Fandom

Star Wars Wiki

Rahm Kota

23.959páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión6 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.
Este artículo es sobre el General Jedi. Quizá estés buscando a Kota, un juez selkath.
«De acuerdo con los archivos imperiales, el maestro Rahm Kota fue un respetado general en las Guerras Clon.»
PROXY[fuente]

Rahm Kota fue un humano que sirvió como Maestro Jedi y general durante las Guerras Clon. Nacido en un mundo devastado por la guerra, Kota luchó en las trincheras durante los conflictos internos del planeta desde la edad de diez años. Con dieciocho años, Kota conoció al Jedi Mace Windu, que había sido enviado al planeta para poner fin al conflicto de manera pacífica. Descubriendo que Kota era sensible a la Fuerza, Windu llevó a Kota al Templo Jedi en Coruscant para ser entrenado como Jedi. A pesar de ser mayor de la edad tradicional de aceptación, Kota fue educado en la Fuerza por el Maestro Yoda. Rahm tomó a Falon Grey como su padawan en algún momento antes de las Guerras Clon, entrenándolo hasta convertirlo en un caballero. Durante las Guerras Clon, Kota fue nombrado general en el Gran Ejército de la República. No creía que los soldados clon eran aptos para la batalla, y se negó a llevarlos. En su lugar, mandó a su propia milicia, integrada por voluntarios. En el 19 ABY, cuando la Orden 66 fue ejecutada—una orden de emergencia que ordenó a las fuerzas clon de asesinar a sus comandantes Jedi, que habían sido considerados una amenaza para la República—Kota sobrevivió a la masacre de sus compañeros Jedi ya que no había soldados clon que le sirviesen.

Pasando a la clandestinidad con su milicia, Kota se alió con el senador Bail Organa de Alderaan. Kota comenzó a atacar objetivos imperiales, teniendo interés en el Señor Oscuro de los Sith Darth Vader y la esperanza de arrastrarlo a un enfrentamiento. Esto culminó en una misión de apoderarse de una fábrica de Cazas TIE en la órbita de Nar Shaddaa. Kota creyó que podría atraer a Vader con el ataque, pero tuvo que hacer frente a su aprendiz secreto en lugar del Señor Oscuro. Los dos lucharon en el centro de comando de la instalación; Kota fue derrotado y quedó ciego, pero logró sobrevivir a la confrontación. Sin confianza y con su conexión con la Fuerza aparentemente desaparecida—Kota volvió a beber y pasó a la clandestinidad en la Ciudad de las Nubes en Bespin. Fue descubierto por el aprendiz con el que había luchado en Nar Shaddaa, que requería su ayuda en la lucha contra el Imperio. El aprendiz, que había sido encargado por Vader para crear una rebelión con la que oponerse al Emperador Palpatine, quería que Kota le instruyese en la Fuerza. Kota sospechó que el joven era el mismo hombre que lo había cegado, pero a través de la Fuerza Kota detectó un punto brillante en su interior que le dio la esperanza de que el aprendiz pudiera ser apartado del lado oscuro. Kota accedió a ayudar al aprendiz y éste entró en contacto con el senador Organa, la senadora Mon Mothma de Chandrila, y el senador Garm Bel Iblis de Corellia a través de una serie de misiones. Juntos, se comprometieron a formar la Alianza para Restaurar la República y luchar contra el Imperio. Durante éste tiempo, Kota recuperó gran parte de su antiguo yo y restauró su conexión con la Fuerza.

Durante la posterior reunión del Tratado Corelliano para crear formalmente la rebelión contra el Imperio, Vader atacó con las fuerzas imperiales. El aprendiz que había llegado a renunciar a sus vínculos con Vader y el Imperio, había intentado mantener en secreto la reunión, pero habían sido descubiertos. Kota fue capturado, junto con los senadores que se reunieron, y fueron llevados a la Estrella de la Muerte, una estación de batalla en construcción sobre el sistema Horuz. Kota iba a ser interrogado y ejecutado por el propio emperador. El aprendiz, al que se le había dado por muerto en Corellia, se infiltró en la superarma y se abrió paso hasta los prisioneros. Después de vencer a Vader en un duelo, el aprendiz salvó a Kota de un ataque de rayos de la Fuerza del emperador. Mientras que el aprendiz mantuvo a raya al Emperador, Kota y los senadores escaparon de la Estrella de la Muerte a bordo de la nave espacial del aprendiz, el Sombra Furtiva. Reuniéndose en Kashyyyk, Kota se unió en la Declaración de Rebelión, una proclamación oficial de la intención del grupo de oponerse a la regla del Imperio.

Durante el año siguiente, Kota sirvió como general en la nueva Alianza, con su propio escuadrón de comandos para asaltar objetivos imperiales. Capturado durante una misión en Cato Neimoidia, se vio obligado a luchar en un combate de gladiadores para la diversión del gobernante del mundo, el barón Merillion Tarko. Kota fue eventualmente rescatado por Starkiller, un clon del aprendiz. Aunque Starkiller estaba más interesado en la búsqueda de Juno Eclipse—que había sido capturada por el cazarrecompensas Boba Fett y llevada a Vader—que en la lucha contra el Imperio, llevó a Kota las coordenadas y esquemas de las instalaciones de clonación ubicadas en Ciudad Timira en el planeta Kamino. Kota llevó a la flota de la Alianza al mundo acuático, con la participación de una flota imperial en la batalla. Con la ayuda de Starkiller, la Alianza se ganó la victoria en Kamino, el rescate de Eclipse y la captura de Vader. Kota más tarde fue responsable de reclutar en la Alianza Rebelde a X2, un clon sensible a la Fuerza de su antiguo padawan, Falon Grey.

Biografía

Vida temprana

Nacido y criado en un planeta sumergido en la guerra, Rahm Kota luchó en una guerra de trincheras brutal que devastó su planeta natal desde antes de que tuviese diez años. Finalmente, el Jedi Mace Windu fue enviado al planeta para negociar una solución pacífica del conflicto. Windu conoció y entabló amistad con Kota, que en ése momento tenía dieciocho años, y descubrió que él era fuerte en la Fuerza. Después de completar su misión, Windu intentó que Kota fuese con él al Templo Jedi en Coruscant para entrenarlo en las artes Jedi. A pesar de que ya había pasado la edad tradicional de aceptación de nuevos aprendices, Kota fue incluido en la Orden Jedi y fue entrenado por el Maestro Jedi Yoda. Durante su entrenamiento, su personalidad ruda y directa le hizo tener pocos amigos. Después de alcanzar el rango de Caballero Jedi, Kota cuestionó con frecuencia las decisiones del Alto Consejo Jedi, y expresó su opinión de que la Orden debía adoptar un enfoque más contundente cuando se trataba de delincuentes o de tratados de negociación. Sin embargo, nadie dudaba del compromiso de Kota, y su lealtad tanto a la República como a los Jedi, ni de su valor, ya que siempre escogía las misiones más potencialmente peligrosas.[1]

En algún momento, Kota aceptó a Falon Grey como su Padawan y lo entrenó cómo un Jedi. Grey fue gravemente herido en algún momento antes del 22 ABY, y Kota aterrizó en el planeta Kamino para recibir asistencia médica. Los nativos kaminoanos curaron a Grey, pero tomaron una muestra genética de él[5] sin su conocimiento o consentimiento.[6] Desconocido para Kota y Grey, los kaminoanos, que eran famosos clonadores utilizaron la muestra para crear dos clones, denominados X1 y X2.[4]

Las Guerras Clon

«El maestro Kota era un genio militar, pero pensaba que los soldados clon no estaban listos. En lugar de éso, confió en su milicia.»
―PROXY habla de la participación de Rahm Kota en las Guerras Clon[fuente]
Kota.jpg

Rahm Kota

Para el principio de las Guerras Clon en el 22 ABY, Kota era un Maestro Jedi y fue designado como General Jedi en el Gran Ejército de la República junto a sus contemporáneos. Sin embargo, Kota creía que los soldados clon producidos por los kaminoanos no eran aptos para ser soldados y se negó a llevarlos al combate.[7] No creía que los clones pudieran ser tan creativos o tan inteligentes en el campo como los no clones.[1] En su lugar, organizó y entrenó a su propia milicia, que comprendía a seres dedicados de toda la galaxia,[7] la cual también incluía a miembros de las milicias locales planetarias, grupos de mercenarios, e incluso prisioneros de guerra separatistas.[1] Kota y su milicia sirvieron con distinción, luchando tanto como una unidad regular como una fuerza de operaciones espaciales[7] en varios frentes, incluyendo varias ofensivas exitosas en los Territorios del Borde Exterior.[1] Kota comenzó a cansarse de ver a sus soldados y amigos morir en la guerra y creía firmemente que el conflicto terminaría con la destrucción de los Jedi y la República y el surgimiento del Canciller Supremo Palpatine.[7]

Tres años después del comienzo de la guerra, Palpatine emitió la Orden 66 a todas las unidades clon, que establecía que los Jedi se habían convertido en una amenaza para la República y por lo tanto debían ser eliminados. Palpatine era en realidad un Lord Sith que operaba bajo el nombre de Darth Sidious, y toda la guerra era parte de un elaborado plan para destruir a la Orden Jedi y que los Sith tomasen el control de la Galaxia. Palpatine se nombró emperador y reorganizó la República en el Imperio Galáctico.[8] La decisión de Kota de dirigir sus propias tropas lo salvó del destino que corrieron la mayoría de los comandantes Jedi del Gran Ejército por el simple hecho de que no tenía clones bajo su mando. Un escuadrón de Rangers Antarianos que sirvieron a Kota en ése momento se enteraron del final de la orden y llevó a Rahm y a sus tropas a la clandestinidad.[7] Robando de un crucero de la República, Kota y sus fuerzas desaparecieron en el Borde Exterior,[1] haciendo que sus miedos se hiciesen realidad. Tras su desaparición, Kota fue nombrado oficialmente como muerto en los registros Imperiales, a pesar de que Lord Darth Vader, el nuevo aprendiz Sith de Palpatine, era consciente de que había sobrevivido.[7]

Los Tiempos Oscuros

Contraatacando al Imperio

Kota and militia.jpg

Rahm Kota y dos miembros de la milicia.

Kota huyó a los Territorios del Borde Exterior, donde decidió dedicar su vida a oponerse al nuevo Imperio Galáctico. Después de que Kota estableciese una serie de pequeñas bases, los nuevos reclutas se congregaron bajo su estandarte a medida que el Imperio puso sus manos en la galaxia. Kota y su milicia permanecieron ocultos, surgiendo sólo para atacar a objetivos imperiales en redadas bien ejecutadas y planeadas cuidadosamente.[7] Kota se alió con el Senador Bail Organa de Alderaan, quien fomentaba la rebelión en los pasillos del Senado Imperial y en secreto ayudó a los Jedi fugitivos que habían escapado de la Orden 66. Organa comenzó a aumentar los datos de Kota sobre sus objetivos imperiales, permitiendo al general atacar al ejército imperial. A través de Organa, Rahm Kota fue capaz de estar en contacto con otros Jedi, incluyendo a Ylenic It'kla, quien servía como ayudante del senador, Shaak Ti, quien estaba escondida en Felucia, y Kazdan Paratus, que se habían refugiado en Raxus Prime.[2] Durante la realización de su rebelión, Kota tuvo un intenso interés en Darth Vader en persona, atacando blancos que parecían tener un cierto nivel de importancia para el Señor Oscuro, como asediar una fábrica que había visitado recientemente y el robo de una lanzadera que Vader había utilizado como transporte personal.[7] El objetivo principal de Kota era llamar finalmente a Vader en una confrontación consigo mismo para que el Lord Sith pudiese ser eliminado de una vez por todas.[2]

Atrayendo al Lord Oscuro

«¿Un muchacho? ¿Meses atacando objetivos imperiales y Vader envía a un muchacho contra mí?»
―Rahm Kota al descubrir que Darth Vader envió a un aprendiz para matarle[fuente]

En el 3 ABY, utilizando la información obtenida a partir de Organa, Kota atacó un Complejo de Construcción de Cazas TIE en la órbita de Nar Shaddaa, con la esperanza de que la acción finalmente forzase a Vader a confrontarlo. Kota y su milicia abordaron la estación, derrotando a los soldados de asalto y colocando cargas explosivas a lo largo de la instalación en puntos estratégicos. Cuando la milicia y Kota aseguraron el centro de mando, una nave fue detectada aproximándose a las instalaciones. Kota creía que la nave traía a Darth Vader para enfrentarse a él y ordenó bajar el campo de contención del hangar de doce para que el Señor Oscuro pudiese entrar en la instalación.[2]

Kota vs Starkiller2.jpg

Kota lucha contra Galen Marek

Kota esperó en el centro de comando de la instalación, pero se sorprendió al descubrir que el intruso no era el Señor Oscuro de los Sith, sino un joven que era el aprendiz secreto de Vader. A pesar de su decepción, Kota luchó con el aprendiz en un duelo de sable de luz y encontró al joven más fuerte en la Fuerza que lo que él había pensado.[2] Dispuesto a matar al aprendiz, Kota usó la Fuerza para separar el centro de mando de las instalaciones, sin dejar de luchar contra el aprendiz mientras la sala caía hacia la superficie de Nar Shaddaa.[3]

Los dos continuaron luchando, pero el aprendiz galen marek era más fuerte, y Kota comenzó a cansarse, teniendo varios golpes que destrozaron su túnica, e hizo que una de sus hombreras brillase al rojo vivo. Kota fue estrangulado por el aprendiz y golpeado con los escombros hast

Kota vs Starkiller1.jpg

Kota hablándole a starkiller sobre su futuro

a que fue derribado. El aprendiz de Vader atacó a Kota, pero el general bloqueó el sable del aprendiz. Kota recibió una visión del futuro del aprendiz a medida que los sables de los combatientes se acercaban a su cara, sintiendo que Vader no siempre sería el amo de su oponente y que no se había convertido completamente al lado oscuro de la Fuerza. Kota se sorprendió al observar que el futuro del aprendiz le incluía a él mismo. En ése momento, el aprendiz empujó su sable hacia el de Kota, que impactó en sus ojos, cegando al general mente.[2]

En agonía, Kota envió una onda de energía de la Fuerza que destrozó las ventanillas del centro de mando, dejando caer su sable de luz en el proceso. El viento salió a través de las ventanas del centro de mando a la vez que los desechos eran succionados por el cambio drástico de la presión, y Kota fue el siguiente, cayendo a la ciudad. El aprendiz de Vader recuperó el sable de luz de Kota, tomándolo como un trofeo de su victoria.[2]

Caída en la desgracia

Aunque ciego, Kota sobrevivió a la caída del centro de mando, aterrizó en un transporte,[9] y se ocultó en Nar Shaddaa. Cayendo en la desesperación, el General se encontró con su conexión con la Fuerza severamente disminuida y creía que había perdido la conexión por completo. En respuesta, se hizo adicto al alcohol para aliviar la pérdida. También utilizó un vendaje para cubrir sus ojos ciegos. Varias semanas después del incidente, fue encontrado por Bail Organa, que quería contratar a Kota en una misión para rescatar a su hija adoptiva, la princesa Leia Organa. La princesa había sido enviada al planeta natal de los wookiees, Kashyyyk, aparentemente como una observadora senatorial e invitada del capitán imperial Ozzik Sturn, quien estaba supervisando la construcción de un gancho celestial sobre el planeta. En realidad, Leia Organa se encontraba como rehén para evitar que su padre hablase en contra del Imperio en el Senado. Kota se negó a ayudar a Organa, sintiendo que sus condiciones le hicieron inútil para esa tarea. El senador organizó el transporte de Kota a la Ciudad de las Nubes en Bespin a través de Ziost, y le informó que, en su lugar, tenía la intención de buscar la ayuda de la Maestra Shaak Ti en Felucia. A pesar de que Kota le advirtió de ése tipo de acción, Organa fue de todos modos.[2]

Nacimiento de la Rebelión

Un aprendiz inesperado

«Necesitamos reunir a los enemigos del emperador. Y necesito encontrar a alguien que me enseñe lo que Vader no pudo.
Parece que cazamos Jedi.
Y sé de alguno que podría seguir vivo.
¿El General Kota?
Sí. Cuando luché con él, dijo que sería parte de mi futuro. Esperemos que sea así. A Nar Shaddaa.
»
―Galen Marek y Juno Eclipse[fuente]
Kotadrunk2.jpg

Kota, borracho en la Cámara de Vapor

En la Ciudad de las Nubes, Kota se refugió en la Cámara de Vapor, un bar que atendía a los mineros Ugnaught, pagando por el uso exclusivo de una mesa. Haciendo caso omiso de la galaxia en conjunto, Kota degradó su apariencia, su cabello se tuvo más grasa y estubo peor cuidado, y sus ropas eran holgadas y poco coloridas. A pesar de los intentos de Kota de ser discreto, la noticia de la presencia de un ciego que sin embargo podía verter una copa de brandy Corelliano sin derramar una gota llegó a oídos del Imperio.[2]

Meses después de su encuentro con el aprendiz de Vader sobre Nar Shaddaa, Kota fue despertado de un estupor de ebriedad por una persona sensible a la Fuerza solicitando su ayuda. Kota señaló que no serviría para nada, debido a sus lesiones, aunque el joven respondió, informando que sólo necesitaba su mente y su experiencia en la lucha contra el Imperio, no sus ojos. A través de su débil conexión con la Fuerza, Kota sospecha que el individuo frente a él era el mismo hombre con el que se batió en duelo y le cegó en Nar Shaddaa. Con la sensación de que Vader no había convertido al hombre completamente al lado oscuro, Kota encontró un punto brillante que ardía dentro del aprendiz, que le daba esperanza y al que se aferraba. El aprendiz, sin embargo, todavía estaba ligado con Vader, que le había encomendado la creación de una rebelión a través de la cual distraerían al emperador, para luego matarlo.[2]

En ese momento, las fuerzas imperiales, alertadas de la presencia de Kota por un informante local, allanaron la cámara de vapor. El aprendiz se abrió paso fuera del bar, cubriendo a Kota, mientras que el Maestro Jedi ciego y borracho trató de abrirse camino fuera del pozo de agua. Durante la lucha, Kota se separó del aprendiz, haciendo su camino hacia la plataforma de aterrizaje, donde el joven se reuniría con su nave. A pesar de haber llegado a creer que el Imperio era invencible y que no había forma de derrotarlo, Kota accedió a ayudar al aprendiz, y señaló que tenía un amigo en el Senado que "podría utilizar su sable de luz". Cuando le preguntó al joven si tenía un nombre, el aprendiz le dijo que no tenía ninguno.[2]

Consiguiendo aliados

«Estás perdiendo el tiempo, chico. El ejército del Imperio es infinito. Acabarás muerto...o peor. Y no habrá servido de nada.
¿Y no preferirías morir de pie que borracho en alguna cantina?
No lo sé. Pero tengo un contacto en el senado al que le podría venir bien tu sable de luz.
»
―Rahm Kota a Galen Marek en la Ciudad de las Nubes[fuente]

Una vez a bordo del Sombra Furtiva, nave del aprendiz, Kota se reunió con los demás miembros de la tripulación—el piloto, la capitana Juno Eclipse, y el droide PROXY. Accediendo a una consola de comunicaciones, Kota intentó establecer contacto con Bail Organa, pero no pudo. Recordando que Organa había intentado reclutarlo para rescatar a su hija, Leia, pensó que rescatar a la princesa en Kashyyyk podría hacer al Senador más propenso a escuchar al joven misterioso. Kota dirigió la nave a Kashyyyk, diciendo a sus nuevos compañeros de que había algo de valor para el senador en la superficie y que recuperarlo sería de interés para Organa, aunque no mencionó que era la hija del senador. En la aproximación al planeta wookiee, Kota preguntó a Eclipse sobre el buque en el que estaban, la piloto imperial dijo que era robado y trató de evitar cualquier conversación adicional en caso de que ella le dijese que la nave era la misma que había transportado al aprendiz—a quien conocía por el nombre en clave "Starkiller"—y ella misma a Nar Shaddaa. Kota le dijo que no había de que preocuparse, puues todos allí presentes eran fugitivos. Kota dijo que no convertiría a Eclipse al Imperio.[2]

Mientras que el aprendiz se abrió paso a través de las fuerzas imperiales en Kashyyyk, Kota siguió negándose a decirle exactamente lo que estaba buscando diciendo que tuviera paciencia, diciéndole que él lo sabría cuando lo encontrase. Cuando el aprendiz encontró a la princesa, ella se negó a ir con él, diciéndole que no podía salir hasta que el gancho celestial que se estaba construyendo en órbita fuese destruido. El aprendiz estuvo de acuerdo para tratar de destruirlo mientras la princesa tomaba una lanzadera y dejaba el planeta. En ruta hacia el rayo tractor que mantuvo el gancho celestial en órbita, el aprendiz se topó con una cabaña de la que habló a Kota y le pidió consejo. Kota advirtió que no entrase, diciendo que había algunas cosas que él no estaba dispuesto a combatir, y si él entraba, tendría que afrontar lo que había dentro solo. El aprendiz ignoró a Kota y entró. A través de su débil conexión con la Fuerza, Kota sintió algo de la experiencia del aprendiz, lo que le causó caerse frente a los paneles de control. La cabaña había sido la antigua casa del aprendiz, donde había vivido con su padre cuando era un niño, y el joven recibió una visión de la muerte de su padre a manos de Darth Vader.[2]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar