Fandom

Star Wars Wiki

TK-622

23.944páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.Este es un artículo destacado de Star Wars Wiki en español.
«Nuestro sacrificio no será en vano. Este día será recordado. No pueden silenciar a un millón de voces…»
―TK-622 antes de morir a bordo de la primera Estrella de la Muerte[fuente]

TK-622, también conocido como 622, fue un sargento en el Cuerpo de Stormtroopers del Imperio Galáctico durante la Guerra Civil Galáctica. Él participó en campañas militares en Malastare y Ralltiir antes de ser transferido a la primera Estrella de la Muerte en el 0 ABY. Firme creyente del Imperio, 622 estaba completamente convencido de que se encontraba en el lado moralmente superior de la guerra. Después de que su oficial al mando y amigo, el comandante Akobi, fuera asesinado por un droide sonda Viper a bordo de la Estrella de la Muerte, TK-622 se dedicó a rastrear al culpable. Él le pidió ayuda a Krono Relt, un técnico de droides, pero a pesar de ello su investigación no rindió frutos. Mientras ocurría la Batalla de Yavin afuera de la Estrella de la Muerte, Relt reveló que él había sido el asesino de Akobi, y admitió ser un operativo Rebelde encubierto. En la violenta confrontación que siguió, 622 vio vengado a su amigo cuando Relt murió por fuego cruzado de la batalla en el exterior. TK-622 murió reflexionando sobre las políticas galácticas cuando la Estrella de la Muerte explotó pocos minutos después.

Biografía

Servicio en Malastare

Uno de los millones de soldados clones del Imperio Galáctico, TK-622 participó en una campaña militar en el planeta Malastare en el 2 ABY. En algún momento durante el conflicto, le salvó la vida al comandante Akobi, un oficial superior, y los dos se volvieron amigos. Después de ese incidente, Akobi actuó para que TK-622 siempre estuviera a su lado y bajo su mando. Por ello, cuando su comandante fue reasignado a Ralltiir, 622 lo siguió.[1]

La Rebelión en Ralltiir

TK622tackle.jpg

TK-622 salva a Akobi de una explosión.

TK-717: «Así que, Ralltiir. ¿Fue tan malo como dicen?»
TK-622: «Peor. No estoy seguro de que pueda rescatarse.»
TK-717 y TK-622 [fuente]

Para el 0 ABY, la Alianza para Restaurar la República había establecido una presencia en Ralltiir. Esperando poca resistencia, TK-622 y Akobi fueron enviados al planeta para ayudar a que la población local se deshiciera del control Rebelde. Pronto se volvió evidente que el apoyo popular para la Rebelión estaba muy arraigado, lo que ocasionaba que los rebeldes locales emplearan tácticas fanáticas como bombardeos suicidas contra las fuerzas Imperiales. A pesar de sus mejores esfuerzos para convertir a los ralltiiri, TK-622 y su división eran hostigados constantemente por sabotajes enemigos. La resistencia ralltiiri confundió a TK-622, pues verdaderamente creía que el Imperio Galáctico era lo único que impedía que la anarquía se apoderara de Ralltiir y de la galaxia.[1]

Cuatro días antes de la Batalla de Yavin, TK-622 y su escuadrón fueron emboscados por una fuerza Rebelde. Aunque fue el único superviviente de su escuadrón, 622 persiguió a los culpables y los incapacitó con un detonador termal. Él arrestó a los Rebeldes sobrevivientes y los escoltó hacia el cuartel general de su división. Al llegar fue felicitado por capturar a los soldados enemigos, y el comandante Akobi le informó que su división sería transferida a la estación de batalla recientemente completada Estrella de la Muerte. TK-622 notó un sonido extraño como de una cuenta regresiva, que encontró lo suficientemente sospechoso como para arrojar a Akobi y a sí mismo hacia el suelo, gracias a lo cual apenas escaparon de una gran explosión. 622 sospechó inmediatamente que los Rebeldes habían tenido algo que ver con la explosión, pero Akobi lo desestimó como un accidente.[1]

La Estrella de la Muerte

TK622Luke.jpg

TK-622 es testigo de la destrucción de la Estrella de la Muerte.

«Afortunadamente para mi eres sólo un clon. De otra forma te habías dado cuenta de todo hace mucho tiempo.»
Krono Relt[fuente]

Cuando la división de Akobi fue transferida a la Estrella de la Muerte, el comandante se aseguró de que TK-622 lo siguiera. Akobi confiaba tanto en 622 que incluso hizo arreglos especiales para compartir su habitación con el stormtrooper. Al llegar a la estación de batalla, Akobi le pidió a TK-622 que se hiciera cargo de las transferencias de archivos y equipo. 622 obedeció, pero se detuvo cuando descubrió que un droide de protocolo RA-7 que no debería haber estado ahí se dirigía hacia el comandante. Cuando el droide desenfundó un rifle bláster y comenzó a dispararle a Akobi y a otros oficiales, 622 le disparó en el cuello, deteniéndolo. Aunque Akobi resultó ileso del incidente, por lo menos dos oficiales murieron. A TK-622 se le ordenó llevar el droide destruido con la tripulación de mantenimiento de droides para que se leyera su programación.[1]

622 le llevó el RA-7 a Krono Relt, un técnico de droides. Relt le informó que el droide tenía los procesadores fusionados, lo que dijo que impedía que recibiera mejoras o pensara fuera de sus directivas. Mientras ambos inspeccionaban la programación del droide, 622 descubrió lo que pesaba era una orden para asesinar al comandante Akobi. El stormtrooper mencionó esto a Relt, pero en ese momento los restos del droide explotaron, y su programación ya no se pudo leer. Después de este incidente, 622 le hizo saber sus sospechas a Akobi, aunque nuevamente el comandante consideró que esto había sido solamente un accidente, causado por la pobre calidad general de ese modelo de droide. Ambos hombres se dirigieron a una ceremonia de premiación para una de las proezas militares más conocidas de Akobi en Ralltiir, pero en camino se les acercó rápidamente un droide sonda Viper. Estupefacto, 622 no pudo reaccionar con suficiente rapidez para detener al droide, que electrocutó y casi mató a Akobi.[1]

Después del atentado en su contra, el apenas vivo Akobi le trató de explicar a TK-622 que la ceremonia de premiación era para ocultar la verdad sobre el incidente en Ralltiir; que el comandante había mostrado un juicio pobre y erróneamente había ordenado el bombardeo de un centro médico. Poco antes de su muerte, Akobi usó esto como argumento para convencer al stormtrooper de que el Imperio era imperfecto. 622 dirigió personalmente una investigación del sabotaje a los droides, evitando sus deberes como soldado para enfocarse en el caso. A pesar de su perseverancia, 622 sólo encontró pistas contradictorias, y no pudo hacer ningún progreso. Mientras la Batalla de Yavin se llevaba a cabo a su alrededor, Krono Relt se le acercó a TK-622, que se reveló como un saboteador Rebelde y arquitecto de la muerte de Akobi. Ambos combatieron por un breve tiempo, hasta que Relt murió a manos de un torpedo Rebelde que no había acertado en su blanco. Preocupado por la traición de Relt y cuestionando su lealtad hacia el Imperio, 622 vio cómo Luke Skywalker disparó un torpedo de protones hacia el puerto de escape térmico de la Estrella de la Muerte. Cuando la estación de batalla explotó momentos después, TK-622 fue una de las miles de bajas.[1]

Personalidad y rasgos

«Eres un buen soldado, 622. Siempre en guardia, sea que la situación lo amerite o no. »
―Akobi[fuente]

TK-622 era un soldado responsable y alerta, y salvó la vida de Akobi en varias ocasiones simplemente al percibir cuidadosamente su entorno. Aunque tenía reflejos rápidos, su condición de clon le impidió ser un gran pensador, lo que afectó negativamente su investigación del asesinato de Akobi. Él se quejó de que perdía la concentración cuando trataba de reflexionar sobre el caso—para él—complejo.[1]

TK-622 creía verdaderamente que el Imperio Galáctico era la única facción que impedía que la galaxia fuera una "gresca caótica", y estaba dispuesto a morir para defenderlo. Este punto de vista fue reforzado por los Rebeldes ralltiiri, que incluso emplearon niños en su lucha para expulsar al Imperio de su planeta. Sin embargo, las últimas palabras de Akobi sobre cómo el Imperio no era "siempre el resplandeciente ejemplo de orden" ocasionó que el stormtrooper dudara de sus ideales. Cuestionó sobre si creía en el Imperio simplemente porque estaba condicionado para hacerlo. Sin embargo, al final concluyó que el Imperio había fallado porque la Rebelión había corrompido su espíritu. Al igual que el torpedo de protones de Luke Skywalker destruyó la Estrella de la Muerte, los Rebeldes plantaron la semilla de la duda en él. TK-622 murió con al esperanza de que la destrucción de la Estrella de la Muerte expondría a la Rebelión como un grupo de terroristas.[1]

Entre bastidores

TK-622 fue creado por Jeremy Barlow, y aparece en sólo un número de la serie de cómics Star Wars: Empire. 622 fue dibujado por Patrick Blaine.[1]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar