Wikia

Star Wars Wiki

Lusankya

23.691páginas en
la wikia
Discusión0
Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva República.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva Orden Jedi.


El Lusankya, conocido originalmente como el Ejecutor II,[2] fue un Acorazado Estelar clase Ejecutor construido por los Astilleros Kuat, siendo la nave hermana del Ejecutor, que fue construido en Fondor.

Al cabo de su construcción, la nave se enterró bajo la superficie de Coruscant, en donde sirvió como prisión privada de Ysanne Isard, y después como su nave de mando durante la Guerra del Bacta.

Cuando la Nueva República derrotó a Ysanne, el Lusankya pasó a formar parte de su flota espacial hasta su destrucción en la Guerra Yuuzhan Vong.

Características

El Lusankya fue el segundo Superdestructor Estelar clase Ejecutor en ser construido.[3] Medía 19.000 m de largo, doce veces más que un Destructor Estelar clase Imperial I. Podía transportar más de 5.000 armas,[4] por lo menos 12 escuadrones de cazas estelares TIE,[5] no menos de otras 200 naves de combate de apoyo, dos comandancias de guarnición prefabricadas,[4] y suficientes soldados de asalto y AT-AT para imponer la voluntad del Imperio en cualquier sistema estelar.

El Lusankya fue designado para ser una variante de la clase Ejecutor, concentrándose más en la ocupación planetaria sin necesidad de cargueros de apoyo. Para tal fin, se prescindió de varias baterías de turboláseres a cambio de más armamento de defensa de precisión.[1]

Historia

Construcción y emplazamiento en Coruscant

El Lusankya se construyó a la vez que su nave hermana el Ejecutor. Durante su construcción, ambas naves se llamaron Ejecutor para aparentar que solo se había construido una nave. Sin embargo, mientras que el Ejecutor fue puesto a disposición del servicio Imperial tras su construcción, el Lusankya fue llevado a Coruscant y se enterró bajo su superficie. La nave y su montura autoelevadora se escondieron en el interior de un superarmazón de vigas y componentes electrónicos, antes de enterrarlo, se dijo que era un gran generador de escudos a nivel planetario.[1] El paisaje urbano se reconstruyó sobre la nave para borrar su localización.[3]

Lucy roundel.svg

Emblema del Aveestelar de la Alianza en el Lusankya.

Sin llegar a saber todos los detalles acerca del entierro, algunos observadores de la Nueva República especularon más tarde, que o bien se ejecutaron a todos los testigos, o el Emperador Palpatine hizo uso a gran escala de la Fuerza para hacer olvidarlo a todos los que lo vieron.[6] También se pensó que el Lusankya era una medio para garantizar una huida segura para Palpatine, en caso de Coruscant fuese invadido por fuerzas hostiles. Solo llegaron a saber de su existencia, localización y propósito unos pocos elegidos.

Prisión privada de Ysanne Isard

Una parte del Lusankya sirvió como prisión privada del jefe de Inteligencia Imperial Ysanne Isard. Isard podía ir y volver al Lusankya a través de una red de transbordadores subterráneos, (similares al metro) que conectaban con la nave. Una de estas lanzaderas conectaban con el Museo Galáctico, otro con el vestíbulo del piso 43 del Palacio Imperial y otro llegaba hasta una vieja sala de subcomisiones del anterior Edificio del Senado Imperial. En los interrogatorios de los prisioneros del Lusankya, Isard era despiadada, utilizando cualquier método necesario,—incluyendo la tortura, drogas, y manipulación psicológica—con tal de averiguar lo que quería. Incluso llegó a convertir prisioneros, normalmente agentes Rebeldes en agentes durmientes Luego los devolvía con sus familias, amigos y colegas para utilizarlos como espías de la Rebelión, efectuar sabotajes y asesinar enemigos.

Corran Horn se enteró de la prisión cuando el gran rival del Diktat corelliano fue asesinado por su asesor. Este asesor había sido convertido en agente durmiente en el Lusankya y después de cometer el homicidio no dejó de repetir el nombre de la nave una y otra vez.

A pesar que nadie fuera del círculo de Isard conocía la localización del Lusankya llegó a conocerse por ser la infame prisión privada de Ysanne Isard. El General Jan Dodonna fue enviado allí tras ser capturado poco después de la Batalla de Yavin. Tycho Celchu también fue enviado al Lusankya tras su captura sobre Coruscant. Isard trató de convertirlo en uno de sus agentes, pero sus intentos lo dejaron en estado catatónico. Al final lo transfirió a Akrit'tar, pero consiguió escapar y regresó a la Rebelión

Después de ser capturado durante una misión de espionaje en Coruscant, Horn fue llevado a bordo del Lusankya y allí se encontró con Jan Dodonna. Por él, Horn se enteró de que a mucha gente se le había hecho un lavado de cerebro mediante el adoctrinamiento de Isard, entrando en estado catatónico durante el proceso —el resto de prisioneros se referían a ellos como los “durmientes”. Horn también se dio cuenta de una sospechosa inconsistencia en el interior de la prisión: en el subterráneo principal donde trabajaban los prisioneros, un objeto podía “caer hacía arriba” si se arrojaba lo suficientemente alto. Esto era debido a que la gravedad artificial del Acorazado Estelar estaba invertida en donde trabajaban los prisioneros, apareciendo como si estuviesen boca bajo, una táctica utilizada por Isard para que si a alguno se le ocurría escapar cavando “hacía arriba” acabaría adentrándose más profundamente en la prisión y haciendo más fácil su captura. Finalmente Horn consiguió escapar de la prisión en donde encontró una biblioteca y descubrió que no solo a él se le había lavado el cerebro, sino también a Celchu. Además de todo esto descubrió al verdadero traidor en las filas del Escuadrón Pícaro. Tras una investigación más profunda encontró un desintegrador en un ejemplar de la biblioteca de “La Historia Completa de Corvis Minor”, y una lanzadera privada que le permitiría abandonar el Lusankya. La lanzadera le llevó a una sección de acceso restringido del Museo Galáctico en donde Horn se dio cuenta de que nunca había abandonado Coruscant.

Emergiendo de Coruscant

Lusankya escaping Coruscant.jpg

El Lusankya elevándose desde Coruscant.

Tras la fuga de Horn, Isard fue consciente de que la Nueva República encontraría enseguida al Lusankya y la apresarían si se quedaba. Isard mandó a la tripulación emerger la nave del planeta. En el despegue, el Lusankya arrasó un área de 259 km² de la superficie del planeta, matando una cantidad indecible de millones de seres en el acto. El Lusankya se abrió camino a través de los dos niveles de escudos planetarios parándose para intercambiar fuego con una plataforma de defensa Golan en órbita antes de deshacerse de su montura elevadora y salir del sistema Coruscant.

La Batalla de Thyferra

El Lusankya fue hasta Thyferra, en donde las fuerzas Imperiales prepararon el camino para un golpe de estado que al final situó a Isard como líder planetario. Debido a que la Nueva República no quería tomar acciones contra Isard, por ser una líder elegida, Corran Horn, Wedge Antilles y otros miembros del Escuadrón Pícaro dimitieron del servicio a la flota de la Nueva República y clandestinamente, comenzaron a reunir recursos para seguir luchando contra Isard.

A su llegada a Thyferra, el Lusankya se unió con el Destructores Estelar clase Imperial II Avaricia y Virulencia y el Destructor Estelar clase Victoria Corruptor.

Durante los siguientes meses, los Pícaros fueron trabajando paso a paso en hacerse con su propia fuerza de combate, a la vez que menoscababan las fuerzas Imperiales hasta el punto de que las dos armadas podían equipararse. El Corruptor fue destruido en Alderaan cuando, el crucero de guerra alderaaniano automatizado, Valeroso, se unió a los Pícaros. El comandante Antilles pudo contactar con Sair Yonka—capitán del Avaricia—para tomar la nave y dejar el servicio a Isard. Quedaron solo el Lusankya y el Virulencia.

Una vez las fuerzas de Isard descubrieron la estación espacial de los Pícaros en Yag'Dhul, enviaron al Lusankya y al Virulencia a destruirles. Pero cuando llegaron, los Pícaros saltaron al hiperespacio y la estación hizo gala de un fuerte armamento pesado, con más de doscientos cañones lanzadores de torpedos de protones y misiles de impacto. El Lusankya fue capturado por los rayos tractores de la estación, pero fue liberado cuando el Virulencia interceptó el rayo y fue capturado por en su lugar. El Lusankya se retiró del sistema y dejando atrás a sus cazas en su prisa por escapar. La estación ordenó rendir el Virulencia o serían destruidos, a lo que la tripulación accedió, después de abandonarla el pirata a cargo de la estación Booster Terrik tomó la nave.

El capitán del Lusankya, Joak Drysso, regresó a Thyferra esperando una batalla. Sin embargo, cuando la nave salió de la velocidad luz, no se encontró nada más que el tráfico normal. Poco después de su llegada apareció un Destructor Estelar en el sistema, era el Avaricia, ahora renombrado a Libertad que llevaba a bordo a los Pícaros para atacar el Lusankya. Cuando dispararon una descarga de torpedos de protones, una gran cantidad de torpedos y misiles impactaron en el Lusankya. La segunda salva provenía del tráfico de cargueros en el sistema. Antilles había convencido a un número de naves para unirse en el esfuerzo. Estaban equipados con torpedos pesados, pero no tenían sensores de objetivos. En su lugar el armamento de los cargueros se conectó con el sistema informático de objetivos del Escuadrón. El Libertad y el Valeroso también concentraron su fuego en el Lusankya. El Libertad fue gravemente dañado, sin embargo, el Valeroso quedó intacto. Enseguida apareció el Virulencia en el sistema Thyferra. Pero ya no estaba bajo el control Imperial. Un escuadrón de Alas-A dirigido por Pash Cracken se había hecho con el control del Virulencia durante su rendición ante la estación Yag'Dhul. Ahora el Virulencia volvió su artillería contra el Lusankya.

El comandante Antilles decidió entonces pedir al Lusankya que se rindiera viendo que la nave no podría durar mucho así. Drysso se negó a dar la nave y parecía que había enloquecido por los acontecimientos de los pasados días. Se estaba preparando para asaltar Thyferra con el mismo Lusankya, en contra de los deseos de su tripulación, cuando fue asesinado por su asesor Waroen. Como capitán en funciones, Waroen rindió la nave a Antilles. A Isard se la dio por muerta cuando el capitán Celchu destruyó la nave en la que se suponía había huido.

Después de la Guerra del Bacta

El Lusankya estaba seriamente dañado tras la batalla por Thyferra. El área donde estaba la prisión tenía una brecha. Afortunadamente para los prisioneros, no estaban a bordo durante la batalla, ya que Isard los había enviado a otras instalaciones, creyendo que la huida de Horn había arruinado lo que antes era su infranqueable prisión.

Habiéndose rendido la nave a Wedge Antilles, este actuó como comandante del Lusankya, con la capacitación que le concedío el rango, unió en matrimonio a Corran Horn y Mirax Terrik, con Tycho e Iella Wessiri como testigos. Antilles, horn y el resto del escuadrón se reunieron con las fuerzas armadas de la Nueva República, al “producirse un error” en el registro de las dimisiones de los miembros del escuadrón. El consejo resolvió una resolución que aprobaba a hechos pasados para la Nueva República toda la operación de los Pícaros.

El Lusankya dejó entonces el sistema Thyferra y fue llevado a un lugar secreto en donde se hicieron reparaciones y mejoras. Se extendió el rumor de que la nave había sido destruida, bien porque el daño sufrido hacía imposible su reparación, o bien porque el Lusankya fue se había desguazado. La nave siguió bajo reparación durante la campaña contra la Nueva República del Gran Almirante Thrawn. La nave recobró su afilado semblante y se pintaron dos enormes emblemas Rebeldes en ambos flancos. El complejo presidiario original se eliminó de la nave y en su lugar se instaló un complejo médico. El secreto de sus reparaciones fue tal que incluso algunos miembros del consejo no sabían que el Lusankya continuaba existiendo hasta que la milicia informó al consejo.

Ysanne Isard, que se había ido del sistema de Thyferra al final de la Guerra del Bacta, pasó varios días recluida. Finalmente reapareció para tratar de retomar su amado Lusankya de la Nueva República. Mediante un plan para la caída de Delak Krennel y su Hegemonía Ciutric Isard esperaba mantener ocupada a la Nueva República los suficiente como para recobrar su Super Destructor Estelar. Sin embargo, Booster Terrik se anticipó a ella e Iella Wessiri, la estaba esperando para su llegada. Isard intentó matar a Wessiri con su desintegrador de mano, pero falló, y Wessiri le devolvió el disparo derribándola al momento.

Servicio a la Nueva República

Tras la muerte de Isard el Lusankya normalizó su servició a la Nueva República. En una de sus misiones actuó como instalación de investigación médica, para en caso de que el Imperio intentase desarrollar armamento biológico. La nave fue diseñada con nuevas instalaciones de cuarentena que incluían una zona de contención en donde no se permitía entrar a ninguna criatura viviente. Esta área estaba restringida estrictamente a droides, para que si fuese necesario, se pudiese destruir con la mínima cantidad de bajas.

LucyAgainstTheDiamondsInTheSky.JPG

La destrucción del Lusankya en los últimos momentos de la "Operación Lanza del Emperador" durante la Batalla de Borleias.

Cuando se liberaron a los supervivientes de la prisión original del Lusankya, fueron atendidos junto con el Escuadrón Pícaro, en las instalaciones de cuarentena del Acorazado para que los médicos pudiesen confirmar que ningún prisionero ni ningún Pícaro eran portadores de ninguna arma biológica.

Además del reacondicionamiento para operaciones médicas, la Nueva República también logró reducir la requerimientos de la tripulación para la nave de guerra, Aun más, el Lusankya fue reacondicionado con mejor armamento que los Acorazados Estelares aún al servicio del Imperio. Se rediseñaron otros sistemas para aprovechar el espacio extra disponible.

La nave quedó al mando del comandante Wedge Antilles y la utilizó como base para la reforma de combate múltiple del Escuadrón Pícaro a la que había sido designado para supervisar. Además del propio Escuadrón Pícaro, otras 100 naves destinadas a su servicio se estacionaron a bordo del Lusankya. La primera misión que asumió para la Nueva República fue en la Segunda Batalla de Phaeda en 11 DBY. En 12,5 DBY volvió a servir de nuevo para la Nueva República en la Batalla de Orinda.

«No es que te vaya a echar de menos exactamente.»
Wedge Antilles en la destrucción del Lusankya.[fuente]

El Lusankya sirvió en la flota de la Nueva República durante al casi veinte años. Participó en la Batalla de Borleias durante la Guerra Yuuzhan Vong, en donde colaboró en la protección de la fortaleza de la República en Borleias durante un mes. Después sufrir serios daños por desgaste, se decidió abandonarla. Se sacó poco a poco a la tripulación del Lusankya mientras se desmantelaba su armamento y se transfería a otras naves de combate. En su lugar los ingenieros de la Nueva República instalaron un tubo hueco que recorría longitudinalmente la nave bajo su casco, el cual fue rellenado con explosivos de alta potencia. Cuando finalmente llegó el momento de evacuar Borleias, el Lusankya se envió a colisionar contra la mundonave del Dominio Hul. Con una flota de naves de combate de la República escoltándola, el comandante Eldo Davip consiguió alcanzar la mundonave y atravesarla con el casco del Lusankya antes de salir de la nave-bomba. Ambas naves se aniquilaron permitiendo a la Nueva República retirarse entre el caos.

Comandantes y tripulación

Se conocen la mayoría de nombres de los oficiales al mando del Lusankya durante la Guerra del Bacta. Exceptuando a su capitán y a su coronel al mando de los cazas estelares TIE, la mayoría parecen ser de nivel júnior, quizás una muestra de las inusuales circunstancias en las que la nave entró en servicio.

Poco se sabe sobre los oficiales y tripulación al servicio de la Nueva República; estuvo al mando del General Wedge Antilles durante varios años a partir de 11 DBY,[7] y por el tiempo de su destrucción en 28 DBY, se le asignó una tripulación dirigida por el Comandante Eldo Davip.[8]

Detrás de las cámaras

El Lusankya se llamó así por el Lubyanka, la infame prisión del KGB. El autor Michael A. Stackpole declaró: "Quería que sonase como la ineludible prisión en Moscú porque quería que el Lusankya fuese ineludible."[9]

Apariencia

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Starships of the Galaxy (2007)
  2. Coruscant and the Core Worlds
  3. 3,0 3,1 3,2 X-wing: The Bacta War
  4. 4,0 4,1 Star Wars: Complete Locations, p. 171
  5. Starships of the Galaxy, p. 106
  6. X-wing: The Krytos Trap
  7. Crimson Empire
  8. Enemy Lines I: Rebel Dream
  9. http://www.moseisley.com/mos/iview/masinterview.html
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria