien, mientras Haazen miraba. Lucien los derrotó a todos rápidamente y con facilidad. Krynda llegó a la sala inmediatamente después de que su hijo derrotara a Q'Anilia; furiosa de que sus estudiantes estuvieran siendo atacados, le dijo a Haazen, delante de Xamar y de los otros alumnos, que el grupo haría lo que estaba previsto, y que ella sería la que diría lo que debía hacerse.

Krynda creí que sus cuatro videntes serían capaces de localizar y prevenir el resurgimiento de los Sith y, juntos, el poder sobre la Fuerza de cada uno de ellos era mucho más poderoso que por separado, y Krynda creía que serían capaces de prever que cualquier Jedi estuviera volviéndose hacia el lado oscuro. Después de haber sido nombrados Caballeros, Krynda les introdujo en el Pacto Jedi, una asociación secreta fundada por Krynda y Haazen, que se dedicaba a utilizar todos los medios necesarios para detener a los Sith. El Consejo Jedi no conocía la existencia del Pacto, y sus miembros no estaban por encima del Código Jedi. Xamar, Feln, Q'Anilia y Tey Raana formaron el Primer Circulo de Visión, junto con Lucien Draay, que actuaría como líder. En el Primer Círculo de Visión, los integrantes se encargaban de la realización de las tareas habituales de un Jedi, pero estaban constantemente al acecho de posibles Sith. Xamar era cauteloso por estar en un grupo tan secreto. Se convirtió en un gran amigo de Q'Anilia, aunque a menudo se enfrentó con Lucien Draay. Xamar era una persona prudente, a diferencia del temerario Draay; sin embargo, Xamar se contentó con dejar a Draay conducir al grupo una vez que Krynda lo mantuvo bajo control, sabiendo que el Jedi humano era un líder mejor que él.

Profecía de la Luna Pícara

Aunque los khil eran una especie amante de la paz, tenían su propia flota, y los Jedi khil podían ser llamados para servir en ellas. En algún momento de su vida, Xamar regresóa a Belnar para servir durante un tiempo en la flota. También tenía una considerable experiencia con la flota de la República, y tenía un profundo conocimiento las naves de mando. Con el tiempo, Xamar, Feln, Q'Anilia, Raana Tey, y Draay se convirtieron en Maestros Jedi. Varios años antes del 3.964 ABY, enviaron al Primer Circulo de Visión a un punto del Borde Exterior, a Taris. Cuando estaban en la Torre Jedi, cada uno tomó a un aprendiz padawan; Xamar escogió a Gharn, un Jedi nagai. En esta época, Xamar comenzó a investigar los rumores de que el Talismán Muur, un antiguo artefacto Sith creado por el Lord Sith Karness Muur, fue enterrado en Taris, y comenzó a buscarlo en nombre del Pacto Jedi. Su búsqueda no produjo ningún resultado, pero esperaba continuar hasta que encontrara el talismán. Además, pasó mucho tiempo investigando el talismán; y se enteró de que podría convertir seres inteligentes en criaturas serviles. Xamar redactó un informe y lo remitió al Pacto en Coruscant, que sugería que una Sombra del Pacto debía ser enviada en una misión para que lo ayudara a localizar y neutralizar su amenaza.

Xamar y sus compañeros continuaron entrenando a sus padawans durante varios años, hasta que los aprendices estuvieron a punto de convertirse en Caballeros. En el 3.964 ABY, los Maestros y sus padawans hicieron un viaje a la luna pícara de Taris, donde los padawans debían afrontar una prueba que implicaba encontrar el camino de vuelta al campamento con los ojos vendados. Como Draay explicó a los alumnos, los meteoritos caían sobre el planeta constantemente, haciendo cada paso que cada paso pudiera ser el último. Xamar y los tres otros Cónsules del Primer Circulo de Visión querían meditar durante el tiempo que sus alumnos tardaran en volver al campamento, ya que Q'Anilia creía que la Fuerza era poderosa en la luna pícara. Habían designado a un droide T1-LB para crear un campo de fuerza que les protegiese de los escombros, y utilizaron técnicas de meditación colectiva que les había enseñado Kyndra.

Theprophecyofredarmoredsith2.jpg

La visión de Xamar

Casi inmediatamente después de comenzar, los cuatro tuvieron una visión-apodada la Profecía de la Luna Pícara- Raana Tey se vio pereciendo en Taris, Feln en su planeta natal, Odryn. En la visión de Xamar, él estaba con la flota de la República, a punto de lograr una victoria sobre los Mandalorianos, antes de que la nave en la que él estaba en fuera destruida por otra nave de la República. Q'Anilia perecía en la visión también; una figura misteriosa con un traje espacial rojo fue el responsable de sus muertes. Draay les despertó de su trance colectivo al poco tiempo, y le expresó su interpretación: los Sith volverían, y que uno de sus padawan, que se correspondía con el hombre del traje rojo, se pasaría al lado oscuro y los mataría a todos. Raana Tey creía que se podrían defender matando a cada uno de los padawans allí mismo para vencer la amenaza, y Feln estuvo de acuerdo, alegando que era un mensaje claro de la Fuerza. Xamar no estaba tan seguro, diciendo que la Fuerza podía estar emborronando el significado.

Cada uno de los Cónsules, Xamar incluido, sabían lo que habían visto, y Draay opinó que había que actuar, y rápido. Xamar se enfrentó con él, queriendo volver a Coruscant para obtener la aprobación Krynda antes de hacer cualquier cosa. El khil se negó a tomar parte en ninguna masacre, a menos que los cuatro le contaran a los líderes del Pacto lo que habían visto. Draay se tambaleó, y se comprometió a hacerlo y, entretanto, ellos regresarían a Taris y actuarían como de costumbre. Draay empujó con la Fuerza al droide T1-LB al borde de un acantilado, para destruir la única prueba que permitiría saber donde habían estado.

Después de que sus padawan completaran sus tareas, Xamar y sus compañeros regresaron con ellos a Taris, sin mostrar indicios de que algo había cambiado. Ellos creían que la profecía no se haría realidad por algún tiempo, por lo que se contentaban con aguardar y ver qué pasaba. Sin embargo, no mucho después de que tuvieran la visión, Q'Anilia se desmayó, e informó a los demás de que algo había cambiado, y que algo malo iba a pasar pronto. Suponiendo que se relacionara con la profecía de la Luna Pícara, Draay informó a los demás miembros del Circulo de Visión de que cambiarían sus planes de ahora en adelante y llevarían a cabo los asesinatos tan pronto como fuera posible después de obtener la aprobación del Pacto en Coruscant. Draay afirmó haber contactado Krynda, aunque en realidad solo le había dicho a Haazen su visión y el plan. Draay se negó a decir exactamente lo que Krynda había dijo, sino simplemente que se había aprobado la masacre. Xamar cedió a regañadientes. Se decidió llevar a cabo su plan en la ceremonia de nombramiento de caballero, se celebró un banquete para cada uno de los padawans y cualquiera de sus amigos o familiares en Taris. Después de haber llevado a cabo los asesinatos, se diría que a Shad Jelavan, uno de los padawan, se le negó ser caballero, y, enfurecido, mató a sus compañeros.

Masacre y caza

Los Maestros Jedi celebraron la ceremonia privada del nombramiento de Caballero en la Torre Jedi. Todos tenían sus sables de luz a la mano, diciendo que el uso de ellos era un aspecto tradicional del ritual. Antes de que pudieran hacer uso de los sables de luz, tuvieron que esperar al padawan Zayne Carrick, que llegó tarde como de costumbre. Mientras esperaban, Shad Jelavan vio que Draay, el maestro de Carrick, llevaba su sable de luz también, algo que no esperaba, ya que Carrick era considero un bufón por todo el mundo, y, evidentemente, era raro que fuera nombrado Caballero. Tratando de ganar tiempo antes de la llegada de Carrick, Xamar, Draay y Raana Tey intentaron convencer a los padawans de que estaban preparados, pero los padawans tenían la sensación de que sus Maestros estaban mintiendo. Los padawans los enfrentaron, y sintiendo que no tenía otra opción, los cuatro miembros del Primer Círculo de Visión sacaron sus sables, y mataron a cada uno de sus padawans.

Carrick llegó momentos después, para ver de pie sobre el cuerpo sin vida de Gharn a Xamar, con el sable de luz aún en la mano, junto a los otros Maestros, que estaban en poses similares. De inmediato dio la vuelta y huyó hacia el hueco del ascensor. Draay trató de persuadirlo de que detuviera y aceptara su destino, pero se negó y abrió las puertas de hueco del ascensor con su sable de luz antes de saltar al abismo. Xamar y los demás le persiguieron. Carrick se subió al aerodeslizador de un delincuente de poca monta, Marn Hierogryph. Xamar, Q'Anilia,Raana Tey, Feln y Draay le persiguieron en sus aerodeslizadores. Raana Tey y los otros no tuvieron éxito, y pronto regresaron a la Torre Jedi. Los cuerpos de los padawan fueron llevados a un depósito de cadáveres para droides, y los cuatro Cónsules Jedi intentado utilizar la adivinación para determinar dónde había huido Carrick. En poco tiempo tuvieron una visión de él y de Hierogryph en la Ciudad Subterránea de Taris, e informó a Xamar y a Draay, que seguían persiguiendole.

Xamar permaneció en la Torre, mientras que los otros cuatro Maestros Jedi fueon a la Ciudad Subterránea en busca de Carrick. Se puso en contacto con el alguacil de Sector Noana Sowrs de la Autoridad Civil de Taris, informándole de la situación y, según las instrucciones Draay, diciendo que Carrik había matado a sus compañeros. Sowrs creyó la historia y acordó enviar a todo el personal disponible en busca de Carrick y Hierogryph. Xamar llamó a Coruscant y les alertó de lo que había ocurrido, pero entonces desde Coruscant le pedían más detalles. Alarmado, intentó ganar tiempo sin darles detalles, hasta que pudo estancar la conversación y contactó con Draay para recibir instrucciones adicionales. Sowrs informó el Maestro khil que su personal se había visto a Carrick y a su cómplice yendo hacia los campamentos de refugiados cerca de la Ciudad Subterránea. Xamar contacto con Draay, pidiéndole que le dijera lo que debía informar a los Jedis de Coruscant, aunque Draay no estaba interesado, él sólo quería tener noticias de Carrick. Xamar envió la información de la situación de Carrik a Draay; y los Maestros Jedi lo encontraron al final, pero Carrik fue capaz de escapar a bordo de la nave Último Recurso.

Draay tuvo más encuentros con Carrick, pero finalmente fue incapaz de detenerlo. En la luna pícara de Taris, Carrick descubierto los restos del T1-LB y observó la última grabación del droide, viendo la profecía que habían tenido los Maestros. Por entonces el Pacto pagaba una recompensa por Carrick. Después de un tiempo, fue capturado por el cazarrecompensas twi'lek Valius Ying, quien lo llevó a la Torre Jedi. Xamar se reunió con los otros Maestros para reunirse con Carrick y discutir sus acciones con él y antes de matarlo. Ying dijo haber encontrado a Carrick solo y creía que su compañero habían perecido en la luna pícara, aunquelos Cónsules fueron capaces de ver que Hierogryph aún viví. Draay luego mató al cazarrecompensas diciendo que sabía demasiado, y los Maestros se prepararon para matar a Carrik.

Entonces una bomba explotó sobre ellos. La cúpula de vidrio que actuaba como techo de la torre se derrumbó y los cristales llovieron sobre los Jedi, y una persona que llevaba un traje rojo y blandía un sable de luz irrumpió en la cámara. Xamar y los otros Maestros habían bajado sus sables de luz y fueron incapaces de detener al intruso. El presunto Sith se reveló como Jarael, uno de los cómplices de Carrick, y escapo con Carrik por la cúpula. Los Maestros subieron a la cúpulo, pero entonces Jarael y Carrik ya habían escapado.

Ante el Consejo

El Consejo Jedi en Coruscant pronto se enteró de la Masacre de los Padawan de Taris, y no se impresionó en lo más mínimo por la incapacidad de los cinco Maestros de capturar a Carrick. Por la misma época, los Neo-Cruzados Mandalorianos comenzaron a invadir el territorio de la República, cerca de Taris, pero ni la República ni los Jedi enviaron refuerzos para proteger el planeta. La población local, enfurecida, comenzó los disturbios y secuestraron a los niños del Alguacil del Sector Sowrs. Durante tres semanas los Maestros Jedi permanecieron en la Torre Jedi, con Raana Tey con ganas de hacer algo para detener los disturbios. Sin embargo, en un último momento, el Consejo estableció contacto con Draay y Xamar para informarles que los cinco debían regresar a Coruscant para mantener una audencia con el Consejo Jedi. Xamar no estaba de acuerdo con los otros Cónsules, y estaba enfadado con Draay por lo que él veía como un mal manejo de toda la situación de Carrick. Expresó su frustración y enojo frente a sus compañeros, cuando él y Draay anunciaron las intenciones del Consejo a Tey, Feln y Q'Anilia. Momentos después, llegó un holograma para Lucien Draay. El holograma era de Zayne Carrick, y decía que iba a desenmascarar a cada uno de los maestros y que después los mataría. Carrick puso fin a la transmisión diciendo que, en caso de que se pasase al lado oscuro como fue profetizado, los Maestros tendrían la culpa.

Los Maestros Jedi viajaron a Coruscant inmediatamente. Xamar preguntó acerca de la búsqueda de Carrick, pero le dijeron que las fuerzas de la República estaban muy reducidas por las Guerras Mandalorianas, y que no podían dedicar todo el tiempo a la búsqueda de Carrick. Xamar y los otros miembros del Primer Círculo de Visión se reunieron con Draay fuera de la Finca Draay, cuando se les denegó entrar para ver a Kyndra. Después de que Xamar denunciara la situación, Draay contactó con el administrador de las Fuerzas de seguridad de la República, le regañó y le informó de que Xamar sería enviado para supervisar su trabajo. También le amenzó de enviar a Raana Tey, para que fuera más salvaje, si el administrador no intensificaba su trabajo con Xamar.

Los Maestros Jedi viajaron al Templo Jedi para reunirse con el Alto Consejo Jedi. El Consejo no estaba contento con ellos, ya que no les gustaba que los mentores de lso aprendices hubieran permitido a Carrik matar a los demás padawans . Draay pidió que el Consejo les dejara guiar a él y a sus compañerosla búsqueda de Carrik. El COnsejo no se lo permitió, y les dijo que sus misiones juntos habían acabdo ese mismo día, y que serían asignados a otras misiones, donde estuvuieran separados unos de otros. Esto provocó un estallido de ira en Raana Tey, pero Draay fue capaz de controlarla. Después los Maestros abandonaron la cámara del Consejo, sin producir más alboroto.

Xamar quería informar al Consejo de su visión y el peligro potencial que tenía Carrick, pero cuando lo expresó fuera del Templo, sus demás compañeros no estaban de acuerdo. Argumentaron que si el Consejo no podía actuar ante la amenaza de los mandalorianos, sin duda pasaría por alto las profecías acerca de un Lord Sith. Los Maestros a continuación, se separaron para llevar a cabo las tareas que se les había encomendado el Consejo. Xamar estuvo en contacto con Draay, que aun intentaba localizar y detener a Carrick. Carrick no perdió el tiempo y Raana Tey fue asesinada en Taris, tal y como la profecía había predicho.

Acciones posteriores

Xamar y Feln regresaron a la finca Draay para ir a la ceremonia conmemorativa en honor a Tey. Se celebró en un jardín de la finca, donde se había erigido una gran estatua de Tey. Durante la ceremonia, Xamar, Feln y Q'Anillia tuvieron una visión,estaban de nuevo en Taris, luchando contra hordas de rakghouls, una especie de mutantes deformes que habitaban en los niveles más bajos del planeta. En la visión, Q'Anillia se dio cuenta de que los rakghouls, que se supone que eran seres sin inteligencia, estaban pensando de manera inteligente. Xamar trató de guiar a Q'Anillia a un lugar seguro, aunque Feln no pudo ayudarlo porque se estaba ocupando de contrarrestar los ataques de los mutantes, orquestados por una figura misteriosa que llevaba puesto un talisman Muur. Los tres cónsules no estaban seguros de si lo que estaban viendo estaba sucediendo en el presente o sucedería en el futuro, como una respuesta respuesta, tuvieron una aparición de Zayne Carrick, junto con otros tres hombres, cada uno de ellos diciendo que la visión sucedería en su momento.

Con eso, terminó su visión, y regresaron al mundo físico. Draay estaba furioso con ellos por su falta de respeto hacia Tey, aunque Xamar desestimó sus comentarios, diciendo que el conocimiento venia cuando el quería. Xamar y Q'Anillia Draay informaron que habían visto el talismán Muur. El talismán era un antiguo artefacto Sith anterior a la época de Naga Sadow, que permite acceder a habilidades antiguas y misteriosas. Los rakghouls eran nativos del planeta Taris, último paradero conocido de Zayne Carrick. Feln se ofreció a viajar a Taris y encontrar el talismán, pero Draay sabía que el Consejo no lo permitiría, por lo que optó por enviar a uno de sus sombras, Celeste Morne, para localizar a Carrick y traer el talismán.

Morne fue enviado de inmediato a Taris y se le dio el informe que Xamar había redactado algún tiempo antes. Las cosas fueron mal, tanto Morne como el talismán desaparecieron en el planeta Jebble;. El Pacto creyó que Carrick había tenido la culpa en ambos incidentes. Xamar estaba con Q'Anillia cuando Feln murió tratando de detener a Carrick en Odryn, al igual que en la visión. Xamar y Q'Anillia intentaron llamar a Draay, pero no pudieron comunicarse con él durante muchas horas. Finalmente se reunieron con él en la finca Draay, y le informaron de lo que habían visto, pero él ya lo sabía. Draay les informó de que las cosas eran muy graves. Draay estaba furioso, y un desafiante Xamar le preguntó si no había sido grave cuando cometieron asesinatos en masa en Taris. Esto provocó una respuesta airada de Draay, que estampo a Xamar contra la pared.

Temeroso de que Carrick y sus cómplices pudieran llegar a Coruscant y dar las pruebas al Consejo Jedi del artefacto que habían descubierto, Draay le dijo a Xamar que se iba a poner en contacto con la flota en órbita de Coruscant para evitar Carrick pusiera un pie en la capital galáctica. El Almirante Saul Karath debía impedir que Carrik pisara la ciudad, ya que Draay le había dicho que Carrik estaba planeando atacar Coruscant en nombre de los mandalorianos. Xamar tenía la mayor experiencia de todos ellos trabajando con la flota de la República, y debían impedir que la profecía sobre el Señor Sith se hiciera realidad. Xamar vio que se acercaba hacia su muerte. Xamar sabía que no podía huir de su destino, pero sabía que había otras opciones.

Apariciones

Fuentes

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar