Fandom

Star Wars Wiki

Primer Duelo en la Ciudadela de Hierro

23.959páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.Este es un artículo destacado de Star Wars Wiki en español.

El Primer Duelo en la Ciudadela de Hierro ocurrió al principio del año 3.997 ABY, entre el Jedi en pena Ulic Qel-Droma y Satal Keto, co-líder de los Krath y gobernante del sistema Emperatriz Teta. El duelo tomó lugar en Emperatriz Teta, en la ciudad capital de Cinnagar, en el balcón de la fortaleza Krath: la Ciudadela de Hierro. El duelo terminó con la muerte de Satal Keto, y fue instrumental en la caída de Ulic Qel-Droma al lado oscuro de la Fuerza.

Preludio

UlicPointsTheFinger.jpg

Ulic Qel-Droma confronta a Satal Keto en el balcón de la Ciudadela de Hierro.

Cay: «Espera – puedo sentirlo... ¡mi hermano! ¡Está aquí!»
Ulic: «Sí, Cay, estoy aquí. ¡Y este es el hombre que asesinó al Maestro Arca!»
Cay y Ulic Qel-Droma sobre Satal Keto [fuente]

Después de una noche de pasión con la hechicera Sith Aleema Keto, el Jedi caído Ulic Qel-Droma paseó por la recámara, tratando de quitarse los efectos de un veneno Sith que amplificaba la ira que le dio Satal. Mientras él y Aleema hablaban, un hombre enmascarado de repente atravesó la ventana de la habitación disparando dos blásters en dirección a Ulic. Ulic rápidamente encendió su sable de luz y rechazó los disparos, para después matar al asesino. Aleema, quien durante todo esto no salió de la cama, se sobresaltó por la conmoción mientras Ulic despachaba al intruso. Ella reconoció al asesino como uno de los lacayos de su primo Satal. Aparentemente los celos de Lord Keto habían llegado al punto máximo, y el Emperador Tetano decidió librarse de Ulic de una vez por todas. Pero no sólo Ulic sobrevivió al atentado, también pudo matar al asesino. Aleema convenientemente reveló que había sido Satal quien había ordenado el asalto a Deneba, que resultó en la inesperada muerte del Maestro de Ulic, Arca Jeth.[1][5] Aleema entonces trató de calmar a Qel-Droma con halagos, mas el vengativo Qel-Droma no se inmutó. Saliendo de la habitación, Ulic fue en búsqueda de Satal.[2][5]

RescueAttempt.jpg

Cay Qel-Droma y Tott Doneeta escapan de fuego de bláster mientras infiltran la Ciudadela de Hierro en búsqueda de Ulic Qel-Droma.

Mientras tanto, los hombres de Satal le habían advertido que Nomi Sunrider, la mujer Jedi que habían capturado y detenido en los calabozos de la Ciudadela de Hierro, había escapado. Furioso, él les ordenó a sus hombres encontrarla de nuevo. Satal aún recelaba de Ulic y, para probar la lealtad de Qel-Droma hacia los Krath, aceptó que él ejecutara a la Jedi en la mañana. Por ello, no tenía intención de dejar que se fuera. Satal fue al balcón de la Ciudadela para ver a Nomi eliminando a los guardias y, para su sorpresa, estaba acompañada de otros dos Jedi: Tott Doneeta y Cay, hermano de Ulic, habían llegado con Nomi a la misión para rescatar a Ulic de los Krath. Satal ordenó que los tres Jedi fueran eliminados inmediatamente, mas antes de que se cumpliera la orden, Ulic apareció en el balcón atrás de él. Ulic atrapó a todos desprevenidos al revelar que Satal fue quien ordenó la masacre en Deneba. Él entonces sacó su sable de luz, mientras Satal desenvainó su espada Sith, y mientras los Jedi despachaban a los guardias restantes en la plataforma inferior, se dio un feroz duelo entre Qel-Droma y Lord Keto.[2][5]

El duelo

UlicVsSatal1.jpg

Ulic and Satal Keto en un duelo a muerte.

Ulic: «¡Sólo hay una manera de lidiar con el asesino de Arca!»
Satal: «Cuidado, Jedi. ¡¿No te dijo tu Maestro que la ira no es el camino?!»
Ulic Qel-Droma y Satal Keto [fuente]

Desde el inicio del duelo, Ulic tuvo la ventaja. Satal se burlaba de él, incitando el odio del Jedi por Satal y los Krath, pues eran los culpables de la muerte del Maestro Arca. Ulic hizo retroceder constantemente a Keto, golpeando sus defensas mientras se acercaba más y más al lado oscuro al rendirse ante su ira. Todo estaba yendo de acuerdo al plan de Keto: él sabía que la ira de Qel-Droma estaba amplificada por el veneno Sith que le había inyectado varios días antes. Mientras más se burlaba de Ulic, más se enfurecía el Jedi. Satal estaba combatiendo a Ulic en una batalla psicológica, usando palabras para minar la moral del Jedi y obligarlo a matar a Satal con ira. Sin embargo, Satal obtuvo más de lo que quería cuando se burló de Qel-Droma de nuevo, esta vez mofándose de la muerte de Arca Jeth. Ulic se rindió por completo a su ira, y por lo tanto al lado oscuro. Consumido por la venganza, Ulic Qel-Droma mató a Lord Satal Keto. Keto soltó un grito terrible cuando cayó bajo el poder del sable del Jedi Oscuro. Sus últimas palabras fueron una burla final, diciéndole a Ulic que el veneno Sith fue lo que finalmente lo había empujado hacia el borde del lado oscuro.[2][5]

Consecuencias

Cay: «Vamos, Ulic--¡hay que irnos de aquí! Están sonando la alarma... ¡en un segundo estaremos peleando contra un zillón de asesinos Krath!»
Ulic: «¡Aléjense de mí! ¡Juro que los mataré a todos!»
Cay Qel-Droma y Ulic Qel-Droma [fuente]
UlicRefuses.jpg

Ulic se rehúsa a partir con sus compañeros Jedi.

Él entonces no lo sabía, pero Ulic Qel-Droma pasó el punto sin regreso. Sorprendido de ver a Nomi, Tott Doneeta y su hermano Cay, Ulic se enojó, demandando saber por qué lo habían seguido a Cinnagar. Nomi y Cay le imploraron a Ulic que regresara a Ossus con ellos, pero esto sólo lo encolerizó más. Cuando sus compañeros Jedi se acercaron a él, su ira incrementada por el veneno aumentó más. Él ya les había dicho que tenía confianza en lo que estaba haciendo, y que lo dejaran solo. Qel-Droma entonces gritó a través de la Fuerza, desatando una poderosa ola de energía del lado oscuro que lanzaron a Nomi y Cay por la plataforma. Los Jedi estuvieron devastados porque Ulic había sucumbido al lado oscuro, e incluso los había atacado. Entonces huyeron, prometiendo volver por Ulic tan pronto como fuera posible, mas Qel-Droma los rechazó, diciéndoles que no se molestaran. Los Jedi entonces partieron hacia Ossus, el planeta biblioteca.[2][5]

Líder de los Krath

De regreso adentro de la Ciudadela, Ulic y Aleema discutieron los eventos del día. Él le confesó su ahora expuesta traición a Aleema, mas ella admitió que había sabido su secreto desde hacía varios días. Aleema también confesó sentirse intrigada por Ulic, y que hacerse la ingenua había sido una prueba para ella además de para él. Ella entonces llevó a Ulic a la recámara de Satal, donde le dio el amuleto Sith de Satal; el mismo que los Ketos habían recibido del Rey Ommin en Onderon.[6][7] Aleema tomó a Ulic como su compañero oficial, como co-líder de los Krath. Con la muerte de Satal, la primera fase de la misión de infiltración de Ulic fue un éxito.[2][5]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  [Fuente]
Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar