Fandom

Star Wars Wiki

Roan Fel

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.


«Yo soy el Imperio.»
―Roan Fel[fuente]


Roan Fel o Fel III, es el tercer Emperador de la Dinastía Fel y el nieto de Jagged Fel[1], quien estuvo al frente del Consejo de Moffs al final de la Segunda Guerra Civil Galáctica y después subió al trono como el primer Emperador de la dinastía.

Biografía

Vida temprana

«¡Soy, por derecho de nacimiento y elección, vuestro auténtico Emperador!»
―Roan Fel[fuente]


Roan Fel mantuvo la misma política que su abuelo, creyendo firmemente en la Victoria Sin Guerra que Jag abanderó. Aunque Roan creía que la única manera de mantener el orden era gobernar con mano firme, nunca fue un tirano, en parte, porque era un Caballero Imperial totalmente entrenado [2] y compartía los ideales de justicia de los Caballeros Imperiales tan parecidos a los de los Jedi. Sabiendo que los Moffs que formaban el Consejo podían aliarse contra él, Fel los mantuvo enfrentados unos contra otros durante años, de manera que no fuesen una amenaza para su posición de poder.

Antes de la Guerra Imperial-Sith, mantuvo los términos de no agresión con la Alianza Galáctica establecidos en el Tratado de Anaxes y recibió a varios Jedi en su corte.

Guerra Imperial-Sith

«Fueron los Sith, aliados en secreto con los miembros del Consejo de Moffs quienes usurparon la autoridad de mi padre y ordenaron la masacre de Ossus.»
―La princesa Marasiah Fel al Alto Consejo Jedi en el Templo Escondido[fuente]


Cuando el Proyecto Ossus, que pretendía utilizar tecnología yuuzhan vong para mejorar las condiciones en los mundos que había sido destruidos durante la Guerra Yuuzhan Vong y que estaba siendo liderado por el Maestro Jedi Kol Skywalker, comenzó a estar fuera de control, provocando mutaciones y causando la muerte a miles de seres en todos los planetas en los que se estaba llevando a cabo, Roan se reunió con Kol y le aseguró que mantendría la posición del Imperio mientras Kol averiguaba quién estaba saboteando el proyecto. Sin embargo, los Moffs, siguiendo los traicioneros consejos de la Moff Nyna Calixte, que tenía un acuerdo secreto con los Sith, llegaron a un acuerdo entre ellos y forzaron a Roan a plantear un ultimátum a la Alianza Galáctica: el Proyecto Ossus debía ser abandonado. Cuando la Alianza se negó, Fel no tuvo más remedio que declarar la guerra.

Fel nunca estuvo de acuerdo con esa guerra y no permitió que los Caballeros Imperiales se implicasen en la lucha. Un año después del comienzo de la guerra, de nuevo el Consejo de Moffs le obligó a aceptar algo que iba contra su voluntad: la alianza con los Sith liderados por Darth Krayt. [3].

Temiendo un posible acuerdo entre el Imperio, los chiss y el Consorcio de Hapes, la Alianza Galáctica decidió atacar a Fel con todas las naves disponibles, incluyendo la flota que defendía Coruscant [4], en la supuesta reunión que pronto tendría lugar. Por supuesto, todo era una trampa y la Alianza Galáctica fue derrotada en la Batalla de Caamas en el año 130 DBY.

Fel comprendió, aunque tarde, que Nyna Calixte era la mente que lo había ideado todo, desde la alianza con los Sith hasta forzarle a declarar la guerra a la Alianza Galáctica. Y todo, con un único objetivo: colocar a su amante, el Moff Morlish Veed, en el trono imperial y convertirse ella misma en la mente que gobernaba el Imperio.

Tras la victoria del Imperio, Roan ordenó explícitamente que se permitiese a los Jedi abandonar el Templo Jedi en Coruscant y retirarse a la Academia Jedi en Ossus. Pero los Sith, comandando tropas imperiales, masacraron a los Jedi tanto en Coruscant como en Ossus. Los pocos supervivientes que consiguieron escapar, culparon a Roan Fel y su Imperio.

Al tomar la capital, Roan se trasladó a Coruscant y se dispuso a enfrentarse al Consejo de Moffs por lo ocurrido con los Jedi. Pero, al descubrir que Darth Krayt no pensaba colocar en el trono a su amante, Nyna Calixte advirtió a Roan de que los auténticos planes de Krayt eran matarle. Fel comprendió que ella le estaba ayudando a escapar con vida de entre las garras de los Sith por una única razón. Mientras que él representase un peligro para Krayt, ella sería necesaria para los Sith y estos no la matarían. Así pues, mientras su doble, su primo Mohrgan Fel y algunos Caballeros Imperiales sacrificaban sus vidas para conseguirle algo de tiempo, Roan consiguió escapar de Coruscant y comenzar la Insurgencia Fel. Y los Sith encargaron a Nyna Calixte que encontrara al depuesto Emperador.

La Insurgencia Fel

«Estoy aquí para tomar posesión de Bastion en el nombre del trono imperial. Mi trono.»
―Roan Fel al teniente Kefier[fuente]


Durante los siete años siguientes, Roan Fel pareció desaparecer de la galaxia. Había rumores entre los Moffs de que se ocultaba entre los chiss[5], pero jamás pudo ser demostrado.

En cambio, sí fue muy visible el daño que causaron sus pocas tropas leales en sus ataques por sorpresa y emboscadas a las tropas de Krayt. Decidido a no seguir escondiéndose, hizo que las tropas que todavía le eran fieles pero que combatían bajo la bandera del Imperio de Krayt comenzasen a congregarse en Bastion y envió en secreto a su única hija, la princesa Marasiah, a investigar cuantos comandantes todavía estaban dispuestos a secundar sus acciones y desertar del Imperio de los Sith. Cuando creyó que el momento era el adecuado, se presentó en Bastion para tomar el control del planeta, pero el teniente Kiefer intentó detenerle. Al no rendirse, Kiefer quiso matar a Fel, pero no pudo llevar a cabo su amenaza. El general Oron Jaeger, al mando de la Legión 501[6], mató a Kiefer y entregó el planeta a Roan.

Fel sabía que Krayt no atacaría Bastion por la simple razón de que eso requeriría demasiados recursos, recursos que Krayt necesitaba para mantener el control de la galaxia.

Al recibir la noticia de que la Misión Imperial de Socorro, donde se encontraba su hija, estaba en llamas, prohibió terminantemente a Antares Draco y Ganner Krieg fuesen en ayuda de su hija. Roan sabía que enviar ayuda significaría desvelar que Bastion estaba bajo su control y, por lo tanto, haría imposible que el resto de las tropas leales que estaban en camino. Pero Draco, enamorado de la princesa, desobedeció la orden y fue a buscarla a Vendaxa junto con Krieg.

Cuando Marasiah volvió a Bastion con Draco, Krieg, los Jedi Shado Vao y Wolf Sazen, y Cade Skywalker y su tripulación, Roan cedió a los deseos de su hija y ofreció a los Jedi una alianza para luchar contra los Sith. Pero los Jedi rechazaron la alianza. A instancias de la princesa, también dejó que Cade se marchase libremente, algo que le parecía demasiado arriesgado.

El retorno de la princesa a Bastion convirtió en un éxito la misión de rescate, convirtiendo en héroes a Antares Draco y Ganner Krieg, de modo que no pudo castigarles abiertamente por su desobediencia, especialmente porque nadie estuvo presente cuando le prohibió a Antares ir a rescatarla. Así que aprobó retroactivamente la misión de sus Caballeros para no minar su propia autoridad al revelar que dos de sus mejores hombres le desobedecieron. Sin embargo, decidió darles, desde ese momento en adelante, las misiones más peligrosas como castigo. Y le dejó bastante claro a Draco, que no consentiría que este se casara con su hija.

Como primera misión les envió a La Rueda, una estación espacial orbital, como guardaespaldas del capitán Mingo Bovark. Ya que ahora Krayt ahora sabía que Bastion estaba bajo el control de Fel, Roan se vio forzado a buscar nuevos aliados[7]. La misión de Bovark era reunirse con el general Gar Stazi de la Alianza Galáctica con el propósito de establecer una alianza entre los restos de la Alianza y sus tropas imperiales leales a Fel para derrotar a los Sith.

Las conversaciones fracasaron por una manipulación del agente Sith Jor Torlin y la antigua agente imperial Morrigan Corde. Tras este incidente, Roan Fel se vio de nuevo obligado a continuar la guerra en solitario.

Intento de Asesinato

«Soy un caballero. Soy totalmente capaz de encargarme de un Sith.»
―Roan Fel a Darth Kruhl[fuente]


Darth Maladi trazó un plan para matarle y, con el beneplácito de Krayt, envió a un Sith a Bastion.

Utilizando la fingida deserción del gobernador Vikar Dorn y su nave, el Destructor Estelar clase Pellaeon Intrépido, Darth Kruhl se infiltró en Bastion. Los Sith habían amenazado al gobernador con su muerte y la de su propio hijo.

En los Jardines Pellaeon del Palacio Imperial, mientras Fel está meditando, Kruhl le atacó por sorpresa. Eso inició un enfrentamiento mortal con los sables láser. Durante la lucha, el guantelete de cortosis de Fel anuló el sable láser de Kurhl durante unos minutos pero el Sith utilizó un rayo de la Fuerza que Fel contrarrestó con su hoja.

Los contrincantes siguieron luchando con todos los medios a su alcance. Finalmente, Roan disparó al Sith a quemarropa con una pistola bláster que llevaba oculta. Una vez muerto Kruhl y como represalia, Roan Fel hizo asesinar a toda la tripulación del Intrépido, incluido el hijo del gobernador Dorn. Sólo se perdonó la vida al gobernador, con el único objetivo de que llevase de vuelta a Coruscant el sable láser de Kruhl. Fel pretendía enviar un mensaje a Krayt. Cuando Maladi recibió el mensaje, mató a Dorn ella misma.

Nuevas Alianzas

«En nombre del auténtico emperador, Roan Fel, venimos a transmitir sus saludos a nuestros primos Jedi.»
―Princesa Marisiah Fel, a su llegada al Templo Escondido[fuente]


Fel envió a dos de sus Caballeros, el Maestro Treis Sinde y la Maestra Sigel Dare los Astilleros de Mon Calamari para que sabotearan el nuevo Destructor Estelar de Krayt, de manera que estallase cuando se conectase su sistema de armas. Desgraciadamente, el general Stazi tuvo la idea de robar el mismo Destructor Estelar.

Aunque la Alianza Galáctica tuvo éxito en su misión, algunos miembros del Escuadrón Pícaro quedaron atrapados en Mon Calamari. Los Caballeros Imperiales advirtieron a los Pícaros del sabotaje que habían llevado a cabo en la nave robada y les ayudaron a escapar de la superficie. Pero Sinde tuvo que enfrentarse a Darth Azard para conseguir un poco de tiempo para que los demás escaparan, quedando atrapado en el planeta. Su compañera, en cambio, logró llegar con los Pícaros hasta los restos de la flota de la Alianza Galáctica e iniciar conversaciones para establecer una alianza entre ambos bandos[8].

Por otra parte, al no estar seguro de lo que ocurriría con Cade Skywalker, envió a Draco, Krieg y su hija a encontrarle y convencerle de que volviera a Bastion.

Ante el viaje de Cade y Nat Skywalker hasta el Templo Escondido, la princesa alteró sus planes para ofrecer una nueva alianza al Consejo Jedi en el exilio. El Consejo finalmente decidió iniciar conversaciones con la princesa como representante del Imperio Fel. De este modo, Siah consiguió finalmente más aliados para la causa de su padre.

El Fin de Krayt

«Como Caballeros Imperiales, obedecemos al Emperador pero sólo mientras el Emperador sirva al lado luminoso de la Fuerza»
―Ganner Krieg[fuente]


Draco y Krieg acompañan a Skywalker en su misión para terminar con Krayt. Fel aprobó la misión pensando que si el usurpador moría, él podría volver a reclamar el trono. Entonces, Draco le habla de Celeste Morne y del singular talismán que llevaba.

Al imaginar el poder del Talismán Muur, Roan le pidió a Draco que le llevara a Celeste Morne o el talismán a Bastion para poder transformar en monstruos a los ejércitos enemigos y que le obedecieran sólo a él. Draco aceptó el encargo sin poner objeción porque lo vio como su única oportunidad de casarse con la princesa imperial.

La Caballero Imperial Azlyn Rae se enfrentó a Draco al entender que un talismán Sith era algo malvado que debía ser destruido y no utilizarlo como un arma contra los propios Sith. Cuando ella se marchó, Draco se planteó seriamente matarla si ella se oponía a los deseos del emperador, pero entonces Krieg le explica abiertamente la realidad. Si Fel cae en el lado oscuro, el deber de todo Caballero Imperial será hacerle volver al lado luminoso de la Fuerza… o eliminarle. Después de todo, su última obediencia es para con la Fuerza, no para con el Emperador[9].

Mientras tanto, Treis Sinde, que había establecido contacto con una célula de resistencia mon calamari, que le ayudó a construir un comunicador con el que informar finalmente a Fel. Roan le ordenó volver a Bastion para entrenar a más Caballeros Imperiales, ya que los mon calamari nunca han sido y nunca serán aliados del Imperio. Pero Sinde interpretó sus órdenes a su propio modo, tal y como hacía siempre, hasta que Roan no tiene más remedio que rendirse a la evidencia y dejar que el testarudo Maestro vuelva cuando quiera.

Entre bastidores

En febrero del 2009 finalmente se confirmó que Jag Fel era el abuelo de Roan, pero se siguió manteniendo en secreto la identidad de su abuela paterna. A pesar de que no había pruebas sólidas ni confirmación oficial, se siguió especulando con que su abuela probablemente fue Jaina Solo, de quién habría heredado su sensibilidad a la Fuerza. Esto no sólo convertiría a Roan Fel en un miembro de la familia Skywalker, sino también en el descendiente directo de Han Solo.

Apariciones

Fuentes


Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar