Fandom

Star Wars Wiki

Misión al Garra del Buitre

23.953páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.Este es un artículo bueno de Star Wars Wiki en español.
Queicon.png

Existen dos fuentes canónicas en conflicto en este artículo: "Downfall of a Droid" y The Clone Wars: Espacio Salvaje.

Aún está a la espera una línea temporal coherente revisada por Lucasfilm Ltd..

Kenobi: «¿Qué? ¿Sigue programado con la ubicación de nuestras bases y nuestros futuros planes tácticos y estratégicos? Si los separatistas lo agarran y... ¿Qué fue lo que te impidió borrar la memoria de ese droide?»
Tano: «Maestro Obi-Wan…algunas veces la información extra que aportaba Artoo se volvía muy útil.»
Kenobi: «Bueno. Entonces busquen a ese droide, Anakin. Ya que nuestro futuro pudiera depender de él.»
Skywalker: «¡Enseguida, Maestro!»
Obi-Wan Kenobi, Ahsoka Tano y Anakin Skywalker,
hablando de R2-D2[src]

El General Jedi Anakin Skywalker y su pádawan, la Comandante Jedi Ahsoka Tano, llevaron a cabo una misión durante el 22 ABY para poder encontrar a R2-D2, droide astromecánico desaparecido en acción durante un combate contra Separatistas en el espacio del planeta Bothawui. Los Jedi fueron en su búsqueda acompañados por el droide de remplazo, R3-S6, sin saber que este droide no era más que un espía del General Grievous de la Confederación de Sistemas Independientes. El contrabandista trandoshano Gha Nachkt había rescatado a Artoo del campo de batalla y le prometió a Grievous guardarlo para poder vendérselo. Skywalker y Tano buscaron en el campo de asteroides a bordo del Crepúsculo, la nave personal de Skywalker, y entraron en el transporte personal de Nachkt, el Garra del Buitre. El contrabandista se las arregló para esconder a R2 de los Jedi y mostrarles las bodegas de su nave, diciéndoles que probablemente el droide que buscaban estaría allí, pero cuando R3-S6 activó a varios droides asesinos IG-86, Skywalker y Tano se percataron de la trampa, aunque pudieron destruir a los droides a tiempo. Posteriormente, los Jedi se marcharon del Garra del Buitre sin saber del trato que Nachkt tenía con Grievous.

Historia

Preludio

«¿Dónde está Artoo?»
«Lo lamento, Maestro. Desapareció.
»
―Anakin Skywalker y Ahsoka tras la pérdida de R2-D2 durante la Batalla de Bothawui[fuente]
Anakins Delta-7B wreckage.jpg

Lo que quedó del caza Jedi de Anakin Skywalker tras la batalla de Bothawui.

En el 22 ABY[3], durante las Guerras Clónicas, las fuerzas de la República Galáctica, lideradas por el General Jedi Anakin Skywalker, defendieron el estratégico planeta de Bothawui en una batalla contra una flota de la Confederación de Sistemas Independientes, liderada por el infame General Grievous. Cuando el general kaleesh escapó de una inminente derrota, Skywalker lo persiguió a bordo de su caza personal, pero los disparos de las fragatas Confederadas dañaron la nave, enviándole hacia un campo de asteroides.[1]

El capitán clon Rex logró rescatar a Skywalker del campo de asteroides de Bothawui. Sin embargo, Rex no pudo encontrar al droide astromecánico personal de Skywalker, R2-D2. Skywalker estaba consternado debido a la camaradería que había desarrollado con el droide. Además, nunca había borrado totalmente el banco de memorias del astromecánico, el cual estaba repleto de información secreta de la República. Cuando el Alto General Jedi Obi-Wan Kenobi se enteró de lo sucedido, le ordenó a Skywalker y a su pádawan, la Comandante Jedi Ahsoka Tano, encontrar al droide debido a que, si la información de la República permanecía todavía dentro de éste, fácilmente podría caer en manos de los Confederados.[1]

Aunque los Jedi no lo sabían, el contrabandista trandoshano Gha Nachkt, ya había capturado al droide del campo de asteroides y lo prometió vender a Grievous.[1] Mientras que Skywalker y Tano se preparaban para partir del crucero Resuelto en la nave personal de Skywalker, el Crepúsculo, consiguieron a R3-S6, un droide astromecánico que reemplazara temporalmente al desaparecido R2.[2] Sin embargo, Skywalker y Tano desconocían por completo la alianza de este droide con el General Grievous. Su labor era trabajar como espía dentro de las líneas de la República y entorpecer las misiones de los Jedi.[4]

La Misión

«Tenías razón en la experiencia, viejito. Mucho mejor que la lectura.»
«Buen trabajo, pero te faltó este.
»
―Ahsoka Tano y Anakin Skywalker[fuente]

Entrando al campo de asteroides de Bothawui, Skywalker y Tano investigaron en la carcaza del caza dañado de Skywalker y, tras no encontrarlo dentro, el Jedi dedujo finalmente que su droide astromecánico había escapado. Tano mantuvo los escáneres en alerta para detectar la presencia del droide, pero no obtuvieron ninguna respuesta, sin embargo, descubrieron un carguero que atravesaba el campo de batalla buscando material de contrabando útil[1]—el Garra del Buitre, la nave personal del contrabandista Gha Nachkt.[2] El Crepúsculo se internó dentro del carguero y los Jedi entraron en este junto con el droide R3-S6,[1] haciéndose pasar por civiles que querían comprar un astromecánico serie R2.[2] Skywalker y Tano conocieron a Nachkt, pero el traficante le mintió a los Jedi señanalando que hacía tiempo que no había "recibido" ningún droide astromecánico de la serie R. Sin embargo, cuando Skywalker intentó sobornar al trandoshano con créditos, el contrabandista llevó a los Jedi hasta la bodega principal de su nave, afirmando que era posible que hubiera un astromecánico allí.[1]

Ahsoka vs sentinel.jpg

Tano lucha contra un droide asesino.

Al entrar en la bodega vagamente iluminada, los Jedi inspeccionaron varios almacenes repletos de droides, y descubrieron lo que parecían un par de droides asesinos IG-86 desconectados. Skywalker le ordenó a R3-S6 que accediera al historial de la computadora principal del carguero para buscar información de R2-D2. Skywalker escuchó un ruido que se asemejaba a la voz electrónica de R2-D2; creyendo que tal vez se estaba ocultando tras una puerta cercana, le ordenó al droide R3 abrir la compuerta de acceso al siguiente almacén. Sin embargo, lo que hizo R3-S6 fue activar las luces de la bodega. Cuando Skywalker intentó abrir a la fuerza la compuerta con su espada de luz, R3-S6 activó a los droides asesinos. Los IG-86 intentaron atacar a Tano, quien pidió ayuda a Skywalker; y su Maestro dejó de intentar abrir la puerta y corrió a ayudar a su pádawan, y logró empujar a los droides asesinos contra varias cajas. Tano le ordenó a R3-S6 apagar a los droides de inmediato, pero antes de que el astromecánico pudiera desactivarlos, los droides se avalanzaron por las estanterías flanqueándolos desde arriba y acorralándoles la única salida.[1]

Los droides se aproximaron y dispararon sus blásters a los Jedi, y Skywalker y Tano desviaron los tiros. Ambos droides saltaron a las estanterías de arriba y dispararon fuego láser a los dos Jedi abajo. Mientras Maestro y pádawan desviaban el fuego de los droides, Tano regresó un disparo láser a uno de los droides, y Skywalker empujó con la Fuerza una caja detrás de otra. Ambos droides centinelas cayeron al piso, y uno de los droides empujó una caja hacia Tano, causando que esta cayera de espaldas. Cuando Tano se percató de que el otro droide centinela se dirigía a Skywalker, saltó y cortó al droide verticalmente por la mitad, salvando a su Maestro. Entonces, el mismo Anakin se encargó de lo que quedaba del último droide asesino.[1]

Luego, Skywalker reparó en los desperfectos del droide R3-S6, el cual, finalmente, no tuvo más opción que abrir la compuerta a los otros almacenes de la bodega. Los Jedi entraron en un vestíbulo muy similar y en el camino se toparon con Nachkt, quien no pudo evitar fijarse en la espada de luz del Jedi. Skywalker optó por amenazarlo buscando respuestas. Mientras el contrabandista afirmaba que R2-D2 no se encontraba allí. Los Jedi se fueron de la nave con R3-S6 y regresaron al remanente de la flota de la República en el Crepúsculo.[1]

Consecuencias

«Lamentarás haber abordado mi nave, Jedi. Juro que voy a hacerte la vida imposible'»
―Gha Nachkt[fuente]

Cuando los Jedi se fueron, Nachkt contactó al General Grievous, le informó que había recuperado al droide R2, y que en ese momento se dirigía hacia el punto de encuentro en el que se reuniría con el general[1]—la Estación Skytop, un puesto de espionaje Confederado sobre la luna de Ruusan.[5] Al regresar al Resuelto, Skywalker y Tano informaron a Kenobi de su fallida misión. Kenobi dedujo finalmente que R2-D2 había sido destruido en la explosión del caza de Skywalker, y le dio a este y a su pádawan una nueva misión—Inteligencia de la República confirmó la existencia de un puesto espía Confederado que había interceptado transmisiones importantes de la República. El Maestro Jedi les encomendó a Skywalker y a Tano la tarea de buscarlo y destruirlo.[1] Skywalker decidió que iba a tomar su caza para adentrarse en un corredor espacial donde supuestamente había informes de actividad Confederada con el General Grievous; mientras el remanente de su flota se quedaba en el mismo sector para inspeccionar las áreas cercanas[2].[1]

Entre bastidores

La misión apareció por primera vez en "Downfall of a Droid", el sexto episodio de la primera temporada de la serie de televisión Star Wars: The Clone Wars[2], y poco después, en el libro para jóvenes lectores, Grievous Attacks!, una adaptación de varios episodios de la primera temporada de la serie.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar