Wikia

Star Wars Wiki

Misión a Emperatriz Teta

23.697páginas en
la wikia
Discusión1
Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.Este es un artículo destacado de Star Wars Wiki en español.
«Nomi…Cay…Tott. perdónenme. Ahora sé lo que quería decir Freedon Nadd cuando me habló en Onderon—estoy en un camino que no tiene retorno.»
Ulic Qel-Droma[fuente]

La Misión a Emperatriz Teta fue una operación Jedi conducida en el año 3.997 ABY, varios meses después de la Batalla de Deneba. Después de la muerte del Maestro Jedi Arca Jeth en esa batalla, Ulic Qel-Droma decidió continuar con su plan propuesto de infiltrar a los Krath y destruirlos desde adentro. Después de varios meses sin recibir noticia del encubierto Ulic, Nomi Sunrider, Cay Qel-Droma y Tott Doneeta se organizaron en una fuerza de ataque y partieron de Ossus hacia la última ubicación conocida de Ulic: Emperatriz Teta, la capital del régimen Krath. Los tres Jedi eventualmente pudieron localizar a Qel-Droma, y lo que siguió fue un breve pero violento enfrentamiento entre Ulic Qel-Droma y Satal Keto, quien había descubierto al espía en el seno de los Krath. Después del fin del duelo, donde murió Keto, Ulic atacó a sus amigos, que deseaban que regresara a Ossus. Creyendo que él aún podía destruir a los Krath, y eventualmente a los Sith, desde adentro. Ulic Qel-Droma continuó con su camino hacia el lado oscuro que tenía frente a sí.

Preludio

«Lo que estoy haciendo será difícil, sí…pero cualquier Jedi que huya de una oportunidad para combatir al lado oscuro…¡es un cobarde!»
Ulic Qel-Droma[fuente]

La Batalla de Deneba fue un asunto violento que marcó a muchos Jedi, entre ellos el Caballero Jedi Ulic Qel-Droma. La muerte de su antiguo Maestro Arca Jeth en el Monte Meru lastimó profundamente a Qel-Droma, y juró que continuaría con su plan para infiltrar a los Krath y destruirlos, y su magia Sith, desde adentro.[1] Sin embargo varios Jedi, incluyendo a los Maestros Odan-Urr y Ood Bnar, creían que Qel-Droma iba por un camino peligroso. No obstante, ellos creían que si el joven Jedi fracasaría, sería por la voluntad de la Fuerza. Sabiendo que no podían impedir que Qel-Droma partiera para su misión auto impuesta, los Maestros y los otros Caballeros se despidieron de él cuando Qel-Droma partió del mundo biblioteca de Ossus.[3]

Sin embargo, Nomi Sunrider y otros se preocuparon después de que pasaran varios meses sin que noticias de Ulic Qel-Droma llegaran a los Jedi o la República. Creyendo que Qel-Droma pudo haberse dejado seducir por el lado oscuro para destruir a los Krath, los Jedi determinaron que era necesario contactar a Qel-Droma, y extraerlo si fuera necesario, tan pronto como fuera posible. Los Caballeros Jedi Nomi Sunrider, Cay Qel-Droma y Tott Doneeta idearon un plan con el que Sunrider haría contacto con su blanco en la capital Krath de Emperatriz Teta. Con su plan aprobado por los Maestros Jedi, los tres Jedi inmediatamente abordaron el Nebulon Ranger y se dirigieron al sistema Emperatriz Teta.

La misión

«¡Más Caballeros Jedi! Mis calabozos se llenarán con esos tontos!»
Satal Keto[fuente]

Sin que lo supieran los otros Jedi, Ulic Qel-Droma no pudo enviar ninguna comunicación a Ossus, o la República, debido a varias razones por fuera de su control. Qel-Droma sabía que debía ser cuidadoso durante su misión, o sus verdaderas intenciones serían descubiertas. Aunque él pudo convencer a Aleema Keto de su "conversión", su primo Satal decidió ser cuidadoso con el Jedi caído que decía ser un simpatizante Krath. Creyendo que él sabía la verdad sobre Qel-Droma, Satal ordenó que Qel-Droma fuera hecho prisionero bajo la Ciudadela de Hierro, donde sufrió varias torturas y fue inyectado con venenos Sith. Fueron estos venenos los que eventualmente corrompieron la mente de Qel-Droma y lo llevaron al camino del lado oscuro. A pesar de todo a lo que fue sujeto, Qel-Droma sobrevivió a la tortura e incluso pudo convencer a Keto de que su devoción a los Krath era sincera. Ahora creyendo que sin duda Qel-Droma era un simpatizante Krath, Satal y Aleema decidieron tomar ventaja de su experiencia militar y promoverlo a caudillo de todas las fuerzas militares Krath.[3]

Nomi Jedi.jpg

Nomi Sunrider durante su infiltración a Cinnagar.

Mientras tanto, Nomi Sunrider y su equipo de ataque Jedi llegaron a Cinnagar y exitosamente filtraron a Sunrider cerca de la Ciudadela de Hierro. Sabiendo que la única forma en que podía ver a Qel-Droma cara a cara era exponer su identidad como Caballero Jedi, Sunrider se dirigió al palacio Krath. Al llegar Sunrider encendió su sable de luz e inmediatamente varios soldados Krath la confrontaron. Al saber que combatir a los soldados no ayudaría a su causa, Sunrider permitió que se la llevaran a custodia, esperando que fuera llevada ente Qel-Droma y los otros líderes Krath. Viendo a la prisionera ante él, Qel-Droma tuvo que tomar una difícil decisión: salvar a la mujer que amaba, y así arruinar su coartada, o tratar a Sunrider como a cualquier otro prisionero.[3]

Decidiendo que la importancia del éxito de la misión superaba incluso su amor por Nomi Sunrider, Qel-Droma les dijo a sus compañeros Krath que él ejecutaría personalmente a la Jedi capturada a la mañana siguiente, aunque en realidad él quería tratar de arreglar su escape. Sin creer en lo que había escuchado, y sin darse cuenta de que Qel-Droma creía que estaba jugando un papel, Sunrider fue llevada en cadenas a los calabozos de la Ciudadela de Hierro. Queriendo que Sunrider supiera sus planes, Qel-Droma trató de contactarla en su celda de prisión al programar a un droide Krath con una grabación oculta. El mensaje explicaba sus planes de permanecer incubierto por un tiempo más, esperando prevenir cualquier ataque futuro a los Jedi como ocurrió en Deneba. Sin embargo, Satal interceptó al droide y descubrió el mensaje de Qel-Droma. Dándose cuenta de que había tenido razón desde el principio sobre Qel-Droma, Satal determinó ejecutar a Sunrider y Qel-Droma.[3]

Sin conocer el plan de Ulic, Sunrider usó su meditación de batalla contra los soldados que la cuidaban, causando que se pelearan y mataran entre sí. Libre para escapar, Sunrider salió del palacio y pidió ayuda a Cay Qel-Droma y Tott Doneeta, quienes orbitaban al planeta en el Nebulon Ranger. Cuando los dos Jedi llegaron a recuperar a Sunrider, el equipo de ataque acordó que deberían tratar de extraer también a Qel-Droma. Sin embargo, la misión fue detenida abruptamente cuando Satal Keto interceptó al equipo. Justo antes de esto, Aleema le había dicho a Ulic que había sido idea de Satal atacar la reunión Jedi en el Monte Meru. Furioso por esta revelación, Ulic permitió que sus emociones nublaran su juicio y corrió a enfrentarse a Satal, sólo para descubrir al líder Krath confrontando a Sunrider y el resto del equipo de ataque. Ulic les dijo a Sunrider, Cay y Doneeta que había sido Satal quien había orquestado la ofensiva Krath que había cobrado la vida del Maestro Jeth. Con un grito, Ulic se rindió a su ira y peleó con Satal en un duelo fiero y veloz. Gracias a su conocimiento de la Fuerza, Ulic pudo agobiar rápidamente las defensas de Satal, y el líder Krath murió a manos de Ulic y su ira. Finalmente notando lo cerca que estaba Ulic de caer al lado oscuro, Sunrider, Cay y Doneeta trataron de convencer al Jedi renegado de regresar a ossus con ellos. Sin embargo, Ulic usó su enojo para lanzar una ola de energía oscura hacia sus amigos, lanzándolos hacia la nave. Rehusando creer que Ulic estaba perdido, el equipo de ataque Jedi abordó el Nebulon Ranger y partió de Emperatriz Teta.[3]

Consecuencias

«En el último momento…cuando nos atacó…sentí algo. Cay…hemos perdido a Ulic…puedo sentirlo.»
Nomi Sunrider hablando sobre Ulic Qel-Droma[fuente]

Impactados por lo que habían visto en Emperatriz Teta, los Jedi del equipo de ataque idearon un nuevo plan y se lo presentó a los Maestros Jedi, sobre extraer a Ulic Qel-Droma de la fortaleza Krath en Cinnagar. La última fase de su plan requería que Qel-Droma fuera capturado por la fuerza, mas sólo si era absolutamente necesario. Sin embargo, los Maestros no recomendaron extraer por la fuerza a Qel-Droma y regresarlo a Ossus. Ellos argumentaron que la decisión de regresar y voltearle la espalda al lado oscuro debería ser hecha solamente por el mismo Qel-Droma. Ellos creían que de otra forma el Jedi no aprendería de sus errores, y eso tendría repercusiones más graves. Escuchando la sabiduría de los Maestros, los tres Jedi modificaron su plan para acomodar su línea de pensamiento. Bajo la guía de Sunrider y otros Jedi veteranos se organizó una fuerza especial, que incluía Jinetes de Bestias de Onderon, y se dirigieron a Cinnagar para enfrentarse a la creciente oscuridad que amenazaba con devorar a Ulic Qel-Droma.[2]

Entre bastidores

La Misión a Emperatriz Teta apareció en el número Dark Lords of the Sith 4: Death of a Dark Jedi de la serie de comics Tales of the Jedi series of comics. La misión fue concebida y escrita por los autores Tom Veitch y Kevin J. Andersony dibujada por el artista Chris Gossett. Veitch and Anderson usaron esta misión para ilustrar la caída de Ulic Qel-Droma al lado oscuro de la Fuerza.

Después de la publicación de la historia Dark Lords of the Sith, la Misión a Emperatriz Teta se presentó en el Tales of the Jedi: Dark Lords of the Sith, con las voces de John Cygan (Ulic Qel-Droma), Glynnis Talken (Nomi Sunrider) y Jack Noseworthy (Cay Qel-Droma).

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  [Fuente]
Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria