FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«Y como rey, juro mi lealtad a todo el pueblo de Mon Cala.»
―Lee-Char al ser coronado[fuente]

Lee-Char fue un Mon calamari que sirvió como líder de Mon Cala durante las Guerras Clon. Lee-Char debía heredar el trono de su padre, el rey Yos Kolina, pero el asesinato de su padre condujo a una guerra civil en el planeta. Al final de la guerra, que supuso una confrontación entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes en Mon Cala, Lee-Char fue coronado rey de Mon Cala.

Tras el alzamiento del Imperio Galáctico, Lee-Char siguió gobernando su planeta como parte del Nuevo Orden. Sin embargo, lo hizo aconsejado en secreto por el Maestro Jedi Barr hasta por lo menos el año 18 ABY, momento en el cual llegaron Wilhuff Tarkin y el Lord Sith Darth Vader junto a un grupo de inquisidores y una fuerza de invasión.

Lee-Char fue capturado por las fuerzas imperiales y retenido en una prisión de máxima seguridad en Strokill Prime, donde permaneció unido a un sistema de soporte vital hasta el 1 DBY. Ese año, la princesa Leia Organa de Alderaan acudió en rescate de Lee-Char, quien pudo grabar un mensaje en favor de la adhesión de Mon Cala a la Alianza Rebelde justo antes de ser asesinado por un grupo de soldados de asalto.

Biografía

Vida temprana

Nacido varios años antes de las Guerras Clon, Lee-Char fue el hijo del rey de Mon Cala, Yos Kolina. Como hijo del rey y como parte de la familia real, Lee-Char estaba destinado a ser rey de Mon Cala después de que su padre muriera o renunciara a la corona. Sin embargo, en el 21 ABY, cuando la Confederación de Sistemas Independientes comenzaba a avanzar al Sistema Calamari, el padre de Lee-Char fue asesinado por un misterioso atacante, obligando a Lee-Char a convertirse en el nuevo rey.

Guerras Clon

TheRaceIsOn-WW

Riff Tamson persigue a Lee-Char y Ahsoka Tano.

En el 21 ABY, durante las Guerras Clon, después de que Yos Kolina fuese asesinado se celebró una reunión para resolver las disputas entre los quarren y los mon calamari y ver si Lee-Char sería el nuevo rey. Mientras que los mon calamari invitaron a la República Galáctica — con la senadora Padmé Amidala y el Caballero Jedi Anakin Skywalker actuando como representantes — los quarren invitaron a la Confederación de Sistemas Independientes — con Riff Tamson ejerciendo de representante — lo que finalmente terminó en conflicto. Aunque Lee-Char intentó asegurar a todos que serviría a su pueblo fielmente, tanto a los quarren como a los mon calamari, Tamson intervino iniciando una pelea y los quarren se marcharon.

Poco después de que el capitán Gial Ackbar y los representantes de la República volvieran de su nave, Lee-Char fue encontrado con la senadora de Mon Cala, Meena Tills, y su seguridad fue encargada a Ackbar para que ejerciera como su guardaespaldas. No obstante, Ackbar expresó sus preocupaciones a Tills acerca de la corta edad del príncipe y su escasa experiencia militar; pero cumplió con sus órdenes y Lee-Char se mostró de acuerdo con sus preocupaciones. Antes de prepararse para la Batalla de Mon Cala, Lemcke se dirigió a Lee-Char y él afirmó que lideraría a su gente con éxito. Pronto se desencadenó una batalla y Lee-Char, junto a Ackbar y Anakin Skywalker, se dirigió al campo de batalla para supervisar el ataque. Aunque Skywalker no estuvo de acuerdo, Lee-Char eligió permanecer junto a su pueblo y ordenó a Ackbar continuar con su ofensiva. Durante la batalla, Lee-Char guió a Amidala y Skywalker a través de un atajo para llevar soldados a la retaguardia enemiga, aunque el tubo que consistía en el atajo fue destruido y Lee-Char afirmó que debían esperar refuerzos de la República.

AckbarAhsokaLee.png

Ackbar y Ahsoka reconfortan a Lee-Char.

Poco después de la destrucción del tubo, llegaron los refuerzos de la República liderados por la comandante Ahsoka Tano y el General Jedi Kit Fisto. Durante la batalla, los mon calamari comenzaron a aclamar a los refuerzos y Ackbar instó a Lee-Char a hacer que la gente lo aclamara también e él, dándole un bláster. Al cabo de poco, Riff Tamson nadó hacia Lee-Char para matarlo, pero Ahsoka Tano, que estaba usando un speeder subacuático, corrió hacia él y lo salvó de la mandíbula de Tamson. Mientras estaban en un tubo, fueron atrapados por Tamson, pero consiguieron escapar cuando varios guardias mon calamari atacaron al karkarodon. Luego, los acuadroides enemigos se retiraron esperando a más refuerzos. Acto seguido el campo de batalla se llenó de medusas hidroides procedentes del planeta Karkaris, y Lee-Char, bajo la supervisión de Ackbar, ordenó a los soldados abrir fuego. Sin embargo, los droides reaparecieron y la batalla continuó mientras Lee-Char y Ackbar lideraban la retirada a las cuevas.

Luego, el grupo fue contactado por los Jedi Yoda y Mace Windu, a quienes pidieron más refuerzos antes de perder la conexión momentos después. Entonces, el grupo decidió dirigirse a la superficie de Mon Cala para alcanzar una nave de la República. Antes de llegar allí, la nave explotó y Lee-Char y sus compañeros fueron obligados a agarrarse a sus restos para caer hasta el fondo marino. Lee-Char pronto se separó con Ahsoka, Kit Fisto y varios soldados clon; y todos ellos se escondieron. Mientras pasaban a la clandestinidad, Lee-Char fue testigo de cómo la población era escoltada a campos de trabajo. Entonces, Lee-Char usó una concha para hacer un fuerte sonido, haciendo que los mon calamari miraran hacia él, dándoles esperanza. Los droides corrieron a atacar al príncipe, pero fueron destruidos por los Jedi. Los refuerzos de los Jedi, un ejército de gungans liderados por Jar Jar Binks, pronto llegaron para asistir a Lee-Char y liberar a su gente. Sin embargo, una nave separatista llegó y creó un remolino alrededor del príncipe, y Tamson comenzó a atacar a Ahsoka y Lee-Char. Kit Fisto procedió a enfrentarse a Tamson, y Lee-Char y Ahsoka consiguieron escapar.

LeeCharCrowned-Prisoners

Lee-Char es coronado rey de Mon Cala.

Al observar cómo los gungans eran llevados a campos de trabajo, Lee-Char afirmó que todo lo que ocurría era su fracaso. Sin embargo, explicó a Ahsoka que necesitaba convencer al jefe quarren Nossor Ri para que les ayudara a unificar a todos los quarren, mon calamari y gungan. Lee-Char y Ahsoka se abrieron paso a uno de los campos para informar a Ackbar de su plan. Mientras discutían los planes con Ackbar, él dijo que los quarren habían matado a Yos Kolina, pero Lee-Char se mostró convencido de que el asesino de su padre había sido Riff Tamson. No obstante, pronto fue capturado. Mientras hablaba con Tamson, Lee-Char pidió ayuda a Nossor Ri, pero fue llevado al exterior para ser ejecutado.

Antes de poder ser ejecutado, Nossor Ri procedió a ayudar al príncipe y soltó tinta sobre sus ejecutores karkarodon. En la escaramuza que tuvo lugar, Ahsoka, Anakin Skywalker, Kit Fisto y las senadoras Amidala y Tills fueron liberados; y Ackbar, los mon calamari, los quarren, los clones y los gungans continuaron luchando contra los separatistas. Mientras tanto, Lee-Char, cuyas dotes de combate habían mejorado desde el inicio del conflicto, se enfrentó a los droides hasta que Tamson llegó, matando a sus guardaespaldas. Lee-Char consiguió enganchar un explosivo en Tamson mientras se enfrentaba al karkarodon y, tras saber que Tamson había asesinado a su padre, decidió devolverle el favor. Lee-Char comenzó a disparar contra Tamson mientras éste se acercaba a él rápidamente, hasta que finalmente dio un disparo certero contra el explosivo, matando al líder separatista.

Era imperial

Negociaciones fallidas

MonCala18ABY

Lee-Char, Raddus y Gial Ackbar reciben a un emisario del Imperio Galáctico.

En el 19 ABY, el Canciller Supremo Sheev Palpatine acusó a la Orden Jedi de traición y ordenó la persecución y exterminio de todos los Jedi. Con los Jedi eliminados, Palpatine puso fin a las Guerras Clon y transformó a la República Galáctica en el Imperio Galáctico, proclamándose a sí mismo Emperador. Un año después del alzamiento del Imperio, en el 18 ABY, un fugitivo Jedi se encontraba en Mon Cala y comenzó a aconsejar al rey Lee-Char en secreto. La actitud de Lee-Char no pasó desapercibida, y Palpatine envió a Wilhuff Tarkin al planeta a bordo del Soberano, quien a su vez encargó al embajador Telvar negociar con Lee-Char.

Telvar exigió a Lee-Char la entrega de suministros al Imperio a cambio de un pago muy inferior a su valor real. Ante esa situación, Lee-Char expresó que creía que la oferta del Imperio era un abuso. Entonces, Telvar cuestionó la voluntad de Mon Cala de permanecer como parte del Imperio, y afirmó que el motivo por el cual el pago era tan bajo se debía a que el Imperio garantizaba la seguridad en Mon Cala. Lee-Char cuestionó la necesidad de protección no obstante, afirmando que la galaxia volvía a estar en paz. Por último, Telvar informó a Lee-Char de que se encontraban en el mismo bando, y cuando el consejero de Lee-Char, Raddus, cuestionó esa afirmación, el rey le hizo callar. Finalmente, Telvar se comprometió a informar de la negociación a sus superiores.

Al marcharse el negociador imperial, Lee-Char dijo a Raddus que las cosas no habían ido demasiado bien, con lo que Raddus se mostró de acuerdo. Acto seguido, Raddus sugirió la posibilidad de abandonar el Imperio Galáctico, y Lee-Char no pensó que aún fuese el momento adecuado para una secesión, pues la opresión del Imperio era un asunto que concernía a toda la galaxia, tal como opinaba su misterioso asesor Jedi.

RaddusLeeChar

Lee-Char y Raddus atestiguan la llegada de Darth Vader y los inquisidores.

A continuación, llegó una lanzadera a Mon Cala de la cual descendieron el Lord Sith Darth Vader y tres de sus inquisidores, entre los que se encontraban el Sexto Hermano, el Décimo Hermano y la Novena Hermana. Además, la nave en la que Telvar abandonaba Mon Cala explotó, lo cual hizo que Wilhuff Tarkin ordenara la invasión del planeta.

Asustado por el curso de los acontecimientos, Lee-Char contactó con su consejero Jedi, el Maestro Jedi Ferren Barr, a quien informó de lo que estaba pasando. Barr le instó a mantener la calma, y cuando Lee-Char le advirtió de la llegada de los inquisidores, el Jedi se mostró seguro de poder lidiar con ellos. Por último, Lee-Char describió la presencia de Darth Vader en Mon Cala, describiendo su gran y negra armadura. Barr afirmó que conocía la identidad del Lord Sith que acababa de llegar, reconociéndolo como Anakin Skywalker.

Enfrentando a los imperiales

Tras comenzar la invasión del Imperio Galáctico sobre Mon Cala, Lee-Char dirigió a sus fuerzas en un intenso combate en Ciudad Dac, enfrentándose a numerosos AT-AT y cazas TIE. En medio de los combates, el rey Lee-Char se reunió con varios de sus consejeros, incluidos el capitán Gial Ackbar y Raddus. Lee-Char pidió a Ackbar que le informara de cómo procedía la evacuación de civiles hacia las profundidades de Mon Cala, y cuando Raddus cuestionó la decisión de retirarse, Lee-Char afirmó que lucharían por su planeta, pero que el bienestar de los civiles era su principal prioridad. Entonces, expresó su determinación de convencer al Imperio para que abandonara Mon Cala sin más derramamientos de sangre.

Lee-CharTarkin

Lee-Char intenta negociar con el gobernador Wilhuff Tarkin.

Para ello, Lee-Char contactó con el gobernador Wilhuff Tarkin, a quien exigió abandonar Mon Cala de inmediato, afirmando que se estaban violando numerosos tratados entre Mon Cala y el Imperio Galáctico. Tarkin sin embargo, afirmó que tras el asesinato del embajador Telvar, el Imperio estaba legitimado para invadir Mon Cala y traer el orden al planeta. Lee-Char insistió en que su pueblo no había tenido nada que ver con el asesinato, y Tarkin afirmó que si eso era cierto, entonces Lee-Char debía permitir al Imperio llevar a cabo una investigación. No obstante, Lee-Char contestó que el Imperio no estaba investigando, si no invadiendo su planeta, de modo que si las tropas imperiales violaban su territorio, los mon calamari y los quarren se defenderían.

Finalmente, Tarkin se tomó las palabras de Lee-Char como una amenaza, y le aconsejó que se rindiera antes de cortar el contacto con él. Luego, Lee-Char contactó con el Maestro Jedi Ferren Barr, quien le dijo que había percibido que el Imperio se convertiría en una poderosa dictadura. No obstante, Barr había presentido que los mon calamari tendrían un papel vital en el enfrentamiento contra el Imperio, con Lee-Char en el centro de esos acontecimientos. A instancias de Barr, Lee-Char se comprometió a hacer lo necesario para salvar a su pueblo y la galaxia de la tiranía del Imperio. Tras enviar a Ackbar a coordinar las defensas del norte del planeta y a Raddus a coordinar las del sur, Lee-Char se dispuso a transmitir un mensaje a su pueblo.

Antes de poder hacerlo, no obstante, aparecieron ante él el Lord Sith Darth Vader y los inquisidores conocidos como la Novena Hermana, el Sexto Hermano y el Décimo Hermano. En el acto, Darth Vader empujó con la Fuerza a Lee-Char contra una pared, mientras que la Novena Hermana procedió a usar la sonda mental con Lee-Char para averiguar la ubicación del Maestro Jedi Barr. Durante la tortura, Lee-Char tuvo tiempo de activar una trampa que inundó todas las ciudades de la superficie de Mon Cala, incluida Ciudad Dac, donde se encontraban él, Vader y los inquisidores.

Lee-CharVader

Lee-Char es descubierto por Darth Vader y sus inquisidores.

Lee-Char quedó malherido en las profundidades del océano como consecuencia, aunque pronto fue encontrado por un grupo de quarrens que acudieron en su auxilio. Lee-Char rápidamente fue intubado y Ackbar acudió a visitarle. A instancias del rey, Ackbar le explicó cómo se encontraba la situación y expresó su creencia de que ahora que el Imperio se arriesgaba en tener que invertir numerosos recursos para subyugar Mon Cala, las negociaciones con él serían más fructíferas. No obstante, impulsado por Barr, Lee-Char afirmó que el Imperio había dejado escapar las negociaciones y insistió en que él debía salvar tanto a su pueblo como a la galaxia. Ackbar preguntó a Lee-Char si esa era su propia opinión o la del Jedi, y Lee-Char, al acordarse de Barr, rápidamente procedió a contactar con él.

Acto seguido, Lee-Char contactó con Barr y le informó de todo lo que había ocurrido, incluido el hecho de que había comunicado a Darth Vader dónde se escondía el Maestro Jedi.

Captura

Lee-Char: «Esto no ha acabado. Ya lo verás. Mon Cala se alzará de nuevo. De alguna forma. Algún día. »
Darth Vader: «Ya no hay Mon Cala. Mon Cala se ha ido. Sólo queda el Imperio.»
— Lee-Char y Darth Vader [fuente]
Poco después, el Lord Sith Darth Vader se dirigió a la posición de Lee-Char y eliminó a todos sus guardias. Entonces, Lee-Char atacó a Vader con un bláster, pero éste consiguió desarmar al rey. Acto seguido, el gobernador Wilhuff Tarkin ordenó a Vader vía holograma arrastrar a Lee-Char hasta una ventana. Desde allí, Lee-Char vio como Tarkin bombardeaba las principales ciudades de Mon Cala. Sin embargo, Lee-Char se negó a rendirse, afirmando que el Imperio Galáctico estaba compuesto por bestias malvadas. Además, Lee-Char afirmó ante Vader que nunca se rendiría, asegurando que en el futuro jugaría un papel central para la rebelión a gran escala contra el Imperio, tal como había predicho Ferren Barr.


VaderLeeCharBarr

Lee-Char es arrestado por el Imperio tras la muerte de Ferren Barr.

Vader dijo a Lee-Char que Barr le había engañado, y en ese momento, apareció el Jedi para enfrentarse a Vader. Mientras Barr y Vader luchaban, el Jedi confesó haber matado al embajador imperial Telvar para desencadenar una lucha entre los Mon calamari y el Imperio. Sorprendido, Lee-Char preguntó cómo un Jedi era capaz de hacer algo así. Barr razonó que después de todo tal vez ya no era un Jedi. De inmediato, Lee-Char ordenó a sus tropas la rendición, asegurando que no se encontraba bajo coacción. Acto seguido, contactó con Tarkin y le pidió cesar los ataques contra Mon Cala. No obstante, Tarkin continuó con los bombardeos, lo cual hizo que el Almirante Raddus liderara un éxodo masivo hacia el exterior de Mon Cala.

Lee-Char preguntó a Barr por qué reía ante la muerte de su pueblo, y Barr simplemente aseguró nuevamente que los mon calamari serían claves para la rebelión, gracias al conflicto que él había iniciado en Mon Cala en ese preciso instante. Barr creía que la muerte de billones de personas inspirarían a trillones a pelear contra el Imperio. Finalmente, Darth Vader asesinó a Barr y tomó como prisionero a Lee-Char. El rey dijo a Vader que algún día, Mon Cala se alzaría de nuevo, y el Lord Sith le dijo que Mon Cala ya no existía, si no que únicamente permanecía en pie el Imperio.

Guerra Civil Galáctica

«Soy Lee-Char de Mon Cala, y estoy muriendo. Pero todos estamos muriendo. La pregunta es, ¿cómo deseamos vivir el tiempo que nos queda? ¿Qué tipo de vida deseamos dejar a aquellos que vienen tras nosotros? He sido un rey ausente, y estoy avergonzado. Desearía haber podido estar con vosotros a lo largo de todo este infierno imperial. Estaba con vosotros en mi corazón. Nunca os he olvidado. La flota es el orgullo de Mon Cala. Mon Cala sabe que el Imperio es malvado. Sus atrocidades están marcadas en nuestra propia piel. Sabemos todo lo malo que han hecho... pero sólo podemos suponer qué más horrores cometerán. Si estamos con ellos cuando los cometan, todo nuestro orgullo quedará inmerso en la vergüenza. Eso no puede ocurrir. Adiós, mi pueblo.»
―Las últimas palabras de Lee-Char[fuente]
Life support lee-char

El rey Lee-Char en un sistema de soporte vital.

En el 1 DBY, la princesa Leia Organa de la Alianza Para Restaurar la República planeó rescatar a Lee-Char con la ayuda de la reina Trios de Shu-Torun, así como Luke Skywalker, Han Solo y el wookiee Chewbacca. Durante ese tiempo, Lee-Char se encontraba apresado y con un sistema de soporte vital en la base imperial de Strokill Prime.

La princesa Leia Organa y sus compañeros, consiguieron infiltrarse en la prisión de máxima seguridad en la que se encontraba convaleciente Lee-Char, acompañados por el Moff de Mon Cala Tan Hubi, a quien habían capturado para poder pasar los bio-escáneres de la prisión. Al llegar a la celda del rey Lee-Char, lo encontraron extremadamente débil y unido a un sistema de soporte vital.

Han Solo y Luke Skywalker discutieron el estado de Lee-Char en voz alta, y al oírles, el rey les pidió que no gritaran tanto. De inmediato, Lee-Char preguntó a Leia si Mon Cala ya era libre del Imperio Galáctico, a lo que ella contestó que Mon Cala seguía ocupado por el Imperio y que ella era la princesa Leia de Alderaan, representante de las fuerzas que se estaban rebelando contra el Imperio. Al saber su identidad, Lee-Char le preguntó acerca de Raddus y Gial Ackbar, suponiendo que ambos se habrían unido a la Alianza Rebelde. Leia le informó de la muerte de Raddus en la Batalla de Scarif, aunque también le comunicó que Ackbar seguía vivo.

Lee-Char alabó a Raddus y explicó cómo ambos se habían rebelado contra el Imperio años atrás, en un despliegue de arrogancia, sólo para ser aplastados por las fuerzas imperiales. Entonces, quiso saber por qué Leia había acudido ante él. Leia le comunicó la necesidad que tenía la Alianza Rebelde de recibir el apoyo de la flota de Mon Cala, y también le informó de que el regente de Mon Cala, Urtya, no estaba dispuesto a poyar abiertamente a los rebeldes. Leia había pensado que rescatando a Lee-Char, conseguirían el apoyo de Mon Cala. Lee-Char afirmó que estaba demasiado débil para abandonar la prisión, pero sostuvo que los rebeldes aún podían llevarse consigo un mensaje de su parte.

Lee-CharDeath

Lee-Char muere a manos de soldados de asalto.

Entonces, Lee-Char grabó un mensaje holográfico en el que comunicaba a su pueblo que se estaba muriendo en una prisión imperial, donde había estado retenido durante años, aunque siempre unido en corazón a los mon calamari y los quarren. Lee-Char lamentó no haber podido ejercer de rey durante todos los años de infierno imperial y describió al Imperio como un ente malvado y opresor. Luego, instó a la flota de Mon Cala a unirse a la Alianza Rebelde apelando a su orgullo, afirmando que de no unirse a la causa rebelde, estarían doblegándose ante el Imperio. Finalmente, se despidió de su gente.

Sin embargo, mientras Lee-Char grababa el mensaje, el Moff Tan Hubi alarmó a los soldados de asalto de la cárcel, que procedieron de inmediato a disparar contra Lee-Char y los rebeldes. Incapaz de moverse debido a su estado, Lee-Char murió a consecuencia de los disparos, igual que Hubi. No obstante, su muerte también quedó registrada en su mensaje holográfico. Cuando Leia entregó las imágenes al regente Urtya, éste las transmitió a todo Mon Cala, que fue testimonio de cómo había muerto Lee-Char a manos del Imperio, así como de sus últimas palabras. Por eso, los mon calamari decidieron unirse a la Alianza Rebelde.

Apariciones

Fuentes



 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.