Fandom

Star Wars Wiki

Mon Mothma

24.536páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión1 Compartir
Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 
«La guerra no es un estado permanente. Se supone que es un caos temporal entre periodos de paz. Algunos quieren que sea el curso de las cosas: un hecho por defecto de la existencia. Pero no dejaré que sea así.»
―Mon Mothma, poco después de la muerte del Emperador Palpatine[fuente]
Mon Mothma fue una humana política y una líder revolucionaria que sirvió en el Senado Galáctico y el Senado Imperial como representante de Chandrila, que fue la líder de la Alianza para Restaurar la República y la primera Canciller de la Nueva República. Mothma se hizo prominente durante la Crisis Separatista y las Guerras Clon como miembro del Comité Leal del Canciller Supremo Sheev Palpatine. Junto a aliados como Bail Organa de Alderaan y Padmé Amidala de Naboo, Mothma se convirtió en una de las voces más prominentes a favor de la paz entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes. También se pronunció contra del aumento de poder amasado por el Canciller Palpatine durante la guerra. Al final de la guerra, Palpatine transformó la República en el Imperio Galáctico, y Mothma trabajó junto al senador Organa para iniciar una rebelión contra el régimen imperial. Aunque permaneció en el Senado Imperial como partidaria de la democracia, sus acciones desembocaron en la fundación de la Alianza Rebelde para combatir militarmente al Imperio.

Tras la disolución del Senado Imperial y la muerte de Organa durante la destrucción de Alderaan, Mothma se convirtió en la principal líder política de la Alianza Rebelde a lo largo de la Guerra Civil Galáctica. La Batalla de Endor, que Mothma ayudó a planear junto al Alto Mando de la Alianza, significó la muerte del Emperador Palpatine y dejó al Imperio sumido en el caos. Después de la batalla, la Rebelión formó la Nueva República y ubicó el nuevo Senado Galáctico en Chandrila. Mothma fue elegida la primera Canciller del Senado de la Nueva República e intentó deshacerse de los poderes de emergencia de Palpatine, que el Senado otorgó a la oficina de la cancillería de la Nueva República. También intentó desmilitarizar la República, esperando reducir un noventa por ciento la Flota de la Nueva República, dejando a cada planeta la responsabilidad de defenderse por sí mismos. Cuando la guerra contra el Imperio terminó, la República y los remanentes imperiales firmaron la Concordancia Galáctica y la República aprobó la Ley de Desarme Militar.

Biografía

Vida temprana

Mon Mothma nació en el año 46 ABY, en el seno de una familia política; su padre era un juez-general de la República Galáctica, y su madre era la gobernadora de su planeta natal, Chandrila.

En el invierno chandrilano del 31 ABY, a la edad de quince años, Mothma se enamoró y descubrió los defectos de sus padres. Por eso, decidió dar la espalda a la dinastía política de su familia para convertirse en historiadora. En el verano siguiente, sin embargo, su momento de rebelión ya se le había olvidado. Mothma acabó regresando al mundo de la política, tanto debido a las presiones de su familia como por su genuina vocación para gobernar. En el 27 ABY, se unió al Senado Galáctico de la República, convirtiéndose en uno de los senadores más jóvenes de la historia.

Guerras Clon

Defensora de la paz

Mon Mothma in the Senate.png

Mon Mothma representa a Chandrila en el Senado Galáctico durante las Guerras Clon.

En el 22 ABY, durante la crisis política que desembocó en la formación de la Confederación de Sistemas Independientes, Mothma se convirtió en miembro del Comité Leal, un grupo de senadores a los cuales el Canciller Supremo Sheev Palpatine había pedido que mantuvieran la integridad de la República Galáctica. Después de que las Guerras Clon estallaran entre el recién formado Gran Ejército de la República y el Ejército Droide Separatista, Mothma permaneció como miembro del Comité pero se convirtió en una de las principales opositoras a la guerra con los separatistas. Mothma, junto a amigos y aliados como los senadores Padmé Amidala de Naboo y Bail Organa de Alderaan, comenzó a temer que el afán de la República por derrotar a los separatistas la volviera ciega ante el coste que supondría la guerra. Mothma advirtió de que medidas de guerra, como la ampliación de los poderes de emergencia que el Senado Galáctico otorgó al Canciller, eran una amenaza para la democracia. Era el deseo de Mothma y sus aliados encontrar una solución pacífica a las Guerras Clon, y Mothma sirvió como mentora de Amidala a medida que la joven senadora se convertía en una de las principales partidarias de la paz.

Durante la Batalla de Malastare, el Gran Ejército de la República descubrió a una criatura conocida como la Bestia Zillo, que yacía bajo la superficie del planeta Malastare. Habiendo sido sacada a la superficie por los bombardeos durante la batalla, la Bestia Zillo hizo frente a las tropas de la República, y se descubrió que la criatura era casi indestructible. Con la esperanza de replicar esa resistencia en la armadura de los soldados clon, el Canciller Palpatine aprobó el traslado de la criatura a Coruscant, la capital de la República. La Bestia Zillo escapó de su cautiverio y se dirigió al Edificio del Senado para encontrar al Canciller, que había ordenado el sacrificio de la bestia para quitarle sus escamas y estudiarlas para reproducirlas. La criatura atacó el Edificio del Senado, y Mothma estuvo presente durante el ataque, caminando por los corredores junto al senador Organa. La República y los Jedi pronto eliminaron a la criatura, terminando con la amenaza contra el Senado.

MonMothmaSenate.jpeg

Mothma observa la grabación verdadera del Primer Ministro Suplente Jerec, en la que se muestra en contra de la ocupación de Mandalore.

La neutralidad del planeta Mandalore, liderado por la duquesa Satine Kryze, pronto se convirtió en un motivo de disputa cuando el grupo terrorista conocido como la Guardia de la Muerte amenazó con derrocar al gobierno pacifista de los Nuevos Mandalorianos que la duquesa lideraba. El Senado debatió sobre si enviar o no ayuda militar a Mandalore, una acción a la que se oponía fuertemente la duquesa — y una acción que los separatistas esperaban fervientemente, puesto que creían que los mandalorianos darían la bienvenida a la Guardia de la Muerte como liberadores de la población a manos de las fuerzas de ocupación de la República. Inicialmente, el Senado votó una intervención militar en Mandalore, basándose en una grabación del Primer Ministro Suplente de Mandalore, Jerec, en la que afirmaba la necesidad de una ocupación militar. Mothma estuvo presente en la sesión del Senado en la que las verdaderas palabras de Jerec fueron transmitidas, momento en el cual el Senado votó definitivamente en contra de una intervención militar en Mandalore.

Como respuesta al creciente número de refugiados desplazados por la guerra contra los separatistas, la senadora Amidala y el senador Organa organizaron una conferencia para discutir y, con suerte, resolver el problema. La conferencia tuvo lugar en el planeta Alderaan, y Mothma asistió a ella. Ella y Organa dieron la bienvenida a Amidala, una oradora clave de la conferencia, cuando ésta llegó a Alderaan escoltada por sus guardias. La conferencia fue brevemente interrumpida cuando una cazarrecompensas, Aurra Sing, intentó asesinar a Amidala por orden del señor del crimen prisionero Ziro el Hutt, pero la conferencia prosiguió cuando Amidala fue salvada por la Padawan Ahsoka Tano. Poco después, la senadora Mothma asistió a una fiesta organizada por Padmé en su apartamento en honor del senador Aang, un miembro del Comité de Supervisión Militar del Senado quien había sido persuadido para votar a favor de la reducción del gasto militar.

Debate de financiación militar

Mon Mothma: «Querida, estuviste brillante.»
Padmé Amidala: «Gracias, pero tal vez deberíamos esperar hasta que hayamos ganado en votos antes de cantar victoria. »
— Mon Mothma y Padmé Amidala, después de un discurso de ésta última contra el aumento del gasto militar [fuente]
AToast-SM.png

Senadores como Mothma, Amidala y Onaconda Farr se oponen a un incremento del gasto militar.

El Senado Galáctico se vio envuelto en debates acerca del coste de luchar en las Guerras Clon. Un tópico particularmente polémico era si el Senado debía financiar la creación de más soldados clon para combatir a la Confederación de Sistemas Independientes, a pesar de que la República Galáctica se encontraba al borde de la bancarrota por culpa de la guerra. El senador Gume Saam argumentó a favor de un proyecto de ley que abriera nuevas líneas de crédito para financiar el esfuerzo de guerra de la República. Mothma se pronunció en contra de esa medida, afirmando que eso provocaría la desregulación de los bancos. El Senado, a petición de Bail Organa, pospuso una decisión acerca del tema hasta que se hubiera meditado una decisión. Tras un ataque separatista que destruyó la Red eléctrica central de Coruscant, el Senado votó a favor de la medida para desregular los bancos para poder abrir líneas de crédito adicionales con las que financiar el esfuerzo de guerra.

A pesar de la desregulación bancaria, el debate acerca del incremento del gasto militar prosiguió. La senadora Halle Burtoni de Kamino, el origen de los soldados clon, propuso la creación de cinco millones de soldados clon más. Organa pretendía hablar ante el Senado en contra de la propuesta, pero quedó herido en un ataque de cazarrecompensas contratados por los separatistas. Mientras el Senado aguardaba su discurso, los senadores a favor del proyecto de Burtoni instaron al Senado a votar, mientras que Mothma insistió en oponerse al proyecto de ley. Con Organa demasiado herido para hablar, Padmé Amidala se dirigió al Senado en su nombre, dando un apasionado discurso contra el incremento del gasto militar para ofrecer en su lugar servicios sociales para los habitantes de la República.

Onaconda farr dead.PNG

Mothma atestigua la muerte de Onaconda Farr.

El Senado se preparó para votar el proyecto de ley, y los contrarios a la medida continuaron trabajando para persuadir a otros senadores para votar contra el incremento del gasto militar. Mothma trabajó con Amidala, Organa y el senador Onaconda Farr de Rodia, y Amidala dio otro discurso en el Senado acerca de su opinión. El discurso fue recibido con entusiasmo por el Senado, y Mothma y sus senadores aliados celebraron el éxito de Amidala con unas copas. Mothma dijo a su antigua protegida que había actuado brillantemente, aunque Amidala era reticente a mostrarse victoriosa hasta que el proyecto de ley de Burtoni fuese rechazado. La propia Burtoni interrumpió la conversación, sugiriendo que los contrarios a su propuesta eran leales a los separatistas. Mothma urgió a los senadores zanjar su discusión y Farr obligó a Burtoni a abandonar la reunión de senadores. Entonces, Mothma alabó a Farr por liderar los esfuerzos contra el proyecto de ley, y el rodiano expresó su arrepentimiento por haberse posicionado en una ocasión junto a los separatistas contra la República. Mothma le aseguró, sin embargo, que ahora estaba haciendo lo correcto al ayudar a impedir un incremento del gasto militar. Inesperadamente, Farr comenzó a ahogarse mientras bebía sin saber que había sido envenenado, por lo que Mothma corrió a ayudar al senador de Rodia. Tras su muerte, Mothma asistió al funeral de Farr en una plataforma de aterrizaje de Coruscant, antes de que el cuerpo del senador fuese llevado a Rodia.

Después del funeral, Mothma asistió a una reunión en la Oficina del Canciller Sheev Palpatine, donde el teniente Tan Divo de la Fuerza de Seguridad de Coruscant compartió su teoría de que Farr había sido asesinado. Tras la reunión, Mothma habló con Amidala, Organa y la ayudante de Farr, Lolo Purs. Mothma se preguntó quién podía haber querido hacer daño a Farr, y, a pesar de la teoría de Divo de que el asesinato era consecuencia de un secreto del pasado de Farr, Purs especuló con la posibilidad de que el asesinato hubiera sido por causa de la oposición de Farr al proyecto de ley de Burtoni. Organa instó a dejar de lado las especulaciones, pero Amidala insistió en retrasar la votación hasta que el asesino de Farr hubiese sido detenido, puesto que si no algunos senadores podrían votar a favor del proyecto de ley por miedo a ser atacados.

PursFalseAttack.jpeg

Purs finge haber sido atacada por Burtoni.

Organa aceptó proponer una moción de aplazamiento ante el Senado mientras Amidala dijo que iba a llevar a cabo su propia investigación. Mothma cuestionó su decisión, puesto que Divo les había pedido no interferir, pero Amidala estaba segura de que podía resolver el asesinato de Farr mucho mejor que Divo, en quien no confiaba. Organa estaba preocupado por que una investigación así pudiera destruir la coalición contra el proyecto de ley, algo que Mothma también temía. Sabiendo que Padmé iba a seguir adelante de todas formas, Mothma recomendó a Amidala que llevara consigo a su jefe de seguridad, el capitán Gregar Typho, pero Amidala prefirió actuar sola. Ante la insistencia de Mothma, sin embargo, Padmé aceptó trabajar con Organa en su investigación.

Durante el curso de su investigación, Amidala y Organa fueron atacados por un asesino. Fueron descubiertos por el teniente Divo, quien más tarde se reunión con el grupo de oposición al proyecto de ley, incluyendo Mothma, y teorizó que el asesino tenía como objetivo al liderazgo del grupo. Divo puso al grupo bajo su protección y continuó la investigación, aunque Purs se marchó tras objetar que mantenerlos a todos juntos en una misma sala los convertía en un blanco fácil. Purs pronto volvió, afirmando que había sido atacada por Burtoni, una de los sospechosos del asesinato, lo cual Burtoni negó. La senadora Burtoni, también negó haber asesinado al senador Farr. A pesar de las sospechas sobre Burtoni, Amidala se dio cuenta de que Purs tenía que ser la asesina; el veneno que mató a Farr, sólo afectaba a los rodianos, por lo que Purs también tendría que haber muerto con la bebida. Con su duplicidad descubierta, Purs admitió haber asesinado a Farr por su breve alianza con la Alianza Separatista, y fue arrestada por el crimen. Poco después, el Senado votó a favor del proyecto de ley a pesar de los esfuerzos de Mothma y los demás, incrementándose la producción de soldados clon.

La guerra continúa

BecLawiseLetsContinue-AFIN.png

Mothma, junto a Amidala y Organa, asiste a una conferencia de paz con representantes separatistas en Mandalore.

A medida que la guerra progresaba, tuvo lugar una reunión de paz entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes en el planeta neutral de Mandalore, supervisada por la duquesa Satine Kryze. Mothma, Padmé Amidala y Bail Organa representaron a la República en la conferencia, mientras que tres miembros del Senado Separatista representaron a la Alianza Separatista. Los separatistas exigieron que los tres senadores, como representantes del Canciller Supremo Sheev Palpatine, reconocieran la legitimidad de la existencia de la Alianza Separatista, algo a lo que los senadores eran reticentes. Las conversaciones fueron interrumpidas por Lux Bonteri, hijo de la difunta senadora separatista Mina Bonteri, quien afirmó que el Conde Dooku, líder de la Alianza Separatista, estaba detrás de la muerte de su madre. Bonteri fue expulsado de la reunión, pero las conversaciones de paz entre ambos bandos no dieron resultado.

Los Jedi pronto aprendieron que un criminal llamado Moralo Eval había puesto en marcha un plan para secuestrar al Canciller Palpatine. Para infiltrarse en la conspiración, liderada por el Conde Dooku en persona, el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi fingió su muerte para cambiar su apariencia y hacerse pasar por el cazarrecompensas Rako Hardeen, quien supuestamente había asesinado a Kenobi. Creyendo que Obi-Wan estaba muerto, Mothma asistió al funeral del Maestro Jedi en el Templo Jedi. En última instancia Kenobi saboteó el secuestro del Canciller, y Palpatine salió ileso.

TempleBombingFuneral.png

Mothma asiste al funeral por las víctimas del ataque contra el Templo Jedi de Coruscant.

Algún tiempo después, Mothma asistió a otro funeral en el Templo Jedi, esta vez por las víctimas de un atentado que mató a varios Jedi y civiles. Mothma fue un miembro del tribunal que iba a decidir el destino de Ahsoka Tano, quien había sido arrestada acusada de ser la artífice del atentado contra el Templo Jedi. El Almirante Wilhuff Tarkin ejerció de acusación y la senadora Amidala ejerció la defensa de Ahsoka. Al final, se descubrió que la Padawan Barriss Offee, quien se había desilusionado con el Consejo Jedi por su liderazgo en las Guerras Clon, era la responsable del atentado y había acusado a su amiga y también Padawan del ataque. Tano fue liberada por la República y eligió no regresar a la Orden Jedi, puesto que el Consejo Jedi no había confiado en su inocencia.

Más adelante, el antiguo senador Rush Clovis fue nombrado líder del Clan Bancario InterGaláctico. Clovis era meramente un peón del Conde Dooku, sin embargo, su nombramiento como líder condujo a la invasión separatista de Scipio, la sede del Clan Bancario. El Senado votó autorizar al Gran Ejército de la República para que hiciera frente a la invasión separatista, y la República fue capaz de repeler a los separatistas. Como respuesta a las acciones de la Alianza Separatista, y tras la muerte de Rush Clovis, el Clan Bancario cedió el control de sus bancos al Canciller Palpatine, una acción que Mothma desaprobó. Palpatine prometió devolver el control privado de los bancos cuando las Guerras Clon terminaran, pero recalcó la necesidad de asegurar la estabilidad financiera en el Borde Interior, algo con lo que el Senado coincidió con un apoyo entusiástico. Poco después, Mothma estuvo presente en una sesión del Senado en la que la reina Julia del planeta neutral Bardotta hablaba vía holograma y pedía ayuda tras la desaparición de varios líderes espirituales bardottanos. A petición de la reina, la República envió al Representante gungan Jar Jar Binks, así como al Maestro Jedi Mace Windu, para resolver el problema.

Caída de la República

«A efectos prácticos, el Senado ya no existe. »
―Mon Mothma[fuente]
PadmeROTS2.jpg

Mothma se reúne con Organa y Amidala, en lo que serían los inicios de una rebelión organizada contra Palpatine.

Hacia el final de las Guerras Clon, el Canciller Supremo Sheev Palpatine continuó amasando más poderes ejecutivos. Palpatine recibió el control del Consejo Jedi y nombró a gobernadores para supervisar todos los sistemas estelares de la República Galáctica. Un pequeño grupo de senadores, incluyendo a Mothma, Padmé Amidala y Bail Organa, se reunieron en la oficina de Organa para hablar de los acontecimientos. Amidala se preguntó si el Canciller desmantelaría el Senado Galáctico, a lo que Mothma respondió que eso no suponía una gran diferencia. Bajo su punto de vista, el Senado prácticamente no existía debido a la reducción de sus competencias. El grupo se negó a permitir que una democracia milenaria muriera sin oponer resistencia, y Mothma aseguró al grupo que ellos no eran como los separatistas. Ellos eran leales que querían preservar la democracia de la República. Amidala lamentó que el Canciller, uno de sus más antiguos consejeros de Naboo, hubiera permitido que las cosas llegaran tan lejos, y Mothma le respondió que Palpatine había jugado hábilmente con el Senado durante la guerra. Organa comenzó a explicar que él y Mothma estaban empezando a formar una organización que se opusiera al Canciller Palpatine, pero Amidala le hizo callar, afirmando que le había entendido y que algunas cosas era mejor no decirlas en voz alta. Se decidió que el grupo no discutiría sus planes con nadie del exterior, incluyendo familiares, sin el consentimiento del grupo entero. Esa simple reunión desataría la chispa de un movimiento secreto de Rebelión.

Las Guerras Clon llegaron a su fin tras las muertes del Conde Dooku y el General Grievous. El Caballero Jedi Anakin Skywalker descubrió que Palpatine era secretamente Darth Sidious, un Señor Oscuro de los Sith que había manipulado todo el conflicto bélico para hacerse con el control de la República. Mace Windu y otros tres Maestros Jedi intentaron arrestar al Canciller, pero el Lord Sith los mató a todos y sedujo a Skywalker al lado oscuro de la Fuerza, nombrándolo como el Lord Sith Darth Vader. Habiendo encontrado un motivo para eliminar a sus enemigos, Palpatine declaró a la Orden Jedi enemiga de la República y ordenó a Darth Vader y a todos los soldados clon de la galaxia destruir a los Jedi. Un desfigurado Canciller, herido por su confrontación con Mace Windu, habló en el Senado de la llamada traición Jedi y proclamó que, para velar por la estabilidad y la seguridad, la República se transformaría en el Imperio Galáctico. Los peores temores de Mothma y sus aliados se confirmaron. Amidala murió poco después, y Mothma y Organa continuaron preparando una resistencia contra el mandato del Emperador.

La Alianza Rebelde

Rebelión temprana

«Tenemos una misión para ti. Hemos interceptado una transmisión cifrada imperial. La transmisión indica que la prueba de una superarma es inminente. Necesitamos saber lo que es y como destruirla. »
―Mon Mothma, a Jyn Erso[fuente]
Antes de morir, Padmé Amidala dio a luz a mellizos: Luke Skywalker y Leia Organa, la última de los cuales fue adoptada por el senador Bail Organa y su mujer, la reina Breha Organa de Alderaan. Mothma conoció a la Leia desde una edad muy temprana, y vio como crecía hasta convertirse en una política por derecho propio. Mothma se convirtió en la tutora política de la princesa, enseñándole hasta que tomó el cargo de su padre en el Senado Imperial, y vio como ésta se convertía en una líder en la rebelión emergente contra el Imperio Galáctico.


DeathStarBriefing.jpeg

Mothma asiste a una reunión en Yavin 4 acerca de la Estrella de la Muerte.

Esta rebelión emergió durante los años siguientes al alzamiento del Imperio, cuando varios movimientos de resistencia surgieron por toda la galaxia para oponerse al mandato imperial. Uno de esos grupos era la tripulación de la nave llamada Espíritu, que operaba en el planeta Lothal de los Territorios del Borde Exterior, y que pasó a formar parte de la llamada Red Rebelde. Con el tiempo, esos movimientos de resistencia serían unidos por el liderazgo de Mothma y Organa. Ambos también tuvieron la ayuda de Ahsoka Tano, quien fue una figura clave para la Red Rebelde actuando como contacto entre células rebeldes. Bajo la guía de Mothma y Organa, estas células se convirtieron en la Alianza para Restaurar la República.

En el 2 ABY, Mothma abandonó Chandrila acusada de traición por el Imperio. En el 0 ABY, Mothma se reunió en la base rebelde del Gran Templo de Massassi de Yavin 4 con la criminal Jyn Erso. Junto a los Generales Jan Dodonna y Davits Draven, así como con el capitán Cassian Andor, Mothma trató de interrogar a Erso. Los rebeldes informaron a Erso de la existencia de un piloto imperial, Bodhi Rook, que había desertado y había sido capturado por el grupo rebelde de Saw Gerrera, los Partisanos, en Jedha. Según sus informaciones, el piloto afirmaba la existencia de una superarma capaz de destruir planetas enteros, la Estrella de la Muerte, en cuyo desarrollo era vital el científico Galen Erso, el padre de Jyn.

Debido a que Saw Gerrera era un extremista, él y la Alianza Rebelde habían dejado de colaborar desde hacía años. Además, Saw se había vuelto tan paranoico que amenazaba con matar a cualquier desconocido que se acercase a él. Aprovechando la relación de amistad que había existido entre Jyn y Saw, Mothma pidió a Erso que acompañara a Cassian Andor hasta Jedha para hablar con Saw y pedirle ayuda para encontrar a Galen Erso. Así, los rebeldes podrían llevar a Erso ante el Senado Imperial y hacer pública la existencia de la Estrella de la Muerte. A cambio, los rebeldes dejarían marcharse a Jyn en cuanto hubiera cumplido con su cometido. Jyn aceptó la propuesta de Mothma.

Más adelante, Jyn regresó a la base rebelde de Yavin 4 y se reunió con el Gobierno Civil de la Alianza, del cual formaba parte Mothma. Jyn informó de la destrucción de una ciudad entera en Jedha a manos de la Estrella de la Muerte, y de la existencia de los planos de la superarma en una base imperial del planeta Scarif, que permitirían descubrir un defecto en la construcción de la Estrella de la Muerte implantado por su padre, Galen. Algunos senadores como Nower Jebel y Tynnra Pamlo se mostraron contrarios a una confrontación armada directa contra el Imperio, mientras que otros como el Almirante Raddus apoyaron una acción bélica. Sin embargo, Mothma se lamentó e informó a Jyn de que sin el respaldo de todo el Gobierno Civil no podían intervenir en Scarif.

Chopper on Yavin.jpg

Mothma es informada de la presencia de rebeldes en Scarif.

Cuando la reunión hubo terminado, Mothma habló con Bail Organa acerca de lo ocurrido, y afirmó que la guerra era inevitable a pesar de todo. Organa estuvo de acuerdo y dijo a Mothma que regresaría a Alderaan para informar a su pueblo de que no habría paz. Mothma sugirió a Bail que se pusiera en contacto con su amigo Jedi, Obi-Wan Kenobi, quien llevaba años escondido del Imperio, y Organa respondió que enviaría a Leia Organa en su búsqueda. Un tiempo después de la marcha de Bail, un rebelde comunicó a Mothma la presencia de tropas rebeldes en Scarif. Consciente de que Jyn y otros rebeldes se habían dirigido a Scarif, Mothma quiso ponerse en contacto con el Almirante Raddus, quien, para su satisfacción, se encontraba a punto de partir con su flota dispuesto a combatir.

La Batalla de Scarif, que tuvo lugar a continuación, significó el robo de los planos de la Estrella de la Muerte, aunque comportó la muerte de un gran número de rebeldes, entre ellos Jyn Erso y Cassian Andor. Poco después, el Imperio usó la Estrella de la Muerte para destruir Alderaan, matando a Bail Organa en el proceso. Así, Mothma se convirtió en la única líder política de la Alianza Rebelde, sirviendo como Canciller a lo largo de la Guerra Civil Galáctica.

Después de Yavin

En el 0 DBY, después de la Batalla de Yavin, en la que Luke Skywalker, quien se había convertido en un piloto rebelde, destruyó la Estrella de la Muerte y evitó la aniquilación de la Alianza Rebelde, el Alto Mando de la Alianza se reunió en la Flota de la Alianza para debatir un curso de acción. Leia Organa, quien acababa de completar un exitoso asalto contra una fábrica de armas imperial en Cymoon 1, urgió a los líderes a que le permitieran reunir un equipo para seguir presionando al Imperio Galáctico. El Almirante Gial Ackbar dijo a la princesa que no podían efectuar una ofensiva así debido a que todavía estaban buscando un nuevo lugar en el que establecer una base y ocultarse del Imperio. Mothma se mostró de acuerdo con Ackbar. La Canciller dijo que los pocos recursos de los que disponían debían destinarse a mantener la flota en movimiento para que el Imperio no los encontrase. Sólo estableciendo una nueva base, dijo Mothma, podrían pasar a una ofensiva. Preocupada por el bienestar de su vieja amiga, Mothma recordó a Leia que no podía permitirse a sí misma ni a su equipo trabajar tan duramente en la lucha contra el Imperio.

Alliance High Command.png

La Canciller Mothma, Ackbar y Jan Dodonna se enteran de la captura de Luke Skywalker en Nar Shaddaa.

El Alto Mando de la Alianza más tarde recibió la noticia de que Skywalker había sido capturado por Grakkus, un señor del crimen Hutt, en la luna de Nar Shadda. A pesar del valor de Skywalker para la Alianza y de su estatus como héroe de la Batalla de Yavin, Mothma hizo la difícil elección de no usar ninguno de los recursos de la Alianza para rescatarlo, sabiendo que la Rebelión no podía actuar contra un baluarte Hutt. Mothma también creía que enviar a un equipo de rescate encubierto era una misión suicida. Sin embargo, el amigo wookiee de Skywalker, Chewbacca, y el droide de protocolo C-3PO aceptaron viajar a Nar Shaddaa para ayudar al rebelde cautivo. Con la ayuda de Organa, el contrabandista rebelde Han Solo y el droide astromecánico R2-D2, quienes se reunieron con ellos en Nar Shaddaa, Chewbacca y C-3PO rescataron con éxito a Skywalker.

Tiempo después, Mothma envió a Luke Skywalker a una misión para recuperar unos registros de comunicaciones imperiales que habían sido interceptados por varias células rebeldes.

Más adelante, Mothma conoció al teniente Thane Kyrell, un imperial convertido en rebelde, después de que se hubiera emborrachado tras una noche bebiendo. Aunque no sabía quien era ella, Mothma le ayudó a encontrar una silla en la que sentarse, y él le contó a ella cómo había desertado del Imperio pero todavía amaba a Ciena Ree, una amiga de la infancia que servía en la Armada Imperial. Mothma escuchó su historia, incluyendo su miedo a disparar a Ree durante una batalla algún día o el hecho de que no quería estorbar a los demás rebeldes con su miedo a matar a la mujer que amaba. A la mañana siguiente, Mothma se reunió con Kyrell y otros pilotos para asignarles una nueva misión. Mothma le dijo que no le iba a expulsar de la Alianza por haberse emborrachado una noche, puesto que sino no habría rebeldes combatiendo al Imperio, pero quiso saber si Kyrell era capaz de cumplir con su deber. Él le aseguró que sí, y Mothma le dijo que era aceptable amar a alguien del otro bando de la guerra siempre que se amase a la causa de la Alianza Rebelde todavía más.

La Batalla de Endor

«El Emperador ha cometido un gran error y nuestro tiempo de atacar ha llegado. »
―Mon Mothma, poco antes de la Batalla de Endor[fuente]
En el 3 DBY, la Alianza Rebelde averiguó gracias a espías bothan que el Imperio Galáctico estaba construyendo una Segunda Estrella de la Muerte sobre la luna de Endor. Mothma se reunió con el Alto Mando de la Alianza para debatir una estrategia sobre cómo lidiar con la amenaza de la nueva Estrella de la Muerte, y se acordó que la estación de combate debía ser destruida antes de estar completamente funcional. El Alto Mando empezó a planear un ataque contra la Segunda Estrella de la Muerte sobre Endor, pero antes la Flota de la Alianza, que se había dispersado tras la derrota en la Batalla de Hoth — puesto que Mothma había insistido en que la flota dispersa en varios grupos evitaría un desastre que el Imperio pudiera celebrar — debía reagruparse cerca de Sullust. Leia Organa se ofreció voluntaria para liderar una operación, llamada Operación Luna Amarilla, para distraer a las fuerzas imperiales mientras la flota se reunía. Mothma se opuso en un principio a la idea, y habló con Leia de sus preocupaciones — preocupaciones acerca de la disposición de Leia a sacrificarse por la Alianza. La Canciller sabía que Leia estaba enamorada del capitán Han Solo, quien había sido capturado por Jabba el Hutt meses antes, y le preocupaba que Organa fuese a sacrificar su propia felicidad para morir por la causa rebelde. Mothma también sabía que Leia se culpaba por la destrucción de Alderaan, por lo que le dijo a la princesa que la inteligencia rebelde había descubierto que el Emperador Sheev Palpatine quería usar la nueva Estrella de la Muerte sobre planetas como Mon Cala e incluso Chandrila, todo para eliminar la oposición a su reinado. Mothma sabía que si se dejaba gobernar por esos miedos, no podría servir a la Alianza. La Canciller aprobó la Operación Luna Amarilla, y urgió a su joven amiga a no negarse una oportunidad para el amor — un amor eclipsado por una total devoción a la Alianza — por lo que había ocurrido a sus padres y a Alderaan.


Mothmaleadingbriefing.png

Mothma asiste a una reunión poco antes de la Batalla de Endor.

La Operación Luna Amarilla fue un éxito y la Flota de la Alianza se agrupó en Sullust. Cuando se hubo reunido, en el 4 DBY, el Alto Mando de la Alianza se dirigió a las fuerzas rebeldes a bordo de la Hogar Uno, la nave de mando rebelde, e informó de la existencia de la Segunda Estrella de la Muerte. Mothma también reveló que el propio Palpatine estaría supervisando personalmente la construcción de la estación de combate. Durante la reunión, el Almirante Gial Ackbar y el General Crix Madine diseñaron un plan de ataque. El General Han Solo fue elegido para liderar un equipo de tierra que destruyera el generador de escudos que protegía a la Estrella de la Muerte, y Organa, Chewbacca y Luke Skywalker se ofrecieron voluntarios para acompañarle. Tras la reunión, Mothma habló con Leia y expresó su preocupación por que la princesa se hubiera ofrecido voluntaria para la misión. Como con la Operación Luna Amarilla y el rescate del General Solo de Jabba el Hutt, Mothma temía que Leia se estuviera exponiendo a sí misma, una valiosa miembro para la Alianza y la futura República que ansiaban construir, a un gran riesgo. Mothma compartió la historia de como, tras la masacre del Imperio contra el mundo natal de los wookiees, Kashyyyk, ella pensó que la diplomacia estaba muerta y se entrenó como piloto de caza para luchar contra el Imperio. Mothma se dio cuenta, sin embargo, de que aunque podía contribuir a ganar batallas, ella podía ser de mucha más ayuda como líder de la Alianza. A pesar de las preocupaciones de Mothma, que Leia entendió, la princesa sentía que era su destino formar parte de la Batalla de Endor y eligió acompañar a las fuerzas rebeldes a la luna de Endor.

Antes de que la Flota de la Alianza partiera a Endor, la nave de Mothma se marchó de camino a un lugar seguro. La Batalla de Endor comenzó en cuanto las fuerzas rebeldes llegaron a la Luna Boscosa. Sin que la Rebelión lo supiera, el Emperador Palpatine les había permitido conocer la existencia de la Estrella de la Muerte para atraer a los rebeldes a una trampa, con la intención de destruirlos de una vez por todas. No obstante, la Alianza alcanzó la victoria: la Segunda Estrella de la Muerte fue destruida, Palpatine murió, y el Imperio quedó sin líder y sumido en el caos.

Nueva República

Estableciendo un nuevo orden

«He visto la guerra. Sé como es. Conozco sus márgenes. Pero nunca estaré a gusto con ella. Es nuestra culpa y debemos actuar para cumplir con nuestras responsabilidades. Y es por eso que la guerra debe detenerse pronto. No podemos seguir luchándola. »
―Mon Mothma, poco después de la muerte del Emperador Palpatine[fuente]
Veinte días después de la Batalla de Endor, Mothma encomendó a Leia Organa viajar a Naboo para ganar apoyos para la formación de la Nueva República. Organa era reticente a abandonar sus otros deberes y recomendó que Mothma enviara a diplomáticos en su lugar, pero la Canciller creía que las habilidades y reputación de Leia eran esenciales para la misión, puesto que la princesa representaba lo mejor que la Alianza Rebelde tenía por ofrecer. Leia, junto a la piloto que le fue asignada, la teniente Shara Bey, partió a la misión. Su estancia en Naboo coincidió con un ataque del Imperio Galáctico contra el planeta, como parte de la Operación: Cinder, pero Organa y Bey pelearon junto a la reina Sosha Soruna para repeler el ataque imperial. La Alianza continuó luchando contra otros objetivos de la Operación: Cinder durante meses.
Símbolo Nueva República.png

La formación de la Nueva República logró el objetivo de la Alianza Rebelde.

La Alianza formó la Nueva República en los meses siguientes a la Batalla de Endor. El Senado Galáctico fue restablecido en Chandrila, puesto que la Nueva República sentía que Chandrila representaba un planeta con grandes ideas que la República necesitaría para prosperar. Mothma fue elegida la primera Canciller del Senado de la Nueva República, y, a pesar de su reticencia, el cargo de Canciller incluyó los poderes de emergencia que habían sido otorgados a Sheev Palpatine durante las Guerras Clon. Fue la intención de Mothma transferir esos poderes a otras instituciones, creyendo que eran un veneno para la democracia. Mothma también planeó proponer una desmilitarización masiva en cuanto terminara la Guerra Civil Galáctica, esperando reducir la Flota de la Nueva República un noventa por ciento. El otro diez por ciento sería dirigido al entrenamiento y soporte de las milicias locales, que serían responsables de proteger sus propios planetas. Mothma propuso poner esas ideas en la agenda de la primera reunión del reconstituido Senado.

Más adelante, la Canciller Mothma habló vía holograma con el Almirante Gial Ackbar, el General Crix Madine, la Comandante Kyrsta Agate, y el capitán Saff Melor. Los oficiales de la Nueva República discutieron la desaparición del capitán Wedge Antilles durante una misión a Akiva y la fiabilidad de un informante imperial conocido como el Operador. Cuando Melor abogó por enviar naves militares a Akiva como demostración de fuerza, Mothma advirtió en contra de ello porque no quería promover una imagen agresiva de la Nueva República en los Territorios del Borde Exterior.

El capitán Melor estuvo en desacuerdo con la Canciller y argumentó que Akiva era un mundo marginal cuyo gobierno era un aliado del Imperio. Como respuesta, Mothma afirmó que el pueblo pasaba por alto las estrategias y consideraciones políticas. Mothma reveló que tenía constancia de una rebelión en Akiva; que atribuyó a una exitosa campaña propagandística de la Nueva República. El Almirante Ackbar coincidió con Mothma. Como compromiso, propuso enviar un pequeño equipo de ataque de las Fuerzas Especiales de la Nueva República a Akiva. El grupo aceptó la propuesta de Ackbar. Como resultado, Akiva se convirtió en el primero de los planetas del Borde Exterior en unirse a la Nueva República.

Los ideales y la realidad

En el 5 DBY, la Canciller Mon Mothma seguía dirigiendo la guerra de la Nueva República contra el Imperio Galáctico. La Nueva República recibió la adhesión de nuevos mundos imperiales incluyendo Akiva y Arkanis. Más tarde, la Canciller Mothma y la princesa Leia Organa viajaron al planeta oceánico de Velusia para reunirse con el Gran Visir Mas Amedda, quien se esforzaba por gobernar la capital imperial de Coruscant; que estaba al borde de una guerra civil. En el atolón Kolo-ha, el Gran Visir intentó rendirse pero Mothma se negó a aceptar su rendición y le ordenó encontrar el modo de asegurar la rendición del Imperio. Si intentaba echarse atrás, Mothma y Leia le amenazaron con juzgarle por crímenes de guerra.

Después, Mothma presidió una reunión para debatir el estado de la Nueva República. Durante la reunión, Mothma urgió a los demás líderes a centrarse en recibir la adhesión de nuevos planetas. Cuando su consejero Hostis Ij abogó por encontrar nuevas líneas de suministro, comida y combustible, Auxi Kray Korbin dijo que una fuerte militarización no era la solución. Cuando Leia entró en la sala, la Canciller Mothma le dio la bienvenida y se disculpó por no haberla invitado. Mothma sabía que Leia se encontraba bajo un gran estrés debido a que su marido Han Solo se había embarcado en una misión para rescatar a Chewbacca.

Cuando Leia trató de presionar para que se enviaran naves y recursos para la liberación de Kashyyyk, Mothma la alabó por su idealismo pero le advirtió de que la Nueva República estaba ocupada intentando gobernar la galaxia. A pesar de los argumentos de Leia, Mothma razonó que la Nueva República carecía de los suficientes recursos y soldados para liberar Kashyyyk. Frustrada, Leia se marchó.

Oferta falsa de paz

Después de que el Almirante Gial Ackbar liberase el planeta Kuat y los estratégicamente importantes Astilleros de Propulsores de Kuat, la Canciller Mothma contactó con el Almirante vía holograma para informarle de que la princesa Leia Organa había recibido una comunicación del Operador, un misterioso imperial que había estado proporcionando información vital de los movimientos imperiales al Almirante Akcbar. La Gran Almirante Rae Sloane, la líder del Imperio Galáctico, se unió entonces a la conversación y afirmó que ella era el Operador. Mientras Leia y la comodoro Kyrsta Agate expresaban su escepticismo, los líderes de la Nueva República incluyendo a Mothma mostraron su interés por la oferta de Sloane de negociar la paz con la Nueva República.

Creyendo que la victoria era inminente, Mothma aceptó presentar la oferta de Sloane ante el Senado Galáctico. Como gesto de confianza, Sloane ofreció que las conversaciones de paz Imperio-República tuvieran lugar en Chandrila con una cantidad mínima de guardias. Mothma aceptó y accedió a permanecer en contacto con Sloane usando un canal especial. Luego, la Canciller Mothma y la senadora Organa recibieron a cientos de prisioneros que la piloto Norra Wexley y su equipo habían liberado de una prisión de Kashyyyk con la ayuda de Han Solo. Sin que Mothma y los otros líderes lo supieran, el verdadero Operador era el Almirante Gallius Rax, quien estaba gobernando al Imperio entre las sombras. En secreto, Rax planeaba atacar Chandrila usando a los prisioneros liberados en Kashyyyk para asesinar a la cúpula de mando de la Nueva República. Para ello, Rax había implantado biochips orgánicos en el cerebro de los antiguos prisioneros, con la intención de controlarlos.

Un mes después del rescate de los prisioneros, el Senado Galáctico aceptó la oferta de Sloane de negociar la paz. Mothma decidió que las conversaciones de paz tuvieran lugar después de las celebraciones del Día de la Liberación para destacar la liberación de los prisioneros de Kashyyyk. Para prevenir la existencia de obstáculos durante las conversaciones de paz, la Canciller ordenó a las tropas de la Nueva República que evitasen hacer incursiones a Kashyyyk. Como ayuda a Leia, Mothma aceptó hablar de la liberación de Kashyyyk durante su reunión con Sloane. Su pragmatismo no logró influir en la idealista Leia, quien insistió en que la libertad y dignidad de los wookiees no era negociable.

Después de que la Gran Almirante Sloane aterrizara en el espaciopuerto de Ciudad Hanna, la Canciller Mothma y varios soldados de la Nueva República, guardias y oficiales recibieron a la Gran Almirante. Entonces Mothma llevó a sus invitados imperiales a la Casa del Antiguo Pueblo y a la Plaza del Senado para ver las festividades del Día de la Liberación, que incluían actuaciones artísticas y musicales de habitantes de varios planetas y especies de la Nueva República. Cuando Sloane hizo un comentario despectivo sobre la música gabdorin, Mothma respondió que la Nueva República representaba a todo el mundo de la galaxia.

Tras eso, Mothma comenzó a hacer un discurso acerca de la liberación de los prisioneros de Kashyyyk y sus contribuciones para la Rebelión. Antes de poder acabar su discurso, el prisionero Brentin Lore Wexley intentó disparar a Mothma, pero fue frenado por su mujer Norra. Los otros prisioneros también abrieron fuego contra varios de los oficiales de la Nueva República presentes. Mothma sobrevivió al ataque debido a la rápida respuesta de Norra pero sufrió graves heridas. La comodoro Agate recibió una gran cicatriz mientras que se rumoreaba que el General Crix Madine y el consejero Hostis Ij habían sido asesinados. Ese ataque acabó con cualquier esperanza de zanjar la Guerra Civil Galáctica mediante la diplomacia. Como respuesta, la flota del Almirante Rax ordenó al resto de flotas imperiales reunirse en Jakku.

Concordancia Galáctica

Un año después de la Batalla de Endor, la Guerra Civil Galáctica llegó a su fin. La Batalla de Jakku, en la que la Nueva República triunfó sobre el Imperio Galáctico, marcó el final del conflicto a gran escala. La República y el Imperio firmaron la paz en un tratado conocido como la Concordancia Galáctica, que obligaba al Imperio a permanecer dentro de algunos territorios de los Mundos del Núcleo y el Borde Interior. Mothma instó a la República a permanecer alerta por si el conflicto armado resurgía, y mantuvo temporalmente a la Flota de la Nueva República en estado de alerta. Cuando fue claro que la guerra había acabado, los remanentes del Imperio desaparecieron en las Regiones Desconocidas, y el Senado Galáctico cumplió el objetivo de Mothma de aprobar la Ley de Desarme Militar. Pasado un tiempo, Mothma reformó el Senado haciendo que la sede del Senado rotara de un planeta a otro. Rotando la capital de la Nueva República, y alejándola en particular de Coruscant, se convenció a muchos planetas de que la Nueva República sería distinta a su predecesora.

Retiro

Tiempo después, Mothma enfermó y renunció a su cargo de Canciller. Sin embargo, sus sucesores carecían de la carisma de Mothma y fracasaron en alcanzar consensos políticos tal como ella hizo. En su ausencia, la Nueva República se convirtió en un caos y el Senado Galáctico se dividió en dos facciones: los Populistas, que creían que los planetas miembros debían conservar toda su soberanía, y los Centristas, que preferían un gobierno galáctico más fuerte y con un ejército mayor.

Mothma mostró su soporte a Leia Organa cuando se reveló públicamente que ella era hija de Darth Vader. El mensaje que envió a Leia indicaba que Mothma había sospechado de la verdad desde hacía mucho tiempo antes del anuncio.

Apariciones

Fuentes

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar