Fandom

Star Wars Wiki

Misión a Myrkr

23.944páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión2 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva Orden Jedi.Este es un artículo destacado de Star Wars Wiki en español.
Este artículo es sobre la misión del equipo de ataque Jedi. Quizá estés buscando el web enhancement.
«Esto no es una misión, es un sacrificio.»
Han Solo[fuente]

La Misión a Myrkr tomó lugar en el 27 DBY, durante la Guerra Yuuzhan Vong, poco antes de la Primera Batalla de Coruscant. Después de la captura del Praxeum Jedi en Yavin 4, los invasores extragalácticos yuuzhan vong crearon a las criaturas voxyn, capaces de sentir y cazar a los Jedi, y las desplegaron por toda la galaxia. Los voxyn pronto probaron ser altamente eficaces para matar Jedi, y varios fueron asesinados por ellos. Debido a la peligrosidad de los voxyn, los Jedi a bordo de la Estación Eclipse votaron porque una fuerza de asalto, comprendida por 17 jóvenes Jedi al mando de Anakin Solo, fuera al planeta Myrkr, origen de los voxyn, a acabar con la amenaza destruyendo a la reina voxyn, de la cual todos los demás voxyn eran clonados.

Con ayuda de Lando Calrissian, los Jedi fueron "capturados" por la fragata yuuzhan vong Muerte Exquisita, de la cual se apropiaron para ir a Myrkr. En órbita sobre el planeta se encontraba la mundonave Baanu Raas, donde se encontraba el laboratorio de clonación, a la cual los Jedi descendieron para llevar a cabo su misión. En la mundonave rescataron a dos Jedis Oscuros que los ayudaron a librar el laberinto de entrenamiento de los voxyn, pero que después robaron la nave que el equipo de ataque planeaba usar para su propio escape. Varios Jedi murieron durante el trayecto, y Anakin sufrió una herida grave en el abdomen. Después de más de treinta horas de sufrir ataques de los yuuzhan vong al mando de Nom Anor, que buscaba capturar a los gemelos Solo, los Jedi llegaron al laboratorio de clonación.

Anakin Solo sacrificó su vida a las puertas del laboratorio para que sus compañeros pudieran seguir, y mientras varios Jedi fueron con Jaina Solo para recuperar su cuerpo, Jacen Solo fue a matar a la reina. La misteriosa Vergere, asistente de Nom Anor, ayudó a Jacen a cumplir con su objetivo pero después lo capturó para Nom Anor. Los Jedi sobrevivientes robaron la fragata de Anor y escaparon del sistema Myrkr, cumpliendo así con la misión pero con un costo muy alto. Gracias al sacrificio de los caídos los voxyn no volvieron a cobrar más víctimas entre la Nueva Orden Jedi, y un año después de la misión ya no quedaba ningún voxyn.

Antecedentes

La Cacería de los Jedi

«Entréguennos a sus Jeedai. A todos ellos sin excepción. Cualquier especie, cualquier edad, cualquier etapa de entrenamiento.»
Tsavong Lah[fuente]

Durante la fase final de la Primera Batalla de Duro de la Guerra Yuuzhan Vong, el Maestro de Guerra de los yuuzhan vong Tsavong Lah se enfrentó en combate mano a mano con el joven Jedi Jacen Solo, pues la madre de éste, Leia Organa Solo, había sido brutalmente lacerada por el anfibastón de Lah. Jacen venció a Lah, y le cortó un pie en el proceso. Furioso por la constante intromisión de los Jedi en la conquista de los yuuzhan vong de la galaxia, después de conquistar Duro Lah se dirigió públicamente a los habitantes de la Nueva República y les prometió una tregua a cambio de que les entregaran a todos los Jedi a los yuuzhan vong, sin importar su especie, edad ni etapa de entrenamiento.[4] El ultimátum de Lah tuvo éxito parcial, pues varios Jedi fueron capturados y entregados a los yuuzhan vong.[5][6][1]

La Brigada de la Paz, una organización que colaboraba con los yuuzhan vong, atacó el Praxeum Jedi en Yavin 4 con la esperanza de matar o capturar a muchos Jedi y así ganar el favor de los yuuzhan vong. El Maestro Jedi Luke Skywalker, al no obtener apoyo del Jefe de Estado de la Nueva República Borsk Fey'lya, envió a un amigo suyo, el contrabandista Talon Karrde, a tratar de rescatar a los jóvenes estudiantes. Karrde fingió aliarse con la Brigada de la Paz y usó sus vornskrs domesticados para localizar a los Jedi, a los que después ayudó a escapar. Los Brigadistas de la Paz no conocían a los vornskrs, y Karrde les mencionó que servían para localizar personas sensibles a la Fuerza; sin embargo, les especificó que los de él eran los únicos domesticados, y que era riesgoso enfrentarse a los vornsksr salvajes. Después del fracaso de los brigadistas al dejar escapar a tandos Jedis, el comandante yuuzhan vong Tsaak Vootuh interrogó y ejecutó a los traidores a la Nueva República.[5]

La Modelación de Yaal Phaath

«El nuevo proyecto me espera, una modelación que terminará por siempre con la amenaza Jeedai.»
Yal Phaath [fuente]

Después de la captura del Praxeum, los yuuzhan vong instalaron ahí una colonia, incluyendo damuteks para los modeladores. Durante una visita a la Modeladora Maestra Mezhan Kwaad, su colega Yal Phaath le cuestionó sus experimentos con la aprendiz Jedi Tahiri Veila. Kwaad le comentó que ella sería una respuesta a los Jedi, pues planeaba convertirla en un híbrido con mente de yuuzhan vong y habilidades de Jedi al servicio de los dioses. Phaath le deseó éxito, pero le mencionó que él estaba enfrascado en una nueva modelación que terminaría con la amenaza de los Jedi. Respondiendo a la pregunta de Kwaad, Phaath le dijo que los "infieles" que les servían habían revelado la existencia de una criatura que podía sentir y cazar a los Jeedai, y que una fuente en el Senado les había informado en qué planeta se encontraban, un mundo llamado Myrkr. Para entonces, Myrkr estaba en manos de los yuuzhan vong, y a Yaal Phaath se le asignó supervisar la modelación de estas bestias, los vornskrs.[5]

Voxyn.jpg

Un voxyn.

Los miembros de la Brigada de la Paz se habían interesado sobremanera en la habilidad de los vornskrs de detectar a los sensibles a la Fuerza y su aparente agresión contra los Jedi. Los yuuzhan vong se impresionaron de igual forma con estas características, mas los vornskrs sólo serían su punto de partida. Los modeladores de Yaal Phaath descubrieron que la criatura de su galaxia más parecida celularmente a los vornskrs era el temible depredador fero xyn, más inteligente que el vornskr y ya domesticado, y trabajaron para unir ambos genomas en una sola criatura. El proceso fue arduo, debido en parte a lo anticuado de los Protocolos de Modelación y a la determinación de Phaath de evitar cualquier tipo de herejía, mas el esfuerzo de los modeladores tuvo fruto en el damutek de la Koros-Strohna Baanu Rass, en órbita sobre Myrkr. Casi todas las criaturas resultantes murieron, excepto una, que resultó mucho más poderosa que la suma de sus partes.[6] La criatura sobreviviente, llamada voxyn, era un poderoso depredador de cuatro metros de largo, con grandes dientes y garras con retrovirus mortales, una piel escamosa resistente al daño, un rugido que podía romper los tímpanos, la habilidad de escupir ácido, una cola venenosa y púas con sustancias tóxicas. Adicionalmente a su formidable resistencia, el voxyn tenía una capacidad de curación rápida y una fuerte vitalidad que le permitía funcionar de manera eficaz por mucho tiempo. Esta bestia estaba inclinada para cazar Jedi, y sus características hacían que los Jedi tuvieran dificultades para matarla. Los modeladores pronto clonaron docenas o incluso cientos de voxyn, y los enviaron a varios planetas para matar a todos los Jedi que pudieran encontrar. Sin embargo, tenían una vulnerabilidad crítica: requerían un compuesto nutricional que sólo se encontraba en Myrkr para sobrevivir. Los yuuzhan vong entrenaron a los voxyn para cazar Jedi ahí mismo en la Baanu Rass.[1][6] Tsavong Lah estaba preparando su plan para conquistar Coruscant, y consideraba que distanciar a los Jedi de la Nueva República facilitaría la conquista de la capital galáctica. Para ello, tenía dos planes: uno era usar a los voxyn para cazar a los Jedi, y otro era que su agente Nom Anor intimidara a la Nueva República usando a miles de indefensos refugiados para que le retiraran el apoyo a los Jedi. Para principios del año 27 DBY, los voxyn fueron enviados a varios planetas para cazar y matar a los Jedi.[6] Asimismo, los yuuzhan vong reunieron a una gigantesca cantidad de naves de refugiados alrededor del planeta Talfaglio, y amenazaron con destruirlas si los Jedi no revelaban pronto la ubicación de su base secreta.[1]

Los Ataques de los Voxyn

El Incidente en el Nebula Chaser

Numa: «Qué desagradable. Parece tener idea de nuestra ubicación.»
Alema: «Eso no tiene sentido. A menos que esté usando la Fuerza para rastrearnos.»
Numa: «Tienes una manera de saltar a las explicaciones más alarmantes, hermana.»
Alema: «Alarmantes, pero no por ello menos probables.»
Alema y Numa Rar [fuente]

El primer enfrentamiento conocido entre voxyn y Jedi fue a bordo del crucero corelliano Nebula Chaser, que había partido de Nuevo Plympto. En Nuevo Plympto se había organizado una resistencia contra los yuuzhan vong, liderada por las hermanas twi'lek Alema y Numa Rar, y tuvo tanto éxito que los yuuzhan vong decidieron devastar al planeta con un arma biológica en vez de gastar recursos en su pacificación. Las hermanas Rar entonces abordaron al Nebula Chaser del capitán Pollux, junto con miles de refugiados del planeta destruido. Las Jedi twi'lek habían acordado reunirse con Mara Jade Skywalker y Jaina Solo en un sistema insignificante en el Núcleo, mas antes de encontrarse con ellas por lo menos cien guerreros de una fragata yuuzhan vong abordaron al Chaser buscando Jeedai, por lo que Mara y Jaina tuvieron que esperar.[1] La Brigada de la Paz se había enterado de que los Jedi a menudo viajaban en convoys de refugiados, y los yuuzhan vong entonces llevaban voxyn para buscarlos.[6]

A bordo de la habitación privada del capitán Pollux, las hermanas Rar detectaron a bordo de la fragata una extraña forma de vida que podían sentir con la Fuerza, algo insólito en una criatura de los yuuzhan vong. Sabiendo que ellas eran el objeto de la búsqueda de los guerreros, las jóvenes Jedi se disfrazaron y maquillaron como bailarinas, mientras el líder yuuzhan vong interrogaba al capitán Pollux. A una orden del guerrero, la criatura salió de la fragata y comenzó a husmear en la nave, poniendo nervioso a Pollux y haciendo que Alema iniciara una transmisión codificada en un canal Jedi para describir lo que estaba pasando, por si acaso ellas no podían escapar. Por lo que dijo el guerrero, Alema dedujo que el nombre de la criatura era "voxyn", y durante una hora ella y Numa observaron cómo el voxyn trataba de rastrearlas por toda la nave. Ellas descubrieron que el voxyn parecía saber en donde se encontraban, y trataron de ocultar su presencia en la Fuerza, pues pensaron que esa era la forma en que la criatura los rastreaba. Ellas temían que los yuuzhan vong descubrieran que el capitán estaba mintiendo acerca de no llevar Jedi a bordo, así que salieron de las habitaciones de Pollux y se dirigieron a las cápsulas de escape.[1][6]

Por medio de un datapad las hermanas rastreaban los movimientos del voxyn, y se alarmaron al notar que la criatura sabía siempre donde se encontraban, aunque su sentido de la distancia era pobre. Numa sugirió deshacerse de sus sables de luz para no quedar en evidencia como Jedi, y Alema aceptó de mala gana. Ellas lograron llegar a la cubierta donde estaban las cápsulas de escape, aunque el voxyn las había rastreado con éxito y estaba sólo unos metros atrás de ellas. Alema hizo que una puerta blindada cayera con fuerza sobre el voxyn, mas éste no sufrió daño aparente y trató de atravesar la puerta. Las hermanas ya estaban en la cápsula y se disponían a partir cuando la puerta blindada se abrió parcialmente, y el voxyn arrojó ácido hacia la cara de Numa, para a continuación lanzar un grito sónico ensordecedor hacia Alema. Numa pronto murió, y Alema soltó la cápsula de escape con la esperanza de que los yuuzhan vong la persiguieran en vez de dañar al Chaser. Jaina recuperó la cápsula, mas el Nebula Chaser después sería destruido por los yuuzhan vong, matando a miles de refugiados.[1]

Entrega en Coruscant

LeiaHanVoxyn.jpg

Han y Leia Organa Solo llevaron voxyn muertos a la Estación Eclipse.

Gavin: «Leia, ¿cómo dices que matemos a estas cosas?»
Leia: «'¿Cosas?»
Gavin: «Cuatro. Como un metro de ancho, cuatro de largo. No nos están atacando, pero están entre nosotros y la entrada.»
Gavin Darklighter y Leia Organa Solo [fuente]

Como durante esa etapa de la guerra los Jedi estaban muy esparcidos, generalmente en grupos de 2 o 3 o incluso solos, los voxyn los podían cazar y matar fácilmente.[6] Desde que Alema Rar se había recuperado de su ataque, dos Jedi más habían sido muertos por los voxyn, uno en el planeta Kuat, supuestamente seguro—aunque debe notarse que era el planeta natal de la senadora Shesh.[1] Los voxyn pronto probaron ser tan eficaces que los yuuzhan vong decidieron a usar a la Brigada de la Paz para llevar voxyn a Coruscant para "facilitar la rendición pacífica de la Nueva República".[6] Durante un encargo de Luke Skywalker en la Estación Nova, Han y Leia Solo se encontraron con el weequay Plaan, que conocía a Han como el contrabandista "Miek", y les ofreció a ambos trabajo para transportar refugiados a bordo de la nave Sweet Surprise. Los Solos declinaron y, sospechando del weequay, dedujeron que su destino era Coruscant y alertaron a Wedge Antilles sobre la Sweet Surprise. Cuando los Solos llegaron a Coruscant el Escuadrón Rogue se disponía a interceptar a la Sweet Surprise, que trató de huir. Leia le advirtió a Tycho Celchu y Gavin Darklighter, oficiales del Escuadrón Rogue, que podía haber criaturas letales llamadas voxyn a bordo de la nave. Las minas orbitales que orbitaban Coruscant para proteger al planeta en caso de una incursión de los yuuzhan vong atacaron a la Sweet Surprise y tres pilotos Rogues la abordaron, mas ellos se encontraron con cuatro voxyn. Han voló al Halcón Milenario hacia la nave y Leia atrajo a los voxyn con la Fuerza, y después de un breve enfrentamiento los atrapó en la bahía de carga del Halcón. El Halcón llevó a los voxyn a Eclipse, la base secreta de la Nueva Orden Jedi en el Núcleo Profundo. Los voxyn se sellaron dentro de sus escamas y después hibernaron, mas finalmente el frío del espacio acabó con ellos, aunque tardaron algún tiempo en morirse.[1][6]

Los Preparativos de la Misión

Revelaciones

Cilghal: «¡Están clonando a los voxyn!»
Tenel Ka: «¿Por qué harían eso? ¿No tendría mas sentido criarlos?»
Cilghal: «Tal vez. A menos que sólo tengan uno.»
Cilghal y Tenel Ka [fuente]
Cilghalcolor.jpg

La Sanadora Jedi Cilghal fue la encargada de estudiar a los voxyn.

En Eclipse, los Jedi barabel Saba Sebatyne y los compañeros de cría Tesar Sebatyne y Bela y Krasov Hara sintieron a través de la Fuerza que un voxyn había matado a la Maestra Eelysa en Corellia. Poco después un voxyn mató a la joven Lusa en Chiron, Lyric también murió a manos de otro voxyn, y Corran Horn y su esposa Mirax apenas pudieron escapar de un voxyn en Corellia;[1] Mara Jade después los rescató a bordo de una cápsula de escape.[6] La Sanadora Jedi Cilghal se dedicó a estudiar a los voxyn que había llevado el Halcón Milenario a Eclipse, y descubrió pocas cosas útiles. Cilghal le reveló a varios jóvenes Jedi, que incluían a los hermanos Jacen, Jaina y Anakin Solo, Tenel Ka, Tahiri Veila, Zekk, Lowbacca y Raynar Thul, que probablemente ella estaba contaminando las muestras, pues la información genética era siempre igual. Jaina y Tenel Ka sugirieron que entonces eran clones, y dado que esos cuatro eran de un único embarque, Anakin sugirió conseguir muestras de otros lados. Cilghal después solicitó la ayuda de varios Jedi en su investigación; Ganner Rhysode rastreó la ruta de la Sweet Surprise, Streen buscó omisiones sospechosas en la bitácora y Cheklev mantuvo ocupados a varios científicos analizando los restos de la Sweet Surprise, mientras Anakin y su grupo iban de planeta en planeta recuperando cadáveres de voxyn. Los resultados mostraron que los voxyn sin lugar a dudas eran clones de un único espécimen, al que llamaron "reina voxyn", y que su estructura celular se deterioraba muy rápidamente, por lo que las criaturas no podían vivir más de unos pocos meses después de ser desplegadas. Cilghal anunció que dentro de un voxyn se había encontrado un ysalamiri, que a su vez había comido plantas de Myrkr: se había descubierto el lugar de origen de los voxyn.[1]

La Decisión de los Jedi

«Haremos que un traidor nos entregue a los yuuzhan vong con el pretexto de conseguir tiempo para los rehenes talfaglianos. Organizaremos una transferencia cerca de Obroa-skai, dejaremos que crucen la frontera y después tomaremos la nave y volaremos a Myrkr.»
―El plan de Anakin Solo[fuente]

Mientras los Jedi reunidos ponderaban este descubrimiento, la bith experta en tácticas Ulaha Kore insinuó que las probabilidades de éxito de un ataque masivo eran menores al 1%. Zekk sugirió un equipo de comandos, pero Han Solo le recordó que las rutas de acceso a Myrkr estaban llenas de dovin basals que funcionaban como interdictores, un claro signo de que los yuuzhan vong estaban protegiendo Myrkr de una incursión Jedi. Anakin, de manera impulsiva, propuso un atrevido plan: que un "traidor" los entregara a los yuuzhan vong, y que después de atravesar la frontera tomaran el control de la nave y fueran hacia Myrkr. Viendo que Luke parecía considerar la idea, Han le dijo que el plan no funcionaría porque no podrían estar seguros de regresar con vida. Luke aceptó el plan, pero con la condición del él mismo dirigir la misión; sin embargo Tenel Ka le recordó que los yuuzhan vong matarían a cualquier Maestro Jedi que tuvieran en su poder, o lo incapacitarían de tal manera que no pudiera escapar. Jacen argumentó que el plan pondría en riesgo a los refugiados de Talfaglio y se arriesgarían a que los yuuzhan vong mataran a más inocentes, y Han aún pensaba que era una misión suicida. Varios Jedi manifestaron sus opiniones con cada vez más candor, por lo que Luke Skywalker decidió que se votara el curso a seguir, cuyas opciones eran que los Jedi aceptaran las pérdidas que sufrirían a manos de los voxyn para tratar de que los yuuzhan vong no mataran a más refugiados, o destruir a la reina voxyn y arriesgarse a las posibles represalias. La decisión estaba dividida, así que Han tuvo que dar el voto decisivo, que fue ir tras la reina. Al final, Leia puso como condición que Lando Calrissian fuera quien los "entregara" a los yuuzhan vong, pues él era el único que lo podía hacer funcionar.[1][6]

El Equipo de Ataque

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Equipo de ataque de Myrkr
«Los que quieran ser voluntarios, vengan a verme más tarde—después de que hayamos creado algún tipo de plan.»
Anakin Solo[fuente]

El equipo de ataque estaba compuesto por 17 jóvenes Jedi, cuyo líder era Anakin Solo, que fungiría como comandante y sería también el encargado de detectar a los yuuzhan vong a través de su sentido vong. El segundo al mando sería Jacen Solo, que coordinaría al grupo con su talento empático y emplearía su habilidad con los animales para rastrear a la reina voxyn. La tercera al mando sería Jaina Solo, que además sería la piloto. El líder señuelo sería Ganner Rhysode, ya que era el Jedi de mayor edad en el equipo. Tenel Ka participaría como guerrera y asistente de Jacen, y Zekk como el buscador de equipo que les pudiera ser útil. Tahiri Veila, debido a su experiencia previa al ser objeto de un intento de modelación por parte de los yuuzhan vong, sería la traductora. Raynar Thul fungiría como apoyo, y Alema Rar como la encargada de infiltración y navegación subterránea. Tekli, como sanadora Jedi, sería la médica del equipo, y Lowbacca participaría como biomecánico y encargado de los sensores, así como asistente señuelo de Ganner. Jovan Drark sería el francotirador, y Eryl Besa, que tenía la habilidad de saber a través de la Fuerza en qué lugar de la galaxia se encontraba, le haría saber al equipo de ataque cuando llegaran a Myrkr. Ulaha Kore fungiría como analista táctica y era la encargada de calcular las probabilidades de todas las acciones que tomaran, y los compañeros de cría Tesar Sebatyne y Bela y Krasov Hara participarían como expertos en sigilo y guerreros, además de que Tesar también fingiría ser asistente de Ganner. Lando donó dos de sus nuevos droides YVH-1, YVH 2-1S y YVH 2-4S para que asistieran a los jóvenes Jedi en la misión. Con la ayuda de varios Jedi, Han y Leia Solo y Lando, se creó un plan con distintas variantes para llevar a cabo la misión. Los tácticos de Eclipse proyectaron que el porcentaje de éxito de la misión era del 72%, y bajaría 2% cada hora estándar.[1]

La Misión

«Sólo tenemos dos preocupaciones. La primera es completar nuestra misión. La segunda es regresar vivos.»
Alema Rar[fuente]

La Entrega

Lando: «Cosas van a salir mal. No importa cuantas veces ensayemos, no importa qué tan bien planeemos, esto no va a pasar de la manera que lo esperamos. Necesirarán reaccionar rápidamente.»
Ganner: «No es diferente de una batalla.»
Lando: «Esto no es una batalla, Rhysode, métete eso en la cabeza. No van como guerreros, van como espías. Tendrán que hacer cosas que no les sentarán bien adentro. No pueden retirarse. Ni siquiera pueden dudar.»
Lando Calrissian y Ganner Rhysode, al equipo de ataque. [fuente]
Lando-YVH.jpg

Lando Calrissian y un droide YVH 1.

Lando entonces interpretaría el rol del ciudadano preocupado, un sujeto llamado 'Fitzgibbon Lane' que entregaría a los Jedi a los yuuzhan vong a cambio de que respetaran sus propiedades.[7] A bordo de su lujoso yate Lady Luck, el equipo de ataque repasó el plan mientras Lando se dirigía a Obroa-skai para contactar a los yuuzhan vong. El plan en general implicaba que la tripulación "sorprendiera" al equipo de ataque cuando llegaran a los yuuzhan vong, los Jedi fueran capturados, y luego los droides treparan al casco de la nave enemiga y ayudaran a liberar a los Jedi cuando estuvieran cerca de Myrkr. En el camino, Lando hizo que los Jedi ensayaran una y otra vez. Sin embargo, pronto inició un acalorado debate entre los Jedi que creían que cualquier acción empelada para destruir a los voxyn estaba justificada, y los que consideraban que eso era un camino hacia el lado oscuro. Anakin se dio cuenta de que Lando había sabido que eventualmente el equipo iba a tener esa discusión, por lo que era mejor tenerla antes que después. Jacen particularmente estaba en contra de que los fines justificaran los medios, y Anakin consideró si su talento con los animales realmente valdría la pena si él sembraría la discordia en el equipo. Sin embargo, Jaina sugirió que Jacen, con sus elevadas habilidades empáticas, podría coordinar mentalmente al equipo a través de la Fuerza, incrementando su rendimiento y previniendo que los Jedi pudieran ser "rotos" por los yuuzhan vong. Anakin aceptó, pues sabía que si enviaba de vuelta a Jacen el resto del equipo se le desmoronaría después.[1]

Mientras los Jedi comían, la fragata yuuzhan vong Muerte Exquisita[8] al mando del comandante Duman Yaght abordó a la nave de Calrissian. Yaght quería llevarse a los Jedi inmediatamente, y Lando lo entretuvo lo suficiente con promesas de entregarle más Jedi si Tsavong Lah perdonaba a los refugiados de Talfaglio. De acuerdo al plan, Tendra Risant Calrissian y el chef Yarsroot fueron por los Jedi a llevarlos ante Yaght, "amenazándolos" con armas de fuego. Varios Jedi sentían que las cosas estaban ocurriendo muy rápidamente, y tenían miedo o aprehensión de lo que estaba por suceder. Jacen, como coordinador del agrupamiento de batalla, compartió la determinación y la emoción de otros miembros del equipo. Por lo pronto las cosas iban de acuerdo al plan, y Anakin podía sentir la confianza del equipo; él mismo pensaba que todo iba a salir muy bien. Justo cuando los Jedi iban a ser transferidos a la Muerte Exquisita, atacaron a sus captores para distraer a los yuuzhan vong mientras los droides YVH 1 se apostaban en el casco de la fragata. Yaght amenazó con abrir la compuerta de aire y matar a todos a bordo, y al tratar Ulaha de impedirlo un guerrero le clavó un coufee en la espalda, perforando su único pulmón. Con el agrupamiento, todo el equipo sintió el dolor de Ulaha, y quedaron en shock por lo que habían visto, así que los yuuzhan vong los dominaron y los Jedi tuvieron que rendirse. Anakin pensó que tal vez la misión no era tan buena idea, después de todo, y sintió la culpa, el miedo y la ira del grupo, excepto por Alema, que estaba aliviada porque todavía nadie había muerto. Anakin tenía la esperanza de que el experimentado apostador Lando Calrissian pudiera convencer a Duman Yaght de que no se llevara a Ulaha, pero no tuvo oportunidad.[1] Lando hubiera podido detener la misión ahí mismo para ayudar a Ulaha, o continuar con el plan, en cuyo caso ella probablemente no sobreviviría. Sin embargo, él sabía que la misión era demasiado importante, y decidió que siguiera su curso. Jacen se molestó con Lando, pero sabía que rogarle a Anakin no iba a servir de nada: su hermano ya le había advertido que no dudaría en dejarlo atrás si él no aceptaba las exigencias del sabotaje que tendrían que hacer.[6]

A Bordo de la Muerte Exquisita

Duman Yaght: «Entérate que ya terminamos de jugar, Jaina Solo. Si intentan otra cosa ahora, las consecuencias serán fatales.»
Jaina Solo: «Tal vez. Pero no para nosotros.»
Duman Yaght y Jaina Solo [fuente]

Danni Quee, que había sido una de las primeras personas de la galaxia en encontrarse con los yuuzhan vong, fue testigo de cómo los invasores extragalácticos "rompían" (torturaban hasta destruir su voluntad) a un Caballero Jedi, Miko Reglia.[9] El rompimiento era someter repetidamente a la víctima a experiencias cercanas a la muerte, para que ésta quedara a merced de los yuuzhan vong, los únicos que podían detener la tortura y salvar a la víctima, y se sometiera a ellos.[6] Duman Yaght procedió a romper al equipo de ataque, torturándolos individualmente con un voxyn. Los yuuzhan vong mantenían apartado a Ganner, pues creían que él era el líder del grupo, pero todos los demás Jedi estaban juntos, y habían sido sometidos al rompimiento al menos una vez. No obstante, Yaght disfrutaba de torturar a Ulaha más que a los demás, y para ello utilizaba un voxyn. La técnica del agrupamiento de batalla unía telepáticamente las mentes de los Jedi, por lo que podían compartir su fortaleza con quien estuviera siendo torturado, así que durante un tiempo el rompimiento no funcionó.[1]

Anakin Solo.png

El Aprendiz Jedi Anakin Solo, comandante del equipo de ataque.

Yaght le exigía a Ulaha que admitiera la existencia de la base Jedi, y cuando la debilitada bith lo hizo, Jaina Solo demandó que Yaght la dejara descansar. El comandante yuuzhan vong entonces lo hizo, y le dijo a Jaina que ahora ella estaba en control, demandándole que eligiera quien iba a ser torturado a continuación: Anakin o Jacen. Jaina se eligió a sí misma, pero Yaght no lo permitió, por lo que tuvo que escoger a Anakin. El joven Solo resistió estoicamente sus torturas, y Jaina se dio cuenta de que la intención de Yaght no había sido romper a Ulaha, sino al equipo de ataque, y ella había sido la primera en ceder. Decepcionada de sí misma, Jaina confesó que la base Jedi estaba en el Núcleo, y Yaght permitió que Anakin fuera devuelto con sus compañeros. Anakin tuvo oportunidad de comentarle algo a Ulaha, que después atacó a sus captores y al voxyn, con una velocidad insólita en alguien tan lastimado, y mató a la criatura. Yaght amenazó a Jaina si intentaba algo más, y ella sólo le respondió que él sería quien moriría. El comandante, que sabía que los Jedi encontrarían de manera de matar a otros voxyn a su alcance, ordenó a sus pilotos aumentar la velocidad. Los Jedi no fueron torturados más, y pudieron descansar y recuperarse.[1]

El Viaje a Myrkr

«La mente Jeedai se ha vuelto más clara para mí. Mantendrán un perfil bajo, y después atacarán cuando su captor se vuelva complaciente.»
Tsavong Lah[fuente]

Después de un tiempo de descanso, en el que los Jedi estuvieron maniatados por jalea blorash, Anakin le dijo a los droides que activaran el escape. YVH 2-1S y YVH 2-4S así lo hicieron, lanzando gas coma a bordo de la Muerte Exquisita para neutralizar a los tripulantes y liberando al equipo de ataque. 2-1S le informó a Anakin del estado de la nave, y les entregó a los Jedi su equipo y sus sables de luz. Ya que el de Anakin tenía un cristal lambent, él era el único que podía sentir a los yuuzhan vong en la Fuerza, y percibió que muchos aún estaban conscientes. Tekli, la médica del equipo, curó lo mejor que pudo a los Jedi con parches de bacta, y después Anakin dividió al equipo de ataque en dos grupos, asalto y apoyo. Jacen abrió el agrupamiento de batalla, mas Anakin sintió reserva en él y lamentó no haberlo enviado de regreso, pero era imperativo poner atención en la tarea a la mano. 2-1S informó que 2-4S había puesto minas que habían sido activadas por voxyn, pero que la probabilidad de supervivencia era ínfima. El equipo de asalto, el de Anakin, descubrió que varios guerreros planeaban usar a Ganner como carnada, y Anakin decidió impedir la emboscada. Jacen entonces acusó a su hermano de sacrificar a otros, primero Ulaha y ahora Ganner, acusaciones que le dolieron mucho a Anakin. El Solo más joven le dijo a Jacen que él no le había dicho a Ulaha que atacara, sino que cediera, y Jacen sólo pudo tratar de disculparse; sin embargo, disculparse no borraría que Jacen hubiera dudado de su carácter.[1]

Los dos equipos continuaron avanzando, y continuamente despachaban pequeños grupos de guerreros. El equipo de apoyo estaba cazando un voxyn, que había sido gravemente herido pero aún continuaba siendo una amenaza. 2-1S había sido fuertemente dañado, mas antes de descansar indicó que el enemigo tenía a Ganner preso en el puente. El comandante Yaght estaba solo, amenazando al inconsciente Rhysode, y como se negó a rendirse los Jedi lo mataron. Los Jedi se pasaron el resto del viaje recuperándose de sus heridas, preparándose para la misión e investigando las capacidades de la fragata. Jacen aún se sentía mal por haber dudado de Anakin, mas Tenel Ka lo confortó, y Zekk encontró repuestos para algunos sistemas dañados de 2-1S. Mientras tanto, los tres barabels rastrearon al segundo voxyn, aunque la Muerte Exquisita llegó al sistema Myrkr antes de que pudieran acabarlo. Eryl Besa anunció que ya se encontraban en Myrkr, aunque parecía que el planeta había adquirido una nueva luna: la gigantesca Koros-Strohna Baanu Raas, de ciento veinte kilómetros de largo,[10] la mundonave más grande que tenían los yuuzhan vong.[1]

El Plan de Tsavong Lah

Lah: «Entonces, nos engañaron. ¿Cuál es su propósito?»
Vergere: «Los Jedi no piensan de manera diferente a la tuya. Atacarán con fuerza a lo que temen más.»
Tsavong Lah y Vergere [fuente]
WarMasterTsavongLah.JPG

El Maestro de Guerra Tsavong Lah.

Tsavong Lah envió a Nom Anor a Coruscant para discutir el tema de los rehenes talfaglianos en el Senado, y anunció que un ciudadano preocupado había entregado 17 jóvenes Jedi el día anterior. Cuando mencionó que uno de los Jedi capturados era un Solo, se enteró que Jacen y Jaina eran gemelos. Borsk Fey'lya trató de arrestar después a Anor, pero el astuto ejecutor logró escapar. Mientras tanto Vergere, asesora de Tsavong Lah, le explicó el juego llamado dejarik, y le dijo que los Jedi lo solían practicar, por lo que él y ella jugaron varias partidas para que el Maestro de Guerra pudiera aprender cómo pensaban sus enemigos. Por medio del dejarik Lah predijo que los Jedi escaparían de su cautiverio en la Muerte Exquisita, y Vergere le reveló que atacarían lo que más temieran. Cuando Tsavong Lah se enteró de que Jacen y Jaina Solo eran gemelos, desarrolló una idea que lo obsesionaría: capturarlos a ambos y hacerlos combatir, para luego sacrificarlos a sus dioses. Lah entonces envió a Anor a la mundonave Baanu Raas en órbita sobre Myrkr, pues ahí estaba el programa de clonación de los voxyn, lo que más temían los Jedi. Lah le dijo a Vergere que acompañara a Anor, pues ya estaba harto de la rivalidad entre ambos, y les dijo que ahora tendrían que tener éxito, o fracasar, juntos. Al Maestro de Guerra no le importaba mucho la captura de los otros Jedi, pero demandó que los gemelos Solo fueran capturados vivos. Anor, disgustado por tener que trabajar con Vergere, tomó a la fragata Ksstarr y fue hacia Myrkr.[1]

La Baanu Raas

Anakin: «Sin heroismos, Ulaha. Es una orden. Sólo lanza a 2-1S y vete.»
Ulaha: «Está bien, Anakin. Es lo correcto. Ahora apúrense; cada minuto de retraso reduce la probabilidad de éxito de la misión en cero punto dos por ciento.»
Anakin Solo y Ulaha Kore [fuente]

El equipo de ataque se acercó a Myrkr, y Anakin se sobresaltó al descubrir la presencia inconfundible de Jedis a bordo de la mundonave, por lo que ya no podían realizar el Plan A: destruir la instalación de clonación desde lejos con un misil. Alema mencionó que durante un ataque frontal se perderían más Jedis que en uno a distancia, mas Anakin les indicó a todos que fueran a sus instalaciones de batalla, pensando que lo mejor era esperar para ver cómo se desarrollaban los acontecimientos. El equipo de ataque descubrió que la mundonave estaba casi abandonada, y poco después un matalok yuuzhan vong se acercó a la Muerte Exquisita; su comandante exigió la rendición de los Jedi. Anakin ordenó el disparo del misil de baradium, que obliteró al matalok, y después el joven Solo delineó su plan, una variante del plan D. Ulaha pidió quedarse en la Muerte Exquisita, pues según ella el plan de Anakin tenía una probabilidad de éxito del 21%, con una proyección de bajas de más del 90%; si la dejaban quedarse en la nave ya no tendrían que cuidarla, y la probabilidad de éxito del equipo aumentaba a casi 50%. Anakin le ordenó que después de lanzar las cápsulas del equipo se fuera del sistema, y Ulaha sólo pidió que le dieran un tubo de metal. Los Jedi se alistaron, mientras las naves enemigas extendían tentáculos para atrapar a la Muerte Exquisita: los yuuzhan vong aún querían tomarlos vivos.[1]

Los Jedi descendieron a la Baanu Raas a bordo de cápsulas que habían disfrazado como bombas, para que los yuuzhan vong pensaran que era un bombardeo y no un equipo de ataque. Las naves perseguidoras yuuzhan vong fueron en su mayoría tras la Muerte Exquisita, y atraparon a 2-1S, que se hizo estallar y destruyó a tres corbetas enemigas. Ulaha comenzó a tocar música con el trozo de metal que le habían dejado, como si fuera una flauta, mas cuando la música terminó los Jedi supieron que ella había muerto. Ya en la superficie de la Baanu Raas, los Jedi restantes se pudieron en camino. Anakin, afectado como todos por la muerte de Ulaha, pensó que tal vez ir tras la reina voxyn no era una idea tan buena después de todo, pero ya estaban ahí, y tenían una misión que cumplir. El equipo de ataque no obstante estaba muy coordinado gracias al agrupamiento de batalla, y se disponía a buscar y rescatar a los Jedi que estaban prisioneros en la mundonave. Después de encontrar una zona con ysalamiri, los Jedi supieron que sus colegas debían estar ahí, y se enfrentaron con varios guerreros que cuidaban el lugar. Dos humanos, un hombre y una mujer, se encontraban enjaulados, resguardados por una modeladora.[1]

Aliados Inesperados

Lomi Plo: «No hay necesidad de dudar de nosotros. Estaremos felices de ayudarlos a destruir a los voxyn.»
Anakin: «¿Cómo sabes—?»
Lomi Plo: «Sin duda no están aquí para rescatarnos a nosotros.»
Lomi Plo y Anakin Solo [fuente]
Baanu Raas.jpg

Esquema de la mundonave Baanu Raas.

La mujer usó una red de energía de la Fuerza para cortar a la modeladora en pedazos, lo que horrorizó a los Jedi que fueron a rescatarla, excepto a Alema, que le preguntó si podía enseñarle la técnica. Los Jedi resultaron ser Jedis Oscuros, Lomi Plo y Welk, que Zekk había conocido cuando estuvo en la Academia de las Sombras.[1][6] Sin que lo supieran los Jedi, Lomi y Welk no eran sólo Jedis Oscuros, sino miembros de la Nueva Orden Sith.[11] Lomi Plo le ofreció su ayuda a Anakin para destruir a los voxyn, pues ella conocía mejor que ellos a la Baanu Raas. Antes de que el joven Solo pudiera responder, sus compañeros le informaron que había llegado una nueva nave al espaciopuerto, y que Nom Anor venía a bordo. Los Jedi se sorprendieron al ver a la extraña criatura emplumada que acompañaba al ejecutor, y Jacen sintió que los había percibido. Jaina les dijo que la criatura era Vergere, que había participado en el intento de Elan de asesinar a los líderes Jedi, pero también le había dado a Han Solo lágrimas que ayudaron a tratar la enfermedad que en ese entonces padecía Mara Jade Skywalker. Al descubrir que Nom Anor había llevado a cien yuuzhan vong que les estaban bloqueando el camino, Lomi Plo sugirió ir por el campo de entrenamiento de los voxyn, un camino peligroso, pero menos peligroso que el espaciopuerto. Anakin se puso en marcha, pero Zekk protestó, exclamado que no se podía confiar en los Jedis Oscuros, mucho menos seguirlos. Sin embargo, Jacen apoyó a Anakin, sugiriendo que dejar atrás a Lomi y a Welk sería equivalente a matarlos, o algo mucho peor. La discordia que la presencia de los Jedis Oscuros generó en el equipo de ataque afectó directamente la eficacia del agrupamiento de batalla.[1]

Emboscada en el Pantano

Jacen: «Los voxyn, creo que puedo usarlos.»
Anakin: «¿Crees?»
Jacen: «Puedo.»
Anakin: «Intentémoslo.»
Jacen y Anakin Solo [fuente]

Los Jedi bajaron a una zona donde había una densa selva, con una extensión pantanosa. 2-4 S indicó que se aproximaban coralskippers, y Anakin le ordenó asegurar la intersección. El droide eliminó a sus dos oponentes, mas el mismo fue destruido, con lo que el equipo de ataque se sintió vulnerable: sus protectores droides ya no existían, y ahora tendrían que arreglárselas solos. Los coralskippers habían lanzado una espesa niebla al lugar donde se encontraban los Jedi, que sintieron la familiar presencia de varios voxyn, mismos que los atacaron bajo el agua. El grupo se deshizo de algunos de ellos con granadas, mas descubrieron que Nom Anor, Vergere y cien guerreros yuuzhan vong se dirigían a bloquear la salida. Varios Jedi pensaron que las cosas no podían salir más mal, pero Anakin planeaba emboscar a los yuuzhan vong. Los Jedi subieron a los árboles, y desde ahí eliminaron a muchos oponentes, pero los yuuzhan vong aún los superaban ampliamente en número. Jacen le dijo a Anakin que podía usar a los voxyn para atacar a los yuuzhan vong, usando su talento con los animales, y su hermano aceptó su idea; pronto Jacen dejó de concentrarse en la agrupación—que ya no era tan armónica como antes—y atrajo a los voxyn al pantano. Las criaturas atacaron por sorpresa a los yuuzhan vong, y pronto el equipo de ataque le disparaba sólo a los voxyn. Varios Jedi, incluyendo a Tahiri y Anakin, se impresionaron por lo que había hecho Jacen, pero a pesar de que sin duda había salvado la vida de más de un Jedi, Jacen no se sentía muy bien con lo que había hecho, manipulando de esa manera a criaturas vivientes. Tal vez Zekk tuviera razón, y la mera presencia de los Jedis Oscuros fuera suficiente para manchar al equipo de ataque.[1]

La Ciudad de Esclavos

«Los entrenadores son muy minuciosos. Mantienen a toda una ciudad de esclavos para operar equipo capturado para habituar a sus voxyn a 'abominaciones sin vida'. No hay nada que no harán para extinguir a los Jedi de la galaxia.»
Lomi Plo[fuente]
Myrkr NEC.jpg

Los niños Solo combatiendo voxyn.

El equipo de ataque se tardó treinta horas en pasar por el laberinto de entrenamiento, con cautela para no ser sorprendidos por patrullas de búsqueda enemigas.[1] El laberinto de entrenamiento había sido diseñado por los yuuzhan vong para simular diversas condiciones ambientales en la galaxia a las que se pudieran enfrentar los voxyn mientras cazaban Jedi, por lo que los invasores extragalácticos crearon una ciudad completa con edificios, pasos a desnivel, calles, corredores, estructuras e incluso tecnología, como naves espaciales y landspeeders—aunque sin energía suficiente para servir como amenaza.[6] Para operar estas "abominaciones sin vida", los yuuzhan vong llevaron esclavos capturados durante la invasión.[1] Igualmente, los modeladores instalaron sistemas de seguridad, desde simples alarmas hasta trampas letales, tanto mecánicas como naturales (fuego, agua, electricidad) para seleccionar a los voxyn que se desenvolvieran mejor en esas condiciones.[6] Lomi Plo le comentó esto al equipo de ataque, pero a pesar de que la ciudad estuviera llena de peligros, Anakin sabía que era la mejor manera de llegar al laboratorio de clonación. Al llegar a la ciudad Jaina se encontró con un viejo AT-AT, y Zekk le comentó que había un crucero turístico en un hangar, pero no habría tiempo para intentar reparaciones: lo menos que querían era darle a los yuuzhan vong más tiempo para reaccionar.[1]

Lowbaca buscó máscaras de gas dentro del AT-AT, mientras Jovan lo asistía, sin embargo los atacó un enjambre de insectos que les provocaron fuertes hinchazones. Anakin, despreocupado por el tiempo que le había tomado a los Jedi atravesar el laberinto de entrenamiento, sugirió que dejaran de lado al AT-AT, pues en pocas horas habían terminado con su misión y podrían regresar a casa. El optimismo de Anakin se debía a que, a pesar de todos los tropiezos y dificultades, el equipo de ataque sólo había perdido a Ulaha y a los droides, y él estaba convencido que incluso una mundonave de yuuzhan vong no podría detener a un pelotón de Jedis bien entrenados. Sin embargo, Jaina era más cauta, y ella sabía que los planes le salían mal incluso a los mejores, y siempre en el peor momento. Jaina pensaba que incluso el famoso Escuadrón Wraith ya se habría dado por vencido, aunque Anakin comentó que si el equipo requería una evacuación entonces los Jedi, y por extensión la Nueva República, estaban condenados. Poco después el equipo perdió contacto con Jovan y Lowbacca, que fueron atacados por insectos que les dejaron picaduras que se les hincharon gravemente; sin embargo con ayuda de Tekli se recuperaron. Al mismo tiempo, los Jedi se dieron cuenta de que lo más probable era que los yuuzhan vong los emboscaran, así que comenzaron a retirarse.[1]

Emboscada en la Ciudad de Esclavos

Jaina: «Si esta es una trampa, van a venir por nosotros.»
Anakin: «¿Y qué importa si lo hacen? ¿Somos Jedi, no?»
Lomi Plo: «El valor de los sacrificios tiene un límite incluso para un yuuzhan vong. Nos matarán antes de permitirnos alcanzar el laboratorio de clonación.»
Jaina Solo, Anakin Solo y Lomi Plo[fte.]
AnorUnifyingforce2jc.jpg

Nom Anor, enviado por el Maestro de Guerra Tsavong Lah a aprehender a los gemelos Solo.

Durante su retirada, los Jedi trataron de entrar al laboratorio de clonación, a muy poca distancia, pero fracasaron varias veces. Mientras más se acercaban al laboratorio, se incrementaban los ataques de los voxyn, y con ello las municiones y armamento del equipo. Para entonces la agrupación de batalla estaba llena de descontento y discordia, y su única función era simplemente constatar que todos todavía estaban vivos y conscientes. Lomi le dijo a Anakin que si no podían entrar a la guarida de los voxyn los Jedi deberían contactar a su equipo de extracción, a lo que Anakin respondió que no había tal equipo, y que el único plan de escape era matar a la reina voxyn y después robar una nave. A continuación llegaron a un lugar donde se encontraban muchos esclavos de innumerables especies, que aprovecharon yuuzhan vong disfrazados de humanos para emboscar a los Jedi. En la confusión Eryl Besa murió cuando un insectocortador le abrió la cara, para desesperación de Raynar, que había desarrollado fuertes sentimientos por ella. Anakin se preguntó por qué los yuuzhan vong ahora estaban lanzando insectocortadores, si Nom Anor había tratado de capturar vivos a los Jedi. Rápidamente se respondió él mismo: porque ahora el equipo de ataque tenía una posibilidad real de entrar al laboratorio de clonación. Pronto Jovan Drark también murió, y cuando Anakin vio que su hermana Jaina tenía un costado paralizado con jalea blorash y se estaba enfrentando a dos guerreros, él impulsivamente saltó a rescatarla, mas uno de los guerreros le clavó su anfibastón en el abdomen. Inmediatamente sus compañeros se preocuparon, y los Jedi tuvieron que retirarse con 2 bajas más y su comandante seriamente herido. Leia Organa Solo, en la lejana Nebulosa Bantha Negro, sintió la herida de su hijo menor a través de la Fuerza.[1][6]

Escape a los Túneles

Jaina: «Necesitamos tiempo para tu trance de curación.»
Tenel Ka: «Es improbable que consigamos mucho tiempo en una caverna llena de voxyn. De hecho, más bien lo opuesto.»
Jaina Solo y Tenel Ka, sobre la herida de Anakin. [fuente]

Nom Anor intensificó el asalto, pero no cambió sus tácticas: aún tenía la intención de capturar vivos a tantos Jedi como pudiera, y enviaba oleadas de guerreros tras el equipo de ataque para que los Jedi gastaran sus municiones. Jaina regañó a Anakin por su acto temerario, y le recordó que todos sabían que podrían morir durante la misión, y que había que concentrarse si quería permanecer vivos.[1] Nom Anor exigió la rendición de los Jedi, y Anakin alarmó a todos al detenerse a considerarlo, pero Tenel Ka le recordó que los Jedi preferían la muerte a la captura.[6] Tekli pidió que el equipo se detuviera para que ella pudiera revisar a Anakin, mientras voxyn bien entrenados los buscaban. Jacen aprovechó para reconciliarse con Anakin, y Tekli le advirtió al más joven de los Solo que necesitaba con urgencia un trance de curación, pues su bazo había sido perforado. Los Jedi se asustaron, pues los trances de curación duraban horas o días, y no había manera de que Anakin entrara en trance a bordo de una mundonave con miles de yuuzhan vong y con la misión todavía inconclusa. Anakin temió, no por si mismo sino por sus compañeros: era su herida la que arriesgaba la vida de ellos. Anakin ordenó la retirada, mas como los yuuzhan vong seguían atacando, Bela Hara fue herida de muerte por un anbifastón. Anakin juró que no morirían más Jedi por él, ni siquiera Jedis Oscuros, mientras el equipo de ataque sólo podía retroceder ante el implacable avance de los guerreros de Nom Anor. Alema hizo notar que el equipo había estado caminando en círculos, y que los túneles que veían con frecuencia podían ser un atajo para llegar al laboratorio. Los Jedi entonces decidieron arriesgarse a bajar a los túneles, donde sin duda había voxyn, pues Lomi les había advertido de que había una puerta con una numerosa guardia de guerreros que les bloqueaba el camino.[1]

La Arena

Tahiri: «Aún eres el líder del equipo.»
Anakin: «Un mal líder.»
Tahiri: «¿Qué significa eso?
Anakin: "Sigo provocando que los demás mueran."
Tahiri: "Los demás mueren, ¿quién dice que es tu culpa?"
Anakin: "Yo lo hago. Ellos también.
Tahiri: ¡Claro que no! Sólo quieren que nos saques de aquí. Yo también. Piensa en algo—rápido.»
Tahiri Veila y Anakin Solo [fuente]
Tenelka-nec.jpg

Tenel Ka y Jacen Solo.

A pesar de todo, el equipo de ataque continuaba en camino, móvil, y todavía con posibilidades de matar a la reina voxyn. Una consecuencia de la herida de Anakin fue que el equipo se había unido de nuevo, y el agrupamiento de batalla volvió a ser eficaz, aunque Zekk aún resentía la presencia de los Jedis Oscuros, y todos estaban preocupados por Anakin. Dentro de los fétidos túneles moraban voxyn salvajes, que Lomi describió como aquellos que no podían ser adiestrados, que los modeladores habían abandonado. Las criaturas los emboscaban constantemente, y al equipo se le iban agotando las municiones y las granadas. Los Jedi llegaron a una especie de anfiteatro/arena, donde los yuuzhan vong habían realizado ceremonias religiosas durante su largo viaje por el Vacío Intergaláctico. En ella había varios voxyn, y Jacen dedujo que estaban defendiendo sus nidos; a pesar de que fueran clones, aún tenían instintos, y si los Jedi no los amenazaban, los voxyn no los atacarían. Jacen usó sus habilidades empáticas para calmar a las criaturas, y Anakin agradeció no tener que preocuparse de los voxyn gracias a la habilidad de Jacen. El equipo tuvo así un momento de descanso, que fue interrumpido cuando un voxyn atacó por sorpresa y lanzó ácido a la cara de Krasov Hara, hiriéndola de gravedad. Muchos voxyn entonces emboscaron a los Jedi desde ambos lados, y Jaina le dijo a Anakin que se apartara. Ella lo que quería era protegerlo y evitar que sufriera mayores daños, mas él pensó que sin duda había fracasado en su labor de líder si su propia hermana no quería que luchara a su lado. En el ataque Raynar fue herido por la cola venenosa de un voxyn, y Anakin decidió que los Jedi tenían que salir de los túneles hacia el anfiteatro si querían seguir vivos. Krasov, ciega a causa del ácido, pidió cubrir la retirada, e hizo estallar un detonador mientras sus compañeros huían de cientos de voxyn.[1][6]

La explosión desintegró cuarenta metros de pared, e incontables toneladas de coral yorik cayeron al suelo de la arena. Un voxyn estuvo a punto de matar a Anakin, pero Welk lo salvó estrangulando a la criatura con la Fuerza; Anakin tuvo que pedirle a Tesar que le compartiera su fuerza, pues se sentía cada vez más débil. Poco después Raynar vio que un voxyn estaba arrastrando el cuerpo de Eryl hacia un túnel, y al tratar de rescatarlo el voxyn atacó al Jedi y le causó cortadas profundas en el pecho. A pesar de todo, el equipo de ataque había atravesado exitosamente las guaridas de los voxyn, y durante el tiempo que les tomó a Lowbacca y Tesar atravesar un metro de coral yorik de una barricada, Anakin pudo descansar. Atrás de la barricada los Jedi vieron que la Fuerza les sonreía por fin: había una bodega llena de equipo capturado, incluyendo un dañado carguero ligero, el Tachyon Flier. Los Jedi depositaron al inconsciente Raynar en el carguero, que Lowbacca se dedicó a reparar, y anunció que lo tendría listo para despegar antes de que el resto del equipo atacara a la reina. Jacen había sentido una presencia que él interpretó como la de la reina voxyn, así que el equipo de ataque se acercaba a su meta.[1]

Traición

Lowbacca: «¿Por qué?»
Welk: «Porque tus amigos van a hacer que los maten, y también a quienes los estén acompañando.»
Lowbacca y Welk [fuente]

Sin embargo, mientras el Jedi wookiee se encontraba dando los toques finales al Tachyon Flier, Lomi Plo y Welk lo engañaron y robaron la nave para poder escapar ellos; sin embargo no mataron a Lowbacca, sólo lo dejaron inconsciente. Anakin le estaba explicando su plan al resto de los Jedi, cuando vieron que el Tachyon Flier se elevaba, perseguido por varios coralskippers y la fragata de Nom Anor. Los Jedi se preocuparon y molestaron, pero Anakin—que se sentía sorprendentemente calmado y enfocado en la misión—les recordó que sin los Jedis Oscuros no habrían podido llegar hasta donde estaban, y que Welk le había salvado la vida en la arena. Alema comentó que esperaba que los yuuzhan vong atraparan la nave, pero Tenel Ka le recordó que Raynar todavía estaba a bordo del Tachyon Flier.[1] Poco después los Jedi sintieron una onda en la Fuerza, tal vez la muerte de Raynar, pero no sintieron nada más.[12]

Sin permitir que el robo de la nave con la que planeaban escapar distrajera al equipo de ataque, Anakin les dijo a sus amigos que tenían que actuar. No obstante, su herida le impedía estar al ritmo de sus compañeros, aún con la fortaleza compartida de Tesar, y Jaina le dijo que se retirara y buscara entrar en un trance de curación, pues su lentitud estaba haciendo peligrar a los demás. Anakin sabía que era probable que muriera, pero no se le había ocurrido que por su causa otros pudieran morir también, por lo que aceptó el consejo de su hermana. Sin embargo, debido a que los Jedi habían comenzado su asalto hacia el laboratorio, había yuuzhan vong por todos lados, y Anakin se vio enfrentado a multitudes de guerreros, al igual que sus compañeros.[1] Jacen reinició el agrupamiento de batalla para coordinar el ataque Jedi, pero quedó impresionado con la rabia y la ira que sentían sus amigos.[6] Tesar cayó inconsciente por el golpe de un anfibastón en la cabeza, mientras los demás Jedi comenzaban a agotar sus últimas municiones. Tekli pronto fue a ayudar al barabel, y Anakin le ordenó a Tahiri que la asistiera, pero ella no quería dejar solo a Anakin. Sin embargo, Tahiri no podía rehusarse a ayudar, y se inclinó para besar a Anakin, aunque se detuvo al último momento, y le dijo que él tendría que regresar para recibir el beso.[1]

El Destino de Anakin Solo

Anakin: «Váyanse ahora.»
Jaina: «¡Anakin, no puedo!»
Anakin: «Treinta segundos. Llévatela, Jacen. Besa a Tahiri por mí.»
Anakin Solo se despide telepáticamente de sus hermanos. [fuente]
ASbS.jpg

Anakin Solo durante su última batalla.

Los yuuzhan vong comenzaron a usar lanzadores de magma como artillería, mientras cada combate dejaba a Anakin más agotado. En el laboratorio el equipo de ataque descubrió otro Jedi cautivo, pero en realidad era Nom Anor disfrazado, que llegó a la jaula de la reina voxyn y la liberó, y ésta escapó a los túneles abandonados que rodeaban al laboratorio. Los Jedi que aún tenían municiones siguieron disparando a las oleadas de yuuzhan vong, mientras Jaina ordenaba una carga. En la puerta del laboratorio, Anakin supo que lo que la Fuerza tenía planeado para él, y ordenó al equipo de ataque que fuera tras la reina, mientras él se encargaba de Nom Anor. Sumergiéndose en sus emociones positivas, el amor por su familia y sus compañeros Jedi, él se volvió uno con la Fuerza, y su cuerpo comenzó a brillar suavemente—el brillo de sus células que se quemaban. Tan poderosa era su conexión con la Fuerza que tenía conciencia de todo lo que sucedía en el grashal, e incluso podía sentir las presencias de los yuuzhan vong tan claras como las de sus amigos, algo inédito hasta entonces. Anakin corrió mientras disparaba, sus tiros siempre impactando en el blanco, mientras los Jedi descubrieron el escape de la reina voxyn. Anakin le dijo a Jacen por comlink que ahora él estaba a cargo, y que no se preocupara, pues el camino a la reina quedaría libre.[1][6]

Jacen y Jaina, con lágrimas en los ojos, veían como su hermano menor estaba siendo rodeado por multitudes de guerreros, que él despachaba con rapidez; cada ataque suyo era mortal. Su conciencia de la Fuerza lo guió a Nom Anor, que llevaba muestras genéticas voxyn, suficientes para clonar un millón de ellos.[1] Anakin pronto alcanzó su punto de balance: sabe que si deja libre a Nom Anor podrá sobrevivir, aunque los yuuzhan vong clonarán más voxyn, y que si trata de destruir las muestras genéticas quedará aislado del equipo de ataque. Los yuuzhan vong tenían órdenes estrictas de no matar a Jacen y Jaina, pero nada les impedía asesinar a Anakin.[6] Anakin entonces tomó su decisión, y levantó su último detonador termal para que lo vieran sus hermanos. Mentalmente, les dijo que se fueran, y le dijo a Jacen que besara a Tahiri por él. Anakin lanzó el detonador hacia Nom Anor, que al reconocer la esfera plateada huyó. Anakin para entonces ya estaba muy débil y rodeado de guerreros, y un golpe de anfibastón en las costillas lo hizo soltar su sable de luz. Los tejidos voxyn fueron destruidos en la explosión, y los guerreros yuuzhan vong cayeron sin piedad sobre Anakin.[1][6]

La muerte de Anakin fue sentida por varios Jedi a lo largo de toda la galaxia. En Eclipse, Luke Skywalker sintió físicamente el dolor de la muerte de Anakin, tanto que su esposa Mara tuvo que pedirle que tratara de controlarlo, pues su hijo recién nacido Ben podía sentir su sufrimiento a través de la Fuerza. Luke quedó devastado, y se culpó de la muerte de Anakin y los demás Jedi, pues fue él quien los había enviado a Myrkr. En Coruscant, que se preparaba para un ataque de los yuuzhan vong, Leia asimismo sintió la muerte de su hijo menor, y apenas tuvo la fuerza para decírselo a Han. La pérdida de Anakin paralizó a Leia durante las primeras fases de la Batalla de Coruscant, y Han, que nunca se había reconciliado totalmente con Anakin por la muerte de Chewbacca,[9] decidió que estaría junto a Leia, en vez de huir como lo había hecho cuando murió su mejor amigo.[1][6]

División

Jacen: «No podemos rendirnos. Todavía necesitamos destruir a la reina.»
Jaina: «Tú lo dejaste a los yuuzhan vong.»
Jacen: «Teníamos que hacerlo. Lo rodearon por completo. Tú lo viste.»
Jaina: «Él te puso a cargo, y tú lo dejaste atrás.»
Jaina y Jacen Solo. [fuente]
Jainazekk newec.jpg

Zekk y Jaina Solo.

La muerte de Anakin tuvo un impacto profundamente negativo en los miembros del equipo de ataque, sobre todo en Jaina, que mientras los demás discutían la estrategia a seguir, ella continuaba callada y furiosa.[1][6] Algunos Jedi comentaron que la única manera de completar la misión y asegurarse que el sacrificio de Anakin no fuera en vano era usar el lado oscuro de la Fuerza. La muerte de Anakin los había llenado de emociones negativas, ira, dolor, rabia, miedo, y querían usar esos sentimientos.[6] Jacen trató de disuadirlos, pero Jaina le interrumpió reclamándole que Anakin lo había puesto a cargo, y él lo había abandonado. Jacen trató de recordarle que no había manera de salvar a Anakin, pero su hermana no quiso saber nada de excusas. Lowbacca, incomunicado desde que los Jedis Oscuros robaran al Tachyon Flyer, por fin pudo contactar al resto de sus compañeros y les informó que los yuuzhan vong tenían el cuerpo de Anakin. Jaina decidió ir a recuperarlo, mas Jacen le recordó que aún tenían una misión que cumplir. Tahiri, Alema, Lowbacca y Zekk siguieron a Jaina, dejando a los demás para matar a la reina voxyn.[1][6] Jacen, que sabía que la normalmente ecuánime Jaina no podía soportar la muerte de su hermano, se preguntó por qué él mismo no estaba deshecho por la culpa.[1]

La Ira de Jaina Solo

Jacen: «¿Qué hay de las últimas palabras de Anakin? Él nos dijo que destruyéramos a la reina.»
Jaina: «Entonces destrúyela. Pero yo voy a volver.»
Jacen y Jaina Solo. [fuente]

A Jaina lo único que el importaba era encontrar a la sabandija que había envenenado a su tía, aplastado al mejor amigo de su padre, y asesinado a su hermano.[6] El grupo de Jaina llegó a un anfiteatro a donde los yuuzhan vong llevaban a sus muertos, y ahí los Jedi mataron a más yuuzhan vong con armas de fuego. Jaina estuvo a punto de matar a Vergere, pero Zekk se lo impidió, diciendo que la extraña criatura emplumada aún no le había hecho daño al equipo de ataque. Cuando un grupo de guerreros que tenían el cuerpo de Anakin desafiaron a Jaina, ella tomó a Alema y rescato a su hermano, mientras dejaba que su cuerpo se inundara con la energía del lado oscuro, que usó para destrozar con relámpagos el torso del oficial que llevaba a Anakin. Jaina alcanzó a ver cómo Vergere la miraba con una extraña expresión de consternación, y le lanzó rayos también a ella, pero escapó.[1] Jaina y su equipo, enfurecidos y frustrados, emboscaron un pelotón de yuuzhan vong y tomaron un transporte con facilidad sorprendente. La tripulación fue capturada e interrogada, mas cuando los prisioneros heridos se rehusaron a darle a Jaina el paradero de Nom Anor, ella los dejó morir, acercándose peligrosamente al lado oscuro y olvidando por completo el propósito de su misión.[6]

La Caza de la Reina

Vergere: «Es seguro salir ahora, joven Jedi. No tienes por qué temerme.»
Jacen: «¿Quién habla?»
Vergere: «No hay tiempo para explicarlo ahora. Tu presa está escapando.»
Vergere y Jacen Solo [fuente]

Jacen, Tesar, Ganner, Tekli y Tenel Ka siguieron el rastro de la reina y la encontraron cerca de una gruta con anfibastones juveniles, aunque pronto la fragata de Nom Anor les cerró el camino, y tuvieron que ocultarse. De la fragata descendieron Anor, Vergere y una compañía de guerreros. Jacen sabía que las fragatas de ese tamaño normalmente llevaban tres compañías de asalto, de las cuales ya habían destruido una y diezmado a las otras dos, por lo que las fuerzas que le quedaban a Nom Anor eran personal de la mundonave o la tripulación de la fragata, ambas sin la habilidad para hacer peligrar al equipo de ataque.[1] Vergere le dijo al ejecutor que ella vio a Jaina Solo y a varios Jedi, probablemente todos, capturar una nave y escapar, y especuló que ya debían estar a la mitad del sistema. Enfurecido, Nom Anor sabía que tendría que reportar su fracaso a Tsavong Lah, y recolectar a la reina escapada. Vergere no le dijo a Anor que ella acababa de ver a Jacen Solo y a sus compañeros ocultarse.[6] Jacen se dispuso a esperar, y aunque hubiera esperado largo tiempo pues se lo había prometido a Anakin, sabía que realísticamente tenían que actuar pronto o perderían su oportunidad.[1]

Jaina pilotó el transporte y atacó a la fragata en la superficie, matando a los yuuzhan vong que se encontraban cerca. Gracias a ella, los yuuzhan vong que bloqueaban el paso murieron o se retiraron, dejándole abierto el camino al escuadrón de Jacen. Sin embargo, cuando Jacen trató de conectarse con ella a través del lazo que compartían como gemelos, él sintió enfoque en la tarea a la mano pero también enojo, que fue disminuyendo hasta que Jacen ya no pudo sentir rastros de su hermana. Poco después el ejecutor y los guerreros se retiraron hacia la fragata, y Vergere le llamó a Jacen con el comlink de Anakin, recordándole que aún tenía que matar a la reina. Mientras tanto, a bordo del transporte, Zekk descubrió que Nom Anor todavía trataba de capturarlos vivos.[1]

Vergere.jpg

La misteriosa Vergere, que le ofreció su ayuda a Jacen Solo para destruir a la reina voxyn.

Los yuuzhan vong ya habían encontrado a la reina voxyn y la llevaron hacia la fragata, escoltada por guerreros y un modelador. Jacen usó su talento empático para hacer que la reina atacara a sus escoltas, y sólo quedaron cuatro guardias, cosa que aprobó Vergere. Los Jedi no confiaban en ella para nada, pero preferían mantenerla cerca de dejarla libre para que reportara su ubicación a los yuuzhan vong. Vergere había recuperado el sable de luz de Anakin, y ahora era Jacen quien lo llevaba. El equipo de Jacen llegó a un cráter con dovin basals en el fondo, que Jacen percibió estaban sufriendo. Desde el cráter ellos pudieron ver el transporte de Jaina, derribado en medio de una zona muerta, aún disparando. Los Jedi se dieron cuenta de que sería más fácil simplemente destruir el transporte, pero como los yuuzhan vong aún trataban de tomarlo con infantería, era obvio que ellos querían prisioneros vivos. Vergere reveló el plan de Tsavong Lah de sacrificar a los dos gemelos Solo a sus dioses a cambio de la conquista de Coruscant, y le dijo a los jóvenes Jedi que no podían ganar dos batallas: rescataban a sus compañeros o mataban a la reina. No obstante, Jacen tenía un plan, y decidió atacar solo a la reina mientras sus compañeros capturaban la fragata enemiga en la superficie. Jacen quitó el agrupamiento de la Fuerza para concentrarse en la reina, mientras los demás Jedi partían; Tenel Ka se inclinó para besar a Jacen, pero Vergere se lo impidió. Jacen entonces persiguió a la reina, mientras los Jedi lo cubrían a distancia.[1]

La Captura de Jacen Solo

«Ya no pueden hacer nada por Jacen. Sálvense ustedes.»
Vergere a los miembros sobrevivientes del equipo de ataque.[fuente]

Mientras sus descendientes estaban entrenados para cazar Jedi, la reina voxyn sólo sabía que tenía que preservar su vida. Tenel Ka se comunicó con Jacen y le dijo que ya estaba todo preparado para el escape, y que Vergere había salido a seguirlo. Jacen acorraló a la reina y le causó graves heridas con su sable de luz, pero un modelador lo atacó y le quitó su máscara de gas, necesaria en esa porción de la mundonave, antes de ser consumido por un dovin basal cercano. Jacen, mareado por el gas, no quería matar a la reina—nunca había querido matar a ningún animal en su vida—pero sabía que tenía una misión que cumplir. Mientras tanto la fragata, que Vergere había identificado como la Ksstarr, se elevó para combatir a una flotilla yuuzhan vong despachada a detenerla. Vergere llegó para asistir a Jacen, y éste luchó con la reina, y ambos se hirieron mutuamente, hasta que la final la reina también tocó accidentalmente un dovin basal, y fue consumida por completo por éste. Jaina trató de comunicarse con Jacen, pero él estaba demasiado debilitado y no pudo contestar. Vergere fue quien tomó el comlink y le dijo a los Jedi que ya no podían hacer nada por Jacen, y que era tiempo de huir.[1] Jacen le pidió a Vergere que lo ocultara hasta que el equipo de ataque pudiera rescatarlo, pero ella se rehusó, y llamó a Nom Anor para entregarle a Jedi.[6] Jacen recordó las torturas que los Jedi habían sufrido a bordo de la Muerte Exquisita y tembló, aunque se recordó que los Jedi estaban a salvo, y que comparado con eso su dolor no sería nada. De pronto él sintió una lágrima en su mejilla, y vio que Vergere estaba llorando; ella de confesó que lloraba por él.[1]

Escape de Myrkr

«Vamos a volver Jacen. Aguanta. Volveremos por ti.»
Jaina Solo[fuente]

Vergere se comunicó con el sacerdote Harrar y le indicó que su ardid había dado resultado, pues Jacen Solo era ahora prisionero de los yuuzhan vong.[1] Los demás Jedi llegaron a donde estaba Jacen, que tenía el cuchillo de Nom Anor en su garganta. Preparados para arriesgar a todo el grupo para rescatar a un solo Jedi, sus amigos se preparan para aterrizar, pero Jacen, no queriendo más muertes Jedi sobre su conciencia, les indicó con una seña que se vayan. Lo último que vio Jacen de los demás Jedi es la mirada de su hermana posada sobre él, llena de una oscuridad que lo llenó de miedo. Jacen supo que la muerte de Anakin y su propia captura abrieron el corazón de Jaina al lado oscuro.[6] El equipo de ataque pilotaba la fragata y la defendía lo mejor que podía, pero unos pocos Jedi no bastaban para sustituir una tripulación de cientos, así que poco a poco las naves enemigas la alejaban de la Baanu Raas. Pronto llegaron una docena de naves que le bloquearon el paso a la Ksstarr, y Jaina tuvo que tomar la difícil decisión de huir y dejar a Jacen al enemigo, no sin antes jurar que lo rescataría,[1] aunque tuviera que hacerlo ella sola,[2] como Anakin había rescatado a Tahiri en Yavin 4.[5]

Harrar y Khalee Lah, hijo del temido Tsavong Lah, fueron enviados a Myrkr para asegurar la captura de los Jeedai. Nom Anor les informó que pronto la Ksstarr sería capturada, pues las naves yuuzhan vong la tenían rodeada. Jaina tampoco sentía el lazo que la unía con Jacen, y llegó a pensar que él también había muerto, una cosa imposible pues ella no lo había sentido, pero aún así no encontró otra explicación. Aún invadida por la pena y la furia, ella tomó el control de la fragata y planeó un curso hacia Coruscant. Los demás Jedi le advirtieron que la Nueva República le dispararía a cualquier nave yuuzhan vong que se asomara al sistema Coruscant, pero ella pensó en ejecutar maniobras que conocerían los encargados de las torres de control, y la Ksstarr pronto saltó al hiperespacio, dejando a los yuuzhan vong sin un gemelo. El equipo de ataque pensó que así los yuuzhan vong retrasarían el sacrificio, y ellos tendrían oportunidad de rescatar a Jacen. A su llegada a Coruscant, los nueve miembros sobrevivientes del equipo de ataque descubrieron que la capital de la Nueva República había sido conquistada por los invasores, y tuvieron que ir hacia el Cúmulo de Hapes para descansar y planear su siguiente jugada.[2]

Consecuencias

Yuuzhan vong

«Yo fui testigo de la muerte de tal vez el más grande de ellos, el llamado Anakin Solo, quien dio su vida para que aquellos que amaba pudieran vivir.»
Yu'shaa a los Avergonzados[fuente]
YushaaTheShamedProphet.JPG

Nom Anor adoptó la identidad del Profeta Yu'shaa, y los herejes Jeedai conocieron por él la historia de la Misión a Myrkr.

Ya que la Misión a Myrkr tuvo éxito, los yuuzhan vong se vieron imposibilitados de crear más voxyn, su mejor arma contra los Jedi, y tuvieron que conformarse con los que ya tenían. Debido a su estructura celular estos voxyn tenían un lapso de vida muy limitado, y no se podía esperar que vivieran demasiado, por lo que su uso posterior a la misión fue esporádico. En el 27.5 DBY, después de que Tsavong Lah había escuchado rumores de Jedi infiltrados en el recientemente capturado Coruscant, él despachó a varios voxyn a asistir en su captura, que para entonces estaban débiles y moribundos, pero aún tenían energía suficiente para cazar y matar Jedi. Todos los voxyn empleados durante la misión fueron muertos por el Jedi Oscuro Lord Nyax.[13] Un año después de la Misión a Myrkr, el Maestro de Guerra Tsavong Lah fue atraído a una trampa de la Nueva República en la remota luna Ebaq 9 en el Núcleo Profundo. Lah llevó a los seis voxyn que quedaban, extremadamente débiles, y cuando docenas de Jedi llegaron a Ebaq para consolidar la trampa, sus presencias hicieron enmudecer a los voxyn. Estos voxyn fueron empleados para cazar a Jaina Solo y sus compañeros Tesar Sebatyne y Lowbacca del Escuadrón Soles Gemelos cuando se atrincheraron en un búnker en Ebaq 9, pero Vergere se sacrificó destruyendo el hangar y quemando todo el oxígeno del lugar. De los diez mil guerreros que Lah había llevado sólo sobrevivió él, sólo para morir después a manos de Jaina Solo. Los voxyn perecieron en la descompresión.[14]

La Misión a Myrkr fue incluida en el ciclo mítico de la herejía Jeedai, la creencia entre las castas más bajas de los yuuzhan vong (algunos Avergonzados y Trabajadores) de que los Jedi no eran sus enemigos, sino la llave de su redención. La herejía Jeedai se había formado después del rescate de Tahiri Veila por parte de Anakin Solo y Vua Rapuung en Yavin 4,[5] y los herejes consideraban que gracias a las acciones de Anakin Rapuung había sido redimido antes de morir.[15] Después del desastre en Ebaq 9 el Supremo Soberano Shimrra Jamaane exigió la cabeza de Nom Anor, quien había proporcionado la información equivocada, y Anor se ocultó entre los Avergonzados. Pronto asumió la identidad del Pofeta Yu'shaa, y contó la historia del sacrificio de Anakin Solo durante la Misión a Myrkr.[16]

Nueva Orden Jedi

«Si los Jedi siguen teniendo "éxitos" como esta misión, muy pronto no quedará ninguno de nosotros.»
Jaina Solo[fuente]

Luke Skywalker se culpó a sí mismo de la muerte de tantos Jedi durante la misión, especialmente de la de Anakin, que había sido considerado por muchos como su sucesor natural en el liderazgo de la Orden Jedi.[15] Los padres de Anakin, Leia y Han Solo, también sufrieron, pero las experiencias de Han mientras penaba por la muerte de Chewbacca lo hicieron unirse más con su esposa, y juntos emprendieron un proceso de duelo exitoso. Al final de la guerra Han insertó el sable de luz de Anakin en un árbol wroshyr que tenía tallado el rostro de Chewbacca, diciendo que tal vez alguien tan virtuoso como el wookiee algún día recuperaría el sable.[17]

Jaina Solo pensó que durante la misión había perdido a sus dos hermanos e, impulsada por la noción de los yuuzhan vong que ella era avatar de sudiosa Yun-Harla, se dedicó a combatir a los yuuzhan vong usando los trucos que usaría la diosa. En el proceso estuvo a punto de caer al lado oscuro, pero logró permanecer fiel a la luz gracias a Kyp Durron.[2] Por su parte, la captura de Jacen Solo al final de la misión tuvo aún mayores consecuencias, y fue el catalizador para la resolución de la guerra. Durante su cautiverio Jacen fue llevado a Yuuzhan'tar (Coruscant después de su terraformación), pero logró escapar gracias a Vergere y al sacrificio de Ganner Rhysode, su compañero en Myrkr.[18]

Tahiri Veila, quien había estado ligada románticamente con Anakin, cayó en la desesperación, y fue hasta después de la Batalla de Ebaq 9 que pudo rehacer su vida. Un año después de la misión Cal Omas fue elegido como Jefe de Estado de la Nueva República, y una de sus primeras prioridades fue organizar una ceremonia pública para convertir en Caballeros a los Jedi sobrevivientes de la misión, y para honrar a los caídos.[14]

Legado

«Vengan ahora. Vengan rápido.»
Raynar Thul a los sobrevivientes del equipo de ataque de Myrkr[fuente]
Unuthul.jpg

Raynar Thul sobrevivió y se convirtió en el UnuThul de los killiks.

Cinco años después del fin de la guerra, los sobrevivientes de la Misión a Myrkr sintieron una poderosa llamada desde las Regiones Desconocidas. El causante de la llamada era Raynar Thul, que había sobrevivido al choque del Tachyon Flier en el planeta Yoggoy, y había salvado de las ruinas a Lomi Plo y Welk, aunque los tres fueron horriblemente quemados y mutilados durante su escape. Yoggoy era una colonia de los insectoides killiks, y Raynar fue absorbido en su mente colmena, convirtiéndose en UnuThul. Raynar hizo uso del Agrupamiento de la Fuerza para atraer a los sobrevivientes, y con la esperanza de que ayudaran a los killiks a defenderse de la Ascendencia Chiss, con quien estaban teniendo una guerra por territorio. Debido al uso continuo del Agrupamiento durante los años anteriores, los Jedi fácilmente se convirtieron en Enlazados killik, unidos con la mente colmena de la especie insectoide. Los únicos Jedi sobrevivientes del equipo de ataque de Myrkr que resistieron el proceso de Enlace fueron Jacen Solo, que después del final de la Guerra Yuuzhan Vong se tomó cinco años "sabáticos" (interrumpidos por la llamada de Raynar) para estudiar diversas doctrinas de la Fuerza en la galaxia, y Tenel Ka, que no pudo asistir al llamado debido a sus deberes como la Reina Madre del Consorcio de Hapes. Sin embargo, Jacen le pidió la ayuda de la Armada Real Hapana a Tenel Ka, y la condición de ella fue que pasaran una noche juntos. De esa unión nació Allana, la heredera del trono de Hapes.[19] Los Jedi Enlazados lucharon del lado de los killiks contra los chiss durante la Crisis del Nido Oscuro y la Guerra del Enjambre, y tuvieron que someterse a tratamientos para ser desconectados de la mente grupal killik al final de la guerra.[20][21]

Alema Rar fue la única Jedi que permaneció Enlazada, y se unió voluntariamente al Nido Oscuro de Lomi Plo y Welk. Después de la muerte de este último a manos de Luke Skywalker, Alema se convirtió en la Heraldo de la Noche de Plo. La twi'lek cayó al lado oscuro, un hecho que no le sorprendió a Luke Skywalker, que sabía que después de la muerte de su hermana Numa era sólo cuestión de tiempo para que Alema cayera a la oscuridad.[19] Durante la Guerra del Enjambre Alema combatió a Luke y a Leia Organa Solo en ocasiones separadas, y ambos la hirieron gravemente;[20] Leia principalmente la dejó mutilada después de un enfrentamiento en Tenupe.[21] Se pensó que Alema había muerto, pero reapareció completamente demente durante la Segunda Guerra Civil Galáctica y se alió con Lumiya. Ella mencionó que su propósito era restaurar el Balance: los Solo y los Skywalker la habían lastimado, y ella los lastimaría a su vez.[22] Sin embargo, ella murió a manos de Jagged Fel.[23]

Darthcaedus.jpg

Jacen Solo se convirtió en el Señor Oscuro de los Sith Darth Caedus.

La Misión a Myrkr puede considerarse el inicio de la caída de Jacen Solo al lado oscuro para convertirse en el Señor Sith Darth Caedus. Después de matar a la reina voxyn Jacen fue capturado por los yuuzhan vong, y sometido a la tortura del Abrazo del Dolor. Vergere lo desconectó de la Fuerza, por lo que todos los Jedi, excepto su madre, creyeron que había muerto. Durante cerca de un año Vergere le enseñó doctrinas de la Fuerza poco ortodoxas, y le reveló que había sido una Jedi de la Antigua República;[18] asimismo, según el mismo Jacen, ella le enseñó a separarse del dolor o a abrazarlo, a sumergirse en la fuerza o separarse de ésta, a ser humano o yuuzhan vong o ninguno de los dos.[24] En una palabra, Vergere le enseñó a sobrevivir, y Jacen la consideró muy pronto como su mentora.[18] 13 años después de la Misión a Myrkr, Jacen y su sobrino y aprendiz Jedi Ben Skywalker se encontraron con Lumiya, la Dama Oscura de los Sith que se creía muerta desde hacía más de 30 años. Lumiya convenció a Jacen de que Vergere se había sacrificado para que él pudiera vivir y tomar el manto Sith que le correspondía como herencia de su abuelo Darth Vader, que él aceptó, pues se dio cuenta de que la vida como Jedi lo había desilusionado, y que ser Sith le permitiría llevar orden a la galaxia para que sacrificios como el de Anakin ya no fueran necesarios.[25]

En las primeras fases de la Segunda Guerra Civil Galáctica, Jacen tuvo conversaciones con el héroe de la Rebelión Wedge Antilles y la contrabandista Uran Lavint, donde ellos le comentaron separadamente que él había cambiado desde su juventud. Durante un ejercicio de introspección posterior, Jacen descubrió que había perdido el deseo que tuvo de joven de conocer a los animales, pues desde Myrkr todos los animales que veía le recordaban a los voxyn. Jacen perdió su empatía, lo que ocasionó que realizara actos terribles racionalizando que eran lo mejor para el "bien común".[24] Uno de esos actos fue usar su rara habilidad de caminar en la corriente, una técnica de la Fuerza que había aprendido de los monjes Aing-Tii durante su peregrinaje después de la Guerra Yuuzhan Vong,[19] para viajar en el tiempo con Tahiri Veila a los momentos finales de Anakin a bordo de la Baanu Raas para doblegarla a su voluntad. El plan funcionó, pues Tahiri todavía no había podido recuperarse por completo de la muerte de su amor a pesar de un ejemplar récord de servicio como Jedi, y se convirtió en la aprendiz Sith de Caedus.[11] En una de sus visitas a la mundonave, Tahiri empujó a su yo más joven para que sí besara a Anakin justo antes de que él muriera, pero poco antes de su duelo final con su hermana Jaina, Caedus le reveló a Tahiri que no había cambiado el pasado, sólo su percepción de éste: la Tahiri joven no había besado a Anakin, aunque la Tahiri del 40 DBY recordara haberlo hecho. Esta revelación hizo que Tahiri ya no confiara en Caedus, y después de la muerte de éste fue redimida por Ben Skywalker.[26]

Cabe señalar que Jacen pensó en usar la habilidad de caminar en la corriente para cambiar el pasado y salvar a Anakin en Myrkr, pero los monjes Aing-Tii le comentaron que eso era imposible. Por lo tanto, los eventos de la misión permanecieron inalterados, a pesar de que Jacen y Tahiri volvieron varias veces a ese momento.[26]

Participantes

Equipo de Ataque

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Equipo de ataque de Myrkr

Jedi

Droides YVH

Personal de apoyo

Prisioneros convertidos en refuerzos

  • Lomi Plo (Perdida en acción, después encontrada en las Regiones Desconocidas)
  • Welk (Perdido en acción, después encontrado en las Regiones Desconocidas)

Enemiga convertida en informante

Yuuzhan Vong

Entre bastidores

La Misión a Myrkr se llevó a cabo en la novela Star by Star de Troy Denning, la novena de la serie de La Nueva Orden Jedi. En la entrevista Star Wars: New Jedi Order Round-Robin Interview, con varios creadores y editores de la serie, se reveló que a Denning se le había dicho que debía matar a Anakin Solo, y que él fue quien ideó la trama y la ejecutó. Por lo tanto, si bien la muerte de Anakin fue planeada con anterioridad, Denning fue quien creó la Misión a Myrkr.[27]

La muerte de Anakin Solo durante la Misión a Myrkr probó ser un aspecto controversial de la serie La Nueva Orden Jedi, aunque no tanto como la muerte de Chewbacca.[27] Sin embargo, y a pesar de que no todos los lectores estuvieron de acuerdo con la muerte de Anakin, muchos fans consideraron que fue bien ejecutada, y aparece en varias listas de "Lo Mejor del Universo Expandido", incluyendo Star Wars Perú y The Jedi Council Forums.

En la primera edición de The New Essential Chronology, la Misión a Myrkr es referida constante y erróneamente como Misión a Wayland. Esto se corrigió en las ediciones posteriores.[3]

Apariciones

Fuentes

Guerra Yuuzhan Vong
(25 DBY29 DBY)
Cronología galáctica

Previa: Guerra Civil Galáctica
(2 ABY19 DBY)

Concurrente: Invasiones Ssi-ruuvi
(1 ABY28 DBY)

Siguiente: Crisis del Nido Oscuro
(3536 DBY)

Batallas de la Guerra Yuuzhan Vong
Primer Año
(25 DBY)

Primera Osarian · Primera Helska 4 · Primera Sernpidal · Primera Dubrillion · Segunda Helska 4 · Birgis · Belkadan · Bimmiel · Segunda Dubrillion · Dantooine · Cilare · Artorias · Rychel · Tsam P'ah · Nar Shaddaa · Primera Dibrook · Segunda Dibrook · Shramar · Nuevo Holgha · Primera Garqi · Segunda Garqi · Ithor · Atzerri · Primera Obroa-skai · Exodo II · Primera Ord Mantell · Primera Bilbringi · Circarpous · Primera Gyndine · Tynna · Primera Kalarba · Fondor

Segundo Año
(26 DBY)

Segunda Kalarba · Sriluur · Druckenwell · Rodia · Falleen
Primera Nal Hutta · Kubindi · Primera Duro · Sistema Corelliano · Enana blanca · Yavin 4 · Primera Wayland · Tatooine · Nuevo Plympto · Segunda Sernpidal · Yag'Dhul

Tercer Año
(27 DBY)

Vortex · Froz · Arkania · Myrkr · Talfaglio · Primera Borleias · Reecee · Eclipse · Bantha Negro · Primera Coruscant · Hapes · Segunda Borleias · Coruscant (misión) · Pozo-Planetario

Cuarto Año
(28 DBY)

Vía Hydiana · Obroa-skai · Far Thunder · Segunda Ylesia · Segunda Duro · Segunda Wayland · Bimmisaari · Segunda Gyndine · Segunda Nal Hutta · Ebaq 9 · Barab I · Bastion · Bescane · Muunilinst · Ord Sedra · Borosk · Yaga Minor · N'zoth · Galantos · Bakura · Zonama Sekot · Esfandia · Tercera Duro · Segunda Fondor · Segunda Bilbringi · Mandalore

Quinto Año
(29 DBY)

Chashima · Ord Mantell · Tercera Gyndine · Cuarta Gyndine · Tholatin · Primera Selvaris · Segunda Selvaris · Primera Toong'l · Primera Caluula · Segunda Toong'l · Segunda Caluula · Kuat · Hakassi · Mon Calamari · Corulag · Yuuzhan'tar (Segunda Coruscant)

Otras batallas

Aargonar · Abhean · Agamar · Akuria II · Alee · Allanteen VI · Alpheridies · Ando · Anobis · Ansion · Antar 4 · Anteevy · Sistema Arda · Argazda · Aridus · Attahox · Axxila · Azure · Bacrana · Balamak · Bandomeer · Belasco · Belderone · Primera Bestine IV · Segunda Bestine IV · Bimmisaari · Boonta · Borgo Prime · Botajef · Boz Pity · Brentaal IV · Carratos · Cassander · Castell · Cathar · Cato Neimoidia · Celanon · Centares · Chalacta · Chardaan · Charros IV · Chazwa · Circumtore · Ciutric IV · Colla IV · Columex · Commenor · Corfai · Corsin · Cyborrea · Cyrillia · Daalang · Dathomir · Delacrix · Deneba · Deysum III · Dirha · Djurmo · Dorin · Drackmar · Dressel · Edusa · Er'Kit · Euceron · Exodeen · Fedje · Felucia · Feriae Junction · Formos · Gamor · Garos IV · Genassa · Gravlex Med · Halmad · Hollastin · Honoghr · Sistema Horuz · Irith · Ixtlar · Jomark · Junkfort · Jumus · Kegan · Kessel · Ketaris · Kintan · Klatooine · Sistema Kol Huro · Kroctar · Ktil · Kwenn · Lannik · Leritor · Lorrd · Lowick · Lucazec · Luna de Kligson · Makem Te · Malastare · Mantessa · Maridun · Metalorn · Milagro · Moltok · Morishim · Mygeeto · Nam Chorios · Nar Bo Sholla · Nar Haaska · Nar Hekka · Nar Kaaga · Nar Kreeta · Nentan · Nexus Ortai · Nimban · Nixor · Nueva Cov · Nuevo Holstice · Null · Nyriaan · Oovo IV · Ord Biniir · Ord Canfre · Ord Cantrell · Ord Cestus · Ord Janon · Ord Trasi · Orinda · Segunda Osarian · Palanhi · Pedd 4 · Phaeda · Phindar · Ploo · Quellor · Randon · Rhen Var · Roche · Rorak · La Rueda · Runaway Prince · Ruusan · Saleucami · Sarka · Seline · Shaum Hii · Skorrupon · Sleheyron · Stenos · Sy Myrth · Tangrene · Taris · Thisspias · Tierfon · Tirahnn · Tlactehon · Togoria · Toydaria · Trogan · Tsyk · Ubrikkia · Uffel · Uogo'cor · Sistema Urce · Vaathkree · Vandyne · Vanquo · Varl · Velmor · Velusia · Vinsoth · Vjun · Sistema Vorzyd · Wayland · Wistril · Yabol Opa · Primera Ylesia

  [Fuente]

Notas y referencias

  1. 1,000 1,001 1,002 1,003 1,004 1,005 1,006 1,007 1,008 1,009 1,010 1,011 1,012 1,013 1,014 1,015 1,016 1,017 1,018 1,019 1,020 1,021 1,022 1,023 1,024 1,025 1,026 1,027 1,028 1,029 1,030 1,031 1,032 1,033 1,034 1,035 1,036 1,037 1,038 1,039 1,040 1,041 1,042 1,043 1,044 1,045 1,046 1,047 1,048 1,049 1,050 1,051 1,052 1,053 1,054 1,055 1,056 1,057 1,058 1,059 1,060 1,061 1,062 1,063 1,064 1,065 1,066 1,067 1,068 1,069 1,070 1,071 1,072 1,073 1,074 1,075 1,076 1,077 1,078 1,079 1,080 1,081 1,082 1,083 1,084 1,085 1,086 1,087 1,088 1,089 1,090 1,091 1,092 1,093 1,094 1,095 1,096 1,097 1,098 1,099 1,100 1,101 1,102 1,103 1,104 1,105 1,106 1,107 1,108 1,109 1,110 1,111 1,112 1,113 1,114 1,115 1,116 1,117 Star by Star
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Dark Journey
  3. 3,0 3,1 3,2 The New Essential Chronology
  4. Balance Point
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 Edge of Victory I: Conquest
  6. 6,00 6,01 6,02 6,03 6,04 6,05 6,06 6,07 6,08 6,09 6,10 6,11 6,12 6,13 6,14 6,15 6,16 6,17 6,18 6,19 6,20 6,21 6,22 6,23 6,24 6,25 6,26 6,27 6,28 6,29 6,30 6,31 The New Jedi Order Sourcebook
  7. Star by Star menciona que Lando Calrissian se hizo pasar por un nativo de Talfaglio activo en el Gran Río que buscaba impedir la destrucción de los refugiados, y The New Jedi Order Sourcebook indica que su papel era el de un minero de Arkania que quería conservar sus propiedades.
  8. Traducción no oficial de Exquisite_Death
  9. 9,0 9,1 Vector Prime (novela)
  10. Star by Star menciona que la Baanu Raas tiene ciento veinte kilómetros de largo, pero la imagen en The New Jedi Order Sourcebook indica una longitud de sólo 1200 metros, o 1.2 kilómetros.
  11. 11,0 11,1 Inferno
  12. Star by Star menciona que los Jedi sintieron una ola en la Fuerza pero que no supieron si se trataba de Raynar, y que probablamente nunca lo sabrían; The New Jedi Order Sourcebook menciona que sintieron la muerte específica de un Jedi.
  13. Enemy Lines II: Rebel Stand
  14. 14,0 14,1 Destiny's Way
  15. 15,0 15,1 Edge of Victory II: Rebirth
  16. Force Heretic II: Refugee
  17. The Unifying Force
  18. 18,0 18,1 18,2 Traitor
  19. 19,0 19,1 19,2 Dark Nest I: The Joiner King
  20. 20,0 20,1 Dark Nest II: The Unseen Queen
  21. 21,0 21,1 Nest III: The Swarm War
  22. Tempest
  23. Fury
  24. 24,0 24,1 Exile
  25. Betrayal
  26. 26,0 26,1 Invincible
  27. 27,0 27,1 Star Wars: New Jedi Order Round-Robin Interview
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar