Fandom

Star Wars Wiki

Luminara Unduli

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 
«Fue una gran Maestra Jedi. Valiente, compasiva, disciplinada.»
Kanan Jarrus[fuente]
Luminara Unduli fue una Maestra Jedi mirialana durante los días finales de la Orden Jedi. Comandó el 41er Cuerpo de Élite del Gran Ejército de la República, y fue la maestra de la Padawan Barriss Offee. Juntas, lucharon en numerosos campos de batalla durante las Guerras Clon, hasta que Offee se volvió en contra de la Orden Jedi haciendo explotar bombas en el Templo Jedi.

Al final de la guerra, Unduli luchó en la Batalla de Kashyyyk . Sin embargo, murió después de que el Canciller Supremo Palpatine ejecutara la Orden 66 y destruyera la Orden Jedi. El Imperio Galáctico más tarde usó sus huesos para atraer a los Jedi en trampas para que pudieran ser asesinados. Una de esas trampas fue tendida a Kanan Jarrus y la tripulación del Espíritu, que creía que Unduli estaba viva y había sido encarcelada en Stygeon. Organizaron una misión de rescate, sólo para descubrir que se trataba de una trampa ideada por El Inquisidor. Los rebeldes escaparon con el conocimiento de que Unduli estaba muerta.

Biografía

Vida temprana

Luminara Unduli fue una mirialana sensible a la Fuerza nacida en el planeta Mirial. Como todos aquellos sensibles a la Fuerza, Luminara fue llevada al Templo Jedi de Coruscant, donde fue entrenada en las artes Jedi hasta ascender al rango de Maestra Jedi.

Antes de la Crisis Separatista, Unduli tomó una padawan, Barriss Offee. Tras un intento de asesinato sobre la senadora de Naboo, Padmé Amidala, Luminara participó en una reunión entre el Consejo Jedi y el Canciller supremo Sheev Palpatine en la que se discutió la posibilidad de una guerra entre la República y los separatistas liderados por el Conde Dooku.

Guerras Clon

Batalla de Geonosis

Cuando parecía evidente que se iba a producir un conflicto armado a gran escala entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes, Obi-Wan Kenobi fue capturado por la Confederación en Geonosis, y Unduli y su Padawan Barriss Offee se unieron al Maestro Jedi Mace Windu y un gran grupo de Jedi en una misión de rescate.

7D373E30A.jpg

Luminara Unduli y Shaak Ti entran en la Arena Petranaki de Geonosis

Unduli y el resto de Jedi llegaron hasta la Arena Petranaki, donde Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker y la senadora Padmé Amidala iban a ser ejecutados por la Confederación. Doscientos Jedi entraron en la arena para desafiar al Conde Dooku, el líder de la Confederación, quien estaba supervisando personalmente la ejecución. Luminara, entró en la arena junto a la Maestra Jedi Shaak Ti, y encendió su sable de luz preparándose para la batalla que se avecinaba.

Una corta pero duda batalla se inició, en la que Luminara y doscientos Jedi más se enfrentaron a un ejército de droides de la Confederación. Más de la mitad de los miembros del equipo de rescate Jedi perecieron durante la batalla, que se detuvo en cuanto un pequeño grupo de supervivientes Jedi quedaron rodeados por los droides. El Conde Dooku, exigió a Unduli y al resto de Jedi que se rindieran, cosa que Windu rechazó hacer. Entonces, la batalla continuó hasta la llegada del recién creado Gran Ejército de la República y el Gran Maestro Yoda. Todos los Jedi supervivientes subieron a bordo de varias naves LAAT, y Luminara consiguió subir en una de ellas junto a Shaak Ti y Saesee Tiin entre otros, abandonando de este modo la arena.

Duelo con Ventress

«Esa asesina, yo... nunca me he enfrentado a un adversario como ella. Debería haber escuchado tu consejo.»
―Unduli a Ahsoka Tano[fuente]
Unduli Tano part ways.png

Luminara Unduli y Ahsoka Tano

Más tarde, Unduli viajó a Rodia para escoltar al capturado líder de la Federación de Comercio, el virrey Nute Gunray a Coruscant para ser juzgado. A la Maestra Jedi se unió la padawan de Anakin Skywalker, Ahsoka Tano. A bordo del Destructor Estelar clase Venator Tranquilidad, Unduli encabezó los interrogatorios al virrey, cuya poca colaboración para proporcionar información útil a la República costó la paciencia de Tano. La padawan amenazó a Gunray con su sable de luz, y aunque Unduli regañó a la padawan por utilizar el miedo como arma, el virrey acordó negociar con los Jedi. Antes de que cualquier información pudiese ser obtenida, el Tranquilidad fue atacado por la Acólita Oscura Asajj Ventress y un escuadrón de droides, que había llegado para rescatar a Gunray.

Después de que Unduli y el Comandante Clon CC-1004, apodado "Gree", lograsen destruir un ejército de superdroides, la Maestra Jedi sintió que Tano estaba en peligro y se apresuró a reunirse con ella. Unduli llegó para ayudar a la padawan, que estaba enzarzada en un enfrentamiento con Ventress, que quedó acorralada. Sin embargo, mientras declaraba su rendición, Ventress activó unos detonadores térmicos que ella misma había colocado en la sala de máquinas del Destructor Estelar, paralizando el crucero; y escapó. Aunque Tano se ofreció a ayudar, afirmando que la asesina era demasiado poderosa para ser derrotada por un solo Jedi, Unduli persiguió imprudentemente a la asesina por su cuenta, dejando a Tano vigilando a Gunray.

Luminara-bio-3 c0d7623c.jpeg

Luminara se enfrenta a Ventress.

Luminara encontró a Ventress e inició un duelo con ella. En mitad del duelo, Unduli recibió una herida en su ojo izquierdo, y quedó finalmente atrapada debajo de varios tubos de metal que Ventress había lanzado sobre ella desde el techo. Cuando Ventress se disponía a asestar su golpe final, la Maestra Jedi fue salvada por la oportuna llegada de Tano, que había decidido desobedecer sus órdenes para ayudar a Unduli. La mirialana aceptó la ayuda de la padawan y volvió a batirse en duelo con Ventress, pero al final, Ventress escapó con la ayuda del Comando del Senado Faro Argyus, que se había aliado con los separatistas y liberado a Gunray de la custodia de la República. Unduli y Tano transmitieron la señal de la nave republicana robada que habían usado Ventress y Gunray para escapar al Maestro Jedi Kit Fisto, que rastreó a Gunray hasta la tercera luna de Vassek. Unduli pidió disculpas a Tano para no haber hecho caso de su consejo antes de que la padawan partiera para encontrarse con su propio Maestro.

Segunda Batalla de Geonosis

«Cabelleros, si no hay más que hablar, la batalla nos espera.»
―Luminara Unduli a Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker[fuente]
Open-uri20150608-27674-1q3kl11 3c4edd00.jpeg

Luminara y Barriss se reúnen en Geonosis con Anakin y Ahsoka.

Más tarde, Luminara fue enviada a Geonosis a ayudar a los Maestros Ki-Adi-Mundi y Obi-Wan Kenobi a destruir una fundición de droides propiedad de Poggle el Menor. Junto a su padawan Barriss Offee, Luminara se unió a Anakin Skywalker y Ahsoka Tano. Antes de reunirse con el dúo, Luminara advirtió a Offee de que Anakin y Ahsoka formaban una pareja muy peculiar. Al reunirse con ellos, Luminara y Barriss se coordinaron para explicar su estrategia para destruir la fundición de droides. La estrategia consistía en que las padawans se infiltraran en la fundición y pusieran bombas en sus reactores mientras Luminara, Anakin y las tropas clon ejercían una maniobra de distracción.

Inicialmente, Anakin se negó a que Ahsoka se infiltrara en la fundición, alegando que no estaba preparada para ello. Sin embargo, cuando Luminara le preguntó si no confiaba en su aprendiz, Anakin accedió al plan de Luminara y respondió molesto que él tenía plena confianza en su padawan. Así pues, mientras las padawans se infiltraban en la fundición, Luminara y Anakin dirigieron sus tropas en un asalto frontal contra la fundición. Así, se inició una batalla contra las fuerzas droides de a fundición con la que los Jedi esperaban distraer al enemigo.

En un momento dado, una columna de tanques indestructibles salió de la fundición. Mientras los tanques cruzaban un puente, bajo el cual había un precipicio, Luminara y Anakin colocaron bombas debajo de él. Luego, hicieron explotar las bombas y el puente se derrumbó, cayendo los tanques precipicio abajo. Tras celebrar brevemente su victoria junto a las tropas clon, Luminara y Anakin recibieron una llamada de sus padawans, en la que les informaron de que no tenían otra alternativa que hacer explotar la fundición de droides con ellas dentro.

Open-uri20150608-27674-khgok3 5bc28ee4.jpeg

Luminara y Anakin se disponen a enfrentarse a un ejército de droides.

Tras el derrumbe de la fundición de droides, Anakin ordenó que se intentase rescatar a Ahsoka y Barriss de debajo de los escombros de la fundición. Luminara trató de calmar a Anakin, quien respondió que no estaba dispuesto a dejar morir a Ahsoka. Luminara dijo que ella tampoco deseaba la muerte de Barriss, pero que a diferencia de él, ella era capaz de aceptar la posible muerte de su aprendiz si así ocurría.

Finalmente, las tropas clon consiguieron encontrar vivas a Ahsoka y Barriss, aunque heridas. Al verlas, tanto Luminara como Anakin se alegraron enormemente.

Después de eso, Unduli partió en busca de Poggle el Menor, quien había huido hasta las catacumbas de un antiguo templo. Mientras ella y un soldado clon investigaban en el templo, una tormenta de arena evitó que pudieran llegar refuerzos hasta su posición. Mientras se comunicaba con Obi-Wan Kenobi y Ki-Adi-Mundi vía holograma, el clon que acompañaba a Unduli fue asesinado, y una horda de zombis geonosianos apresó a Luminara, que quedó inconsciente.

A continuación, Luminara fue llevada ante la reina Karina la Grande, quien deseaba vengarse de aquellos que habían invadido su planeta, asesinando a los geonosianos. Los Jedi Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker acudieron al rescate de Luminara, quien recuperó la conciencia cuando sus rescatadores estaban cerca de su posición. Al darse cuenta de que Kenobi y Skywalker estaban acudiendo a su rescate, Luminara contactó con ellos y les pidió que se marcharan, pero fue atacada de nuevo por zombies geonosianos y se vio obligada a cortar la comunicación. Los Jedi ignoraron las advertencias de Luminara y prosiguieron con su intento de rescate.

Open-uri20150608-27674-b0znpv c2693d93.jpeg

Los geonosianos se disponen a introducir un parásito en el cuerpo de Luminara para tomar el control de su cabeza.

Kenobi y Skywalker finalmente encontraron a Luminara al lado de Karina la Grande, atada a una pared mediante rayos de energía. Cuando los geonosianos se dispusieron a hacer entrar un parásito en el cuerpo de Luminara para tomar el control de su mente, Kenobi optó por esperar un tiempo para ver por dónde penetraría el parásito en el cuerpo de Luminara. Tanto Skywalker como Luminara sin embargo, prefirieron matar al parásito y escapar cuanto antes. Skywalker, mató al parásito rápidamente y liberó a Luminara, mientras varios clones liderados por el Comandante Cody cegaron con sus linternas a los zombies geonosianos.

Luminara y Skywalker capturaron a Poggle y junto a Kenobi y los clones, escaparon de las catacumbas del templo en el que se encontraban, puesto que éstas estaban comenzando a hundirse. Así, la República tomó a Poggle como prisionero y la reina Karina la Grande quedó atrapada bajo un montón de escombros.

Batalla de Kashyyyk 

Pasado un tiempo, la padawan de Luminara, Barriss Offee, fue arrestada por haber cometido un atentado contra el Templo Jedi, asesinando a varios Jedi y personal del Templo, y acusando a Ahsoka Tano del delito. A pesar de quedar impactada por lo ocurrido, Luminara siguió sirviendo a la Orden Jedi hasta el final de las Guerras Clon.

Unduli fue una de los Jedi enviados al planeta natal wookiee, Kashyyyk, durante la Asedios del Borde Exterior para defender un mundo de vital importancia para la República de los ataques de la Confederación de Sistemas Independientes. Los separatistas, deseosos de obtener las rutas hiperespaciales secretas grabadas en los archivos wookiees, amenazaron con invadir el planeta, una amenaza que finalmente cumplieron.

41stelite.png

Luminara en Kashyyyk.

Unduli dirigió las primeras unidades del Gran Ejército de la República en Kashyyyk, incluyendo el 41º Cuerpo de Élite, dirigido por el Comandante Gree, con quien Luminara había luchado durante todas las Guerras Clon. Pronto, el Maestro Jedi Yoda también llegaría a Kashyyk para supervisar la lucha contra los separatistas.

Unduli, los clones y los wookiees, fueron asignados a luchar en primera línea de playa para mantener la posición hasta que las fuerzas separatistas estuvieran completamente inmersas en el combate. Los mejores esfuerzos de las tropas de la República consiguieron mantener la línea de mar intacta hasta que el Maestro Yoda llegó al planeta para combatir contra la Confederación, momento en el que el Ejército Droide comenzó a retirarse.

Orden 66 y legado 

Luminara Stygeon.png

Holograma que muestra a Luminara prisionera del Imperio Galáctico usado para atrapar a más jedis.

Mientras la batalla llegaba a su fin, Unduli se retiró para ayudar en la curación de los heridos. En ese preciso instante, la Orden 66 fue transmitida a los soldados clon bajo su mando directamente desde la Oficina del Canciller Supremo. De algún modo, Luminara consiguió escapar, y evitó perecer durante la Orden 66. La Orden Jedi, por su parte, fue destruida, y Palpatine se declaró Emperador y transformó la República en el Imperio Galáctico.

Tiempo después, Luminara fue descubierta por el Imperio Galáctico, y fue encarcelada en La Aguja, en el planeta Stygeon. Allí, esperó su ejecución. Finalmente, El Inquisidor entró en la celda de Unduli y la ejecutó.

Después de su muerte, comenzaron a extenderse rumores de que Unduli había sobrevivido a las Guerras Clon y todavía estaba viva, continuando vigentes en el 5 ABY. En realidad, el Imperio estaba utilizando los restos de Unduli para atraer a los Jedi supervivientes en trampas para que pudieran ser asesinados. Una de esas trampas fue tendida por El Inquisidor catorce años después de la guerra, con los restos de Unduli encerrados en la prisión conocida como La Aguja en el planeta Stygeon.

Fingiendo creer que Unduli estaba viva, el Senador Imperial Gall Trayvis , un miembro del Imperio que fingía estar en su contra para dar caza a células rebeldes, hackeó la HoloRed para proclamar que Unduli estaba encarcelada en algún lugar del Sistema Stygeon . Esta transmisión fue vista por la tripulación rebelde del Espíritu, que incluía al superviviente Jedi Kanan Jarrus y su aprendiz, Ezra Bridger. Jarrus y la tripulación decidieron que iban a organizar una misión de rescate para salvar a Unduli. Jarrus, quien recordaba a Unduli como una Jedi compasiva y capaz, quería encontrarla sobretodo porque creía que ella sería una mejor mentora para Bridger.

Luminara's Remains.png

Los restos de Unduli en La Aguja.

Los rebeldes se infiltraron en La Aguja, con Jarrus y Bridger al frente de la búsqueda de la Maestra Jedi. Encontraron una celda en la que vieron una manifestación física de ella. Jarrus pudo sentir su presencia, pero notaba algo raro. Su manifestación física pronto desapareció introduciéndose en un ataúd, que contenía los restos de Unduli.

Fue en ese momento que El Inquisidor se reveló a sí mismo y trató de matar a los dos Jedi. Tras un breve duelo en el que Jarrus y Bridger fueron superados, los rebeldes fueron capaces de escapar de Stygeon sin sufrir ningún daño. A continuación, los rebeldes escamparon la información de que Luminara estaba muerta, con la esperanza de que ningún otro Jedi volviera a caer en la trampa del Imperio. Esa experiencia, ayudó a Jarrus a entender que podía entrenar a Bridger él mismo.

Apariciones

Fuentes

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar