Fandom

Star Wars Wiki

R2-D2

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión63 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva República.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva Orden Jedi.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.
TPM-CGYoda.JPG

¿Algo más que decir tienes, Qui-Gon?

Este artículo o una parte del mismo debe ser expandido. Revisa las wikis en otros idiomas o esta discusión para buscar información adicional.

«R2 es mas que un droide, es un amigo.»
Anakin Skywalker a su aprendiz Ahsoka Tano[fuente]

R2-D2 (fonéticamente en inglés Artoo-Detoo o Artoo, y en español Erredós-Dedós), fue un droide astromecánico y, sin duda, la unidad más famosa de la serie R2. Un viejo amigo y colega fue el droide de protocolo C-3PO, que sirvió a la familia Skywalker fielmente por muchos años. Junto con su ingenio, R2-D2 fue equipado por su propietario original, la Casa Real de Naboo, con la herramienta con punta de muchos apéndices que le permitió servir como un mecánico en naves superiores y especialista en el interfaz de la computadora. R2-D2 a menudo se metía en situaciones peligrosas sin pensarlo dos veces, con el fin de prestar ayuda a sus amos. Esto a menudo cambiaba el curso de la historia galáctica.

Descripción

ArtooBlueprints-SWBTUC.jpg

Planos de R2-D2

R2-D2 fue un droide pequeño, alcanzando 0,96 metros de altura. Rodaba sobre tres patas y tenía una cabeza abovedada de color plata y azul. Su cuerpo blanco, azul y plateado albergaba muchas armas, sensores y otros muchos aparatos que permanecían ocultos al ojo humanoide normal. Esto a menudo hacia que el robot pareciera una caja de trucos, listo para mostrar un artilugio nunca antes visto pero siempre necesitado y en el momento justo.

Si bien R2-D2 tenía muchos aparatos especializados, también era bastante bueno en tomar la iniciativa y empleaba a menudo medios poco ortodoxos para ayudar a sus amigos.

Características conocidas

  • Modo submarino
    R2parts CVD.jpg

    R2-D2 con algunos de sus apéndices

  • Paraguas plegable
  • Matamoscas
  • Distractor
  • Rompetocados
  • Sierra pequeña
  • Cañón de aire
  • Malla de choque
  • Desactivador de droides
  • Brazo-interfaz
  • Modo de Breakdance
  • Colchón inflable
  • Disco de almacenamiento
  • Tocadiscos
  • Pequeña "lengua" cinta roja
  • Dispositivo de creación de confettis

Biografía

Servicio en Naboo

La invasion de Naboo

«Limpia este droide lo mejor que puedas. Se merece nuestra gratitud»
―Sabé[fuente]
TPMR2repairs.jpg

R2-D2 repara el generador de escudos de la Nave Real de la Reina Amidala.


En el 32 ABY, R2-D2 estaba en posesión de los Ingenieros Reales de Naboo, y fue asignado en la Nave real de Naboo 327 tipo J de la Reina Amidala como un droide de mantenimiento. Los Ingenieros Reales fueron famosos por añadir mejoras a sus unidades R2. Durante ese año, la Federación de Comercio creó un bloqueo de naves alrededor de Naboo en respuesta a la legislacion pasada por el Senado de la República Galáctica, que pedía la facturación de las rutas comerciales a los planetas fuera de los sistemas solares. Empezaron a descargar su ejército de droides de combate en el planeta. Acompañados por los Caballeros Jedi Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi, la reina y un grupo de personal real de la nave real en la capital de Theed intentaron escapar del planeta rompiendo el bloqueo. Cuando los turbolaseres de una de las naves de combate de la Federación dañaron el escudo de la nave real, R2-D2 y varios droides astromecánicos subieron al cuerpo de la nave a repararlo; R2-D2 botó en el Gungan Jar-Jar Binks en su salida de la nave. Como los droides compañeros de R2-D2 fueron explotados de la nave, los escudos deflectores no funcionaron hasta que R2-D2 pudo pasar el control de energía principal y activó de nuevo los escudos. Con los escudos intactos de nuevo, el piloto Ric Olié pudo romper el bloqueo y escapar del planeta

Mientras la nave viajaba por el hiperespacio, un R2-D2 bastante sucio fue llevado frente a la reina por el Capitán Panaka, el líder de las Reales Fuerzas de Seguridad de Naboo. Sabé, un ayudante pasándose por la reina, le dio las gracias por salvar las vidas de todos los que iban a bordo, y ordenó a Padmé Amidala, la reina auténtica disfrazada de doncella, que limpiara al droide. Amidala limpió a R2-D2 mientras Jar Jar Binks miraba; el trío acompañó mas tarde a Qui-Gon Jinn a la ciudad de Mos Espa en Tatooine en busca de un nuevo generador de hipervelocidad. R2-D2 acompañó a Jinn y a los otros a la tienda de chatarra del mercader toydariano Watto, y después a la casa de Anakin Skywalker, un joven esclavo trabajando para Watto que les ofreció estar en su casa para protegerse de una cercana tormenta de arena. En casa de Skywalker, R2-D2 conoció a C-3PO, un droide de protocolo que estaba siendo construido por el chico. Como C-3PO aún no estaba cubierto por una carcasa, R2-D2 remarcó que se veían sus partes, llamándole incluso desnudo. El droide luego fue a la cocina mientras los invitados comían con Skywalker y su madre, Shmi Skywalker Lars, y después ayudó a Anakin a hacerle unos últimos ajustes a su vaina de carreras para prepararla para la Carreras de vainas de Bonta Eve. Olvidando el primer calambrazo de C-3PO por R2-D2, los droides fueron creando una amistad, trabajando en la vaina de carreras juntos, discutiendo sobre los viajes espaciales y observando las torpes acciones de Binks.

El dia de la carrera, R2-D2 ayudó a poner la vaina de Anakin en la carrera, y después se puso en los laterales con C-3PO y dos de los amigos de Anakin, Kitster Chanchani Banai y W. Wald, que animaron a su amigo. Skywalker ganó la carrera, que aseguró el hipergenerador y su libertad. R2-D2 estaba esperando en la nave, cerca de la rampa de entrada mientras Anakin entraba en la nave, y estuvo presente cuando poco después llegó Jinn, que acababa de pelear con un Lord Sith en las dunas del planeta. La nave y su tripulación viajaron a la capital galáctica de Coruscant y se quedaron allí unos días, antes de volver a Naboo en un intento de liberarlo de la Federación de Comercio. En el planeta, R2-D2 acompañó al grupo de la reina al lugar sagrado Gungan mientras ella pedía ayuda al Jefe Rugor Nass de los Gungans en la cercana batalla. Después de que Nass aceptara, R2-D2 participó en un informal consejo de batalla, y proyectó un holograma de Theed con los planes para retomarla.

FuneralAttendees ep1ig.jpg

R2-D2 atiende al funeral de Qui-Gon Jinn.

Amidala, junto a sus sirvientes, guardias, Jinn y Kenobi, Anakin y R2-D2 entraron en el Palacio Real de Theed por su Hangar; después de que la zona fuera limpiada de droides de combate, R2-D2 entró en la ranura para droides de un caza Real de Naboo en el que se había refugiado Anakin. Después de encontrar los controles de disparo, Anakin destruyó a varias droidekas con las pistolas de la nave, pero descubrió que la nave estaba en control automatico. R2-D2 logró desactivarlo, pero lo hizo cuando ya estaba en la batalla espacial que ocurría en los cielos del planeta. R2-D2 le dijo a Anakin que volviera al hangar, pero se negó, y se unió al Escuadrón Bravo del Real Cuerpo Espacial de Cazas de Naboo mientras asaltaban la nave de Control de droides de la Federación de Comercio. Al poco, dieron en la nave de Anakin, y tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en uno de los hangares de la nave. Disparando torpedos de protones al reactor principal de la nave, Anakin logró destruirla, acción que tomó una gran parte de la victoria contra la Federación de Comercio ese día.

Después de la victoria, R2-D2 atendió al Funeral de Qui-Gon Jinn, que fue asesinado durante la batalla con el mismo Lord Sith con el que se había enfrentado en Tatooine. R2-D2 estuvo luego presente en una ceremonia que celebraba la victoria en la batalla, y ayudó a Amidala a darle a Nass la Esfera de la Paz de los naboo

Sirviendo a un Senador

«Tranquila. Tenemos a R2 con nosotros.»
―Anakin Skywalker a Padmé Amidala[fuente]

R2-D2 continuaría al servicio de Amidala durante 10 años más, incluso transpasándose también de la Casa Real de Naboo al Senado Galáctico en el 25 ABY. Tres años después de que se apuntara al Senado, viajó de Naboo a Coruscant para votar en contra de la Acta de Creación Militar, pero escogió a un sirviente para que se disfrazara de ella e hiciera su ruta en una nave oficial, mientras Amidala iba en un caza de Naboo con R2 en la ranura de droides. Después de su llegada en una plataforma de Coruscant, asistió a una explosión que mató a la mayoría de la tripulación; R2-D2 la siguió mientras el jefe de seguridad Gregar Typho la guió a la seguridad. Anakin Skywalker, que ahora era un Padawan Jedi, y su maestro Obi-Wan Kenobi fueron asignados por el Consejo Jedi para proteger a la senadora de próximos intentos de asesinato, y R2 fue programado para avisar a los dos Jedis si algún intruso entraba en su apartamento mientras dormía. Incluso con su programación, falló la detección de dos Kouhuns venenosos en la habitación de Amidala, que habían sido administrados por un hueco en la ventana creado por un droide. Aunque las criaturas fueron sentidas y matadas por Anakin, el Canciller Supremo Palpatine de la República sintió que Coruscant era un lugar inseguro para Amidala, y estuvo de acuerdo de retrasar el voto de la Acta de Creación Militar para que pudiera relajarse en Naboo bajo el vigilante ojo de Anakin.[1]

Plaza de Espana screenshot.JPG

R2-D2 acompaña a Amidala y a Anakin a Naboo

R2-D2 acompañó a los dos a un Carguero donde, en su viaje, iban disfrazados de refugiados, y les trajeron comida con las protestas de un droide de servicio. Después de que la nave aterrizara en Theed, R2-D2 acompañó a Anakin y a Amidala al Palacio Real, mientras él esperaba silenciosamente fuera de la Corte Real mientras los dos conocían a la Reina Jamilia. Varios días después, R2-D2 se embarcó con los dos a Tatooine mientras Anakin buscaba a su madre, y los acompañó a la tienda de chatarra de Watto. Cuando Watto los redirigió a una granja de humedad, la nave fue llevada a las llanuras de sal, y R2-D2 fue instruido por Amidala de que debía proteger la nave mientras ella y Anakin bajaban a la granja. Mientras estaba en la nave, R2-D2 recibió un Holograma de Kenobi, que estaba en Geonosis y que su transmisor de largo alcance se había roto; Kenobi pidió que mostrara el mensaje al Consejo Jedi en Coruscant. Dejando la nave, R2-D2 encontró a Anakin, a Amidala, a C-3PO y a la Familia Lars atendiendo al Funeral de Shmi Skywalker, y les informó del mensaje. Cuando C-3PO tradujo sus pitidos y ruidos, Skywalker y Amidala volvieron a la nave y mandaron el mensaje a Coruscant. Viendo que Kenobi había sido capturado por droidekas mientras grababa el mensaje, los dos decidieron viajar a Geonosis y rescatarlo. Les acompañaban R2-D2 y C-3PO, el último habiendo sido dado a Anakin por su hermanastro Owen Lars

Entrando a las Guerras Clon

La Batalla de Geonosis

«¿A dónde vas? ¡No sabes lo que hay ahí fuera! ¿No tienes sentido común? ¡Idiota!»
―C-3PO a R2-D2[fuente]
Skyrocketsinflight.jpg

R2-D2 se eleva a través de una fábrica de droides de combate en Geonosis.

Cuando el yate de la senadora Amidala aterrizó en el interior de un orificio de escape en Geonosis, Anakin y Padmé desembarcaron, dejando detrás a los droides. R2-D2 insistió en seguirles, pero C-3PO no estuvo de acuerdo y afirmó estar a cargo. R2-D2 hizo caso omiso de su amigo y salió fuera, seguido en última instancia por un renuente C-3PO. Dentro de las catacumbas geonosianas, los guerreros pulularon en vuelo sobre los droides debido al sable de luz de Skywalker; los droides pronto descubrieron una entrada a una fábrica de droides de combate, en la que Skywalker y Padmé luchaban contra los guerreros geonosianos. Con la esperanza de llegar a ellos, R2-D2 derribó a C-3PO del pasillo en que se encontraban, antes de activar sus cohetes propulsores y se elevó a través de la fábrica. Tras encontrar a Amidala atrapada en un gran cubo, R2-D2 aterrizó en un puente y hackeó una terminal de computador con su enlace scomp con éxito, consiguiendo evitar que la senadora fuese rociada por el mineral fundido . También soltó el brazo mecánico del cubo, derramando a Amidala en el piso de la fábrica. Rodeados de enemigos, Amidala y Skywalker fueron capturados y condenados a morir con Kenobi en la arena de ejecución. La oportuna llegada de 200 Jedi los salvaron, pero los Jedi pronto se encontraron en una fiera batalla con cientos de droides armados que luchaban en nombre de los separatistas. R2-D2 entró en el combate cuerpo a cuerpo y descubrió la cabeza de C3PO adjunta al cuerpo de un droide de combate. Usando su arma de cable para separar la cabeza, R2-D2 arrastró la cabeza al otro lado de la arena y la injertó en el cuerpo correcto. Mientras los droides de combate abrumaban a los Jedi, el Maestro Jedi Yoda llegó con una gran fuerza del recién creado Gran Ejército de la República, y la guerra se desbordó fuera de la arena, pronto dejando a R2-D2, C-3PO, y el joven clon Boba Fett como únicos ocupantes.[1]

El Ejército de la República ganó la batalla, iniciándose una guerra galáctica entre la República y la Confederación. Poco después de la batalla, R2-D2 y C-3PO acompañaron a Amidala y a Anakin de vuelta a Naboo, donde fueron los testigos en solitario de una boda entre los dos en el País de los Lagos.[1]

De Amidala a Skywalker

Amidala: «Voy a buscar al Maestro Yoda.»
C-3PO: «¿Usted sola?»
Amidala: «Amidala»
C-3PO: «No. Me acompañaréis los dos.»
―La senadora Amidala a sus droides en Ilum [fuente]
R2D2-CloneWars.svg

R2-D2 durante las primeras etapas de las Guerras Clon

R2-D2 se quedó con Amidala en Coruscant durante las batallas inciales de la guerra,[2] al igual que C-3PO, que había sido dado a la senadora por Skywalker como un regalo de bodas.[3] Los tres fueron testigos de como Skywalker se marchaba del planeta en un caza estelar en su camino para sitiar Muunilinst.[2] Algún tiempo después, los droides estaban viajando con Amidala en su yate Real mientras el buque fue sede de Yoda. Después de que Yoda convenciese a Amidala y al Capitán Typho de dar un rodeo, la nave se dirigió a Ilum en una misión de rescate de las Jedi Luminara Unduli y Barriss Offee.[4] El Maestro Jedi se adentró en la tormenta de nieve del planeta, pero una preocupada Amidala, después de haber sido asegurada por R2-D2 que sus sensores funcionaban correctamente con el tiempo de nieve, pronto salieron a su encuentro con los droides siguiéndola. Durante la búsqueda, los sensores de R2-D2, detectaron varios objetos acercándose, que resultaron ser tres droides camaleón separatistas encubiertos. Amidala destruyó a los tres, y el trío fue recibido por sus tres díscolos Jedi; a Yoda le preocupaba que la ubicación de las cuevas de cristal habían sido descubiertas por los separatistas. Hackeando uno de los droides destruidos, R2-D2 descubrió y reveló un holograma del Conde Dooku, Jefe de Estado de la Confederación, dando instrucciones para destruir las cuevas.[5]

Después de que Skywalker fuese elevado al rango de Caballero Jedi, él dio su ex-trenza de padawan a Amidala como un regalo. R2-D2 estuvo presente cuando ella recibió el pedazo del pelo; a cambio, Amidala dio el droide astromecánico a su marido. Viajando a un hangar, R2-D2 mostró un holograma de Padmé a Anakin indicando el nuevo propietario del droide, para deleite de Skywalker. R2-D2 fue acoplado después en el caza estelar del Caballero Jedi, y los dos se marcharon del planeta.[6] R2-D2 voló con Skywalker en combate espacial en gran parte de la guerra, incluyendo una batalla, donde Skywalker salvó al Maestro Jedi Saesee Tiin de droides tri-caza.[7] Skywalker programó una gran cantidad de datos tácticos y ubicaciones de las bases de la República en la memoria del droide, y rompió el protocolo por nunca darle a R2-D2 una limpieza de memoria.[8] El droide fue con Skywalker cuando regresó a Coruscant para visitar a Amidala.[7]

La nueva Padawan, el Huttito perdido

«Si hay alguna salida, Erredosito la encontrará.»
―Ahsoka Tano[fuente]

Cuando la población nativa del planeta Christophsis hizo un llamamiento a los Jedi para que los ayudasen a repeler una invasión de las fuerzas separatistas, Obi-Wan, ahora un Alto General Jedi, y Skywalker, un General Jedi, llegaron a la Ciudad Cristal del planeta con un contingente de soldados clon y R2-D2. A raíz de una desastrosa emboscada por los droides de combate, R2-D2 vio como el Comandante Clon CC-2224, apodado "Cody", y el Capitán clon CC-7567, apodado "Rex ", analizaron la cabeza recuperada del TJ-55, un Droide táctico serie T, en el centro de comunicaciones de la base de la República. Cuando los dos soldados descubrieron al espía en medio de ellos, se lanzaron fuera del centro, pero regresaron más tarde y emplearon a R2-D2 en la localización de cualquier transmisión que el espía había hecho. Tras conectarse a una computadora, R2-D2 descubrió una serie de comunicaciones externas que habían tenido lugar hacía pocos días en un patrón irregular. Remontaron a los cuarteles del sargento clon Slick, que finalmente dio lugar a Cody y Rex a atar al traidor.[9]

R2-KT meeting.jpg

R2-D2 y R2-KT a bordo del Espíritu de la República

Una gran fuerza de droides de combate marcharon sobre la ciudad,[9], pero fue repelida por los Jedi y el ejército de la República. Cuando una segunda ola llegó, R2-D2 fue al fragor de la batalla, pero se retiró a la seguridad del Cañón Antivehículo AV-7 de la República, mientras los cañones disparaban contra los Tanques Blindados de Asalto de los droides. Después de que los droides se retirasen del abrumador fuego de los cañones, un transporte llegó el planeta desde Coruscant y aterrizó en la Plaza. R2-D2 siguió a Kenobi y Skywalker a la plaza, y gritó de alegría mientras los ocupantes de la nave solitaria desembarcaron: Ahsoka Tano, la nueva aprendiz padawan de Skywalker. Cuando el ejército Separatista estableció un escudo deflector, R2-D2 se unió a Skywalker, Obi-Wan, Tano y Rex a un consejo de guerra, donde se fraguó un plan para desactivar el escudo. Durante el tiroteo que siguió, R2-D2 de nuevo se quedó con los cañones de la República, que fueron capaces de poner fin a la batalla decisiva tras el sabotaje del generador de escudo de los separatistas. A raíz de la victoria, Yoda llegó a Ciudad Cristal y ordenó a Skywalker y Tano viajar a Teth para rescatar a el hijo secuestrado del tristemente célebre señor del crimen Jabba el Hutt; R2-D2 viajó con ellos al mundo del Borde Exterior y estuvo presente en el hangar del Destructor Estelar clase Venator Espíritu de la República, mientras que Skywalker era informado sobre la situación en la superficie del planeta, mientras Tano se jactaba de sus hazañas en Christophsis a un grupo de soldados clon.[10]

Skywalker y Tano condujeron a sus tropas al sitio del Monasterio de la Orden B'omarr de las fuerzas separatistas, y rescataron a Rotta el Hutt desde dentro. Fuera del castillo, R2-D2 se acopló al caza de Skywalker y proyectó una transmisión holográfica de Obi-Wan, que se vio interrumpida por la llegada de varias Naves de aterrizaje C-9979 y droides buitre. R2-D2 se deshizo del caza sólo segundos antes de haber recibido un aluvión de fuego bláster y explotado. Como los droides de combate B1 y los superdroides de combate B2 pululaban por el exterior del castillo, R2-D2 siguió a Tano, y estuvo acompañado por Skywalker y varios soldados clon antes de que la puerta del castillo se cerrase de golpe. Tano ideó rápidamente un plan de escape, y trajo a R2-D2 y Skywalker a una terminal de computador, donde el droide astromecánico hackeó y encontró una plataforma de aterrizaje de puerta trasera.[10] De camino a la plataforma, el trío se encontró con la Acólita Oscura Asajj Ventress y varios droides B2, pero antes de que una escaramuza pudiese derivarse, R2-D2 activó una trampilla en el suelo, hundiendo a todos los presentes a un gran vertedor y a una pequeña pista. Mientras Skywalker combatía contra Ventress, Tano neutralizó la amenaza droide; un segundo grupo de droides B2 llegó a la cabeza de una galería, pero fueron asaltados por R2-D2 y llamó a la arena de abajo. La distracción que ofreció un rancor de la jungla presente en la arena permitió a una Ventress sin armas escapar, y el trío continuó en su camino a la plataforma de aterrizaje.[11][12]

Dragonflypursuit.jpg

Volando lejos de Asajj Ventress, R2-D2 sigue a Skywalker y Tano a una secreta plataforma de aterrizaje de Teth.

Al llegar a la plataforma, fueron recibidos nuevamente por Ventress, esta vez con varios droidekas a cuestas, pero R2-D2 fue capaz de cerrar la puerta de la plataforma antes de que sus enemigos llegasen. Después de que Skywalker saltase de la plataforma en la parte posterior de un insectoide alado, que domesticó a la bestia y la utilizó para abordar a Ventress, que había cortado la puerta con sus sables de luz y se batió en duelo contra Tano. Como Tano se unió a su maestro en la parte posterior de la bestia, R2-D2 activó sus cohetes de refuerzo y los siguió a la plataforma de aterrizaje secreta mientras Ventress, se encontraba en una meseta cercana. El pequeño Hutt fue atado a R2-D2 mientras los dos Jedi intentaron arrancar los motores del Crepúsculo , un carguero que descubrieron, pero era R2-D2 quien fue capaz de conseguir con éxito que la nave entrase en funcionamiento. Al no ser posible encontrarse con el Espíritu de la República, el trío se vio obligado a llevar el carguero a Tatooine y entregar al Hutt directamente a su padre. R2-D2 programó en las coordenadas en la computadora de navegación de la nave y saltó al hiperespacio.[10]

Sobre Tatooine, el carguero fue atacado por droides buitre, y el último de ellos fue destruido cuando R2-D2 se conectó a la terminal de la computadora y disparó los cañones del carguero en él. Dañado en el tiroteo, el carguero se estrelló contra el Mar de las Dunas del planeta, lo que obligó al trío a viajar al Palacio de Jabba a pie. Cuando Skywalker sintió la presencia del lado oscuro de la Fuerza, sospechó que un Jedi Oscuro estaba cerca y se lanzó hacia él y lejos del pequeño Hutt. Dejó a Rotta con R2-D2 y Tano, quien llegó al Palacio de Jabba sin incidentes hasta tres MagnaGuardias IG-100 se levantaron de la arena y los atacaron. R2-D2 electrocutó a uno con su brazo de choque droide antes de ser eliminado a distancia, y le tocó a Tano destruir a los tres con su sable de luz. Los dos entraron en el palacio y le devolvieron el Hutt, que, junto con un holograma de transmisión de la Senadora Padmé en Coruscant indentificaron al tío de Jabba Ziro como responsable por el secuestro, aplacando a un furioso Jabba y salvando las vidas de los dos Jedi.[10]

En las manos de Grievous

«R2 es irremplazable»
―Anakin Skywalker después de recibir a su nuevo droide astromecánico[fuente]

Cuando el Consejo Jedi recibió la noticia de que el General Grievous, Comandante Supremo del Droide, intentó invadir el planeta Bothawui, envió a tres Destructores Estelares bajo el mando de Skywalker al bloqueo del sistema Both. [8]

Cuando seis fragatas de la Confederación llegaron al sistema , Skywalker pilotó un caza del Escuadrón Oro a su encuentro, con R2-D2 de vuelo en el zócalo de droides del general.

Cuando las fragatas fueron rebasadas por varios caminantes AT-TE ocultados sobre un asteroide, Grievous huyó de su nave insignia a su caza estelar personal, y fue perseguido de cerca por Skywalker y R2-D2. Un trozo de metralla de una fragata que había explotado se presentó en el caza estelar de Skywalker, y perdió tanto el control de la nave como la conciencia; el Jedi fue recuperado pronto por Rex, pero R2 -D2 fue rescatado de los restos del caza por el trandoshano carroñero Gha Nachkt y subido a bordo del carguero de Nachkt, el Garra de Buitre.[8]
R2-taken apart.jpg

Grievous y Gha Nachkt toman a R2-D2 aparte.

Nachkt sospecha de que la memoria del droide contenía valiosa información de la República, y, en consecuencia R2-D2 va equipado con un cerrojo de seguridad y estableció contacto conGrievous, ofreciendo el droide a cambio de créditos. De camino a una cita con el general, Nachkt dormía en puente, lo que permitió a R2-D2 perder su perno de restricción y escapar del armario en el que estaba cautivo. A medida que corría por los pasillos de la nave, fue perseguido por un Droide centinela IG-86, pero se las arregló para cortar en una terminal de computadora, cerrando una puerta blindada entre el centinela y él mismo, y la apertura de una trampa debajo de la puerta del centinela que desechó en el espacio. Sin embargo, el caos despertó a Nachkt, quien encontró a R2-D2 y lo volvió a montar su perno de restricción.[8] Una vez más un cautivo, R2-D2 fue inspeccionado por Passel Argente, el Magistrado de los separatistas aliados de la Alianza Corporativa, quien abordó el Garra del Buitre con la esperanza de comprar un droide de espionaje. A pesar de que mostró su interés en R2-D2, Nachkt le informó de que el astromecánico ya tenía un cliente.[13]

A medida que el Garra del Buitre llegaba a la Estación Skytop, un puesto de escucha de la Confederación en el sistema Marca de Hoth, R2-D2 volvió a trabajar en intentar escapar de su confinamiento. Cortó a través de una pared en el armario con su susurrante, y tuvo acceso a un panel de control, enviando una transmisión de audio a través de las antenas de transmisión del carguero, que fue elegido en última instancia por Skywalker. Nachkt descubrió las acciones del droide y lo electrocutó con una pica de iones; el trandoshano luego aterrizó el carguero en el puesto de escucha y trajo a R2-D2 ante Grievous. El General instruyó a Nachkt para tomar el droide aparte y extraer toda la información sobre la República de su memoria, y Nachkt cumplió, descubriendo que en la memoria de R2-D2 figuraban todas y cada una de las formaciones de la República y sus estrategias. Grievous mató a Nachkt por exigir este más créditos, y luego dar instrucciones a varios de sus MagnaGuardias para reconstruir a R2-D2 y llevarlo a un lugar seguro después de enterarse de que las tropas de la República habían embarcado en la estación. A medida que el astromecánico fue llevado a través de los corredores de la estación, Skywalker, quien había trazado la difusión de R2-D2 con el sistema, donde se encontraba, y destruyó a todos los MagnaGuardias con su sable de luz. En la escaramuza que se produjo, un R2-D2 parcialmente reconstruido gestionó para volver a colocar en su mayoría los brazos y la cúpula y, a continuación electrocutar a un MagnaGuardia y con su brazo destruido trató de asir un asimiento de la pierna de Skywalker.[14]

Epguide007.jpg

El duelo de los droides

Skywalker estaba feliz de ver a su amigo de nuevo, pero fue rápidamente comunicado de que R3-S6, su droide astromecánico de reemplazo que en realidad era un espía confederado. Después de R2-D2 y Skywalker corriesen de nuevo al Crepúsculo que Skywalker había atracado en uno de los hangares de la estación, R3-S6 reveló su verdadera lealtad cerrando todas las puertas del hangar y la activación de varios droides buitre abandonados, que, junto con un grupo de droides de combate B2, atacó a Skywalker, R2-D2 y un grupo de soldados clon . Skywalker ordenó a R2-D2 ir a una plataforma exterior para ver si había una manera de abrir la puerta del hangar. Después de rodar por un puente, R2-D2 empezó a interactuar con una terminal de computadora, pero fue abordado por R3-S6, que lo había seguido a la plataforma. Los dos droides astromecánicos comenzaron a dispararse electricidad el uno al otro, pero un rayo de R2-D2 resultó ser el más poderoso e incapacitó a su enemigo. Con éxito abrió la puerta del hangar, pero fue atacado de nuevo por R3-S6 y respondió con disparos de petróleo a su oponente. Después de haber sido cargada con explosivos que habían sido recientemente detonados, la estación comenzó a debilitarse, haciendo que el puente girase hacia la hebilla y comenzase a derrumbarse. R3-S6 empezó a caer fuera, pero disparó su arma de cable en R2-D2. Como los dos droides lentamente comenzaron a deslizarse hacia el borde del puente colapsado, R2-D2 disparó sus cohetes de refuerzo, que prendió en el espacio entre ellos, y usó su sierra circular para cortar el cable, enviando a R3-S6 disparado fuera del puente y hacia su destrucción. R2-D2 luego voló a la espera de los cazas estelares de Skywalker con la ayuda de sus cohetes, y la nave se alejaba de la estación en explosión.[14]

Persiguiendo el Malevolencia

Skywalker: «¡Erredós! Programa el navegador. Prepárate para sacarnos de aquí.»
Tano: «No te acuerdas. ¡Está desconectado!»
— Skywalker y Tano, preparándose para huir del Malevolencia [fuente]

Noticias comenzaron a difundirse a través de la República de un arma separatista que había destruido más de una docena de naves de guerra de la República y no dejó supervivientes; cuando el Maestro Jedi Plo Koon y su flota se presume que fueron destruidos en el sistema Abregado, Skywalker, Tano y R2-D2 tomaron el Crepúsculo desde el sistema Bith para investigar, a pesar de las instrucciones de Maestro de la Orden Mace Windu afirmando que iban a permanecer con su flota y proteger a las misiones vitales del convoy. Al llegar al sistema Abregado, R2-D2 sintonizó los escáneres del Crepúsculo para la detección de formas de vida, y recibió una transmisión de la HoloRed de Obi-Wan, quien apremió a Skywalker a su encuentro con su flota. Mientras los tres se disponían a abandonar el sistema, R2-D2 descubrió una forma de vida en la lectura en el canal de emergencia de la nave y rastreó la señal a un área específica de los destruidos restos de la flota de Koon. Cuando Tano sintió la presencia de Koon, los tres fueron capaces de emplear un cable de remolque para atraer la cápsula de escape en la que se encontraban Koon y tres soldados clon a bordo de su nave La alegría de la recuperación se vio interrumpida cuando el arma secreta de los separatistas llegó al sistema: un Crucero pesado clase Subyugador de proporciones prodigiosas llamado Malevolencia , que lucía masivos cañones de iones que se utilizaban para desactivar a sus presas. R2-D2 se apagó con el resto de sistemas del Crepúsculo en un intento por evitar la detección de los sensores del acorazado, pero cuando la táctica falló, el droide astromecánico fue reactivado y trazó un salto al hiperespacio alejado del sistema. Con éxito escaparon de la explosión de los cañones de iones y el Crepúsculo se encontró con el Destructor Estelar Resuelto .[15]

Con la esperanza de adquirir un grupo de bombarderos Ala-Y para utilizarlos contra el crucero pesado, Skywalker trajo a R2-D2, Tano y los pilotos clon del Escuadrón Sombra en el Crepúsculo al Complejo de Pruebas de Bormus, a estación espacial [| órbita [órbita]] el planeta de la Bormus que poseía ese grupo. A bordo de la estación, R2-D2 conectó a una terminal de computadora y subió un documento falsificado que un trabajador protestante necesitaba en el sistema informático de la estación, que alegó que Skywalker había permitido para llevarse a los probados luchadores.[16] Con nuevos combatientes a su nombre, el Escuadrón Sombra volvió al Resolute, donde fueron informados por Skywalker y el Almirante Wullf Yularen; R2-D2 asistió a la sesión de información mediante la proyección de un holograma del Malevolencia mientras Skywalker describía la estrategia de la escuadra de ataque: bombardear la superestructura del puente del crucero. R2-D2 se unió a Skywalker y Tano en uno de los atacantes; Skywalker sería el comandante del Escuadrón de las Sombras, mientras Tano actuaba como su artillero. Habiendo recibido la información de que su objetivo se dirigía hacia el Centro Médico de la Nebulosa Kaliida de la República, el Escuadrón Sombra tomó un atajo a través del Ruta de Balmorra con el fin de cortarle el paso al Malevolencia.[17]

Shadow Squadron briefing.jpg

El Escuadrón Sombra es informado por R2-D2, Skywalker y el Almirante Yularen a bordo del Resuelto.

El acceso directo necesario al paso por la Nebulosa Kaliida, que vio la escuadra y al Maestro Koon, actuó como su caza de escolta, eludiendo su anidación en el gigante Neebray mantas. Pasando por sobretodo ileso, la escuadra batió al Malevolencia al centro médico, pero se redujo a la mitad de su fuerza cuando cinco atacantes se perdieron por droides buitre y los cañones masivos de iones del crucero. Al no poder destruir el puente, la escuadra dirigió sus esfuerzos a uno de los cañones de iones a sugerencia de Tano, disparando torpedos de protones en el arma. La daño inflingido causó al Malevolencia que casi se desgarrase cuando trató abrir fuego, con las armas incapacitadas así como su hiperimpulsor.[17] El Resuelto se dispuso a destruir el crucero abandonado, pero se mantuvo apagado cuando el yate de la senadora Amidala, habiendo llegado al sistema debido a una información falsa, fue llevada a bordo por rayo tractor del averiado crucero. Llevando a R2-D2 con ellos, Skywalker y Kenobi tomaron el Crepúsculo a bordo para su rescate.[18]

Al llegar dentro del Malevolencia, a R2-D2 se le ordenó permanecer en la esclusa de entrada, donde fue comunicado pronto por Skywalker y le dijo de apagar un chorro de ferrocarril aerotren. Después de cumplir por medio de un hackeo de una terminal de ordenador, al droide astromecánico se le dijo que buscase a C-3PO, que había llegado con Amidala, pero se había perdido consigo. R2-D2 encontró a su amigo, y los dos se reunieron con Skywalker y Padmé antes de encontrarse con Kenobi en el Crepúsculo. La tarea de encender sus motores y la liberación de la abrazadera de conexión cayó a R2-D2, que entonces realizó una exploración del Malevolencia y descubrió que trataba de encender su hiperimpulsor. Debido a un acto de sabotaje realizado por Skywalker y Padmé, el hiperimpulsor causó que el crucero explotase mientras el Crepúsculo aceleraba con seguridad.[18]

A pesar de la victoria, Grievous, que había estado al mando del crucero, se escapó,[18] y Skywalker comenzó a dedicar sus esfuerzos al seguimiento del General. R2-D2 se quedó al lado de su propietario a bordo del Resuelto mientras el sueño abandonaba a Skywalker en su tarea[19] Sin embargo, la atención del Caballero Jedi pronto se desplazaría al Conde Dooku; R2-D2 ayudó a Skywalker acoplándose a su caza apareciendo dañado en un ardid que terminó con Skywalker dejándose capturar por una fragata estelar clase Munificente comandada por Dooku cerca de Vanqor.[20]

Una tregua blanca, una sombra azul

«¿Por qué no entramos, Amo Anakin? A Erredós le gustaría refugiarse del frío.»
―C-3PO en Orto Plutonia[fuente]

R2-D2 y C-3PO se reunieron de nuevo durante un viaje a Orto Plutonia, este último inclinándose a Skywalker por su esposa en la misión en el mundo de hielo. Cuando se perdió el contacto con un puesto de avanzada militar de un planetoide, Skywalker y Kenobi trajeron a los droides y un contingente de soldados clon de asalto para entornos fríos para investigar, y estuvieron acompañados por la senadora Riyo Chuchi de Pantora, así como Chi Cho, Gobernador de la Asamblea Pantorana, debido a la ubicación del planeta en el espacio de Pantora. Cuando los Jedi descubrieron que los soldados clon estacionados en Pantora habían sido barridos por un grupo de locales talz, Cho declaró la guerra sobre los nativos, pero el conflicto se detuvo rápidamente cuando Chuchi recibió el permiso del Portavoz de la Asamblea de Pantora para negociar la paz. R2-D2 y C-3PO acompañaron a Chuchi, los Jedi y los que no eran soldados clon luchando por la escena de la batalla, donde Chuchi hizo la paz con Thi-Sen, líder tribal de los Talz.[21] Los dos droides se reunieron de nuevo cuando R2-D2, Kenobi, Skywalker y Tano aterrizó en Naboo en un Transporte de Asalto de Baja Altitud, habiendo sido enviados por el Consejo Jedi, en respuesta a la uinformación que sugería que un bio-laboratorio separatista se había creado en el planeta. Después de ser recibido por C-3PO, Typho y la Gungan Peppi Bow en un hangar Palacio Real de Theed, enviaron a Tano Skywalker y Bow para localizar el laboratorio, mientras que él, Kenobi y R2-D2 mostraron un holograma del científico Doctor Nuvo Vindi que había sido descubierto dentro de la cabeza de un robot de batalla B1. Los Jedi consiguieron localizar a Laboratorio de Vindi en los pantanos del planeta detener al loco doctor, [22] pero Skywalker, Kenobi y R2-D2 se vieron obligados a tomar, el Crepúsculo a Iego, cuando Tano, Amidala, Jar-Jar Binks, Rex y varios soldados clon más quedaron atrapados en el laboratorio con un flujo de aire del mortal Virus de la Sombra Azul que había sido sintetizado por Vindi.[23]

AnakinArtoo-SOR.jpg

Maestro y droide con el caza estelar de Tano por encima de Ryloth.

Los dos Jedi fueron capaces de obtener una raíz de Reeksa, una planta de Iego, que era un ingrediente necesario en la creación de un antídoto para el virus, pero no pudieron abandonar el planeta debido a la presencia de Drol , una Estación de Defensa de Red Láser que los separatistas habían instalado en la órbita del planeta. Después de un infructuoso intento de pasar a través de ella, el Crepúsculo desembarcó en el puerto espacial de la ciudad de Cliffhold, y R2-D2 recibió y amplificó una transmisión de HoloRed de Amidala y Tano, dos de las cuales eran quienes padecían los efectos del virus. Un plan fue tramado para destruir Drol, y como el Crepúsculo salió de la ciudad, varios droides buitre que los separatistas habían dejado en el planeta fueron esclavizados para el control de R2-D2. A través de una terminal de computadora, R2-D2 envió las naves droide en kamikaze en generadores láser Drol, destruyendo el Sistema de Defensa y permitiendo al Crepúsculo a paso del sistema. R2-D2 definió el rumbo de Naboo, donde se sintetizó el antídoto y se curó a las personas afectadas.[23]

El Resuelto, junto con los destructores estelares Defensor y Redentor fueron poco después llamados al planeta Ryloth después de que sus habitantes fuesen esclavizados por Wat Tambor, Emir de los separatistas aliados de la Tecno Unión. Una escaramuza inicial sobre el planeta destruyó el Redentor, y cuando sus naves compañeras huyeron, R2-D2 asistió a Skywalker en trabajar en el caza de su Padawan, mientras que Skywalker y Tano tramaban un plan para romper el bloqueo. El Defensor dañado fue evacuado, con excepción de R2-D2 y Skywalker, que pilotaron en línea recta a la nave de control de droides de los separatistas. Antes del accidente, los dos huyeron del Defensor en una cápsula de escape, que fue recuperada por el Resuelto. Con el bloqueo roto, las tropas de Kenobi ahora podrían montar un asalto terrestre en el planeta.[24]

Nuevas amenazas

Un astuto cazarrecompensas

Al trabajo de Darth Sidious, el líder secreto de la Confederación, un cazarrecompensas duros llamado Cad Bane robó un holocron de los archivos del Templo Jedi pero después fue perseguido por el Resuelto. El Resuelto tenía como objetivo la fragata estelar clase Munificente que Nute Gunray, el virrey de los separatistas, le prestó a Cad Bane, y el cazarrecompensas se encontró en una trampa: R2-D2, Skywalker, Tano, Rex, y un grupo de soldados clon en AT-TE fueron a la fragata para recuperar el holocron. R2 abrió una trampilla permitiendo que los soldados se introdujeran en la fragata. Enchufándose a la terminal del ordenador, R2-D2 descubrió un holograma de Bane mostrando que había cogido el cristal de memoria Kyber del Maestro Jedi Bolla Ropal. Encontraron a Ropal muerto, pero con la ayuda de R2 encontraron el área donde estaba localizado Cad Bane. Le siguieron hasta un hangar que estaba lleno de droides de batalla, y se produjo un tiroteo feroz en el que que Bane desactivó la gravedad artificial de la nave. Usando sus cohetes de refuerzo, R2-D2 reactivó la gravedad, y con los androides derrotados, el grupo de abordaje huyó de la nave en una lanzadera de transporte clase Sheathipede. A su regreso al Resuelto, se descubrió que Bane se había puesto la armadura de un soldado clon, y había huido con ellos; Bane rápidamente escapó del Resuelto con una lista de todos los niños sensibles a la Fuerza conocidos en la galaxia que había obtenido mediante la combinación del holocrón y el cristal Kyber.

AhsokaZeroG-CoD.jpg

Ahsoha Tano en gravedad cero.

Skywalker y Tano capturaron a Bane en Naboo y lo llevaron al Resuelto, en el que, con la ayuda de R2-D2, que investigaron el caza del cazarrecompensas y descubrieron que había estado recientemente en Mustafar. Con la esperanza de encontrar un poder superior del que sospechaban de Bane, los tres cogieron el Crepúsculo y fueron al planeta volcánico Después del aterrizaje, R2-D2 abrió la puerta a una estación de minera y permitió el acceso a Skywalker y a Tano, y los siguió en el interior, después de abrir otra puerta que permitió a los dos Jedi a huir de la estación con dos niños recuperados.

Fabrica de armas descubierta

Poco después de la misión de Mustafar, R2-D2 y Skywalker acompañados por C-3PO, Amidala, Typho, y el senador Rush Clovis del Clan Bancario Intergaláctico en fueron en el esquife estelar de Amidala de Coruscant a Cato Neimoidia, donde Amidala debía hablar con el Senador Lott Dod de la la Federación de Comercio y al mismo tiempo espiar a Clovis, tanto Dod y Clovis eran sospechosas de estar con la Confederación. R2-D2 y Skywalker inicialmente se quedaron con la nave fuera del palacio de Dod, pero Skywalker, disfrazado de piloto, se infiltró en la fortaleza y volvió con una tarjeta de datos que Amidala había robado. R2-D2 tomó la tarjeta de datos y preparó la nave para el despegue, que Typho piloto lejos del planeta. La tarjeta contenía las coordenadas de una fábrica de droides nueva que se estaba construyendo en Geonosis, y R2-D2 acompañado de Skywalker y otras personas Segunda Batalla de Geonosis fueron en la fábrica. R2-D2 proyectó un holograma del objetivo y los Jedi planearon un ataque.

R2-D2 más tarde se unió a una escolta clon en la que estaban Skywalker, Kenobi, Cody y Rex, el grupo estaba a bordo de la nave Coronet, para garantizar la vida de Satine Kryze, duquesa de Mandalore, y varios senadores pertenecientes al Consejo de Kryze. Como se sospechaba que los enemigos de Kryze, la Guardia de la Muerte, se aliaron con la Confederación, R2-D2 y los clones patrullaron para mantener la seguridad. Cuando R2-D2 descubrió un solitario casco de soldado clon, empezó a dar pitidos y silbidos, junto con la desaparición de dos soldados, Rex se puso en contacto con Skywalker, a cuya llegada R2-D2 descubrió una caja vacía y una robot sonda asesino. La sonda fue destruida por Skywalker y los clones, pero sus restos mutilados comenzaron a despedir a legiones de sondas asesinas diminutas, algunos de los cuales electrocutó R2-D2 con su brazo de choque. Skywalker y los soldados clon destruyeron el resto de las sondas, así como varios droides de batalla B2 que llegaron en el buque de embarque clase Droch gracias al traidor senador Tal Merrick.

La Guerra acaba

El rescate del Canciller

Como la Confederación era empujada cada vez más y más de sus antiguas bases en los Mundos del Núcleo, Skywalker y Kenobi participaban en los Asedios del Borde Exterior, atacando bastiones clave separatistas en el otro extremo de la Galáxia. R2-D2 acompañó a los dos a los planetas de Nelvaan y Tythe, mientras buscaban el General Grievous, y, a bordo de la Destructor Estelar Integridad, ayudó a Skywalker a acomodarse con un brazo cibernético nuevo después de perder su anterior la batalla con las fuerzas de la Tecno Unión . El droide astromecánico luego recibió un mensaje urgente de Mace Windu de Coruscant: Una flota de la Confederación había llegado a la capital galáctica y secuestrado al Canciller Palpatine, y Skywalker y Kenobi debían para volver a Coruscant y rescatarlo.

Coruscant is Under Siege.jpg

Kenobi y Skywalker, via R2, reciben la orden de Mace Windu de que deben volver a Coruscant para rescatar al Canciller

Mientras la batalla rugía en los cielos de Coruscant, los dos Jedi se enfrentaron con su escuadrón a la nave de Grievous Grievous,la Mano Invisible, pero se encontraron con la resistencia de varios droides buitre. R2-D2 ayudó a Skywalker a evadir dos misiles que había sido despedidos hacia él, y electrocutado a un droide zumbador. Cuando los dos luchadores aterrizaron en un hangar del Mano Invisible, R2-D2 se conectó a una terminal de ordenador y encontró el lugar en el que estaba el Canciller, en la cubierta de observación de la nave. Fue entonces cuando Kenobi le dio instrucciones de permanecer con las naves, mientras que los Jedi se infiltraron en el destructor buscando al Canciller. R2-D2 siguió las órdenes, y se escondió cuando dos droides de batalla B2 entraron en el hangar; puso su terminal de comunicación dentro de su cúpula con el fin de silenciar el sonido de Kenobi. Los centinelas fueron alertados de su presencia y lo levantó del suelo. R2-D2 respondió con chorros de aceite y, prendiéndoles fuego con sus cohetes de propulsión, la destrucción de los dos droides de batalla fue inmediata.

R2 flames.jpg

R2-D2 destruye a dos androides en el hangar de la Mano invisible

Skywalker y Kenobi consiguieron matar al Conde Dooku y rescatar al Canciller, R2 activo otro turboascensor. Sin embargo, debido a los daños causados por la flota republicana, la gravedad artificial, los campos de tensores... de la Mano Invisible comenzaron a fallar, haciendo que el androide astromecánico cayera en picado por todo el hangar hasta un montón de piezas de droide de batalla. El piloto de la nave hizo que se estabilizara la gravedad, R2-D2 descubrió a los Jedi y al Canciller atrapados en un escudo de rayos en uno de los pasillos de la nave. Antes de que pudieran liberarse, un grupo de droides de batalla B2 y droidekas llegaron y detuvieron a los cuatro cautivos, llevándolos ante el General Grievous en el puente de la nave. Tras algunos bromas entre el general y los Jedi, R2-D2 abrió toda su equipación y comenzó a gritar, la distracción que produjo permitió a los Jedi recuperar sus sables láser de la capa de Grievous y comenzar a destruir los droides de batalla y Magnaguardias presentes en el puente. Cuando se sometió a los androides, Grievous huyó. Como la Mano Invisible seguia siendo maltratada por la flota de la República, se partió en dos y comenzó la caída la superficie del planeta. R2-D2 ayudó a Skywalker y Kenobi a realizar un aterrizaje forzoso, extendiendo las aletas de arrastre del buque en el proceso. Con el Canciller en manos de la República, los restos de la armada separatista huyeron al Borde Exterior, y R2-D2 acompañado de Skywalker, Kenobi, y el Canciller fue al edificio del Senado, donde fueron recibidos por Mace Windu algunos senadores. R2-D2 fue recibido por C-3PO, quien asistió con Senadora Amidala.

Un héroe cae

R2&Palps.jpg

R2-D2 y Palpatine antes de que Anakin se pasara al Lado Oscuro de la Fuerza

En los próximos días, R2-D2 fue testigo de varias conversaciones entre Skywalker y Amidala, y de manera holográfica las grabó en su memoria. Los días fueron terribles para los Skywalker, y en última instancia, lo vio caer al lado oscuro de la la Fuerza bajo la influencia del Canciller Palpatine, que en realidad era el Lord Sith Darth Sidious. Como los Jedi en la galaxia fueron asesinados, Skywalker, ahora conocido como Darth Vader, trajo a la Legión 501 de tropas clon al Templo Jedi y ejecuto a todos los Jedi presentes, después tomó a R2-D2 en su nave hasta el apartamento de Amidala, donde R2-D2 mantuvo una breve conversación con C-3PO. Vader luego viajó al planeta Mustafar mandado por Sidious, donde, después de instruir a R2-D2 de permanecer con su nave, mató a todos los miembros del Consejo Separatista, poniendo fin a la guerra.

Mustafarian.jpg

R2-D2 es dejado por Vader para cumplir mejor con su cometido porque todavía lo veía como su maestro

Cuando Amidala y C-3PO llegó al planeta, Vader se dio cuenta de que Kenobi se había escondido a bordo de la nave, y empezó a estrangular a su esposa con la Fuerza; R2-D2 holográficamente registró el incidente. Como Vader y Kenobi lucharon en un duelo con espadas láser, R2-D2 y C-3PO llevaron a Amidala de vuelta a bordo de la lancha e intentaron estabilizarla. Kenobi pronto regresó, tras haber derrotado a Vader, y tomó la nave y la llevó a Polis Massa para encontrarse con Yoda y el senador Bail Organa de Alderaan. Amidala fue llevada a un centro médico, donde R2-D2, C-3PO, Kenobi, Yoda y Organa dieron testimonio del nacimiento de dos gemelos que se llamaron Luke y Leia. Debilitada y sin la voluntad de seguir viviendo, Amidala falleció en el quirófano. Los cinco sobrevivientes llevaron su cuerpo a Naboo en la corbeta de Organa, la Tantive IV, Kenobi y Yoda discutieron la situación con Organa: La Orden Jedi casi habían sido completamente destruida, y la República había sido reorganizada en un Imperio Galáctico con Palpatine como su Emperador. Yoda y Kenobi pasaron a la clandestinidad, este último observaba a Luke, que fue confiado a la familia Lars en Tatooine. Leia' fue aprobada por la esposa de Bail, los gemelos se mantendrán a salvo de los Sith en los tiempos oscuros. Organa confió a R2-D2 y a C-3PO a Raymus Antilles, el capitán de la Tantive IV, quien se encargó de tratarlos bien y borrar la memoria de C-3PO.

Era Imperial temprana

Separado de la Tantive IV

A bordo de la Tantive IV, R2-D2 y C-3PO fueron emparejados. Después de varios años sirviendo a bordo de la corbeta, el dúo estaba en una cápsula de escape, mientras que Corla Metonae, estaba realizando lanzamientos de prueba de las vainas. Cuando un grupo de piratas del sistema Karthakk atacó la Tantive IV, la tripulación se vio obligada a huir y abandonó las vainas.

PloozStrangles.jpg

Plooz estrangula a Zornog.

C-3PO y R2-D2 vieron como el Príncipe Plooz de Alzar estrangulaba al Rey Zornog de Sooma. R2-D2 y C-3PO terminaron en el cuidado de la Agencia Intergaláctica Droide, que los envió al planeta Dodz para servir a su nuevo amo, el mercader de cristales Lott Kemp. Al llegar, descubrieron que la casa de Kemp había sido destruida y que había desaparecido, un joven huérfano llamado Jost Ellon los encontró y se convirtió en su amo. Ellon pasó su vida recibiendo palizas del Gobernador de Dodz Kugg y su droide Destructor, pero cuando R2-D2 y C-3PO descubrieron a Guardia X-1, un antiguo droide trabajador inactivo en la casa de Ellon, ellos activaron al guarda y lo llevaron al Consejo Ciudadano de Dodz para luchar contra Kugg. Amenazados por el destructor, el Consejo ya había llegado a pagar los impuestos exorbitantes que Kugg exigía; demasiado tarde para detenerlo, C-3PO, R2-D2, Ellon llevó al guardia a la mansión de Kugg y derrotó al destructor con la ayuda de R2 -D2. Kugg fue enviado para ser juzgado, y R2-D2 y C-3PO dejaron el planeta para reparar al astromecánico, que había sufrido daños durante la batalla.

Volviendo a la sede de la Agencia Intergaláctica Droide, C-3PO fue capaz de persuadir a los científicos Lonn Idd para reparar a su compañero. Cuando Tig Fromm llegó a la estación espacial para robar un láser de largo alcance de Idd, R2-D2 y C-3PO ayudaron a los niños Vik y Nikki. Los dos droides fueron poco después vendidos al Embajador Zell de Majoor para actuar como tutores y compañeros del hijo de Zell, Llez, que tenía el sueño de desmantelar a C-3PO y R2-D2 para fines de entretenimiento. Durante una misión diplomática a Armath, Llez huyó de su padre y empezó a salir con el pirata Reddjak, pero regresó con su padre cuando fue derrotado Reddjak, personalmente por Zell.

Guerra Civil Galactica

«R2, ¿por que tenías que ser tan valiente?»
―C-3PO, después de que R2-D2 fuera disparado mientras intentaba abrir las puertas del bunker en la Batalla de Endor[fuente]
Droid stub.png

R2-D2 durante la Guerra Civil Galáctica.

El crecimiento de la rebelión le dio una gran capacidad de uso de sus habilidades de Hacker, sirviendo a Antilles en la Tantive IV y en el Sundered Heart. Muchos de los datos tecnicos usados por la Rebelión fueron robados por R2 de las redes Imperiales, incluyendo los primeros datos sobre la existencia de la Estrella de la Muerte.

En el 0 ABY, R2-D2 y C-3PO fueron abordados en la Tantive IV, que estaba en una misión secreta para conseguir los planos de la Estrella de la Muerte, cuando atacó el Devastator, el Destructor Estelar de Darth Vader. Leia Organa, la entonces dueña de la Tantive IV (se la había dado su padre adoptivo) guardaba los planos de la Estrella de la Muerte I en R2-D2, y grabó un mensaje en el. R2-D2 después escapó en una cápsula de escape, junto a un confuso C-3PO en busca de Obi-Wan Kenobi.

«¡Modera tu lenguaje!»
―C-3PO[fuente]

Cuando la capsula de escape aterrizó en Tatooine, R2-D2 y C-3PO fueron capturados por Jawas y después comprados por Owen Lars. Les pusieron un control de restricción. Mientras limpiaba los droides para su tio, Luke Skywalker descubrió parte del mensaje secreto de Leia para Obi-Wan Kenobi. R2-D2 le dijo al intrigado Luke que si quería ver el mensaje entero, tendría que quitarle el control de restricción. Luke, impaciente por verlo, le quitó el control al droide. R2-D2 se negó a mostrarle el mensaje a su nuevo amo. Aun así, había conseguido que le quitaran el control, algo por lo que Luke no parecía especialmente preocupado, tal vez ignorando la determinación y el esfuerzo por cumplir la misión que tiene el pequeño droide. Luke le contó la experiencia después a su tío, que le ordenó que borrara la memoria de los droides. Antes de que esto pudiera ser hecho, R2 escapó al desierto en busca de Obi-Wan. Le seguian C-3PO y Luke, que consiguieron alcanzarle, pero fueron atacados por moradores de las arenas. R2-D2 se escondió en una pequeña cueva mientras Obi-Wan vino al rescate de C-3PO y Luke. Cuando ya estuvieron en la pequeña casa de Obi-Wan, R2-D2 pudo por fin mostrar el mensaje al remitente correcto. Obi-Wan decidió seguir sus órdenes y llevó a R2-D2 a Alderaan. Después de sufrir las muertes de los tíos de Luke, el grupo encontró transporte en Mos Eisley; un joven cazarrecompensas llamado Han Solo aceptó llevarlos a Alderaan en su nave, el Halcón Milenario. Cuando llegaron a donde debería estar Alderaan, no encontraron nada, había sido destruido por la Estrella de la Muerte

El Halcón Milenario fue capturado por la Estella de la Muerte I, que aún estaba en el sistema. Evitando la inspección de los Stormtroopers a la nave, les dio al grupo la oportunidad de rescatar a Leia Organa. Mientras el wookiee Chewbacca y tres humanos fueron en busca de la princesa y el generador del rayo tractor, R2-D2 y C-3PO tomaron posesión de una sala de comunicaciones. Cuando los descubrieron, se pasaron por droides imperiales, y lograron comunicarse con el grupo a tiempo para que R2-D2 los rescatara de un triturador de basuras. Después de escapar de la Estrella de la Muerte I, con el coste de la vida de Obi-Wan, R2-D2 fue finalmente enviado a la Alianza Rebelde en Yavin 4, trayendo los planos de la Estrella de la Muerte I con él, y permitiendo a la Alianza defenderse ante la estación de combate. R2-D2 fue luego el droide astromecánico de Luke durante el ataque a la estación. Fue severamente dañado durante la batalla, irónicamente por su antiguo dueño Darth Vader, pero los mecánicos Rebeldes pudieron repararle.

R2 Empire.jpg

R2-D2 en Dagobah

R2-D2 siguió al servicio de los Heroes de Yavin. Cuando la Alianza Rebelde estableció la Base Echo en el planeta helado de Hoth, usó sus sensores para intentar localizar a Luke cuando no volvió en una misión de exploración. Poco después de que Luke se curara de su ataque de un wampa, la Base Echo sufrió un ataque coordinado en masa de varias de las criaturas del hielo. R2-D2 escapó de un ataque wampa. Durante las fracas, R2-D2 y C-3PO fueron fundamentales ayudando a los defensores de la base a encontrar una manera de atrapar a las bestias. Informaron a Bren Derlin, jefe de seguridad de la base, que los pitidos agudos de los droides astromecánicos habían puesto a los wampas en un ataque de rabia. La mayoría de los wampas atacantes fueron expulsados, pero muchos quedaron dentro escondidos. Grabaciones de droides astromecánicos fueron usadas para que los wampas que quedaban salieran de sus escondites para que pudieran ser aturdidos y capturados. Cuando el Imperio Galáctico atacó Hoth, R2-D2 fue puesto en el X-Wing Fighter de Luke mientras Luke pilotaba un Snowspeeder en la Batalla de Hoth. R2-D2 no montó con su compañero habitual, C-3PO, en el Halcón Milenario cuando se fue del planeta.

Cuando Luke volvió a la Base Echo después de la destrucción de sus generadores de escudo, se llevó a R2-D2 a Dagobah. Después del aterrizaje de emergencia en las ciénagas del planeta, R2-D2 se convirtió en el plato principal de una Serpientedragón cuando se cayó de la ranura de la nave. Por suerte, la bestia lo encontró incomestible, y lo escupió en la jungla. R2-D2 estuvo presente durante todos los entrenamientos Jedi del Maestro Jedi Yoda para Luke, y fue elevado levitando frecuentemente, junto con piedras y otros objetos inanimados. El droide acompañó a Luke a la Ciudad Nube. Después de ser separado de su maestro en la ciudad, fue encontrado por C-3PO, que estaba desmontado y atado a la espalda de Chewbacca. Cuando Chewbacca, Leia, Lando Calrissian y los droides escaparon en el Halcón, R2-D2 ayudó a reparar a un increíblemente dañado C-3PO. También ayudó en el escape de la Ciudad, hackeando los sistemas operativos, haciendo una pantalla de humo y arreglando el generador de Hipervelocidad del Halcón Milenario a ultima hora, facilitando el escape del Imperio

C-3PO se quejó después de su pierna, y dijo que tenía una necesidad sobrenatural de darse patadas. Pero R2-D2 dijo luego que no había nada de raro en ello

Como parte del plan para rescatar a un Han Solo congelado en carbonita de las garras del gangster Jabba el Hutt, Luke envió a C-3PO y a R2-D2 al Palacio de Jabba en Tatooine. Después de recibir una audiencia con Jabba, R2-D2 mostró una imagen holográfica de Luke Skywalker, que alabó al notable gangster, y ofrecía a los droides como regalo para el avaricioso Hutt. La noticia fue una sorpresa para C-3PO, pero R2-D2 ya estaba informado de la oferta.

Artoo blasted on Endor.jpg

R2-D2 es alcanzado por un bláster enemigo durante la Batalla de Endor

«Eres un pequeño granujilla, pero pronto aprenderás respeto. Te necesito para la cubierta de la barcaza de mi amo. Y creo que cabras perféctamente.»
EV-9D9 a R2-D2[fuente]
El droide EV-929 puso a R2-D2 a trabajar sirviendo bebidas en el Khetanna la Barcaza velera de Jabba. No vio a C-3PO hasta que llevó la barcaza al Gran Pozo de Carkoon para hacer la ejecución de sus prisioneros, Luke Skywalker, Han Solo y Chewbacca. C-3PO no sabía que R2-D2 llevaba la nueva Espada láser de Luke, que la lanzó al aire, permitiendo a Luke cogerla con la ayuda de la Fuerza. Esto permitió a Luke, Han y Chewbacca evitar ser comidos por el Sarlacc y crear la confusión en la barcaza, permitiendo a Leia matar a Jabba.

R2-D2 se unió luego al equipo de ataque en Endor, donde ayudó a desactivar el escudo deflector, permitiendo a la flota destruir la nueva Estrella de la Muerte. En Endor, se hizo amigo del Ewok Wicket W. Warrick. Durante la Batalla de Endor, R2-D2 fue alcanzado por el laser de un Stormtrooper mientras intentaba sobrepasar el mecanismo de cerradura de la puerta, y fue gravemente dañado. Fue reparado pronto y asistió a las celebraciones de esa tarde en el Poblado del Arbol Claro.

Post-Endor

Después de la victoria en la Batalla de Endor, R2-D2 continuó sirviendo en la Nueva República como el droide de Luke Skywalker. Sin embargo, era constantemente separado de él, ya sea en aventuras con Han, Leia u otros. Él continuó sirviendo en el Ala-X de Luke en la era de la Nueva República en el 9 DBY, R2-D2 voló con Luke en varias batallas de la campaña de Thrawn, y acompañó a Luke, Han, Lando, Chewbacca, C-3PO, y Mara Jade a Wayland en su búsqueda para destruir el almacén Imperial de cilindros de clonación Spaarti.[25]

Durante la campaña del renacido Emperador Palpatine un año más tarde, R2-D2 le ayudó a la Nueva República en varias ocasiones, incluyendo en la derrota de un ataque de Devastadores de Mundos en Mon Calamari[26] y la destrucción de las dos superarmas restantes del Emperador; la Pistola Galáctica y el Eclipse II.[27]

Vida en la Academia Jedi

Artoo negtc.jpg

R2-D2.

En el 11 DBY, R2-D2 y C-3PO ayudaron a Luke en la búsqueda de alumnos Jedi para su Nueva Orden. Escudriñando en una masa de datos, encontraron varios candidatos. Más tarde, R2-D2 y C-3PO acompañaron a Lando Calrissian al planeta Umgul para buscar a los candidatos. El trío no encontró a los llamados "candidatos Jedi".

Un año después la academia de Luke se estableció, R2-D2 viajó al planeta Belsavis con Han y Leia. Fue influenciado por el adepto del lado oscuro Irek Ismaren, que había aprendido a controlar droides a través de la Fuerza. Bajo la influencia de Ismaren, R2-D2 colocó explosivos en un armario de la habitación donde se alojaban los Solo. Esta acción casi mata a los tres, sin embargo, un rayo desintegrador certero de Han Solo desactiva el droide. Chewbacca reparó al dañado droide, con una configuración diferente, lo que limita el control de Ismaren a R2-D2 de nuevo.

En el 13 DBY, R2-D2 y C-3PO se quedaron en el planeta Nim Drovis. Tras muchos intentos para salir fuera del planeta, el dúo fue interceptado por el Almirante Daala, que los llevó con Han Solo.

Crisis de la flota negra

En el 35 DBY, cuando Luke estaba arreglando a R2-D2, el Jedi encontró una grabación de su padre y su madre discutiendo de un sueño de Anakin en la que su madre había muerto al dar a luz, y otra grabación de Padmé hablando con Obi-Wan Kenobi sobre Anakin. Las grabaciones, sin embargo, al parecer, fueron codificadas, probablemente por los técnicos de Alderaan. R2-D2 se negó a mostrar Luke o a Leia las grabaciones e insistió en que estaba tratando de protegerlos. La única forma de eliminar las grabaciones con seguridad la iban a encontrar ya sea los diseñadores originales de la unidad, un prototipo, o borrando la memoria de R2-D2, y la única idea C-3PO pareció tomarse en serio. Dado que la cifra no había sido retirada, R2-D2 comenzó a funcionar mal. En el 36 DBY, un año después de que la primera grabación fue mostrada, R2-D2 parecía estar funcionando de nuevo, aunque se mantuvo indispuesto a mostrar las grabaciones. No fue hasta la Guerra del Enjambre, cuando Luke necesitaba verlo para ayudarlo en su lucha contra Lomi Plo, que R2-D2, finalmente reveló la muerte de Padmé a Luke, así como su nacimiento y el de Leia, y una imagen de un holograma en el interior del Templo Jedi mostrando a Vader y a la Legión 501 y la realización de la Orden 66 en el momento exacto en que Artoo había hackeado el sistema de Seguridad Templo Jedi y observó la Orden 66 sucediendo en el Templo Jedi en Coruscant.

Guerra Yuuzhan Vong

Durante la Batalla de Borleias, cuando Han y Leia fueron detenidos en Aphran para la creación de células de la resistencia, él y C-3PO realizaron un audaz intento de rescate. R2-D2 se introdujo en la computadora de la prisión y cambió la imagen de las armas de los Solo por la imagen de varios productos alimenticios. R2-D2 vio un montón de batallas durante la guerra, sirviendo en los cazas de Luke Skywalker y Jaina Solo.

Segunda Guerra Civil Galáctica

R2-D2 siguió viajando con Luke mientras trataba de reconstruir la Orden Jedi, y aún le pertenecía a él a partir del 40 DBY.

Después de que el Halcón Milenario casi se desintegró al regresar a Coruscant desde Corelia en el 40 DBY, Han Solo pidió a R2-D2 para realizar reparaciones en la nave mientras él y Leia viajaban de regreso a Corelia en lanzaderas diferentes, y con identidades asumidas. R2-D2 pasó varios días realizando reparaciones en el Halcón Milenario.

R2-D2 también voló con Luke Skywalker en la Batalla de Kashyyyk, donde él y R2-D2 fingieron que sus cazas habían sido destruidos para hacer que pareciese como si Luke estuviese muerto para que pudiera enfrentar a Jacen Solo.

Después de la Segunda Guerra Civil Galáctica

Legado

Cuando el templo jedi se pasó a Ossus R2-D2 permaneció dentro de las reliquias de los jedi. Cuando Cade Skywalker vuelve al templo en Ossus se le obsequia el sable láser de su padre Kol y a R2-D2 cedido por el maestro K'Kruhk que lo acompaña hasta el templo Sith en Coruscant.

Lista cronologica de dueños

Si un nombre aparece dos veces, significa que lo perdieron y luego lo volvieron a recuperar

  1. Casa Real de Naboo
  2. Padmé Amidala
  3. Anakin Skywalker
  4. Capitan Raymus Antilles
  5. Vik Idd y Nikki Idd
  6. Embajador Zell de Majoor
  7. Zevel Hortine
  8. Doodnik
  9. Thall Joben
  10. Jann Tosh
  11. Mungo Baobab
  12. Gobernador Wena de Kalarba
  13. Vendedor de basura desconocido
  14. Familia Pitareeze
  15. Capitan Huba (robado)
  16. Familia Pitareeze
  17. Zorneth
  18. Harthan
  19. Stigrit Krax
  20. Larka Nimondro
  21. Lott Kemp
  22. Jost Ellon
  23. Vik Idd
  24. Nikki Idd
  25. Rey Gokus
  26. Van P. Quist
  27. Principe Jagoda
  28. Casa Real de Alderaan
  29. Capitan Raymus Antilles
  30. Jawas
  31. Owen Lars y Beru Lars
  32. Luke Skywalker
  33. Jabba Desilijic Tiure
  34. Luke Skywalker
  35. Kol Skywalker
  36. K'Kruhk
  37. Cade Skywalker

Entre bastidores

R2-D2 fue interpretado por Kenny Baker en las seis películas de Star Wars.
150px-Kenny Artoo Baker.jpg

Kenny Baker, el actor dentro de R2-D2

R2-D2 fue incluido en el Hall of Fame de los robots en el 2003.

Se cree que el origen del nombre de esta famosa unidad R2, data del rodaje de “American Graffiti”, primera película de George Lucas. Durante una sesión de rodaje, un compañero le pidió a Lucas la “reel two, dialogue two”, (cinta dos, diálogo dos) que se abrevia como R2-D2. Lucas, supuestamente, tomó nota de dicha abreviatura, y posteriormente la usó para para dar nombre al inseparable compañero de C-3PO.

Debate de habilidades

En la Trilogía de Precuelas, especialmente en el Episodio II y en La Venganza de los Sith, R2-D2 parece tener mucha más capacidad y facilidad de maniobra que la que tuvo durante la Trilogía Original. Además de la introducción en su equipamiento de armas de agarre, cuerdas de remolque, derrames de aceite y, sobre todo, los cohetes de refuerzo, han llevado a muchos fans a especular sobre por qué la unidad R2 tiene más herramientas allí y menos a su disposición durante la Guerra Civil Galáctica. Algunos creen que los sistemas de R2-D2 podrían simplemente haberse deteriorado por "vejez", como muchos objetos mecánicos tienden a hacer al pasar largos períodos de tiempo, por lo que las herramientas más impresionantes, como los cohetes a reacción, ya no le funcionarían. Estos sistemas también pudieron haber sido dañados gravemente en el espacio o en el terreno de combate, quedando irreparables.

Otros han teorizado que los propietarios más recientes, como Raymus Antilles, pudieron haberle quitado estas habilidades, ya sea para el propio bien del pequeño droide aventurero, o para instalar modificaciones más prácticas. Muchos creen simplemente que R2-D2 no tenía necesidad de algunas de las habilidades exhibidas en la Trilogía de Precuelas, y por lo tanto no las usó. Por el contrario, otros especulan que, después de que R2-D2 fuera dañado durante algún ataque, su cerebro fue transferido a otra carcasa robótica que no disponía de estos componentes. La Guía Visual Star Wars dice que R2-D2 «con el tiempo ha dañado su refuerzos», y que la compañía que los hizo ya había sido cerrada por el Imperio.

Aunque nunca se muestra en la pantalla, hay algunas escenas de la trilogía original en las que R2-D2 parece utilizar algún tipo de material de refuerzo. En el movimiento por debajo del pantano de agua en Dagobah, por ejemplo, sería casi imposible que R2-D2 pudiese rodar por el fondo del pantano, teniendo en cuenta que éste estaría lejos de ser liso y de fácil navegación. El droide también parece haberse de alguna manera levantado en su toma de la Ala X de Luke Skywalker que se prepara para dejar el planeta en el El Imperio Contraataca.

Además, hay una escena de humor en la serie Star Wars: Droids, en un episodio en el que R2-D2 se convierte en un "bailarin" y comienza a bailar breakdance. Esta fue probablemente una escena intencional humorística de los escritores. Sin embargo, algunos fans tratan de visualizar la posibilidad de que R2-D2 puede realizar esos movimientos, más allá de episodio. Sin embargo, la escena de breakdance se supone que es canónica ya que la fuente oficial confirma que no es no-canon.

R2-D2 salva el día

En todas las películas de Star Wars, R2-D2 salva la vida de uno o más heroes:

  • La Amenaza Fantasma: R2-D2 repara el generador de escudo en el J-327, lo que les permite escapar del Bloqueo de Naboo.
  • El Ataque de los Clones: Apaga la máquina antes de que se puede verter duracero fundido en Padmé Amidala. Más tarde vuelve a unir la cabeza de C-3PO a su cuerpo en el Coliseo Petranaki.
  • La Venganza de los Sith: Salva a Anakin Skywalker de un droide zumbador, activa un ascensor a bordo de la Mano Invisible que permite a Anakin Skywalker y a Obi-Wan Kenobi rescatar a Palpatine y crea una distracción para que Obi-Wan y Anakin puedan recuperar sus sables láser. Él y C-3PO llevan Padmé Amidala de vuelta a su nave, posiblemente, salvó a sus hijos, Leia Organa y Luke Skywalker.
  • Una Nueva Esperanza: R2-D2 graba el famoso holomensaje de Leia Organa para Obi-Wan Kenobi («Ayúdame Obi-Wan Kenobi, eres mi única esperanza»). Bloquea la puerta en una residencia de Mos Esley en Tatooine, salvándose el y C3PO de que los capture un stormtrooper. Para el compresor de basuras antes de que aplastara a Han Solo, a Luke Skywalker, a Leia Organa y a Chewbacca. Usa su extintor para apagar un fuego en el Halcón Milenario cuando es alcanzado por un caza TIE. Aumenta el poder de impulso del caza de Luke, evitando que le dispararan.
  • El Imperio Contrataca: En la Ciudad de las Nubes, usa su extintor para nublar una puerta, permitiendo que Leia Organa, Chewbacca y Lando Calrissian escapen en el Halcón Milenario. Poco después, repara el hiperimpulsor del Halcón Milenario, permitiendo a la nave escapar.
  • El retorno del Jedi: Le da a Luke su sable láser, permitiendole salvar a sus amigos de Jabba el Hutt. Más tarde, electrocuta a Salacious B. Crumb mientras se comia el ojo de C3PO, posiblemente salvándolo. Tambien electrocuta al guardia de Leia, permitiéndole escapar. Más tarde, empuja a C3PO y a sí mismo fuera de la barcaza de Jabba para ser recogidos por Luke, justo antes de que la barcaza explote. Además, abre las puertas del búnker de Endor, justo antes de ser disparado, por lo que le es imposible salvar el dia al resto de personajes.
  • Star Wars: The Clone Wars (película): R2-D2 le cierra una puerta a Asajj Ventress en el Monasterio B'omarr de Teth dándoles tiempo a Anakin y a Ashoka para escapar. Más tarde, ayuda en el Crepúsculo mientras Anakin y Ashoka intentan llevar a Rotta a casa.
  • LEGO Star Wars:The Yoda Chronicles (El clon Fantasma): R2-D2 Recupera el cristal de Kyber/Clonacion en Kamino

Curiosidades

  • Aunque la forma de decir el nombre de R2-D2 en español es "ERREDÓS-DEDÓS", la forma de decirlo en el idioma inglés, por defecto de la pronunciación típica del lenguaje, muchas veces le dicen "Arturito". Incluso en Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza, la traducción en latino, el mismo C-3PO dice: -"Arturito", ¿dónde estás?-.Además, en el episodio IV (4) a R2 en la nave rebelde parece que no tiene la luz roja y azul, y en el resto del episodio la luz se ve roja y no cambia.Y en los episodios V y VI (5 y 6) la luz si cambia pero parece no iluminar todo el círculo

Apariciones

LEGO R2-D2.jpg

R2-D2 como minifigura de LEGO

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

Wiki.png
Star Wars Wiki en español tiene 48 imágenes relacionadas con R2-D2.
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar