FANDOM


R2 repair

Afortunadamente los droides pueden mejorarlo.

Clontup97 está trabajando en este artículo. Por cortesía no lo edites mientras se muestre este mensaje. Para colaborar en el artículo consulta con el autor del mensaje o bien revisa el historial y la página de discusión.

Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«Muy pronto, dejarás de negar la verdad de tantas cosas. ¡Y entenderás que no soy un traidor, sino un visionario! El miedo conduce a la ira, la ira conduce al odio, el odio conduce al sufrimiento. Pero lo que los Jedi no pueden enseñarte, lo que aprendí, es cómo perseverar, pasar por el sufrimiento y alcanzar el máximo poder.»
―Dooku a Quinlan Vos[fuente]

Dooku, un hombre humano sensible a la Fuerza, fue un Lord Sith que lideró la Confederación de Sistemas Independientes como Jefe de Estado durante las Guerras Clon. A pesar de que una vez fue un Maestro Jedi, Dooku dejó la Orden Jedi y la República Galáctica después de desilusionarse con la corrupción en el gobierno. Dando la espalda a la luz, Dooku se unió al lado oscuro de la Fuerza y se convirtió en el aprendiz de Darth Sidious, un Señor Oscuro de los Sith, tomando el nombre de Darth Tyranus y reclamando su título como el Conde de Serenno. Con su maestro, que era secretamente el Canciller Supremo Sheev Palpatine, Dooku conspiró para derrocar tanto a la República como a los Jedi para que los Sith pudieran reclamar su anterior dominio. Con este fin, supervisó un creciente movimiento Separatista que finalmente resultó en la formación de la Confederación de Sistemas Independientes. Además de reunir a cientos de sistemas estelares rebeldes para la causa Separatista, Dooku estuvo involucrado en la creación de los soldados clon del Gran Ejército de la República, suministrando a los kaminoanos una plantilla de clonación, Jango Fett, así como un chip inhibidor que contenía el Protocolo Clon 66. Como resultado de las maquinaciones de Dooku y Sidious, la galaxia se vio envuelta en las Guerras Clon en el 22 ABY.

El Conde Dooku dirigió el ejército de droides de combate de la Confederación durante toda la guerra, haciendo que sistemas estelares se volvieran contra la República a través de maniobras políticas y la fuerza militar. Aunque se regía por la Regla de Dos Sith, Dooku entrenaba a sus propios aprendices, con la intención de algún día derrocar a su maestro. Primero entrenó a Asajj Ventress, y más tarde, después de que Sidious le ordenara deshacerse de ella, Dooku entrenó a un segundo aprendiz, Savage Opress. La tutela fue efímera, ya que Opress había sido utilizado por Ventress como una herramienta de venganza contra su antiguo maestro. Hacia el final de la guerra, Dooku entrenó a un tercer aprendiz, el Jedi caído Quinlan Vos, con quien tramó derrocar a su maestro. Este aprendizaje también le fue arrebatado, ya que Vos fue redimido en la Fuerza con la ayuda de Asajj Ventress.

En los últimos días de la guerra, se libró la Batalla de Coruscant. En un duelo a bordo de la nave de guerra Separatista conocida como la Mano Invisible, Dooku fue derrotado por el Caballero Jedi Anakin Skywalker, quien decapitó al indefenso Dooku siguiendo las órdenes de Palpatine. Dooku pronto fue reemplazado como el aprendiz de Palpatine por el mismo Skywalker, quien cayó al lado oscuro y se convirtió en Darth Vader. A pesar de la muerte de Dooku, los planes que ayudó a poner en marcha durante las Guerras Clon se llevaron a cabo, con la destrucción de la Orden Jedi y el surgimiento del Imperio Galáctico.

Biografía

Vida temprana

«Luchado bien has, mi viejo Padawan.»
―Yoda[fuente]
TPM-CGYoda

Yoda, el antiguo Maestro Jedi de Dooku.

En las primeras etapas de su vida, Dooku fue tomado por la Orden Jedi y se convirtió en el Padawan del Gran Maestro Jedi Yoda durante la era de la República Galáctica. Al hacerlo, Dooku renunció a una fortuna familiar que, debido a su cuantía, le habría garantizado una posición entre los seres más poderosos e influyentes de la galaxia. Durante una misión en Kashyyyk, Dooku observó cómo su maestro hacía frente a un enorme y mortífero terentatek. Eventualmente alcanzó el rango de Maestro Jedi, y tomó a Qui-Gon Jinn como su aprendiz. También solicitó la ayuda de la Madre Talzin de las Hermanas de la Noche, dándole una porción de su cabello. Más adelante, Qui-Gon Jinn se convirtió en un Caballero Jedi y finalmente también en un Maestro Jedi. Jinn mantuvo el contacto con Dooku tras tomar a Obi-Wan Kenobi como su aprendiz, hablando muy bien de su Padawan a Dooku, aunque Dooku nunca conoció al joven Kenobi como Jedi.

Incluso antes de la muerte de su antiguo aprendiz en Naboo, Dooku se desilusionó con la Orden Jedi, la República y la corrupción del Senado Galáctico. Abandonó la Orden Jedi, convirtiéndose en uno de los Veinte Perdidos. Regresó a su hogar ancestral y reclamó el título familiar de Conde de Serenno. Con su título reclamado, tomó posesión de la fortuna familiar de modo que se situó entre los seres más ricos e influyentes de la galaxia. A pesar de su reciente riqueza y poder sin embargo, Dooku desapareció de la vida pública tras su abandono de la Orden Jedi. Muchos creían que se encontraba en un exilio auto-impuesto para fundar una escisión de la Orden Jedi. Sin embargo, en algún momento de este periodo el Lord Sith Darth Sidious se acercó a Dooku. Sidious ofreció a Dooku la oportunidad de convertirse en su aprendiz y con ese ofrecimiento, la opción de destruir a la Orden Jedi y remodelar la República. Deseando tanto el poder como la eliminación de la corrupción que asolaba a la República, Dooku aceptó y recibió el nombre de Darth Tyranus.

Durante toda la década siguiente a la aceptación de la oferta de Sidious, Dooku ayudó a su nuevo maestro a implementar muchas de las medidas necesarias para iniciar las Guerras Clon. El proyecto más importante que supervisó en ese tiempo fue la creación de un Ejército Clon que debía ser usado por la República durante la planeada guerra. Esperando dar al proyecto un fuerte halo de legitimidad y esconder su implicación, sugirió al Maestro Jedi Sifo-Dyas la idea de crear un ejército para la República, que podría mantenerse en secreto hasta el caso de una guerra civil. Sifo-Dyas, quien estaba enormemente preocupado por la tumultuosa situación política de la República y la aparente complacencia del Consejo Jedi, aceptó encargar un ejército a los kaminoanos. Cuando eso estuvo hecho, Dooku tuvo que asegurarse de que Sifo-Dyas permanecería en silencio y no alertaría al Consejo Jedi. Por ello, contactó con Lom Pyke del Sindicato Pyke y le ordenó asesinar a Sifo-Dyas derribando su nave durante una misión, tras la cual Dooku recibió el cadáver de Sifo-Dyas. Sin embargo, sin que Dooku lo supiera, los pykes capturaron al ayudante del Canciller Supremo Finis Valorum, Silman, y lo apresaron como garantía ante una posible traición de Dooku.

En una de las lunas de Bogden, Dooku reclutó al cazarrecompensas Jango Fett como plantilla para el Ejército Clon. Junto a un considerable salario, Dooku aceptó pagar a Fett un clon inalterado para él. Para asegurar que la eliminación de los Jedi tendría lugar llegado el momento, Dooku y Sidious se aseguraron de la implantación de chips inhibidores en los cerebros de los soldados clon para desencadenar un protocolo que les obligara a asesinar a sus Generales Jedi. Durante ese tiempo, el Conde Dooku reclutó a la Jedi dathomiriana caída Asajj Ventress para que actuara como su asesina y aprendiz Sith.

SecessionistMovement

Dooku se reúne con los líderes separatistas.

Ocho años después de su abandono de la Orden Jedi, Dooku regresó a la vida pública dirigiendo una central de la HoloRed en el Sistema Raxus y pronunciando un conmovedor discurso en el que arremetió a fondo contra la corrupción y las deficiencias de la República. En una galaxia en la que muchos sistemas estelares del Borde Exterior y el Borde Medio colapsaban ante la ineficiente y corrupta burocracia de la República, el discurso de Dooku asentó las bases de un movimiento separatista. Dooku comenzó a intervenir en los asuntos de muchos planetas, apoyando golpes anti-República en planetas como Ryloth e interfiriendo en procesos políticos de Kashyyyk y Onderon, entre otros. También comenzó a unir públicamente a sistemas y corporaciones a su causa para crear la Confederación de Sistemas Independientes, y rechazó públicamente cualquier oportunidad de negociar con el Canciller Supremo Sheev Palpatine. Durante el tiempo que condujo a las Guerras Clon, Dooku se reunió varias veces con el que entonces era el gobernador de Eriadu, Wilhuff Tarkin, en un intento de convencerlo para que se uniera al movimiento separatista. Dooku hizo ver a Tarkin que la guerra era inevitable, y que deseaba el apoyo de planetas poderosos del Borde Exterior para su causa. Esas reuniones estuvieron orquestadas por Palpatine para poner a prueba las lealtades de Tarkin, y Tarkin se mantuvo firme en su compromiso con la República. Dooku también prometió al virrey de la Federación de Comercio Nute Gunray que asesinaría a la senadora Padmé Amidala, a quien Gunray detestaba, si firmaba un tratado con él. Gunray aceptó el ofrecimiento; y Dooku envió a Jango Fett a asesinar a Amidala. A pesar del fracaso de la misión de Jango Fett, Dooku fue capaz de unir a sus filas a la Federación de Comercio, el Clan Bancario InterGaláctico, la Tecno Unión, el Gremio de Comercio y la Alianza Corporativa para firmar su tratado en Geonosis. Dooku les aseguró que los Jedi y la República se verían superados por sus fuerzas combinadas.

Guerras Clon

Batalla de Geonosis

Yoda: «Poderoso te has vuelto, Dooku. El lado oscuro percibo en ti.»
Dooku: «Me he vuelto más poderoso que cualquier otro Jedi. Incluido tú.»
— Yoda y Dooku [fuente]
Geonosis-jango-cg-with-dooku

Dooku observa el desarrollo de la Batalla de Geonosis junto a Jango Fett.

Más adelante, Dooku capturó al Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi y lo apresó. Entonces, Dooku interrogó a Kenobi, negando que Jango Fett, el cazarrecompensas que Obi-Wan estaba buscando, estuviera en Geonosis y prometiendo que solicitaría la liberación de Kenobi. Dooku dijo a Obi-Wan cómo deseaba que su antiguo aprendiz, Qui-Gon Jinn, estuviera vivo para poder usar su ayuda. Kenobi contestó que su maestro nunca se habría unido al movimiento secesionista de Dooku. Acto seguido, Dooku afirmó que Qui-Gon sabía acerca de la corrupción de la República Galáctica, pero que no habría hecho nada hasta conocer la verdad. Entonces, Dooku reveló a Obi-Wan que la República se encontraba bajo el control de un Lord Sith, Darth Sidious. Intentó convencer a Kenobi para que se uniera a él, pero el Jedi se negó.

Poco después, Dooku sentenció a Kenobi, Anakin Skywalker y Padmé Amidala a muerte en la Arena Petranaki. Mientras Dooku, Jago Fett, Boba Fett y los demás lideres separatistas observaban la ejecución, el Maestro Jedi Mace Windu y otros doscientos Jedi acudieron al rescate del trío. Al llegar Mace Windu, Jango Fett fue apuntado con el sable de luz de Windu, pero el Jedi se vio obligado a retirarse por los ataques de un grupo de superdroides de combate B2 y el propio Jango. Dooku y los demás observaron cómo sus droides de combate rodeaban a los Jedi supervivientes. Dooku ofreció perdonar sus vidas si se rendían, pero Windu y los demás se negaron. En un tono arrepentido, Dooku dio la orden de ejecutarlos. Afortunadamente para los supervivientes Jedi, en ese momento llegó Yoda con un Ejército Clon de Kamino y rescató a los Jedi.

Dooku vs yoda

Dooku se enfrenta a Yoda.

Dooku supervisó la batalla, asegurando a sus aliados que su maestro no permitiría que la República efectuase un rescate. Mientras el Ejército Clon y el Ejército Droide se enfrentaban, Dooku y el resto de líderes planearon su retirada. Antes de marcharse, Dooku recibió los planos de un arma definitiva a manos del archiduque Poggle el Menor. Dooku le aseguró que los planos estarían a salvo con su maestro, Sidious. Entonces, Dooku cogió un speeder y fue escoltado por dos cazas geonosianos, aunque fue perseguido por la lanzadera de Kenobi y Skywalker.

Mientras Dooku se preparaba para irse, fue confrontado por Kenobi y Skywalker. Al principio, Dooku consiguió subyugar a Skywalker con los rayos de la Fuerza, y se enfrentó a Kenobi, superándolo eventualmente e hiriéndolo en el hombro y la pierna. Entonces, cuando Dooku se preparaba para asestar un golpe mortal, fue detenido por Skywalker. Los dos lucharon hasta que Dooku cortó el brazo derecho de Skywalker. Acto seguido, Dooku fue encarado por su antiguo maestro, Yoda, contra el cual el Lord Sith se encontraba en desventaja. Con los refuerzos de la República llegando, Dooku consiguió escapar derribando un pilar de piedra sobre Kenobi y Skywalker, distrayendo así a Yoda. A bordo de su nave personal, Dooku escapó junto a sus fuerzas.

SithLair TheWorks

Dooku se reúne con Sidious en Coruscant.

Entonces, Dooku se dirigió a Coruscant, donde se reunió con Darth Sidious. Allí informó a Sidious de que las Guerras Clon habían empezado, tal como había planeado. Luego, Dooku y su maestro reclutaron a Grievous, un General cíborg que lideraría a su Ejército Droide. Grievous fue entrenado por Dooku en las artes Jedi, usando los sables de luz de los Jedi a los que había asesinado. Más tarde, Dooku ordenaría a sus ejércitos tomar el control de las principales vías hiperespaciales, separando a la República de la mayor parte de su ejército. Entonces, Dooku envió a su aprendiz Sith Asajj Ventress para ayudar al General Whorm Loathsom a distraer a las fuerzas de Kenobi y Skywalker durante la Batalla de Christophsis, antes de encargarle otra misión.

Tratando con los hutt

«Pronto, los Jedi no sólo estarán en guerra contigo, Conde, si no que con el Clan Hutt también.»
―Darth Sidious, a Dooku y Asajj Ventress[fuente]

En el inicio de las Guerras Clon, Dooku participó en un complot para sumar a Jabba el Hutt a las filas de la Confederación de Sistemas Independientes. Para ello, Dooku reclutó al tío de Jabba, Ziro, quien quería secuestrar al hijo de Jabba, Rotta. Después de que los agentes de Ziro entregaran a Rotta en el planeta Teth, Dooku contactó con Ziro de nuevo para que Asajj Ventress asumiera la custodia de Rotta. Jabba había solicitado la ayuda de los Jedi para rescatar a su hijo, y el Conde deseaba que Ventress acusara del crimen al rescatador de Rotta, el Caballero Jedi Anakin Skywalker.


Dooku Ziro close dealings

Dooku conspira con Ziro.

Mientras las fuerzas de la República Galáctica y los separatistas se enfrentaban en Teth, Dooku se reunió con Jabba personalmente en Tatooine. En una de las audiencias con el hutt, Dooku mostró una grabación incompleta de Skywalker y Rotta grabada por Ventress, y que daba a entender erróneamente que los Jedi habían secuestrado a Rotta. Eso enfureció a Jabba, quien exigió el rescate de Rotta y la cabeza de Skywalker. Dooku aceptó, y ordenó a Ventress recuperar a Rotta de las garras de Skywalker y entregárselo vivo a Jabba. Sin embargo, Ventress no consiguió evitar la huida de Skywalker y su nueva Padawan, Ahsoka Tano, quienes escaparon de Teth junto a Rotta.

En Tatooine, Dooku informó a Jabba de que Rotta había sido asesinado por los Jedi, y se ofreció a matar a Skywalker a cambio. Envió a varias naves a destruir la nave en la que iba Skywalker, el Crepúsculo. Aunque las naves fueron destruidas, consiguieron derribar al Crepúsculo, que cayó sobre el desierto. Ahsoka y Skywalker se separaron tras aterrizar, con Ahsoka llevando a Rotta y Skywalker actuando como señuelo.

Dooku envió a varios MagnaGuardias IG-100 a esperar delante del Palacio de Jabba, pero fue entretenido brevemente durante su búsqueda de Skywalker por un mensaje de Ziro el Hutt, quien estaba preocupado por el complot. No obstante, su discusión fue interrumpida por la llegada de la senadora Padmé Amidala al lugar en el que se encontraba Ziro. Dooku sugirió que Ziro entregara a Amidala al virrey Nute Gunray y cobrara una recompensa, y partió a enfrentarse a Skywalker.

El Conde pronto encontró a Skywalker, quien le estaba esperando. Procedieron a enfrentarse, y Dooku notó que el dominio del sable de luz de Skywalker había mejorado desde su previo encuentro. Dooku cortó la mochila que llevaba Skywalker en la espalda en medio del combate, pensando que en su interior se encontraba Rotta. Sin embargo, como Skywalker estaba actuando como señuelo, en realidad llevaba en la espalda un conjunto de rocas.

Anakin vs Dooku TCW01

Dooku se enfrenta a Skywalker en Tatooine.

Skywalker notó que había entretenido a Dooku el tiempo suficiente como para que Ahsoka llegara con Rotta al Palacio de Jabba, pero Dooku, sin haber sido engañado, le mostró un holograma de Ahsoka luchando contra los MagnaGuardias. Entonces, afirmó que los MagnaGuardias matarían a Rotta, pero que Ahsoka sería entregada a Jabba con vida para que hiciera frente a su venganza.

Entonces, Anakin consiguió lanzar arena contra Dooku, aprovechando para escapar a bordo del vehículo del Conde. Así, Skywalker llegó hasta el Palacio de Jabba para defender a Ahsoka de la ira del hutt. No obstante, la joven togruta consiguió derrotar a los MagnaGuardias y entregar a Rotta a su padre. Aunque estaba complacido por el regreso de Rotta, Jabba todavía exigió la muerte de los Jedi. Sin embargo, una llamada de la senadora Amidala mostrando pruebas de que Ziro y Dooku habían secuestrado a Rotta desvió la furia de Jabba hacia Ziro, Dooku y los separatistas.

Negociaciones con los toydarianos

Dooku: «Percibo vuestro enorme respeto por la fuerza, su alteza. Nuestro ejército droide supera a los clones de la República en cien a uno.»
Katuunko: «Es posible, pero yo he oído que un sólo Jedi equivale a cien droides de combate.»
— Dooku negociando con el rey Katuunko [fuente]
Durante la ocupación inicial de los separatistas sobre Ryloth, Dooku fue informado por TX-20 de que los Jedi habían enviado al senador Bail Organa de Alderaan a Toydaria para establecer un puesto de suministro desde el que enviar recursos al pueblo twi'lek. Entonces, Dooku contactó con el senador Lott Dod de la Federación de Comercio para evitar que la República Galáctica hiciera eso.

Más adelante, Dooku supo que el rey Katuunko estaba considerando unirse a la República y que iba a reunirse con el Gran Maestro Jedi Yoda en la luna neutral de Rugosa. Envió a su aprendiz, Asajj Ventress, para que convenciera a Katuunko de unirse a los separatistas. Ventress fue capaz de cerrar un trato con Katuunko y Yoda; si Yoda y sus tres soldados clon derrotaban a su batallón de droides, Katuunko se uniría a la República, pero si los droides capturaban a Yoda, Katuunko se uniría a los separatistas. Dooku aprobó el trato, afirmando que Yoda había cometido un error al alejarse tanto de Coruscant. Sin embargo, Yoda fue capaz de derrotar a los droides de combate. Entonces, Katuunko dijo a Dooku que se uniría a la República, habiendo sido testigo de la naturaleza traicionera de Ventress. Dooku le urgió a reconsiderar su decisión sin éxito. Por eso, Dooku ordenó a Ventress asesinar a Katuunko. No obstante, Yoda la detuvo antes de que pudiera cumplir la orden. Dooku observó en forma de holograma cómo Ventress escapaba, afirmando que era desafortunado que no hubiera podido estar allí presente ante su viejo maestro.

El Malevolencia

«En esta guerra, un paso por delante de nosotros Dooku parece estar.»
―Yoda[fuente]
Rising Malevolence

Dooku y Grievous a bordo del puente de mando del Malevolencia.

Tiempo después, el General Grievous pasó a comandar una nueva nave de guerra, el Malevolencia, que poseía un poderoso cañón de iones que podía neutralizar cualquier nave, haciendo frente a numerosas naves de la República Galáctica sobre planetas como Phu y Ryndellia, así como la Nebulosa Kaliida.

Después de que el Maestro Jedi Plo Koon sobreviviera a la Batalla de Abregado, la descripción oficial del Malevolencia se hizo pública, dificultando las acciones de Grievous. Después de una batalla en el Sistema Ryndellia, que terminó con el éxito de la Confederación de Sistemas Independientes, Dooku ordenó a Grievous atacar las instalaciones médicas de la República en la Nebulosa Kaliida, que en ese momento, se encontraba totalmente desprotegida. Grievous atacó el objetivo, pero tras una escaramuza en el espacio, los cañones de iones del Malevolencia fueron completamente dañados, a tiempo para que los refuerzos de la República llegaran para proteger la base y destruir la nave.

Dooku dio a Grievous una oportunidad final de triunfo, y le informó de que la senadora Padmé Amidala estaba a punto de llegar al lugar, de modo que si podía capturarla, las fuerzas de la República se verían obligadas a detenerse y retirarse, dando vía libre al Malevolencia para escapar. Sin embargo, el asalto de los Jedi dentro del Malevolencia obligó a Grievous a huir de su nave de mando. El Malevolencia fue totalmente destruido, y Amidala fue rescatada.

Apariciones

Apariciones no-canónicas

Fuentes

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.