Fandom

Star Wars Wiki

Infante de Shaa

23.961páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
«Por favor…no debes…no debes llevarte al infante de nuevo …él debe descansar con la madre…regresa al infante al útero…por ello es el destructor de mundos…»
―Las últimas palabras de un sacerdote seylott moribundo[fuente]

El Infante de Shaa era una estatuilla religiosa tallada por los seylott del planeta del mismo nombre años antes de 27 ABY. El ídolo fue hecho para honrar a su deidad conocida como Shaa, y era adorado por los seylotts tanto como un importante símbolo sagrado como un arma peligrosa. El Infante de Shaa servía como receptáculo de una enorme cantidad de energía de la Fuerza que, si era liberada, podía causar una perturbación en la Fuerza con la capacidad de destruir un planeta. Este potencial para la destrucción hizo del Infante un artefacto muy codiciado que eventualmente alcanzó el estatus de leyenda entre los miembros del bajo mundo criminal.

En la década final de la República Galáctica, el político terrorista annoo-dat prime Ashaar Khorda se enteró de la existencia del Infante y decidió obtener la superarma. Aunque estuvo en su posesión por un tiempo, un devoto seylott lo robó en un intento de preservar la cultura de su especie y ocultar sus crímenes pasados. El Infante fue eventualmente recuperado por el cazarrecompensas Jango Fett, y el annoo-dat pudo comenzar su plan para destruir el planeta capital de la República, Coruscant. Ashaar Khorda y sus asociados casi logran su cometido, pero fueron frustrados gracias a la oportuna intervención de Jango Fett, su camarada Zam Wesell y el Maestro Jedi Yarael Poof. Antes de que pudiera causar algún daño a los objetivos de Khorda, Poof tuvo éxito en desactivar el Infante de Shaa y permitir que fuera regresado a los seylotts.

Descripción

Historia

El Infante era el segundo en una serie de dos estatuas construidas para honrar a Shaa, la deidad principal de los seylotts. Una versión más grande del Infante, llamada Madre de Shaa, fue construida para controlar a la diminuta estatuilla. El Infante era celosamente guardado por los seylott, quienes temían que, si se desataba el poder de la estatua, podía destruir un mundo entero, ganándose el apodo de "Destructor de Mundos".

Poco antes de las Guerras Clon, el General Ashaar Khorda contrató al cazarrecompensas Jango Fett para recuperar la estatua. Khorda esperaba usar los poderes del Infante para destruir o, desde su punto de vista, "sacrificar" a Coruscant en el conflicto venidero. Esto resultaría también en la destrucción de la República, que Khorda veía como corrupta. Fett tuvo éxito en recuperar la estatua de un nativo de Seylott que lo había robado, pero tras haberle entregado el Infante de vuelta a Khorda, la también cazarrecompensas Zam Wesell convenció a Fett de quitarle el Infante a Khorda para salvar la capital de la galaxia.

Los dos cazarrecompensas atacaron y vencieron a Khorda, que pretendía liberar el poder del Infante en el núcleo de energía de Coruscant. El Maestro Jedi Yarael Poof se sacrificó para contener la estatuilla que se estaba fracturando y prevenir la destrucción del planeta. Y Fett les devolvió la estatua a los seylotts para que la tuvieran a salvo.

Apariciones

Fuentes

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar