Wikia

Star Wars Wiki

Rakata

Discusión0
22.005páginas en el wiki
Este artículo es sobre la especie rakata. Quizá estés buscando otros usos de la palabra rakata.
Rakata2
Rakata
Clasificación biológica
Características socioculturales
Razas
Planeta natal

Lehon

Idioma

Idioma rakata

Caractrísticas físicas
Altura media

2 metros[1]

Color de piel

Verde, Rojo, Gris, Negro, Blanco, Azul, Amarillo

Color de pelo

Ninguno

Color de ojos

Generalmente de color negro o similar

Distinciones

Características anfibias, ojos en pedúnculos

Miembros famosos
«Hace mucho los rakata dominaban toda la galaxia conocida; todas las especies nos hacían reverencia.»
―Keeper Orsaa[fuente]

Los rakata (también conocidos como los Constructores) eran una especie humanoide con características anfibias distintivas. Eran gente científicamente avanzada que se desarrolló muy pronto en la historia galáctica. El uso a largo plazo del lado oscuro de la Fuerza corrompió su sociedad y los convirtió en una raza de guerreros inmisericordes. Los rakata usaron sus poderosas tecnologías sensibles a la Fuerza para conquistar y esclavizar a todas las demás especies que encontraron en la Galaxia conocida. Durante el reino de su Imperio Infinito se caracterizaron por su crueldad, salvajismo y arrogancia. Se sabía que robaban planetas enteros por sus recursos, terraformaban mundos para sus propias cambiantes necesidades, mataban grandes fuerzas de trabajo esclavas y comían y profanaban los cuerpos de enemigos caídos.

Historia

El Imperio Infinito

Cinco mil años antes de la formación de la República Galáctica la civilización rakata estaba en su cima. Gracias al uso de tecnologías alimentadas por el lado oscuro, los Constructores formaron el Imperio Infinito que dominó el espacio conocido por miles de años y esclavizaron numerosas especies en desarrollo como los duros y los humanos. Al transportar estas especies de esclavos a nuevos planetas, se cree que los rakata inadvertidamente llenaron porciones de la galaxia con vida inteligente.[2][3]

Rakata kotor

Un rakata.

En su pináculo, el Imperio gobernaba 500 mundos y su población era de diez mil millones de guerreros rakata y un billón de esclavos. Entre sus conquistas estuvieron los selkath de Manaan, los wookiees de Kashyyyk, los kumumgah de Tatooine, los noghri de Honoghr y los nativos del sector Corelliano. Los poderosos rakata pudieron incluso haber desplazado a las especies más avanzadas de esa época, los killiks de Alderaan y los sharu del sistema Rafa, durante su meteórico ascenso al poder. [2][3]
Puerta Infinita de los Rakata

La Puerta Infinita usada por los Kwa y los Rakata

Durante su periodo de expansión los rakata encontraron a la especie sith en Korriban. Al principio los rakata fueron cautelosos y pretendieron aliarse con el caudillo Adas, incluso le enseñaron a construir los holocrones Sith piramidales. Sin embargo, con el tiempo Adas supo que los invasores tenían intenciones de conquista. Cuando las dos especies fueron a la guerra, él pudo llevar a los sith a la victoria para expulsar a los rakata de Korriban, aunque a expensas de su vida.[4]

Después de generaciones de supremacía galáctica, el Imperio Infinito comenzó a fracturarse. Las constantes tensiones entre facciones internas de repente ocasionaron una guerra civil causada por la influencia corruptora de la Forja Estelar. Debilitados por la guerra, los Constructores fueron atacados súbitamente por una plaga mortal que se esparció rápidamente. Después se teorizaría que la enfermedad fue creada por una especie esclava pues sólo infectaba a los Constructores. La peste virulenta casi exterminó a los rakata y puso de rodillas al Imperio Infinito, aunque lo peor aún estaba por venir.[2][3]

Los rakata súbita e inexplicablemente comenzaron a perder su conexión con la Fuerza. Peor, no podían encontrar la fuente de esa menguante sensibilidad. Los científicos rakata propusieron numerosas teorías especulativas para explicar su condición, pero al final todas sus teorías fueron erróneas.[2] Con el tiempo, sería revelado que una misteriosa mutación en la plaga ocasionó que les quitara sus poderes a los Constructores.[3]

Mientras la proporción de los usuarios de la Fuerza disminuía constantemente, los rakata perdieron la habilidad de manipular su propia tecnología. Pronto fueron obligados a usar aparatos inferiores que no dependían de la Fuerza. Sintiendo debilidad, las especies esclavizadas se rebelaron en insurrecciones a gran escala en muchos planetas miembros y causaron el colapso total del Imperio Infinito en el 25.200 ABY. Los casi diezmados rakata abandonaron sus conquistas y se retiraron a la seguridad de su mundo natal Lehon.[2][3]

Unkwld temple

El Templo de los Antiguos.

El sistema Lehon estaba protegido por un campo de bloqueo que podía incapacitar las comunicaciones y sistemas de navegación de las naves que se acercaran. El campo, operado desde la cima de un Templo en la superficie de Lehon, se construyó originalmente para proteger la Forja Estelar, mas ahora se usó para proteger a los rakata.[2]

En su mundo natal, la civilización rakata rápidamente cayó en el oscurantismo y barbarismo. Caudillos devastaron la superficie del planeta con armas de destrucción masiva y la mayoría de los rakata fueron obligados a huir bajo la superficie. Sólo los descendientes de la Casta de los Sacerdotes, la tribu de los Ancianos, se quedaron en la superficie protegidos por sus antiguos templos y enclaves. Sólo ellos retuvieron el conocimiento completo de la potente tecnología y la turbulenta historia de su especie. En los siglos siguientes los Constructores fueron borrados a propósito de los registros de sus esclavos y el Imperio Infinito se perdió de las páginas de la historia galáctica.[2][3]

Lehon

Vista espacial de Lehon

Guerra Civil Jedi

20,000 años después de la caída del Imperio Infinito, la mayoría de los rakata apenas estaban volviendo a la superficie, mas la Tribu de los Ancianos todavía prosperaba en su complejo aislado. Después de largos milenios de soledad y contemplación, los Ancianos deseaban destruir a la gran fábrica para finalmente poner a su sangriento pasado tras ellos, pero había un problema. Ya no podían entrar a su propio Templo de los Antiguos, el nexo de su conocimiento recopilado y la llave para acceder la Forja Estelar, porque ya no poseían la Fuerza.[2]

Unknown world

Lehon durante la Guerra Civil Jedi.

La llegada a tiempo de Darth Revan y Darth Malak al sistema les dio a los Ancianos una oportunidad perfecta. Prometiendo destruir la Forja Estelar, Revan entró al Templo pero traicionó la confianza de los Ancianos y tomó la estación espacial para sí. Cerca del 3.959 ABY él volvió a poner en funcionamiento el poderío total de la Forja Estelar y comenzó una invasión militar masiva a la República Galáctica que culminaría en la Guerra Civil Jedi. Mientras tanto, los rakata fueron forzados a ver repetidas las acciones de su especie a través de Revan, incapaces de detenerlo. Su Templo y la Forja Estelar se convirtieron de nuevo en morada del lado oscuro.[2]

Mas Revan volvería inesperadamente tres años después para rectificar la traición. El redimido Revan terminó la ocupación Sith del templo rakata y desactivó el campo de bloqueo del planeta para que la Forja Estelar pudiera ser destruida por una armada de la República. Él también les ayudó a los rakata en su esfuerzo por recobrar su perdida sensibilidad a la Fuerza, que ellos creían les permitiría reintegrarse a la comunidad Galáctica.[2]

Después de la Guerra Civil

Después de la Guerra Civil Jedi los rakata fueron bienvenidos a la República, pero como todos los registros del Imperio Infinito se perdieron en el tiempo, algunos fueron escépticos a la noción de que estos seres aparentemente primitivos habían sometido alguna vez cientos de planetas y dominado la Galaxia.[5] Mientras tanto, los pocos rakata que quedaban se rehusaron a dejar su remoto y aislado planeta y su potencial genético rápidamente se volvió demasiado limitado para sostener la especie. En unas pocas generaciones, los rakata se extinguieron. Para el tiempo en que Darth Bane llegó a Lehon buscando el holocrón de Darth Revan (c. 1.000 ABY), el planeta ya no tenía vida inteligente.[6]

Tecnología

El ascenso al poder de los rakata fue gracias a una gama de aparatos avanzados que juntaban a la Fuerza con alta tecnología. Se rumoraba que los Constructores habían sido una de las primeras especies en desarrollar escudos de energía y se les dio el crédito de la primera versión del hiperimpulsor estelar.[2] Sin embargo, el impulsor rakata era un artefacto severamente limitado pues dependía de la Fuerza para funcionar. Sólo podía percibir y viajar a planetas con una importante firma en la Fuerza (con gran cantidad de vida nativa). Así, el número de mundos bajo el yugo rakata era limitado, aunque diverso y en muchas regiones. [3]

Starmap2

Un Mapa Estelar.

Los Mapas Estelares se construyeron en planetas conquistados como un monumento duradero al poder y alcance del Imperio Infinito. Como muchas tecnologías rakata, los Mapas Estelares eran autosuficientes y podían regenerarse. Máquinas terraformadoras también eran usadas frecuentemente para modificar el clima, geología, flora y fauna de un mundo conquistado para satisfacer las necesidades de los Constructores. Al hacerlo, los rakata transformaban planetas enteros e influenciaban mucho la evolución de las especies locales. Una de las innovaciones más interesantes de los rakata fue una “prisión mental”, una caja peculiar que atrapaba la mente de su víctima. La única manera en que un prisionero podía escapar (una debilidad descubierta por un rakata prisionero por un tiempo excepcionalmente largo) era poseer el cuerpo del siguiente ser tan tonto como para abrir la caja. Revan casi sufrió este destino después de jugar con una caja, pero pudo salir después de vencer al cautivo rakata en un juego de acertijos. Desafortunadamente, no pudo pensar en una manera de salvar al prisionero sin aprisionar a un reemplazo.[2]

ConstructionOfTheStarForge

Esclavos construyen la Forja Estelar.

Un suministro virtualmente infinito de pertrechos era necesario para acelerar la expansión del imperio rakata. Para eso, los rakata crearon la Forja Estelar en el 30.000 ABY. La Forja Estelar era la atracción del imperio rakata y la más avanzada de sus innovaciones tecnológicas. Era una estación espacial masiva alimentada por la estrella del sistema Lehon y construida para la producción en masa de artículos de guerra. Ella sola podía cumplir la demanda entera del Imperio de naves espaciales y construcción de droides de guerra, aunque tanta eficiencia tenía un terrible costo. La Forja Estelar estaba en parte impulsada por el lado oscuro de la Fuerza y era, por lo tanto, altamente corruptiva. Los científicos e ingenieros rakata permitían a la Forja Estelar tener un casi ilimitado suministro de energía porque pensaban que podían controlarla, pero estaban equivocados. Como una entidad semi-viviente, la Forja Estelar se atiborraba de energías del lado oscuro y con el tiempo comenzó a alimentarse manipulando a sus propios creadores.[2][3]

Entre bastidores

  • Rakata es el nombre de un volcán en la isla Krakatoa. Después de la destrucción del Krakatoa, es ahora el nombre de una isla que fue parte del Krakatoa.
  • 'Aliens hiperespaciales' es un apodo fanon a los alienígenas no descritos que según Star Wars: The Roleplaying Game le dieron la tecnología del hiperespacio a los humanos. Según The New Essential Chronology los rakata fueron los creadores originales del hiperimpulsor. Los corellianos, duros y otras civilizaciones lo adoptaron y modificaron según sus propias necesidades después de la caída del Imperio Infinito. Sin embargo, debe notarse que el libro se refiere a los misteriosos Arquitectos por separado de los rakata.
  • En Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith, el jugador puede encontrar una Banda Rakata con la siguiente descripción:
    "Este artefacto simple mejora la habilidad del que lo usa para percibir la realidad de su entorno. El origen detrás del nombre del aparato es desconocido, pero se rumora que estas bandas fueron construidas como defensa contra una antigua especie de alienígenas engañadores, que hicieron absurdas afirmaciones de dominio sobre su rol en la galaxia. Se dice que esta especie de mentirosos primitivos llegó tan lejos como para tomar crédito por casi todos los eventos importantes en la historia galáctica desde el descubrimiento del hiperimpulsor."
    Esta declaración obviamente implica que los rakata hicieron algún contacto con la Galaxia entre la Batalla de Rakata Prime en el año 3.956 ABY y la participación de la Jedi Exiliada en la Primera Purga Jedi que comenzó en el 3.951 ABY.
  • A pesar de que había muchos humanos entre las especies esclavizadas, las fuentes de los rakata manifestaban su ignorancia sobre esto, a veces incluso negándolo.

Apariciones

Rakata2 kotor

Un varón rakata.

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio