Fandom

Star Wars Wiki

Starkiller (clon)

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
Este artículo es sobre el clon de Galen Marek. Quizá estés buscando el Galen Marek original, el segundo clon exitoso de Galen Marek, u otros usos del término Starkiller.
«¡No soy Starkiller! Soy… soy… soy un clon. Fui criado en una cuba para sustituirlo.»
―Starkiller[fuente]

"Starkiller", originalmente designado Sujeto 1138, fue el nombre en clave de un clon del fallecido Galen Marek, el aprendiz Sith del Lord Sith Darth Vader. Cuando Marek murió, Vader se dedicó a recrear a su discípulo mediante la tecnología de clonación de los Kaminoanos en su planeta natal Kamino. El proceso de clonación, mejorado desde su forma original para permitir una más rápida creación de sujetos, fue inicialmente imperfecto y los clones eran muy inestables como para reemplazar a Marek. Después de meses de fallos, un clon en particular impresionó lo suficiente a Vader para darle esperanzas de que sería el primer éxito. Pero cómo con los otros, heredó los poderes y habilidades de Marek, recibiendo además sus emociones, un efecto secundario de los flashes de memoria usados en el proceso de entrenamiento.

Cómo los que le precedieron, el clon no pudo liberarse de los sentimientos heredados de Marek, especialmente su amor hacia la capitana Juno Eclipse, una antigua piloto imperial estacionada en la nave espacial de Marek, la Sombra Furtiva. Al igual que con Marek, la dedicación del clon al Lado oscuro de la Fuerza estaba minado por Eclipse, a medida que continuamente se obsesionaba con ella. Cuando Vader juzgó a Starkiller como copia imperfecta, el clon escapó de Kamino y se embarcó en un viaje personal para encontrar a Eclipse.

Careciendo de un nombre propio, y rehusando a tomar el nombre que le perteneció a su plantilla, fue subsecuentemente conocido como la designación en clave de Marek, "Starkiller." Inmediatamente después de escapar de Kamino, la primera parada de Starkiller fue rescatar al Mentor Jedi de Marek—Rahm Kota—de los imperiales en Cato Neimoidia, incapacitando mano a mano a la gigantesca bestia Gorog, perteneciente al Barón Merillion Tarko en la arena de Tarko-se. Su deseo por encontrar una identidad propia lo llevó a Dagobah, donde un breve encuentro con el Jedi retirado Yoda y una epifanía le permitió ver el futuro.

Ésta visión le ofreció saber dónde se encontraba la capitana Eclipse, ahora una Rebelde que mandaba en la fragata de escolta Nebulón-B EF76 Salvation. Darth Vader usó la obsesión de Starkiller con la capitana a su favor, contratando al infame cazarrecompensas Boba Fett para capturarla y llevarla a Kamino, en un intento de llevar a Starkiller de vuelta a su planeta natal. Starkiller se reunió con la Flota de la Alianza para lanzar un ataque masivo en Kamino, usando los bienes militares de la Alianza para conseguir su objetivo personal. En la mitad de la batalla, Starkiller estrelló la gravemente dañada Salvation en Ciudad Timira y confrontó a Darth Vader. El clon demostró ser tan fuerte como su plantilla y pudo incapacitar a Vader, permitiendo a los soldados de la Alianza arrestarlo. Finalmente reunido con Juno, los dos fueron asignados con la tarea de transportar al Lord Sith a la base de la Alianza para juzgar y ejecutar a Vader por crímenes por crímenes contra la galaxia.

Biografía

Vida temprana y entrenamiento

«Aún seguimos dejando cientos y cientos de fallos. Mientras ellos no intenten matar más a todo lo que se cruce en su camino, son casi insensibles.»
―Líder Técnico de Clonación, Instalación de Clonación de Ciudad Timira[fuente]
Cloning tanks.jpg

Una colección de clones de Starkiller.

Cuando el Starkiller original causó destrozos en la Estrella de la Muerte en un intento de rescatar a los capturados líderes de la Alianza Rebelde, el Emperador Palpatine le presentó la oportunidad de matar a Darth Vader y remplazarlo como el aprendiz Sith de Palpatine. Mientras que Starkiller se negó, pereciendo en la batalla, Vader se hizo consciente del gran deseo de Palpatine de remplazarlo por otro aprendiz más capaz.[3]

Ahora persiguiendo la idea de un aprendiz secreto para ayudarle a asesinar a Palpatine, Vader preservó el cuerpo de Starkiller, llevándolo a Kamino y extrayendo células para clonar al adepto de la Fuerza. Debida a la inherente dificultad en clonar a sensibles a la fuerza, muchos de los clones iniciales de Starkiller eran monstruosidades deformes y aberrantes. A medida que el proceso era refinado, los clones se incrementaban su estabilidad mental, aunque algunos aún sucumbían a la locura después del periodo de pocos meses, a tal punto en el que Vader simplemente entrenaría a un único sujeto de pruebas. Éste nuevo clon fue justo el último sujeto de una larga línea.[4]

Escape

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Escape de Kamino
«La clonación acelerada sigue siendo… imperfecta. Tus predecesores se volvieron locos en unos meses. Pensé que serías el primer éxito, pero parece que vas camino al mismo destino.»
―Darth Vader[fuente]
StarkillerTakesLightsabers (2).jpg

Starkiller se prepara para entrenar con un número de Droides de Entrenamiento Sith.

El entrenamiento de Starkiller progresó rápidamente, en mayor parte gracias a los flashes de memoria del Starkiller original. Él también fue sometido a pruebas brutales por Darth Vader, pasando trece días en un estado de insolación sin comida o agua y forzado a sobrevivir gracias a la Fuerza.Durante una de las visitas de Vader, el clon fue liberado de la fosa de insolación y fue informado por Vader de que Rahm Kota, el mentor Jedi del Starkiller original, había sido capturado en Cato Neimoidia. En la conclusión de su entrenamiento, Starkiller tenía que viajar allí y ejecutar al Jedi. Cuando Vader inquirió sobre las visiones de Starkiller, el clon preguntó, curioso sobre su significado. Vader explicó que no eran más que "los recuerdos de un hombre muerto," un efecto secundario temporal del proceso avanzado de clonación. Con eso, Vader inició una sesión de entrenamiento, dando a Starkiller un par de sables de luz. Luchando con un número de Droide de Entrenamiento Sith imitando a soldados de la Alianza Rebelde, Starkiller los descuartizó con una eficiencia brutal, cayendo en un estado de trance. Son embargo, cuando se tornó hacia el último Rebelde falso, vio que era una imitación de Juno Eclipse.[4]

A pesar de las órdenes de Vader, Starkiller no podía matarla. Decepcionado por la inhabilidad de Starkiller, Vader mató a la falsa Eclipse él mismo, y declaró que Starkiller "iba camino del mismo destino" que los otros clones. Ahora alerta de que iba a ser descartado por el Lord Sith, Starkiller perdió todo el respeto por él, incluso dudando que hubiese otros clones de la misma plantilla; creyó que cualquier versión del aprendiz caído de Vader se enamoraría de Juno Eclipse como él hizo. Sufriendo de repente un flash de memoria del Starkiller original siendo traicionado por Vader, Starkiller decidió escapar de éste encuentro, y se tornó hacia Vader en el último momento.[4]

Darth Vadersacó su sable de luz para ejecutar al clon, pero Starkiller usó los rayos de la Fuerza, haciendo que Señor Oscuro se arrodillase por el mal funcionamiento de su armadura. Starkiller usó el ataque para abrir un agujero en la pared reforzada de la sala de entrenamiento, saltando de la torre hacia las tormentas de Kamino.[4] Usando la Fuerza para apartar de su camino cazas TIE y zonas exteriores de la torre, Starkiller se desplomó en las murallas exteriores de las instalaciones de clonación de Ciudad Timira. Con sus sables de luz, Starkiller dejó un rastro de destrucción por las plataformas mojadas por la lluvia, eventualmente llegando a donde estaba aparcado el caza estelar TIE Avanzado x1 de Darth Vader.[1]

A la vez que Starkiller se paró, Darth Vader emergió de las instalaciones. Rápidamente metiéndose en el caza estelar, Starkiller despegó y salió de Kamino, a pesar de que Vader intentase agarrarlo telequinésicamente. A pesar de que sabía que no podía creer que estaba libre, Starkiller cedió a sus sentimientos impresos, dedicándose a la búsqueda de Juno Eclipse.[4]

Cato Neimoidia

Starkiller: «¿De que crees que estoy asustado?»
Rahm Kota: «De ser tú mismo. De ser Starkiller. De ser Ga-»
Starkiller: «No digas ese nombre. No soy él. Soy un clon, una copia—algo peor que él.»
Rahm Kota: «¿Eso es lo que te dijo Vader?»
―Rahm Kota y Starkiller, poco después de vencer al Gorog. [fuente]
StarkillerLightsabersCatoNeimoidia.jpg

Starkiller en Cato Neimoidia.

Después de llegar a Cato Neimoidia, Starkiller aterrizó su caza TIE robado en Tarko-se, la sede del Barón Merillion Tarko.[5] Cuando la nave fue registrada como el caza personal de Darth Vader, Tarko asumió que el Lord Sith estaba haciendo una visita inesperada y se reunieron de inmediato un escuadrón de soldados de asalto para darle la bienvenida en una plataforma de aterrizaje. Pero para sorpresa de Tarko, un hombre joven, desconocido para el barón y con un uniforme de piloto imperial, era el piloto del caza TIE de Vader. Aunque inicialmente se confundía, el barón empezó a sospechar cuando Starkiller preguntó sobre el paradero de Kota. Por lo tanto, le preguntó el clon los códigos de seguridad del sector, al tiempo que ocultaba una pistola blaster a sus espaldas. Cuando se hizo evidente que Starkiller no poseía los códigos, Tarko y sus soldados comenzaron a disparar al intruso. Pero cuando Starkiller fácilmente desvió los disparos blaster, Tarko se retiró a su ciudad después de ordenar a las tropas de asalto matar al portador de la Fuerza.[5]

Starkiller no fue alcanzado por las fuerzas del barón Imperial y procedió a seguir su camino a través de la ciudad a través de puro poder, dejando un camino de destrucción total por toda la ciudad. Después de luchar en su camino a la arena de la ciudad, Starkiller se encontró a Rahm Kota en el centro del escenario, exhausto y herido, pero vivo y en medio de una legión de enemigos caídos. El general se sorprendió al ver a una persona que se parecía a la perfección al héroe caído de la Alianza Rebelde, que sintió que él se convirtió en uno con la Fuerza. Sin tiempo suficiente para presentarse a Kota con una explicación, Starkiller insistió en que el general no asistiese al resto de la lucha por su propia seguridad. Pero Kota se negó, determinado a llevar finalmente al Barón Tarko a la justicia. Volviendo a caer en un último recurso para matar a Starkiller y al general, Tarko ordenó que el Gorog saliese a la arena, a pesar de las preocupaciones de sus colaboradores neimoidianos[6], puesto que no habían probado la resistencia de las ataduras del Gorog.

ATMPvsMarek.jpg

Starkiller lucha con un AT-MP en Cato Neimoidia.

Mientras Starkiller resistía los ataques del monstruo salvaje, Kota utilizó la distracción del clon para llegar al palco del barón. No podía matar al clon, el Gorog fue engañado por Starkiller en la destrucción de la mayor parte de la infraestructura del estadio, en esencia arruinando la integridad de todo el estadio. Cuando la arena comenzó a derrumbarse y caer en la sima que se encontraba debajo de ella, en el palco Starkiller y Kota se encontraban preparándose para poner fin al reinado brutal de Tarko. Antes de que cualquiera de ellos pudiese matar Tarko, el Gorog impidió temporalmente su caída por el acaparamiento en el palco, efectivamente, destruyéndolo así. Para horror de Tarko, su trono de oro propio se deslizó hacia la ventana rota del palco. Incapaz de evitar que escapase por el peso enorme de su trono, Tarko sólo podía gritar en vano, ya que cayó directamente en la boca del Gorog.[6]

Antes de caer en las profundidades, el Gorog metió la mano en el palco y atrapó a Kota, arrastrando al general hacia abajo con él. Después de haber destruido literalmente Tarko-se para encontrar a Kota con la esperanza de localizar a Eclipse, Starkiller se lanzó por la ventana destrozada el palco y usó la Fuerza para impulsar su velocidad y ponerse al lado del general. Con una descarga repentina de la velocidad de la Fuerza, Starkiller atravesó la parte derecha a través del torso del Gorog, haciendo que la criatura pudiese liberar finalmente a Kota. Como los dos continuaron cayendo, Kota contactó con el Sombra Furtiva. La nave logró interceptarles justo a tiempo, mientras que el Gorog continuó su descenso en la boca de la sima. A medida que el Sombra Furtiva salió de Cato Neimoidia, Starkiller entró en la cabina de la nave, sólo para encontrar que Eclipse no pilotaba la nave, ni estaba en la nave.[6]

Kota estaba bajo la impresión de que el hombre que lo salvó en la arena fue el mismo Starkiller que vio por última vez en la Estrella de la Muerte, pero "Starkiller" reveló que él era en realidad un clon creado para ocupar el lugar del Starkiller original al lado de Darth Vader. Kota pensaba que era imposible clonar a alguien sensible a la Fuerza, creyendo que nadie había intentado clonar Jedis o Siths. Sin embargo, el clon no estaba convencido de las opiniones del general y señaló que era probable que Vader descubriese el método para clonar a los sensibles a la Fuerza con la ayuda de los conocimientos Kaminoanos y la tecnología. Cuando Kota insinuó que Starkiller tenía demasiado miedo de ser Galen Marek, el clon se negó rotundamente a ser llamado por el nombre de nacimiento de su progenitor, creyendo que no era técnicamente su nombre.[6]

Aparte de la identidad de Starkiller, Kota estaba más interesado tanto en la forma de utilizar el poder de Starkiller para la causa rebelde y su conocimiento de las instalaciones de clonación en Kamino, según explicó la frágil situación de la Alianza Rebelde: su liderazgo fue un punto muerto, no querían comprometerse a recursos y personalizar los objetivos de gran tamaño en forma de golpear-y-correr. Creía firmemente que con alguien tan poderoso en la Fuerza como Starkiller, la Alianza por último podría infligir un duro golpe para el Imperio. Sin embargo, Starkiller se negó a participar en los planes del general, poniendo más importancia en la búsqueda de Juno Eclipse. Aunque salvó Kota para que el general pudiese ayudarle a encontrar a Eclipse, pronto se dio cuenta de que Kota no era ninguna ayuda en absoluto. Por otra parte, no estaba seguro sobre qué hacer con él y deseaba encontrar un lugar para meditar y pensar sin distracciones de Kota. El general Jedi se enfadó con él por poner sus sentimientos personales por delante de las necesidades de la galaxia, pero cedió y pidió que se le dejase en un puerto espacial, mientras que el Sombra Furtiva se quedó con Starkiller.[6]

Visión en Dagobah

«Lo que hayas visto, seguirlo debes.
Aunque deba ir al final de la galaxia.
»
Yoda y Starkiller[fuente]
GalenMeetsYoda-TFU2.jpg

El clon de Starkiller conoce a Yoda en la entrada de la Cueva del Lado Oscuro.

Tras su separación de Rahm Kota, Starkiller viajó a Dac, el planeta natal de los Mon Calamari, sólo para descubrir que el planeta le llevó más cerca de encontrar a Juno Eclipse. El fracaso para encontrar a Juno causó que el clon reflexionase sobre cómo rescatar a Kota y viajar a Dac tanto resultó ser contraproducente en su misión, y sólo le disuadió más de distancia de su objetivo. Mientras estudiaba un mapa de la galaxia, Starkiller recordó que Kota brevemente mencionó Dagobah. Con otra forma aparente de la localización de Eclipse, Starkiller viajó al distante mundo, por lo menos a meditar sobre su situación.[6]

Poco después de aterrizar el Sombra Furtiva en la superficie de Dagobah, Starkiller descubrió una entrada a una cueva donde se encontró con una criatura pequeña, sensible. Lo primero que llamó la atención de Starkiller a la criatura era que no manifestaron ningún signo de temor a la vista de los sables de luz del clon, y que sus ojos se llenaron sólo con la diversión. Sintiendo que el extraño ser no representaba ninguna amenaza para él, ni siquiera intentos, Starkiller desactivó su sable de luz. A pesar de que estaba nerviosa por la forma en que la criatura con facilidad y precisión leía la situación del clon, Starkiller se preguntó si lo que buscaba estaba dentro de la cueva. La criatura dejó caer la pretensión de diversión y alentó al clon para entrar en la cueva a buscar lo que estaba buscando.[6]

Cuando entró en la cueva, Starkiller se enfrentó a una visión de otros clones de Galen Marek, todos llegando a él. Aunque al principio se sorprendió, decidió hacer caso de ellos y se acercó más a la cueva. Su visión reveló entonces un acontecimiento que se produjo poco después de su fuga de Kamino. Vio a través de los "ojos" de su maestro como una figura totalmente blindada analizaba la habitación donde Starkiller comenzó su fuga de la instalación de la clonación. La visión también reveló que Vader ordenó al cazarrecompensas capturar Juno a fin de que Starkiller volviese a Kamino, asegurando al mercenario que el Imperio le proporcionaría todos los recursos para lograr el objetivo, incluyendo un destacamento de soldados de asalto y un gran lugar y un droide muy armado que no estaba familiarizado con Starkiller.[6]

Poco después, la cueva le indujo con otra visión de un futuro inminente, esta vez a través de los ojos de Juno Eclipse, que estaba al mando de una nave con el holodroide PROXY a su lado. Entonces comenzó una batalla como la fragata rebelde fue capturada en un ataque sorpresa por las fuerzas imperiales. Después de una breve escaramuza en el puente de la nave, Starkiller vio caer a Eclipse de un tiro en el hombro. Al salir de la cueva, el clon estaba profundamente preocupado por las visiones que tuvo que soportar y determinó que nunca salvaría a Juno antes de que fuera demasiado tarde, a cualquier costo. Antes de salir, vio que aparentemente inofensiva criatura que se había mantenido por la entrada de la cueva durante todo el tiempo. Brevemente se preguntó cómo la criatura era capaz de mantener una compostura calmada en torno a una cueva que estaba inmersa en el lado oscuro, y luego llegó a sospechar que la criatura tenía un poder mucho mayor que su aspecto revelado. La criatura alentó a Starkiller a seguir el camino que sus visiones lo dirigió, a lo que el clon asintió con la cabeza en reconocimiento de la sabiduría de la criatura y se apartó de Dagobah para reanudar su búsqueda de la ex capitán Imperial.[6]

Ataque en la Salvation

Starkiller: «Tengo que llegar a Juno antes de que sea herida.»
Rahm Kota: «¿Incluso si significa arriesgarte a morir?»
Starkiller: «Nuestro amigo cazarrecompensas se encontrará con que sucederá al revés.»
— Starkiller y Rahm Kota [fuente]

Llegando a Nordra, Starkiller y Kota aterrizaron en la Salvation delante del escuadrón de Kota, que iba en otra nave. Mientras tomaban un tranvía de carga al puente de la Salvation, Kota informó a Starkiller sobre el estado de los negocios en la Alianza. El liderazgo de la Alianza estaba en un punto muerto, pues no tuvieron tiempo de atacar un objetivo imperial importante, y las escaramuzas que mantenían terminaron con la pérdida de muchas vidas. Juno Eclipse era parte del campo militar, buscando un ataque agresivo, diciendo que incluso le valía una victoria simbólica. Kota no dijo a Juno que Starkiller estaba con él, pensando que sería mejor que lo viese ella misma. Starkiller dio a Kota un cilindro de códigos encriptado que contenía información sobre las instalaciones de clonación de Ciudad Timira; todo lo que la Alianza necesitaba para lanzar un ataque exitoso.[1][4]

El tranvía de carga se paró justo cuando la nave fue atacada. Starkiller y Kota rápidamente encendieron sus sables de luz y fueron a pie al puente de la Salvation, siendo atacados por soldados terribles imperiales en su camino. Cuando llegaron al puente, lo encontraron en ruinas, con la mayor parte del personal muerto y Juno desaparecida. Starkiller encontró a PROXY, el droide de entrenamiento del Starkiller original, quien les informó de que Juno había sido llevada al hangar 7. Mientras que Kota permaneció en el puente para comandar la nave, Starkiller continuó sólo, siguiendo el rastro de destrucción dejado por el cazarrecompensas contratado por Vader y las fuerzas imperiales. Yendo hacia el hangar, Starkiller llegó justo a tiempo como para ver a Boba Fett y a Juno Eclipse subiendo a la nave de Fett. Intentando parar la nave de Fett telequinéticamente, Starkiller fue forzado a parar cuando lo atacó un Caminante Terrible. El clon persiguió al monstruoso droide hasta la sala del reactor de la Salvation, donde Starkiller lo destruyó. Starkiller contactó a, y le pidió que ordenase un ataque en Kamino, de manera que pudiese rescatar a Juno de Darth Vader.[4]

Al sentir una rabia aumentada por su Maestro y la captura de Juno, Starkiller tuvo otra visión de la Fuerza; en la visión, estaba victorioso sobre el Lord Sith, que estaba arrodillado ante Starkiller, el cual procedió a levantar su espada para matarlo. Antes de que pudiese dar el golpe final, fue empalado por detrás por un sable de luz. En los últimos momentos de su corta existencia, Starkiller vio que la cara de su asesino era la misma que la suya; era otro clon de Galen Marek—un "Starkiller renacido," profundamente absorbido en lado oscuro y más poderoso. Lo último que vio de la visión fue que Darth Vader agarró telequinéticamente el cuerpo del clon imperfecto y lo lanzó al océano de Kamino.[4]

Batalla de Kamino

Starkiller: «Me pregunto si está por aquí.»
Rahm Kota: «¿Quién?»
Starkiller: «El Starkiller original.»
— Starkiller y Rahm Kota [fuente]

Starkiller volvió al hangar justo a tiempo para ver a la flota rebelde llegar a Kamino. Luchando con las fuerzas imperiales que abordaron la Salvation, Starkiller las eliminó sistemáticamente antes de volver al puente. Kota y PROXY le informaron de que el ataque estaba empeorando; ya que los imperiales les estuvieron esperando, y que el escudo deflector que protegía Ciudad Timira les impedía hacer aterrizar a cualquiera de sus fuerzas. Starkiller avisó a Kota de ordenar la evacuación de la nave para que pudiese estrellarla contra el escudo planetario y destruir el generador de escudo.[1][4]

Tras ordenar la evacuación, Starkiller dirigió la nave a los generadores del escudo y puso la nave en autopiloto. Mientras que la nave fue hacia Ciudad Timira, Starkiller apartó con la Fuerza destrozos de naves, permitiendo el aterrizaje contra el escudo. Mientras la Salvation continuó cayendo, se partió a la mitad, con la mitad trasera estrellándose en el generador de escudo, mientras que la delantera lo hizo en la torre donde se encontraba Darth Vader. Sabiendo demasiado tarde que Juno estaba en la torre, Starkiller usó la Fuerza para destruir la sección delantera de la Salvation. Pudiendo sobrevivir a la caída en las instalaciones, Starkiller perdió la consciencia brevemente.[4]

Starkiller push stormtroopers.jpg

Starkiller lucha con soldados de asalto en Kamino.

Inconsciente, Starkiller recordó a la madre de Galen Marek, y como se sacrificó para proteger a su familia de esclavistas trandoshanos antes de que Galen fuese tomado por Vader. Cuando despertó en el campo de batalla kaminoano, ignoró su recuerdo y se concentró en la tarea en mano. Mientras estaba en el interior de las instalaciones de clonación, necesitó encontrar una entrada para permitir a las fuerzas rebeldes entrar. En su camino hacia una de las plataformas de atraque imperiales, mató a todo lo que encontró en su camino, así como neutralizando a francotiradores que atacaban a Rahm Kota y su escuadrón. Reuniéndose con Kota, entraron por sorpresa en uno de los centros de comando, esperando usarlo para abrir las puertas del hangar, pero los controles los controles fueron destruidos por un bombardeo imperial. Mientras que Kota y sus hombres buscaron un centro de seguridad para impedir más bloqueos, Starkiller fue a otro centro de comando solo para encontrar sus puertas cerradas. Entonces, usó telequinesis para abrir las puertas.[4]

Necesitando un atajo en el interior de las instalaciones hacia la base de las torres de clonación, Starkiller saltó a la parte de arriba de una de las puertas del hangar y saltó hacia una Ala-Y. El piloto, Wedge Antilles, obligado por la solicitud de Starkiller de llevarlo, voló con él hasta una cúpula. Saltando y entrando en la torre, Starkiller empezó a subir pisos.[4] Dentro, luchó con Guardias de sable imperiales y Acólitos Sith, y encontrándose, para su horror, que la mayor parte de tanques de clonación de la torre eran clones de Galen Marek.[1] Mientras subió más y más alto, intentó hacerlo con el mayor sigilo posible, evitando un combate con los imperiales, pero fue descubierto por un Soldado Terrible, lo que le forzó a matarlos a todos.[4]

Confrontación con Vader

«Siempre he sido más fuerte que tú.
Pero no logras vencerme, si quieres jugar a ser un Jedi, tú mismo.
»
―Starkiller y Darth Vader[fuente]

Los dos participaron en un prolongado duelo, mostrando sus habilidades en combate con sus respectivos sables de luz y las técnicas de la Fuerza, lo que refleja la batalla final entre Vader y el Starkiller original. Durante la lucha, Vader despertaba a numerosos clones aberrantes de Galen Marek de sus tanques de clonación y les ordenó matar a su renegado "hermano clon". A pesar de que también tenía el potencial de Marek, su fuerza y sus habilidades en cierta medida, estos clones fueron de una calidad muy inferior en comparación con Starkiller, sus defectos genéticos y la mente inestable les impedía utilizar el poder de Marek a su grado completo. Como resultado, los clones aberrantes fueron destruidos por Starkiller, quien al mismo tiempo presionó su ataque a Vader. Starkiller luchó con sus clones compañeros, sin embargo, estaba cada vez más angustiado por su propio origen. A pesar de que Kota insistió en que era imposible clonar sensibles a la Fuerza, la existencia de los clones aberrantes, aunque imperfecta, fue suficiente para demostrar que Kota no era del todo correcto en su suposición.[6]

En una última instancia, ya otras tantas versiones de Galen Marek llenaron a Starkiller con más conflicto y confusión que nunca. Aunque una parte de él quería creer que él era la persona original en lugar de un clon, la revelación de los clones de tantos compañeros de Marek le obligó a enfrentarse a su verdadera identidad. A pesar de su locura, los clones aberrantes eran como Starkiller en el sentido de que todos ellos poseían las mismas características físicas y mentales de Galen Marek, en diversos grados. Además, todos ellos estaban afectados por la misma crisis de identidad que Starkiller soportaba. A la luz de la evidencia tan abrumadora detrás de la verdad en las palabras de Darth Vader, Starkiller temía que sus sentimientos fuesen más artificiales que nada más real que las emociones impresas que se transmitían de su plantilla genética. No fue hasta su fijación en Juno Eclipse que ayudó a Starkiller a ignorar las distracciones de su mente el tiempo suficiente para destruir el último de los clones aberrantes antes de continuar su lucha con Vader.[6]

Aunque Vader tenía una defensa casi impenetrable, utilizaba la telequinesis para lanzar las plataformas y tubos de la clonación al clon y casi lo mata con cada golpe de sable de luz, su capacidad de lucha era limitada en última instancia por su prótesis pesada. Starkiller utilizó su agilidad y mayor fuerza en la Fuerza a su favor, evitando los ataques de su antiguo maestro y desgastando sus defensas. Pero justo antes de que pudiera acabar con la vida del Lord Sith una vez por todas, el clon recibió una visión de la aparente muerte de Eclipse, distrayéndose mientras su mente se convertía en una combinación de miedo y confusión. Vader se apresuró a sacar provecho de la distracción momentánea de Starkiller mediante la entrega de un empujón de la fuerza para tener cierta distancia entre él y el clon.[6]

Después de que su duelo se trasladase a la parte superior de la torre de la instalación, Vader insistió en que el clon encontrar la fuerza de voluntad para dejar de lado los sentimientos de su plantilla con el fin de convertirse en lo que fue creado para ser. Cuando Starkiller se negó, el Lord Sith reveló a Juno Eclipse y ordenó a sus soldados de asalto su ejecución. Starkiller rápidamente reaccionó matando a los soldados con un poderoso empujón de la Fuerza antes que cualquiera de ellos pudiese disparar a Juno. Pero antes de que pudiera hacer nada más para salvarla, Vader levantó a Juno en el aire y comenzó a asfixiarla a través de la fuerza, amenazando con matarla si Starkiller continuaron resistiendo. Dispuestos a ver daño llegue a Eclipse, el clon dejó caer su sable de luz y cayó de rodillas en la presentación. La liberación de Eclipse de su control, Vader declaró que todavía la mataría si Starkiller se negaba a encontrar y matar al General Kota, Starkiller dijo que así haría cumplido. Cuanto más se prolongaba la seguridad de Eclipse, mayor era la inmersión de Starkiller en el lado oscuro y la erradicación de los líderes de la Alianza una vez que su entrenamiento estuviese completo. El incumplimiento de cualquiera de las expectativas de Vader sería castigado con nada menos que la muerte de Juno Eclipse.[6]

Mientras Darth Vader estaba distraído, Juno discretamente tomó uno de los sables de luz de Starkiller y con cautela se acercó a Vader mientras la atención del Señor Sith se centró por completo en el clon. No podía soportar la idea de ser utilizado como el catalizador del retorno de Starkiller al lado oscuro, Juno intentó matar a Darth Vader antes de que pudiera volver a establecer su control sobre la copia a través de ella. A pesar de que casi tuvo éxito en la destrucción de Vader con el sable de luz de Starkiller, los sentidos del Lord Sith le permitieron evitar el ataque mortal, pero no a tiempo como para evitar el daño que causó al panel de su pecho. El Lord Oscuro de los Sith respondió golpeando a Eclipse con un poderoso empujón de la Fuerza, lo que hizo que saliese a través de una ventana antes de caer en una plataforma inferior, donde perdió el conocimiento poco después.[6]

«Su muerte te da fuerza. Acéptala.
¡VOY A MATARTE!
»
―Darth Vader y Starkiller[fuente]

La reacción de Starkiller fue una mezcla de terror absoluto por la vida de Eclipse y la ira incontrolable hacia Vader. Agarrando sus dos sables de luz a través de telequinesis, Starkiller desató toda su rabia y atacó a su antiguo maestro sin restricciones. A pesar de su potencia considerablemente mayor y habilidosa, Vader se negó a capitular y se mantuvo firme. Mientras la batalla se perdía poco a poco alrededor de ellos, los dos eran demasiado distraídos para notarlo, ya que continuamente lucharon lado a otro, ninguno de los dos quiere ser el primero en ceder. A pesar de su furia, Starkiller siguió para tratar de llegar hasta Eclipse, mientras que Vader hizo todo lo posible para estar en forma en su lucha con el desesperado clon.[6]

Vader no se dio por vencido en tratar de convencer al clon a aceptar el destino para el Starkiller original. Insistió en que su destino era destruir al Emperador Palpatine juntos como maestro y aprendiz. Starkiller fue confundido inicialmente que Vader era nuevo o el mismo rompe-promesas que una vez se ofreció a Galen Marek, pero después vino a preguntarse cómo de similares eran él y su maestro en realidad fueron, y hasta qué punto el Emperador había ido a la creación de Darth Vader. Starkiller entonces sintió un profundo sentido de la comprensión de su creador y empezó a preguntarse si Vader sabía exactamente cómo se sentía el clon. Se preguntó por qué Vader no había considerado unirse a la Alianza Rebelde ya que él y Starkiller compartían un objetivo común: La destrucción del Emperador. El clon de pronto se dio cuenta de lo absurdo que era esa idea, pues la Alianza nunca confiaría en la mano derecha del Emperador, y Vader dejó perfectamente claro que él no quería tener nada que ver con la rebelión, presionando su ataque a Starkiller.[6]

Del mismo modo que parecía que el duelo no tendría fin, Vader lanzó su sable de luz a Starkiller, sólo para que el clon interceptarse el sable y lo devolviese a su dueño. A pesar de su rapidez de reflejos propios, Vader no pudo coger el sable de luz y perdió su mano derecha robótica. Starkiller finalmente terminó la batalla, utilizando el ataque que Vader no podía resistir ni realizar sin dañar su armadura de soporte de vida: los Rayos de la Fuerza. Con Vader literalmente desarmado y vulnerable por completo, Starkiller derrotó a su Maestro dando rienda suelta a varias oleadas de rayos directamente en él, causando el dolor agonizante del Lord Sith antes de caer sobre una rodilla en su derrota. Con un sable de luz apuntando a su garganta, Darth Vaer se encontró a merced de la copia vengativa su aprendiz original.[5] Sin embargo, Vader tenía un plan de contingencia que estaba listo para ser ejecutado si el clon decidía matarlo. Boba Fett se preparaba para disparar a Starkiller a distancia con un rifle de francotirador[7] mientras que el verdadero aprendiz de Vader estaba cerca para intervenir en caso de que su "hermano" optase por asesinar a su Maestro.[5]

Vader captured.png

El aprendiz derrota al maestro.

En ese momento, el general Kota llegó con un escuadrón de Comandos rebeldes y trató de razonar con el clon. A pesar de que él quería la destrucción de Darth Vader, Kota argumentó que era mejor encerrar a Vader en una base oculta como un prisionero de la Alianza. El general aseguró a Starkiller que Vader sería interrogado y sometido a un juicio para responder por todos sus crímenes antes de ser ejecutado en público para mostrar el resultado de la Galaxia de que a los Sith ya no había por que temerlos. Starkiller se resistía a dejar pasar en su oportunidad de matar a Vader, finalmente, al igual que Galen Marek había hecho antes que él. Pero Kota también señaló que sólo Vader sabía si el Starkiller original estaba vivo o muerto. Por un momento, el clon no estaba seguro de qué hacer. Por un lado, finalmente podría completar su formación haciendo lo que Vader nunca fue capaz de hacer, matar a su propio maestro. Por otra parte, Kota hizo una reflexión sobre cómo el conocimiento de Vader podría ser esencial para la causa de la frágil Alianza Rebelde. Dividido entre dos resultados posibles, Starkiller se obligó a creer que lo único que importaba era que él acababa de derrotar a Darth Vader. Después de muchas dudas y la indecisión, Starkiller cedió a los consejos del General Kota y optó por salvar la vida de su antiguo maestro.[6]

Vader capturado

Starkiller, a continuación, corrió hacia la forma inerte de Juno. PROXY le dijo que él era incapaz de revivirla. Angustiada, Starkiller yacía su cuerpo en sus brazos, lamentando que debería haber permanecido en Kamino. Pero milagrosamente, Juno se despertó y le besó.

Cuando Vader fue tomado prisionero a bordo de la Sombra Furtiva, Starkiller se dirigió a él, diciéndole que él ya no era su esclavo. Y en el momento en el que Starkiller le dio la espalda, Vader le dijo que mientras Juno siga viva siempre lo controlará. La Sombra Furtiva, a continuación, despegó hacia Dantooine, consciente de que la nave de Boba Fett, el Esclavo I, les estaba siguiendo.

Poderes y Habilidades

Entrenamiento con el sable de luz

«Soy fuerte, maestro, y me estoy haciendo más fuerte."
"Enséñamelo.
»
―Starkiller y Darth Vader.[fuente]
Starkiller Saber.png

Sables de Starkiller

Como fue con la mayoría de clones de Galen Marek, Starkiller estaba entrenado para luchar con dos sables de luz.[1] Starkiller fuertemente favorecía las formas de combate Ataru y Niman, usando sus regimientos de entrenamiento con dos sables de luz para mejorar sus habilidades, siendo un maestro del Jar'Kai. En combate, Starkiller utilizó fuertes secuencias de ataque previamente practicadas, performándola mientras entraba en un estado de trance.[4] Sus ataques eran elaborados y poco predecibles, reforzados por unos inmediatos ataques basados en la Fuerza que encadenaba en sus secuencias. Cómo Galen Marek, Starkiller prefería el estilo Shien de forma revertida.[1]

Starkiller también demostró aptitud por improvisación de armas y técnicas de desarme; en particular, normalmente desarmaba a los soldados anti-disturbios de sus electrovaras y los atacaba con las armas. Cuando entraba en el estado de Rabia Fuerza, Starkiller desataba brutales ataques físicos contra sus enemigos. También, en el "modo furia", utilizó avanzadas técnicas telequinéticas con el sable de luz, lanzando sus sables de luz en círculos, normalmente cortando a varios oponentes en el proceso.[1]

La habilidad de Starkiller con el sable de luz era tan grande que podía derrotar a cualquier oponente con poca dificultas, únicamente siendo capaz Darth Vader de mantener un prolongado duelo con él.[4] Soldados anti-disturbios, e incluso otros clones de Marek no eran rival para él.[1]

Poderes de la Fuerza

«He intentado estar lo más lejos posible de él cuando muestra su poder. He visto lo que puede hacer.»
―Boba Fett[fuente]


TFU2 Electrifying.jpg

Starkiller fue uno de los usuarios de la Fuerza más poderosos de todos los tiempos.

Al igual que con el Starkiller original, el clon tuvo un formidable dominio de los poderes de la fuerza, a pesar de que sus habilidades eran menos potentes en primer lugar debido a su formación incompleta cuando dejó el lado de Vader. El conocimiento impreso de las habilidades de su progenitor gradualmente serían la superficie dentro del clon, así como la posibilidad de que se completen ciertas técnicas de fuerza a un grado abrumador de la eficacia y la letalidad.

Como su plantilla, el clon fue muy experto en el uso de los rayos de la Fuerza y fue capaz de utilizarlos en formas únicas. Por ejemplo, él podría alimentarse directamente desde antenas de eléctricas, como se ha demostrado en Kamino, a fin de ampliar su propio poder y dar rienda suelta a una poderosa explosión del rayo, suficiente para llevar incluso a Darth Vader a sus rodillas. También puede combinar su poder de rayos con sus ataques de sable para desatar ataques devastadores, igual que el Starkiller original podría.

También fue un maestro de la existencia del repeler con la Fuerza al enterarse de la capacidad de las memorias de Starkiller original. A plena potencia su repeler desintegra simplemente a sus oponentes circundantes a menos que sean usuarios de la Fuerza o tenían una armadura tipo protectora. También fue muy experto en tiro de sable de luz que, a plena potencia podrían buscar enemigos desde largas distancias, matar a varios enemigos en un momento o causar daños devastadores a un único oponente.

Otra capacidad que el clon ha heredado del Starkiller original fue el empujón de Fuerza, que fue capaz de utilizarlo a un grado devastador. Cuando está completamente cargada, podía enviar múltiples enemigos fuera de sus pies con la explosión de una sola. Su capacidad del agarre de Fuerza también era muy poderosa, que le permitía muy grandes y pesados objetos, incluso dos o tres al mismo tiempo de agarre. También podría utilizar esta capacidad para agarrar y aplastar el vuelos de cazas TIE en bloques de chatarra.

Este clon también era experto en la capacidad del truco mental Jedi, lo que le permite controlar las mentes de sus enemigos, así les obliga a luchar entre sí o a suicidarse. Después de dominar plenamente esta capacidad, el clon podía controlar tres personas a la vez hasta que explotaban en una explosión de energía concentrada, después de que el truco de mente llevaba.

El clon poseía una capacidad apodada "rabia Fuerza". A construir un nivel suficiente de energía de la fuerza podría desencadenarlo a través de su cuerpo, amplificando así todas sus habilidades mucho más allá de sus niveles ya formidables. A través de la rabia fuerza, que podía agarre y aplastar a AT-STs con un mínimo esfuerzo. Fue capaz de infundir a todos sus habilidades con el relámpago de fuerza para infligir daños masivos. Él también utilizaría sus sables de manera muy brutal y a distancia por lo que sus enemigos no pudieron conseguir incluso acercarse a él. Aprovechó completamente la forma del Jar'Kai usando su velocidad y los rayos a su ventaja. Su tiro de sable podría viajar a través de mucho mayor alcance, permitiéndole así matar a blancos enemigos desde distancias aún mayores. Él podría empujar con la fuerza a docenas de personas a la vez, su repeler tenía también los rayos de la fuerza y creó una descarga inmensamente poderosa de energía que podría golpear enemigos fuera de sus pies y se desintegrarles, y sus explosiones de rayos de fuerza podrían vaporizar a varios oponentes en pocos segundos. Bajo el poder de la rabia de la fuerza, el clon era un combatiente virtualmente imparable. Sin embargo, el clon podría sólo utilizar esta capacidad con moderación como lo sería drenar sus reservas de energía de la fuerza a un ritmo rápido. A pesar de esta limitación, él no se debilitaría después de que sus efectos se llevasen, pero necesita tiempo para desarrollar el mismo concentrado energía de fuerza a fin de utilizar esta capacidad de nuevo.

Detrás de las cámaras

El clon de Starkiller fue creado para el videojuego de 2010 Star Wars: El Poder de la Fuerza II, y fue interpretado por Sam Witwer como el Starkiller original.

Al final del juego el jugador tiene la opción de ejecutar o dejar vivir a Darth Vader. En el final luminoso, el clon de Galen Marek elige dejar vivir a Vader y permitir a Rahm Kota y a sus soldados rebeldes tomar a Vader en cautividad con el fin de transportarlo a Dantooine para que pudiesen extraer secretos del Imperio antes de ejecutarlo para demostrar a la Galaxia que no hay por qué temer al Imperio.

En el final del lado oscuro, el clon decide ejecutar a Vader. Pero antes de que él sea capaz de dar el golpe final, otro clon de Galen Marek, conocido como el "Aprendiz Oscuro" o el "Starkiller renacido" en la novela, salva a Vader y apuñala a su "hermano clon" en la espalda antes de matar a Rahm Kota y sus tropas rebeldes. Antes de que el clon muera a causa de su herida mortal, Vader revela que había mentido cuando dijo que el proceso de clonación era imperfecto, haciendo referencia al Aprendiz Oscuro como el único clon perfecto del Starkiller original.

En la novela, Starkiller tiene una visión en la que el Aprendiz Oscuro le mata justo antes de que pudiese ejecutar a Vader.

Antes de la comercialización de TFU2, el clon es visto usando un traje diferente conocido como el "traje de gladiador" este traje es desbloqueable en las versiones de PS3, Xbox 360 y PC.

En las vistas previas y posters que antes de la venta de El Poder de la Fuerza 2, el clon es visto blandiendo empuñaduras de sable de luz diferentes a las del juego real.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 1,16 1,17 1,18 1,19 1,20 1,21 Star Wars: El Poder de la Fuerza II
  2. Como clon del Starkiller original (Galen Marek), que mide 1,85 metros de altura según el Databank title.png Starkiller (Darth Vader's Secret Apprentice) en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org), Starkiller (clon) también tendría que medir 1,85 metros de altura.
  3. Novelización de El Poder de la Fuerza
  4. 4,00 4,01 4,02 4,03 4,04 4,05 4,06 4,07 4,08 4,09 4,10 4,11 4,12 4,13 4,14 The Force Unleashed II (novel)
  5. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada TFUII
  6. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada TFUIIn
  7. Star Wars: The Force Unleashed II (comic)
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar