Fandom

Star Wars Wiki

Tumba de Freedon Nadd

23.953páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.


«Freedon Nadd fue seducido por el lado oscuro. Fue aprendiz de un Señor Oscuro de los Sith. Después de su muerte, su tumba pasó a ser un foco de energía del lado oscuro y su poder pasó de generación a generación.»
Arca Jeth[fuente]

La Tumba de Freedon Nadd se construyó presumiblemente en el año 4.400 ABY, después de la muerte física de Freedon Nadd.[1] Situada en Onderon durante casi cuatrocientos años, se trasladó a la luna de Onderon, Dxun, en el 3.998 ABY en un intento de erradicar el poder oscuro del planeta. Después de que la visitara el Jedi Oscuro Exar Kun, en el 3.997 ABY, la tumba permanecería sin visitas por casi cuatro décadas.[3] La tumba era un lugar de mucha influencia en el 3.951 ABY durante la Guerra Civil Sith, donde las fuerzas Sith fueron derrotadas por la Jedi Exiliada.[5] Después seria encontrada y explorada por Darth Bane, que creía que podía aprender el secreto de crear holocrones a partir de los contenidos de la tumba.[4] El sarcófago de Freedon Nadd dentro de la tumba era de hecho un nexo de la Fuerza, con su contenido siendo un foco de una potente energía del lado oscuro.[1]

La tumba de Onderon

Estructura

«Esos malditos Jedi nunca me encontrarán aquí, jejeje...enterrada en las profundidades del palacio, con la Tumba de Freedon Nadd.»
Amanoa.[fuente]

La tumba de Freedon Nadd se encontraba originalmente en una cueva subterránea, escondida en las catacumbas bajo el Palacio Real de Iziz de la Reina Amanoa, en la capital de Onderon. La cueva era fría y oscura, y sólo accesible a través de túneles que Galia confesó no saber de su existencia. El lugar desprendía el poder de la magia Sith. La tumba original sólo consistía del enorme sarcófago del Señor Oscuro, que contenía sus restos orgánicos. El sarcófago estaba hecho de piedra y cubierto por una pesada losa. En la cueva, Amanoa tenía el ataúd inclinado hacia delante por razones desconocidas. Por culto o adoración, se lanzaría al ataúd o a sus pies, mientras llamaba al poder de Freedon Nadd.[1]

Historia

«¡Que el poder oscuro que enseñó a mi marido y a mí y a todos nuestros ancestros me llene!»
Amanoa, invocando al espíritu de Freedon Nadd[fuente]
NaddSarcophagus.jpg

La Reina Amanoa adorando a Freedon Nadd.

En el 4.000 ABY, cuando las fuerzas de Iziz entraron en guerra con las fuerzas conjuntas de los Jedi con los Jinetes de las Bestias de Modon Kira I, Amanoa silenciosamente se escabulló en las profundidades del palacio hacia la tumba de Nadd. Cantando su nombre, Amanoa invocó al espíritu de Nadd y utilizó su poder para causar pánico y terror entre los ejércitos de los Jinetes de las Bestias. Pero cuando se enfrentó con la luz del Maestro Jedi Arca Jeth, la sombra del espíritu de Nadd salió de la tumba. Amanoa murió, al eliminar su sombra también.[1]

Para eliminar el lado oscuro de Onderon permanentemente, Arca planeó trasladar el sarcófago junto con el ataúd de Amanoa a la cercana luna de Onderon, Dxun. Supuso que la fauna natural de luna sería más que suficiente disuadir cualquier ladrón de tumbas. Pero antes de que los sarcófagos pudieran ser trasladados, fueron robados por el Jedi Oscuro Warb Null y su ejército de naddistas, que sorprendieron a los Jedi por abajo con una máquina de guerra perforadora de suelos y consfiscaron las ataúdes, volviéndose por los túneles subterráneos. El Maestro Jeth y Ulic Qel-Droma, liderados por la Reina Galia, persiguieron a los naddistas bajo el suelo hasta que se encontraron con Warb Null y el Rey Ommin, que estaba vivo y estaba aliado con el espíritu de Freedon Nadd. Aunque Ommin fue capaz de dominar y capturar a Jeth con sus rayos de la Fuerza, el Maestro Jedi fue finalmente rescatado por un equipo de Caballeros Jedi. Ommin murió y Onderon fue liberado del espíritu de Nadd. Arca se llevó los sarcófagos del Rey Ommin, la Reina Amanoa y Freedon Nadd a Dxun. Construyendo un mausoleo de hierro mandaloriano, Jeth selló la tumba y la puso en un lugar remoto de Dxun, para que no pudiera ser molestada.[2]

La tumba de Dxun

Estructura

Exar: «Estos ataúdes más pequeños deben pertenecer a la Reina Amanoa y al Rey Ommin, los gobernantes oscuros de Ondern! No me interesan. Esa más grande! Tiene que ser...»
Nadd: «La Tumba de Freedon Nadd, ¡mi tumba!»
Exar Kun y el espíritu de Freedon Nadd [fuente]
FreedonNaddTemploExterior.jpg

La tumba de Freedon Nadd de Dxun.

Después de la Revuelta de Freedon Nadd en el 3.998 ABY, su tumba fue trasladada a la cercana luna de Dxun por Arca Jeth inmediatamente después de que la revuelta fuera sofocada. El nuevo edificido fue construido con hierro mandaloriano, haciéndolo impenetrable y a prueba de espadas láser. La tumba también contenía los sarcófagos del Rey Ommin y de la Reina Amanoa, que era mucho más pequeños y no tenían tanto potencial de energía oscura como el propio ataúd de Nadd. Con el tiempo, los alrededores se saturaron del lado oscuro, tanto que la vegetación dejo de crecer y solo viles criaturas se acercaban. Estas criaturas eran nativas de Dxun, predadores que devoraban cualquier cosa en su camino. Como su anterior ubicación, el interior era frío y oscuro, atribuido al fuerte poder del lado oscuro del espíritu de Freedon Nadd.[3]

Historia

«Es esto. Este lugar es la fuente de la extraña atracción que he sentido. Es peligroso pero... magnífico al mismo tiempo. Me siento como estando en el borde del futuro...¡mi futuro!»
Exar Kun[fuente]
FreedonNaddTempleInterior.jpg

Una sala interior de la tumba de Freedon Nadd.

En el 3.997 ABY, fue descubierto por Exar Kun, que consiguió entrar a dentro. Al llegar, se encontró con el fantasma de Freedon Nadd, que lo dirigió hasta unos pergaminos bajo sus huesos. Los pergaminos llevaron a Exar Kun hasta Korriban, donde se reuniría con Nadd, pasaría a ser su aprendiz Sith y adquiriría grandes poderes Sith. Después de la segunda muerte de Freedon Nadd, su espíritu desapareció del Caos y la tumba permanecería sin ser molestada por poco más de treinta años.[1][3]

En el 3.951 ABY, fue crítico para el desenlace de la Segunda Batalla de Onderon. Mientras que la Jedi Exiliada tenía que apoyar a los monárquicos en Onderon, puso a uno de sus compañeros en cargo de una expedición para detener a la secta de Sith leales a Darth Nihilus. Los Sith fueron perseguidos por los mandalorianos bajo el mando de Kelborn, mientras Mandalore el Conservador se fue con la Exiliada para reunir a los clanes dividos. Kreia consideró que eran una gran amenaza, aunque aún no se habían desarrollado, y prefirió tomar acción contra ellos. Tres de los compañeros de la Exiliada erradicaron los Sith de la tumba de Freedon Nadd mientras un escuadrón de guerreros mandalorianos liderados por Xarga tomaba control de la base, salvando a la República Galáctica de esa amenaza.[5]

Unos tres mil años más tarde, en el 990 ABY, Darth Bane visitó la tumba de Freedon Nadd en busca de los secretos potenciales para crear holocrones. Al entrar en la tumba, Bane se decepcionó al ver que alguien había estado antes que él, aunque no sabía cuánto tiempo hacía de eso. Desilusionado al principio, pensó que su viaje fue para nada, hasta que llegó a una cámara sin explorar, sellada con una placa de hierro mandaloriano. Al principio Bane no podía entrar en la sala, pero luego usó el lado oscuro para tirar la puerta. Entonces vio que la habitación contenía el Holocrón de Freedon Nadd. Bane pronto se percató de que el holocrón no era lo único que albergaba la sala. La cámara secreta estaba infestada de orbaliskos, pequeñas criaturas parecidas a crustáceo que se alimentaban del poder del lado oscuro. Cuando Bane intentó sacar el holocrón, dos orbaliskos se le pegaron, uno en su pecho y otro en su espalda. Lord Bane permaneció en la tumba durante cuatro días mientras investigaba su entramado cristalino. Después se marchó de la tumba y de Dxun con el holocrón.[4]

Detrás de las cámaras

La tumba de Freedon Nadd fue presentada en la historieta de Dark Lords of the Sith de la serie de cómics de Tales of the Jedi publicada por Dark Horse Comics. La tumba se le daría un trato más completo en el videojuego de Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith, desarrollado por Obsidian Entertainment, que sirve como un elemento clave de la línea histórica.

Aparíciones

Notas y referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar