Fandom

Star Wars Wiki

Jenet

23.958páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.


Biología y apariencia

Los jenets no son considerados atractivos según los cánones de belleza humanoide de la comunidad galáctica. Ellos son por supuesto humanoides, pero tienen un aspecto poco grato a según que ojos. Descienden de roedores y suelen medir aproximadamente un metro y medio. La piel de un jenet es de color rosa pálido. Presenta vello blanco, especialmente visible en una serie de mechones en algunas zonas de su cuerpo, como el rostro. También tienen bigotes, pero bigotes de roedor. Un jenet tiene dos pequeños ojos de color rojo intenso. Presentará también grandes orejas y una nariz igualmente inmensa. Estas son adaptaciones evolutivas: Los sentidos jenet de vista, oído y olfato son muy superiores a los de los humanos, para que pudiesen recoger comida fácilmente en Garban. Por ejemplo, ven el doble de lo normal con poca luz, reteniendo información sobre colores. Pero la principal adaptación evolutiva de los jenets está en su sistema digestivo. Los jenets pueden comer prácticamente cualquier cosa; asunto distinto es, claro, que extraigan nutrientes de ciertos alimentos. Esta capacidad hace a los jenets prácticamente inmunes a los venenos, por no mencionar que les permite deshacerse de pruebas comprometedoras. Los jenets son físicamente muy aptos: Corren, saltan, trepan y nadan si es necesario. Pueden dislocar sus extremidades para pasar por sitios aparentemente demasiado pequeños para ellos. Además, los jenets son de naturaleza nerviosa. Siempre parecen estar alerta, y tienen grandes reflejos. Pero el rasgo que ha hecho más populares a los jenets es su gran memoria. La capacidad que tienen para recordar información, por irrelevante que esta hubiese parecido en su momento, les sitúa en una posición extraordinaria en algunos puestos. De hecho, el idioma jenet no tiene forma escrita. Ni siquiera hay un alfabeto preparado para plasmar los rechinares, fricciones, parloteos y ladridos en tono alto que utilizan para comunicarse. Los jenets también tienen una extraordinaria capacidad para reproducirse. Como otros roedores, los jenets tienen grandes camadas, y a menudo los mundos con colonias jenets corren peligro de superpoblación (De hecho, casi aniquilaron su propia especie en Garban). Curiosamente, la esperanza de vida de un jenet es sólo levemente menor que la de un humano; sin embargo, los jenets maduran rápidamente: A los nueve años, un jenet ya es un adulto reconocido. Los jenets son considerados pendencieros por los estándares galácticos, y también tienen una gran imagen de sí mismos. Otras especies les pueden considerar petulantes, insufribles y carentes de tacto. Los jenets son también obsesivos, a menudo con detalles triviales. No soportan la ignorancia ni la mentira. Sienten un gran respeto por aquellos que se ganan su afecto. De hecho, en su cultura, si un conocido distante de un jenet ha sido víctima de otra persona, el jenet considera adecuado ir a por esta otra persona, aun si es para él un completo desconocido. Porque el desconocimiento de una persona es habitual en el mundo jenet. El nombre de un jenet es más que una palabra: Es un registro oficial de todos sus logros. Por ejemplo, Lezarn Que Comercia Con Especia. Son precisos dos testigos cada vez que se usa o se modifica. Por ello, y para impedir que un jenet ofrezca "credenciales" fraudulentas, la cultura jenet prohíbe que un individuo se presente solo. Dos jenets nunca sabrán sus mutuos nombres a menos que un tercero les presente. Además de eso, su cultura es de recolectores. No cazan, aunque a veces son saqueadores. Cada comunidad mantiene una pila de materiales recogidos, llamado Jarcia Comunitaria, se entiende que para el uso y disfrute de toda la comunidad. La sociedad jenet se lleva como una corporación. Tienen una burocracia muy compleja para casi todo. Resulta asombroso para muchos que puedan tener procesos burocráticos sin un lenguaje escrito. Sin embargo, las memorias jenets son tan buenas que no ha habido ni un solo problema burocrático registrado en toda su historia. Pero Garban no es regido por una corporación. Hay un cuerpo político, formado por un premier y ciento veintisiete consejeros; deben trabajar todos juntos para tomar las decisiones. El premier es el mandatario de mayor rango y supervisa las labores del llamado Consejo de Ciento Veintisiete Se sabe que ninguno de estos ciento veintiocho cargos es electo, al menos por el pueblo. Se desconoce sin embargo cómo se asignan los cargos. Los jenets, por su parte, pueden saber si una persona desempeña uno de estos cargos sólo sabiendo su nombre.
TUF1 cover Jap.jpg

El jenet Thorsh escapando de los Yuuzhan vong.

== Historia == 

La leyenda habla de una época de oscuridad en Garban, un periodo de terror. En ese tiempo, los danchafs eran los auténticos regentes del planeta. Merodeaban por el mundo en grandes manadas, tomando lo que deseaban, y los jenets se veían demasiado superados para detenerlos. Pero llegarían esforzados jenets, auténticos héroes, que se enfrentarían a los danchafs. Ese tiempo se llamó la era de la Gran Conquista. Los jenets más poderosos consiguieron que la población danchaf fuese diezmada y expulsada, y los danchafs pasarían el resto de su historia reducidos a poco más que bestias salvajes. Esto es una leyenda jenet sin confirmar, por supuesto, pero es lo único que sabemos de la historia de Garban hasta ese punto. Si bien la población danchaf podía haber sido diezmada, la población jenet no lo fue. Con su tasa de reproducción, y ahora sin una amenaza que mantuviese bajo control su número, los jenets se hicieron con el planeta. Superpoblaron Garban rápidamente. Afortunadamente, los jenets lograron dominar el viaje espacial. Descubrieron incluso el hipermotor, pero no se interesaron por el momento por abandonar Tau Sakar. Empezarían por colonizar los otros seis mundos de su propio sistema. Para ellos resultaba muy cómodo: Estaban cerca de Garban, y los otros planetas de Tau Sakar eran muy parecidos a su propio mundo. De hecho, sospechosamente parecidos. Pero los jenets, que no sabían de la gran variedad de ecosistemas planetarios, no dieron especial importancia a este detalle. Lo memorizaron, eso sí. Más tarde, los jenets empezaron a extenderse por toda la galaxia. Construyeron colonias en mundos remotos. Se ha observado una clara tendencia hacia las colonias totalmente jenet. A los jenets no les gusta la compañía de seres de otras especies. Es por este motivo, de hecho, que nunca buscaron entrar en la República o en la sociedad galáctica. El aislamiento de estas colonias, combinado con la alarmante reproducción jenet, ha creado grandes poblaciones mestizas. Algunas colonias jenets presentan características que no se dan en otras, o en Garban.Por lo general, los jenets no muestran interés por visitar mundos ya habitados. Lo hacen a veces, por supuesto En esos casos, rara vez viajan solos y por definición prefieren la compañía de otros jenets. Cuando un jenet entra en la comunidad galáctica general, suele encontrar un empleo en que su gran memoria sea aprovechable. Siendo Garban un mundo fuera de la República, existen embajadas jenet en otros planetas, como en Uvena III. Esta embajada fue testigo de un horrible acto en los primeros años del Imperio: El premier alfa del sistema, el shistavanen Korta Sarc, fue encontrado asesinado dentro de las paredes de la embajada. No está claro si ese fue el detonante que señaló a los jenets a ojos del Imperio que consideró que los jenets eran alienígenas que debían ser subyugados. El Imperio tomó Tau Sakar por la fuerza. Los jenets fueron esclavizados para trabajar en minas de su sistema natal y obtener minerales para el Imperio. Pero pronto, los imperiales descubrieron la capacidad reproductiva de los jenets. Esa era una capacidad demasiado útil para dejarla escapar. En primer lugar, el Imperio aprovecharía a los jenets para asignarles tareas peligrosas: Si no sobrevivían, siempre habría más de donde salieron esos. El Imperio llegó aún más lejos. Llegaron a cruzarlos selectivamente, intentando hacerlos menos inteligentes y más pacifistas y sumisos. Aún hoy, generaciones después, los efectos de esos experimentos siguen acosando a los jenets. Tras la caída del Imperio, Tau Sakar volvió a estar bajo el control de los jenets. Los jenets seguramente habían comprendido que la galaxia era demasiado grande para que les compensase estar solos. Se ha visto a varios jenets colaborando con la Nueva República, pero parece que eran individuos; el Premier y el Consejo de los 127 quizá aún no hayan tomado una decisión definitiva a este respecto. También en los primeros tiempos de la Nueva República, el criminal Ulmac fue visto en Garban. Ulmac era famoso por el uso del armamento disruptor. No está claro si se estaba ocultando en Garban, si estaba delinquiendo en Garban, o si los jenets le habían ofrecido cobijo.

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar