Fandom

Star Wars Wiki

Remulus Dreypa

23.958páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

R2 repair.png

Afortunadamente los droides pueden mejorarlo.

LordDavik está trabajando en este artículo. Por cortesía no lo edites mientras se muestre este mensaje. Para colaborar en el artículo consulta con el autor del mensaje o bien revisa el historial y la página de discusión.

«"Yo ayudé a fundar hace años la filosofía Sith. Y aun así, mis inferiores se contentaban con gobernar a los inferiores en el exilio. ¡Pero no yo! Los dejé entonces como tengo intención de hacer de nuevo ahora. Rechazo Kesh al igual que rechacé la Caldera Estigia! Las estrellas son mi dominio. Y las tendré de nuevo ".»
―Remulus Dreypa

Remulus Dreypa fue un Barón y un almirante Jedi que cayó al lado oscuro durante la Oscuridad de los Cien Años. Después de la Batalla de Corbos que concluyó en el 6900 ABY, él y otros seguidores de Xendor incluyendo a Karness Muur, Sorzus Syn, XoXaan y Ajunta Pall fueron exiliados por la Orden Jedi a la Caldera Estigia. Estos exiliados descubrieron y conquistaron la civilización Sith en Korriban, forjando en el Antiguo Imperio Sith. Durante su tiempo en Korriban, Dreypa jugó un papel importante en la fundación de la Orden Sith. Con el tiempo, el y otros lores sith se negaron a seguir entrenando a seres inferiores en el exilio y decidieron volver a la galaxia para vengarse de los Jedi y de la república.

Sin embargo, la nave de Dreypa fue interceptada y atacada por naves Jedi cuando salió del Espacio Sith, la persecución los llevó al planeta Kesh donde las naves de los dos bandos quedaron atrapadas por su extraño campo magnético. Una vez en la superficie del planeta Dreypa y sus seguidores lucharon contra los Jedi y devastaron el planeta. Esta batalla fue recordada por los Keshiri como "La Gran Calamidad" de este conflicto surgió la leyenda de los Protectores y los Destructores. Al final los Jedi Oscuros se cansaron de los Keshiri y los encerraron en un calabozo. Después firmaron un tratado de paz con sus adversarios, los Jedi y se trasladaron a el continente polar del planeta, Eshkrene, donde establecieron los Condenados, una comunidad de seres sensibles a la Fuerza que buscaban su equilibrio y que se encargaban de la protección de la especie Keshiri.

Como Dreypa era un peligro para los Keshiri, los condenados encerraron a Dreypa en el Oubliette donde permanecía vigilado constantemente por los descendientes de los condenados, que lo recordaban como el "Gran Arma", durante casi cuatro mil años; esta vigilancia se debía al temor de los condenados de que el Lord Sith despertara y pusiera en peligro de nuevo a los Keshiri y a toda la galaxia. Durante la ausencia de los condenados, un segundo grupo de Sith, en el que predominaban los humanos, conocido como la Tribu Perdida de los Sith, los miembros de este grupo se establecieron en el planeta como sus gobernantes. En el 2974 ABY el Gran Lord Varner Hilts envió una misión de exploración al polo sur, este grupo incluía a los desterrados sith Parlan Spinner y a la hija del lord, Takara Hilts. Durante esta expedición Spinner estableció contacto con los condenados donde se enteró de la existencia de Dreypa, cuando conoció toda la historia de el Barón trató de utilizarle para vengarse de la Tribu.

Spinner y varios marineros keshiri robaron el Calabozo de Dreypa y huyeron en su barco, la Estrella del Sur, que zarpó con destino Keshtah Minor, bajo dominio de la Tribu. Después de despertar a Dreypa, que estaba decidido a volver a la galaxia para vengarse de la república, Spinner se alió con el y Dreypa le ayudó a instigar una revuelta de esclavos contra la Tribu, los nuevos aliados de Dreypa tomaron como rehén al gran lord de la Tribu, pero perdieron esta ventaja cuando su hija, Takara, volvió a Eshkrene donde convenció a los condenados para combatir de nuevo a Dreypa.

Dreypa condujo a su ejercito contra la Tribu en la batalla de la llanura aluvial Marisota. A pesar de los éxitos iniciales del ejercito de Dreypa, en los siguientes conflictos sufrieron muchas bajas causadas por los protectores, que ahora actuaban como ejercito del aire de la Tribu. Después de una serie de derrotas, Dreypa y su ejercito se retiraron al volcán Sessal Spire donde el Lord Sith dio rienda suelta a sus leviatanes, los leviatanes de Dreypa fueron creados a partir de unos reptiles a los que dio la capacidad de extraer la Fuerza Viva de los seres vivos enemigos. Estos monstruos acabaron rápidamente con los antiguos aliados de Dreypa, que lo abandonaron porque no querían seguir su rígida filosofía sith, al enterarse de la masacre, los condenados fueron a derrotar a los engendros, pero no eran rivales para los leviatanes, ni para la maestría del Lado Oscuro que Dreypa tenía, de forma que fueron eliminados.

Mientras tanto, el ex-aliado de Dreypa, Spinner se alió con su antigua enemiga Takara y con el líder de los condenados, Kaliska. Antes de su muerte, Kaliska reveló que los antepasados Jedi de su pueblo habían escondido una nave interestelar operativa bajo el Círculo Eterno, un complejo de palacios en la ciudad capital de la Tribu, Thav. Takara insistió a Spinner y a Kaliska de la necesidad de destruir la nave y evitar que Dreypa volviera a La Galaxia. Pero, tras la muerte de Kaliska, Dreypa se enteró de la existencia de esta nave y después de derrotar a Takara la tomó como rehén.

A pesar de los esfuerzos del Lord Sith, su enemigo, Spinner, consiguió llegar a la nave Jedi y la puso en órbita por encima de Kesh, pero Dreypa contactó con el joven sith desde la superficie con su Holo-Emisor y le exigió que devolviera la nave. Como conocía el afecto de Spinner por Takara le amenazó con hacerle más daño, Spinner accedió pero al ver a los leviatanes destruyendo la ciudad de Thav, este cambio el rumbo de la nave y mató a las bestias usando los cañones láser de la nave; también logró apartar del campo de batalla a Dreypa y Takara y se llevó la nave a Sessal Spire.

Luego, Spinner devolvió la nave a Dreypa y saltó, con Takara, desde el casco de la nave hacia el Océano Austral. Decidido a conquistar la galaxia, Dreypa puso la nave en marcha pero descubrió, aunque demasiado tarde, que Spinner había puesto el piloto automático con rumbo al cráter del volcán. Al final la nave explotó en el volcán y consumió al Lord Sith, que murió, no solo librando a La Tribu de la destrucción, sino también a toda la galaxia.

Biografía

Exilio Jedi

«Karness Muur. Remulus Dreypa. XoXaan. Rivales entre sí, pero aliados contra la luz. Se usó todo el poder de la Orden Jedi para derrotar a sus creaciones horribles.»
―Kaliska hablando de Los Cien Años de Oscuridad
Jen'Jidai Corbos.jpg

Remulus Dreypa (derecha) junto XoXaan (izquierda) y Karness Muur (centro) durante la Batalla de Corbos

Con el título de Barón, Remulus Dreypa fue un miembro de la Orden Jedi que vivió durante la Oscuridad de los Cien Años, un conflicto que duró más de un siglo en el que se enfrentaban los Jedi a un grupo de antiguos compañeros llamados Jedi Oscuros. Este conflicto fue el Segundo Gran Cisma que ha dividido las filas de la Orden Jedi. Estos Jedi diestros en el uso del Lado Oscuro habían descubierto que si tenías suficiente poder y contrlos sobre La Fuerza podías manipular la propia vida. También fueron grandes maestros en la recién descubierta alquimia Sith, que les permitió crear horrendas criaturas a partir de la manipulación de otras formas de vida menos escalofriantes, a estas criaturas se les llamó leviatanes. En un momento desconocido Dreypa se pasó al lado oscuro y se convirtió en un almirante de la flota de los Jedi Oscuros.

Dreypa pasó a ser conocido por su participación en la batalla de Corbos, en el 6900 ABY, el último conflicto de la Osuridad de los Cien Años que marcó la derrota de los Jedi Oscuros. Los más conocidos, entre los que estaban Ajunta Pall, Karness Muur, XoXaan y Sorzus Syn fueron exiliados a la Caldera Estigia. Allí descubrieron el planeta Korriban, hogar de los Sith de pura sangre. Con el conocimiento que tenían del Lado Oscuro, los Jedi Oscuros conquistaron a los Sith, que los llamaban Jen'Jidai. Desde los mundos del espacio sith fundaron la Orden Sith, en esta formación Dreypa estableció una de las bases de la filosofía Sith: un Sith solo debe vivir para si mismo, puesto que si te dedicas a cuidar a los otros serás un esclavo.

Lord Sith

«...Tú eras nuestra gran vergüenza...Tenías que ser puesto en el camino correcto »
―Miembro Rodiano desconocido de Los Condenados
Dark Jedi Starship.jpg


Remulus Dreypa ideró un grupo Sith que salió de la Caldera Estigia

Durante su exilio en la Caldera Estigia, Dreypa recibió un amuleto por parte de Sorzus Syn, aunque también lo había recibido su rival en el exilio Karness Muur, de Syn también aprendió que la especie Sith era genéticamente parecida a la humana, de hecho, era lo suficiente como para permitir un cruce alquímico, esto interesaba mucho a Dreypa, al que le gustaba una sacerdotisa Sith, durante el exilio Dreypa también creó el Oubliette, una cámara de éxtasis pensada para Karness Muur, Dreypa la diseñó con el fin de que el talismán Muur que llevaba su enemigo no le permitiera escapar, el oubliette también fue pensado para causar una "muerte en vida", esto significa que provocaba un dolor y una agonía casi inaguantables, el problema es que Karness Muur fue asesinado antes de que Dreypa lo encarcelara en el Oubliette.

Pasado un tiempo, después de haber aumentado significativamente sus poderes del Lado Oscuro, Dreypa y otros Jedi Oscuros decidieron que ya era hora de vengarse de su enemigo, la república, y, por tanto, de la Orden Jedi, reunieron un ejercito, formado de personas y de leviatanes robados por Dreypa en el laboratorio de Syn. Cuando lo tuvieron todo listo, se marcharon y salieron de la Caldera Estigia.

Sin embargo, Dreypa y su ejercito se encontraron con una patrulla Jedi de veteranos, que habían luchado en Corbos, que buscaba exiliados para asegurarse de que no representaban de nuevo una amenaza para la república. Después de una larga persecución, las naves quedaron atrapadas por el campo magnético de Kesh y tuvieron que aterrizar, una vez en la superficie, los dos bandos pelearon tanto con sus espadas láser como con sus poderes de la Fuerza, como el campo magnético del planeta les impedía pedir refuerzos, los oponentes lucharon con una ferocidad sin precedentes, devastando el planeta mediante el uso de las armas y de los leviatanes, esta guerra fue recordada por los Keshiri como la Gran Calamidad y los dos oponentes dieron lugar a la leyenda de Los Destructores y de Los Protectores de la mitología Keshiri.

Durante este conflicto Dreypa se dio cuenta de que el talismán que Syn le había dado atrapaba su espíritu y lo mantenía a salvo cuando el entraba en guerra, sin embargo Dreypa lo manipuló para poder controlar mejor a los leviatanes y aumentar su vida útil. También colocó varias larvas de leviatanes en el volcán Sessal Spire para que maduraran seguros durante aproximadamente cuatro milenios.

Encarcelamiento en Kesh

«... Si no fuera por este amuleto! Sorzus Syn me lo dio en Korriban, con la intención de atrapar mi espíritu. Pero una vez en Kesh, lo alteré para que me ayudara a sobrevivir, entre otras cosas. Una traición frustró otra!»
―Remulus Dreypa
Kesh.jpg

Remulus Dreypa fue sellado dentro de su Oubliette

Al final, Dreypa falló en sus ambiciones de escapar de Kesh y causar estragos en la galaxia. Horrorizados por la magnitud de los daños y por el impacto destructivo del conflicto en Kesh, sus propios aliados se volvieron contra él. Encarcelaron al Lord Sith en el Oubliette y formaron una tregua con sus antiguos oponentes Jedi. Buscando la expiación, los Jedi y los Jedi Oscuro se dedicaron a buscar el punto neutral entre el lado oscuro y el luminoso de la Fuerza, estableciéndose en el polo sur del planeta, Eshkrene, donde formaron una nueva comunidad, los Condenados. También construyeron un asentamiento conocido como la Ciudad de los Condenados. Durante miles de años, los condenados y sus descendientes vigilaron Kesh y custodiaron la prisión de Remulus Dreypa. Más tarde empezaron a controlar la influencia de La Tribu Perdida de los Sith en Kesh.

Dos mil años después de la llegada de Dreypa a Kesh, una nave del Imperio Sith, la Omen, se estrelló en Kesh. La Omen y la Harbinger, su nave gemela, estaban llevando un equipo minero a Phaegon 3 para extraer minerales de Lignan por orden de Naga Sadow, que estaba preparando una invasión a la república; durante esta misión de transporte, un caza Jedi interceptó a las dos naves y sacó a la Omen de su rumbo antes de que pudiera saltar al hiperespacio, como la nave estaba muy dañada, quedó atrapada en el campo magnético de Kesh, donde se estrelló. Los tripulantes de la nave quedaron permanentemente atrapados en el planeta, pese a que en este grupo predominaban los humanos; también habían algunos Sith de pura sangre y un pequeño grupo de Massassi y un Houk llamdo Gloyd. Los Massassi murieron a causa de un virus desconocido que vivía en la atmósfera de Kesh y los Sith de pura sangre fueron exterminados durante la purga roja en el 4985 ABY.

Liderados por Yaru Korsin, estos Sith subyugaron a la población Keshiri en Keshtah Minor afirmando ser los Nacidos del Cielo, también llamdos Los Protectores, de la mitología Keshiri. Pasaron a ser conocidos como La Tribu Perdida de los Sith, esta tribu estaba dirigida por un Gran Lord, que era elegido por los Altos Lords; pero tras la muerte de Lillia Venn en el 3960 ABY, la tribu se embarcó en una guerra por el poder, esta lucha duró más de novecientos años y devastó gran parte de Keshtah Minor, mientras que los condenados decidían si intervenir o no, Varner Hilts llegó al poder en el 3000 ABY y decidieron no intervenir. Hilts reformó la ciudad y permitió a los Keshiri sensibles a la Fuerza formar parte de la Tribu, por último se comprometió a anexar Alanciar, un continente que se extendía a través del océano.

En el 2975 ABY, el alto lord Edell Vrai desarrolló una flota de aeronaves que permitió a la Tribu cruzar el océano y llegar a Alanciar. En un principio se encontraron con la resistencia de los Keshiri nativos, que habían desarrollado una civilización militar con el objetivo de repeler las invasiones Sith. La historia de estos Keshiri se remonta a la llegada de Adrai Vaal, en el 4975 ABY; y de un grupo de Keshiri exiliados que se asentaron en el continente huyendo del Imperio Sith. Vaal había apoyado inicialmente la Tribu para mejorar su propia posición social, pero había llegado a despreciar tanto el imperio Sith; que provocó un levantamiento fallido. Mientras que los invasores Sith sufrieron fuertes bajas, el Alto Señor Korsin Bentado logró matar a todo el Gabinete de Guerra, el gobierno militar altamente centralizado de Alanciar. Al final, la tribu ganó usando a Jogan Halder, un Keshiri que convenció a su pueblo de que los Sith no eran una amenaza, sino que eran los Nacidos del Cielo.

Tras la anexión de Alanciar, los Sith tuvieron acceso a la flota de los Keshiri y a su madera. Esto permitió a la tribu construir una flota de veleros de madera que usaron para explorar las regiones desconocidas y los mares que se encontraban mas allá de Alanciar y de Keshtah Minor. En el 2974 ABY, una nave de exploración, llamada Estrella del Sur, fue enviada a explorar Eshkrene y contactar con los condenados. Tras una escaramuza que acabó con la vida de varios miembros de la tripulación y del propio capitán, Chegg, los supervivientes Parlan Spinner, un anarquista Sith exiliado y Takara Hilts, la hija del gran lord fueron capturados por los condenados y llevados a la ciudad. Una vez allí, el líder de los condenados, una S'kytri llamada Kaliska, les contó la historia de su pueblo. El misterio de el "Gran Arma" interesó a Spinner que vio el arma como una oportunidad para ajustar cuentas con la tribu. El anarquista escapó e hirió a los guardias que custodiaban a Dreypa en el Oubliette, que robó con la intención de usarlo para destruir la tribu y todas sus instituciones.

Spinner también liberó a la tripulación Keshiri del Estrella del Sur y huyó a bordo del barco antes de que los condenados se percataran de la ausencia del Oubliette. Convencida por Kaliska del peligro del "Gran Arma", Takara Hilts y ella trataron de impedir que Spinner abriera la caja sellada, pero llegaron demasiado tarde para detener la liberación de Remulus Dreypa de su prisión, después de haber estado dentro de esta durante unos cuatro mil años. Tras el despertar del Lord Sith, Spinner y la tripulación Keshiri, inmediatamente, se pusieron del lado de Dreypa y le juraron lealtad. Mientras tanto, Kaliska y Takara fueron llevadas cautivas al barco y las encarcelaron en la bodega del barco. Mientras que Kaliska entró en un estado de meditación, la princesa Sith se resistió a sus captores, por lo que estos la ataron con unas cadenas.

La rebelión de Dreypa

«... ¿Esperas que me crea que toda una civilización Sith surgió en Kesh mientras estuve fuera?»
―Pregunta de Dreypa a Spinner sobre la Tribu Perdida de los Sith
Dreypa-0.jpg

Dreypa completamente libre

Después de varios días viajando a través del Océano Austral, la Estrella del Sur llegó a Keshtah y desembarcó en la ciudad portuaria de Eorm, la ciudad natal de Spinner. Durante el viaje, Spinner le contó a Dreypa los orígenes de la Tribu Perdida de los Sith y del Imperio Sith. El Lord Sith se sorprendió de que toda una civilización Sith se hubiese desarrollado en Kesh mientras el permanecía encerrado en el Oubliette. Dreypa le agradecía a Spinner que lo hubiera liberado, y juró vengarse de los descendientes de los Jedi Oscuros que lo traicionaron y lo encarcelaron.

Como había estado encarcelado en el Oubliette mucho tiempo, Dreypa, al principio, no podía recordar todos sus poderes . Spinner le dijo al Lord Sith que Eorm era su ciudad natal, y expresó su deseo de destruir la ciudad con el fin de probar los poderes del Lord Sith. Dreypa aceptó destruír la ciudad, pero primero tenía que atender a sus dos cautivas: Kaliska y Takara. El Lord Sith se había interesado en Takara Hilts desde que supo que su padre era el líder de la Tribu Perdida y tenía la impresión de que iba a ser útil como rehén para una posible negaociación.

Mientras tanto, en las afueras de Eorm, Dreypa sintió el miedo de la gente del pueblo y decidió probar sus poderes y de demostrar a sus enemigos su auténtico poder. Pero en el centro de la ciudad, los Keshiri ya trabajaban produciendo lona que serviría para construir sus barcos de madera. Como algunos de estos Keshiri no producían la cantidad de lona que se estableció en una cuota, el Lord Sith Galathos ordenó a sus tropas destruir varios locales, cuando en uno de ellos se encontró a un Keshiri pidiendo clemencia, Galathos lo estranguló con la Fuerza, la única razón de que el Gran Lord Hilts permitiese estos abusos era que no sabía que se hacían. Pero Galathos fue interrumpido por un Rayo de la Fuerza de Dreypa que acabó matandolo.

Dreypa también usó la Fuerza para conjurar llamas, incinerando  a as tropas de Galathos. Después de esta demostración de poder, Spinner reunió la multitud de esclavos, que se habían aturdido al ver el poder del Lord Sith, afirmando que los gobernantes de la Tribu en Tahv habían oprimido al pueblo y que este nuevo Lord Sith lucharía por ellos contra sus opresores. Sin embargo, Dreypa interrumpió  a Spinner para decirle a la multitud que no estaba luchando por nadie y que él no se quedaría en Kesh.

El Lord Sith se disgustó con los aldeanos por no seguir el verdadero camino Sith, pero prometió derrotar a los líderes tribales, a los que describió de laxos y despreocupados a la explotación de sus súbditos. Dreypa también dijo que volvería a las estrellas, a las que describió como sus dominios. Finalmente dio un discurso en el que incitaba a la gente a "romper sus cadenas", este discurso tuvo un efecto echizante en sus espectadores, que accedieron a unirse al Sith para vengarse de sus opresores.

Las dos rehenes

«Tu tribu me servirá cuando les muestre lo que significa ser un Sith!»
―Dreypa le dice Takara Hilts lo que piensa de su tribu
Dreypa in Eorm.jpg

Dreypa después de demostrar su poder en Eorm

Entre los observadores estaban cautivas la princesa Sith, Takara y la líder S'kytri de los condenados, Kaliska. Kaliska advirtió a la princesa Sith del peligro que suponía desafiar a Dreypa, que había destruido casi todo el planeta. Sin embargo, Dreypa escuchó su conversación y rápidamente reconoció a la mujer alada Skytri como uno de los descendientes de los Jedi Oscuros que le habían traicionado, y como castigo la encerró dentro del Oubliette.

Mientras la encerraba, Dreypa recordó que había sobrevivido en la prisión durante milenios gracias al amuleto que llevaba al cuello, el que le había regalado Syn con la intención de atrapar su espíritu, pero que el consiguió manipular para permanecer con vida. También recordó que antes de ser encerrado había estado buscando algo, y le preguntó a Kaliska si lo tenía su pueblo, pero la líder ingió ignorancia y dijo que solo le preocupaba la seguridad de los Keshiri.

Dreypa también dijo que no se dentendría en Eorm y que pronto la Tribu estaría bajo sus ordenes. Pero Takara se negó a creer esto y le dijo al Sith que la Tribu no se sublevaría. Dreypa, insultado por Takara amenazó con matar a su padre, Varner Hilts, de quien se burló llamandole tonto. Mientras tanto, el nuevo "socio" de Draya, Spinner, fue a la caseta de vigilancia en Eorm donde recuperó las espadas láser de los fallecidos Sith. Al regresar de nuevo a la aldea, Spinner le entregó una de estas espadas a Dreypa.

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar