Fandom

Star Wars Wiki

Pong Krell

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión2 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
Este artículo es sobre el Jedi Pong Krell. Quizá estés buscando el artillero llamado Krell.


«Presta atención cuando te hablo.»
―Pong Krell a CT-7567[fuente]

Pong Krell fue un Maestro Jedi besalisko que sirvió como General Jedi en el Gran Ejército de la República durante las Guerras Clon. Como un poderoso Jedi y un reconocido héroe de guerrera, Krell era implacable en sus tácticas en el campo de batalla, buscando el éxito a toda costa. Como un combatiente, era un especialmente feroz duelista con el sable de luz; la ventaja de sus cuatro brazos le permitía el uso de dos sables de luz de doble hoja al mismo tiempo. Como un general, Krell encontraba la insubordinación algo intolerable, y exigía estrictamente la obediencia de todos sus soldados. Durante la guerra, Krell previó como la República sería destruida desde el interior, hallando así el camino para el resurgimiento de una Nueva Orden. Ésta visión, junto con su ambición por poder, finalmente causó que Krell abandonara el camino Jedi. Aparentemente, sin embargo, Krell mantuvo la apariencia de sus vínculos con los Jedi y la República. En secreto, Pong Krell había abrazado el lado oscuro de la Fuerza.

Cerca del 21 ABY, cuando el planeta Umbara se separó de la República, a Pong Krell se le dio el comando de la Legión 501, sirviendo como un general interino durante la ausencia de Anakin Skywalker. Krell deliberadamente diseñó estrategias de batalla incompetentes para sabotear la campaña de la República para retomar el planeta. Al asistir en cubierto los esfuerzos de los Separatistas en retener Umbara, Krell esperaba unirse a los rangos Sith como un discípulo del Lord Sith Darth Tyranus, y de esa forma asegurarse un lugar en el futuro Imperio.

Los planes de Krell se vieron finalmente frustrados por los soldados clon bajo su mismo comando. Cuando su duplicidad fue descubierta, Krell fue confrontado por el Capitán CT-7567 (alias "Rex") y los soldados de la Legión 501 y el Batallón de Ataque 212. A pesar de que él venció con una sola mano a varios clones, Krell fue eventualmente capturado y encarcelado. Mientras se veía inmóvil gracias a las esposas aturdidoras, Krell fue disparado fatalmente en la espalda por Dogma, su soldado más leal, que de esa forma termino la vida del Jedi caído.

Biografía

Guerras Clon

«¡El tiempo y el descanso son dos cosas que no nos podemos permitir!»
―Pong Krell[fuente]

Besalisko del planeta Ojom, Pong Krell ascendió al rango de Maestro en la Orden Jedi en la época de las Guerras Clon. Cuando los Jedi fueron llamados a servir a la República Galáctica, Krell se unió al Gran Ejército de la República, compuesto principalmente por soldados clon criados en Kamino, como General Jedi. Aunque su récord de bajas entre sus filas fue el más alto, Krell se forjó una gran reputación como estratega militar, con muchas victorias clave acreditadas a su nombre.

Pero a medida que la guerra avanzaba, Krell fue siendo seducido del lado oscuro de la Fuerza. El punto de inflexión para Krell vino cuando experimentó una premonición del futuro; los Jedi iban a ser aniquilados, la República iba a caer, y un Imperio iba a surgir. Krell fue cautivado por lo que presenció y, después de crecer su sed de poder, renunció a su lealtad a los Jedi y a la República. A partir de entonces, actuó como agente doble para sabotear los esfuerzos bélicos de la República. Finalmente, Krell planeó servir abiertamente al lado del Lord Sith Darth Tyranus, para así tomar lugar en el Nuevo Orden que estaba venir.

Batalla de Umbara

En el año 21 ABY, el General Pong Krell fue enviado por el Alto Consejo Jedi a Umbara, un ex planeta de la República que se había unido a la Confederación de Sistemas Independientes. Krell no sólo era bien consciente de la importancia estratégica de Umbara en las Guerras Clon. También sabía que la victoria para la República en la campaña dependía principalmente de su éxito. Por lo tanto, pensó que la batalla en el planeta era una oportunidad para demostrar su valía a Tyranus. Tenía la intención de asegurar una victoria Separatista diseñando deliberadamente estrategias ineficaces.

En el momento en que llegó al planeta, las fuerzas de la República ya habían comenzado su invasión de Umbara con el Caballero Jedi Anakin Skywalker y la Legión 501 a la cabeza de la invasión planetaria. Después de sufrir algunas bajas durante la lucha inicial con los umbaranos, Krell llegó al campo de batalla a través de una Cañonera LAAT y comunicó las órdenes del Consejo: Skywalker debía abandonar inmediatamente la batalla y volver a Coruscant. Aunque Skywalker se sorprendió por esta orden, Krell declaró que había sido reclamado por el Canciller Supremo Palpatine. Con Skywalker en Coruscant, Krell fue asignado como comandante de la Legión 501 durante la batalla. Krell se familiarizó rápidamente con el capitán de la unidad, Rex.

Una vez hubo asumido el mando de la Legión 501, Krell inmediatamente desestimó el plan original de Skywalker para capturar la capital umbarana. Afirmando la importancia estratégica de la captura de la capital, así como el hecho de que la victoria o la derrota dependían de la 501, Krell decidió que las tácticas de guerra de Skywalker eran demasiado lentas y una pérdida de tiempo. Por lo tanto, concluyó que la fuerza militar sin obstáculos iba a ganar la batalla, y por eso, ordenó a la 501 seguir un camino directo a la capital.

Antes de llegar a su destino, sin embargo, Krell y la 501 fueron atacados por dos banshee. Krell mató rápidamente a ambas criaturas, empleando su fuerza de salto junto con sus sables láser. Poco después, Krell envió a Rex y a sus soldados directamente por un campo minado, donde fueron emboscados y abrumados por un grupo de soldados umbaranos. Krell expresó su aparente frustración por la incapacidad de los clones de lograr el éxito sin su apoyo, a pesar de que en última instancia, optó por salvar sus vidas mediante el envío de tropas adicionales y AT-RT para ayudarles. Rex y sus tropas sufrieron grandes bajas, pero lograron repeler a los umbaranos con la ayuda de los refuerzos de Krell.

RexvsKrell-Umbara.png

El General Krell lideró a la 501 en Umbara con Rex como su segundo al mando.

Krell no hizo ningún esfuerzo por ocultar su decepción con Rex después de la retirada del enemigo. El comando Cincos, criticó la estrategia de Krell en frente de los otros soldados, y casi fue ejecutado por Krell como respuesta. Rex se defendió explicando que él era leal a su oficial Jedi, pero que él también tenía el deber de garantizar la seguridad de sus soldados. A pesar de que fue tomado por sorpresa debido a la naturaleza abierta del capitán, Krell observó cómo Rex poseía una chispa de tenacidad, que no sólo vio como un rasgo raro en un clon, sino también como una cualidad importante en el liderazgo. Incluso admitió un estilo poco ortodoxo en su liderazgo, pero sin embargo defendió su reputación como estratega, señalando a sus victorias como evidencia de su eficacia. Poco después, Krell dejó a los clones meditar sus palabras hasta que otra emboscada fue llevada a cabo por los umbaranos.

Tomando la base aérea

Pong Krell: «¿Cuál es su plan?»
CT-7567: «He ordenado a dos hombres que se infiltren en la base. Tienen órdenes de secuestrar dos cazas y usarlos contra los tanques.»
Krell: «¿Que ha hecho qué? ¡¿Tiene la esperanza de que dos clones hagan lo que el batallón entero no pudo?!»
CT-7567: «Señor, los lanzacohetes no afectan a esos tanques. Les será más fácil secuestrar esos cazas si mantenemos a los umbaranos ocupados.»
Krell: «Capitán, lance un ataque frontal de inmediato, o le relevo del cargo.»
―Pong Krell y Rex [fuente]
501stFrontLines-Umbara.png

El General Krell y la 501 bajo intenso fuego enemigo.

Tras el contratiempo con los métodos del general, Krell recibió un mensaje de Obi-Wan Kenobi durante un tiroteo entre los soldados de la Legión 501 y los umbaranos. Kenobi informó de cómo la capital se había convertido en una fortaleza prácticamente inexpugnable debido a los suministros que recibía de una base aérea cercana. Con el fin de debilitar la red de defensa inexpugnable de la capital, Kenobi encargó a Krell y a la 501 la misión de capturar la base aérea, y por lo tanto sus líneas de abastecimiento a la capital. Antes de cortar la transmisión, Kenobi le recordó a su compañero que toda la operación dependía del éxito de Krell y la Legión 501.

Debido a la alta prioridad de su nueva asignación, Krell ordenó al Capitán Rex movilizar a los clones para su despliegue hacia la base aérea umbarana. Desde la lo alto de una colina, Krell dio instrucciones a Rex para dirigir un contingente de soldados clon a través de un barranco y destruir la base aérea mediante la fuerza bruta, en un asalto frontal. El Capitán Clon sugirió reconocer el terreno para buscar una estrategia alternativa, pero Krell respondió que el resto de la fuerza de invasión dependía de la celeridad de una victoria de la 501, y afirmó que su método era el adecuado. Rex guardó sus dudas para sí mismo y lealmente llevó a cabo la voluntad del General.

En ese momento, la influencia del general Krell en los ánimos de la 501 estaba repercutiendo negativamente a los propios clones. Cincos tomó una actitud cada vez más amarga y resentida hacia Krell, hasta el punto de que Rex tuvo que defender a Krell. También recordó al soldado ARC que el deber de un clon era apoyar fielmente a su superior sin dudas ni vacilaciones. Dogma apoyó firmemente la estrategia de Krell e incluso se puso en pie contra Cincos en más de una ocasión. Hardcase, un soldado clon hiperactivo, también consideró positivamente la estrategia del general y prestó poca atención a los recelos de sus otros compañeros.

Epguide408.jpg

El General Krell y la 501 poco después de la caída de la base umbarana.

Cuando los soldados clon encontraron una fuerte resistencia umbarana con tanques de asalto, Rex encargó a Cincos y Hardcase que se infiltrasen en la base aérea y secuestraran cazas umbaranos. Rex informó entonces a Krell de su plan, pero el general se disgustó porque vio la acción de Rex como un desafío a sus órdenes. Ordenó al capitán de proceder con un asalto frontal y le dio un ultimátum: obedecer o ser relevado de su cargo. Aunque Rex y sus soldados no eran capaces de destruir los tanques de asalto umbaranos, Rex ordenó a los clones mantener sus posiciones, hasta que Cincos y Hardcase completasen su misión. El Sargento Appo se ofreció a reforzar la posición del Capitán Rex con la resto del batallón, pero Krell les ordenó quedarse atrás hasta que diese la orden.

Ambos planes tuvieron éxito, gracias al ingenio de Rex. Con el apoyo de los cazas requisados ​​al enemigo (pilotados por Cincos y Hardcase) Rex y sus soldados clon fueron capaces de continuar con su asalto sobre la base aérea. Observando la captura de la base aérea con satisfacción, Krell ordenó al sargento Appo y al resto de la 501 que se dirigieran a la base. El General habló con Rex, atribuyendo su éxito a la suerte. Rex añadió que muchos soldados clon habían muerto para tratar de tomar la base aérea, a lo que Krell contestó que la muerte era a menudo el precio de la victoria.

Disidencia entre filas

«Va a haber un consejo de guerra. Serán declarados culpables y serán ejecutados. No cometan la equivocación de contradecirme, o lo pagarán caro.»
―Pong Krell con intención de ejecutar a Cincos y Jesse por alta traición[fuente]

Después de la caída de la base aérea, Obi-Wan Kenobi se puso en contacto con Pong Krell. Informó al Maestro Jedi de su fracaso en la conquista de la capital. A pesar de que las líneas de suministro de la ciudad habían sido cortadas gracias a la captura de la base aérea, una flota Separatista había llegado para apoyar a los umbaranos. Antes de que una nueva estrategia pudiera ser discutida, los umbaranos bloquearon las líneas de comunicación, cortando así la capacidad de Kenobi para coordinar la batalla con Krell. Rex se ofreció a que los clones trabajasen en restablecer el contacto con las fuerzas de Kenobi, pero Krell desestimó la idea y ordenó a la 501 que se prepararse para un ataque total contra la capital. Aunque Rex puso en duda que la estrategia pudiese funcionar sin el costo de muchas bajas, no pudo proponer una estrategia alternativa. Por otra parte, Krell recalcó que el capitán era lo suficientemente leal como para obedecer una orden directa. Por lo tanto, Rex se preparó para movilizar a los clones para otro asalto frontal.

Pong krell torre.jpg

Sin embargo, antes de que la Legión 501 llevase a cabo su asalto a la capital, Cincos sugirió una alternativa a la estrategia de Krell: utilizar los cazas umbaranos para infiltrarse y destruir la nave de suministros Separatista. Krell rechazó el plan al considerar que no había pilotos entrenados para volar los cazas. Aunque Rex seguía siendo escéptico sobre un asalto frontal, en última instancia, se mostró de acuerdo con el general. Cincos hizo caso omiso a las órdenes de Krell, llevando a cabo su plan de todos modos, y así reclutó a Hardcase y a Jesse para su causa. Juntos, destruyeron la nave de suministros, pero a costa de la vida de Hardcase. Cuando Krell se enteró de la insurrección de Cincos, envió al sargento Appo a llevar a los disidentes, junto con el Capitán Rex, ante él inmediatamente.

Cuando Rex, Cincos y Jesse informaron a Krell en la torre de comunicaciones de la base aérea, Krell, admitió que a pesar de que sus acciones eran audaces, también eran claramente una traición. Rex respondió por sus hombres y trató de asumir la culpa, pero Cincos intervino e insistió en asumir las consecuencias de sus acciones él solo. En ese momento, Krell se hartó del soldado ARC, recriminando su audacia por desobedecer las órdenes, y le informó de que él decidiría quién debía ser castigado. La decisión de Krell fue arrestar a Cincos y Jesse. Tenía la intención de llevarlos ante un consejo de guerra, en el que ambos serían declarados culpables de traición, un delito penado con la muerte.

La carnicería de Krell

«Entonces esto es traición»
―Krell preparado para luchar contra sus propios clones[fuente]
KrellVsClones-CoK.png

Krell matando a dos clones sin piedad.

El capitán Rex hizo un último intento de cambiar la decisión del General Pong Krell sobre Cincos y Jesse, los cuales habían sido encarcelados en el centro de detención de la base aérea. Krell confió a Rex su descontento con los soldados clon, señalando como ejemplos de comportamientos defectuosos a Cincos y Jesse. Además, señaló que los dos disidentes tenían que morir, para que nadie más siguiera su ejemplo. Rex aseguró a Krell que contaba con la lealtad de la Legión 501, pero también confesó que algunos creían que el general estaba desperdiciando innecesariamente sus vidas. Al final, Krell acordó desestimar el juicio de un consejo de guerra. En cambio, decidió realizar una ejecución directa. Rex se sorprendió, pero aún así reunió a un pelotón de fusilamiento ya que Krell poseía la autoridad de ejecutar traidores en el acto.

Un discurso de Cincos antes de ser juzgado, provocó que los clones desobedeciesen las órdenes de Krell. Dogma, por su parte, se mostró indignado y ofendido por el desprecio de sus compañeros clones hacia las órdnes del general. Antes de que Krell pudiese hacerse cargo de la situación, recibió un informe de que los umbaranos habían capturado suministros de la República. Después de la suspensión temporal de la ejecución de Cincos y Jesse, Krell ordenó a Rex y a la 501 atacar a los umbaranos, advirtiéndoles de que podían estar disfrazados con armaduras clon. Rex y sus hombres atacaron lo que parecían ser tropas enemigas disfrazadas de soldados clon, hasta que se enteraron de que en realidad eran clones. Antes de morir, Waxer reveló cómo él pensó que la 501 eran umbaranos disfrazados, debido a una advertencia de Krell. Aunque Rex sabía que sus acciones iban a ser poco menos que alta traición, Rex convenció a la Legión 501 de seguirlo mientras regresaba a la base aérea para arrestar al general Pong Krell.

Krell calmadamente recibió a Rex y a sus soldados en la torre de vigilancia, divertido por su intento de relevarlo del mando. A medida que los clones le rodeaban, el general recordó a todos ellos que sus actos eran alta traición, y los empujó con la Fuerza. Krell activó sus sables de luz, y desvió fácilmente sus disparos. Luego saltó fuera de la torre de vigilancia y se posó en la superficie de la base aérea, sólo para ser rodeado completamente por la 501. Gritó a los clones sin dudarlo, blandiendo sus hojas para protegerse del fuego de sus tropas. Después de moverse a través de sus líneas matando a muchos clones en el proceso, Krell escapó a la selva con Rex y la 501 persiguiéndole.

Rexecutioner-CoK.png

Pong Krell, momentos antes de su muerte.

Muchos de los soldados clon que lo perseguían fueron fácilmente asesinados por el Maestro Jedi caído. A medida que la pelea avanzaba, sin embargo, el exceso de confianza de Krell sacó lo peor de él. Debido a la rapidez de pensamiento de Tup, Krell fue atrapado en las garras de una Vixus. Aún así, Krell furiosamente intentó librarse de la vixus, matando a clones durante el proceso. A pesar de que finalmente se liberó de la vixus, los clones aprovecharon para aturdirlo, dejándolo inconsciente.

Tras ser esposado y encarcelado en la base aérea, el capitán Rex le preguntó por qué se había vuelto contra la República, a pesar de ser un Jedi. Pong Krell reveló cómo con el tiempo llegó a rechazar a la Orden Jedi, que él consideraba como una organización débil a la que sólo los ingenuos servían. También explicó cómo había previsto la muerte eventual de la República Galáctica, la caída de la Orden Jedi y el nacimiento de un nuevo orden en un futuro inminente. Después de hablar con Cincos, Rex acordó ejecutar a Krell, pero al final se vio incapaz de apretar el gatillo de su arma. La vida de Krell fue acabó gracias a Dogma, el clon que había sido su más leal soldado, que inesperadamente disparó al ex general Jedi en la espalda debido a su enojo por la traición de Krell. Después, Dogma fue detenido por matar a su oficial Jedi. La caída de Krell durante la batalla demostró que los Jedi podían caer al lado oscuro si caían en la desesperación del rumbo de la guerra.

Apariciones

Fuentes

Wiki.png
Star Wars Wiki en español tiene 8 imágenes relacionadas con Pong Krell.

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar