Fandom

Star Wars Wiki

Ki-Adi-Mundi

23.959páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 

Ki-Adi-Mundi fue un Maestro Jedi cereano que sirvió en el Alto Consejo Jedi durante los últimos años de la República Galáctica. Mundi estuvo entre los Jedi que participaron en la Batalla de Geonosis, se convirtió en General Jedi durante las Guerras Clon y participó en ellas en conflictos como la Segunda Batalla de Geonosis. Mientras lideraba un contingente de marines galácticos en Mygeeto, fue ejecutado por sus propias tropas durante la Orden 66.

Biografía

Vida temprana

Ki-Adi-Mundi fue un cereano sensible a la Fuerza que nació en el planeta Cerea. Como individuo sensible a la Fuerza, Mundi fue descubierto por la Orden Jedi y fue llevado al Templo Jedi de Coruscant para ser entrenado en los caminos de la Fuerza.

Crisis de Naboo

Alrededor de la época de la Crisis de Naboo, Mundi había alcanzado el rango de Maestro Jedi y ocupaba un asiento en el Alto Consejo Jedi. Tras su misión protegiendo a la reina de Naboo, Qui-Gon Jinn regresó a Coruscant e informó a Mundi y al Consejo Jedi de un duelo que había tenido en Tatooine con un zabrak.

Jinn explicó que creía que el zabrak era un Sith, el enemigo ancestral de los Jedi, algo a lo que el Consejo, y Mundi en particular, reaccionó con escepticismo. Además, Jinn llevó ante el Consejo a Anakin Skywalker, un chico sensible a la Fuerza con la cantidad de midiclorianos por célula más elevada conocida.

Sin embargo, el Consejo rechazó entrenar a Skywalker como Jedi. Más tarde, tras la muerte de Jinn a manos del guerrero sith Darth Maul, el Consejo cambió de opinión y permitió que Skywalker fuese entrenado por el antiguo padawan de Jinn, Obi-Wan Kenobi. Mundi viajó a Naboo para asistir al funeral de Jinn.

Guerras Clon

Preludio de la guerra

Yoda mace windu ki-adi-mundi aotc.jpg

Yoda, Windu y Ki-Adi-Mundi discutiendo la amenaza del movimiento separatista.

Justo antes del estallido de las Guerras Clon, Mundi asistió a una reunión con el Canciller Supremo Sheev Palpatine, junto a los Jedi Mace Windu, Yoda, Plo Koon, Kit Fisto, Luminara Unduli y Barriss Offee. Palpatine explicó que un número alarmante de sistemas estelares estaban abandonando la República Galáctica para unirse a la Confederación de Sistemas Independientes, un movimiento separatista liderado por el antiguo Maestro Jedi conocido como el Conde Dooku. El Senado Galáctico estaba deliberando si aprobar un Acta de Creación Militar, algo que Palpatine decía que quería evitar si era posible, puesto que podía conducir a una guerra contra los separatistas. Cuando la reunión acabó, la senadora Padmé Amidala, que acababa de sufrir un intento de asesinato, llegó y explicó que creía que Dooku era su atacante. Windu recordó a Amidala que Dooku había sido un Jedi, y Mundi añadió que Dooku solamente era un idealista político.

Más tarde, cuando Obi-Wan Kenobi reportó que el cazarrecompensas Jango Fett era el responsable de los intentos de asesinato a Amidala, Mundi y el Consejo Jedi le ordenaron perseguir a Fett, mientras Anakin Skywalker ponía a salvo a Amidala en Naboo. Después, Mundi escuchó junto al resto del Consejo Jedi un mensaje de Kenobi, que había seguido a Fett hasta unas fundiciones de droides en Geonosis, donde aparentemente la Federación de Comercio estaba creando un ejército droide. Además, Kenobi aclaró que el Virrey de la Federación de Comercio, Nute Gunray, era quien había ordenado los ataques sobre Amidala. La transmisión de Kenobi fue interrumpida cuando fue atacado por droidekas. Tras estos hechos, se celebró una reunión entre Mundi, Yoda, Windu, Palpatine, los senadores Bail Organa y Ask Aak, Jar Jar Binks y Mas Amedda. Cuando los Jedi informaron de que sólo 200 de ellos se encontraban disponibles para detener a las fuerzas separatistas de Geonosis, los senadores decidieron impulsar un voto para entregar poderes de emergencia a Palpatine y que éste llamara a las armas a un ejército clon recientemente descubierto.

Windu reunió a un equipo de ataque compuesto por Jedi para rescatar a Kenobi en Geonosis. Mundi se encontraba entre los Jedi que viajaron a la superficie del planeta para infiltrarse en la Arena Petranaki, donde Kenobi, Skywalker y Amidala iban a ser ejecutados. Mundi apareció sobre una repisa junto a Aayla Secura y Plo Koon, y todos ellos encendieron sus sables de luz cuando Windu confrontó personalmente al Conde Dooku. Aunque estaban superados en número, Mundi y los Jedi emprendieron una sangrienta batalla contra el ejército droide separatista establecido en Geonosis.

Batalla de Geonosis

Yoda mace windu ki-adi-mundi battle of geonosis.jpg

Ki-Adi-Mundi a bordo de un LAAT durante la Batalla de Geonosis.

Tras varios minutos de intensa lucha, la mayoría de los Jedi fueron asesinados por las fuerzas de Dooku, que finalmente rodearon a Mundi y al resto de Jedi supervivientes en el centro de la Arena Petranaki. Antes de ser ejecutados, sin embargo, los Jedi fueron rescatados por el recién adquirido Gran Ejército de la República, guiado hasta la arena por Yoda a bordo de LAATs. Mientras las naves abrían fuego contra los droides, los Jedi prosiguieron su lucha contra los droides, con Mundi desviando varios disparos dirigidos a Padmé Amidala.

El cereano ayudó a Kit Fisto a subir a bordo de un LAAT justo antes de escapar de la arena. Mientras se alejaban de la arena, Yoda insistió a Mace Windu y Mundi en que debían evitar que Dooku escapara de Geonosis, puesto que su huida implicaría la unión de más sistemas al movimiento separatista. Windu ordenó al piloto del LAAT en que iban Mundi y los demás aterrizar en una explanada desértica. Mundi, continuó luchando hasta que los separatistas se retiraron por completo de Geonosis. Mundi fue uno de los pocos Jedi que sobrevivieron a la Batalla de Geonosis, que significó el inicio de las Guerras Clon.

Segunda Batalla de Geonosis

Mundi: «Sesenta y cinco, Skywalker.»
Skywalker: «Um... ¿Perdón?»
Mundi: «Mi recuento, sesenta y cinco. ¿Qué es lo que se gana?»
Skywalker: «Mi eterno respeto, Maestro Mundi.»
— Mundi y Skywalker[src]
Aunque Geonosis había sido capturado por la República Galáctica durante el inicio de las Guerras Clon, la resistencia de los nativos geonosianos debido a su lealtad al Conde Dooku fue más fuerte de lo que la Orden Jedi había previsto, y los Jedi pronto descubrieron que el líder separatista Poggle el Menor había establecido varias fundiciones de droides en el planeta capaces de fabricar miles de armas. El Consejo Jedi envió a Mundi, Obi-Wan Kenobi y Luminara Unduli a liderar una enorme flota del Gran Ejército de la República para retomar Geonosis y destruir las fundiciones de droides. A bordo del puente de mando de un Destructor Estelar, durante su camino a Geonosis, Mundi y Kenobi lamentaron el fracaso de la República al determinar el grado de lealtad de los geonosianos hacia la Confederación de Sistemas Independientes.
GeonosisPlanning.png

Los Jedi preparan su asalto sobre Geonosis.

Después, se celebró una reunión vía holograma entre Mundi, Kenobi, Anakin Skywalker, Unduli, Ahsoka Tano, Palpatine, Yoda y Mace Windu para discutir los planes de combate sobre Geonosis. Mundi, Kenobi y Skywalker liderarían un grupo de soldados clon cada uno desde posiciones distintas para destruir una Fortaleza de Escudos de Rayos que protegía una gran fundición de droides en la que Poggle había establecido su puesto de mando. Mundi y Jet tenían que liderar un grupo de clones desde el norte, avanzando entre las líneas de defensa geonosianas hasta llegar al punto de encuentro conocido como Punto de Lluvia, situado muy cerca de la fortaleza de escudos de rayos. Las tropas establecerían un perímetro defensivo en el punto de encuentro, donde las fuerzas de Mundi se reunirían con las de Kenobi y Skywalker, que vendrían desde el centro y el sur respectivamente. Una vez reunidos, las fuerzas conjuntas de los tres Jedi debían trabajar conjuntamente para atacar el generador del escudo de rayos. Mundi sugirió que si algún grupo de ataque recibía fuerte resistencia geonosiana y no podía llegar al punto de encuentro a tiempo, los demás deberían esperar antes de avanzar hacia el generador del escudo de rayos.

Con su plan decidido, los Jedi procedieron a movilizar sus fuerzas para la batalla que se avecinaba. Poco después de que las fuerzas de Kenobi y Skywalker entraran en combate, Mundi subió a un LAAT y abandonó junto a Jet y una compañía de clones el Resuelto, la nave insignia de Wullf Yularen. Mundi lideró a varias otras naves en la batalla, y pronto se vio envuelto en un fuerte fuego enemigo. Varias de las naves de la fuerza de Mundi fueron destruidas, y Mundi pronto perdió el contacto con Skywalker después de que su nave fuese derribada. Muchas de las naves de Mundi trasladaban AT-TEs, por lo que Mundi ordenó que los caminantes fuesen dejados en el suelo justo antes de que su propia nave también fuese derribada. Muchos de los clones de Mundi murieron, pero Mundi y Jet sobrevivieron, aunque el cereano quedó herido. Jet informó de que sólo el equipo de Kenobi había llegado al punto de encuentro, y que Skywalker y sus hombres estaban enzarzados en un tiroteo con los geonosianos.

KiAdiMundiGeonosis-LaPR.png

Ki-Adi-Mundo luchando junto a sus tropas clon en Geonosis.

Mundi ordenó que los heridos fuesen cargados sobre un AT-TE, y que el resto de fuerzas se movieran hacia una posición más elevada, donde Mundi esperaba reunirse con las fuerzas de Skywalker de camino a la posición de Kenobi. Mientras sus fuerzas avanzaban por un campo, Mundi fue cortando con su sable láser unas enormes placas metálicas que impedían el paso de los tanques. Jet solicitó apoyo aéreo a Yularen, pero el Almirante rechazó la solicitud, alegando que todos los cazas y otros recursos ya estaban siendo utilizados en otros ámbitos de la invasión planetaria. Tras llegar a una cueva situada sobre un acantilado, Mundi ordenó a sus AT-TE dirigirse a la posición de Kenobi siguiendo una ruta más larga mientras él y los soldados clon que iban a pie atravesaban la cueva. Tras entrar en la cueva, sus comunicaciones fueron bloqueadas, y Mundi sintió una presencia en su interior. Por eso, ordenó a sus hombres adoptar posiciones defensivas en el momento en que varios guerreros geonosianos les atacaron.

Varios de los clones de Mundi fueron arrastrados por los geonosianos a las profundidades de la cueva para ser asesinados, pero Mundi ordenó a sus tropas seguir avanzando y presionando al enemigo. A pesar de sufrir numerosas bajas, los hombres de Mundi se abrieron paso a través de la cueva, hasta alcanzar su otro extremo. Al llegar allí, Mundi ordenó emplear los lanzallamas sobre los geonosianos, que fueron asesinados. Eso permitió a Mundi y a sus hombres salir de la cueva. Después de eso, Mundi contactó con Skywalker, a quien informó de que el camino a la posición de Kenobi estaba despejado aunque la posición de Kenobi estaba siendo fuertemente atacada. Tras una solicitud de apoyo aéreo de Skywalker, Yularen envió un escuadrón de Alas-Y que bombardearon a las fuerzas separatistas mientras Mundi, Skywalker, Tano y sus fuerzas llegaban a la posición de Kenobi. Los Jedi se reagruparon y determinaron que, a pesar de sus bajas, sus fuerzas combinadas aún eran suficientes para destruir el generador de escudo. Skywalker se llevó a una pequeña fuerza para sabotear los escáners geonosianos, permitiendo a los AT-TE atacar al generador de escudos sin riesgo de ser destruidos. Cuando el generador de escudo fue destruido, Mundi y el resto de soldados clon volvieron a entrar en la batalla saliendo de varias cañoneras.

SecondGeonosis.jpg

Ki-Adi-Mundi, Ahsoka Tano y Anakin Skywalker liderando sus tropas durante el fin de la Segunda Batalla de Geonosis.

Los geonosianos restantes fueron superados en número por los clones y se vieron forzados a rendirse, produciéndose así el fin de la primera fase de la batalla. Mundi y Kenobi, que estaban heridos, fueron incapaces de proseguir con el resto del ataque, y regresaron junto a la flota con el resto de soldados heridos para recibir tratamiento médico. Skywalker fue puesto al mando de las fuerzas restantes de la República, que debían destruir la fundición de droides principal de Poggle el Menor. Antes de abandonar el planeta, Mundi escuchó a Skywalker y Tano alardeando de su número de enemigos muertos durante la batalla. Entonces, Mundi dijo a Skywalker que su número de muertos era de 65, un número superior a los de Skywalker y Tano. Cuando Mundi preguntó qué era lo que se ganaba, Skywalker ofreció a Mundi su eterno respeto. Luego, Mundi y el resto de heridos abandonaron el planeta mientras que Skywalker y Unduli lograban con éxito destruir las fundiciones de droides de Poggle.

Tras recuperarse de sus heridas en un tanque de bacta, Mundi estuvo a bordo de un transporte Jedi situado sobre una zona de aterrizaje en Geonosis. Ansioso por completar su misión en Geonosis, Mundi revisó mapas e información estratégica para tratar de encontrar a Poggle, quien había escapado de la fundición de droides destruida por Unduli y Skywalker. Mundi y Kenobi fueron contactados vía holograma por Unduli, que había seguido el rastro de Poggle hasta un templo. Mundi creyó que Poggle no podía estar en el templo, puesto que su techo había caído por causa de los bombardeos de la República y eso dejaba a Poggle expuesto. Sin embargo, Unduli decidió investigar a pesar de las advertencias de Mundi, y se adentró en una tormenta de arena para llegar hasta el templo. La tormenta impidió a los Jedi contactar con Unduli, y cuando llevaban horas sin recibir noticias de ella, Skywalker quiso partir en su búsqueda. A pesar de todo, Mundi instó a Skywalker a tener paciencia.

Cuando Unduli finalmente se comunicó con los Jedi, explicó que Poggle había entrado en el templo, pero su transmisión se cortó en cuanto fue atacada por unos asaltantes desconocidos. Skywalker quiso ir a rescatarla de inmediato, pero Mundi y Kenobi afirmaron que no tenían más remedio que esperar a que la tormenta de arena que había se calmara. Luego, Mundi permaneció en las líneas de la República mientras Kenobi, Skywalker y un equipo de rescate iban en busca de Luminara. Tras ser atacados en el templo, los Jedi trataron de enviar a dos clones a pedir refuerzos a Mundi, pero los soldados fueron asesinados y no pudieron hablar con Mundi. Finalmente, Kenobi y Skywalker rescataron a Unduli y tomaron como prisionero a Poggle.

Servicio en las Guerras Clon

Mundi: «Me temo que ha surgido una complicación.»
Skywalker: «¿No surgen siempre?»
— Ki-Adi-Mundi y Anakin Skywalker [fuente]
RexJediBrainInvaders.png

El capitán clon Rex, Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker, Luminara Unduli y Ki-Adi-Mundi poco después de la Segunda Batalla de Geonosis.

Mientras se preparaba para llevar a Poggle el Menor a Coruscant, Mundi recibió una transmisión de Mace Windu desde Dantooine. Aunque las fuerzas de Windu habían atacado con éxito el planeta, habían sufrido numerosas bajas y necesitaban inmediatamente suministros médicos de una estación médica ubicada en Ord Cestus. Mundi informó de ello a sus compañeros, quienes decidieron enviar a Ahsoka Tano y Barriss Offee a por los suministros; mientras Mundi, Obi-Wan Kenobi y Luminara Unduli llevaban a Poggle hasta Coruscant para ser interrogado. Luego, en el Destructor Estelar Clase Venator en el que se dirigían a Coruscant, Anakin Skywalker informó a Mundi, Kenobi, Unduli y al Capitán Clon Rex de que la nave en que iban Tano y Offee estaba infectada por unos parásitos geonosianos, capaces de adueñarse de la voluntad de aquellos a quienes infectaban. Skywalker interrogó en solitario a Poggle y supo que los parásitos eran vulnerables a las bajas temperaturas. Cuando Mundi preguntó a Skywalker cómo había obtenido esa información de Poggle, el Caballero Jedi declinó contestar, y Mundi no supo que Skywalker había usado métodos violentos para interrogar a Poggle.

Captura de Eeth Koth

The general's transmission.jpg

Los Jedi observan cómo Grievous tortura a Koth.

Mundi estuvo presente como holograma en el Templo Jedi cuando el Alto Consejo Jedi vio una transmisión holográfica del General Grievous, que había capturado a Eeth Koth. Tras descubrir que Koth había usado discretamente sus manos para indicar que estaba en el Sistema Saleucami, el Consejo envió a Anakin Skywalker, Obi-Wan Kenobi y Adi Gallia a rescatarle.

Jedi en apuros

Varias semanas después, Mundi asistió a una reunión estratégica liderada por Plo Koon en Coruscant junto a Ahsoka Tano y Aayla Secura. La reunión, fue interrumpida por el droide astromecánico R2-D2. Cuando R2 proyectó un mensaje informando de que Anakin Skywalker y Mace Windu estaban atrapados en Vanqor y en grave peligro, Koon preparó su nave para acudir en su rescate rápidamente.

Transmisión misteriosa

No mucho después, Mundi y el resto del Consejo Jedi recibieron un informe del Almirante Nils Tenant acerca de una misteriosa transmisión que había sido interceptada en el Sistema Chrelythiumn. Aunque la fuente y motivo de la transmisión eran desconocidos, Tenant informó de que contenía una señal de auxilio Jedi que no se usaba desde hacía dos mil años.

Evitando el secuestro de Palpatine

KenobiMockFuneral-Deception.png

Mundi asiste al funeral falso de Kenobi.

Un tiempo después de eso, el Consejo Jedi supo que el Conde Dooku planeaba secuestrar al Canciller Supremo Palpatine durante el Festival de la Luz en Naboo. Como resultado de esto, el Consejo ideó un plan para frustrar las intenciones de Dooku. Obi-Wan Kenobi fingiría su muerte por asesinato y luego se haría pasar por el cazarrecompensas Rako Hardeen para integrarse en un grupo de cazarrecompensas reclutados por Dooku y averiguar más información del secuestro. Tras la fingida muerte de Kenobi, Mundi asistió a un funeral falso preparado en su honor.

El retorno de Darth Maul

«Es un monstruo loco y desequilibrado. Ya me he enfrentado antes a él, y puedo volver a hacerlo.»
―Obi-Wan habla a Mundi y a los otros Jedi de su capacidad para enfrentarse a Maul[fuente]
Tiempo después los Jedi recibieron una impactante transmisión procedente del planeta Raydonia, ubicado en los Territorios del Borde Exterior. En ella aparecía Darth Maul - el Lord Sith que había matado a Qui-Gon Jinn en Naboo años antes. Mundi y Plo Koon vieron la transmisión de Maul vía holograma, observando cómo en ella Maul masacraba a los habitantes de un pueblo y ordenaba a Obi-Wan Kenobi a enfrentarse a él a solas. Kenobi, actuando en contra de las ansias de precaución de Mace Windu, partió a enfrentarse a Maul en solitario.

Crisis en Mandalore

Ki-Adi-Mundi: «Si los separatistas no están involucrados, esto es un asunto interno de los mandalorianos. Me temo que no podemos ayudar.»
Obi-Wan Kenobi: «Pero no podemos dejar que Mandalore sea controlado por esas familias del crimen y que Satine se convierta en una mártir. »
Ki-Adi-Mundi: «Me temo que su decisión de mantener la neutralidad de Mandalore dificulta la situación. »
— Mundi y Kenobi debaten sobre si ayudar a Satine Kryze[fte.]
Mundi, junto a Yoda, anunció a Obi-Wan Kenobi de que la duquesa Satine Kryze había solicitado su ayuda para liberar Mandalore de un grupo de criminales. Mundi opinó que los Jedi no podrían ayudar a Satine, porque la neutralidad de Mandalore implicaba que una actuación de los Jedi fuese considerada un acto de guerra. Sin embargo, Kenobi viajó en secreto a Mandalore para ayudar a su antigua amada.

Ataque al Templo Jedi

TempleBombingFuneral.png

Mundi asiste al funeral de los seis Jedi muertos en el ataque al Templo.

Pasado un tiempo, el Templo Jedi fue atacado por un asaltante desconocido. El ataque mató a seis Jedi, así como numerosos miembros del personal del templo y soldados clon que se encontraban en el hangar del templo Jedi. Como resultado del ataque, el Gran Maestro Jedi Yoda contactó con Anakin Skywalker y Ahsoka Tano, para que regresaran de la Batalla de Cato Nemoidia y lideraran una investigación en Coruscant sobre el atentado. En la Cámara del Consejo, el Consejo Jedi encomendó a Skywalker y a Tano hacer lo que fuese necesario para cumplir su tarea. Mace Windu les recomendó estar alerta y no dar nada por hecho. El Consejo también informó de sus sospechas de que algún Jedi podría haber caído al lado oscuro y haber cometido el ataque. Poco después, se descubrió que la activista anti-Jedi Letta Turmond había alimentado a su marido y trabajador del Templo Jedi, Jackar Bowmani, con explosivos nano-droides, que le hicieron estallar, dañando todo el hangar del Templo Jedi. Poco después del arresto de Turmond, Mundi y el resto del Consejo asistieron al funeral de los seis Jedi que habían perecido durante la explosión en el Templo.

La Padawan fugitiva

Después de eso, el Consejo Jedi supo que Ahsoka Tano había sido arrestada tras haber asesinado supuestamente a Letta Turmond ahogándola con la Fuerza. Tano fue arrestada por el Comandante clon Fox tras el incidente. A continuación, Tano escapó de una base militar de la República Galáctica, llegando hasta los bajos fondos de Coruscant. Anakin Skywalker, Fox y el Capitán Rex fueron incapaces de recapturar a Tano, que logró evadirlos.

Open-uri20150608-27674-11ibcao 2d61028c.jpeg

Tarkin aconseja al Consejo Jedi expulsar a Tano de la Orden Jedi.

Entonces, el Consejo celebró una reunión para decidir qué curso de acción emprender. Plo Koon y Skywalker fueron enviados junto al comandante Wolffe y Rex a encontrar a Tano y ponerla bajo la custodia de los Jedi. Su búsqueda los llevó al nivel 1315, donde Tano fue encontrada en una fábrica abandonada y en posesión de explosivos nano-droides.

Luego, el Consejo recibió una llamada del Almirante Wilhuff Tarkin. Tarkin dejó claro que Tano debía ser expulsada de la Orden Jedi para poder ser juzgada por un tribunal de la República Galáctica. Cuando la transmisión de Tarkin terminó, Obi-Wan Kenobi sugirió apoyar a Tano, pero Mundi, Saesee Tiin y Mace Windu descartaron esa posibilidad. Yoda dijo que Tano debería comparecer en la Cámara del Juicio del Templo Jedi junto a su maestro, Skywalker.

Mundi formó parte de la reunión con Ahsoka en la Cámara del Juicio, sentado junto a Kenobi, Koon, Windu y Yoda. Tano intentó en vano demostrar su inocencia, pero Windu zanjó rápidamente el asunto expulsándola formalmente de la Orden Jedi. Mundi le informó de que iba a perder todos los privilegios que poseía por estar en el campo de batalla y de que comparecería ante un tribunal de la República.

AhsokaReturnJediOrder.png

Mundi y los Jedi ofrecen a Ahsoka regresar a la Orden Jedi.

Poco después de eso, se organizó un juicio para Tano, al que Mundi asistió. Sin embargo, antes de anunciarse el veredicto, Skywalker compareció demostrando que el verdadero culpable de los ataques al Templo Jedi era Barriss Offee, quien confesó ser la autora de los crímenes en el Templo y haber caído en el lado oscuro.

El Consejo se mostró dispuesto a aceptar a Ahsoka de nuevo en la Orden Jedi, con el rango de Caballero Jedi, pero ella rechazó el ofrecimiento, argumentando que ya no podía confiar en el Consejo, que le había dado la espalda cuando ella necesitaba ayuda.

Tyranus al descubierto

Durante una misión para descubrir los secretos relacionados con la muerte del Maestro Jedi Sifo-Dyas, Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi descubrieron que el misterioso "Tyranus" que había ayudado a crear el Gran Ejército de la República era en realidad el Conde Dooku. El Consejo Jedi fue consciente de que Dooku había ayudado a crear el ejército contra el cual estaba luchando, pero decidió mantener esa información en secreto, puesto que esa información volvería a la opinión pública en contra de los esfuerzos bélicos de la República. Así pues, los Jedi decidieron confiar en los soldados clon con los que habían luchado hasta el momento.

Espectros del pasado

Open-uri20150608-27674-goz7uy 8a8fc512.jpeg

Mundi y el Consejo Jedi tras meditar con Yoda.

Días después, el Maestro Yoda informó al Consejo Jedi de que el espíritu de Qui-Gon Jinn se había puesto en contacto con él. Ki-Adi y el Consejo meditaron con Yoda, pero nadie pudo oír la voz de Qui-Gon.

Ki-Adi sugirió que Yoda podía haber sido afectado por los Sith, y mientras Yoda yacía en el complejo médico del Templo Jedi, propuso que la relación de Yoda con Dooku podía haberle hecho vulnerable. Cuando Yoda afirmó nuevamente que había hablado con Qui-Gon, Mundi permaneció escéptico ante esa idea.

Rescatando a Quinlan Vos

Hacia el final de las Guerras Clon, Mundi asistió a una reunión del Consejo Jedi para debatir acerca del rescate del Maestro Quinlan Vos, que había sido capturado por el Conde Dooku durante una misión de incógnito para asesinar al líder separatista. Durante la reunión, Mundi fue puesto al tanto del peligro que representaba la nueva mano derecha de Dooku, el "Almirante Enigma", quien realmente era Quinlan Vos. Mundi apostó por capturar a Enigma, para evitar que un nuevo Lord Sith estuviese suelto por la Galaxia. Tras saber por parte del Almirante Wullf Yularen que la nave insignia de Enigma iba a atacar Taris, el Consejo decidió autorizar una misión para rescatar a Vos. Además, el Consejo aceptó perdonar a Asajj Ventress, la antigua aprendiz de Dooku, todos sus delitos si ayudaba a rescatar a Vos.

Tras el rescate de Vos, Ki-Adi estuvo presente en otra reunión en la que se encargó a Vos liderar una misión de asalto sobre una base de suministros separatista. Mundi, detalló la mercancía que contenía esa base. Sin que el Consejo lo supiera, Vos estaba colaborando con Dooku para así saber la identidad de Darth Sidious. Vos informó de los movimientos de la República a Dooku e instaló explosivos en el asteroide que albergaba a la base de suministros.

Tras el fracaso de la misión de la República para asaltar la base de suministros separatista y un puesto de escucha en Vanqor, Ki-Adi-Mundi formó parte de una reunión de emergencia para discutir la traición de Vos a los Jedi. Durante la reunión, Mundi citó las acciones de Barriss Offee como ejemplo de que los Jedi tenían un problema con el número de traidores entre sus filas. Mundi apoyó la propuesta de Mace Windu de que Vos debía ser ejecutado. Cuando Obi-Wan Kenobi defendió apresar a Vos, Mundi argumentó que Vos era una amenaza demasiado seria para la Galaxia, debido a su estatus de Maestro Jedi convertido al lado oscuro. Al final, el Consejo decidió poner a prueba la lealtad de Vos ordenándole matar a Dooku.

Después, Mundi estuvo presente cuando el Consejo Jedi deliberó si incluir a Ventress en la misión. Mundi apoyó la idea de Vos de que Ventress debía colaborar si quería obtener una absolución por todos sus crímenes. Ventress informó al Consejo de que Dooku se encontraba en una nave a bordo de Christophsis. Las sospechas del Consejo se confirmaron cuando Vos no mató a Dooku e intentó forzar al Sith a que lo guiara hasta Darth Sidious. Kenobi y Anakin Skywalker trataron de detener a Vos, que escapó con Dooku hasta Christophsis. Así comenzó la Segunda Batalla de Christophsis, que terminó con la redención de Vos y la muerte de Ventress.

Ejecución en Mygeeto

The Death of Ki-Adi-Mundi.jpg

Mundi muere a manos de sus tropas tras la ejecución de la Orden 66.

Ki-Adi-Mundi estaba liderando a los marines galácticos en una carga a través de un puente en Mygeeto cuando Sheev Palpatine ejecutó la Orden 66, y el Comandante clon Bacara ordenó a sus marines abrir fuego sobre Mundi. Dándose cuenta demasiado tarde de que había sido traicionado por los soldados clon, Mundi usó su sable láser para desviar los disparos de los clones, devolviéndolos a sus propietarios. Sin embargo, uno de los disparos acertó a Mundi en el estómago, lo que le dejó incapaz de defenderse de los siguientes disparos. Dejando caer su sable láser, Mundi cayó al suelo, muerto, mientras los clones seguían disparándolo.

Legado

Tres años antes de la Batalla de Yavin, el sable de luz de Mundi fue visto por el antiguo padawan Kanan Jarrus en una visión que tuvo durante una visita al Templo Jedi de Lothal.

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar