Fandom

Star Wars Wiki

Kreia

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión2 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.Este fue un artículo destacado de Star Wars Wiki en español.Este artículo está semiprotegido.
«Debes saber que alguna vez existió Darth Traya. Y que ella hizo a un lado ese rol, fue exiliada, y encontró un nuevo propósito. Pero siempre debe haber una Darth Traya, la que mantiene el conocimiento de la traición. La que ha sido traicionada en su corazón, y a su vez traicionará.»
―Darth Traya[fuente]

Kreia fue una Maestra Jedi humana durante la época de las Guerras Mandalorianas, y después fue una Señora Sith bajo el alias de Darth Traya, Señora de la Traición. En la última parte de su vida, después de caer al lado oscuro, los rasgos que tenía en su antigua profesión le servirían como Señora Sith y manipuladora. Habiendo sido traicionada tanto por los Jedi como por los Sith, ella soñaba con vengarse no de una o ambas órdenes, sino de lo que ella creía que le había reservado ese destino: la Fuerza misma.

Su historia alcanzó su clímax cuando encontró a la Jedi Exiliada, un ser único que tenía el potencial de llevar su sueño de venganza a término. Pero este plan terminó en nada, pues la Exiliada confrontó y mató a Traya en la Academia Trayus.

Biografía

Juventud

«Yo fui una historiadora una vez, juntando las reliquias de los Jedi, aprendiendo los antiguos misterios. Siempre había más preguntas.»
Kreia[fuente]

Gran parte de la juventud de Kreia está envuelta en el misterio, excepto por el hecho de que ella alcanzó el rango de Maestra Jedi y que entrenó muchos estudiantes, entre ellos Revan. Sus enseñanzas preocupaban al Consejo Jedi y, hacia el final de su tiempo con la Orden Jedi, ellos consideraban que todos los estudiantes de ella eran fracasos puesto que siguieron a Revan a las Guerras Mandalorianas y cayeron al lado oscuro.[2]

Caída al lado oscuro

«Todo eso que decía de odio, manipulación y pararte sobre tus propias piernas—lo siento, no puedes ser más Sith que eso.»
Atton Rand[fuente]

Es desconocido el momento exacto en el que Kreia fue expulsada de la Orden Jedi aunque, juzgando por algunos comentarios hechos por Maestros Jedi como Kavar, es muy probable que fuera durante las Guerras Mandalorianas, o incluso antes.[3] De acuerdo con Kreia, ella fue exiliada de la Orden por haber adiestrado a Revan.[2] El Concilio Jedi culpó a Kreia por la guerra después de que muchos de sus aprendices fueron fácilmente seducidos por la llamada a la batalla, principalmente Revan.[3] Consumida por la culpa, ella cuestionó la validez de sus creencias en la filosofía Jedi y se preguntó si esta era la razón por la cual Revan había caído.

Kreia siguió los pasos de Revan, viajando de planeta en planeta, buscando una respuesta que sólo ella pudiera proveer. En sus viajes encontró a muchos de los conocidos de Revan y conoció partes de un hombre que estaba lejos de la terrible imagen que la historia eventualmente le imputaría. Su viaje concluyó en el mundo de Malachor V, un nexo de energías del lado oscuro y parte del antiguo Imperio Sith. Del descenso a la oscuridad de la Maestra Jedi Kreia surgió Darth Traya, Señora Oscura de la Traición.[4]

En la superficie de Malachor V, ella encontró sus propias respuestas. En el centro de la antigua fortaleza de Revan estaba la Academia Trayus, un antiguo Praxeum del lado oscuro que contenía los más íntimos y profundos secretos de los Sith. Desde ese momento, ella creyó firmemente que Revan nunca “cayó” al lado oscuro,[2] sino que una causa mayor (los “Verdaderos Sith” de las Regiones Desconocidas) se acercaba y para rechazarla se deberían tomar medidas enérgicas.[5]

Kreiadarknohood.jpg

Kreia cuando fue traicionada por segunda vez.

Continuando con el legado de su estudiante, Darth Traya reestableció la Academia Trayus para adiestrar, convertir y crear a la nueva generación de los Sith, que actuarían como una preocupación más para la República. Después de algún tiempo, ella encontró Señores Sith afines que estaban interesados en reconstruir la deteriorada Orden Sith. Darth Nihilus, el Señor del Hambre, y Darth Sion, el Señor del Dolor, se unieron a ella para crear el primer Triunvirato Sith. A medida que pasaba el tiempo y los Jedi comenzaron a ocultarse, los ideales de los Señores del Sith comenzaron a diferir. El legado de Traya y de Revan se alejaba del hambre destructiva de Nihilus y de la amarga cruzada de Sion contra los Jedi. Eventualmente surgió una violenta disputa entre los tres, y como Traya era la que no concordaba con los demás, la hicieron a un lado, golpeada y abatida. Después de esto Nihilus se convirtió en el Señor Oscuro de los Sith. Una vez más, Kreia había sido traicionada.[6]

Cuando Kreia fue despojada de la Fuerza por Nihilus y Sion, se convirtió en una segunda “Herida en la Fuerza”. Atris aludió a este hecho en su segundo encuentro con la Exiliada en Telos. Atris conjeturó que cuando las dos heridas en la fuerza se encontraron, como lo hicieron en el Halcón de Ébano, formaron un lazo de la Fuerza tan profundo que si una llegara a morir, la otra lo haría también.

Perdida y desengañada, Traya no culpó ni al lado luminoso ni al lado oscuro y en vez de eso sonó con vengarse a más grande escala, venganza contra el poder mayor que la había destinado a ser traicionada por aquellos a quienes había servido con lealtad: la Fuerza.[7] Habiendo abandonado su identidad Sith mientras tanto, Kreia había llegado a considerar a la Fuerza como un dios despreocupado y desleal. Ahora ella creía que el conflicto entre la luz y la oscuridad nunca terminaría, y que la galaxia estaría condenada al caos por siempre. Firme en sus creencias, ella fraguó un plan maestro para eliminar a la Fuerza, para siempre.

Kreia y la Jedi Exiliada

«Yo te he rescatado, como tu a mí.»
Kreia a la Jedi Exiliada[fuente]
Kreafaceforward.jpg

Kreia durante sus viajes con la Jedi Exiliada.

Desterrados, diseminados u ocultos, los Jedi casi habían desaparecido de la galaxia.[8] Bajo capas de rumores y reportes sin confirmar, Kreia encontró un medio para destruir la Fuerza: una antigua General Jedi, que había participado en la Batalla de Malachor V y que bajo sus órdenes se había encendido el Generador de Sombra Masiva. Kreia entonces irrumpió en la vida de la Jedi Exiliada, que estaba incapacitada en la nave capital clase Cabeza de Martillo Heraldo mientras los Asesinos Sith de Darth Sion la atacaban. Ellas inconscientemente trataron de alcanzarse entre ellas, compartiendo su fuerza y el conocimiento de que habían sobrevivido al vacío que había caído sobre ellas, y formando a la vez un lazo de la Fuerza entre ambas.

Poco tiempo después, mientras Kreia y la Exiliada trataban de escapar de la Instalación Minera Peragus, Kreia encontró a su antiguo protegido, Darth Sion. Maestra y estudiante lucharon y Kreia, lejos del poder que algún día tuvo, perdió su mano izquierda al sable láser de Sion. La Exiliada sintió el dolor de perder la mano como si le hubiera sucedido a ella. Kreia usó la oportunidad para convencer a la Exiliada de que el lazo entre ambas era letal, que si una de ellas moría, la otra lo haría también, forzando a la Exiliada a mantener a la vieja mujer a su lado, aunque la validez real de esta afirmación era cuestionable.

« Ningún juego de dejarik puede ganarse sin peones.»
Kreia[fuente]

Mientras la Exiliada lentamente se reconectaba con la Fuerza, Kreia comenzó a modelar a la Jedi como su nueva pupila. Le enseñó a la Exiliada a escoger cuidadosamente entre las posibles acciones, pidiéndole a la Jedi que tomara en cuenta las implicaciones éticas de todas las búsquedas que realizaba, y le mostró que la moralidad de la galaxia y sus habitantes era mucho más complicada que los principios básicos de los lados luminoso y oscuro de la Fuerza.

Mientras la Exiliada incrementaba su poder, Kreia observaba cómo la esforzada República se fortalecía, sin saberlo, por medio de las búsquedas de la Exiliada. Durante estas aventuras muchas personas se encontraron en la compañía de la Exiliada, la mayoría sensibles a la Fuerza, y aunque varias no confiaban en Kreia, ella se las arregló para manipular a la mayoría para que hicieran lo que ella quería. A través de la facilidad con la que la Exiliada había “convocado” a estos acompañantes, la vieja maestra advirtió la habilidad de la Exiliada para transmitir ecos extremos a aquellos Jedi con los que estaba enlazada. Aprovechando el poder de la Exiliada y el conocimiento de la condición de Darth Nihilus, Kreia se proponía llevar sus planes a fruto.

Durante sus viajes con la Exiliada, Kreia chantajeó a Atton Rand después de que invadió su mente y descubrió lo que lo hacía temer a los Jedi. En Dxun, cuando la tripulación del Halcón de Ébano requirió la ayuda del nuevo Mandalore, ella lo manipuló para que protegiera a la Exiliada. Cuando Bao-Dur trató de echarla de la nave, Kreia le recordó lo que pasó en Malachor V, haciéndolo sentir más culpable aún. Cuando Mical, también conocido como el Discípulo, se unió al grupo en Dantooine, Kreia manipuló su mente, pues le jugaba trucos a su vista por tanto tiempo que él no se había dado cuanta de la presencia de ella en la nave hasta que se le reveló a él después de que Mical descubrió la verdad tras sus motivos y la oscuridad moviéndose por toda la galaxia, consumiendo toda la vida. Sin embargo, Kreia hizo que él no la recordara a ella ni lo que descubrió, hasta que fuera el momento adecuado.

En Nar Shaddaa Kreia ató al caza recompensas Hanharr a una deuda de vida después de su derrota a manos de Mira (a quien Kreia llamaba “la cazadora”). Kreia envió a Hanharr a Malachor V donde si él sobrevivía se volvería más fuerte, y le prometió terminar su deuda de vida cuando él matara a Mira, aunque eventualmente Hanharr sería derrotado por Mira nuevamente en Malachor V.

En Onderon, Kreia revivió al coronel Tobin y lo hizo creer que la Guerra Civil de Onderon continuaba todavía y que ella servía al general Vaklu. Ella sabía que Vaklu y Tobin servían a Darth Nihilus, su antiguo aliado, así que le dio información falsa acerca de un Enclave Jedi en Telos (aunque Atris era la única Jedi en Telos) y lo mandó al Devastador, la nave insignia de Nihilus. Tobin hizo caso a esta información, lo que terminó con su muerte y la de Nihilus sobre Telos.

Hacia el final de sus aventuras con la Exiliada Kreia había diseñado un método para destruir a la Fuerza con lo que ella llamaba “ecos”: tragedias que dejaban heridas persistentes en el universo, que hacían que la Fuerza fuera difícil —o a veces hasta imposible— de percibir y utilizar. Su descubrimiento de estos “ecos” y esta vía para atacar a la Fuerza fue hecho posible solamente por la Exiliada, quien le suministró el primer “eco” que pudo estudiar debido a sus acciones en el planeta Malachor V, según Kreia, aquellos que morían por estos ecos cuando no podían desconectarse completamente de la Fuerza (como lo hizo la Exiliada) no eran lo suficientemente fuertes como para merecer vivir en primer lugar. Su odio por la Fuerza era su meta más apremiante pues ella creía que, si no la eliminaba, muchas más vidas se perderían en el futuro.[5]

El fin del juego

«Debes saber que muchas cosas pueden suceder aquí pero, por sobre todo, no olvides esto: puedes confiar en mí. Nosotras compartimos nuestras vidas en gran medida, y lo que amenaza a una nos amenaza a ambas. Y si descubres que no puedes confiar en mí, confía en tu adiestramiento—confía en ti misma. Nunca dudes de lo que has hecho.»
―El último consejo de Kreia a la Exiliada[fuente]
Kreiareturnstomalacho.jpg

Kreia regresa a Malachor V.

Kreia viajó con la Exiliada, a quien ayudó a buscar a los Maestros Jedi perdidos. Cuando la verdad fue revelada (que la Exiliada inconscientemente se había desconectado de la Fuerza para sobrevivir, en vez de que lo hubiera hecho el Concilio Jedi, como ella creía) Kreia confrontó al reunido Concilio Jedi en las ruinas del Enclave Jedi en Dantooine. Mientras los Maestros Jedi Vrook Lamar, Kavar y Zez-Kai Ell trataron ahora sí de despojar a la Exiliada de la Fuerza, pues la consideraban una herida en la Fuerza y un peligro que podría atraer a los Sith, Kreia cercenó sus conexiones a la Fuerza, matándolos, y nuevamente asumió su identidad Sith.[3]

Mientras la Exiliada estaba inconsciente, las Doncellas entonces llevaron a Kreia ante la Maestra Jedi Atris para que fuera juzgada. En la Academia de Telos, la renacida Darth Traya reveló que Atris misma había sido corrompida y se había vuelto al lado oscuro por los holocrones Sith que había reunido, pero que ella no lo podía admitir, ni siquiera a sí misma. Atris se sumergió completamente en el lado oscuro, pero pronto fue confrontada y derrotada por la Exiliada.[9]

Darth Traya.jpg

Traya esperando a Meetra

Kreia regresó a Malachor V con la intención de sacrificarse a sí misma para hacer más grande la herida en la Fuerza y así destruirla. Después de un breve duelo, Atris le dijo a la Exiliada que un acto así sin duda mataría a la Exiliada y destruiría a la Fuerza, pero ella no podía comprender por qué Kreia haría algo así. No obstante, Kreia esperaría la llegada de la Exiliada, que iría hacia ella por respuestas y una confrontación final.

La Exiliada destruyó a Darth Nihilus en la Batalla de Telos IV y luego viajó a Malachor V, donde Traya y Sion se ocultaban en las profundidades de la Academia Trayus. La Exiliada confrontó a los Señores Sith y erosionó la voluntad de Sion, liberándolo de su dolor en el proceso. Al abandonar el dolor, y por lo tanto la Fuerza, Sion finalmente pudo morir—pero no antes de prevenir a la Exiliada que Traya trataría de hacerle a ella lo que le hizo al mismo Sion.

«¿Salvarme? Ya lo hiciste – es suficiente lo que has hecho, desde ahora hacia el futuro.»
―La redimida Kreia a la Exiliada [fuente]
Traya duel.jpg

La Jedi Exiliada combate a Kreia.

La Exiliada encontró a Traya en el Núcleo Trayus y la derrotó, cortando su mano derecha. A pesar de tantas traiciones y engaños, la Exiliada perdonó a Kreia por todo lo que había hecho. Kreia se dio cuenta de que todo este tiempo lo que buscaba era la redención y honró a la Exiliada con un último regalo: absorbió la Fuerza que radiaba de Malachor V y predijo los destinos de la galaxia y de los amigos de la Exiliada. Mientras agonizaba a causa de sus heridas, le dijo a su aprendiz que debería seguir a Revan a las Regiones Desconocidas. Antes de su muerte, Kreia confesó que amaba sinceramente a la Exiliada—su más grande alumna, según sus propias palabras—pues creía que la Exiliada había probado por fin que sus ideas eran correctas. Después, la Exiliada liberó a Kreia de su sufrimiento a lo que alguna vez despreció: la Fuerza.[5]

Su cuerpo fue destruido poco después junto con Malachor cuando el Generador de Sombra Masiva fue activado por última vez.

Predijo la Destrucción de los Mandalorianos que fue Jango Fett que murio a Manos de Mace Windu. Milenios Mas Tarde.

Personalidad y rasgos

Kreiaeyes.png

Los ojos atrofiados de Kreia, de color blanco lechoso.

Como persona, Darth Traya era autosuficiente y manipuladora y constantemente desconfiaba de las intenciones de los demás.

Traya a menudo reprendía a la Exiliada por ayudar a los demás, robándoles el desafío de hacer las cosas por sí mismos. Ella argumentaba que la compasión indiscriminada debilitaba a sus benefactores negándoles el enriquecimiento físico y mental que los desafíos de la vida intrínsecamente procuran. Ella decía que, al final, esa compasión debilitaba a la gente a la que se le intentaba ayudar, disminuyendo su experiencia y dejándolos mal preparados para lidiar con su cosas ellos mismos. En otras palabras, Traya había adoptado la filosofía de la “supervivencia del más apto”, y alentaba a la gente a luchar para aprender y prosperar.[10]

Después de ser traicionada por aquellos más cercanos a ella, Traya esperaba lo peor de la gente a su alrededor. Mientras el círculo de compañeros de la Exiliada crecía, Traya descubrió cómo estos acompañantes pudieran ser usados para sus propios fines, y a veces aseguraba su lealtad por medio de métodos de moral cuestionable. Por ejemplo, ella leyó la mente de Atton Rand, aprendiendo su oscuro pasado y usándolo para chantajearlo para que continuara al servicio de la Exiliada.[11] También tentó al líder Mandaloriano, el Mandalore Canderous Ordo, comentándole que conocía el destino de Revan, para asegurar que él no traicionaría a la Exiliada.[12]

Aparte de ser una maestra de la manipulación, Traya también usaba traiciones y engaños para alcanzar sus metas. Ella le mintió a la Exiliada al principio de su viaje, asegurando que el Concilio Jedi la había despojado de la Fuerza. Traya sabía que esto haría que la Exiliada buscara a los miembros sobrevivientes del Concilio Jedi con la esperanza de que ella, o la Exiliada, probaran que ellos estaban mal en sus enseñanzas. En Onderon Traya le mintió al coronel Tobin acerca de la existencia de muchos Jedis en una Academia Jedi en Telos [13], sabiendo que Tobin le diría esto a su Maestro verdadero, Darth Nihilus, quien no podría resistir la oportunidad de reabastecerse a sí mismo y atacaría Telos precipitadamente.[14] Esto haría a Nihilus vulnerable al asalto de los Mandalorianos y de la Exiliada.

A pesar de estas características, Traya no era la manipuladora cruel y de frío corazón que muchos decían que era. Ella tenía un lado más amable en su personalidad que se hacía aparente cuando estaba cerca de la Exiliada. De hecho, Traya una vez expresó que dejaría morir a la galaxia entera para asegurar la vida de la Exiliada, y cumpliría su palabra: durante sus viajes, la única persona por la que se preocupaba en verdad era la Exiliada, y a todos los demás los creía desechables.[15]

Aunque Traya era inteligente y muy poderosa, se dio cuenta de que su filosofía sería considerada fanática tanto por los Jedi como por los Sith. Por esto ella prefería no llamar la atención, varias veces usando sus poderes para ocultar su identidad de otros sensibles a la Fuerza que pudieran haberla conocido y por lo tanto la hubieran detectado. Ella no solía hablar mucho acerca de sus convicciones.

Una característica curiosa de Kreia era su hábito de rara vez llamar por su nombre a los acompañantes de la Exiliada, mas bien llamándolos por títulos:

Se refería a Atton Rand como “El idiota”, a Mical como “El pequeño Jedi”, a Brianna como “La sirviente de Atris”, a Visas Marr como “La ciega” o “La vidente”, a Mira como “La cazadora”, a T3-M4, HK-47, y G0-T0 como “Las máquinas” (y a T3-M4 a veces como “La pequeña maquina”), a Hanharr como “La bestia” (no oficial, cuando el jugador es del lado oscuro) y a Bao-Dur como “El alien”.

Poderes y habilidades

«La uso como si usara un veneno y, con la esperanza de entenderla, aprenderé la forma de destruirla. Mas tal vez esta es la excusa de una anciana que ha tenido que depender de una cosa que desprecia.»
Darth Traya acerca de la Fuerza[fuente]
Levitating lightsabers.jpg

La habilidad de Kreia de manejar tres sables de luz telequinéticamente.

Kreia era una maestra del combate telequinético con sables de luz, que le permitía manejar tres o más sables láser en combate, haciéndolos flotar con ayuda de la Fuerza, para que combatieran casi con voluntad propia. Ella también era una manipuladora maestra, y usó esta habilidad para maniobrar su ascenso a una posición de poder en la Academia Trayus y, después, engañar a los Jedi y los Sith para que se revelaran, permitiéndole a ella y a sus cómplices destruirlos. Historiadora Jedi

«Uno rápidamente se da cuanta de que el Código Jedi no contiene todas las respuestas.»
―Kreia[fuente]

Kreia había sido una historiadora Jedi, pero se dio cuenta de que el Código Jedi no respondía todas las preguntas que ella tenía. Ella se dio cuanta de que la Fuerza desafiaba las creencias simplistas de la Orden, que uno que busca la comprensión completa necesitaría el contraste, no la adherencia a una sola idea. Durante este tiempo ella buscó y reunió reliquias de la Fuerza, y el Korriban ella visitó las tumbas y las excavaciones del Valle de los Señores Oscuros, mostrándole a la Exiliada un profundo conocimiento de su historia, un desdén por la ignorancia y una preocupación por la verdad que tuvo hasta el fin de sus días.

Sanadora

«La habilidad de sanar es también la habilidad de dañar. Y la falta de habilidad para sanar lo que está deteriorado también puede causar daño.»
―Kreia[fuente]

En sus viajes con la Exiliada, Kreia mencionó varias veces sus talentos curativos. Ella habló de curación, durante una lección relativa a las habilidades, como algo que ella sabía bien. Sus ojos parecían estar dañados, pero en realidad simplemente estaban atrofiados por falta de uso. Ella dijo que podría haber restaurado su vista con la Fuerza, pero se rehusaba a hacerlo pues tenía la habilidad de Visión de la Fuerza y consideraba que su vista natural era una distracción.[2] Ella podía entrar en un Trance de Hibernación que retrasaba sus funciones biológicas y la hacía parecer convincentemente muerta. Ella usó esta habilidad en el Halcón de Ébano cuando el rayo tractor del Heraldo atrajo al carguero[16], y otra vez cuando la nave de la República le disparó.[17] Ella también usó una variante de esta habilidad en Atton Rand cuando supo su antigua vocación en la Academia Jedi Telosiana. Ella también conocía la habilidad de Controlar la Respiración, que la hacía inmune a la mayoría de los venenos, y se la enseñó telepáticamente a la Exiliada cuando ella estaba en peligro de morir a causa de los vapores tóxicos en la Jekk'Jekk Tarr, durante un encuentro con el jefe del Intercambio local Visquis en Nar Shaddaa.[18] En Onderon ella revivió al coronel Tobin después de que fue atacado por una larva de drexl.

Ausencia en la Fuerza

«Ella es difícil de ver… ella es como una sombra de la Exiliada.»
―Maestro Jedi Zez-Kai Ell[fuente]

Kreia podía usar Encubrimiento de la Fuerza para ocultar su presencia, y en el Halcón de Ébano ella le susurraba a Mical al usar esta habilidad, haciéndolo creer que estaba escuchando cosas, burlándose de la conciencia del Jedi que nunca sería mayor a lo que ella permitiera. Ella también utilizaba una variación del Encubrimiento de la Fuerza que le permitía ser vista pero sin ser reconocida, o que otros después olvidaran su presencia o incluso su existencia. Cuando la Exiliada le preguntó a Kreia por qué ninguno de los Maestros Jedi que encontraron la había mencionado, ella mintió, diciendo que tal vez no la recordaban o no les importaba, pero la Exiliada no le creyó. Ella describía esta habilidad como “hacerse muy pequeña”[2], un talento que ella aseguró que no había utilizado en la Exiliada, y que era aún más efectivo en los planetas a los que viajaron, donde sentir usuarios de la Fuerza era difícil. En Dantooine el Maestro Jedi Vrook habló de la amenaza Sith y de su habilidad de enmascarar su presencia, mas no creía que simples técnicas de encubrimiento de la Fuerza fueran suficientes para ocultar a los responsables de lo que les había ocurrido a los Jedi. Eventualmente la Exiliada aprendería más sobre esto, cuando Kreia se reveló como una de los Señores Sith, y Atris explicó que gran parte de las razones por las que había tenido éxito al ocultar su personalidad oscura se debían al hecho de que la Fuerza le había sido arrebatada.

Lado Oscuro

Como Darth Traya, ella era maestra de Consumir Fuerza, que utilizó para matar docenas de Asesinos Sith instantánea y simultáneamente. Ella también asesinó a los Maestros Jedi Vrook Lamar, Kavar y Zez-Kai Ell al mostrarles la Fuerza "a través de los ojos de la Exiliada", desconectándolos de la fuerza de una manera similar a como lo hacía Darth Nihilus—de ese modo negándoles el medio para que se volvieran uno con la Fuerza—la Exiliada después los describiría como “peor que sin vida, como una ausencia en la Fuerza”.[3]

Desde el Núcleo Trayus ella pudo asomarse al futuro lejano, pues predijo eventos aislados con exactitud asombrosa. Traya pudo predecir la muerte de Jango Fett a manos de Mace Windu casi 4,000 años después, en una profecía acerca del destino de los mandalorianos[5]:

«Morirán una muerte que durará milenios, hasta que lo último que quede será su código, su historia y, al final, la cáscara de su armadura sobre la cáscara de un hombre, muy fácilmente muerto por los Jedi.»
Darth Traya[fuente]

También era una maestra de los Rayos de fuerza, Miedo de la Fuerza, destruir droides, controlar bestias, controlar su respiración, cortar la fuerza, crear barreras con la fuerza, la telekinesis (destacando su uso para luchar con tres sables de luz), envenenar con la fuerza, prever el futuro, herir e incluso matar.

Enseñanzas

«¿Esta es tu nueva Maestra, Exiliada? Si así es, entonces sigues la senda de Revan. Sus enseñanzas te harán caer con tanta seguridad como él lo hizo.»
Vrook Lamar a la Exiliada[fuente]
Kreia.jpg

Kreia en Iziz durante la Guerra Civil de Onderon.

Entre sus aliados se encontraban Darth Nihilus y sus estudiantes, Darth Sion, la Jedi Exiliada y Revan. Incluso cuando ella era Sith, Traya tenía la noción de que ni el lado luminoso ni el oscuro de la Fuerza eran superiores al otro. Puesto que sus enseñanzas incorporaban conceptos del lado luminoso (ella nunca creyó en el poder de destruir por destruir), Sion y Nihilus comenzaron a desconfiar de ella. La traicionaron, la despojaron de su poder y la exiliaron.[6] Ella describió así su caída del poder:

«Hay lugares oscuros en la galaxia que pocos recorren. Antiguos centros de enseñanza, de conocimiento… pero no caminé sola. Estar unidos por el odio es… una alianza frágil en el mejor de los casos. Pero mi voluntad no era ley. Había desacuerdos. Ambición. Y hambre de poder. Hay técnicas de la Fuerza contra las cuales no hay defensa. Fui abatida. Despojada de mi poder. Exiliada. Sufrí… indignidades. Y caí en la oscuridad.»
Kreia a la Jedi Exiliada[fuente]

Darth Traya refinaría sus creencias mientras vagaba por la galaxia, y eventualmente llegaría a ver a la Fuerza como un tipo de dios descuidado y desleal que usaba las vidas de los seres inteligentes como peones en un dañino juego de balance. Ella pensaba que esto era evidente por los extensos sucesos de destrucción y muerte que habían ocurrido persistentemente a lo largo de la galaxia hasta ese punto, muchos de las cuales se podían rastrear a un conflicto entre sensibles a la Fuerza. Y sin embargo Traya no culpaba ni a los Jedi ni a los Sith, sino a la misma entidad de la que ambos dependían: la Fuerza.

Después de ser exiliada de la Orden Jedi cuando fue obligada a asumir la culpa de la corrupción de Revan y nuevamente cuando fue exiliada de Malachor V por sus estudiantes Sith Nihilus y Sion, Darth Traya experimentó traiciones y vio los defectos de ambos lados de la Fuerza, luminoso y oscuro. Estas experiencias notables la desilusionaron y la forzaron a clarificar su manera de pensar.

Cuando ella oyó hablar de la Jedi Exiliada, ella vio la prueba de que la vida podía existir sin la Fuerza, lo que vio como una contradicción del tradicional dogma tanto de los Jedi como los Sith de que la Fuerza y la vida eran inseparables por naturaleza. Esto renovó la confianza de Traya en sus propias creencias y alimentó su deseo de aprender más de las motivaciones personales de la Exiliada. Hacia el final de sus aventuras con la Exiliada, en las cuales se hizo llamar Kreia, Traya descubrió que ciertas tragedias podían dejar heridas en la Fuerza, que a veces la hacían difícil de percibir y ser usada. Estos “ecos”, como Traya los llamaba, proveían una posible manera de atacar a la Fuerza. Su descubrimiento fue debido en gran parte a la Exiliada, pues su experiencia en Malachor V, donde ella se desconectó de la Fuerza, creó un eco lo suficientemente grande que Traya pudo conectar la tragedia a la herida creada en la Fuerza. De acuerdo con Traya, aquellos que habían elegido la muerte (o los Jedi que escogieron el lado oscuro) por sobre una vida sin la Fuerza no eran lo suficientemente fuertes como para merecer vivir. Su deseo de prevenir muertes innecesarias en el futuro era la motivación principal que cultivaba su odio por la Fuerza.

A pesar de su rencor hacia la Fuerza, ella aún la utilizaba; esto lo explicó al compararse con alguien que estudia un veneno. Al igual que tal persona se esforzaría en entender la letalidad del veneno, ella se esforzaba en entender las particularidades de la Fuerza, permitiéndole, tal vez, destruirla.

Darth Traya anhelaba una galaxia que escogería no consentir a la voluntad de la Fuerza. Ella pensó que podía lograr esto al mostrar cómo uno podía desconectarse de la Fuerza conscientemente y eventualmente ser más fuerte por ello, y la Exiliada era una muestra viviente de esto. En sus enseñanzas a la Jedi Exiliada, ella enfatizaba que tanto los Jedi como los Sith dependían demasiado de la Fuerza, y esto los había vuelto imperfectos. Al hacer su protegida a la Exiliada, ella esperaba que su mensaje resonaría en futuros individuos sensibles a la Fuerza, para que pudieran hacer uso de la Fuerza sin que tuvieran que inclinarse hacia algún extremo, y ciertamente no al punto donde escogerían la muerte ante una vida sin la Fuerza. En última instancia, ella soñaba con una galaxia que careciera completamente de la Fuerza, y creía que así la galaxia estaría mucho mejor.

Entre bastidores

Kreia art.jpg

Arte conceptual de Kreia.

  • Durante la secuencia en la tumba Sith de Ludo Kressh en Korriban, Kreia usa un sable láser azul.
  • En Dxun, Kreia le dice a Mandalore “Siempre en movimiento el futuro está”, que refleja lo que dice Yoda en El Imperio Contraataca.

Retrato y nombre

  • Kreia fue doblada por Sarah Kestelman.
  • GameSpy declaró a Kreia el mejor personaje de videojuego del 2005.[19]
  • Darth Traya es el primer Darth conocido (después de, posiblemente, Darth Andeddu) en usar un alias Sith en vez de su nombre verdadero. Sus predecesores, Darth Revan y Darth Malak, añadieron el título Darth a sus nombres reales.
  • El nombre Traya viene directamente de la palabra ‘’betrayal’’, que significa traición, obviamente en relación a los eventos de su vida.

Final alternativo

Si la Exiliada es seducida por el lado oscuro, existe la opción de arrojarla hacia el Núcleo Trayus. Esta escena evoca la muerte de Palpatine en El Retorno del Jedi.

Contenido eliminado y errores

En un diálogo no utilizado (y eventos de la trama que finalmente se desecharon) Kreia revelaba que había estado manipulando la mente de Atris por años, y a través de ella había orquestado el juicio y sentencia de la Jedi Exiliada.

Una línea de diálogo alternativa en la escena “La Caída de Kreia” revelaba que el catalizador de la traición de Nihilus y Sion fue que Kreia había decretado que la Jedi Exiliada no debía ser perjudicada.

La guía oficial de juego mostraba que Kreia tenía transiciones reales al lado oscuro, y que su alineamiento cambiaría de acuerdo con el alineamiento de la Exiliada y su influencia con ella, como con el resto de la tripulación. La decisión de quitar estos elementos y dejar el alineamiento de Kreia como permanentemente neutral debió ser una decisión que se hizo hacia el final de la producción.

Después de que Kreia asesinó a los tres Maestros Jedi en Dantooine, si Brianna la Doncella no era parte de la partida de la Exiliada, Visas habría llevado a Kreia ante Nihilus en vez de ante Atris.

Kreia descubierta.jpg

Arte conceptual de Kreia sin su capucha.

Kreia no siempre fue la única Traya y jefe final del juego. Antes de que se eliminaran muchas cosas, las elecciones de la Exiliada hubieran hecho que Kreia o Atris se convirtieran en Traya al final. En este escenario, Kreia hubiera sacrificado su vida para proteger a la Exiliada de la nueva Darth Traya, Atris. The New Essential Chronology confundió más el asunto, pues erróneamente menciona a “Darth Kreia” y “Darth Traya” como dos personajes distintos. Este error fue admitido después por el autor Dan Wallace, pero demasiado tarde, pues el libro ya estaba a la venta.

Después de que Kreia perdió su mano izquierda al principio del juego, hay algunos errores en sus acciones y movimientos a pesar de que ya no la tenía, como poner ambas manos en su cadera, sostener su sable láser como si tuviera ambas manos, y emplear su mano faltante al manifestar poderes de la Fuerza en batalla.

Los elementos como el final del lado oscuro de Atris y los comentarios de Kreia hacia el final del juego (“siempre debe haber una Darth Traya”) pudieran indicar que el rol de Darth Traya tenía un significado casi religioso dentro de la Orden Sith: el mismo Conde Dooku comentó que “la traición es el modo de los Sith”. Así, los títulos de Sion y Nihilus como el Señor del Dolor y el Señor del Hambre respectivamente pudiera significar que había enseñanzas secretas adicionales extraídas de las ruinas de Malachor y de la Academia Trayus.

La imagen que muestra a Kreia sin su capucha fue tomada con un juego modificado; mientras que tal escena nunca ocurre en el juego, se suponía que iba a suceder cuando Kreia se revela ante los tres Maestros Jedi. Sin embargo, en el lanzamiento oficial Kreia permanece encapuchada debido a un error en el script. Este error fue arreglado por los desarrolladores del Proyecto de Restauración de los Señores Sith (The Sith Lords Restoration Project).

Otro error se muestra en el video de la "Caida de Kreia" donde se muestra solo con una mano siendo que este suceso pasó antes de que el Sith Sion le cortara la mano con el sable de luz.

Un pasado misterioso

Existe una discusión en curso sobre si la Jedi Arren Kae y Kreia son la misma persona. Mientras que el material disponible, eliminado o no, indica que esta pudo haber sido la intención original de Obsidian Entertainment, no hay evidencias conclusivas dentro del canon de Star Wars que pudiera probar o refutar esta teoría. La fuente principal de esta discusión es que en un punto del juego Mical el Discípulo menciona que la primer y última de los muchos maestros que tuvo Revan fue Arren Kae, y en otro momento Kreia misma menciona que ella fue la primera y la última que entrenó a Revan.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  1. De acuerdo con los comentarios de Chris Avellone en el foro de Obsidian Entertainment, ella pudiera tener 50 años de edad, pero también dijo "como Yoda, quién sabe", indicando que su edad real sigue siendo un misterio.
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Revelado en diálogos con Kreia
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Secuencia en el Enclave Reconstruido
  4. Chronicles of the Old Republic
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Revelado durante la pelea final con Kreia en Malachor V
  6. 6,0 6,1 La escena "La caída de Kreia"
  7. Revelado en diálogo con Atris.
  8. Texto de entrada
  9. La escena del "Regreso a la Academia de Telos"
  10. Encuentros con los refugiados necesitados de Nar Shaddaa
  11. Diálogo entre Kreia y Atton mientras estaban presos en la Academia de Telos
  12. Diálogo de Kreia con Mandalore, justo antes del primer viaje de Dxun a Onderon
  13. El diálogo de Kreia y Tobin en el Palacio Real de Onderon después de la victoria de la Exiliada
  14. Diálofgo con Tobin en el Devastador
  15. De acuerdo con Chris Avellone esto fue intencional, para hacer que el jugador se sintiera especial. [1]
  16. Los registros del Heraldo reportaron sólo muertos en el Halcón de Ébano.
  17. Prólogo: T3M4 encuentra el cuerpo de Kreia, que parece estar muerta. Los registros médicos de la Instalación Minera Peragus también la reportan muerta.
  18. Ella le enseña esta habilidad al jugador cuando entra a la cantina Jekk'Jekk Tarr
  19. GameSpy Game of the Year 2005
Los acompañantes de la Jedi Exiliada
Atton Rand · Bao-Dur · Brianna · G0-T0 · HK-47
Kreia · Mandalore · Mical · Mira · T3-M4 · Visas Marr
[edit]
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar