Fandom

Star Wars Wiki

Slick (soldado clon)

23.944páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
Atticon.png

El título de este artículo es un apodo, indicativo, o alias.

Este artículo es acerca de un sujeto canónico que no tiene un nombre oficial, y es conocido solo por su apodo, indicativo, o alias.

Para otros usos, véase Slick (desambiguación).
«Son los Jedi los que tienen a mis hermanos esclavizados. Ejercemos su voluntad. Servimos a sus antojos. Yo simplemente quería un poco más…»
―El Sargento Slick enfrentándose a los Jedi[fuente]

"Slick" era el apodo de un sargento clon veterano del Gran Ejército de la República durante las Guerras Clónicas. Nombrado por su inventiva y discresión, comenzó a desarrollar un odio por sus oficiales Jedi al mando, creyendo que él y sus hermanos clones actuaban como las marionetas de los Jedi. En el 22 ABY, Slick traicionó a la República Galáctica y comenzó a pasarle información a la Acólita Oscura Asajj Ventress de la Confederación de Sistemas Independientes. Después de que la Confederación invadiera el planeta Christophsis, Slick acompañó a una facción de fuerzas de la República lideradas por los Generales Jedi Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker para liberar el planeta de la opresión Confederada.

En Christophsis, Slick dirigió a su pelotón en un reconocimiento de una locación estratégica para tender una emboscada contra los droides de batalla Confederados, y tras regresar a la base de la República, Slick le informó a Ventress y al general Confederado Whorm Loathsom del plan de sus superiores. La Confederación logró tender una emboscada contra las fuerzas de la República, y Kenobi y Skywalker fueron a buscar información en territorio de la Confederación mientras que el Comandante Clon CC-2224 y el Capitán Clon CC-7567—apodados "Cody" y "Rex", respectivamente—se quedaron a buscar al posible traidor de la República. En el posterior interrogatorio que los clones realizaron sobre los hombres de Slick, el sargento fue descubierto como el espía Confederado, y después de que el traidor dañara severamente el arsenal de la base de la República, Cody y Rex se enfrentaron a él en una pelea. Slick fue capturado, y cuando Skywalker y Kenobi regresaron, el clon traidor fue encarcelado.


Biografía

Clon traidor

Slick: «¡Todos ustedes siguen obedeciendo órdenes a ciegas! ¡¿PARA QUÉ?! ¡Por lo menos yo saqué algo de todo este sufrimiento!.»
CC-7567: «Sí, de seguro vendiste a todos tus hermanos por una gran monedita brillante, ¿eh?»
Slick: «Sí, ella me ofreció dinero. Pero también me ofreció algo más importante, algo que ustedes no entenderían: ¡LIBERTAD!»
— En un enfrentamiento con CC-7567 y CC-2224, Slick revela que vendió información de la República a Asajj Ventress [fuente]

El soldado clon apodado "Slick" por su ingeniosidad y discresión[5] sirvió en el Gran Ejército de la República durante las Guerras Clónicas. Al ser romovido al rango de sargento clon,[3] Slick recibió su propio pelotón de soldados.[4] No obstante, comenzó a desarrollar un odio especial por sus oficiales Jedi al mando; frustrado con la posición de los clones en el ejército de la República Galáctica como las "marionetas" de los Jedi, Slick traicionó a la República,[3] y en el 22 ABY,[6] empezó a transmitir información secreta de la República a la Acólita Oscura Asajj Ventress de la Confederación de Sistemas Independientes. A cambio, Slick recibió créditos, así como lo que consideraba personalmente que era la libertad.[3]

Emboscada en Christophsis

«Este es el sargento Slick reportándose con los generales Kenobi y Skywalker. Tenemos un candidato para un sitio de emboscada. Gus y Jester lo están investigando. Un centro con dos torres que tienen una vista total de una plaza mayor.»
―Slick informa de un sitio estratégico para tender una emboscada[fuente]
BARC speeders Christophsis.png

Slick lidera su pelotón en speeders BARC en labor de reconocimiento para ubicar un sitio de emboscada en Christophsis.

En el 22 ABY,[6] la Confederación invadió el planeta Christophsis. Slick acompañó un contingente de soldados clones bajo el mando del Alto General Jedi Obi-Wan Kenobi y el General Jedi Anakin Skywalker para liberar el planeta.[3] Después de que la República estableciera una base, Slick llevó a su pelotón en una labor de reconocimiento para ubicar un sitio estratégico desde el cual tender una emboscada a las fuerzas de droides Confederados. Cuando descubrió las torres Norte y Sur en la Ciudad Cristal que tenían una vista hacia una plaza mayor, Slick informó a Skywalker y a Kenobi sobre la posibilidad de considerar a las torres como sitios de emboscada.[7]

Mientras regresaban a la base de la República, Slick y sus hombres encontraron un escuadrón de droides de batalla B1 que intentaban despejar un bulevar mayor lleno de christophsianos. Cuando los droides de batalla descubrieron a un christophsiano lisiado y discutieron si mataban al hombre, los clones interfirieron y eliminaron a los droides. Al regresar a la base, Slick transmitió secretamente el plan de la República que consistía en atacar a Ventress y al general Confederado Whorm Loathsom.[7] El clon espía siguió enviando información a Ventress cada dos días desde una terminal en las barracas de su unidad.[3]

Las fuerzas de la República se apostaron en las dos torres y se prepararon para emboscar al batallón de droides que marchaba por la plaza debajo. Kenobi, el Comandante Clon CC-2224—apodado "Cody"—y Slick se basaron en la torre Sur, mientras que Skywalker y el Capitán Clon CC-7567—conocido como "Rex"—fueron posicionados en la torre Norte adyacente. La columna cercana de droides se dividió de repente y, actuando con información de Slick, un escuadrón de droides de batalla B1 emboscó a Kenobi y a sus hombres en la torre Sur. Las fuerzas de Kenobi se vieron abrumadas, y Skywalker llegó con sus tropas para ayudar al Maestro Jedi. Luchando su camino contra los droides, las fuerzas de la República lograron escapar del techo de la torre por medio de la cañonera LAAT/i del piloto clon Hawk.[3]

Antes de volver a sus barracas, Slick regresó su comunicador Hush-98[5] al centro de mando de la base pero dejó encendido el aparato para poder escuchar la conversación que tenían Cody, Rex y los Jedi sobre el fracaso de su plan. Slick se enteró de que los Jedi creían que había un traidor entre sus hombres; Skywalker y Kenobi planeaban investigar en secreto dentro de las líneas enemigas para buscar información, mientras que Rex y Cody acordaron quedarse para buscar al posible espía de la Confederación. Una vez que los Jedi se habían marchado, Cody notó el comunicador activado, y Rex distinguió a Slick en el corredor pero no reconoció la identidad del traidor. Slick huyó, y los dos oficiales clones lo persiguieron. Slick logró escapar dentro del comedor, escondiéndose entre los otros clones; sin embargo, esta táctica sólo le revelaba a Rex y a Cody que el espía Confederado era uno de los mismos clones. Cuando regresó a sus barracas, Slick informó a Ventress de la misión de los Jedi, y la Acólita Oscura planeó confrontarlos en la base de la Confederación.[3]

Se revela la lealtad

Chopper: «Todos se voltearon a la derecha, hacia las barracas y al comedor. Usted fue a la izquierda, hacia el centro de mando. ¿Adónde iba, señor?»
Slick: «Obviamente el chico se siente acorralado.»
CC-2224: «Sargento, ¿a qué se refirió con eso de "hasta que vuelvan los Jedi"? ¿Cómo sabe que los Jedi se han ido?»
Slick: «En verdad desearía que no lo hubiese notado, señor»
―Se revela la traición de Slick [fuente]

Cody y Rex regresaron al centro de mando de la base para continuar su búsqueda de información. Los dos clones usaron al droide astromecánico R2-D2 para rastrear una longitud de onda irregular en las comunicaciones externas—que Slick había causado por contactar a Ventress cada dos días—hasta la terminal en las barracas del sargento. Rex y Cody decidieron interrogar a los hombres de Slick, creyendo que uno de ellos era el agente doble. Cuando Cody y Rex llegaron a sus barracas, Slick insistió en tener una charla con ellos antes, diciendo que su moral se dañaría, pero los dos procedieron con las investigaciones sin dar oído a la petición. Cuando Chopper fue cuestionado, el soldado señaló que había ido al comedor después de haber regresado, pero sus soldados colegas Punch y Sketch afirmaron que no lo habían visto ahí sino hasta mucho después. Chopper reveló que había tomado dedos de droides de batalla del campo de combate—un acto prohibido que iba en contra de los protocolos de guerra—y los había unido en una especie de collar. Slick sacó ventaja de la penosa situación de Chopper y sugirió que él era el espía.[3]

Confronting Slick.jpg

Slick es confrontado por Cody, Rex, y su propio pelotón.

Sin embargo, mientras le indicaba a Chopper que tenía derecho a guardar silencio, Slick accidentalmente reveló que conocía la misión secreta de los Jedi, información que no había manera de que supiera. Cuando Cody se dio cuenta de esto, la fachada de Slick se destruyó, y el traidor de la República atacó a Cody y a Chopper antes de huir. Slick dedujo que Rex y Cody revisarían la plataforma de aterrizaje de cañoneras, creyendo que trataría de escapar,[3] y dejó su cinturón de utilidad allí junto a un detonador térmico.[2] Cuando los dos oficiales clones llegaron a la plataforma de cañoneras, Slick activó los explosivos, destruyendo las naves y caminantes AT-TE en la plataforma de aterrizaje, así como el arsenal de la base. Entonces Slick entró en el centro de mando y se escondió en los conductos superiores; Cody y Rex lo siguieron dentro del lugar e iniciaron una conversación falsa como carnada para hacer que Slick saliera de los conductos. Cody sacó las municiones de su bláster y dejó el arma sobre una mesa, mientras que Rex aparentaba irse para revisar la salida sur. Slick robó el bláster de Cody y se puso detrás del comandante, pero descubrió que el arma estaba vacía. Rex volvió a entrar en el lugar, y Slick se vio rodeado.[3]

Al intercambiar palabras burlonas con Rex y Cody, Slick atacó súbitamente a Rex, robó el bláster del capitán y lanzó al clon contra el piso. Cody logró desarmar a Slick pero perdió su propio bláster en el proceso. Mientras Slick se dirigía a la puerta de salida, Cody lo sujetó por las piernas y lo llevó hasta el suelo antes de enfrentarse a Slick en un combate cerrado.[3] Rex acabó con la recién–igualada[8] lucha de ambos al separar a Slick de Cody, pero el sargento logró noquear a su adversario contra el piso.[3] Usando la maniobra de "corchete de ingle" para dislocar la pierna de Rex,[5] Slick señaló que aunque Ventress le había ofrecido dinero por su información, también le había ofrecido libertad. No obstante, Cody golpeó a Slick en la cabeza y dejó inconsciente al traidor clon distraído.[3]

Cuando Slick recobró la consciencia, fue llevado en esposas hacia los Jedi, que habían regresado de un duelo con Ventress. Slick acusó verbalmente a los Jedi, señalando que los clones actuaban como sus esclavos. Slick también proclamó que amaba a sus hermanos, pero Cody intervino y le dijo que si él amara a sus hermanos no los hubiese puesto en riesgo. El traidor fue encarcelado mientras los Jedi diseñaban un plan para continuar la pelea contra la Confederación con los recursos que les quedaban.[3]

Personalidad y rasgos

Slick: «Son los Jedi los que tienen a mis hermanos esclavizados. Ejercemos su voluntad. Servimos a sus antojos. Yo simplemente quería un poco más.»
CC-7567: «Y todo lo que tenías que hacer para conseguirlo era ponernos al resto de nosotros en riesgo.»
Slick: «Yo…¡Yo amo a mis hermanos! Sólo que ustedes están muy ciegos para verlo. ¡Pero yo estaba dando un golpe por todos los clones!»
CC-2224: «Si amaras a tus hermanos, no los habrías puesto en riesgo.»
— Slick se defiende contra Rex y Cody[src]
Slick fights Cody.jpg

Slick lucha contra Cody.

El cabello de Slick era el negro genérico de los soldados clones; se lo rasuró a un ajuste a medio camino por los lados de la cabeza en un estilo de pelo rapado, y también se tiñó las cejas de un rojo oscuro.[3]

Como sugería su apodo, Slick era ingenioso y discreto,[5] como sacó ventaja de la penosa posición de Chopper durante los interrogatorios. También era hábil para ocultar sus verdaderas intenciones a los Jedi y sud clones colegas, aunque su traición contra la República fue eventualmente revelada. Slick sabía que después de que se descubriera su traición, Rex y Cody deducirían que él iba a tratar de escapar y buscar la plataforma de aterrizaje de las cañoneras. Sacó provecho de esto, plantando explosivos para retrasar a los clones y saboteando el suministro de armas de la República. Slick no escapó cuando Rex y Cody creían que lo había hecho; en lugar de eso, intentó huir al percatarse de que lo habían engañado los dos oficiales para que saliera de los conductos del centro de mando.[3]

Slick expresó el amor por sus clones hermanos, pero poseía un odio considerable hacia los Jedi. Él creía que los soldados clones no eran más que carne de cañón para los Jedi, y debido a esto, creía que luchar por la República carecía de términos de honor. Sin embargo, aunque Slick actuaba por sus hermanos clones, los comprometía en los grandes pasos que daba para sí, inconsciente del peligro en que metía a sus soldados clones colegas. Se volvió una amenaza para sus hermanos al venderle información a Ventress así como al sabotear los suministros de la República; ambas acciones disminuyeron las posibilidades que tenía la República de derrotar a la Confederación e incrementó la probabilidad de un aumento en las bajas.[3] A pesar de esto, Slick creía que estaba haciendo lo correcto para todos los clones y que valía la pena el sacrificio.[9]

Aunque Slick preparó un plan que casi tuvo éxito para ganarle a Cody y a Rex, los dos clones lograron engañar a Slick al sacarlo de los conductos. Slick era muy hábil en el combate sin armas, como evidenció en su riña con los dos oficiales,[3] y ya que tanto él y Cody eran soldados veteranos, estaban prácticamente igualados en las habilidades de pelea.[8] La crueldad del sargento se demostró a través de sus acciones violentas, puesto que no vaciló al dislocar la pierna de Rex.[3]

Entre bastidores

Traitor revealed.jpg

El sargento Slick capturado.

«Esta es una de las cosas que considero más problemáticas en las Guerras Clónicas: ¿cómo los Caballeros Jedi pueden usar a estas personas en las fuerzas armadas, conociendo que ellos están hechos básicamente para el combate? Y esto no queda bien en Slick; él no ve lo evidente que es ser un soldado honorable, como Rex. Me explico, Rex es el buen soldado; Rex y Cody, ambos son muy leales, muy honorables. Ellos tienen todas las cualidades que creo que tiene un héroe real, y aun así Slick los ve más como, ya sabes, carne de cañón.»
―Director de la serie Dave Filoni discute sobre el personaje de Slick[fuente]

El personaje de Slick fue introducido en "The Hidden Enemy", el decimosexto episodio de la primera temporada de la serie de televisión Star Wars: The Clone Wars,[2] y Shadowed, un número de la serie semanal de comics homónima, que servía como un prólogo para el episodio.[10] Slick fue interpretado en la versión original del episodio por el actor Dee Bradley Baker, en el doblaje latinoamericano por Miguel Ángel Guigliazza,[11] y en el doblaje español por Jordi Ribes.[11] que dieron la voz para todos los clones a lo largo de la serie.[2] En el caso de Guigliazza, el actor interpretó a todos los clones desde el doblaje de la película Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones y mantiene su continuidad.[11] Posteriormente, el sargento recibió entradas en los libros de 2009 Star Wars: The Clone Wars: Visual Guide Ultimate Battles y Star Wars: The Clone Wars: The Official Episode Guide: Season 1, both ambos escritos por Jason Fry.

Slick era famoso por ser el primer clon traidor en la serie—algo considerado contradictorio para los clones, ya que todos habían sido clonados para servir a la República y por tanto tenían creencias idénticas.[12] El director del episodio , Steward Lee, y el guionista, Drew Greenberg, notaron la detracción como "una siniestra señal de próximo material", porque si un clon puede llegar a separarse de sus hermanos, se desconoce cuántos más pueden hacer lo mismo.[9]

Originalmente, Slick iba a tener cabello rojo, pero en la versión final del episodio se usó el pelo negro estándar de los clones. Esto ayudó a que se pareciera a los demás clones y que no se distinguiera mucho de ellos.[2]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar