Fandom

Star Wars Wiki

Plo Koon

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 
Plo Koon: «Sargento, ¿por qué está tan seguro de que nadie vendrá a buscarnos?»
Sinker: «Somos clones, señor. Somos prescindibles. »
Plo Koon: «No para mí. »
— Plo Koon y el sargento clon Sinker[fte.]
Plo Koon fue un Maestro Jedi kel dor que sirvió como miembro del Alto Consejo Jedi durante los últimos años de la República Galáctica. Frecuentemente emprendía misiones peligrosas, y fue el Jedi que encontró a Ahsoka Tano, con quien desde ese momento compartiría un vínculo especial. Estuvo entre los Jedi que participaron en la Batalla de Geonosis, convirtiéndose en un General Jedi durante las Guerras Clon, y participando en conflictos como la Batalla de Abregado y la Batalla de Felucia. Mientras lideraba un escuadrón de cazas ARC-170 en Cato Neimoidia, fue asesinado por sus propias tropas tras la ejecución de la Orden 66, promulgada por el Emperador Sheev Palpatine.

Biografía

Vida temprana

Plo Koon fue un kel dor sensible a la Fuerza nacido en el planeta Dorin, y como tal, fue aceptado en la Orden Jedi a una edad muy temprana. En el Templo Jedi de Coruscant, Plo Koon fue entrenado y, con el paso del tiempo, alcanzó el rango de Maestro Jedi. Antes de la Invasión de Naboo, Plo Koon ya era un Maestro Jedi que formaba parte del Consejo Jedi.

Descubrimiento de Ahsoka

Plo discovers Ahsoka.png

Plo Koon descubre a Ahsoka Tano.

Durante una misión en el planeta Shili, el mundo natal de los togruta, Koon encontró a una niña togruta sensible a la Fuerza llamada Ahsoka Tano. Koon llevó a Tano al Templo Jedi de Coruscant para que pudiera ser entrenada como Jedi. Los dos se mantuvieron en contacto durante años, desarrollando un estrecho vínculo y una gran amistad.

Maestro del Consejo Jedi

Crisis de Naboo

Tras el descubrimiento de Ahsoka Tano, Koon fue ascendido al rango de Maestro Jedi y pasó a formar parte del Alto Consejo Jedi. Durante el bloqueo del planeta Naboo por parte de la Federación de Comercio, el Canciller Supremo Finis Valorum pidió al Consejo Jedi enviar a dos Jedi para resolver el conflicto. El Consejo envió al Maestro Qui-Gon Jinn y a su Padawan Obi-Wan Kenobi para negociar, pero la Federación de Comercio intentó matarlos. Tras escapar de Naboo con la reina Padmé Amidala y llegar a Coruscant, Jinn acudió ante el Consejo Jedi y describió un duelo de sables de luz que había mantenido en Tatooine con un zabrak, quien Jinn creía que era un Sith. Qui-Gon también presentó a Anakin Skywalker, un joven esclavo que había sido liberado en Tatooine, el cual era el Elegido según Jinn. El chico tenía un gran número de midiclorianos y una fuerte conexión con la Fuerza, pero Koon, junto al resto del Consejo Jedi, era escéptico acerca del retorno de los Sith y rechazó los deseos de Jinn de entrenar a Skywalker como Jedi, debido a su edad.

Tras la muerte de Qui-Gon a manos del guerrero Sith Darth Maul durante la liberación de Naboo del control de la Federación de Comercio, Koon viajó al planeta junto a la mayoría de los miembros del Consejo Jedi para asistir al funeral de Jinn. Entonces, el Consejo Jedi decidió ascender a Obi-Wan Kenobi al rango de Caballero Jedi y le permitió tomar a Skywalker como su Padawan para honrar el último deseo del Maestro Qui-Gon.

Crisis secesionista

Chancellors Office.png

Koon y los otros Jedi se reúnen con Palpatine.

Una década después del bloqueo de Naboo, Koon continuaba formando parte del Consejo Jedi. La República Galáctica se encontraba al borde del caos mientras miles de sistemas estelares, liderados por el carismático antiguo Maestro Jedi Dooku, amenazaban con separarse de la República. Tras el intento de asesinato contra la senadora Padmé Amidala, Koon se unió al Comité Leal junto a Yoda, Mace Windu, Kit Fisto, Ki-Adi-Mundi, Luminara Unduli y Barriss Offee en una reunión con el Canciller Supremo Sheev Palpatine para discutir la crisis. Más tarde Plo Koon estuvo presente en una reunión del Consejo cuando Obi-Wan Kenobi contactó con el Templo Jedi e informó de que el Conde Dooku y otros líderes separatistas se estaban reuniendo en Geonosis y planeaban iniciar una guerra contra la República creando la Confederación de Sistemas Independientes. Luego, Kenobi fue capturado por los separatistas, y los Jedi pusieron en marcha un plan para rescatarlo y detener al Movimiento Secesionista antes de que estallara una guerra.

Guerras Clon

Batalla de Geonosis

Plo Koon fue uno de los doscientos Jedi que formaron parte de un equipo de asalto para rescatar a Obi-Wan Kenobi en Geonosis, junto al Padawan Anakin Skywalker y Padmé Amidala, quienes también habían sido capturados intentando liberar a Kenobi. Koon y los demás Jedi se revelaron a sí mismos en cuanto se intentó ejecutar a sus aliados en la Arena Petranaki. Pronto se produjo una batalla entre los Jedi y los geonosianos, que fueron reforzados por un gran ejército de droides de combate. Cuando el número de Jedi cayó en picado, Koon fue uno de los pocos Jedi supervivientes reagrupados en el centro de la arena. Dooku ordenó a su ejército droide detener su ataque y ofreció a los Jedi la posibilidad de rendirse, pero éstos rechazaron la oferta y se dispusieron a proseguir con el combate. Cuando iban a ser ejecutados, Koon y sus compañeros fueron salvados por la llegada del Gran Maestro Jedi Yoda y un ejército de clones, que había sido creado en secreto por los clonadores de Kamino una década antes por orden del Maestro Jedi Sifo-Dyas. Koon y los otros Jedi escaparon de la arena a bordo de varios LAAT. Los Jedi se unieron al ejército clon durante el ataque contra varias naves estacionadas en el planeta. Aunque Koon y las fuerzas de la República Galáctica obtuvieron la victoria en Geonosis, más de cien Jedi murieron durante la batalla mientras que Dooku y el resto de líderes separatistas consiguieron escapar. La lucha en Geonosis fue la primera batalla del conflicto a gran escala que sería conocido como las Guerras Clon.

Crisis del Malevolencia

Persiguiendo al Malevolencia
Wolffe: «¿Cree que tendremos suerte, General?»
Plo Koon: «No creo en la suerte, comandante. Si trabajamos juntos, seguiremos vivos, y alguien nos encontrará.»
— El comandante Wolffe y Plo Koon [fuente]
PloKoonAndWolffe-RM.png

Plo Koon y Wolffe a bordo de un Destructor Estelar.

Ahora un General Jedi, Plo Koon recibió el mando del 104º Batallón. En la fase temprana de la guerra, Koon y el comandante clon Wolffe lideraron una flota de Destructores Estelares clase Venator mientras buscaban una misteriosa arma separatista, el Malevolencia, que había destruido numerosas flotas de la República Galáctica bajo el mando del General Grievous. Tras rastrear el arma hasta el Sistema Abregado, Plo Koon ordenó a su flota enfrentarse al enemigo mientras contactaba con el General Anakin Skywalker y su Padawan, Ahsoka Tano, cuyas fuerzas se encontraban en el cercano Sistema Bith, para pedir refuerzos. Mientras hablaba con ellos, el Malevolencia interrumpió sus comunicaciones y disparó su arma secreta, un enorme cañón de iones que incapacitó a la flota de Plo Koon y la hizo vulnerable a los ataques. Koon ordenó la evacuación de las naves a medida que el Malevolence comenzaba a atacar, y huyó en una cápsula de escape junto a Wolffe, el sargento clon Sinker y Boost.

Mientras esperaban un rescate, Plo Koon y sus hombres trabajaron para reparar su cápsula de escape mientras buscaban a más supervivientes entre los restos de la flota. Después de que Sinker destacara que no tenía sentido estratégico ir a rescatarlos, Plo Koon aseguró a sus hombres que sus vidas tenían mucho valor y alguien acudiría en su búsqueda. Pronto vieron otra cápsula, pero ésta había sido abierta por las fuerzas separatistas y sus tripulantes habían muerto. Al cabo de poco captaron una señal de socorro de otra cápsula, y vieron cómo era destruida por droides de combate B1 con cohetes. Los droides visualizaron la cápsula de Plo Koon y se acercaron para atacarla. Entonces, Plo Koon guió a Sinker y Boost al exterior de la cápsula para enfrentarse a los droides de combate. Así, Plo Koon destruyó a los droides, alertando al Malevolencia de su presencia. Antes de poder ser destruidos, llegaron Skywalker y Tano a bordo del Crepúsculo y rescataron a Plo Koon y a sus hombres antes de escapar del sistema estelar.

Destruyendo al Malevolencia

Con la naturaleza del Malevolencia revelada, los Jedi comenzaron a hacer planes para destruirlo. Plo Koon asistió a una reunión en la que Anakin Skywalker explicó su plan de usar al Escuadrón Sombra para atravesar las defensas de la nave y destruir su puente, eliminando tanto a la nave como al General Grievous en un solo ataque. Koon estaba intranquilo por el carácter agresivo y difícil de la misión, pero cuando se supo que el Centro Médico de la Nebulosa Kaliida era el próximo objetivo del Malevolencia, decidió participar en la misión pilotando su Interceptor ligero Delta-7B clase Aethersprite. Para llegar a la estación médica antes que el Malevolencia, los Jedi y los pilotos clon tomaron un atajo a través de la Nebulosa Kaliida. Cuando Skywalker mencionó que el atajo se llamaba el Paso de Balmorra, Koon quedó impactado e intentó advertirle de que debían dar media vuelta, puesto que el Paso de Balmorra era el lugar de cría de las Neebrays. Pronto todos quedaron atrapados en una manada de estas criaturas gigantescas, y no tuvieron otra opción que volar a través de ella. A pesar de que alguna de sus naves sufrió daños, todos consiguieron proseguir hasta la estación médica.

All batteries open fire.png

Plo Koon dirige la persecución del Malevolencia junto a Ahsoka Tano y Wullf Yularen.

Llegaron allí justo antes que el Malevolencia, y rápidamente comenzaron su ataque contra la inmensa nave separatista. Luchando contra una oleada de droides buitre, Koon y la mitad del Escuadrón Sombra evitaron el cañón de iones del Malevolencia. Con la mitad de sus fuerzas inhabilitadas, Koon informó de que ya no tenían capacidad suficiente como para atacar el puente de la nave. Después de que él y Ahsoka Tano urgieran a Skywalker a cambiar su plan, fijaron como objetivo los cañones de iones de la nave para evitar que la estación médica sufriera algún ataque. Dañaron severamente el arma, que causó numerosas explosiones a bordo del Malevolencia e inutilizó su hiperimpulsor. Koon y los miembros supervivientes del Escuadrón Sombra aterrizaron en la estación médica mientras Obi-Wan Kenobi y su flota perseguían a la nave separatista dañada.

Plo Koon, Skywalker y Ahsoka pronto se unieron a Kenobi a bordo del Resuelto para ayudar en la persecución del Malevolencia. Aunque la nave enemiga estaba muy dañada, aún era capaz de resistir los ataques de las fuerzas de la República Galáctica. Koon sugirió pedir refuerzos para acabar con la nave, pero Skywalker informó de que las naves más cercanas eran las de la Maestra Luminara Unduli, que se estaba enfrentando a los separatistas en ese momento y no podía unirse a ellos. Entonces, los Jedi fueron obligados a detener sus ataques sobre el Malevolencia cuando éste capturó a la nave de la senadora de Naboo, Padmé Amidala. Kenobi y Skywalker se infiltraron en el Malevolencia para rescatar a Padmé y a su droide de protocolo, C-3PO, y Plo Koon dijo a Ahsoka que su maestro siempre parecía buscar aventuras. Luego, Plo Koon contactó con Unduli, quien le informó de que estaba en camino con sus fuerzas para ayudar en la destrucción del Malevolencia en cuanto la senadora fuese rescatada. Cuando Amidala fue rescatada, Plo Koon ordenó a la flota abrir fuego de nuevo. Sin embargo, el Malevolencia terminó destruyéndose a sí mismo al chocar contra una luna cercana después de que Skywalker hubiera saboteado el navegador de la nave antes de escapar.

Primera Batalla de Felucia

«Warthog, protege a las naves. Yo me encargo de los cazas.»
―Plo Koon[fuente]
Plo Koon piloting.png

Plo Koon durante la Batalla de Felucia.

Más adelante, Plo Koon formó parte de la evacuación de Felucia, donde las fuerzas separatistas habían acorralado a las fuerzas de la República Galáctica lideradas por Anakin Skywalker, Obi-Wan Kenobi y Ahsoka Tano. Mientras su flota se enfrentaba a los buques enemigos que rodeaban el planeta selvático, Koon lideró un grupo de cazas para proteger a los transportes con los que se iba a efectuar la evacuación de las tropas de tierra. Koon ordenó a Warthog defender los transportes mientras él destruía a los cazas enemigos que se interponían en su camino. Tras abrirse paso a través de las naves enemigas, el grupo llegó a la atmósfera de Felucia, hasta donde fue seguido por droides buitre. Warthog fue perseguido por dos de ellos, pero Plo Koon le salvó de inmediato. Luego, los transportes aterrizaron con éxito y evacuaron a los soldados de Kenobi y Skywalker, pero Tano sólo se retiró en cuanto no le quedó otro remedio, poniendo a sus tropas y a la evacuación en peligro. Los cazas de Plo Koon escoltaron a los transportes de vuelta a la flota, que a continuación regresó a Coruscant. Plo Koon asistió a una reunión del Consejo Jedi acerca del comportamiento de Ahsoka durante el combate. El Consejo decidió encargar a Tano la vigilancia de los Archivos Jedi para que estuviera alejada un tiempo del campo de batalla.

Captura de Eeth Koth

«El comandante Wolffe ha detectado un mensaje en la holotransmisión. Reprodúcela de nuevo. »
―Plo Koon[fuente]
Cuando el miembro del Consejo Jedi Eeth Koth fue capturado por el General Grievous, Plo Koon asistió a una reunión en la que se vio una transmisión holográfica de Grievous enviada a la Orden Jedi. Grievous prometió destruir a los Jedi y hacer sufrir a Koth antes de matarlo. Mientras los Jedi debatían qué hacer, Koon fue informado por el comandante clon Wolffe de que había un mensaje cifrado en la transmisión emitido por Koth. Al volver a reproducir la transmisión, los otros Jedi vieron que Koth estaba haciendo señas con las manos para darles su localización en el Sistema Saleucami. Los Jedi enviaron a un equipo de ataque liderado por Obi-Wan Kenobi, Adi Gallia y Anakin Skywalker para rescatar al Maestro Koth. Tuvieron éxito, pero Grievous escapó de la batalla que tuvo lugar.

Deteniendo a Boba Fett

Boba Fett: «Quería a Windu. ¿Qué haces tú aquí?»
Plo Koon: «Podemos hacer esto por las buenas o por las malas. La decisión es tuya.»
— Boba Fett y Plo Koon [fuente]
Hold the ship steady.png

Plo Koon y Ahsoka usan la Fuerza para estabilizar los restos del Destructor Estelar en el que se encuentran atrapados Windu y Skywalker.

Mientras Koon hablaba en una reunión en el Templo Jedi acerca de reforzar las posiciones de la República Galáctica en la Vía Hydiana para hacer frente a las fuerzas de Grievous, el droide astromecánico de Anakin Skywalker, R2-D2, entró en la sala y empujó al droide de Plo Koon fuera de su camino. Koon ordenó a R2-D2 que le entregara el mensaje tan urgente que traía, y R2 mostró un mensaje de Skywalker y Mace Windu, quienes estaban atrapados entre los restos de un Destructor Estelar clase Venator derribado en Vanqor tras un intento de asesinato llevado a cabo por varios cazarrecompensas liderados por Boba Fett, quien había jurado vengarse de Windu por haber matado a Jango Fett, su padre, en Geonosis. Koon ordenó que su nave fuese preparada de inmediato y viajó a Vanqor con Ahsoka Tano y el Wolfpack para rescatar a ambos Jedi. Koon y Tano usaron la Fuerza para mantener en su sitio los restos del Destructor mientras los soldados clon rescataban a Windu y Skywalker.

Los Jedi pronto recibieron un mensaje de Boba y su mentora, Aurra Sing. Koon mostró el mensaje a Windu y a Skywalker, quienes se estaban recuperando de sus heridas en el Templo Jedi. Los cazarrecompensas desvelaron que habían tomado a tres rehenes, el Almirante Kilian, el comandante clon Ponds y un oficial clon. Amenazaron con matar a los rehenes si Windu no acudía en su búsqueda, y Sing ejecutó a Ponds para confirmar la sinceridad de sus intenciones. Windu deseaba encontrar y rescatar a los demás rehenes, pero Koon le dijo que su presencia sólo enfurecería más a Fett. Se ofreció voluntario para capturar a Fett y sus cómplices con la ayuda de Ahsoka.

Koon y Tano comenzaron su investigación en los bajos fondos de Coruscant. Plo Koon explicó a Ahsoka que necesitaban encontrar a asociados locales de Jango Fett con los que Boba pudiera haber entrado en contacto, tal como había hecho con Sing. Empezaron en un área que había sido frecuentada por Jango, y Koon aconsejó a Ahsoka que fuera cautelosa. Investigaron varias cantinas, y al llegar a la quinta, Koon dijo a Tano que fuese más sutil, notando que ésta había adoptado la actitud sincera de su maestro. Ahsoka escuchó a un nautolano llamado Fong Do mencionar que su amigo Castas había sido asesinado en Florrum por Sing, pero fue descubierta y atacada por el nautolano. Koon activó su sable de luz, y los dos Jedi poco a poco salieron del bar mientras Ahsoka lanzaba dinero a los clientes para distraerlos, pudiendo así escapar. Plo Koon destacó que Ahsoka no había sido muy sutil, pero la felicitó por descubrir la localización de Sing.

KoonFettOhnaka.jpg

Plo Koon y Ohnaka interrogan a Boba Fett.

Al llegar a Florrum, Koon y Tano aterrizaron en la base del notorio pirata weequay Hondo Ohnaka, quien los recibió y los acompañó hasta el bar. Plo Koon dedujo que los estaba llevando hasta una trampa, lo cual Ohnaka confirmó, pero informó de que él no formaba parte de la trampa planeada por Fett y Sing. Koon entró en el bar y se sentó en una mesa con Sing, mientras Fett se le acercó por detrás apuntándolo con un bláster y exigiendo saber dónde estaba Windu. Koon ofreció resolver las cosas pacíficamente, pero Sing contactó con el cazarrecompensas trandoshano Bossk y le ordenó ejecutar a los rehenes en cuanto ella diera la señal. Sing dijo que estaba preparada para matar a todos los rehenes para dar a Fett su venganza, pero Koon dijo que parecía que Sing sólo quería matar al mayor número de personas posible. De repente, Ahsoka apareció y cortó la antena de Sing, cortando sus comunicaciones con Bossk, y apuntó con su sable de luz a la garganta de Aurra. Koon y Tano intentaron convencer a Fett para que se rindiera, pero los dos cazarrecompensas atacaron. Koon destruyó los blásters de Sing, pero Fett usó un explosivo para poner a todo el mundo a cubierto. Mientras Fett y Sing escapaban, Koon usó la Fuerza para atrapar a Fett mientras Tano perseguía a Sing. Koon empezó a interrogar a Fett sobre la localización de los rehenes con la ayuda de Ohnaka, quien dijo a Boba que entregar la localización de los rehenes era honorable y lo que Jango habría hecho. Fett proporcionó la localización de los rehenes, que fueron rescatados por Tano, y Boba y Bossk fueron detenidos por Koon y llevados a una cárcel de Coruscant. Sing sin embargo, se pensaba que había muerto tras chocar con la Esclavo I contra el suelo.

Nuevas amenazas

«Puede tratarse de una nueva amenaza. Algo o alguien que nos haya eludido. Tal vez un nuevo Lord Sith.»
―Plo Koon[fuente]
MasterHalseyReturned-WOTM.png

Plo Koon y los demás maestros del Consejo reciben los cuerpos de Halsey y Knox.

Después del arresto de Boba Fett, Ahsoka Tano intervino con éxito en numerosas misiones. Koon estuvo entre los miembros del Consejo Jedi que felicitaron a la Padawan por haber ayudado a descubrir una trama corrupta con el mercado negro en Mandalore.

Tras un ataque contra el Templo de Eedit, un pequeño Templo Jedi situado en el planeta Devaron, Plo Koon se unió a Obi-Wan Kenobi, Adi Gallia y Saesee Tiin para recibir al grupo de comandos clon conocido como el Escuadrón Delta en el hangar del Templo Jedi de Coruscant. Los comandos llevaron consigo los cuerpos del Maestro Jedi Halsey y su aprendiz Knox, quienes habían sido brutalmente asesinados junto a sus soldados clon mientras defendían el Templo de Eedit. Los cuatro maestros debatieron quién había sido el autor del asesinato, y Gallia se preguntó si la asesina del Conde Dooku, Asajj Ventress, seguía viva a pesar de haber sido dado por muerta durante la Batalla de Sullust. Koon sugirió que el asesino podía ser una nueva amenaza para la Orden Jedi, tal vez un nuevo Lord Sith.

La Ciudadela de Lola Sayu

«Como sabéis, la Ciudadela es su instalación más aislada e impenetrable. Nadie ha escapado jamás.»
―Plo Koon[fuente]
KoonBriefing-Citadel.png

Plo Koon habla a los líderes del equipo de asalto.

Cuando el Maestro Jedi Even Piell y los miembros de su tripulación fueron capturados por fuerzas separatistas que buscaban las coordenadas de la ruta hiperespacial secreta conocida como la Ruta Nexus, Plo Koon reunió a un equipo para que se infiltrara en la Ciudadela, una prisión del planeta Lola Sayu diseñada para retener Jedi. Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker liderarían un selecto grupo de soldados clon que se infiltrarían en la prisión congelados en carbonita para evitar los escáneres de vida inteligente. Tras la reunión, Ahsoka Tano se acercó a Plo Koon y le explicó que Anakin le había prohibido participar en la misión. Koon respondió que Skywalker tenía la autoridad para hacer eso, y Ahsoka contestó que su maestro estaba siendo sobreprotector con ella. Cuando se fue el equipo de asalto, Plo Koon observó su nave abandonando el Templo Jedi y deseó que la Fuerza les acompañara. Sin que Koon lo supiera, Ahsoka se había congelado en carbonita y se infiltró en el equipo de asalto.

A medida que la misión avanzaba, Koon fue recibiendo mensajes cifrados enviados hasta el Templo Jedi. El equipo sacó de sus celdas con éxito a Piell y a sus oficiales, pero tuvo que dividirse en dos grupos. Koon informó a los maestros Mace Windu y Saesee Tiin de la situación y la localización de los dos grupos, que más tarde se reunirían en un punto de extracción. Windu preguntó qué pasaría si la extracción fallaba, y Koon contestó que entonces deberían reunir a la flota para sacar al equipo de la Ciudadela. Kenobi pronto contactó con el Templo e informó a Plo Koon de que aunque los dos grupos se habían reunido, su nave había sido destruida y ahora se estaban alejando a pie de la prisión separatista. Koon le dijo que enviaría a una flota para rescatarlos.

Koon guió a la flota a Lola Sayu, junto a los maestros Saesee Tiin, Adi Gallia y Kit Fisto. De camino al planeta, comunicó su estrategia. Tiin lideraría un ataque con cazas para abrir un agujero en las defensas enemigas, por el que pasarían Koon y sus transportes para recoger al equipo de tierra. Gallia dijo que si el equipo de tierra no llegaba al punto de extracción a tiempo, no tendrían otra opción que abandonarlos, pero Koon estaba seguro de que llegarían a tiempo. Al salir del hiperespacio, Koon deseó a sus compañeros buena suerte antes de subir a un transporte. Tras alguna dificultad para atravesar las defensas separatistas, el transporte de Koon llegó hasta el punto de extracción, donde estaba el equipo de tierra esperando. Piell había muerto en combate, pero había pasado su información a Ahsoka. Al regresar todos con la flota, Koon ordenó al Almirante Coburn reunir a todos los cazas para saltar al hiperespacio. Cuando todo estuvo preparado, Plo Koon ordenó abandonar el sistema estelar.

Al regresar a Coruscant, Plo Koon y los supervivientes del equipo de tierra aterrizaron en el Templo Jedi. Koon y los demás Jedi lamentaron la pérdida de Piell, y Koon destacó que el sacrificio de Piell había asegurado las coordenadas de la Ruta Nexus para la República Galáctica. Sin embargo, el capitán Wilhuff Tarkin, quien había memorizado la mitad de las coordenadas, afirmó que sólo compartiría la información con el Canciller Supremo Sheev Palpatine. Ahsoka por el contrario, aseguró que sólo entregaría su mitad de las coordenadas al Consejo Jedi. Yoda dijo que hablaría con el Canciller de la situación. Mientras todos se iban, Skywalker preguntó a Plo Koon si él había asignado a Ahsoka a la misión. Koon cubrió a Tano afirmando que sí lo había hecho.

Regreso a Felucia

«Los refuerzos droide han llegado. Deberíamos separarnos en tres grupos para dividir sus defensas.»
―Plo Koon[fuente]
BattleOfFelucia-Planning.jpg

Koon en Felucia planeando un ataque contra los separatistas.

Plo Koon pronto regresó a Felucia junto a Anakin Skywalker y Ahsoka Tano a asegurar el planeta para la República Galáctica. Planearon un ataque contra una base separatista en el planeta que había recibido refuerzos del General Grievous. En las cercanías de la base, Koon decidió dividir sus fuerzas en tres grupos para atacar la base. Él atacaría por la izquierda mientras Skywalker atacaba de frente y Tano por la retaguardia. Cuando todos los grupos estuvieron en posición, Koon ordenó el inicio del ataque. Seguido de el comandante clon Wolffe y varios soldados clon con mochilas propulsoras, Koon escaló la pared izquierda de la base. Rápidamente destruyeron a las fuerzas enemigas, con todas las fuerzas reuniéndose en el centro de la base. Allí, se dieron cuenta de que Ahsoka no se encontraba con sus hombres. La togruta no respondía a su comunicador, y sin que ellos lo supieran, había sido secuestrada por cazadores trandoshanos.

La Padawan perdida

«Hemos alertado a todas nuestras fuerzas del Borde Exterior y a nuestros espías dentro de la Confederación. Si la encuentran, lo sabremos.»
―Plo Koon[fuente]
Plo Koon y Anakin Skywalker buscaron a Ahsoka Tano por la jungla de Felucia, pero no encontraron rastro de ella. Koon hizo saber a todas las fuerzas de la República Galáctica en el Borde Exterior, así como a espías dentro de la Confederación de Sistemas Independientes, de la desaparición de Tano. Así, ellos le alertarían si la encontraban. Entonces afirmó que su misión en Felucia había concluido, y que él y Skywalker debían regresar a Coruscant. Skywalker no quería abandonar la búsqueda de su Padawan, pero Plo Koon le dijo que sus emociones nublaban su juicio y era tiempo de marcharse. Al volver al Templo Jedi, Skywalker continuó supervisando la búsqueda de su Padawan perdida. Koon le habló de lo fuerte que era Ahsoka, que compartía la determinación de su maestro, lo que le permitiría sobrevivir. También sugirió a Skywalker que tal vez no conseguía encontrar a Tano, y en lugar de eso ella lograba volver con los Jedi gracias a su entrenamiento.

Ahsoka fue devuelta al Templo Jedi por el General wookiee Tarfful y la cazarrecompensas Sugi, junto a los Iniciados Jedi Jinx y O-Mer. Ella y los otros Jedi habían peleado contra cazadores trandoshanos con la ayuda de otro wookiee llamado Chewbacca. Plo Koon y Skywalker estuvieron entre los Jedi que les dieron la bienvenida al Templo. Koon expresó su alivio por ver a Ahsoka a salvo antes de moverse a hablar con Yoda, Mace Windu, Sugi y varios wookiees.

Rescate de Adi Gallia

C-3PO: «Hemos tenido toda una aventura. »
Plo Koon: «Bueno, estoy seguro de que a Wolffe le encantaría oírla. »
— C-3PO y Plo Koon [fuente]
KoonToTheRescue-ND.jpg

Plo Koon y sus hombres abordan la nave de Grievous.

Después de que la Maestra Jedi Adi Gallia fuese capturada por el General Grievous, Plo Koon lideró una flota para rescatarla de la nave de Grievous. Koon abordó la nave con soldados del Wolfpack, con el comandante clon Wolffe liberando con éxito a Gallia mientras Grievous huía. Koon y Gallia se reunieron tras el rescate a bordo de la nave enemiga, y fueron sorprendidos por dos droides, C-3PO y R2-D2, quienes decían pertenecer a la senadora Padmé Amidala. Wolffe reconoció a los dos droides y confirmó su identidad. C-3PO comenzó a hablar de la aventura que acababan de tener él y su compañero, lo que hizo que Plo Koon sugiriera a 3PO explicárselo todo a Wolffe, para disgusto del comandante.

Retorno del Imperio esclavista zygerriano

Yoda: «Preocupante es el retorno de los zygerrianos.»
Plo Koon: «Es posible que quieran utilizar a Dooku para reconstruir su imperio esclavista.»
— Yoda y Plo Koon [fuente]
Cuando el planeta Kiros, que albergaba una colonia de togrutas, fue ocupado por los separatistas; Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker y Ahsoka Tano fueron enviados a liberar al mundo neutral. Los tres Jedi, informaron al Consejo Jedi de que los zygerrianos se encontraban tras la ocupación y habían tomado como esclavos a los colonos. El Consejo se preocupó por esas noticias, y Koon especuló que los zygerrianos se habían aliado con Dooku y los separatistas para reconstruir su imperio esclavista, que había sido destruido por los Jedi siglos atrás. Plo Koon vio a Yoda muy pensativo y preguntó qué le preocupaba. Yoda dijo al resto del consejo que percibía una mano mucho más siniestra tras este asunto, y que la esclavitud era una poderosa herramienta para el alzamiento de los Sith.

Para encontrar a los togruta desaparecidos y detener el auge del imperio esclavista zygerriano, el Consejo Jedi envió a Kenobi, Skywalker, Tano y el capitán clon Rex a infiltrarse en el planeta Zygerria. Aunque fueron descubiertos y esclavizados, Skywalker y Tano consiguieron escapar e informaron a la República Galáctica de que Kenobi, Rex y los colonos se encontraban en una instalación de procesamiento de esclavos en Kadavo. Plo Koon lideró una pequeña flota hasta el sistema para liberar a los esclavos, dirigiendo a un grupo de cazas durante la misión. Koon destruyó varias torretas enemigas, pero no pudo destruir el escudo de rayos que impedía a los cruceros rescatar a los colonos. Skywalker destruyó otras torretas, permitiendo al crucero de Koon situarse debajo de la instalación. Con la ayuda de los soldados clon del Wolfpack, los colonos saltaron desde la instalación al crucero. Con todo el mundo rescatado, Plo Koon ordenó la destrucción de la instalación.

Una amenaza para el Canciller

Funeral Simulado.png

Plo Koon, Ahsoka, Padmé Amidala y Satine Kryze durante el funeral simulado de Kenobi.

Cuando se descubrió un complot secreto de los separatistas para secuestrar o asesinar al Canciller Supremo Sheev Palpatine, el Consejo Jedi decidió simular la muerte de Obi-Wan Kenobi para que pudiera disfrazarse de Rako Hardeen y acercarse a Moralo Eval, el supuesto líder de la conspiración. Tras el falso asesinato de Kenobi, Koon atendió al "funeral" de Obi-Wan. Durante el funeral, Ahsoka Tano expresó su preocupación por el comportamiento de Anakin Skywalker, quien no conocía el plan del Consejo. Kenobi consiguió ganarse la confianza de Eval y participar en el secuestro del Canciller durante el Festival de la Luz en Naboo. Finalmente, el Consejo informó de su plan a Skywalker y Tano; y todos trabajaron juntos para detener a los conspiradores. Tuvieron éxito, y además Kenobi y Skywalker detuvieron otro intento del Conde Dooku de secuestrar a Palpatine.

Ataque al Templo Jedi

«No puedo creer que Ahsoka haya caído tan bajo.»
―Plo Koon[fuente]
Tras un atentado contra uno de los hangares del Templo Jedi, Plo Koon y el Consejo Jedi hicieron volver a Coruscant desde Cato Neimoidia a Anakin Skywalker y Ahsoka Tano para investigar lo ocurrido. Koon y los demás temían que un Jedi fuese el responsable del ataque, y necesitaban que investigara lo ocurrido alguien libre de sospecha y que no hubiera estado en el Templo Jedi durante el atentado. Skywalker y Tano pronto arrestaron a Letta Turmond por alimentar a su marido, un trabajador del Templo Jedi, con explosivos nano-droides, convirtiéndolo en una bomba. Sin embargo, sospechaban que un Jedi había dado órdenes a Turmond para que actuase así. Luego, Koon asistió al funeral de los seis Jedi fallecidos durante el atentado.
TempleBombingFuneral.png

Plo Koon durante el funeral de las víctimas del atentado.

No obstante, la propia Tano fue acusada de estar detrás de los ataques después de que Turmond fuera estrangulada con la Fuerza en presencia suya. Ahsoka fue arrestada, pero pronto escapó de la cárcel con varios soldados clon heridos con un sable de luz durante su huida. El Consejo Jedi celebró una reunión de emergencia para discutir la situación, con el Almirante Wilhuff Tarkin presente vía holograma. Tarkin lideraba la investigación militar de la República Galáctica y estaba persiguiendo a Tano para condenarla por el asesinato de soldados clon. Plo Koon rechazó creer que Ahsoka fuese responsable de la muerte de los clones, pero Tarkin despreció su opinión y cortó la comunicación con el Consejo. Koon y Skywalker fueron enviados con dos equipos de clones para buscar a Tano en los niveles inferiores de Coruscant, donde Ahsoka había huido, y descubrir la verdad.

Al llegar a los niveles inferiores, Koon y Skywalker vieron a Ahsoka con Asajj Ventress. Las dos huyeron de los Jedi y los clones, quienes se dispersaron por el nivel para buscarlas. Koon pronto fue contactado por el Comandante clon Wolffe, quien le informó de que su equipo había encontrado a Tano, pero ella y Ventress les habían derrotado, aunque sin matar a ningún clon. Skywalker y Wolffe volvieron a seguir el rastro de Ahsoka, aturdiéndola con éxito. Al ser capturada, Ahsoka se encontraba en un almacén donde había el mismo tipo de explosivos nano-droides que los usados en el Templo Jedi. Mientras regresaban al Templo, Koon informó a Yoda de lo que habían descubierto y de que aún no estaban seguros de dónde se encontraba Ventress o su relación con lo ocurrido.

El Consejo Jedi insistió en juzgar a Tano según la tradición Jedi, pero Tarkin y el Senado Galáctico exigieron que Ahsoka fuese expulsada de la Orden Jedi para poderla juzgar con un tribunal militar. El Consejo accedió a cumplir la petición del Senado, aunque hubo miembros del Consejo que no estuvieron de acuerdo con la decisión. Koon fue uno de los cinco maestros del Consejo presentes en la Cámara de Juicio, donde Tano fue formalmente expulsada de la Orden Jedi. Koon preguntó a Tano por su asociación con Ventress, y ella respondió que creía que Ventress la estaba ayudando a demostrar su inocencia. Tras su expulsión, Ahsoka fue entregada a Tarkin y fue juzgada. Koon fue uno de los Jedi presentes en el juicio, y fue testigo de la llegada de Skywalker con Barriss Offee detenida. Barriss, confesó su culpabilidad y se justificó diciendo que lo que había querido era exponer los fracasos y corrupción de la Orden Jedi durante las Guerras Clon. Además, Offee afirmó que la Orden había caído al lado oscuro de la Fuerza y que la República también estaba cayendo.

AhsokaLeavesTheOrder-TWJ.png

Plo Koon observa cómo Ahsoka abandona la Orden Jedi.

Con la inocencia de Ahsoka demostrada, la togruta fue liberada y regresó al Templo Jedi. Koon fue uno de los maestros del Consejo que se reunieron para pedir disculpas a Tano por su expulsión y el trato que había sufrido. Le ofrecieron regresar a la Orden Jedi, pero ella rechazó la oferta. Koon observó entristecido cómo Ahsoka se alejaba, y evitó que Obi-Wan Kenobi siguiera a Skywalker cuando éste iba tras su antigua aprendiz.

La búsqueda de la verdad

Mace Windu: «Antes del bloqueo de Naboo, Sifo-Dyas se sentaba en este Consejo hasta que sus ideas fueron consideradas muy extremistas.»
Plo Koon: «En efecto. Él decía que había previsto un gran conflicto, y que la República necesitaría un ejército. En ese momento el Consejo rechazó esas ideas.»
Mace Windu y Plo Koon [fuente]
Cuando el Templo Jedi detectó una señal de socorro procedente de una nave que pertenecía a un Jedi fallecido desde hace años, el Maestro Jedi Sifo-Dyas, Plo Koon fue enviado por el Consejo Jedi a encontrar su origen. Rastreando la señal por la luna desértica de Oba Diah, Plo Koon y el Wolfpack comenzaron a buscar la nave. Tras algunas dificultades por causa de una tormenta de arena, localizaron los restos de la nave. Dentro, Plo Koon descubrió el sable de luz de Sifo-Dyas. Ordenó a sus hombres despejar la zona y trasladar todos los restos de la nave a Coruscant. Luego contactó con el Consejo Jedi para informar de su descubrimiento. El Consejo, discutió el papel de Sifo-Dyas en la creación del ejército clon, con Plo Koon destacando que antes de las Guerras Clon, Sifo-Dyas afirmaba haber visto una guerra en camino que exigiría la creación de un ejército para la República Galáctica. Tras la reunión, Plo Koon asistió holográficamente a una reunión con Jocasta Nu, que explicó que Sifo-Dyas había muerto en Felucia intentando negociar la paz entre dos tribus. Plo Koon preguntó qué había sido de su cadáver, pero Nu informó de que no lo sabía, puesto que la información había sido censurada por la Oficina del Canciller Supremo.


KoonWolffeFind775519-TLO.png

Plo Koon y el Wolfpack investigan en la luna de Oba Diah.

Entonces, Plo Koon volvió a Coruscant, donde se reunió con Yoda, Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker. Los cuatro Jedi hablaron del misterio de la presencia de un segundo Jedi en Felucia y de la desaparición de Silman, un ayudante del Canciller Supremo Finis Valorum que había acompañado a Sifo-Dyas en una misión para reunirse con los líderes del Sindicato Pyke. Plo Koon destacó que el mundo natal de los pykes era Oba Diah, en cuya luna había aparecido el sable de luz de Sifo-Dyas. Obi-Wan y Anakin fueron enviados a Oba Diah, donde descubrieron que Silman seguía vivo como prisionero de los pykes, pero éste fue asesinado por el Conde Dooku antes de poder hablar. Allí aprendieron que Dooku era Darth Tyrannus, y que él había sido el responsable de la creación del ejército clon. Plo Koon y el resto de miembros del Consejo quedaron perturbados por esta revelación, pero decidieron esconderla para evitar que la República perdiera la fe en la lealtad del ejército clon.

Plan para asesinar al Conde Dooku

En el último año de las Guerras Clon, Plo Koon asistió a una reunión del Consejo Jedi en la que vio una transmisión del Maestro Jedi Chubor, quien estaba dirigiendo la evacuación de civiles de la República Galáctica en Mahranee, que había caído ante los separatistas. Koon, el resto de miembros del Consejo y Anakin Skywalker, vieron impotentes cómo el Conde Dooku ordenaba a su flota abrir fuego sobre los civiles, matando a Chubor y miles de inocentes. Dooku alegó que los responsables de la tragedia eran los Jedi por seguir defendiendo la causa de la República. El Consejo lamentó no disponer de suficientes Jedi para defenderse de las invasiones separatistas. Koon dijo que a pesar de no poder contar el número de fallecidos en la guerra, la casi-exterminación de los mahran era una de las peores tragedias ocurridas. Mace Windu y Obi-Wan Kenobi culparon a Dooku de todas las muertes de la guerra, pero Koon destacó que estaban usando contra Dooku las mismas palabras que el Lord Sith usaba contra los Jedi. Entonces Windu se preguntó si deberían asumir parte de esa culpa por no hacer todo lo posible para acabar la guerra, y propuso asesinar a Dooku. Mientras que Kenobi estaba en contra de la idea y Yoda se mostraba reticente, Koon y el resto de miembros del Consejo acabaron aceptando el plan de enviar a un Jedi a matar a Dooku. Se decidió que el Maestro Jedi Quinlan Vos asumiría la misión pidiendo ayuda a la antigua aprendiz del Conde, Asajj Ventress.

Unos meses después, Vos dejó de informar a Kenobi de los avances en su misión, tras haber informado por última vez que se había ganado la confianza de Ventress para que le ayudara a matar a Dooku. Koon especuló que Ventress podía haber descubierto que Vos era un Jedi y lo habría matado en consecuencia, pero Kenobi pensó que eso no era probable, puesto que Ventress se habría asegurado de que el Consejo supiera acerca de sus acciones. Eventualmente, Ventress contactó con Kenobi y le informó de que ella y Vos habían fallado en capturar a Dooku y de que Vos había caído al lado oscuro de la Fuerza. Durante los meses siguientes, Vos trabajó para Dooku como el Almirante Enigma y logró varias victorias para los separatistas. Mientras Koon y el resto del Consejo hablaban sobre qué hacer con Vos, fueron sorprendidos cuando llegaron Kenobi, Skywalker y el Caballero Jedi Akar-Deshu junto a Ventress. Al ver a Asajj, Koon cogió su sable de luz, pero Kenobi informó de que había prometido a Ventress seguridad durante su estancia en el Templo Jedi y de que ella estaba dispuesta a ayudar en la captura de Vos. Koon se mostró escéptico ante la veracidad de las palabras de Ventress, pero Kenobi le convenció para que la escuchara. Ventress admitió que había adiestrado a Vos en el uso del lado oscuro y que ambos se habían convertido en amantes. El Consejo hizo salir de su cámara a Ventress y los Caballeros Jedi para debatir si aceptar la ayuda de Ventress, y Kenobi sugirió que podían capturar y redimir a Vos. Koon respondió entristecido que no todos los que caían al lado oscuro podían ser salvados. Cuando se supo que Taris estaba siendo atacado por las fuerzas de Vos, el Consejo decidió perdonar a Ventress sus crímenes de guerra si ella ayudaba en la captura de Vos.

La misión fue un éxito y los Jedi descubrieron que Vos no había caído al lado oscuro, sino que había permanecido capturado por Dooku mientras el Lord Sith fingía que Quinlan le estaba sirviendo. Ventress estaba convencida de que Vos había caído al lado oscuro, pero el Consejo lo puso a prueba en varias misiones y él demostró que era de confianza. Koon y varios miembros del Consejo se reunieron para determinar si Vos podía volver a sus deberes habituales. Kenobi creía que Vos ya estaba preparado, pero Koon se preguntó si no era peligroso para la Orden Jedi un Maestro Jedi que había sufrido durante varios meses la influencia de Dooku. Kenobi le aseguró que tenía plena confianza en Vos, lo que Koon y el resto del Consejo, a excepción de Windu, aceptaron. Decidieron usar su conocimiento de las operaciones separatistas ganado durante su captura; y enviaron a Kenobi, Vos, Skywalker y Desh a asegurar una base de suministros separatista. Sin embargo, al llegar allí tuvieron que abandonarla, después de que Vos descubriera que la base estaba repleta de explosivos. Koon y el Consejo enviaron luego a Kenobi, Vos y Skywalker a un puesto de escucha de Vanqor, pero allí descubrieron que el puesto estaba abandonado y con toda su información borrada antes de su llegada.

Aumentando sus sospechas, Yoda, Kenobi y Windu concluyeron que Vos había caído al lado oscuro y estaba informando a Dooku de las operaciones de los Jedi. Koon y el Maestro Ki-Adi-Mundi se unieron a los otros tres maestros en una reunión de emergencia para decidir qué debían hacer con Vos. Windu sugirió ejecutarlo por traición porque su encarcelamiento suponía un riesgo demasiado grande. Koon y Mundi apoyaron la propuesta de Windu. Kenobi en cambio, les convenció para ponerlo a prueba de nuevo encargándole otra vez asesinar a Dooku, dándole la oportunidad de rechazar el lado oscuro. Vos aceptó la misión, sin saber que el Consejo había enviado a Obi-Wan y Anakin seguir a Vos en secreto junto a un grupo de ataque en el que se encontraban los Jedi Desh y Kav Bayons. Vos reclutó de nuevo a Ventress y ambos se dirigieron a asesinar a Dooku, teniendo lugar la Segunda Batalla de Christophsis. La misión terminó con la muerte de Desh y Bayons a manos de Dooku y Vos, quien había caído al lado oscuro en un intento de averiguar la identidad de Darth Sidious, el Maestro Sith de Dooku. Ventress fue también asesinada por los rayos de la Fuerza de Dooku, pero su muerte hizo que Vos rechazara el lado oscuro y se dejara capturar por Kenobi y Skywalker, quienes lo llevaron al Templo Jedi. Allí, admitió todos sus crímenes ante el Consejo Jedi y se sometió a su juicio. El Consejo permitió a Vos trabajar con Yoda para redimirse, y eventualmente, Koon y los demás volvieron a confiar en Vos lo suficiente como para ponerlo bajo el cuidado de Kenobi y permitirle devolver el cuerpo de Ventress a su mundo natal de Dathomir.

Fin de la guerra

Plo's death.png

Plo Koon muere sobre Cato Neimoidia.

Poco después de la Batalla de Coruscant, Plo Koon ayudó a asegurar una victoria de la República Galáctica en Cato Neimoidia. Tras la batalla, se encontraba volando con una patrulla cuando fue pillado desprevenido por Darth Sidious, que ordenó ejecutar la Orden 66. Eso hizo que sus soldados clon se volvieran en contra de él, y Plo Koon fue derribado por su propia escolta de pilotos clon, muriendo tras la explosión y colisión de su caza estelar.

Appearances

Fuentes

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar