FANDOM


Premium-Eras-canon
Queicon

El título de este artículo sólo es una conjetura.

Aunque este artículo esté basado en información canon, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.

Antes del alzamiento de la República Galáctica, los antiguos Lores Sith construyeron un santuario en Coruscant. La Orden Jedi después construyó el Templo Jedi sobre el santuario, esperando neutralizar sus energías oscuras. Sin embargo, el poder restante del lado oscuro de la Fuerza inherente en el santuario se había filtrado sobre los milenios consecuentes, debilitando las habilidades precognitivas de la Orden.

Historia

Jedi Temple spires ROTS

El Templo Jedi fue construido encima del santuario Sith.

Los Sith construyeron un santuario en el planeta Coruscant alrededor de cinco mil años antes del alzamiento del Imperio Galáctico[1] en la parte superior de una vergencia del lado luminoso, con la esperanza de dañarlo con el lado oscuro de la Fuerza, que finalmente tuvo éxito.[2] Tras la derrota de la Orden Sith a manos de sus enemigos jurados, la Orden Jedi, el Templo Jedi se alzó sobre los cimientos del santuario en un intento simbólico de enterrar el legado que los Sith habían dejado atrás en la capital galáctica. Los Jedi también esperaba que la colocación de su Templo sobre el santuario, y la presencia de tantos adeptos del lado luminoso dentro de él, serviría para neutralizar y limitar el poder oscuro inherente al santuario,[1] y eventualmente devolverle la vergencia al lado de la luz. El santuario en sí era algo así como una rareza, ya que se sabía que tales lugares existían solo en planetas que históricamente se habían considerado mundos Sith.[1]

Durante los milenios intermedios, las energías oscuras del santuario se filtraron hacia arriba y hacia afuera, debilitando a la Orden Jedi. Sin embargo, incluso el más poderoso de los Maestros Jedi permaneció completamente inconsciente de este hecho, y creía que el poder del santuario había sido contenido con éxito. Alrededor de mil años antes de la destrucción de la Orden Jedi a manos de Darth Sidious y Darth Vader, la existencia del santuario se hizo conocida por los Lores Sith de la refundida Orden de Darth Bane y siguió siendo un secreto muy bien guardado.[1]

Tras la destrucción de la Orden Jedi y la reforma de la República Galáctica en el Imperio Galáctico, Darth Sidious —conocido públicamente como el emperador Palpatine— hizo que el Templo Jedi se convirtiera en el Palacio Imperial. Fue en ese tiempo que Sidious tomó la decisión de excavar el santuario, cuyo proceso fue llevado a cabo enteramente por máquinas bajo la supervisión del droide personal de Sidious, 11-4D. La existencia del santuario era tan secreta como lo había sido alguna vez; solo el propio Sidious era conocido por cierto con conocimiento de ello. Incluso Darth Vader, el aprendiz Sith de Sidious y el segundo al mando, desconocía la existencia del santuario a partir del 14 ABY. Sidious usó el santuario como su santuario privado y pasó gran parte de su tiempo allí meditando sobre la naturaleza del lado oscuro. Eventualmente, planeó enlistar la ayuda de Vader dentro del santuario para explorar el lado oscuro de sus secretos más poderosos, con la esperanza de obtener la capacidad reformular la realidad de acuerdo con sus propios ideales.[1]

Entre bastidores

«Los Jedi trataron de contener el poder de este santuario, pero había una flitración. No era solo Sidious; es el poder de la historia, es el residuo de lo que quedó del lado oscuro ahí.»
―James Luceno[fuente]
Coruscant Sith temple concept art

Concepto artístico del Templo Sith para Star Wars: The Clone Wars.

El santuario Sith fue presentado en la novela del 2014, Tarkin, escrita por James Luceno. La idea de construir el Templo Jedi sobre templos antiguos habría sido explorada en un arco argumental en la serie de televisión Star Wars: The Clone Wars, pero el show fue cancelado antes de que tales episodios pudieran ser producidos o lanzados. En el arco, la ex padawan Jedi Ahsoka Tano, habría regresado al Templo Jedi y, junto con varios otros Jedi, había tomado máquinas de perforación bajo el Templo Jedi y había descubierto un templo Sith debajo de él.[3] El director de la serie Dave Filoni y el creador George Lucas, decidieron que el Templo Jedi había sido construido sobre las ruinas de los antiguos adoradores de la Fuerza, posiblemente incluyendo a los Sith.[4] El concepto del Templo Jedi que se está construyendo sobre un manantial de energía del lado oscuro se introdujo previamente en la continuidad de Star Wars Legends.[5]

Al presentar el concepto a través de Tarkin, Luceno comparó el santuario y la construcción del Templo Jedi con lo que Hernán Cortés, el conquistador español, destruyó la ciudad azteca de Tenochtitlán. Después de la destrucción, los templos aztecas fueron arrasados ​​y se construyeron iglesias en su lugar, con leyendas que persisten de que las iglesias no habían eliminado del todo el poder de los templos. En Tarkin, Luceno introdujo un concepto similar donde postuló que los Jedi no podían detener el poder del santuario.[6]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.