Fandom

Star Wars Wiki

Misión a Malastare (Alto Consejo Jedi)

23.953páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
Este artículo es sobre la misón del Alto Consejo Jedi. Quizá estés buscando la misión de Jango Fett durante la Cacería.
«Las negociaciones deben ser tomadas con el mayor cuidado. El peligro potencial es grande, pero nosotros seguimos siendo los candidatos más lógicos para la tarea.»
―Ki-Adi-Mundi[fuente]

La Misión a Malastare por parte del Alto Consejo Jedi fue para intervenir como emisarios de paz entre el gobierno del planeta Lannik encabezada por el Príncipe R'cardo Sooflie IX y la organización terrorista lannik Iaro Rojo. El Gobernador del Protectorado Gran de Malastare, Gujdim Wiphshun, ofreció su planeta para realizar las negociaciones.

Antecedentes

En el 32 ABY, poco después de la crisis de Naboo, el Departamento Judicial solicitó a la Orden Jedi que fueran intermediarios en una cumbre de paz para terminar la guerra civil que ocurría en el planeta Lannik entre la Familia Real y el grupo terrorista Iaro Rojo. El Alto Consejo Jedi se reunió para discutir sobre el conflicto que existía desde hacía tiempo. Iaro Rojo solicitó hacer las negociaciones de paz en Malastare, el planeta dominado por los gran, y solicitaron seis Jedi para que fueran árbitros en las negociaciones. Por la importancia de mantener la paz durante el conflicto entre ambos bandos, el Canciller Supremo Palpatine pidió que los seis Jedi fuesen miembros del Alto Consejo Jedi. El Maestro Even Piell al ser de la especie lannik fue uno de los primeros Jedi en ofrecerse como voluntario. En honor a que Even Piell había salvado a sus padres, la Maestra Adi Gallia se ofreció también, junto con Mace Windu, Ki-Adi-Mundi, Plo Koon y Yaddle. Al grupo también se le unió el padawan A'Sharad Hett.[1]

Los Jedi no sospechaban de las reales intenciones de sus anfitriones, quienes tenían motivos ulteriores para albergar las negociaciones. El Protectorado de Malastare estaba en cooperación con el Rojo Iaro, pues el gobierno se daba cuenta que obtendría ganancias apoyándolos. La Orden de los Ffib con su red de espías también participó en los planes iniciales, los cuales pasarían desapercibidos gracias al desarrollo de la Clásica de la Cosecha Vinta, el evento deportivo más grande de Malastare. Cuando sus planes resultaran los medios informativos estarían allí para la difusión.[2]

La misión

El grupo viajó a Malastare donde fueron recibidos por los senadores Ainlee Teem y Baskol Yeesrim, quienes los escoltaron a sus habitaciones, pero en el camino los Maestros Piell y su amiga la Jedi Adi Gallia detectaron peligro. Ambos se separaron del grupo y descubrieron que un miembro de Iaro Rojo y un miembro encapuchado de la secta teocrática Orden de los Ffib querían emboscarlos. Al ser descubiertos abrieron fuego para luego intentar escapar. Mundi y A'Sharad Hett llegaron en ese momento con sus sables de luz y les ordenaron rendirse, pero los dos atacantes lograron huir. Luego que los Jedi perdieron el rastro, Mundi preguntó a dos guardias gran si los habían visto pasar pero para frustración del cereano no le supieron dar razón. Mundi notó que para haber ingresado con blásters en el puerto espacial los atacantes debían o haber sido muy cautelosos o debían haber recibido ayuda. Los Jedi se reunieron con sus demás compañeros sintiendo un peligro creciente en Malastare, pero sin embargo continuaron con su misión, aunque Mundi le ordenó a A'Sharad que se mantuviera alerta. [2]

Las negociaciones

«Soy Adi Gallia de Corellia, Maestra Jedi y Negociador en Jefe para este tratado. Mis padres lucharon por un arreglo entre su gobierno y los rebeldes. He venido a terminar su trabajo.»
―Adi Gallia al Príncipe R'cardo Sooflie IX de Lannik[fuente]

Esa misma noche los Jedi fueron llevados a la sala de conferencias en el palacio del Gobernador del Protectorado Gran, Gujdim Wiphshun, donde las negociaciones iban a llevarse a cabo. Para las negociaciones estarían presentes los senadores gran Wphshun y Aks Moe, el Príncipe lannik R'cardo Sooflie IX y el líder de Iaro Rojo Myk'chur Finux Zug que para ese momento aún no había llegado.[3]

Después de que los Jedi se presentaran, el Príncipe despreció los servicios que el Maestro Piell había prestado en el pasado, al principio del conflicto con Iaro Rojo. La Maestra Gallia le dijo que no debería olvidar que Piell había salvado la vida de sus padres y así como los de Gallia durante un ataque. Momentos después llegó el líder de Iaro Rojo Myk'chur Finux Zug y las negociaciones comenzaron. Piell reconoció a Myk'Chur Finux Zug como el terrorista que huyó durante el ataque que le había costado un ojo. Piell no confiaba en Zug y se lo dijo abiertamente, pero Zug prefirió fingir que estaba cansado de la guerra, motivo de las negociaciones de paz.

Los Jedi intentaron guiar las negociaciones, pero las conversaciones no mostraban un progreso significativo, estando ambos lados combativos y rechazando considerar las demandas del otro. El Príncipe de Lannik estaba muy intransigente con las peticiones de los rebeldes, por lo que Gallia le sugirió que fuera más flexible por el bien de su pueblo. Los problemas se volvieron más complicados por el hecho de que tanto Sooflie como Zug trataban irrespetuosamente a los Jedi y consideraban que su presencia no era requerida. Como las negociaciones no iban bien, el Maestro Windu decidió que lo mejor sería un receso por un día para permitir que todas las partes se calmaran. El Asesor del Príncipe, Hutar Zash, ofreció sus aerodeslizadores personales para escoltar a la delegación Jedi a sus habitaciones.

La traición

En el aerodeslizador EasyRide de Hutar Zash iban su piloto personal, Gallia, Piell y Windu. Mundi, A'Sharad, Yaddle y Koon en subieron a otro aerodeslizador con dos escoltas lannik. En el camino por la ciudad de Pixelito, Zash le dijo a Piell que era tiempo de liberarse del mal gobierno lannik aunque se tuviera que hacer sacrificios. Fue entonces que él y su piloto, al igual que los guardias del otro vehículo revelaron sus intenciones de apoyo al Iaro Rojo, en un acto terrorista se harían explotar con chalecos llenos de bombas de termita eliminando así a los Jedi, con la esperanza de que al sacrificarse, los Jedi apoyarían la causa de Iaro Rojo.

El Maestro Piell reaccionó partiendo el vehículo a la mitad con su sable láser, evitando la explosión y saltando al vacío. En ese momento la carrera de vainas de la Clásica de la Cosecha Vinta pasaba por la ciudad, fue así que para evitar la caída, los Jedi lograron sujetarse de la vaina de carreras de Sebulba que pasaba en ese momento.

Con la explosión los guardias del otro aerodeslizador se distrajeron, lo que aprovecharon los otros Jedi para tirarlos por la borda con la Fuerza antes de que explotaran. Yaddle y Hett tomaron el control del aerodeslizador, mientras Mundi los dirigía hacia el evento de vainas y los ayudaba a rescatar a Windu, Piell y Gallia.[4]

El rescate

Los Jedi se dieron cuenta de que los terroristas de Iaro Rojo que los habían atacado habían estado usando uniformes de la Casa de Lannik, y eso significaba que el ataque había sido ordenado por cercanos a R'cardo Sooflie IX, asegurando así que su gobierno llegaría a un final dejando a Iaro Rojo asumir el poder. Esto llevó a que los Jedi concluyeran que una vez que el ataque contra ellos hubiese fallado, los miembros de Iaro Rojo intentarían asesinar al mismo Sooflie.

Dándose cuenta que el Príncipe de Lannik estaba en peligro usaron el aerodeslizador para llegar rápidamente hacia la habitación de Sooflie en el Palacio del Gobernador. Mundi fue el primero en ingresar a través de una ventana en el techo con su sable láser listo para defender al príncipe. Los Jedi arribaron justo cuando Zug y sus hombres estaban preparándose para atacar a Sooflie con un par de perros akk, unos depredadores sensibles a la Fuerza nativos de Haruun Kal. Los Jedi derrotaron con éxito a Zug y sus hombres. El rescate fue un éxito, pero R'cardo ni siquiera dio las gracias a los Jedi.

Resultado

Cuando los terroristas y sus bestias fueron derrotados, apareció el Senador Aks Moe sorprendido con el atentado, a lo que la Maestra Gallia le hizo ver que seguramente había ocurrido con apoyo de alguien del Protectorado Gran, Moe le prometió que se harían las investigaciones pertinentes y concluyó que en vista de los acontecimientos recientes las negociaciones de paz habían terminado por lo que se despidió y deseó a los Jedi buen regreso a Coruscant.[4]

Un perro akk logró sobrevivir, por lo que hubo que buscar un trasporte para regresarlo a su planeta natal, Haruun Kal, el mismo de Mace Windu. Quien preocupado por el uso de perros akk, sospechó su tráfico ilegal desde Nar Shaddaa, por lo que dejó al resto de los Jedi quienes regresaron a Coruscant y él sólo se dirigió a la luna más grande de Nal Hutta.[4]

Apariciones

Notas y Referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar