Fandom

Star Wars Wiki

Mace Windu

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 
«Debe saber que no hay suficientes Jedi para proteger a la República. Somos guardianes de la paz, no soldados.»
―Mace Windu, a Sheev Palpatine[fuente]

Mace Windu fue un Maestro Jedi humano y miembro del Alto Consejo Jedi durante los últimos días de la República Galáctica. Nacido en el planeta Haruun Kal, Windu fue entrenado en los caminos de la Fuerza debido a su fuerte conexión con ella. Al ascender al rango de Maestro, empezó a ser conocido como el campeón de la Orden Jedi, un honor que acarreó hasta años después de su muerte. En algún punto de su carrera, Windu pasó a servir como Maestro de la Orden, el líder electo de la Orden Jedi.

Aproximadamente veintidós años antes de la Batalla de Yavin, Windu presenció el decline de la República por causa de la Crisis Separatista, que sumió a la Galaxia en las Guerras Clon. La Confederación de Sistemas Independientes, que se había separado de la República a la fuerza, comenzó a representar una amenaza para la República. Windu y los Jedi, pasaron entonces a formar parte del Gran Ejército de la República para defender a la antigua democracia de los ejércitos separatistas.

A lo largo de las Guerras Clon, Windu sirvió a la Orden y a la República tanto en el campo de batalla como en Coruscant, aconsejando al Canciller Supremo Sheev Palpatine. También ejerció de diplomático a pesar de su desdén hacia la política. Sus hazañas en el campo de batalla hicieron que ganara una enorme reputación como guerrero Jedi.

A medida que la guerra llegaba a su fin, las sospechas de Windu acerca de las intenciones del Canciller fueron aumentando, sobretodo debido al control casi dictatorial de Palpatine sobre el Senado. También sintió el aumento del poder del Lado oscuro de la Fuerza y finalmente, percibió un complot para destruir a la Orden Jedi. Preocupado por el futuro de la República y los Jedi, recomendó al Consejo Jedi despojar a Palpatine de su cargo y tomar control del senado para garantizar una transición pacífica hacia un nuevo gobierno.

Sus sospechas se hicieron realidad cuando el Caballero Jedi Anakin Skywalker le informó de la verdadera identidad del Canciller: Palpatine era Darth Sidious, el Señor Oscuro de los Sith que estaba manipulando a la República y a los separatistas para que se enfrentasen convirtiéndose él en el absoluto gobernante de la Galaxia. Determinado a salvar a la Orden y a la República antes de que fuese demasiado tarde, Windu se dirigió a enfrentarse al Canciller con la ayuda de los Maestros Jedi Kit Fisto, Agen Kolar y Saesee Tiin. Su intención era arrestar a Sidious para juzgarlo por traición contra la República.

Armado con un sable de luz rojo, Sidious mató a sus adversarios Jedi a excepción de Windu, que se enfrentó al Sith en solitario. Tras un breve duelo, Windu desarmó a Sidious y le apuntó con su sable láser. En ese momento, Windu sintió que un juicio era demasiado arriesgado, puesto que Sidious tenía el control de los tribunales, y decidió ejecutarle. Sin embargo, un emocionalmente inestable Skywalker entró en escena y cortó el brazo de Windu. Palpatine atacó a Windu con rayos de la Fuerza y lo lanzó a través de una ventana. Tras la muerte de Windu, la Orden Jedi y la República cayeron, alzándose en su lugar el Imperio Galáctico.

Durante el reinado del Emperador Sheev Palpatine, la propaganda imperial impulsó un sentimiento anti-Jedi propagando mentiras sobre ellos, incluyendo del difunto Mace Windu. Buscando culpar a los Jedi del estallido de las Guerras Clon, el Imperio afirmó falsamente que Windu era el líder de una "banda criminal" que había interferido en una ejecución legal en el planeta Geonosis antes de la subsiguiente Batalla de Geonosis. A pesar de la propaganda imperial, algunas de las verdaderas hazañas de Windu fueron recordadas con cariño y gratitud por la gente a la que había ayudado durante la guerra. En particular, los twi'leks inmortalizaron el nombre de Windu en "El Martillo de Ryloth", una canción dedicada a la liberación del planeta Ryloth.

Biografía

Vida temprana

Mace Windu nació en el planeta Haruun Kal aproximadamente cincuenta años antes de las Guerras Clon. Debido a su natural conexión con la Fuerza, Windu fue entrenado como Jedi, los defensores de la República Galáctica, para preservar la paz y la justicia en la Galaxia. Antes de la Crisis de Naboo, Windu había alcanzado el rango de Maestro Jedi y poseía un asiento en el Alto Consejo Jedi, el órgano de gobierno de la Orden Jedi. Reconocido como uno de los mejores miembros de la Orden, Windu abogó por mantener las más antiguas tradiciones de los Jedi mientras la República era víctima de la corrupción política.

Durante una de sus misiones, Windu rescató a una joven humana, Depa Billaba, de unos piratas y la llevó al Templo Jedi. Entonces tomó a Billaba como Padawan, hasta que se convirtió en Caballero Jedi y finalmente pasó a ser también un miembro del Consejo Jedi.

Invasión de Naboo

Mace Windu: «No hay duda de que el misterioso guerrero era un Sith.»
Yoda: «Siempre dos hay. Ni más, ni menos. Un maestro y un aprendiz.»
Mace Windu: «Pero a cuál hemos destruido, ¿al maestro o al aprendiz?»
— Windu y Yoda sobre el regreso de los Sith[fte.]
Mace Windu Jedi Council TPM.png

Mace Windu, miembro del Alto Consejo Jedi durante la Crisis de Naboo.

Aproximadamente diez años antes de las Guerras Clon, la Federación de Comercio realizó un bloqueo sobre el planeta Naboo. Como respuesta a la petición del Canciller Supremo Finis Valorum, el Consejo Jedi pidió a Qui-Gon Jinn y a su aprendiz Obi-Wan Kenobi, que ejercieran de emisarios del Canciller. Tras fracasar la misión de Jinn y Kenobi, el Consejo descubrió que los Sith habían regresado.

Sin embargo, ni Mace Windu ni Ki-Adi-Mundi estaban demasiado convencidos de que la antigua némesis de la Orden Jedi hubiera regresado, y mucho menos evitando ser descubierta por los Jedi. Windu aseguró que todos los recursos de la Orden serían empleados para verificar la veracidad de las declaraciones de Jinn -y más específicamente para averiguar la identidad del supuesto Sith que atacó a Jinn en Tatooine. Fue entonces cuando Jinn reveló otro descubrimiento que había hecho durante el transcurso de su misión. Antes de abandonar Tatooine rumbo a Coruscant, Jinn había encontrado a Anakin Skywalker. Anakin era un niño humano que poseía la concentración de midiclorianos más alta conocida en sus células, y que había nacido de Shmi Skywalker sin tener ningún padre. Por eso Jinn creía que Anakin había sido concebido por los midiclorianos.

Windu sabía que Jinn se refería a la profecía Jedi de El Elegido—aquél que restauraría el equilibrio en la Fuerza destruyendo a los Sith. Aunque era escéptico acerca de las afirmaciones de Jinn, Windu pidió al Maestro Jedi que trajera al joven Skywalker ante el Consejo para determinar cómo era de fuerte su conexión con la Fuerza. El Consejo quedó impresionado por la impresionante capacidad de Skywalker para usar la Fuerza sin ningún entrenamiento formal, pero también sintió su apego por su madre y una gran cantidad de miedo en él. Por eso, declinaron la petición de Jinn de entrenarlo en las artes Jedi. Windu personalmente sentía que Skywalker era demasiado mayor para unirse a la Orden sin distraerse por causa de su apego a quienes quería.

Tras la muerte de Jinn durante la Batalla de Naboo, el Consejo cambió de opinión, confiando el entrenamiento de Skywalker al recién ascendido a Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi. Windu continuó dudando de la capacidad de Skywalker para seguir el camino Jedi, y su desconfianza iría aumentando con los años conforme Skywalker ascendía de rango dentro de la Orden Jedi. Durante el funeral de Qui-Gon Jinn, el Gran Maestro Yoda y Windu reconocieron que Jinn había acertado al afirmar que los Sith habían sobrevivido durante el último milenio. Yoda hizo referencia a la Regla de Dos, una antigua filosofía Sith que marcaba la existencia de sólo dos Siths, un maestro y un aprendiz. Windu, se preguntó a cuál de los dos había derrotado Kenobi en Naboo. Después, asistió a la ceremonia de celebración de Naboo por la desaparición del bloqueo de la Federación de Comercio junto a Yoda, varios miembros del Consejo Jedi y el recién elegido Canciller Sheev Palpatine.

Guerras Clon

Preludio de la guerra

«Sabéis, mi señora, el Conde Dooku fue una vez un Jedi. No podría asesinar a nadie. Va en contra de su carácter.»
―Mace Windu, a Padmé Amidala[fuente]
Ki-adi Mundi Mace Windu & Yoda.jpg

Windu advierte a Palpatine de que la Orden Jedi no podría defender a toda la República en tiempos de guerra.

En la década que siguió a la Batalla de Naboo, la República Galáctica hizo frente a una crisis en la que cientos de Sistemas Estelares y poderosas corporaciones amenazaron con abandonar la República. El Canciller Palpatine aseguró al Consejo Jedi que su gabinete estaba buscando una solución pacífica al conflicto con los separatistas y que no permitiría una secesión que dividiera la República, vigente desde hacía milenios. A pesar de las promesas del Canciller, Windu le aconsejó que valorase cómo era de vulnerable la República —ya que la Orden Jedi carecía de suficientes efectivos como para defender a la República entera en caso de guerra. Además, los Jedi eran pacificadores, no soldados.

Mientras el Senado Galáctico continuaba un debate sobre si votar a favor o en contra de una Acta de Creación Militar, la Senadora Padmé Amidala evitó milagrosamente un intento de asesinato. Durante una reunión con el Canciller ella reveló a Windu y Yoda sus sospechas de que el Conde Dooku estaba involucrado en el ataque. Aunque Dooku había renunciado a su estatus de Jedi antes de convertirse en el líder del movimiento separatista, Windu rechazó creer que un antiguo Jedi pudiese estar implicado en un intento de asesinato o cualquier asunto relacionado. Windu escuchó a Yoda y Palpatine advirtiendo de que la vida de Amidala estaba en peligro independientemente de la implicación de Dooku. Por eso, envió a Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker a servir como guardaespaldas temporales de la senadora. Tras la muerte de una criminal que casi asesina a Amidala, Zam Wesell, Windu y el Consejo encargaron a Kenobi rastrear a un cómplice de Wesell que había evitado ser capturado. También ordenaron a Skywalker acompañar a Amidala hasta Naboo por si se producían más intentos de asesinato.

Mientras la crisis separatista empeoraba, Windu coincidió con la creencia de Yoda de que el Lado Oscuro de la Fuerza era el responsable de todo aquello que estaba alterando la paz y estabilidad en la Galaxia. Ambos quedaron especialmente desconcertados cuando la investigación de Kenobi le condujo al planeta Kamino, donde descubrió la existencia de un ejército secreto formado por soldados clon. El Primer Ministro Kaminoano, Lama Su, había revelado además que el ejército era para la República y había sido encargado por el Maestro Jedi Sifo-Dyas, a quien creía vivo y todavía miembro del Consejo Jedi hasta que Kenobi le aclaró que había muerto hace años.

Mace Yoda holo.png

El descubrimiento de un ejército clon por parte de Kenobi desconcierta a Windu y a Yoda.

Kenobi siguió al hombre que había servido de modelo para el ejército clon, el cazarrecompensas Jango Fett, hasta el planeta Geonosis, donde reportó un nuevo descubrimiento a Windu y a Yoda, quienes observaron su transmisión desde la Oficina del Canciller y vieron cómo era capturado. Dooku y el Consejo Separatista no tenían intención de negociar una solución pacífica a su conflicto con la República; sino que estaban ganando tiempo para crear un gran ejército de droides de combate para combatir a la República. Después de que el Senado votase con conceder poderes de emergencia a Palpatine para tiempos de guerra, el Canciller rápidamente autorizó al formación del Gran Ejército de la República, y Windu lideró a un equipo de asalto Jedi hasta Geonosis para rescatar a Kenobi mientras Yoda se dirigía a tomar el mando de los soldados clon de Kamino.

Batalla de Geonosis

«La fiesta ha acabado.»
―Windu se enfrenta a Dooku en Geonosis[fuente]
Jangodied.JPG

Mace Windu decapita a Jango Fett.

Windu y los Jedi evitaron la ejecución de Obi-Wan Kenobi, así como la de Anakin Skywalker y Padmé Amidala, ya que ambos habían viajado a Geonosis con intención de ayudar a Kenobi; pero fueron enfrentados por un enorme ejército de droides de combate. Los Jedi lucharon valientemente, destruyendo a muchos droides en el proceso, pero también sufrieron un gran número de bajas. Durante la lucha, Windu mató a Jango Fett con relativa facilidad, decapitando al cazarrecompensas delante de Boba Fett —un clon del cazarrecompensas criado como si fuera su hijo. Superados por el gran número de droides, los Jedi fueron acorralados en el centro de la Arena Petranaki. Dooku ordenó a los Jedi que se rindieran para ser tomados bajo la custodia de los separatistas, pero Windu se negó a que los Jedi fuesen tomados como prisioneros de guerra. Momentos después, la llegada de Yoda con un ejército de clones decantó la balanza a favor de los Jedi supervivientes, que lograron escapar de la arena.

Tras la escaramuza en la arena, comenzó oficialmente la Batalla de Geonosis mientras miles de clones se enfrentaban a droides de combate en el campo de batalla. Los miembros restantes del equipo de rescate de Windu entraron también en el campo de batalla, comandando a los clones que habían sido entrenados para obedecer a los Jedi con absoluta lealtad. El Comandante Clon CT-411 y cinco unidades especiales acompañaron a Windu en combate. Bajo el liderazgo de los Jedi, los separatistas fueron obligados a abandonar Geonosis, que fue ocupado por la República. Windu regresó a la capital, satisfecho de que la primera batalla hubiese finalizado con una victoria de la República, pero irritado por no haber podido capturar al Conde Dooku. Para entonces, Windu aceptó que se había equivocado en su concepción del carácter de Dooku, puesto que su viejo amigo se había unido al lado oscuro, convirtiéndose en enemigo de la Orden Jedi y la República.

Yoda mace windu ki-adi-mundi battle of geonosis.jpg

La Batalla de Geonosis hizo que los Jedi, incluyendo a Windu, Yoda y Mundi; tuvieran que tomar el control del Ejército Clon.

La formación de la Confederación de Sistemas Independientes rompió una paz que había durado más de mil años gracias al papel de la Orden Jedi. Para preservar y defender a la República Galáctica, Windu y los Jedi aceptaron comandar el Gran Ejército de la República ejerciendo de generales y comandantes. Windu supo gracias a Kenobi que Dooku había hablado de un Lord Sith llamado Darth Sidious que tenía a cientos de senadores bajo su control, pero Yoda creía que el Consejo no debía creer las palabras de un Jedi caído. Windu recomendó estar atento al senado, a pesar de nunca haber confiado completamente en el altamente corrupto gobierno de la República. Mientras los clones y sus líderes Jedi se preparaban para la guerra, Yoda expresó su tristeza a Windu y Kenobi, declarando que un velo de oscuridad se estaba extendiendo por la Galaxia—ahora inmersa en las Guerras Clon, el primer conflicto galáctico a gran escala desde la formación de la República.

Ayudando a los Hutt

Palpatine: «Debemos ayudar a Jabba. Esta es la oportunidad que estábamos esperando. Los Jedi tienen que rescatar al hijo de Jabba.»
Mace Windu: «No me gusta tratar con esa escoria criminal. Este es un día aciago para la República.»
— Palpatine y Mace Windu discuten una posible alianza con Jabba [fuente]
Windu estuvo presente junto con el Canciller Sheev Palpatine, Plo Koon y Luminara Unduli cuando Jabba el Hutt envió una transmisión urgente. El Hutt informó de que su hijo había sido secuestrado y dijo que quería que la Orden Jedi encontrara a su hijo y lo llevase a un lugar seguro. Esto puso a los Jedi en una situación difícil, puesto que el hutt poseía valiosas rutas comerciales que los Jedi necesitaban para la guerra.

Palpatine afirmó que era necesario ayudar a Jabba y pidió que el máximo número de Jedis posible fuera llamado para realizar esa misión. Sin embargo, Windu contestó que el General Grievous mantenía a muchos Jedi ocupados, aunque se podría asignar a Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker la misión después de la Batalla de Christophsis. Eso sirvió como oportunidad a Yoda para enviar a Skywalker a su nueva Padawan, Ahsoka Tano.

El Malevolence

Ahsoka speaks out.png

Ahsoka protesta ante el Canciller Palpatine y el Consejo Jedi.

Después de descubrir que la Confederación de Sistemas Independientes poseía un arma misteriosa en forma de nave espacial, el Consejo Jedi envió a Plo Koon a Abregado para lidiar con el arma. Habiendo perdido el contacto con Koon, el Consejo se temía lo peor. Windu, Yoda, Obi-Wan y el Canciller Palpatine discutieron ese giro de los acontecimientos y Ahsoka Tano protestó contra su planteamiento diciendo que sólo porque nadie hubiera sobrevivido previamente al arma, eso no significaba que Koon estuviera muerto. El Consejo Jedi ordenó entonces a Anakin Skywalker y Tano que se quedaran con su flota.

Sin embargo, Skywalker y Tano desobedecieron las órdenes del Consejo y recorrieron los restos de la flota de Koon, y lo encontraron. El Consejo se enteró de lo que Skywalker y Tano habían hecho, y se enfureció. Yoda dijo que el dúo había doblado los problemas de la flota de la República desde el momento en que vez fueron.

Fracaso en la captura de Gunray

Mace Windu: «¿Qué le pasó a tu antiguo padawan?»
Kit Fisto: «Su corazón estaba en el lugar correcto... pero intentó igualar el poder de Grievous con su propio poder.»
Yoda: «Enfrentar el poder con poder, el estilo Jedi no es. En esta guerra, el peligro existe, de olvidar quienes somos.»
— Kit Fisto, Mace Windu y Yoda hablan de la muerte de Nahdar Vebb[fte.]
Council report.png

Kit Fisto informa a Windu y Yoda de su misión.

Después de la captura del virrey Nute Gunray en Rodia gracias a los senadores Amidala y Onaconda Farr, el Consejo Jedi envió a la Maestra Jedi Luminara Unduli y a la padawan Ahsoka Tano para escoltar al virrey hasta Coruscant para juzgarlo.

Por desgracia, la nave en la que Gunray era trasladado cayó bajo el ataque de la Acólita Oscura Asajj Ventress y sus fuerzas, que contaban con la ayuda encubierta del Guardia del Senado Faro Argyus. Finalmente, Argyus y Ventress liberaron a Gunray y huyeron en una nave robada. Kit Fisto y su antiguo padawan, el Caballero Jedi Nahdar Vebb fueron enviados a realizar un seguimiento de la nave hasta Vassek.

Cuando Fisto volvió al Templo Jedi, el Maestro Jedi fue interrogado por el Consejo. Fisto informó de que él y Nahdar habían encontrado la guarida del General Grievous, y Gunray no había estado allí en absoluto. También dijo que Grievous había matado a Vebb, que había desafiado a Grievous dominado por la ira y afrontándolo en solitario.

Dooku capturado

Hondo Ohnaka: «Envía a tus Jedi, pero deben estar desarmados.»
Padmé Amidala: «Imposible.»
Hondo Ohnaka: «Estarán a salvo.»
— Hondo Ohnaka y Padmé Amidala[fte.]
OhnakaPalpatineBinksWinduPadme.jpg.jpeg

Hondo Ohnaka pide un rescate a cambio del Conde Dooku.

Tiempo después, veintidós años antes de la Batalla de Yavin, Windu descubrió que el Conde Dooku había sido capturado por una banda de piratas en Florrum, en el Borde Exterior. El líder de los piratas, Hondo Ohnaka, envió un mensaje holográfico al Canciller Sheev Palpatine diciendo que él y sus hombres habían capturado al Lord Sith. Palpatine en un principio no creyó tal afirmación, y Windu observó mientras Dooku era arrastrado por Ohnaka hasta aparecer en el holograma. Sin embargo, el canciller se mostró escéptico de todos modos alegando que un holograma podía ser falsificado.

Ohnaka a continuación mostró el sable láser de Dooku y Yoda dijo que la empuñadura curva y elegante se correspondía a la del sable láser de Dooku. Ohnaka dijo entonces que el rescate que quería debía estar en especias. Una vez lo hubiera recibido, afirmó que entregaría a Dooku. La senadora Amidala sugirió entonces que dos Jedi fueran a Florrum para ver a Dooku personalmente y escoltarlo a Coruscant para un juicio. Ohnaka aceptó con la condición de que los Jedi acudieran desarmados. Después de la transmisión, Windu dijo que Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi se encontraban en las inmediaciones Vanqor y estaban dispuestos a recoger a Dooku.

Batalla de Ryloth

Mace Windu: «Ríndase. »
Wat Tambor: «General Windu, tal vez podamos llegar a un acuerdo.»
Mace Windu: «No cuando yo tengo todas las de ganar.»
— Mace Windu arresta a Wat Tambor[fte.]
Windu ARF.jpg

Windu encabeza un ataque en Ryloth.

Después de responder a una petición del Senado, el Consejo Jedi envió a Anakin Skywalker y su Padawan Ahsoka Tano a romper un bloqueo separatista establecido alrededor del planeta Ryloth a fin de dar paso a un ataque terrestre destinado a liberar a los twi'lek de la ocupación Separatista.

Cuando el asalto inicial de la República sobre el bloqueo no tuvo éxito, dando lugar a enormes bajas en el bando de la República, el Maestro Windu advirtió a Skywalker de que disponía de una sola rotación planetaria de Ryloth para romper el bloqueo. Luego, Windu dijo a Skywalker que tendrían que posponer la invasión si no lograba romper el bloqueo enemigo en el tiempo establecido. Por ese motivo, Skywalker y Tano utilizaron tácticas menos convencionales para derrotar a los buques de guerra separatistas; dando paso a las fuerzas lideradas por los Maestros Windu y Obi-Wan Kenobi para comenzar su asalto terrestre sobre el planeta oprimido.

Kenobi y la Compañía Fantasma trataron de aterrizar sus naves en la aldea de Nabat, que los Jedi planeaban usar como punto de aterrizaje. Sin embargo, los cañones enemigos evitaron el aterrizaje, y después de qu el Comandante Clon Ponds informara de que las armas estaban rompiendo sus escudos, Windu ordenó a Kenobi rescatar a varios rehenes en Nabat, destruir los cañones, y así permitir a las fuerzas de la República aterrizar en Nabat. Kenobi tuvo éxito en su misión, y después de que los transportes aterrizaran, los Jedi y los soldados clon se dirigieron a la ciudad capital de Lessu para retomar y liberar el planeta.

Windu corners Tambor.jpg

Windu arresta a Wat Tambor.

Windu avanzó junto con el Comandante Ponds, el Escuadrón Rayo, y el resto de sus tropas y AT-TE, a pesar de que las fuerzas separatistas trataron de frenar a sus tropas. Windu dijo al Canciller Sheev Palpatine y al Senador Orn Free Taa que sus fuerzas estaban demasiado diezmadas para lanzar un ataque contra Lessu. Para lograr conquistar Lessu, Windu se vio obligado a recurrir a sus considerables habilidades de negociación, ya que sabía que iba a requerir la ayuda de Cham Syndulla; líder de los luchadores por la libertad Twi'lek. Sin embargo, Syndulla detestaba negociar con la República, ya que no se fiaba del senador de Ryloth, Orn Free Taa, mientras que el propio Taa temía que Syndulla planease tomar el poder. Después de saber que los separatistas habían comenzado a bombardear aldeas twi'lek cercanas, Syndulla accedió a hablar con el senador Taa.

Windu actuó como moderador durante las conversaciones, y finalmente fue capaz de forjar una alianza entre los dos gracias a su deseo mutuo de ver a su pueblo libre. Syndulla luego sumó sus fuerzas a las de Windu y la pareja logró retomar Lessu. Además, Windu logró capturar al líder separatista en persona. Windu, junto con el Comandante Ponds, vio el desfile de la victoria en la ciudad capital con satisfacción.

Holocrón robado

«¡Ya basta de trucos!»
―Mace Windu[fuente]
Después de la Primera Batalla de Felucia, Windu estuvo presente durante una reunión del Consejo Jedi, en la que se enteró de que la Padawan Ahsoka Tano se había negado a cumplir con las órdenes de su superior, el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi. Cuando Windu preguntó si las acusaciones de Kenobi eran ciertas, Tano respondió diciendo que ella desobedeció sus órdenes deliberadamente. Como castigo por sus acciones, Tano fue asiganda como guardia de los Archivos Jedi con el fin de pasar un tiempo lejos del campo de batalla.

Más tarde, el Maestro Yoda sintió una perturbación en la Fuerza que sugería que unos intrusos se estaban infiltrando en el Templo Jedi. Por ese motivo, todo el templo se puso en alerta máxima. Mientras Kenobi y Anakin Skywalker seguían a los intrusos a través del sistema de ventilación central, Windu analizó la situación junto con el Maestro Yoda, Kit Fisto y Aayla Secura en el centro de comunicaciones del Templo Jedi.

Communication center.jpg

Mace Windu y otros Maestros Jedi en el Centro de comunicaciones del Templo Jedi.

Como Kenobi y Skywalker sabían que los intrusos se estaban moviendo a través del sistema de ventilación del Templo, el Maestro Yoda dedujo que era probable que los intrusos estuvieran recibiendo ayuda desde el interior del templo teniendo en cuenta su capacidad para evitar a los dos Jedi que iban detrás de ellos. Entonces, Yoda contactó con Ahsoka Tano, que se encontraba en los Archivos, y le advirtió de que sentía que había alguien en los Archivo personificando a un Jedi. Afortunadamente, Tano fue capaz de someter al impostor, una clawdite llamada Cato Parasitti, que se había estado haciendo pasar por la maestra Jocasta Nu y estaba dando a Cad Bane información sobre los Archivos Jedi.

Por desgracia, el plan de Bane tuvo éxito, ya que fue capaz de mantener a los Jedi lejos de su alcance, creando una distracción utilizando a su droide Todo 360. A Todo le había sido colocada una bomba que fue creada para explotar cuando entrase en el centro de comunicaciones. Sin embargo, el Maestro Windu fue capaz de usar la Fuerza para alejar a Todo de la sala, salvando la vida de los otros Jedi presentes. Sin embargo, en ese transcurso de tiempo, Bane fue capaz de irrumpir en la Cámara del Holocrón y robar un holocrón según lo ordenado por el Lord Sith Darth Sidious. Sin el conocimiento de Bane, Parasitti reveló a los Jedi que el próximo objetivo de Bane era el Maestro Jedi Bolla Ropal. Eso permitió a los Jedi deducir que Bane estaba buscando un cristal de memoria Kyber en posesión de Ropal, que cuando se combinaba con un holocrón revelaba una lista de todos los niños sensibles a la Fuerza conocidos en la Galaxia.

Aunque Skywalker y Tano fueron enviados para proteger al Maestro Ropal, era demasiado tarde. Ropal fue capturado y murió bajo tortura, negándose a usar la Fuerza para ayudar a Bane a unir el holocrón y el Cristal Kyber. Más adelante, los Jedi creyeron que el propio Bane había sido asesinado durante la Batalla de Devaron, aunque más tarde se descubrió que había sobrevivido. Desafortunadamente, antes de fingir su muerte, Bane fue capaz de obligar a Skywalker a unir el cristal kyber con el holocrón, teniendo acceso a los nombres de los niños más sensibles a la Fuerza en la República.

Mind-trick combined.png

Windu, Kenobi y Skywalker interrogan a Cad Bane mediante la Fuerza.

Después de la huida de Bane, el Maestro Windu participó en una sesión de meditación, junto con los Maestros Yoda, Kenobi y Skywalker. Durante la sesión, usaron la Fuerza para percibir a por que niños se dirigiría Bane. Mientras Yoda sintió que los niños serían secuestrados tanto en Rodia como Naboo, el Maestro Windu sintió que un niño en Glee Anselm estaba en peligro. Desafortunadamente, Yoda reveló que él había percibido a ese niño desaparecer en la oscuridad, lo que significaba que Bane ya lo había capturado. Mientras que Kenobi fue enviado a proteger al niño rodiano y Skywalker fue enviado a Naboo para proteger a un Gungan sensible a la Fuerza, Windu y Yoda se mantuvieron en el Templo para continuar utilizando la Fuerza y buscar a más niños que estuvieran en peligro.

Desafortunadamente, Kenobi llegó demasiado tarde como para rescatar al niño rodiano, Wee Dunn. Sin embargo, Skywalker y su aprendiz protegieron con éxito a la gungan a su cargo y capturaron a Bane. Los Maestros Windu y Kenobi procedieron a interrogar a Bane sobre el paradero de los dos niños que había secuestrado, junto con el holocrón Jedi, sin embargo, Bane se negó a hablar; haciendo que Windu llegara a la conclusión de que el temor que el cazarrecompensas sentía por su empleador superaba su miedo a los Jedi. Windu, Kenobi y Skywalker entonces decidieron usar la fuerza en la mente de Bane simultáneamente para obligarlo a cooperar. Este método de interrogatorio casi destruyó la mente del cazarrecompensas, pero sin embargo, resultó exitoso cuando Bane accedió a guiar a los Jedi tanto hasta los niños como al holocrón.

WinduKenobiBlackstall-COTF.jpg

Mace Windu durante una misión a la Estación Black Stall.

El Canciller Palpatine más tarde solicitó un informe sobre la situación, sin embargo, tanto Kenobi como Windu pensaron que como todo era un asunto interno de los Jedi, no había necesidad de informar al Canciller. Sin embargo, Skywalker no estuvo de acuerdo, y por eso, Windu le ordenó ir a informar a Palpatine, mientras que él y Kenobi viajaron a la Estación Black Stall con Bane ejerciendo de guía.

En la estación, Windu no pudo percibir a los niños sensibles a la Fuerza. Bane les aseguró que los niños estaban a salvo y que los había llevado a la estación para recuperar el holocrón. Cuando Windu evitó al cazarrecompensas traer personalmente el holocrón para recuperarlo él mismo, Windu accidentalmente accionó las medidas de seguridad de Bane. En el caos consiguiente, Bane logró escapar, aunque ambos Maestros Jedi sobrevivieron a la experiencia y recuperaron el holocrón. Afortunadamente, a través de un examen de la nave de Bane, Skywalker y Tano habían descubierto la ubicación de la instalación donde se encontraban los niños, y lograron rescatarlos.

Fundición de droides separatista

Tiempo después, los Maestros Windu y Yoda llegaron a sospechar que el senador de Scipio, Rush Clovis, que era un miembro del Clan Bancario InterGaláctico, estaba aliado los separatistas. Como si se descubrían las sospechas de los Jedi se podía crear un incidente mayor, el Consejo Jedi decidió que un miembro del Senado tendría que investigar en su lugar; siendo el candidato perfecto para la misión la senadora Padmé Amidala de Naboo, que era una aliada de los Jedi desde hacía tiempo y había tenido una estrecha amistad con Clovis. Desafortunadamente, Amidala rechazó los intentos iniciales de Yoda para convencerla de investigar a Clovis, ya que no el Consejo no especificó que creía que Clovis estaba aliado con los separatistas.

GeonosisPlanning.jpg

Los Jedi planean su invasión de Geonosis.

Más tarde, bajo la petición del Consejo, Anakin Skywalker se acercó a Amidala para hablar de la misión y sin querer la persuadió a aceptarla. Amidala viajó a Cato Neimoidia con Clovis, y, finalmente, descubrió que Clovis estaba ayudando a los separatistas a crear la fábrica de droides más grande de la Galaxia en Geonosis; donde comenzaron las Guerras Clon. A pesar de sufrir un intento de asesinato, la senadora Amidala fue capaz de advertir con éxito al Consejo de los planes separatistas, y huir Cato Neimoidia.

Seguidamente, el Consejo envió a una enorme fuerza liderada por los Maestros Jedi Obi-Wan Kenobi, Ki-Adi-Mundi y Luminara Unduli a Geonosis con la esperanza de destruir la nueva fábrica de droides de Poggle el Menor. Además, Anakin Skywalker y Ahsoka Tano fueron enviados a Geonosis para ayudar a los tres Maestros Jedi después de enfrentarse a los separatistas en Dorin. Poco antes del ataque a Geonosis, Windu - vía holograma con el Canciller Palpatine y Yoda - planeó el ataque sobre Geonosis. Windu recalcó que Poggle el Menor debía ser capturado durante la batalla.

Funeral de Onaconda Farr

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Funeral de Onaconda Farr
FarrFuneral.png

Windu asiste al funeral del senador Onaconda Farr.

Windu más tarde asistió al funeral del senador rodiano Onaconda Farr, quien recientemente había muerto en Coruscant en compañía su círculo cercano de senadores. Windu asistió a su funeral junto con Yoda y otros dignatarios. Después de que llegara el cuerpo de Farr en un ataúd, Silood pronunció unas palabras en honor a Farr elogiándolo, y el ataúd fue enviado de vuelta a Rodia, mientras que Windu y el resto de asistentes al funeral se dispersaban.

Incidente de la Bestia Zillo

Windu más tarde comandó a las fuerzas de la República durante la Batalla de Malastare junto a Anakin Skywalker, tratando de expulsar a las fuerzas separatistas del sistema y asegurar un tratado con los dugs que daría acceso a la República a su valioso combustible. En algún momento durante la campaña de Malastare, la doctora Sionver Boll desarrolló una bomba capaz de acabar con todo tipo de droides, pero dejando a los organismos vivos totalmente ilesos. Tras probar la bomba con excelentes resultados, de la explosión resultante apareció un cráter. Windu dirigió un escuadrón de investigación sobre el cráter, y fue el primero en descubrir la presencia de la Bestia Zillo, una criatura enorme que los dugs creían que estaba extinta.

Hello beastie.jpg

Mace Windu y sus soldados sobre la Bestia Zillo.

Tras una retirada rápida a bordo de un transporte, Windu organizó una reunión improvisada consigo mismo, Skywalker, Boll, Doge Nakha Urus y el Canciller Supremo Palpatine para discutir cómo hacer frente a la criatura. Mientras que los Jedi estaban a favor de la preservación de la vida inocente de la bestia, los dugs simplemente deseaban ver a la criatura destruida para siempre. En el ámbito privado y lejos de Urus, Palpatine sugirió que unos rayos paralizantes concentrados deberían ser suficientes para incapacitar a la bestia, llevando a los dugs a creerla muerta. Palpatine decidió que luego la bestia sería transportada a algún lugar del Borde Exterior para investigar sus escamas resistentes a los sables de luz. Windu y Skywalker estuvieron de acuerdo con el plan, aunque Urus ya había comenzado a volcar combustibles tóxicos en el cráter de la bestia para matarla. A pesar de las amenazas de Windu hacia Urus, la discusión entre ambos fue interrumpida cuando la bestia escaló el cráter en el que se encontraba y comenzó a destrozar los campamentos de la República. Finalmente fue derribada por los rayos paralizantes y, en un cambio de última hora de las órdenes de Palpatine, fue transportada a Coruscant para ser investigada.

Windu y Skywalker acompañaron a la bestia a Coruscant, donde el primero se acercó a Obi-Wan Kenobi con la esperanza de iniciar un movimiento contra el Canciller Supremo exigiendo la liberación de la criatura. Aunque Kenobi fue capaz de convencer a Skywalker y a la senadora Padmé Amidala de hablar con Palpatine, ya era demasiado tarde, y la Bestia Zillo escapó de su jaula, dirigiéndose a las cámaras del Senado. Windu, junto a Kenobi, Yoda y Aayla Secura, así como el Capitán Rex, supervisó la defensa de Coruscant contra la bestia, poniéndose al mando de varios tanques de aturdimiento para someter a la bestia. A pesar de los mejores esfuerzos de Windu, la bestia no pudo ser tranquilizada pacíficamente, y fue asesinada por bombas tóxicas.

Atentado de Boba Fett

Anakin Skywalker: «¿De quién es el casco de todos modos?»
Mace Windu: «Perteneció a un cazarrecompensas que maté en Geonosis con el nombre de Jango Fett.»
Anakin Skywalker: «¿El hombre que sirvió de modelo para los soldados clon?»
Mace Windu: «Sí. Aunque parezca extraño tenía un hijo, o al menos a un clon al que él consideraba un hijo. Se llama Boba Fett. »
— Anakin Skywalker y Mace Windu[src]
WinduSkywalkerEndurance.png

Mace Windu y Anakin Skywalker atrapados bajo los restos de un crucero Jedi.

Windu y Anakin Skywalker hicieron una visita al Resistencia, donde ejercieron de mentores de un grupo de jóvenes cadetes clon. Sin el conocimiento de Windu, el joven Boba Fett se había infiltrado entre los cadetes y pretendía asesinar a Windu como venganza por la muerte de su padre, Jango Fett. Con la ayuda de los cazarrecompensas Aurra Sing y Bossk, Fett recibió las coordenadas de los aposentos de Windu y colocó una bomba en el marco de la puerta, aunque fue un clon el primero en entrar después en los aposentos de Windu y accionar la bomba. Examinando los restos carbonizados de la sala con Skywalker, Windu determinó que él era el objetivo directo del ataque, y ordenó una búsqueda exhaustiva por la nave. Esa búsqueda llevó a un soldado clon a encontrar a Fett en el núcleo del reactor de la nave, causando que Fett presa del pánico destruyera el núcleo completo, lo que desencadenó una explosión gigantesca y condenó a la nave y a su tripulación. Windu y Skywalker escaparon de la nave en sus cazas y observaron a su casco flameante descender hasta el planeta Vanqor a continuación.

Durante una operación de búsqueda en los restos del Resistencia, Skywalker se encontró con un casco mandaloriano en el puente, que Windu pronto reconoció como el casco de Jango Fett. Aunque advirtió a Skywalker de soltar el casco inmediatamente, el casco explotó, y Windu apenas fue capaz de alejar a Skywalker del casco a tiempo. Con el Resistencia derrumbándose a su alrededor, los dos Jedi quedaron atrapados bajo un gran pedazo de la nave y, sin saberlo, los cazarrecompensas se acercaban a su posición. Después de saber que el droide astromecánico de Windu R8-B7 había sido destruido por gundarks, Skywalker envió a su propio androide R2-D2 a transmitir un mensaje al Templo Jedi pidiendo ayuda. R2-D2 fue capaz de mantener a raya a los cazarrecompensas y pilotar un caza lo suficientemente bien como para evadir al Esclavo I y volver a Coruscant, donde obtuvo la ayuda de Plo Koon y Ahsoka Tano. Los dos Jedi fueron a Vanqor con R2-D2 y rescataron a Windu y Skywalker momentos antes de que todo el Resistencia se derrumbase y quedara envuelto en llamas. Windu quedó demasiado herido como para continuar con la búsqueda de Fett, y se vio obligado a dejar que Koon y Tano lo rastrearan a través de la Galaxia y lo trajeran de vuelta a Coruscant ante la justicia. Cuando Boba fue capturado y llevado a Coruscant, Windu se acercó al muchacho brevemente antes de que él se marchara a la cárcel, sólo para descubrir que su odio a los Jedi era tan fuerte como siempre.

La amenaza de Savage Opress

Obi-Wan Kenobi: «¿Darth Maul vive? No puede ser... yo mismo lo maté.»
Yoda: «Razón tienes, Obi-Wan. Una criatura de la misma especie es. De Dathomir.»
Obi-Wan Kenobi: «¿Dathomir? ¿El planeta de las brujas? Tenía entendido que el planeta natal de Darth Maul era Iridonia.»
Mace Windu: «Dathomir es el planeta en el que Maul se crió. Iridonia es el planeta en el que habitan el resto de miembros masculinos de la especie. »
— Obi-Wan Kenobi, Yoda y Mace Windu hablan de Savage Opress[src]
HalseyDeathHolo-WOTM.png

Windu observa una grabación holográfica que muestra la muerte del Maestro Halsey.

Algún tiempo después, el Alto Consejo Jedi se dio cuenta de que el destacamento de su puesto de avanzada -el Templo de Eedit- en Devaron había sido masacrado. Un asaltante desconocido había matado a todos los soldados de la República, incluyendo al Maestro Jedi Halsey y su Padawan, Knox. Incluso las tropas separatistas habían sido destruidas. El Escuadrón Delta recuperó sus cuerpos para un funeral Jedi y varios Jedi, incluyendo a Obi-Wan Kenobi, Plo Koon, Adi Gallia y Saesee Tiin; inspeccionaron los cuerpos en busca de una pista sobre quien podría haber realizado los asesinatos.

Convocando a Kenobi a reunirse con ellos, Windu y Yoda anunciaron que habían recuperado una grabación de la masacre de Devaron. Las imágenes mostraban a un zabrak dathomiriano asesinando brutalmente al Maestro Halsey. Kenobi estaba desconcertado, pues estaba seguro de que había matado a Darth Maul en Theed años antes. Yoda dijo que Obi-Wan estaba en lo correcto, y que esa criatura, aunque era de la misma especie de Maul, no era el propio Darth Maul, sino que era un habitante de Dathomir, el planeta de las Hermanas de la Noche. Windu dijo que Dathomir era el lugar en el que Maul se crió e Iridonia era donde vivían los individuos masculinos de su especie. Yoda entonces encargó a Kenobi encontrar al responsable de la matanza de Devaron y tratar con él.

Captura de Even Piell

Yoda: «La muerte del Maestro Piell, de pesar nos lleva.»
Mace Windu: «Lo echaremos de menos.»
Plo Koon: «Gracias a su gran sacrificio, ahora tenemos las coordenadas de la Ruta Nexus.»
— Yoda, Mece Windu y Plo Koon reflexionan sobre la muerte de Even Piell[fte.]
CitadelDebrief-CR.png

Mace Windu recibe a los supervivientes de La Ciudadela.

Algún tiempo después, el Alto Consejo Jedi se enteró de que el Maestro Jedi y miembro del Consejo Jedi, Even Piell, había obtenido las coordenadas secretas de la Ruta Nexus, que eran de vital importancia. Esas coordenadas podían cambiar el curso de la guerra a favor del bando que las poseyera porque la ruta comprendía planetas tanto de la República Galáctica como de la Confederación de Sistemas Independientes.

Desafortunadamente, Piell fue capturado junto con sus hombres y el capitán Wilhuff Tarkin. Entonces Piell fue llevado a la prisión separatista conocida como la Ciudadela de Lola Sayu. Por eso, una misión de rescate fue planeada. Usando datos antiguos de los Archivos Jedi, el Maestro Plo Koon planeó un rescate en el que Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker, el Capitán Rex y el Comandante Cody participarían. Además, la padawan de Skywalker, Ahsoka Tano se unió a la misión a escondidas.

Poco después, se envió un mensaje al Templo Jedi, gracias al que Windu junto con Saesee Tiin y Yoda se enteró de que el plan había cambiado debido a un ligero incidente que había ocurrido. Windu habló con Yoda hasta que Kenobi y Skywalkerdijeron que su transporte había sido destruido y su misión de rescate había empeorado. Poco después, Piell contactó con los Jedi y pidió refuerzos, que Koon aseguró que iba a conseguir.

Koon y sus hombres junto con Tiin, Kit Fisto y Adi Gallia a su lado y planearon un rescate. Sin embargo, Piell murió durante los enfrentamientos contra las fuerzas separatistas antes de que la flota de rescate de la República llegara. Piell fue incinerado en los ríos de lava de Lola Sayu. El equipo pronto fue salvado y llevado de vuelta al Templo Jedi. Las coordenadas, en manos de Tano y Tarkin, fueron objeto de controversia debido a que Tarkin tenía órdenes del Canciller Palpatine de entregarle la información directamente a él, mientras que Tano afirmó que el Maestro Piell le había ordenado entregar la información sólo al Consejo. Yoda dijo que se reuniría con el Canciller y hablaría del tema con él. El asiento en el Consejo de Piell quedaría vacante hasta el 19 ABY, cuando Skywalker sería elegido como representante de Palpatine.

Intento de secuestro al Canciller

MaceWinduPalpatineNaboo.png

Mace Windu escolta a Palpatine en Naboo.

Cuando llegaron al Alto Consejo Jedi rumores de que el cazarrecompensas Moralo Eval estaba planeando secuestrar al Canciller Palpatine desde el interior de la cárcel, Windu, Yoda y Obi-Wan Kenobi concibieron un plan para que Kenobi suplantara al cazarrecompensas Rako Hardeen, con la intención de acercarse a Eval. Windu entonces envió a Anakin Skywalker a detener a Kenobi, que estaba disfrazado de Hardeen, y a llevarlo a la cárcel. A continuación, se informó a Kenobi de que el cazarrecompensas Cad Bane planeaba liberar a Eval. A raíz del escape de la cárcel de Eval, Bane y de Kenobi; Windu y Yoda proporcionaron créditos a Kenobi para asegurarse de que el trío llegaría hasta Serenno, el planeta natal del Conde Dooku.

Windu entonces fue con Palpatine al Festival de la Luz de Naboo. Cuando una bomba estalló, Windu se enfrentó a dos cazarrecompensas, Embo y Twazzi, a quienes capturó con la ayuda de Skywalker. A continuación, gracias a la intervención de Kenobi, Windu apresó a Eval y Bane, frustrando el encuentro de secuestro al Canciller.

La Padawan perdida

Después, Windu estuvo en el Templo Jedi con Yoda, Anakin Skywalker, Finn Ertay, Eekar Oki y Plo Koon cuando los cazarrecompensas Sugi y Seripas llegaron con un grupo de Iniciados Jedi en su nave, a los que habían salvado de unos trandoshanos que los tenían captivos en la Luna de Wasskah. Entre ellos, estaba la padawan Ahsoka Tano que habían desaparecido durante la Segunda Batalla de Felucia. A bordo de la nave también iban Tarfful, Chewbacca y otros wookiees que habían colaborado con los cazarrecompensas para rescatar a los Iniciados Jedi, así como a Chewbacca, que había estado cautivo con ellos. Windu y Yoda vieron como Tano hablaba con su maestro, Skywalker, y ambos se inclinaban en señal de respeto mutuo.

El retorno de Darth Maul

«Maestro Yoda, si de verdad es Darth Maul, su captura es demasiado importante como para dejar a Obi-Wan ir solo.»
―Mace Windu expresando sus dudas sobre la capacidad de Obi-Wan para capturar a Maul en solitario[fuente]
WinduYodaKenobiMaul.png

Windu, Yoda y Kenobi observan una transmisión enviada por Darth Maul.

Más tarde, Windu se enteraría de que el asesino de Qui-Gon Jinn - Darth Maul - había hecho sobrevivido a su duelo con Obi-Wan Kenobi en Naboo. En el Centro de comunicaciones del Templo Jedi, Windu observó un mensaje enviado por Maul y vio como el Lord Sith masacraba una aldea en Raydonia. También estuvieron presentes Kenobi, Ki-Adi-Mundi, Plo Koon y Yoda.

Maul declaró que Kenobi debía enfrentarse a él en solitario, pero Windu subrayó que una escolta clon debía ir con él. Kenobi y Yoda dijeron que Obi-Wan tenía que ir solo a terminar lo que había empezado doce años antes. Windu entonces contestó a Yoda que la captura de Maul era demasiado importante como para dejarla sólo en manos de Kenobi, pero Yoda indicó que Obi-Wan iba a tener un aliado inesperado en su misión, que finalmente resultó ser Asajj Ventress.

Conflicto en Onderon

Mace Windu: «Podríamos dividir a las fuerzas separatistas y presionarlas desde dos frentes.»
Yoda: «Un medio para un fin, el miedo no puede ser. Detener a aquellos que esparcen el terror, los Jedi deben.»
— Windu y Yoda discuten sobre si ayudar a los Rebeldes de Onderon [fuente]
RebelsAndTheCouncil-AWOTF.png

Lux Bonteri y Saw Gerrera solicitan ayuda para los rebeldes al Consejo Jedi.

Algún tiempo después, veinte años antes de la Batalla de Yavin, Windu y el resto del Consejo Jedi fueron contactados por Lux Bonteri y Saw Gerrera desde Onderon, que requerían asistencia para sus fuerzas rebeldes alineadas contra el rey separatista e impuesto, Sanjay Rash. El Consejo Jedi hizo hincapié en que no podía ayudar, pero finalmente aceptó en enviar asesores al planeta para entrenar a los rebeldes.

Bombardeo del Templo Jedi

Mace Windu: «Todo es posible. Tenemos que estudiar la posibilidad de que cualquiera podría haber sido el responsable. Incluso un Jedi.»
Yoda: «Si de un Jedi se trata, entonces al lado oscuro ha caído.»
Ahsoka Tano: «No puedo creer que un Jedi fuera capaz de atacar un lugar tan sagrado.»
Mace Windu: «Nos gustaría que vosotros dos dirigierais la investigación. No podemos confiar en nadie de los que estaba aquí, incluso de ningún Jedi. Tú y Ahsoka nos proporcionaréis un punto de vista imparcial.»
— Mace Windu, Yoda y Ahsoka Tano hablan sobre un atentado al Templo Jedi[src]

Un asaltante desconocido destruyó una parte del Templo Jedi que pronto se reveló como el hangar. Como resultado de esto, Windu asignó a Russo-ISC analizar la escena del crimen con la ayuda de dos Jedi. Asimismo, el Alto Consejo Jedi contactó con el Caballero Jedi Anakin Skywalker y su Padawan, Ahsoka Tano, que se encontraban en Cato Neimoidia, para informarles de la situación.

Antes de que llegaran Skywalker y Tano a Coruscant, el Consejo examinó todas las posibilidades en cuanto a la identidad del atacante. El Consejo estuvo de acuerdo y sospechaba que era un Jedi que había caído al lado oscuro quien había decidido atacar a los Jedi. Además, con el reciente sentimiento anti-Jedi que iba en aumento entre los ciudadanos de la República, se hacía difícil identificar al atacante. Cuando Skywalker y Tano llegaron, Windu les asignó ofrecer una visión imparcial de la investigación que tenía que estar libre de conjeturas.

TempleBombingFuneral.png

Windu asiste al funeral de las víctimas de la explosión del Templo Jedi.

En algún momento después, el Consejo se volvió a reunir para hablar con Skywalker y Tano y recibir un informe sobre sus progresos en su investigación. Ambos Jedi informaron de que no tenían pruebas o pistas sobre el autor de los atentados. Poco después de eso, Windu y Yoda se reunieron con los dos de nuevo al saber que habían capturado a Letta Turmond, cuyo difunto esposo había ejercido de bomba para los atentados contra el Templo gracias a la intervención de Letta. El marido de Letta resultó ser un trabajador del templo y por lo tanto una persona que Turmond podía utilizar para atacar a los Jedi.

Poco después, un funeral se celebró para los seis Jedi que habían perecido en la explosión. Uno de los Jedi que habían muerto era Tutso Mara. Windu se puso al lado de los miembros del Consejo durante el funeral.

La Padawan fugitiva

Mace Windu: «Creo que lo mejor es que Skywalker permanezca aquí. Su presencia podría empeorar las cosas.»
Obi-Wan Kenobi: «Opino que sería una tontería dejar a Anakin al margen de esta misión. Él la conoce mejor que nadie.»
Mace Windu: «Tiene demasiados lazos emocionales. Demasiados para lo que se debe hacer.»
— Windu y Kenobi hablan sobre la búsqueda de Ahsoka Tano[fte.]
En algún momento después del funeral, Letta Turmond solicitó hablar con la Padawan Ahsoka Tano en privado. El Consejo Jedi se enteró poco después de que Tano había sido detenida bajo la acusación de haber asesinado a Turmond, que fue misteriosamente asesinada en su celda ante Tano mediante el estrangulamiento de la Fuerza. Tano luego escapó de su celda en prisión, huyendo de su propio maestro, Anakin Skywalker, hasta llegar al submundo de Coruscant.

Seguidamente, el Consejo celebró una reunión de emergencia y debatió en cuanto a la forma de proceder con la padawan fugitiva. Todos los miembros del Consejo creían que ella era culpable, salvo Plo Koon y Anakin Skywalker. El Consejo envió a Koon a encontrarla con su comandante clon, Wolffe, pero cuando Yoda sugirió que Skywalker acompañara a Koon, Windu se negó a enviar a Anakin porque creía que tenía lazos emocionales con Tano. Obi-Wan Kenobi no estuvo de acuerdo y dijo que Skywalker también debía dirigir la investigación para encontrar a su aprendiz fugitiva. Koon y Skywalker finalmente encontraron a Tano en un almacén, y cuando Ahsoka fue aturdida por Wolffe, fue llevada de nuevo a la superficie de Coruscant a la espera de un juicio. Skywalker más tarde informó al Gran Maestro Yoda de la exitosa captura.

Juicio de Ahsoka Tano

Ahsoka Tano: «No, alguien me engañó tal como os está engañando a vosotros ahora.»
Mace Windu: «La pregunta es, padawan Tano, ¿quién nos está engañando? ¿Ventress, tú, o alguien más?»
Ahsoka Tano: «¡Yo no os estoy engañando! Creo que es Ventress. Pero no puedo estar segura. Mis sentidos están... nublados,»
— Ahsoka Tano y Mace Windu durante el juicio de Tano[fte.]
TarkinConsejoJedi.png

Tarkin recomienda al Consejo Jedi expulsar a Ahsoka de la Orden Jedi para que pueda ser juzgada por un tribunal de la República.

Poco después, el Consejo Jedi siguió debatiendo sobre qué hacer con Ahsoka Tano. Entonces, el Almirante Wilhuff Tarkin habló - vía holograma - con el Consejo y dijo que las opiniones de los Jedi eran irrelevantes y que Tano no debía ser tratada como un asunto interno. Cuando la transmisión terminó, Obi-Wan Kenobi se posicionó a favor de Tano y abogó por no actuar en contra de ella en el juicio al que la querían someter, pero Saesee Tiin dijo que las cajas con explosivos del almacén en el que Tano había sido capturada la hacían parecer culpable. Luego Windu añadió que si los Jedi parecían defender a Tano, eso sería visto como una muestra de oposición al Senado Galáctico. Entonces Yoda dijo que debían llevar a Tano y Anakin Skywalker a la Cámara de Juicio del Templo Jedi.

En la cámara, Ki-Adi-Mundi, Kenobi, Yoda y Plo Koon tomaron asiento junto a Windu para juzgar a Tano, con Skywalker en un podio viendo el juicio. Tano defendió su inocencia y que ella no había atacado el Templo Jedi. Pero Koon señaló que la habían visto con la cazarrecompensas Asajj Ventress, y Tano contestó que las dos tenían un "acuerdo mutuo". Tano también dijo que ella, así como los Maestros Jedi, habían sido engañado. Windu preguntó si era Tano, Ventress o alguien más el responsable del engaño. Skywalker, a continuación, gritó que el juicio era sólo una formalidad, puesto que el Consejo ya había decidido una sentencia. Yoda anunció que el Consejo había tomado una decisión, aunque Yoda destacó que no todos sus miembros estaban de acuerdo con ella. A continuación, Windu dijo que Tano iba a ser expulsada de la Orden Jedi. Ki-Adi-Mundi añadió que Tano iba a ser despojada de su condición de Padawan y de sus privilegios como General; y que iba a ser juzgada por un tribunal de la República Galáctica y no podría regresar jamás al Templo Jedi.

Poco después, se celebró un juicio presidido por el Canciller Palpatine al que Windu, Kenobi, Koon y Yoda asistieron. Como espectadores, los Jedi observaron durante el juicio como la defensa de Tano (la senadora Padmé Amidala) y la acusación (el Almirante Tarkin) exponían sus argumentos al Canciller y a los senadores presentes. Sin embargo, cuando la decisión final iba a ser dada, Anakin Skywalker irrumpió en la sala con un grupo de Guardias del Templo y reveló que Tano había sido acusada de los crímenes que había cometido la Caballera Jedi Barriss Offee. Esta revelación, seguida de la confesión de ésta, sorprendió a los miembros del Consejo presentes, ya que ahora sabían que Tano era inocente.

AhsokaReturnJediOrder.png

El Consejo Jedi ofrece a Ahsoka regresar a la Orden Jedi.

En la Cámara del Consejo, los miembros del Consejo elogiaron a Tano para su resolución. Plo Koon habló por todos los presentes y humildemente pidió perdón a Tano por no creer ella. Saesee Tiin dijo que había mostrado la verdadera valía de un Jedi, a lo que Ki-Adi Mundi añadió que Tano había mostrado las cualidades de una gran Caballera Jedi. Entonces, Windu afirmó que toda la terrible experiencia de Tano era simplemente una prueba, culpando a la Fuerza de seguir sendas misteriosas en lugar de admitir que se había equivocado. Yoda y Anakin Skywalker luego le ofrecieron la oportunidad de volver a la Orden Jedi, pero Tano se negó a regresar y se fue. A pesar de los intentos de Skywalker para traerla de vuelta, Ahsoka Tano se alejó de los Jedi.

Misión a Bardotta

Diecinueve años antes de la Batalla de Yavin, Windu fue con el Representante Jar Jar Binks a ayudar a la reina bardottana Julia en la búsqueda de los desaparecidos Maestros Dagoyanos. Sin embargo, la presencia de Windu no era bienvenida por la Reina ni los bardottanos. Windu tuvo la sensación de que la Fuerza estaba fuera de balance en Bardotta. Sin embargo, cuando la reina desapareció, Windu asisitó a los bardottanos y a Binks en su búsqueda por las catacumbas que pertenecían al Culto Frangawl. Cuando Binks desapareció, Windu lo localizó y salvó a Binks de ser sacrificado. Sin embargo, el líder del Culto Frangawl escapó con la reina fuera del planeta. Binks prometió al Consejo bardottano que iban a encontrar a la reina y a rescatarla

TalzinVSWindu.png

Windu se enfrenta a la Madre Talzin.

Windu se enteró gracias a Binks de que el Culto Frangawl extraía la fuerza viva de los Maestros Dagoyanos metiéndola en una esfera. Supuso que iban a hacer lo mismo con la reina Julia. Windu entonces percibió a la esfera en Zardossa Stix. Allí Windu luchó contra varios de los miembros del culto y salvó a Binks de ellos. Luego ahuyentó a un Gundark y mató a otro. Windu entonces interrogó al entrenador de los gundarks, quien le dijo que la Gran Madre se ocuparía de él. Windu y Binks entonces tomaron un eopie y un Dalgo para seguir buscando a Julia. Cuando llegaron a un templo zardossano, Windu y Binks fueron confrontados por unos Guardianes de Piedra. Windu fue capaz de derrotar a los Guardianes. A continuación, se enfrentó a la Gran Madre, quien se reveló a sí misma como la líder de las Hermanas de la Noche, Talzin. Windu fue capaz de evitar que Talzin absorbiera el poder de la esfera y vio como desaparecía.

Rastreando a Darth Maul

Más adelante, ese mismo año, Windu recibió una transmisión del Canciller Palpatine en la que se le comunicaba que Darth Maul había sido localizado en Ord Mantell luchando contra el Conde Dooku y sus fuerzas. Con la esperanza de terminar con las Guerras Clon y descubrir la relación existente entre Maul y Dooku, Windu se dirigió a Ord Mantell junto a los Maestros Jedi Obi-Wan Kenobi, Aayla Secura y Tiplee.

MaulVsSecuraWindu.png

Windu y Aayla Secura se enfrentan a Darth Maul.

En Ord Mantell, Tiplee y el comandante clon Wolffe descubrieron un casco mandaloriano perteneciente a la facción de la Guardia de la Muerte que se había aliado con Maul. Sabiendo que la Guardia de la Muerte poseía un puesto de avanzada próximo a Ord Mantell, los Jedi decidieron dirigirse a allí con la esperanza de encontrar a Maul.

Al comenzar un ataque de la República sobre el puesto, Windu y sus compañeros encontraron a Maul aliado con Dooku. Tras oír a Maul afirmar que colaboraba con Dooku, Windu anunció que ambos Lord Sith quedaban detenidos en nombre de la República. Entonces Windu y Secura comenzaron a batirse en duelo con Darth Maul. Finalmente, Tiplee fue asesinada por Dooku, y Windu y Secura quedaron aturdidos por culpa de una explosión causada por los mandalorianos de Maul. De este modo, Dooku y Maul lograron escapar.

Finalmente, Windu contactó con Palpatine y le informó de todo lo que había sucedido, así como de que sospechaba que el supuesto enfrentamiento entre Maul y Dooku del que había sido informado el Canciller podía ser un montaje de los Sith. Por último, Windu sugirió la posibilidad de que Dooku y Maul fuesen maestro y aprendiz, es decir, los dos Sith a los que la Orden Jedi estaba buscando. Palpatine contestó que el fracaso en la captura de Maul y Dooku suponían que ese fuese un día aciago para la República.

Oscuridad creciente

«Percibo un complot para destruir a los Jedi. El lado oscuro de la Fuerza envuelve al Canciller.»
―Mace Windu[fuente]
Las Guerras Clon dividieron a la República no sólo en su soberanía territorial, sino también en su nivel más alto de autoridad. Cerca del final del conflicto, los maestros del Alto Consejo Jedi comenzaron a alarmarse por la rápida transformación del Canciller Supremo Palpatine en un dictador camuflado. A medida que el Senado entregó voluntariamente sus poderes ejecutivos al Canciller Palpatine, el Maestro Windu comenzó a sospechar de los motivos de las acciones de Palpatine. La guerra estaba terminando, pero Palpatine estaba implementando medidas más enérgicas de control político y social sobre la República. Incluso el propio Senado se estaba convirtiendo en poco más que un órgano consultivo y un sello para la aprobación de leyes dictatoriales de Palpatine.
WinduReceivesPalpatine.png

Windu recibe a Palpatine en Coruscant.

Poco después de la Batalla de Coruscant, Windu y un grupo de senadores saludaron personalmente a Palpatine después de que Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi lo liberaran de las garras del General Grievous y el Conde Dooku. Cuando Palpatine insistió en que la guerra debía continuar porque los separatistas sobrevivirían pese a la muerte del Conde Dooku, Windu prometió que los Jedi darían prioridad a la destrucción del General Grievous, el último símbolo visible de la causa separatista, privando así al Canciller de su última excusa válida para aferrarse a sus poderes de emergencia. En los días venideros, los Jedi buscaron opciones para relevar de forma pacífica a Palpatine de su cargo.

Pero las relaciones entre el Consejo Jedi y el Canciller se hicieron tensas hasta el punto de que el Consejo ya no confiaba en que el Canciller fuera a mantener su palabra de renunciar a sus poderes de emergencia al final de la guerra. El Consejo se preocupó todavía más por el Canciller, cuando de repente, nombró a Anakin Skywalker su representante personal en el Consejo, sorprendiendo a miembros del Consejo, como Windu, Yoda y Kenobi. Windu dijo que Skywalker estaría en el Consejo, pero que no se convertiría en un Maestro Jedi. Esto hizo que Skywalker cuestionara al Consejo y sus objetivos. Poco después, el Consejo discutió un ataque separatista en Kashyyyk, al que Yoda respondió diciendo que iba a ir a ayudar a los wookies.

Poco después, el Consejo decidió que necesitaba espiar al Canciller y averiguar lo que estaba haciendo. Por eso encargó a Kenobi dar la tarea de espiar a Palpatine a Skywalker, a lo que Kenobi trató de negarse hasta que aceptó. Mientras Windu y Kenobi estaban en un LAAT junto a Yoda, Windu dijo que el emparejamiento de Palpatine y Skywalker era peligroso. Windu no confiaba en Skywalker y Obi-Wan le preguntó si realmente era El Elegido. En algún momento después de eso, Skywalker trajo al Consejo la información de que Grievous se había escondido en Utapau con el Consejo Separatista. El Caballero Jedi añadió que Palpatine quería que Skywalker fuese personalmente a Utapau. Windu rechazó la propuesta y dijo que era el Consejo quien decidía a quien enviar, no el Canciller. El Maestro Kenobi fue votado para lidiar con Grievous debido a sus experiencias con el cyborg.

WinduYodaMundiSecura.png

Windu se reúne con Yoda, Ki-Adi-Mundi y Aayla Secura.

Tiempo después, el Comandante Cody informó de que él y Kenobi habían comenzado su ataque sobre Utapau y de que el Maestro Jedi había entablado un duelo con Grievous. Windu dio a Skywalker la tarea de informar a Palpatine de esto. También le dijo a Skywalker que mirara su reacción con el fin de ver sus intenciones. Cuando Skywalker se fue, Windu declaró a Yoda, Ki-Adi-Mundi y Aayla Secura que el lado oscuro envolvía a Palpatine y que sentía un siniestro complot para erradicar a los Jedi. Mundi declaró que a menos que Palpatine renunciase a sus poderes después de que el General Kenobi matara Grievous, los Jedi no tendrían más remedio que relevar al Canciller de su cargo por la fuerza. Pensando de manera pragmática, Windu concluyó que el Consejo Jedi tendría que tomar el control del Senado a fin de asegurar una transición pacífica. El Maestro Yoda temía el lugar a donde esa línea de pensamiento conduciría a la Orden Jedi, pero incluso el propio Yoda estaba cansado de las acciones del Canciller y parecía estar de acuerdo, aunque de mala gana, con la idea de arrestar a Palpatine y despojarlo de su cargo.

Cuando la noticia de la victoria de Kenobi llegó a Coruscant, Windu se sentía listo para exigir que el Canciller Supremo Palpatine renunciara a sus poderes de emergencia. Cuando Windu se preparaba para informar de la eliminación del General Grievous, un angustiado Anakin Skywalker llegó y le confirmó el mayor temor del Consejo Jedi: el líder electo de la República Galáctica era de hecho el Lord Sith Darth Sidious. El Maestro Windu ordenó a Skywalker esperar en la sala del Consejo Jedi a su regreso y se subió a un transporte junto a Kit Fisto, Saesee Tiin y Agen Kolar. Los cuatro Maestros Jedi partieron a enfrentarse al Canciller.

Muerte

«En nombre del Senado Galáctico de la República, queda detenido, Canciller.»
―Mace Windu declarando la detención de Palpatine[fuente]
Duel on Coruscant-0.jpg

Los Jedi se enfrentan a Darth Sidious.

Los Jedi se dirigieron a la oficina de Palpatine y Windu rápidamente anunció que el Canciller quedaba detenido para ser juzgado ante el Senado. Debido al desafío de Palpatine (declarando ser el Senado), éste finalmente reveló sus verdaderas intenciones. Darth Sidious encendió su sable de luz carmesí y, con un grito de guerra, saltó por el aire y apuñaló a Agen Kolar. Antes de poder golpear a Sidious por detrás, Saesee Tiin también fue abatido. Los Maestros Windu y Kit Fisto lograron defenderse de los ataques iniciales, pero el dominio de Fisto del Shii-Cho fue abrumado por la intensidad de la esgrima de Sidious. Fisto recibió un corte a través de la cintura y murió con su firme sonrisa, dejando a Mace Windu enfrentándose a Sidious solo. Su dominio del vaapad le fue muy útil en la lucha contra el dominio lado oscuro de Sidious.

Los dos lucharon ferozmente a través de la oficina privada del Canciller y el cuarto de su oficina principal dedicado al descanso. Windu dirigió la batalla hacia la ventana de la oficina, que se rompió rápidamente por culpa de sus sables en movimiento. Al llevar el duelo hasta la cornisa la ventana de la oficina, situada por encima de una caída en picado por el paisaje urbano de Coruscant, Windu impulsó a Sidious a concentrarse más en la cornisa, y menos en alimentar su velocidad con la Fuerza. El ligero descenso en la velocidad de combate de Sidious permitió a Windu derrotar al Lord Sith con una estocada bien posicionada en la cara, que le hizo perder su sable por las calles de bajo la ventana.

Vaapad.png

Windu y Sidious en combate.

Windu tenía la sartén por el mango, pero la lucha no había terminado. Una dura batalla se produjo, y Anakin Skywalker apareció justo cuando Windu había acorralado Sidious y otra vez le dijo que estaba bajo arresto. Con un destello de su visión única Windu sintió el punto de ruptura de Sidious: Anakin Skywalker. Mientras Windu se daba cuenta de la profunda confianza del Lord Sith en Skywalker, Sidious desató todo su poder. El Lord Sith utilizó rayos de la Fuerza contra Windu, desconcentrándolo de sus pensamientos. Gruñendo por el esfuerzo, Windu redirigió los rayos de vuelta a Sidious con su sable de luz, derritiendo las facciones del Canciller. Skywalker vio al Maestro Jedi aparentemente causando un dolor agonizante a un Sidious aparentemente indefenso.

Mientras luchaban, cada uno de ellos imploró a Skywalker su ayuda, cada uno tratando de convencerlo de traicionar al otro. Finalmente Sidious cesó sus ataques, alegando que ya no podía mantener sus ataques contra Windu, exclamando que estaba demasiado débil. Skywalker creía que si Sidious moría, sus posibilidades de salvar a Padmé Amidala de una muerte segura se perderían. Skywalker le dijo a Windu que el Lord Sith debía someterse a un juicio y que matarlo no era el estilo Jedi, pero Windu determinó que el hombre, tanto Palpatine como Sidious, era demasiado peligroso para ser mantenido con vida porque tenía el control del Senado y de los tribunales. Sidious volvió a pedir ayuda a Skywalker, mientras Windu se disponía a matar al Lord Sith.

Muerte de Mace.png

Windu golpeado por los rayos de Sidious.

Con la atención de Windu centrada por completo en Sidious, el Maestro Jedi no pudo prever la intervención de Skywalker. Skywalker encendió su sable de luz y cortó la mano de Windu, dejándolo indefenso contra todo el poder de los rayos de la Fuerza de Sidious. Impresionado, Windu se dio cuenta de que había estado demasiado centrado en Sidious. Había olvidado percibir el punto de ruptura de Skywalker. El Canciller, una vez más desató su furia, lanzando rayos de la Fuerza contra el cuerpo de Windu, y tirándolo a toda velocidad a través la ventana.

A sus cincuenta y tres años de edad y después de décadas sirviendo al Consejo Jedi, el Maestro Mace Windu estaba muerto. De un solo golpe, Sidious había eliminado a uno de los pocos Jedi que suponían alguna amenaza para él y se aseguró la lealtad de Anakin Skywalker. Con la muerte de Windu, Skywalker se convirtió en Darth Vader y la Gran Purga Jedi comenzó.

Legado

Kanan Jarrus: «El Maestro Windu hablaba de sus logros en la Batalla de Lessu.»
Cham Syndulla: «Ah. Mace Windu. Nos superaban cien a uno y cruzamos el puente de energía de Lessu, hacia un terrible destino. Nada nos iba a detener. En canciones llamaron a aquél ataque el "Martillo de Ryloth". »
Kanan Jarrus y Cham Syndulla [fuente]
El nombre de Windu fue más tarde avillanado por aquellos que confiaban en el Imperio Galáctico. El Imperio enseñó en sus libros de historia que Mace Windu fue el líder de una banda criminal que interfirió en una ejecución legal en Geonosis, provocando las Guerras Clon.

Durante el reinado del Imperio, el pueblo de Ryloth aún recordaba sus hazañas durante la Batalla de Lessu, e inmortalizó su nombre junto al de Cham Syndulla en la canción "El Martillo de Ryloth".

Apariciones

Fuentes

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar