Fandom

Star Wars Wiki

Interceptor de Patrulla A-9

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva República.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva Orden Jedi.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.

El Interceptor de Patrulla A-9[1] o Interceptor Vigilante A-9[2] fue lanzada por Astilleros Kuat como una nave de la próxima generación, debido a sus celos por los lucrativos contratos de cazas de Sistemas de Flotas Sienar, capaz de reemplazar a la venerable serie de cazas TIE. Así es como se vendió a las facciones imperiales sedientas de poder tras la derrota del Gran Almirante Thrawn, unos seis años después de la batalla de Endor.

Características Técnicas

A9 4.jpg

Interceptor de Patrulla A-9 en vuelo

Se dijo que el diseño TIE había quedado obsoleto ante las fuerzas de la Nueva República, y los gurús de marketing de AK remarcaron las ventajas de la velocidad y potencia de fuego del A-9 sobre los anteriores cazas imperiales, pasando por alto los lastres que habían hecho tan corta la vida de estos cazas desde los inicios del Imperio Galactico

La supuesta superioridad del A-9, sin escudos ni hiperimpulsor que le otorgaran protección y alcance extras, se trocó en una gran decepción al compararlo con los modelos ya existentes, como los del Interceptor TIE, que contaba con un casco mucho más resistente y una maniobrabilidad similar. Sin embargo, ciertos señores de la guerra imperiales adquirieron el A-9, confiando en que las ventajas del caza compensaran sus carencias. La nave, compacta y luminosa, era considerado ideal para ataques sorpresa contra bases fortificadas de la Nueva República, así como contra grandes naves de carga y cazas gracias a su potente motor sublumínico que podía igualar la velocidad del Ala-A (lo que lo hacía mucho más rápido que su rival, el interceptor TIE).

Una de las mayores ventajas del A-9 sobre otros cazas de su tiempo era su ingenioso sistema de distribución de energía. Tanto el arsenal corno los motores incluían generadores independientes que podían reasignarse a otras partes de la nave.

En estrecha compenetración con el ordenador, el piloto del A-9 podía transferir energía del motor subluz a los cañones láser, si el alimentador de energía del armamento era dañado.

Además de los potentes motores A-9 de Astilleros Kuat, el Interceptor también tenía un poderoso arsenal láser con mayor potencia de fuego que los cañones del Ala-X. Debajo de la cabina del piloto albergaba dos cañones delanteros que solían disparar a la vez, aunque también podían apuntar a objetivos independientes, mediante un dispositivo que le permitía girar los cañones hasta 90 grados. A esto había que sumar un sistema de servodirección adaptado, que Io haría mucho más efectivo.

Archivo:A93.jpg

Por desgracia, el A-9 tenía ciertas desventajas, también sufridas por muchos otros cazas imperiales, incluidos los de la serie TIE. En primer lugar, su falta de escudo y su poco blindaje hacían que uno o dos impactos bastaran para volatilizarlo, lo que reducía su efectividad ante adversarios bien armados y protegidos, tales como los cazas Ala-X y Ala-A. En segundo lugar, su falta de hiperpropulsión lo limitaba para maniobras estratégicas de gran envergadura, pues los cazas necesitaban siempre despegar y aterrizar a un hangar cercano (en una base o nave) afiles de comenzar una misión. Por último, su incapacidad para maniobrar mejor que un interceptor TIE hacía preguntarse a muchos técnicos imperiales y de la Nueva República por qué alguien iba a elegir un caza que era sólo un poro mejor que el probado y fiable modelo TIE.

Sin tener en cuenta estas limitaciones, los ingenieros de la Nueva República han estudiado al detalle los sistemas del A-9 en un intento por salvar los logros en su diseño que puedan aprovecharse para futuros cazas.

Historia

La Nueva República recibió sus primeros Interceptores de Patrulla A-9 cuando los trabajadores oprimidos de un planeta fábrica de Kuat se rebelaron contra el gobierno local. Tras derrotar a los gobernantes del planeta, los empleados dieron a la Nueva República una remesa de A-9, poco antes de que el Emperador renacido lanzara su devastadora ofensiva contra los mon calamari.

Archivo:A9 2.jpg

Tras adquirir estos cazas, los pilotos de la Nueva República y los técnicos lograron desmontar sus componentes internos en un intento de realizar mejoras en el diseño de nuevos modelos. Algunos A-9 han tenido salida al mercado, donde han alcanzado precios de hasta 185.000 créditos.

Finalmente, el A-9 resultó una decepción para el Imperio, una vez quedó claro que no se cumplirían las promesas de AK sobre un nuevo caza de corto alcance; más rápido y avanzado, debido u las patentes limitaciones del Interceptor en combate.

Ni siquiera sus potentes turbolásers y su increíble velocidad compensaban su débil protección, poca maniobrabilidad y alcance limitado, que le impedían cumplir la función con la que lo habían vendido los ejecutivos de AK. Al final, los interceptores de Patrulla A-9 demostraron que la serie TIE de Sistemas de Flotas Sienar estaba lejos de ser obsoleta.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  1. Traducción oficial de A-9_Vigilance_interceptor, aparecida por primera vez en The Official Star Wars Fact File
  2. Traducción oficial de A-9_Vigilance_interceptor, aparecida por primera vez en Star Wars Enciclopedia
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar