Fandom

Star Wars Wiki

Rescate de Bastila Shan

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

El Rescate de Bastila Shan era una imperativa y obligatoria misión que se les planteo a Revan y Carth Onasi debido al ataque contra la nave Endar Spire. Consciente de que había desaparecido Shan , Revan y su compañero Carth, procedieron a la Cantina de la Ciudad Alta para cualquier información.

Eventualmente, la pareja se pudo viajar a la Ciudad Baja, después de adquirir un disfraz de un Soldado sith, para pasar el ascensor de guardia. En la Ciudad Baja, se reunieron con Mission Vao, una joven Twi'lek. A través de este encuentro, Revan y Carth se dirigieron a la Base de los Bek ocultos y hablaron con su líder, Gadon Thek. Thek informó a la pareja que Bastila Shan había sido capturada por los Vulkars Negros, una pandilla rival y que era prisonera alli. Añadió que los Vulkars Negros habían previsto ofrecer a Shan como premio de la temporada inaugural de carrera de pod Tarisiana, al primer ganador de una carrera en la temporada.

Teniendo necesidad de encontrar un medio de rescatar a Bastila, Gadon Thek ofrecio la oportunidad a Revan de estar en la carrera inaugural de la temporada en caso de que recuperase el prototipo del acelerador que los Vulkars habían robado. Al aceptar el trato, Revan y Onasi tuvteron que proceder en la Ciudad Subterranea y entrar en la Base de los Vulkar a través de la puerta posterior. Thek sugirió que Mission Vao los ayudase debido a su avanzado conocimiento de las alcantarillas. Una vez en la Ciudad Subterranea, Revan y Carth se abrieron camino hacia las alcantarillas. Eventualmente, encontraron a Mission Vao, que corría hacia ellos, en busca de ayuda. Ella ofreció su ayuda si Zaalbar, que habían sido capturado por esclavistas Gamorreanos, podría ser rescatado. Revan estuvo de acuerdo y el trío procedió a las alcantarillas, buscando a Zaalbar.

Después de liberar a Zaalbar, Mission confirmó su palabra y ayudo a Revan a entrar en la base Vulkar. En el interior de la base, el equipo consideró que el prototipo de acelerador estaba en el garaje y un tiroteo se produjo al adquirirlo.

Exitoso, el equipo devolvió el motor a Gadon Thek y a Revan se le permitió competir en la temporada inaugural. Después de ganar la carrera, Brejik llama tontos a los jueces y afirmó que el premio no podía ser entregado al ganador. Bastila fue capaz de liberarse de su jaula y unida con Revan, derrotaron a Brejik y sus camaradas que habían iniciado una reyerta. Con Bastila libre, el equipo sólo necesita una forma de escapar de Taris y volver al Consejo Jedi de Dantooine.

Debido a su recién adquirida fama, Revan fue abordado por Canderous Ordo sobre un plan para huir de Taris. Si Revan podía robar los códigos del bloqueo de la base militar Sith, entonces Ordo proporcionaría una nave para abandonar el planeta. Revan estuvo de acuerdo, pero necesitaba asistencia en la violación del sistema de seguridad de la base. Canderous le dijo a Revan que adquiriese a T3-M4 de Janice Nall a petición de éste. El Droide astromecánico era capaz de romper la seguridad del edificio. Con T3-M4 ayudandolo, Revan y su equipo irrumpieron en la base y robaron los códigos despues de la puesta en marcha después de un duelo con el sensible a la Fuerza Gobernado Sith.. Con los códigos en la mano, Revan y el equipo procedieron a la base del señor de la delincuencia de Taris, Davik Kang para robarle su nave insignia.Despues del robo de la nave, Revan y su equipo huyeron del planeta donde las aguas superficiales y empuje colapsaban en el corazón de la Batalla de Taris.

Preludio

En un intento por ganar la delantera en la guerra contra la República, Darth Malak, Señor Oscuro del Sith y la cabeza del Imperio Sith, había puesto en marcha un ejercicio para capturar a la Jedi Bastila Shan. Malak temia el poder de la Meditación de Batalla que ella había utilizado para ayudar a la República con éxito a luchar contra los Sith. Finalmente, el Señor Oscuro del Sith hizo un seguimiento de la joven Jedi a bordo de la Endar Spire. El ataque se había lanzadó contra la nave sobre Taris, en un intento por capturar a la Jedi, pero Bastila logró escapar antes de ser capturada o asesinada. La vaina de escape que uso para salir se estrelló sobre la superficie del planeta Taris teniendo una profunda caída en la Ciudad Subterranea de Taris. Durante ese accidente, la Caballera Jedi Bastila Shan fue incapacitada y "perdido" su Espada de luz. Como resultado de ello, fue detenida por los Vulkars Negros, una de las pandillas de la Ciudad Baja. Cuando Carth Onasi y Revan se estrellaron sobre la superficie de la Ciudad Alta, Revan tuvo lesiones. Onasi, sin embargo, no fue mal herido y saco a Revan de la vaina antes de que un equipo de inspección Sith llegase a recuperarla. Mientras huían, Onasi tropezo con un abandonado complejo de apartamentos y lo garantizado como un refugio seguro.

Espionaje

Si bien Revan se mantuvo inconsciente, Carth inició la inspección de los alrededores y la recolección de cierta información. Aprendió que la mayoría de las vainas se habían estrellado en la Ciudad Subterranea. El pensaba que, puesto que habían sobrevivido una Jedi como Bastila podría haber sobrevivido también. Se le ocurrio entonces que era imperativo que se encontrasen a Bastila con el fin de seguir ayudando a la República con el esfuerzo de guerra. Revan, durante ese tiempo había experimentado visiones a través de la Fuerza sobre el Ataque dirigido por Bastila a bordo de la Nave insignia de Darth Revan. Carth señaló que, si bien Revan estaba durmiendo, había delirado un par de días.

Conviniendo en que su situación de ser separados de Bastila y abandonados en Taris exigia una acción inmediata, Revan y Carth dejaron su apartamento y empezaron a buscar a Bastila. Inmediatamente después de salir de su apartamento, en el salon principal del complejo, la pareja se encontró con un equipo Sith de inspección que se encontraba en una discusión con Ixgil y otro Duros que compartian los bienes. Revan y Carth presenciaron, junto con las observaciones del Ixgil, provocó una refriega garantizada. Durante la lucha, Ixgil fue muerto por fuego detonando explosivos. Revan y Carth procedieron a defender al otro propietario Duros, causando la muerte de el equipo de inspección. El leaser agradecio y dijo que ocultaran los cuerpos antes de que otros equipos Sith llegaseen.

Continuando con su búsqueda para obtener más información, Revan y Carth visitaron la cantina y otros lugares en la Ciudad Alta. Eventualmente, la pareja encontró un ascensor hasta la Ciudad Baja que era vigilado. El guardia del ascensor les informó de que sólo loa Sith estaban autorizados a utilizar el ascensor y tener acceso a los niveles más bajos. Conscientes de la necesidad de un disfraz, Revan y Carth continuaron su búsqueda a través de la Ciudad Alta.

En los Apartamentos del Norte de la Ciudad Alta, el par encuentra a un Sith interrogando a un Aqualish sobre el mercado negro de distribuidores. Un guardia Sith trató de parar a Revan y expulsar a Carth, pero la pareja se detuvo y trataron de defender al distribuidor desarmados. Los otros interrogadores Sith no estuvieron muy satisfechos con este desarrollo y la lucha se produjo de nuevo. Después de defender al Aqualish al derrotar a los investigadores Sith, fue que salió a la luz que el distribuidor adquiria armaduras Sith en nombre de los Beks Ocultos, una banda de la Ciudad de Baja, para que pudieran desplazarse sin ser detenidos. El Aqualish no pudo presentarse con cualquier persona como Revan, pero les animó a robar de los cuerpos de los inspectores fallecidos. A medida que el concesionario huyo de la escena para ir de incógnito, la pareja tomó la armadura fuera de uno de los órganos. Con una armadura Sith como un disfraz, a Revan y Carth se les concedió acceso a la Ciudad Baja a través del ascensor custodiado.

Alianza en la Ciudad Baja

El disfraz funciono como Revan y Carth habían planeado: El guardia del ascensor estaba convencido de que Revan era un Soldado Sith enviado a patrullar la Ciudad Baja. Después de tomar el ascensor hasta la Ciudad Baja, la pareja fue emboscada por miembros de la pandilla Vulkar Negros. Después de encargarse de los atacantes, se hicieron camino a la Cantina de Javyar. Una vez dentro, Revan y Carth encontraron al famoso cazarrecompensas Calo Nord. La cantina era un refugio para muchas personas de todos los modos de vida. Gelrood, un jugador de pazaak que había sido prohibido en la cantina de la Ciudad Alta esperaba a cualquiera dispuesto a ser su opositor; Zax, un Hutt que se encargaba de las recompensas que se colocaban siendo de los dos tipos contratos de cazeria personal y emitidos por el gobierno su negocio en la cantina como así. Otros, como Bib Surool que fueron atrapados en Taris durante la cuarentena continuandó sus operaciones en la cantina, mientras que otros eran patrones.

Entre los patrones regulares que Revan y Carth encontraron, se reunieron con Mission Vao, una Rutian Twi'lek y nativa de Taris, y su pareja, el Wookiee Zaalbar. La chica Twi'lek se consideraba a sí misma comoel "comite de bienvenida" Revan y Carth a la Ciudad Baja de Taris y procedió a responder a todas sus preguntas. Durante la conversación, Zaalbar empezó a comer su comida. A medida que la conversación llegaba a su fin, Vao decidió que ya era hora de salir de alli. Como Zaalbar no había terminado de comer, Vao sugirió que verian lo que los alimentos que podrían llegar a la base de los Bek Ocultos y partieron. Revan y Carth más tarde siguieron su ejemplo y se dirigieron a la base también.

En el interior de la base de los Bek, Revan y Carth se acercaron a Gadon Thek, el líder de la pandilla. Después de ser introducido bruscamente por la jumpy Twi'lek Zaerdra, guardaespaldas de Thek, Gadon estába dispuesto a lograr un acuerdo para ayudar a la pareja en su búsqueda de Bastila. Thek no obstante, reveló que Bastila había sido capturada por los Vulkars Negros y se la había colocado como el premio a la primera carrera de pod de la temporada anual por su líder Brejik. Con el fin de rescatar a Bastila, Thek supone que Revan tendría que ganar la carrera sola vez y reclamar su premio. Thek ofrecio a Revan la oportunidad de correr en la carrera en su nombre y patrocinado por los Beks Ocultos si podía recuperar un prototipo de acelerador que había sido robados por los miembros de las pandilla Vulkar. El acceso a la base Vulkar era restringido y la única forma era a través de las alcantarillas de la Ciudad Subterranea. Thek sugirió que Mission Vao conduciese a Revan a través de las alcantarillas, afirmando que ella sabía cada pulgada mejor que nadie. Mission y Zaalbar, sin embargo, sólo recientemente habían dejado el lugar para hacer una exploración más de la Ciudad Subterranea. Thek sugirió que Revan y Carth la buscasen y le pidiesen unirse con ellos. El acceso a la Ciudad Subterranea, sin embargo, se limitaba a todas las personas a no ser que tuviesen documentos de seguridad. A diferencia del guardia en la ciudad alta, un simple disfraz no era suficiente. En un intercambio, Thek dio a Revan los documentos de seguridad que habían sido robados de una patrulla a cambio de la armadura Sith que utilizó inicialmente. Con los documentos de seguridad en la mano, Revan y Carth procedierón al ascensor que conducia a la Ciudad Subterranea.

Rakghouls y gamorreanos

Al salir del ascensor a la Ciudad Subterranea, dos hombres desconocidos se acercaron Revan y Carth exigendo que pagaran un peaje de cinco créditos para usar el ascensor. Shaleena, sin embargo, llegó precipitandose al ascensor para la dispersión de esos nativos. Shaleena informó a la pareja que la exploración del lugar debia hacerse con Gendar su líder, fue junto con ellos proporcionandoles información general sobre la Ciudad Subterranea. Después de hablar con Shaleena, Revan y Carth procedierón a hablar con Gendar, líder de los marginados. Los marginados, de acuerdo con Gendar, son los descendientes de aquellos que fueron desterrados de la ciudad alta por los crímenes contra el pueblo. Rukil, es la más antiguo entre ellos. Fueron fácilmente afectados por los rakghouls y otros merodeadores, como miembros de pandillas de la ciudad de la Baja que vinieron a través de los restos de las escavaciones. Ellos se mantuvieron a salvo de los rakghouls por una gran puerta en el lado noreste del pueblo. Revan pidió entonces a Gendar si que le dijese si sabía sobre Mission Vao. El le contestó afirmativamente, pero sólo sabía que ella iba habitualmente a las alcantarillas para explorar. A continuación, señaló a la pareja en la dirección que estaban las entradas de los tubos de desagüe.

Antes de proceder a las alcantarillas, Revan fue detenido por Rukil, que preguntó si él era el elegido para conducir los marginados a la Tierra Prometida. Revan no sabia de que era Rukil y sus preguntas y el viejo Marginado procedió a explicarle la situación. Seguidamente pidió a Revan que fuera en busca de su aprendiz y su diario sobre las búsquedas en las alcantarillas. Revan fue obligado y procedió hacia la puerta principal del área infestada por los rakghoul de la Ciudad Subterranea.

Al salir del pueblo Marginado a través de la puerta principal, Revan y Carth fueron inmediatamente atacados por rakghouls. Tuvieron que defenderse de numerosos ataques a medida que se acercaban al alcantarillado. Si bien tuvieron algo de trabajo a través de región la cargada de rakghoul, Mission Vao apareció, corriendo hacia la pareja y grito en busca de ayuda. Zaalbar había sido capturado por Gamorreanos esclavistas, pero Mission había escapado. Revan y la joven Twi'lek llegaron a un acuerdo que Mission ayudaría al equipo a entrar en la base Vulkar y Revan ayudaría a rescatar Zaalbar. Con este acuerdo, el trío entró en las alcantarillas de la Ciudad Baja.

Recuperando los objetos robados

Como el equipo de Revan fue dirigido por Mission Vao en las profundidades de las alcantarillas, tropezaron continuamente con más rakghouls y Gamorreanos esclavistas. Eventualmente, fueron capaces de abrirse camino hacia la entrada de la base Vulkar. La entrada, sin embargo, estaba bloqueada por un rancor que había estado de guarida en las alcantarillas. Mission comentó que había sido capaz de pasar por ella antes al utilizar las técnicas de sigilo. Un brazo roto todavía sostenia un diario de informacion también se encontró cerca de la entrada al rencor de guarida. El registro declaró que un potente olor que causaba el rencor al comer lo que hizo aroma persistiese. La intención ha sido, según el registro, limpiar el olor inyectando un explosivo en el rencor que al comerlo seria asesinado por la explocion. Revan y su equipo, utilizando los insumos y asesoramiento del su informacion y sus alrededores, mientras el rencor dejaba la entrada libre a la banda. La protección inmediata en el interior del vestíbulo eran dos guardias Nikto. Revan derrotó a los guardias y entraron en la base.

En el interior de la base Vulkar, Revan y su equipo comenzarón a buscar el lugar del prototipo acelerador. El equipo intentó acceder al garaje, pero era vigilado por torretas. Necesitando encontrar los controles, el equipo procedió a continuar la búsqueda en la base. A lo largo de la base, sin embargo, hubo numerosos droides y patrulla otros pandilleros que atacaron a Revan al verlo. Revan y sus compañeros finalmente accedieron a la terminal principal de control y les discapacitaron las torretas. Con el camino claro, el equipo entró en el garaje todavía buscando el motor.

La búsqueda del prototipo de acelerador llegó a su punto culminante en el interior del garaje. El motor estaba siendo fuertemente custodiado por Kandon Ark y sus tres guardaespaldas. Kandon inicialmente probo a Revan y Mission Vao, instándolos a matar Gadon y sumarse a los Vulkars Negros. Como incentivo adicional, Ark le prometió a Revan que podría competir en la carrera inaugural de la temporada y 500 créditos. Revan se negó y se produjo una escaramuza. Revan y sus compañeros finalmente derrotaron a Ark y sus guardaespaldas, teniendo el prototipo de acelerador a la salida. Con el motor en la mano, regresaron a la base Bek y regresó el botín al líder de los Bek Ocultos.

Carrera de Pod

Gadon Thek mantuvo su palabra a Revan. Tras el regreso del prototipo de acelerador, Thek patrocino a Revan en la carrera. Dado que el motor es sólo un prototipo y no del todo estable, Thek había dicho a Revan que lo utilizarla una sola vez en su pod. Después de una noche de descanso, Revan fue llevado a la pista para registrarse. Después de reunirse con el encargado del registro y su mecánico, Revan comenzó a aprender a ejecutar los mandos del pod. Él obtuvó la habilidad rápidamente, sin embargo y tuvo éxito en la primera carrera. Su tiempo no fue el más rápido, teniendo que superar al anunciado del jinete Vulkar Redros y tuvo que competir de nuevo. Revan, sin embargo, se convertiría en el mejor al momento de la carrera final, derrotando a Redros y Anglu,un Twi'lek de los Bek.

El premio para el ganador de la carrera, era tomar a Bastila como su esclava personal. Brejik, sin embargo, protestó y se negó a darsela a Revan. De hecho, Brejik desconocia todavía que Shan era una Jedi. Al conseguir la liberación de una banda neural usada para la represión, shan trato de liberase ella misma de la jaula en la que se celebraba. Conscientes de que Shan era una Jedi, se produjo una pelea, con todos los miembros cercanos de los Vulkars Negros luchando contra Revan y la ahora alerta Jedi. Los pandilleros atacaron a la pareja con blasters, vibroblades y manos desnudas. Los dos lucharon a través de la arremetida, y derrotaron a todos aquellos que está en contra de ellos. Incluido en el peaje vecino de refugio Redros y sobre todo, Brejik.

El primer objetivo principal de la investigación encontrar a Bastila Shan y recuperarla de su prisoin aparentemente había sido cumplido. Shan, no obstante, fue rencorosa con Revan y se negó a reconocer que el había llegado a su rescate. Ella lo reto, diciendo que "en la medida de rescates este era un ejemplo bastante pobre." Cuando Revan menciona que Carth Onasi sigue vivo, sin embargo, Bastila inmediatamente trasladado su atención a la reunión con él dando la orden de abandonar el planeta. Los dos procedierón a los de apartamentos la Ciudad Alta, donde se reunieron con Carth y comenzarón a discutir la forma de escapar del bloqueo puesto por los Sith. Shan más tarde se disculpó por su primera reaccion.

Tramando la Fuga

Revan, Carth y Bastila ahora necesitaban un plan viable para escapar de Taris. Después de haber llegado a sólo al consenso para mantener la búsqueda, el equipo dejo el apartamento en busca de un camino fuera del planeta. Al salir del apartamento, Revan fue abordado por un Twi'lek quera el mensajero enviado por el mercenarios Mandaloriano Canderous Ordo. Ordo pidió a Revan que se reunieran con él en la Cantina de Javyar, porque la que haría una oferta a la que Revan "no podia negarse". Revan viajó a la cantina de la Ciudad Baja y se reunió con el mercenario. Impresionado con la victoria de Revan en la carrerea inaugural de la temporada y la consiguiente escaramuza, el pensamiento del Mandaloriano era que el soldado era un ajuste perfecto para su objetivo de huir de Taris. Ordo dijo que podia ofrecer una nave para abandonar el planeta si Revan podría proporcionar los códigos de bloqueo de la base militar Sith. De acuerdo con el experimentado mercenario, una vez que los códigos fueron traídos a él, Revan y su equipo serían capaces de usar la nave insignia de Davik, el Halcón de Ébano como un medio de escapar del planeta. Además explicando el plan de acción de clase mencionó que los Sith en su Base tenin un sistema especial de seguridad que requeriría un Droide astromecánico para desbloquearla y que quedase abierta. El Mandaloriano dijo a Revan que hablase con Janice Nall, una twi'lek constructora de droides en la Ciudad Alta. Diciendo que Canderous Ordo le envió, Revan debería ser capaz de obtener una pre-ordenado droide de Nall. Este droide había sido ordenado por Davik y estaba disponible para su recogida. Al ver que no tenia ninguna otra alternativa, Revan estuvo de acuerdo al régimen y partió la cantina.

Revan procedió a la tienda de droides de Janice Nall y hablo con ella acerca de la acción de clase Droide astromecánico mencionado. Diciendole a Nall que le enviarnó su droide de acción, está de acuerdo en venderle el droide a por el percio de dos mil créditos. Revan compró al T3-M4 de Nall y procedió a la base militar.

Asalto a la Base

El droide astromecánico recién adquirido T3-M4, utilizó sus habilidades en contra de los sistemas de seguridad y abrió la puerta principal a la base militar. Revan y su equipo procedieron al ascensor hasta la zona principal de recepción. Allí, fueron abruptamente impugnados por la recepcionista en el mostrador. Ella no quería luchar contra Revan y convino en no golpear la alarma de seguridad si podía escapar libremente. Revan permitio su continuación y profundizo en la base. A lo largo de la base, centinelas droides vigilaban los corredores y los soldados Sith llenaron las habitaciones. En uno de los cubiculos, Revan adquirio una Ficha de Acceso ID Sith. The most challenging obstacle, however, was in the elevator. El obstáculo más difícil, sin embargo, fue en el ascensor. Allí, un guardía droide con un formidable escudo estaba estacionado. Este droide había sido reparado recientemente y estába trabajando a plena capacidad. A principios de ese mismo día, el transformador del ascensor se resolvieron por un técnico, los problemas que causaban en el droide y su escudo que debia eliminarse.

Después de derrotar al droide, Revan utilizó la Ficha de Acceso que encoentro en una de las habitaciones para abrir el eje del ascensor. Saliendo del elevador, el equipo tropezó con la habitación del Gobernador Sith de Taris. La meditación gobernador fue interrumpida por la entrada de Revan, pero él se conmovió al ver que era Revan sensible a la fuerza. Pensando que esto sería su oportunidad de ganar su espada de luz de sus superiores, el gobernador adepto al lado oscuro atacó a Revan. A lo largo de la reyerta, el gobernador utilizó el lado oscuro de la Fuerza para obtener una ventaja sobre el intruso. Revan superó al gobernador, sin embargo. Después de haber derrotado al gobernador, Revan agarró la llave que desactivaba los códigos dentro de los cuartos del gobernador y huyeron de la base.

Encuentro con el Intercambio

Revan y su equipo huyeron de la base Sith y viajaron a la Cantina de Javyar para reunirse con Canderous Ordo por el plan acordado. Incluso antes de su llegada, la palabra de su exito ya se había esparcido diciendo que la base Sith había sido allanada y asaltada. Sabiendo esto, él respondió a Revan diciendo que conocía los códigos que estaban en posesión de Revan. El plan de acción propuesto era que Revan trajera botines al jefe de intercambio Davik Kang como un recluta potencial. Ordo declaró ante Kang que habría que quedardse en la finca, mientras que la comprobación de los antecedentes de Revan se estába llevando a cabo. Durante este tiempo, el Mandaloriano sugirió que Revan avanzara hacia el Halcón de Ébano y huyese del planeta. A Bastila Shan no le gustaba el plan, porque ella no confiaba en esa clase de acción. Reconociendo esto, el cazarrecompensas respondió que a él no le gustaba la idea de que del trabajo en equipo con ellos. Conviniendo en que otra alternativa no parecia viable, la incómoda alianza dejo la cantina y procedió a la finca de Kang.

Dentro de la finca, Davik Kang y el cazarrecompensas Calo Nord se reunierón con Revan y lo evaluaron. En un primer momento, el equipo de delincuentes se sorprende de que había alguien de acción con éllos. Ordo sugirió que Revan sería un digno contrato para el intercambio debido a su explotada fama hasta la fecha: sobre todo por ganar la temporada inaugural Tarisiana. Tomando en serio esa recomendación, Kang llevo a Revan en una gira de la herencia, mostrando lo más destacado el Halcón de Ébano y su inexpugnable sistema de seguridad. Por último, llegaron a una habitación que se había reservado para ser el dormitorio de Revan durante el tiempo que Kang realizaba verificaciones de sus antecedentes. Las instrucciones de Davik fueron no aventurarse más allá de la zona de invitados o perturbar a los demás huéspedes. El cuarto de esclavos podia ser usado si Revan se dispone a buscar alimentos u otros servicios.

Una vez que partió Kang, Canderous Ordo declaró que Revan debería comenzar buscando una manera de desactivar el sistema de seguridad y realizar la captura del halcon. Después de trabajar a través del área de clientes, Revan llegó al Salón del Trono. Como él había avanzado más de lo autorizado, énfrentoo a los guardias de seguridad y droides que se habían estacionado a lo largo del lugar. Atentos a su presencia, los guardias atacaron a Revan como Kang dijo que harían. Revan derrotó a los guardias, sin embargo, y utilizo una computadora para desactivar los sistemas de seguridad del hangar. Sin embargo, Revan todavía necesitaba la puesta en marcha de los códigos para el Halcon. En una de las dos salas de las sondas droides K-X12 estaban torturando a un hombre en una jaula con la Fuerza. Revan destruyó los droides y libero al hombre, llamado Hudrow, que había sido el piloto de Davik Kang para el Halcón de Ébano. Como agradecimiento por el rescate, Hudrow puso en conocimiento de Revan con los códigos de la nave y huyeron del lugar.

Con los códigos de lanzamiento en su diario, Revan y Canderous procedierón al hangar. En este momento, se escucharon explosiones y el edificio comenzó a derrumbarse. La flota Sith había iniciado el proceso de bombardear el planeta desde la órbita. Si bien en el interior del hangar, la pareja fue descubierta por Kang y Nord que estaban tratando de huir de las instalaciones. Un tiroteo se produjo. Davik fue asesinado por Revan y Canderous, mientras que parte del hangar se derrumbó en los alrrededores de Calo. Convencidos de que ambos hombres habían sido derrotados, Revan y sus compañeros abordaron el Halcon y despegaron. Aunque el bombardeo prosiguió, el recogió al resto de sus compañeros en la Ciudad Alta y huyeron de la superficie del planeta.

Resultado

Una vez que Revan y su equipo salierón de la superficie, quedaron enredados en la Batalla de Taris. Cazas Sith atacaron la e, ya que trataron de huir del bloqueo. Tras el tiroteo los cazas fueron derribados y Carth Onasi piloteo la nave fuera de Taris. El halcon saltó al hiperespacio y viajó al Enclave Jedi en Dantooine. Una vez allí, Revan iniciariá el re entrenamiento como un Padawan Jedi y, en definitiva, la búsqueda de la Forja Estelar; si bien, fue en este momento aún desconocia su identidad anterior como Darth Revan.

Volviendo a Taris, el planeta era bombardeado ampliamente. Carth más tarde señaló que la construcción de no más de dos historias que quedaba en pie. Calo logro sobrevivir a la devastación, sin embargo y más tarde se uniria con Darth Malak para matar a Revan.

Apariciones

  [Fuente]
Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar