Fandom

Star Wars Wiki

Sabé

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
Falso amigo.jpg

Veo que te estás convirtiendo en el más grande de todos los Jedi.

Este artículo sólo requiere expansión y eliminar enlaces en rojo para ser Destacado.

Mira las mejoras a realizar en discusión del artículo. Una vez acabadas las mejoras puede quitarse este aviso.


«Ella es mi señuelo, mi protección... mi leal guardaespaldas.»
Padmé Amidala al Jefe Nass.[fuente]

Sabé (pronunciado Sah-bey) era la doncella más importante de Padmé Amidala durante el reinado de ésta como Monarca de Naboo. Siendo originaria de Naboo, Sabé fue escogida muy cuidadosamente por el Capitán de las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo, Panaka, poco después de la coronación de Amidala debido a su fuerte parecido a la nueva Reina.

Junto con las otras doncellas, Sabé fue entrenada para servir tanto como sirviente como guardaespaldas, y al ser la más importante del séquito, fue elegida para ser la primera en orden en tomar el papel de Reina en momentos de crisis, como su doble. Junto con Padmé, Sabé perfeccionaba su actuación como Reina, aprendiendo a imitar a la Monarca a la perfección.

Sabé fue requerida para tomar el rol de la Reina durante la invasión de Naboo en 32 ABY. Cuando la Federación de Comercio capturó la ciudad capital de Theed, la doncella se puso uno de los trajes de la Reina, el que se usaba para momentos de tragedia o de funerales, y Padmé tomó el rol de Sabé como doncella, usando disimulados gestos y señales para comunicarse la una con la otra.

Antes de ser llevados en custodia por la Federación, Sabé y "su" séquito fueron liberados por los Caballeros Jedi Qui-Gon Jinn y el Padawan de éste, Obi-Wan Kenobi. En un intento por huir de Naboo para llegar al Senado e informarle a éste sobre la situación del planeta para que se tomaran cartas en el asunto, el grupo se dirigió al Hangar Real y escapó en la nave de la Reina. Luego de una "ligera" desviación para conseguir las partes que repararían la nave en Tatooine, Padmé y Sabé llegaron a su destino, Coruscant, escoltadas por los Jedi.

Una vez en la capital, Amidala intentó razonar con el Senado con la esperanza de recibir ayuda para expulsar a la Federación de su planeta natal, aunque todo fue en vano. Al saber que no recibirían la ayuda esperada pronto, o quizás nunca, Padmé decidió enfrentar el problema a su manera. Decidió regresar a casa con sus doncellas, sus guardias y los Jedi, y Sabé nuevamente tomó el papel de la Reina.

Luego de su arribo a Naboo, y todavía en el papel de Reina, Sabé intentó persuadir a los Gungans para que éstos ayudaran a los Naboo a pelear contra la Federación. Pero los intentos de Sabé fracasaron, y Padmé se vio forzada a revelar su verdadera identidad como símbolo de confianza de una cultura a otra. Dicha revelación impresionó tanto al líder Gungan, el Jefe Nass, que gustoso decidió ayudar a los Naboo. Sabé entonces participó en la batalla por Theed y ayudó oportunamente a derrotar la Federación y a liberar su planeta.

Biografía

Los primeros años de su vocación

Padmé y Sabé.jpg

Sabé (a la derecha) y Padmé persiguen a un droide renegado durante el arduo entrenamiento de las doncellas.

Sabé fue una doncella al servicio de Padmé Amidala, Reina de Naboo.[1] El jefe de seguridad de Amidala, el Capitán Panaka, escogió cuidadosamente a Sabé y a las otras cuatro doncellas poco después de la coronación de la Reina y las obligó a entrenarse en gimnasia, combate mano-a-mano y en el manejo de armas pequeñas. A pesar de su habilidad para servir como guardaespaldas, las cinco doncellas también le servían a la Reina Amidala a un nivel más íntimo, ocupándose de sus vestidos y de sus peinados, los cuales debían ser sumamente elaborados.[2]

Pensando a futuro, Panaka ideó un plan para garantizar la seguridad de la Reina en momentos de crisis: Sabé, quien compartía un asombroso parecido con Amidala, tomaría el papel de la Reina a la vez que la misma Amidala actuaría como doncella.[3] El par desarrolló un conjunto de señales corporales y sonoras que usarían, mientras cambiaban papeles, para transmitir mensajes sin despertar sospechas.[1] Amidala le enseñaría lecciones de lenguaje de la realeza para mejorar la imitación de Sabé, pero ésta siempre tenía miedo de que podría revelar la treta inintencionalmente. [4] Aunque Sabé siempre sería la primera opción para suplir a la Reina, las otras doncellas también podrían tomar el papel si así era necesario. [2] Debido a su rol como la doble de la Reina, Sabé era considerada la más importante de los guardaespaldas de Amidala. Durante su vocación como doncella, Sabé se hizo una íntima amiga de Amidala. [4]

Las doncellas constantemente entrenarían en un complejo secreto establecido por Panaka, localizado justo a las afueras de Theed. Allí, todas practicaban para mejorar su puntería, todo bajo la supervisión del capitán. El área de entrenamiento incluía una carrera de obstáculos que las doncellas tenían que terminar, a la vez que las hostigaba constantemente un droide de entrenamiento flotante.

Un día, al entrenamiento se les unió una recién llegada llamada Padmé. Yané e Eirtaé completaron la carrera exitosamente ese día, pero Rabé se topó con dificultades que casi le cuestan la vida. Luego de recibir un disparo en su brazo por el fuego no letal del droide, Rabé le respondió el fuego, pero incluso un disparo directo al droide no lo derribó. Padmé y Sabé también abrieron fuego al dispositivo de entrenamiento, sin consecuencias. El dúo rápidamente se dio cuenta de que algo andaba mal con el droide, y éste persiguió a Rabé y la dirigió a una cascada, mientras Yané fue a alertar al complejo de control de droides.[2]

Mientras Rabé esperaba en el peligroso punto de apoyo cerca de la cascada, Sabé, actuando rápidamente, disparó un cable a una rama cercana y Padmé se balanceó por el cable, azotando y derribando al droide de una vez por todas; entonces, salvó a la herida Rabé de su peligrosa posición. Cuando todas estuvieron a salvo, Padmé les reveló que ella en realidad era la Reina Amidala, ya que las doncellas sólo la conocían por su apellido, y al hacer eso les aseguró que su lealtad a ella se devolvía en confianza y amabilidad.[2]

La ocupación de Naboo (32 ABY)

«Yo no cooperaré.»
―Sabé, en su papel como la Reina Amidala, después de que el Virrey de la Federación de Comercio le pidiera firmar un tratado que legalizaría su invasión.[fuente]
Somos valientes.jpg

Sabé, como la Reina Amidala, y Padmé, como su doncella, escuchan la oferta de Jinn de ir a Coruscant.

En 32 ABY, las fuerzas de la Federación de Comercio invadieron Naboo como parte de su protesta en contra del cobro de impuestos a los usuarios de las rutas comerciales. Sabiendo que la Reina estaría en peligro, el Capitán Panaka inició su plan para garantizar la seguridad de la Reina Amidala. Sabé, como ya lo había practicado varias veces, tomó la apariencia de la Reina, mientras que Padmé se hizo pasar por una de sus doncellas usando el atuendo de una de ellas y usando su nombre de nacimiento, Padmé Naberrie.[5]

Sabé fue capaz de engañar al Virrey de la Federación, el neimoidiano Nute Gunray, aunque no tuvo que mantener la farsa durante mucho tiempo. Dos Caballeros Jedi, Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi, rescataron a "la Reina Amidala" y su séquito de las fuerzas de la Federación. Jinn, preocupado porque la Federación podría eliminar a la Reina, insitió en que ella debía viajar a Coruscant para que informara su caso al Senado. Sabé sabía que Padmé no dejaría a su pueblo atrás y, actuando lo mejor que pudo, se mostró, en un principio, renuente a la propuesta de Jinn; sin embargo, cuando Padmé, que seguía disfrazada de doncella, le dio a entender de manera indirecta que estaba de acuerdo con la propuesta de viajar al Senado, y sin levantar sospechas entre los Jedi, Sabé tuvo que acceder a la petición de Jinn. Mientras dejaban Naboo en la nave sin armas de Amidala, recibieron fuego intenso del bloqueo de la Federación que orbitaba el planeta. Finalmente, y gracias a la ayuda de un droide astromecánico llamado R2-D2, fueron capaces de dejar el sistema pero el hiperpropulsor de la nave fue dañado de manera crítica. Kenobi fue capaz de encontrar un planeta cercano, Tatooine, donde podrían aterrizar para encontrar las partes que requerían. Usando a Sabé como su representante, Padmé accedió al plan de aterrizar a un lugar donde no levantarían sospechas. El droide que había salvado la vida a todos fue elogiado por Sabé, quien le "ordenó" a Padmé que lo limpiara como símbolo de gratitud. [5]

Luego de aterrizar en el planeta desértico, la misma Amidala salió con Jinn, el Gungan que los acompañaba, Jar Jar Binks, y R2-D2 y se dirigieron a Mos Espa, una ciudad cercana. Mientras ellos estuvieron ausentes, Sabé recibió un holomensaje del Gobernador Sio Bibble, quien le imploraba que lo contactara a Naboo. Kenobi le advirtió a la "Reina" que no respondiera, que era una trampa, y una preocupada Sabé le hizo caso. [5] Cabe destacar que en ningún momento Sabé podría actuar sin la autorización de Amidala, pero ella misma sentía que la situación en la que estaba era altamente estresante.[2] Después de varios días, Amidala y Jinn consiguieron las partes necesitadas para reparar la nave y el grupo se dirigió a Coruscant.[5]

Luego de llegar a la capital, Sabé intercambió papeles con Padmé nuevamente, permitiendo a la verdadera Reina que se encargara de lidiar con la crítica situación política que ocurría en el planeta de ambas.[5] Con esto, Sabé pudo tomar un decanso de su muy estresante rol, aunque el gusto le duró muy poco.[2] Amidala no logró convencer al Senado de que le ayudaran a expulsar a la Federación, y decidió regresar a Naboo y hacer lo necesario a su manera.[5]

La Batalla de Naboo

«¡Virrey! Su ocupación aquí ha terminado.»
―Sabé, disfrazada de la Reina, al Virrey Gunray para distraerlo y darle tiempo a la verdadera Reina de capturarlo.[fuente]
Sabé en el hangar.jpg

Sabé en la batalla por Theed.

En su viaje de regreso a Naboo, Padmé y Sabé intercambiaron papeles nuevamente, ya que Padmé había ideado el plan de que, al regresar a Naboo, le pedirían a los Gungans usar su ejército para expulsar a la Federación de Comercio de su planeta. Al llegar a Naboo, Sabé, actuando como la Reina Amidala, se presentó ante el Jefe Nass y le imploró que se uniera a su causa. Al ver que eso no estaba funcionando, la verdadera Amidala le reveló su identidad al Jefe Gungan como un símbolo de confianza de una cultura a la otra. Aunque en un principio se asombró, Nass aceptó gustoso brindar su ayuda a los Naboo para expulsar a los invasores.[5]

Sabé continuó actuando como la Reina en la batalla por Theed, incluso cuando la verdadera Amidala era la que dirigía el asalto para retomar el Palacio. Mientras hacían su camino hacia el Salón de Trono en el Palacio Real de Theed, el grupo se dividió cuando, para llegar más rápido a su destino, a Panaka se le ocurrió la idea de usar pistolas de ascención que los elevarían, por las paredes exteriores del edificio, hasta el nivel en el que estaba el Trono y, por lo mismo, el Virrey.

Personalidad y características

«Nunca supe que un Jedi podría ser tan grosero.»
―Sabé.[fuente]

Detrás de escenas

Sabé promo.jpg

Sabé disfrazada como la Reina Amidala en disfraz de batalla.

Sabé fue interpretada por Keira Knightley en La Amenaza Fantasma de George Lucas.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar