Fandom

Star Wars Wiki

Mas Amedda

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 
«Esto es una crisis. El Senado debe votar otorgar al Canciller poderes de emergencia.»
―Mas Amedda[fuente]
Mas Amedda fue un chagriano que sirvió como vicepresidente del Senado Galáctico bajo el gobierno del Canciller Supremo Finis Valorum durante la Invasión de Naboo, y bajo el gobierno del Canciller Supremo Sheev Palpatine. Era conocido por su profunda voz, que solía usar para llamar al orden en los plenos del Senado. Mantuvo su posición de poder cuando Palpatine transformó la República Galáctica en el Imperio Galáctico. Con el tiempo, Amedda se convirtió en el Gran Visir de Palpatine y en el líder del Consejo Imperial Regente.

Amedda, como vicepresidente y luego Gran Visir, fue una de las pocas personas de la Galaxia que conocían algunos de los más oscuros secretos de Palpatine.

Biografía

Vida temprana

«¡Orden! ¡Tendremos orden!»
―Mas Amedda[fuente]
Mas Amedda fue un chagriano de Champala que consiguió ascender entre las filas del Senado Galáctico de la República Galáctica en Coruscant, convirtiéndose en el vicepresidente del Canciller Supremo Finis Valorum en tiempos de la Invasión de Naboo, en el 32 ABY.

Durante la invasión, Amedda presidió una moción de Voto de No Confianza contra el liderazgo de Valorum, solicitada por la reina Padmé Amidala de Naboo tras la inacción del Senado en la ocupación de Naboo por parte de la Federación de Comercio. Cuando la cámara del Senado se llenó de protestas de varios senadores, Amedda llamó a la calma, callando a varios senadores, y Valorum se sentó en su silla, derrotado.

Tras la elección del senador Sheev Palpatine como Canciller Supremo, Amedda continuó sirviendo como vicepresidente en el Senado Galáctico, y fue a menudo visto cerca del Canciller y su ayudante administrativa, Sly Moore.

Chagrian AA.JPG

Mas Amedda en el Senado Galáctico.

En el 22 ABY, poco antes del inicio de las Guerras Clon, tras un intento de asesinato a la senadora Amidala, Amedda escoltó a Amidala y a sus acompañantes hasta la Oficina del Canciller, donde la senadora discutió la implicación del Conde Dooku en su intento de asesinato con los Maestros Jedi Mace Windu, Ki-Adi-Mundi y Yoda. En esa reunión, Palpatine sugirió que el Consejo Jedi asignase a Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker para proteger a Amidala.

Pronto, Amedda presidió una sesión en el Senado en la que el Representante de Naboo, Jar Jar Binks, propuso otorgar al Canciller poderes de emergencia, que le entregarían la autoridad para crear un Gran Ejército de la República para hacer frente a la amenaza de la Confederación de Sistemas Independientes. Eso permitiría usar los soldados clon descubiertos en Kamino por el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi. Junto al Canciller Palpatine y otros senadores, Amedda supervisó la partida de un enorme ejército de clones desde Coruscant a toda la Galaxia, comenzando el conflicto conocido como las Guerras Clon.

Guerras Clon

«No puedes seguir deteniéndolos, obviamente, así que lo haremos nosotros.»
―Mas Amedda a Satine Kryze[fuente]
PalpandMas-DoM.jpg

Amedda y Palpatine presiden una sesión parlamentaria del Senado durante las Guerras Clon.

En el 21 ABY, durante una sesión en el Senado Galáctico, Amedda presidió la cámara del Senado mientras los senadores debatían la potencial amenaza que suponía la organización terrorista conocida como la Guardia de la Muerte para la población de Mandalore. A pesar de las protestas de la duquesa de Mandalore, Satine Kryze, el Senado se preparó para votar la ocupación del planeta por parte de la República Galáctica con el pretexto de enfrentarse a la Guardia de la Muerte. En la sesión, Amedda introdujo una tarjeta de memoria en un holoproyector, que reprodujo un holograma de Jerec, un ministro de Mandalore, en el que pedía la asistencia de la República en Mandalore. Kryze más tarde fue atacada, y en una reunión con Amedda y Sheev Palpatine, ambos le dijeron que el ataque era una prueba más de que Mandalore necesitaba la ayuda de la República. Amedda además, expresó su creencia de que Satine era incapaz de mantener a raya a la Guardia de la Muerte ella sola.

Cuando Padmé Amidala, senadora de Naboo, evidenció que el holograma de Jerec era falso y en realidad el ministro pedía mantener la neutralidad de Mandalore, Amedda y Palpatine presidieron otra sesión en el Senado en la que se determinó revocar la decisión de ocupar Mandalore. Kryze, Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker y Amidala discutieron luego la votación con Amedda y Palpatine en la Oficina del Canciller. Amidala, Amedda y Palpatine hablaron luego de la logística que requería revocar la votación inicial del Senado y finalmente, Amedda y Palpatine se disculparon a Kryze por sus acciones.

Amedda estuvo con Palpatine cuando el Canciller Supremo dio la bienvenida a Skywalker, Mace Windu y el droide astromecánico R2-D2 cuando llegaron a Coruscant con la enorme Bestia Zillo de Malastare. Palpatine estaba fascinado por estudiar la poderosa armadura que recubría a la bestia a pesar de la incomodidad de los Jedi por traer a la bestia hasta la capital. Palpatine asignó al a doctora Sionver Boll la tarea de estudiar a la bestia, y se llevó a Amedda con él a la hora de comprobar los progresos de la doctora. De vuelta en la oficina del Canciller, Skywalker y Amidala cuestionaron la decisión de Palpatine de matar a la criatura, pero Amedda expresó su opinión de que la muerte de la bestia salvaría más vidas de las que quitaría.

Tiempo después, Amedda y Palpatine presidieron otra sesión del Senado en la que Amidala presentó un proyecto de ley proponiendo recortar los gastos militares, y poco después asistió al funeral del aliado de Amidala en el Senado, el senador Onaconda Farr de Rodia, que había sido envenenado por su ayudante, Lolo Purs. La propuesta de Amidala fue luego rechazada en el Senado, y Amedda estuvo presente cuando Palpatine y Amidala discutieron el resultado de la votación.

Amedda también acompañó al Canciller Supremo hasta Naboo para celebrar el Festival de la Luz. Durante el festival, Palpatine fue víctima de un intento de secuestro por el Conde Dooku y un grupo de cazarrecompensas.

TempleBombingFuneral.png

Amedda asiste al funeral de los Jedi muertos en un atentado.

En un momento dado, Amedda fue llamado a la Oficina del Canciller y se le pidió preparar la nave de Palpatine, para que pudiera ir a enfrentarse a Darth Maul en Mandalore. Poco después, Amedda asistió al funeral de los Jedi que habían muerto en un atentado contra el hangar del Templo Jedi. No mucho más tarde, participó en el juicio de la Padawan Ahsoka Tano. Hacia el final del juicio, Amedda pasó a Palpatine el veredicto del jurado para que lo pudiera anunciar. Sin embargo, antes de que Palpatine pudiera leer el veredicto, Skywalker entró en la sala con Barriss Offee, que confesó haber cometido los crímenes de los cuales se acusaba a Tano.

Amedda recibió en Coruscant a la Maestra Jedi Shaak Ti y a la científica kaminoana Nala Se, que estaban escoltando al soldado clon "Cincos" para que hablase de un descubrimiento que había hecho al Canciller Palpatine. Sin que nadie lo supiera, el descubrimiento de Cincos, un chip inhibidor que podía controlar la voluntad de los clones, había sido encargado por Darth Sidious, el alter ego de Palpatine. Cuando Palpatine pidió quedarse a solas con Cincos, Amedda acompañó a Shaak Ti y a Nala Se hasta fuera de una sala. De pronto, Amedda oyó como Cincos atacaba a Palpatine, que le había revelado su verdadera identidad. Por eso, regresó con Shaak Ti a ayudar al Canciller.

Después de la Batalla de Coruscant, Amedda acompañó al Canciller a la Casa de la Ópera de las Galaxias para asistir a la función del Lago de los Calamares. Sin embargo, Palpatine le hizo marcharse junto al resto de su séquito en cuanto Skywalker llegó. Así pudo explicar a Skywalker la historia de su Maestro Sith, Darth Plagueis, con la intención de seducir a Skywalker al lado oscuro de la Fuerza. No mucho después, tras un intento de los Jedi por arrestar a Palpatine, Amedda estuvo presente en una sesión especial del Senado, en la que Palpatine proclamó que la República se transformaría en el Imperio Galáctico para garantizar la seguridad y estabilidad de la sociedad tras las Guerras Clon y la llamada rebelión Jedi.

Era del Imperio

Alzamiento de un nuevo orden

«Todos cumplimos con nuestra parte por el Imperio.»
―Mas Amedda[fuente]
En el 19 ABY, en un segundo plano, Amedda vio cómo el recién proclamado Emperador hablaba con su nuevo aprendiz, Anakin Skywalker - recién bautizado como Darth Vader - acerca de la eliminación del Consejo Separatista en Mustafar. Amedda oyó como Palpatine ordenaba a Vader apagar la señal que permitía funcionar a la totalidad del Ejército Droide. Sin embargo, cuando el Gran Maestro Jedi Yoda apareció para enfrentarse al Emperador, quien atacó al diminuto Maestro Jedi, Amedda se marchó sólo para reunirse de nuevo con el Emperador en cuanto Yoda hubo escapado. Mientras supervisaba la búsqueda de Yoda por parte de los soldados clon, Amedda siguió las órdenes del Emperador y ordenó al Capitán Kagi preparar la nave de Palpatine, para que pudiera ir a Mustafar y rescatar a Vader.

Gran Visir del Imperio

En el 14 ABY, Amedda aún servía al Emperador, ahora con el rango de Gran Visir del Consejo Imperial Regente, volviéndose uno de los consejeros más valiosos del Emperador, así como el intermediario del Imperio más formidable. Después de que el Emperador se retirase de la vida pública, Amedda y el resto del Consejo Imperial Regente sustituyeron a Sheev Palpatine en sus labores de cara a la población de la Galaxia.

Grand Vizier Amedda.png

Mas Amedda, Gran Visir del Imperio Galáctico,

Cuando el Buró de Seguridad Imperial reportó el descubrimiento de un dispositivo de comunicación capaz de sabotear la HoloRed en Murkhana, Amedda recomendó al BSI abrir una investigación conjunta con el Consejo Imperial Regente y la Inteligencia Imperial.

Tres semanas después, tras un ataque en la Base Sentinel de Murkhana, Amedda contactó con el Moff Wilhuff Tarkin para informarle de que el Emperador exigía su presencia en Coruscant, pero no dijo por qué Palpatine quería a Tarkin en Coruscant. Cuando Tarkin llegó al Palacio Imperial, Amedda le recibió y le guió hasta Darth Vader, quien tras una breve conversación con Tarkin le llevó ante el Emperador. Junto a Vader y Tarkin, Amedda estuvo presente en una reunión del Consejo Imperial Regente junto con los dirigentes del Buró de Seguridad Imperial y la Agencia de Inteligencia Naval para hablar de lo ocurrido en Murkhana. La reunión estuvo presidida por el propio Palpatine, y no acabó hasta que Amedda usó su vara para indicar su fin. Luego, Amedda informó a Tarkin de su misión a Murkhana junto a Vader, aunque el chagriano no dijo al Moff quién estaba al mando de la misión, y después, informó al Emperador de que Tarkin no estaba complacido con su misión.

Cuando la nave de Tarkin fue abordada por insurgentes y usada para atacar la Estación Galidraan, Amedda y Ars Dangor fueron enviados por el Emperador a reunirse con los oficiales de la inteligencia imperial Harus Ison, Dodd Rancit y Terrinald Screed. En la reunión, Amedda se enfadó cuando le recomendaron dejar escapar a la nave de Tarkin robada y advertir de los riesgos de una disidencia. Con el tiempo, Amedda continuó reuniéndose con el Consejo Imperial Regente y eventualmente se le pidió convocar a los agentes del BSI responsables de un descubrimiento en Murkhana. Mientras el Emperador interrogaba a Bracchia y Stellan, Amedda, 11-4D y un par de Guardias Reales escucharon a Sidious, quien descubrió que el vicealmirante Rancit estaba aliado con los insurgentes de Murkhana.

En el 5 ABY, Amedda seguía manteniendo la posición de Gran Visir. En un momento dado, como el Emperador no estaba disponible, Amedda recibió al gobernador Arihnda Pryce de Lothal durante su visita a Coruscant para discutir el trabajo del sector minero e industrial de Lothal.

Guerra Civil Galáctica

Amedda Pasqual.png

Amedda es informado por Pasqual del robo de la Imperialis

En el 0 DBY, tiempo después de que la Estrella de la Muerte fuese destruida por la Alianza Para Restaurar la República, una organización rebelde creada para luchar contra el Imperio, en la Batalla de Yavin, Amedda fue contactado en Coruscant por el Comandante Pasqual, que le informó de que una de las naves personales del Emperador, la Imperialis, había sido robada. Amedda ordenó a Pasqual recuperar la nave, recordándole que ya había fallado en proteger la nave. Luego, Amedda fue ante Palpatine y le informó del robo de su nave. En el 4 DBY, tras la Batalla de Endor, Amedda fue informado de las muertes de Sheev Palpatine y Darth Vader a manos de los rebeldes.

Manteniendo unido al Imperio

Amedda: «No... no puedes hablar en serio. Quieres que ordene rendirse... ¿a todo el Imperio Galáctico?»
Leia Organa: «Eso mismo.»
Amedda: «No tengo...»
Leia Organa: «¿No tienes el poder, verdad?»
Amedda: «Yo...»
Leia Organa: «Entonces, recupéralo. Y luego propón un tratado. »
―Mas Amedda y la princesa Leia Organa en Velusia [fuente]
Tras la muerte de Palpatine en el 4 DBY durante la Batalla de Endor, Amedda asumió la tarea de mantener unido al Imperio Galáctico actuando como Emperador suplente, aunque en realidad no tenía influencia más allá de Coruscant. Sin embargo, su reinado se vio envuelto en problemas desde el principio puesto que diversos sectores de Coruscant comenzaron a revelarse en cuanto él comenzó a actuar en varios distritos gubernamentales. La flota del Almirante Gallius Rax rechazó permitir a la Gran Almirante Rae Sloane enviar refuerzos a Amedda puesto que Coruscant no tenía lugar en la visión del Imperio de Rax. En su desesperación, Amedda decidió rendirse ante la Nueva República y eventualmente se reunió con la Canciller Mon Mothma y la princesa Leia Organa en Velusia, pero su plan fracasó en cuanto ellas rechazaron tomarlo como prisionero y le pidieron que encontrara el modo de tomar el control del Imperio y ofrecer una rendición completa.

Tras volver a Coruscant, Amedda pensó en suicidarse saltando desde uno de los balcones del Palacio Imperial. No obstante, su idea fue obstruida por la presencia de la Gran Almirante Rae Sloane en su oficina, y Amedda pensó que Sloane había venido a matarlo. Sin embargo, la Gran Almirante mostró a Amedda una imagen de él mismo, Palpatine, Terrinald Screed, Dodd Rancit, Wullf Yularen y un chico joven. Sloane preguntó a Amedda por el chico de la imagen, e hizo saber al chagriano que se había apoderado de su bláster en cuanto él comenzó a buscarlo. Recordando las palabras de Mothma, Amedda decidió volver a tomar el control del Imperio y pensó que para ello necesitaba aliarse con Sloane. Confirmando las sospechas de Sloane, Amedda dijo que el joven de la imagen era Gallius Rax, y luego ofreció a la Gran Almirante un modo de saber quién era Rax y de dónde procedía, a cambio de formar parte del Imperio de Sloane. Después de que Sloane aceptara, Amedda reveló que había droides con información de Rax en Quantxi, la luna de Ord Mantell.

En el 5 DBY, Amedda representó al Imperio Galáctico y firmó la Concordancia Galáctica con la Nueva República que terminó con la Guerra Civil Galáctica.

Apariciones

Fuentes


Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar