Fandom

Star Wars Wiki

Sedriss QL

23.958páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva República.
Queicon.png

Existen dos fuentes canónicas en conflicto en este artículo: Imperio Oscuro II y la Dramatización en audio Star Wars: Imperio Oscuro.

Aún está a la espera una línea temporal coherente revisada por Lucasfilm Ltd..

Este artículo es sobre Sedriss el humano. Quizá estés buscando Sedriss el twi'lek.
«Si eres listo te unirás al Emperador, Skywalker. ¡Puede hacerte tan poderoso como me ha hecho a mí!»
―Sedriss[fuente]

Sedriss QL, nacido como Qaga Lok, fue un Adepto del Lado Oscuro y Ejecutor Militar del Imperio Galáctico en 10 DBY. Como un joven sensible a la Fuerza, Qaga Lok encontró trabajo como mercenario, y en algún momento mató varios oficiales Imperiales. Lok fue arrestado y sentenciado a muerte por el crimen, pero fue liberado por miembros de la Inquisición Imperial, quienes lo llevaron ante el mismísimo Emperador Galáctico Palpatine. Palpatine logró convencer a Lok de serle leal, y entonces el Emperador comenzó a entrenar al mercenario en los caminos de la Fuerza. Para honrar a su nuevo Maestro, Lok tomó la vieja palabra Sith "Sedriss", y la convirtió en su nuevo nombre, quedándose sólo con las iniciales de su antiguo nombre.

Cuando Palpatine murió durante la Batalla de Endor en 4 DBY, los remanentes del Imperio Galáctico se volvieron uno contra otro. Sedriss, sin embargo, junto a otros adeptos del Lado Oscuro, se retiró al planeta de Byss en el Núcleo Central, para esperar el regreso de Palpatine que encarnaría en un nuevo cuerpo clon. En efecto, el Emperador renació, y para compensar la lealtad de Sedriss, hizo a su aprendiz Ejecutor de la Milicia Imperial, líder de la Élite del Lado Oscuro, y supervisor de la Operación Mano Sombría, una serie de ataques a mundos estratégicos no aliados con el Imperio. Palpatine murió de nuevo en la Batalla de la Base Pinnacle en 10 DBY, pero en su ausencia, Sedriss permanecía seguro de que volvería a regresar. El Ejecutor eliminó varios adeptos del lado oscuro que intentaba obtener poder en la ausencia de Palpatine, y eventualmente, la fe de Sedriss fue recompensada cuando el Emperador renació en otro cuerpo clonado. Palpatine estaba sumamente complacido con la lealtad del Ejecutor, y le colocó como tarea a Sedriss la captura del Caballero Jedi Luke Skywalker. Al intentar capturar a Skywalker en Ossus, Sedriss fue asesinado por el Maestro Jedi Ood Bnar, quien el Ejecutor se las arregló para matar como acto final.

Biografía

Reclutamiento

«¿Te gustaría asesinarme?»
―Palpatine[fuente]

Qaga Lok, nacido poco después del 20 ABY, fue un descendiente del Caballero Jedi y Lord Sith Ulic Qel-Droma, el cual luchó durante la Gran Guerra Sith miles de años antes.[4][1] Se convirtió en mercenario durante la época del Imperio Galáctico y desarrolló un talento para el uso de la Fuerza.[3] En algún momento trabajó para la Inteligencia Imperial como asesino a sueldo.[5] Muchos intentos para reclutarlo fueron hechos por organizaciones poderosas como el Imperio Galáctico, que no obtuvieron resultados exitosos. Poco después, Lok mató a un grupo de oficiales Imperiales, pero fue capturado y sentenciado a muerte por su crimen. Antes de que la sentencia fuese ejecutada, miembros de la Inquisición Imperial lo tomaron bajo custodia y llevaron al joven ante el mismísimo Emperador Palpatine. El Emperador retó a Lok a un duelo—si el mercenario ganaba, sería libre de matar a Palpatine. Si perdía, debería darle total lealtad al Emperador, o sufrir una dolorosa y horrible muerte.[3]

Elite1.jpg

Sedriss, Palpatine, y otros miembros de la Élite del Lado Oscuro.

Lok accedió al duelo—e instantáneamente se estrelló conra el suelo por los poderes de la Fuerza del Emperador. Aceptando su derrota, el mercenario concedió el honor de cumplir con su acuerdo. A pesar de esto, Palpatine continuó sus ataques, aplastando varias veces a Sedriss y destruyendo las costillas del hombre. Lok continuó insistiendo en servir al Emperador, pero Palpatine sólo accedió cuando el joven suplicaba por su vida. Cuando recuperó sus energías, Lok fue ante el Emperador, y aceptó el poder que éste tenía sobre la Fuerza. Subsecuentemente, Lok llegó a ser entrenado extensa y duramente por Palpatine, ansiando obtener el mismo poder que su Maestro tenía.[3] Para honrar a su nuevo Maestro, Lok tomó un nuevo nombre: "Sedriss QL." Quedándose únicamente con las iniciales de su nombre original, y extrayendo la palabra "Sedriss" del lenguaje Sith.[4] En el curso de su entrenamiento por los caminos del lado oscuro de la Fuerza, a Sedriss nunca se le dijo que su destino final sería servir en las líneas del Imperio, y el Emperador nunca discutió tal tema.[3] En adición a las otras habilidades que adquirió durante su instrucción, Sedriss también fue entrenado para usar una espada de luz.[2]

Posteriormente, en 4 DBY, Palpatine murió durante la Batalla de Endor, Sedriss, como otros adeptos del lado oscuro, se retiraron al mundo Imperial del Núcleo Central, Byss. Sedriss supervisó personalmente la defensa militar del planeta, mientras que el remanente del Imperio, en busca de un nuevo líder, se volcó en guerra. A pesar de todos estos acontecimientos, Sedriss supo que los laboratorios de clones en su su ciudadela en Byss debían ser mantenidos seguros, si Palpatine regresaría. En 9 DBY, el Emperador renació finalmente en el cuerpo de un clon, y como recompensa a Sedriss por su lealtad, ascendió a su aprendiz al rango de Ejecutor,[3] lo que significaba que estaba en comando de toda la Milicia Imperial.[2]

El Emperador también encargó a su nuevo Ejecutor con la tarea de asegurarse de que ninguna agencia Imperial leal tomase control del Imperio si volvía a fallecer. Finalmente, encomendó a Sedriss con la protección de sus laboratorios de clones. Otra encomienda se le fue dada al Ejecutor antes de la segunda muerte Palpatine, la supervización de la Operación Mano Sombría, una serie de ataques contra mundos estratégicos no aliados con el Imperio, con las armas y tecnología más recientes, de manera que se pudiera asegurar más territorio.[3] Durante este periodo, Sedriss también fue colocado a cargo de la Élite del Lado Oscuro—un grupo selecto de siete guerreros entrenados en el lado oscuro de la Fuerza por el mismo Palpatine.[2] La Élite estaba bajo el completo control de Palpatine, aunque Sedriss poseía mayor autoridad que el resto de sus miembros.[1]


Balmorra

«Beltane—nuestras tropas aterrizarán de una vez para aceptar su rendición.»
―Sedriss QL[fuente]

Cuando Palpatine volvió a morir en la Batalla de la Base Pinnacle en 10 DBY, Sedriss, al mando de la Élite del Lado Oscuro, dio inicio a la Operación Mano Sombría, una serie de ataques lanzados contra mundos del Núcleo Profundo. El Ejecutor también permaneció leal ante la muerte del Emperador, y se mantuvo creyente en que Palpatine regresaría.[2] En el Castillo Bast en Vjun, un establecimiento del antiguo Señor Oscuro de los Sith Darth Vader, Sedriss preparó a la Élite del Lado Oscuro para el renacimiento de Palpatine.[1] Allí, Sedriss tenía una gran estatua de Vader.[2] Mientras que los preparativos estaban en camino, uno de la Élite del Lado Oscuro, Kam Solusar, se unió a la enemiga Nueva República, tras un encuentro que tuvo con el Jedi Luke Skywalker. A pesar de la pérdida, Sedriss permaneció andante. Para liderar a sus fuerzas terrestres en la Operación Mano Sombría, el Ejecutor despachó al General Maximilian Veers, un hombre a quien odiaba, pero que poseía mente estratégica esencial. A pesar de la victoria de Veers en la lucha, Sedriss lo degradó a capitán por las bajas.[1]

Uno de los ataques durante la Operación Mano Sombría llamó la especial atención de Sedriss—la disciplina de Balmorra, un mundo localizado en los confines del Núcleo Profundo. Balmorra era donde todos los caminantes AT-ST del Imperio habían sido construidos, y con la reciente noticia de la muerte de Palpatine en la Base Pinnacle, el Gobernador Beltane, líder del planeta, empezó a darle armas a la Nueva República. Con los compañeros miembros del Lado Oscuro Vill Goir y Krdys Mordi a su lado, Sedriss viajó a Balmorra a bordo del Destructor Estelar Vengador. Al llegar, Goir le ordenó a la nave y a su flota acompañante detener el fuego, y desplegar tropas para iniciar un asalto terrestre.[2]

Beltane Sedriss.jpg

Sedriss contacta a Beltane.

En la pantalla de observación del Vengador, Sedriss realizó contacto directo con Beltane, quien demandó saber por qué el Ejecutor había enviado una flota militar hacia Balmorra. Sedriss, sin embargo, vio tras la máscara inocente de Beltane, y le dio al gobernador la oportunidad de rendir sus operaciones y ser ejecutado. Si Beltane no cooperaba, Sedriss proclamó que atacaría Balmorra. El gobernador se molestó, asegurando que seguía beneficiando al Imperio con sus armamentos más avanzados. Mordi le recordó a Sedriss que Balmorra estaba produciendo una línea de nuevos droides de batalla—los SD-10. El Ejecutor se había percatado de eso, sin embargo, sostuvo que el poder del lado oscuro le permitiría a los Imperiales derrotar cualquier resistencia que Beltan interpusiese. Mientras el Ejecutor desplegaba sus milicias, le informó a Beltane que aceptaría la rendición del gobernador. Beltane se rehusó, y aceptó la oportunidad de repeler de su planeta al Imperio con sus nuevas máquinas de guerra.[2]

Sedriss mandó sus fuerzas bajó el mando del Capitán Veers, moviéndolas entre los bosques alrededor de la capital de Balmorra, Bin Prime, esperando acabar con las fuerzas del gobernador. Mientras el Ejecutor predecía, Beltane envió sus droides de batalla SD-10. Las fuerzas de asalto de Sedriss eran masacradas, y sus anticuados droides de batalla SD-9 fueron destruidos por nuevos modelos. Satisfecho con la táctica de Beltane de soltar sus mejores máquinas, Sedriss le dijo a Mordi que diera la orden a las tropas Imperiales para que se retiraran. El Vengador cargaba un nuevo complemento de caza estelar, el Droide Sombra, diseñado por uno de los ingenieros de Palpatine, Umak Leth. Sedriss envió los cazas a la superficie de Balmorra, donde hicieron pedazos a los SD-10. A pesar de todo, el gobernador aún no había sido derrotado, y terminó desplegando al campo un nuevo tipo de droide de guerra, desconocido por las fuerzas del Imperio: el Víbora X-1.[2] Los X-1 superaban a los Droides Sombra de Sedriss, y el Capitán Veers falleció en el combate contra éstos.[6]

Sedriss se sorprendió por la verasidad de los eventos, y exijió que se reestableciera el contacto con Beltane. A pesar de que el Ejecutor pudo haber destruido con su flota a Balmorra en sí, prefirió admitir que Beltane había ganado la batalla en la superficie del planeta, y quiso intercambiarle al gobernador los X-1. Beltane sólo exijió como condición la libertad de Balmorra, y proclamó que si el Imperio Galáctico deseaba tanto sus armas simplemente organizase un contrato y las comprara, demostrando que el gobierno aprobaba el tratado. Sedriss estaba fúrico, y le dijo al gobernador que el Emperador no compraba armas de planetas libres, pero Beltane se mofó, recordándole al Ejecutor que Palpatine estaba muerto. Coincidiendo en el punto, Sedriss acordó con Beltane enviar representantes al planeta para negociar los términos. Goir y Mordi ansiaban arrasar con el planeta, pero Sedriss se rehusó, ya que necesitaba los armamentos de Beltane tan pronto posible. Aunque les explicó que alguna vez tenía a los droides de guerra y a sus diseñadores, deseaba destruir a Balmorra.[2]

El Regreso del Emperador

«¡Maestro mío!»
―Sedriss QL[fuente]
Elite2.jpg

Sedriss y la Élite del Lado Oscuro llegan a la Ciudadela del Emperador.

Mientras tanto, de vuelta a la Ciudadela del Emperador en Byss, rumores de los adeptos del lado oscuro acerca de que Palpatine no volverá a renacer comienzan a esparcirse. Los mismos adeptos que han esparcido los rumores sugiriendo la ejecución de Sedriss por su fracaso en la subyugación de Balmorra. Sedriss, junto con otros cinco miembros de la Élite del Lado Oscuro regresaron a Byss en su I-7 Howlrunner. Al aterrizar en la Ciudadela del Emperador, Sedriss entró a los laboratorios de clonación del Emperador, para encontrar a la mayoría de los clones de Palpatine destruidos. Presente estaban los traidores—los adeptos Nefta y Sa-Di. Nefta inmediatamente confrontó a Sedriss señalándole su fracaso en Balmorra, y ambos adeptos intentaron justificar la destrucción de los clones. Sin embargo, el Ejecutor no los escuchó, y rápidamente se enfrentó a Nefta en un duelo. Sin tardarse mucho, asesinó al adepto y casi al mismo tiempo cortó en dos a Sa-Di.[2]

Justo en ese momento, una larga figura entró por el portón principal al laboratorio—el Emperador Palpatine regresó nuevamente en un cuerpo clon joven. Al ver a su Maestro renacido, Sedriss le hizo una reverencia, y le señaló al Emperador que había eliminado hasta el último de los acólitos infieles. Palpatine quedó satisfecho, pero no perdió su tiempo—le ordenó a Sedriss traer a la embarazada Jedi Leia Organa Solo, antes de que diese a luz a su tercer niño,[2] debido a que deseaba tener posesión del niño si su nuevo cuerpo clon le fallaba.[7] También le ordenó a Sedriss que organizara toda la milicia Imperial contra el Caballero Jedi Luke Skywalker, el hermano de Organa Solo, quien había persistido en ser uno de los peores enemigos de Palpatine por varios años. El Emperador le dijo al Ejecutor que él mismo se enfrentaría a las fuerzas armadas de la Nueva República.[2]

Sedriss decidió enviar a los miembros de la Élite del Lado Oscuro Zasm Katth y Baddon Fass s capturar a Organa Solo, pero ambos murieron al intentar hacerlo, y el Destructor Estelar Invencible fue destruido. Palpatine estaba menos que complacido, y sugirió que el Ejecutor Sedriss fuese ejecutado por su fracaso. Sedriss logró borrar rápidamente la evidencia del fallo de Katth y Fass, proclamando que tenía a Skywalker y a su acompañante Jedi, el antiguo adepto del lado oscuro Kam Solusar. Palpatine supo que ésto era mentira, pero Sedriss le dijo al Emperador que uno de sus droides de reconocimiento había rastreado a Skywalker y a Solusar al mundo de Ossus,[2] el cual había servido como hogar para los Jedi miles de años antes.[8] Palpatine dedujo que Skywalker estaba allí para investigar el pasado de los Jedi, en un intento de recrear toda su fuerza. Percatándose de que no se le podía permitir a Skywalker hacer tal cosa, Palpatine insistió en que se detuviera al Jedi, pero Sedriss ya estaba preparado—el droide de reconocimiento estaba autorizado para matar a Skywalker y a Solusar tan pronto estos llegaran a Ossus. Palpatine, sin embargo, se opuso vehemente a tal acción, y le ordenó al Ejecutor viajar a Ossus y capturar personalmente a Skywalker. El Emperador le prometió al Ejecutor un gran poder si tenía éxito, pero sólo "locura extrema más allá de la muerte" si fracasaba.[2]

Muerte en Ossus

«Te maldigo, Jedi—¡No me importa si tienes un millón de años—!»
―Sedriss[fuente]

Sedriss le ordenó al droide de reconocimiento que se detuviera, pero el mensaje se perdió en la estática hiperespacial. El droide se enfrentó a Skywalker y a Solusar, pero estos lograron destruirlo sin siquiera lastimarse a sí mismos. Mientras tanto, el Ejecutor se abrió paso hacia Ossus a bordo del Cazador Imperial Scourge One. Skywalker y Solusar fueron localizados cerca de unas antiguas ruinas Jedi, acompañados por los ysanna, miembros de una antigua tribu primitiva natal de Ossus. Varios escuadrones de Soldados Oscuros se desplegaron para enfrentarse a los ysanna, con lo que Sedriss esperaba, se despejaría el camino para enfrentarse con Skywalker y Solusar. Junto a Goir, quien lo acompañaba, miraron cómo los Jedi se dirigían a destruir a los Soldados Oscuros. En apenas veinte minutos, las tropas Imperiales fueron todas asesinadas.[2]

Sedriss observó cómo Skywalker quedó debilitado por la batalla, y se movilizó junto a Goir para atacar al Jedi. Ambos usaron el ahorcamiento con la Fuerza a sus adversarios, y mientras Solusar caía como efecto del ataque, Skywalker cortarles los brazos con los que luchaban Skywalker y Solusar, debido a que si debían ser llevados con vida, debían ser desarmados. Goir fue cortado en dos por Solusar, y Sedruss fye víctima del empuje con la Fuerza de Luke, y terminó herido.[2]

Oods Sacrifice.jpg

Sedriss y Bnar mueren.

Desarmado, y con su espalda contra un árbol, Sedriss tomó a una de las nativas ysanna, Jem, como rehén. Amenazó con destruirla con el poder del lado oscuro, pero la nativa intentó usar la Fuerza en su contra. Deduciendo que Skywalker esperaba tomar a la adepta a la Fuerza ysanna y entrenarla como Jedi, el Ejecutor proclamó que se la llevaría a Byss y se le tornaría al lado oscuro. También proclamó que se llevaría a Solusar consigo otra vez, pero el redimido miembro de la Élite del Lado Oscuro se rehusó. Justo en ese momento, el árbol—que era en realidad el Maestro Jedi neti Ood Bnar,[2] que había permanecido en forma de hibernación desde la Gran Guerra Sith[9]—despertó, y utilizó sus ramas para tomar y sostener a Sedriss. Sedriss sintió que ahora se enfrentaba a su últuma batalla. Utilizando todo su poder, convocó energía de la atmósfera cargada del planeta, y la usó para contrarrestar a Bnar. El Ejecutor todavía sostenía a Jem, pero Skywalker logró liberarla justo cuando Bnar llamó a la energía del planeta para que lo atravesase y muriera junto a Sedriss. Posteriormente a la muerte de Sedriss QL en Ossus, el Emperador tomó a Xecr Nist como el nuevo Ejecutor.[2]

Personalidad y rasgos

«Una de las más vitales estrategias del arte militar es usar los recursos del enemigo para derrotarlo.»
―Sedriss QL[fuente]
Sedriss NEGTC.jpg

Sedriss.

Durante su juventud, Qaga Lok fue encontrado por las autoridades del Imperio como un individuo insolente, irrespetuoso y sobre todo violento. Al conocerlo, el Emperador Palpatine dedujo que no podía respetar a nadie que fácilmente pudiese matar. Cuando Lok fue derrotado por Palpatine, le demostró su lealtad total al Emperador.[3] Respetaba a su Maestro lo suficiente como para cambiar su nombre a "Sedriss QL", en honor a Palpatine.[4] Sedriss le servía por completo, y de ser necesario se inclinaría para demostrar el respeto al Emperador. Palpatine no estaba siempre satisfecho con las maniobras de Sedriss como Ejecutor, pero éste fue capaz de salvarse dando resultados exitosos al Emperador. Incluso sin la presencia de su Maestro, Sedriss sentía en sí una gran lealtad hacia Palpatine, colocándose a sí mismo la tarea de vengarse de los responsables de sus múltiples muertes. Sedriss también hablaba rigurosamente de las habilidades de Palpatine para controlar el poder a otros individuos.[2]

Sedriss era lo suficientemente pragmático para no dar la destrucción total a un mundo tan valioso como lo era Balmorra—a pesar de que odiaba al gobernador Beltane, se percató de que no sería ético bombardear el planeta, debido a que muchas fábricas e instalaciones valiosas quedarían en el olvido como resultado. Aunque Sedriss estaba fúrico ante la victoria de Beltane en su encuentro inicial, el Ejecutor veía a individuos como el gobernador como seres insignificantes, comparados con adversarios tales como Luke Skywalker. Sedriss lideraba como creía que debía de hacerlo un comandante militar, y estaba dispuesto a sacrificar las vidas de sus hombres si eso daba como resultado la conquista de un planeta tan valioso como Balmorra y la captura de sus instalaciones intactas. Cuando se enfrentaba a una eventualidad, no sabía cómo prepararse, aunque Sedriss no lanzó represalias, y más bien, prefirió negociar con el gobernador Beltane.[2]

El Ejecutor confiaba seriamente en que el poder del lado oscuro de la Fuerza le ayudaría en la batalla, y que sería una de las armas estratégicas vitales del combate que junto a sus compañeros de la Élite del Lado Oscuro encontraban. También acreditaba al lado oscuro con sus habilidades de combate superior cuando se batía en duelo con el adepto del lado oscuro Nefta. En una batalla, Sedriss no andaría con vacilaciones al atacar a un oponente, incluso si no estaba preparado para defenderse. Cuando fue derrotado por Skywalker, Sedriss llegó a un nivel tal de tomar como rehén a un individuo inocente sólo para salvarse.[2]

Poderes y habilidades

Sedriss QL JATM.jpg

Sedriss en acción.

«¿Qué ocurre, Nefta—acaso tu magia no es de uso contra un guerrero del lado oscuro?»
―Sedriss[fuente]

Después de Darth Vader, el Ejecutor Sedriss estaba considerado como uno de los más fuertes estudiantes del Emperador Palpatine.[10] A pesar de esto, Palpatine veía a Sedriss con una única y moderada habilidad de usar la Fuerza, y por lo tanto, no decidió entrenarlo como aprendiz Sith.[11] Sedriss tenía talento en el uso de la espada láser, y se evidenció cuando derrotó fácilmente a Nefta, y mató a Sa-Di casi al mismo tiempo. También fue capaz de utilizar el ahorcamiento con la Fuerza, pero sus poderes fueron fácilmente bloqueados por el Jedi más poderoso, Luke Skywalker. El Jedi superaba a Sedriss en combate, utilizando el empuje con la Fuerza hacia el Ejecutor exitosamente. En su último momento, Sedriss concentró su mente en las profundidades del lado oscuro de la Fuerza, y fue capaz de convocar la energía de la atmósfera cargada para destruir a Ood Bnar.[2]

Entre bastidores

SedrissQagaLok-GermanFF.jpg

El nombre original de Sedriss es revelado en la edición alemana de The Official Star Wars Fact File.

El personaje de Sedriss QL hizo su primera aparición en el cómic Imperio Oscuro II, escrito por Tom Veitch e ilustrado por Cam Kennedy. Poco después, sería interpretado por Jim Ward en la dramatización en audio de Imperio Oscuro II. A pesar de varias mencionas en numerosos libros de referencia de Star Wars, el personaje no ha aparecido todavía en ningún trabajo narrativo. A Sedriss se le fue dado el primer nombre "Qaga Lok", en la versión alemana del tomo 85 de The Official Star Wars Fact File. Este detalle no se dio en la versión en inglés del tomo 85. Poco después, el nombre fue usado en el Jedi Academy Training Manual.

Incosistencias con la Dramatización en Audio

La dramatización en audio de Imperio Oscuro difiere del cómic original Imperio Oscuro II en varios aspectos aparte de los numerosos diálogos cambiados, como en la historia de Sedriss. Durante la Batalla de Balmorra, Beltane le ordena a sus defensas planetarias que disparen a la flota de Sedriss, razón con la cual el Ejecutor lanza un ataque terrestre. Posteriormente, cuando Palpatine renace, Sedriss sólo se encuentra y lucha contra Sa-Di, y no ve que los clones del Emperador hayan sido destruidos en primer lugar. Otro cambio menor ocurre durante la batalla en Ossus, donde Sedriss es vencido por Skywalker en un duelo con sables de luz, en lugar de ser empujado contra Ood Bnar mediante la Fuerza. Estas presentaciones de los eventos pudieran ser canónicas, pero para beneficio del presente artículo, se presentan los acontecimientos como son narrados en el cómic.

Apariciones

Fuentes


Notas y referencias

Enlaces externos


Comandantes Supremos del Imperio Galáctico
Darth Vader · Thrawn · Luke Skywalker
Sedriss QL · Xecr Nist · Redd Wessel · Immodet
Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar