Fandom

Star Wars Wiki

Soldado clon retirado

23.959páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.
Queicon.png

El título de este artículo sólo es una conjetura.
Aunque este artículo esté basado en información canónica, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.

Un soldado clon de la legión 501 en el Gran Ejército de la República y el cuerpo de soldados de asalto escribió un registro sobre ésta después de la Guerra Civil Galáctica. Un clon del cazarrecompensas Jango Fett, fue creado en Kamino en el 32 ABY, y sirvió por primera vez a la 501 en el 22 ABY en la batalla de Geonosis. En las Guerras Clon, el soldado y la 501 combatieron en batallas junto a generales Jedi en diversos planetas, hasta la ejecución de la Orden 66 y la declaración del Imperio Galáctico en el 19 ABY.

A partir de entonces, el soldado clon se convirtió en un soldado de asalto y, formando parte de la reorganizada legión 501—que pasó a ser conocida bajo el nombre de "El Puño de Vader"—,se dedicó a preservar el orden en el Imperio Galáctico. La 501, que fue trasladada a la estación de combate Estrella de la Muerte, se ocupó de un motín carcelario liderado por un prisionero Jedi. Sin embargo, algunos rebeldes escaparon y entregaron los planos de la Estrella de la Muerte a la Alianza Rebelde.

El fracaso en la Estrella de la Muerte impulsó al Lord Sith Darth Vader—el líder de la Legión—a mandar al soldado y a la 501 por toda la Galaxia en busca de los planos perdidos. Eventualmente, la Alianza Rebelde hizo uso de los planos lanzando un ataque a la Estrella de la Muerte, la cual terminó siendo destruida, y con ella la mitad de la legión 501. El soldado de asalto volvió a participar en una batalla en Yavin 4 contra la Rebelión, y atacó su base principal en Hoth. Finalmente, el soldado se retiró del Ejército Imperial, y la 501 fue derrotada en la batalla de Endor.

Biografía

República Galáctica (32–19 ABY)

«Dicen que la 501 se topó con lo mejor de la guerra…también con lo peor.»
―El soldado clon sobre la participación de la legión 501 en las Guerras Clon[fuente]

Creado en Kamino en el 32 ABY como uno de los clones del cazarrecompensas Jango Fett,[2] el soldado clon mantuvo varias sesiones de entrenamiento en su planeta natal junto a otros soldados. Fue una de las primeras unidades que formaron parte del recién formado Gran Ejército de la República en el 22 ABY, luchando en la batalla de Geonosis que inició las Guerras Clon contra la CSI. Después de la batalla, el soldado se unió a la Legión 501,[3] una división de élite de soldados clon comisionados por el Canciller Supremo Palpatine.[4]

Cerca del 19 ABY, Palpatine envió a la 501 a las ruinas de Mygeeto—un mundo afiliado a la CSI—para tomar un cristal que serviría como la fuente de energía de un superláser. Bajo el mando del maestro Jedi Ki-Adi-Mundi, los soldados de la 501 robaron el cristal, destruyeron el colector de energía de una fábrica local, y derrotaron a los droides de batalla estacionados allí. Mundi, que creyó que fueron enviados a destruir únicamente el colector de energía, estuvo alerta a cualquier indicio de traición, y el general Jedi empezó a sospechar de la misión; el soldado clon dijo que Mundi no llegó a saber de la misión mandada por Palpatine, y empezó a pensar que los Jedi podían ser asesinados, de la misma forma que se les podía engañar.[3]

501stlegion1.jpg

Soldados clon de la 501 en acción.

Más tarde, el Canciller fue secuestrado en su oficina de Coruscant por el Comandante Supremo de la CSI Grievous; la flota separatista, no obstante, fue parada por naves de la República antes de llegar a saltar al hiperespacio, dando lugar a una batalla sobre el planeta. El soldado clon, que nunca había combatido en un caza estelar, ayudó en la batalla atacando a un crucero de la CSI, con el objetivo de ganar tiempo para que los Jedi Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi pudiesen abordar la nave de Grievous y rescatar a Palpatine. La batalla terminó con la muerte del Jefe de Estado separatista Dooku a manos de Skywalker y el rescate de Palpatine. A pesar del servicio que ofreció la 501, los Jedi fueron quienes se llevaron el mérito de la misión.[3]

Poco después, la legión 501 viajó a Felucia para terminar con el ejército de la CSI local, ya que la legión 182, que había sido asignada al planeta, no regresó de Felucia. Para ese momento, la 501 ya era reconocida como la mejor legión de la República. El soldado clon fue uno de los participantes en la contienda, bajo el mando de la maestra Jedi Aayla Secura. La batalla fue ganada en parte por los esfuerzos de Secura, pero los clones colaboraron también de forma efectiva con ella. Después de la batalla, la Jedi se reunió con los soldados para felicitarles por sus acciones en Felucia, afirmando que eran los hombres más valientes que había visto. El soldado clon posteriormente diría que, como los demás, no fue capaz de mirar a los ojos a Secura, por razones desconocidas.[3]

En Kashyyyk, el planeta natal de los wookiees, la 501 se encargó de destruir el bloqueo apostado por la CSI en la órbita del planeta, robando los planes de batalla separatistas en el planeta. Luchando al lado de los wookiees—que el soldado consideró unos guerreros formidables—el clon aseguró que participaban en una misión suicida, ya que el ejército de la CSI les superaban en número. Al principio de la batalla, la 501 se dedicó a defender puestos de mando y una refinería de combustible, pero con la llegada del maestro Jedi Yoda, la República pudo contener el asalto separatista.[3]

Finalmente, la CSI fue debilitada por las derrotas sufridas durante la guerra y la pérdida de su jefe de estado, por lo que Grievous asumió el control de la CSI y se refugió en Utapau. Los espías de la República consiguieron descubrir la localización de Grievous,[5] y la 501 recibió la misión de derrotar al ejército de la CSI en Utapau, en un intento de terminar la guerra. Mientras el general Kenobi se enfrentó al Comandante Supremo en un combate con sables de luz, los soldados clon fueron derrotando a los droides y destruyeron una columna energética ATX. La batalla terminó cuando el general Jedi mató a Grievous y los droides fueron vencidos. Finalmente, la guerra terminó con la victoria republicana en Utapau. A pesar de que el soldado clon tenía intenciones de celebrar el fin de la guerra, los clones recibieron la Orden 66, que consistía en ejecutar a sus comandantes Jedi, recientemente declarados enemigos de la República.[3][5]

Siguiendo dicho edicto, el soldado clon y el resto de la 501 fueron transportados a Coruscant para asaltar el templo Jedi de Coruscant en la operación: Caída del Caballero, terminando así con la Orden Jedi. Durante el viaje, así como en la batalla dentro del Templo, ninguno de los clones habló. Encabezada por el lord Sith Darth Vader, —la nueva identidad de Anakin Skywalker—a 501 se enfrentó a la Fuerza de Seguridad del Templo y a varios Jedi, además de saquear los Archivos Jedi y eliminar a tres importantes Maestros. El clon sostuvo la teoría de que, durante la batalla, algunos compañeros suyos dudaron en traicionar a los Jedi.[3]

Imperio Galáctico (19 ABY–3 DBY)

Protegiendo la paz

StormtrooperCorps anh1080p.jpg

Los soldados clon pasaron a ser conocidos como soldados de asalto.

«Nuestra presencia en la Galaxia hizo saber que los días de la Antigua República se habían terminado. Estábamos estableciendo una nueva era, una era de orden y paz.»
―El clon sobre la participación de la 501 en el Período Imperial[fuente]

Con la caída de la Orden Jedi y el fin de las Guerras Clon, Palpatine creó el primer Imperio Galáctico, y en reconocimiento por las acciones de la legión 501, asignó a Darth Vader como su comandante. Ahora formando parte del cuerpo de soldados de asalto, el clon, como todos los soldados del Imperio, empezó a usar un nuevo equipamiento. Consagrada con el apodo de "El Puño de Vader," la 501 recibió la misión[3] en 18 ABY[6] de destruir una insurrección en el planeta Naboo, donde la reina Apailana sospechosamente acogía a Jedi, delito de traición hacia el Imperio. El soldado de asalto y sus compañeros asaltaron el Palacio Real de Theed, conquistando los puestos de mando presentes y destruyendo las torretas defensivas. Con esto, la reina y sus Jedi intentaron contrarrestar a los imperiales, muriendo estos bajo fuego enemigo; la batalla finalizó cuando un soldado explorador mató a la reina de un disparo a la cabeza, poniendo fin también a dicho levantamiento.[3]

Posteriormente, el soldado y la 501 tuvieron que hacerse cargo de uno de los remanentes separatistas en Mustafar, originados por el pupilo geonosiano de Poggle el Menor, Gizor Dellso, quien tomó el control de la instalación minera de Klegger Corp y comenzó una producción en masa de droides. La 501 entró en combate espacial sobre Mustafar, donde Delso había organizado un bloqueo, y defendió el hangar de un destructor estelar clase Imperial I de los droides separatistas. Después, inhabilitaron los escudos de un destructor clase Providencia y, a petición de Darth Vader, robaron un caza estelar Belbullab-22. El Destructor Estelar fue destruido, rompiendo con éxito el bloqueo enemigo y dando comienzo a la batalla terrestre. El soldado estuvo entre los muchos que bajaron a la instalación minera de Mustafar y, tras tomar posesión de los puntos clave separatistas, destruyeron los planos de un prototipo nuevo de droide. Con las esperanzas de una nueva Confederación desvanecidas, el geonosiano fue ejecutado por los soldados, y la instalación bombardeada por los Imperiales.[3]

Años más tarde, en el 12 ABY,[7] el gobierno de Kamino se rebeló contra el Imperio usando un suministro de clones secreto,[3] conservados desde el 19 ABY por mandato del Primer Ministro Lama Su,[8] criado exclusivamente para tal fin. El emperador escogió a la 501 para tal tarea, por lo que el soldado se vio envuelto de nuevo en otra batalla. Los imperiales contrataron al cazarrecompensas Boba Fett,[3] un clon sin modificar de Jango Fett,[9] como comandante para aquella misión, dado el conocimiento de las instalaciones que tenía Fett. Gracias a los esfuerzos conjuntos del cazarrecompensas y la 501, el Imperio no tardó en acceder a las instalaciones de clonación kaminoanas y robar las muestras de ADN clon, de forma que los insurrectos no pudiesen crear otro ejército similar de nuevo. Además de esto, el clon fue testigo de cómo destruían las terminales de energía usadas para las máquinas de clonación, lo que también contribuiría a detener los clones ya gestados pero que no entraron en funcionamiento. Con todo esto, los líderes del levantamiento intentaron escapar a bordo de unas cañoneras LAAT, algo que la 501 impidió al derribar sus transportes, finalizando la batalla. Fett no se demoró en marcharse, tras explicar que tenía un asunto importante en Tatooine, lo que dejó a la 501 sola en su celebración de la victoria. Los hechos en Kamino incitaron al Emperador a cancelar la producción de soldados clon que se llevaba hasta entonces, con lo que el Imperio empezó a recurrir a diversas plantillas de clonación distintas, a pesar de que la legión 501 permaneciese pura. El soldado clon, como muchos de sus otros hermanos, no terminó de acostumbrarse a la presencia de otra clase de clones en el ejército imperial. Con el tiempo, la legión 501 fue trasladada a la Estación de Combate Orbital EM-1, conocida como la "Estrella de la Muerte", que tanto el clon como sus compañeros encontraron un destino tedioso, ya que solo ocurrían inspecciones y revisiones, carentes de la emoción de la batalla.[3]

Combatiendo la Rebelión

«En el pasado habíamos disfrutado sofocando un par de insurrecciones locales; mantenía entrenadas a las tropas y hacía que el Imperio fuera temido. Pero estos rebeldes eran distintos. Estaban organizados, cada vez eran más, y andaban por todas partes.»
―El soldado en una de las entradas del diario de la 501[fuente]

Poco antes de la batalla de Yavin, un grupo de prisioneros afines a la Alianza Rebelde, una facción que buscaba restaurar la República y deponer al Imperio, inició un motín carcelario en la Estrella de la Muerte. La 501 se dirigió al hangar 84G, donde arribó una nave de aterrizaje clase Centinela con más soldados de asalto abordo. El soldado clon, como muchos de sus hermanos, tuvo que encargarse de mantener a raya a los rebeldes, defendiendo el hangar de los ataques de estos rebeldes. La legión 501, poco después, fue al bloque de detención 2180 con el objetivo de detener el avance de los insurgentes, cosa que consiguieron al tomar el puesto de mando que allí se encontraba. Viendo que los planos de la Estrella de la Muerte habían sido robados, los soldados de asalto se concentraron en recuperarlos, una labor que el soldado clon presenció. Tras esto, las fuerzas del Imperio combatieron a los prisioneros en la sala de control del cañón principal, a fin de evitar que este se viese dañado. Viendo las pocas probabilidades de vencer, el grupo de rebeldes fue al hangar 85G, donde planeaban tomar una lanzadera clase Centinela que les permitiría escapar. El soldado y sus compañeros impidieron esto al destruirla antes de que despegase, para después asesinar al Jedi que lideraba el movimiento. No obstante, los rebeldes habían sido capaces de enviar otra copia de los planos antes de ser exterminados; esto enfureció a Lord Vader, quien, avergozando por el fracaso de su legión personal, decidió embarcar al contingente en una búsqueda por los planos que hizo viajar al clon, entre muchos otros soldados, por toda la Galaxia.[3]

El servicio de Inteligencia Imperial terminó hallando los planos en el sistema Polis Massa, hogar del planetoide homónimo, que albergaba una base rebelde.[3]

Entre bastidores

Temuera Morrison suministró la voz del soldado clon, quien es mencionado en los créditos como el "soldado clon retirado". Sin embargo, es posible que varios clones estaban suministrando entradas, ya que todos los clones tienen la misma voz.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar