FANDOM


Eras-leyendas30px-Era-reb
Tab-canon-black  Tab-leyendas-white 

El rancor era una criatura terrible que estaba escondida en una oscura cámara bajo el salón del trono de Jabba el Hutt. Una mole de músculos y carne reptiliana de mas de 5 metros de alto, el rancor caminaba sobre dos achaparras patas y tenía unos brazos desproporcionadamente largos para capturar a sus presas. Resaltando en su cara chata, había unas babeantes fauces llenas de dientes. Su piel blindada era tan dura que para él los disparos de los blasters eran simples pinchacitos.

El rancor servía para el doble propósito de entretener a Jabba el Hutt y de comerse a los criados, músicos o cualquier ser del que Jabba quisiese deshacerse. Con el grito de “¡Boska!” Jabba activaba una trampilla secreta que había delante de su trono. La víctima caía dentro de la sombría cámara subterránea viendo como se abría un enrejado que permitía a Jabba y a su depravada audiencia, ver los horripilantes procedimientos. Una rechinante puerta de contención se abría para liberar a la bestia. El rancor daba cuenta rápidamente del infortunado ser que había caído en el pozo.


Luke Skywalker cambió las tornas del típico destino de la víctima del rancor cuando Jabba lanzó al joven Jedi a la guarida del monstruo. Skywalker escapó de las garras de la bestia y la atrajo hacia su cubil. Cuando el rancor estaba delante de la puerta de contención, Luke lanzó la calavera de una víctima anterior al mecanismo de control de la puerta. Ésta se cerró cayendo sobre el cráneo del rancor, matando a la mascota de Jabba.

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.