Wikia

Star Wars Wiki

Implacable (clase II)

23.680páginas en
la wikia
Discusión0
Este artículo es sobre el destructor estelar imperial clase II Implacable que sirvió con los capitanes Parlan, Westen y Dorja. Quizá estés buscando otros destructores del mismo nombre.

El Implacable era un Destructor Estelar clase Imperial-II con órdenes de patrullar el Borde Exterior.

Servicio

El Implacable era un destructor estelar construido para el Imperio Galáctico. Su astillero de origen es desconocido, así como sus operaciones previas al año 1 ABY, si es que las hubo; es también posible que ése fuese el inicio de su andadura.

La misión inicial del Implacable era patrullar el Borde Exterior encargándose de las amenazas que encontrase. Se desconoce a qué autoridad imperial directa respondía el capitán del Implacable, aunque en repetidas ocasiones éste informó directamente a Darth Vader de sus progresos.

Capitán Parlan

El primer capitán conocido del Implacable fue Parlan, y la primera misión conocida de la nave fue la subyugación de de Gerrard V.

La batalla de Gerrard V

El planeta Gerrard V había sido oprimido por su gobernador, el moff Kohl Seerdon, hasta que la población local decidió no aguantar más y rebelarse contra el Imperio. El Imperio tomó represalias avisando a dos destructores, el Implacable y el Adjudicador, con órdenes directas de realizar bombardeos orbitales planetarios.

En lo que se denominó, eufemísticamente, Primera Batalla de Gerrard V (año 1 ABY), las ciudades locales quedarón totalmente arrasadas, la civilización destruida, y el mismo ecosistema local aniquilado. El planeta sufrió daños irreparables, y la rebelión fue aplastada.

Ciertas fuentes sugieren que el capitán del Implacable en ese momento podría haber sido Dorja, y no Parlan. Sin embargo, en el año 1 ABY, Dorja habría sido demasiado joven para ostentar el rango de capitán. Más probablemente, Dorja era sólo el capitán en funciones durante alguna indisposición temporal del capitán real del Implacable (Enfermedad u otra baja médica).

La reunión con Juvaini

Poco después ese mismo año, el Implacable recibió órdenes de viajar a Sunaj IV, donde debería reunirse con la fragata imperial Juvaini. Sin embargo, cuando el Implacable llegó, la fragata había sido destruida por un escuadrón de cazas rebeldes que la habían emboscado.

Fuentes contradictorias sugieren que el Implacable fue destruido por el mismo escuadrón de cazas. Si bien es posible que la nave sufriese daños en ese encuentro y obligada a huir al hiperespacio, no se puede asumir que hubiese sido destruida con tanta facilidad.

La búsqueda de Adar Tallon

Poco después de la batalla de Yavin, el Implacable vuelve a aparecer en escena, gracias a sus patrullas del Borde Exterior. Las fuerzas de Parlan capturaron a un pirata llamado Quist, y la condena por su delito era la ejecución sumarísima. Asustado, Quist decidió negociar por su vida, ofreciendo a cambio información.

Quist había sido un asociado del táctico republicano Adar Tallon, a quien había ayudado a fingir su muerte para que pudiese escapar del Imperio. El pirata reveló a Parlan que Tallon estaba vivo, ocultándose en Tatooine. Animado por su descubrimiento, Parlan informó directamente a Darth Vader, que le ordenó capturar a Tallon vivo.

Por algún motivo, Parlan no quería o no podía dedicar sus recursos personales a la captura de Tallon, así que ni siquiera llevó el Implacable hasta Tatooine. Es posible que Parlan se llevase mal con el prefecto imperial de Tatooine, porque tampoco le pidió ayuda.

En vez de eso, emitió una recompensa imperial, designación 82.471, esperando reunir a un hábil grupo de cazarrecompensas. Los mejores que pudo encontrar en tan poco tiempo fueron el grupo de Jodo Kast, que incluía a Zardra y Puggles Trodd. Además, el cazarrecompensas droide IG-72 empezó a rastrear a Tallon por la recompensa, pero sin informar antes a Parlan.

Temiendo que los cazarrecompensas fuesen insuficientes, Parlan ordenó a Quist infiltrarse entre los aliados de Tallon. En el momento de la verdad, cuando llegase Kast, Quist revelaría sus verdaderas cartas y ayudaría a Kast a capturar a Tallon.

Parlan ignoraba que tenía un topo. Una de las oficiales del Implacable, Dana, era en realidad una agente secreta de la Alianza Rebelde. A riesgo de su propia vida, Dana huyó hacia la estación espacial Kwenn, en un intento de avisar a un grupo de rebeldes para que rescatasen a Tallon antes de que éste cayese en manos del Imperio. Sin embargo, Dana fue descubierta por otro oficial del Implacable, el teniente Voor, que era leal y la delató. Así, Jodo Kast pudo rastrear a Dana hasta Kwenn y asesinarla, aunque ella consiguió dar cierta información a un grupo de rebeldes que iban en la nave Oro de Alabak.

Gracias a esto, la tripulación del Oro consiguió encontrar a Tallon y derrotar a Kast y a Quist (que probablemente murió en el tiroteo). Tallon se unió a la Alianza Rebelde.

Vader consideró a Parlan responsable de lo sucedido. Éste le presentó sus disculpas, pero Vader le ejecutó utilizando el poder del lado oscuro.

Capitán Westen

El sustituto de Parlan fue un oficial imperial llamado Westen. Westen sabía lo que le había pasado a su predecesor y temía que le sucediese lo mismo. Por eso, trabajó duro para no fracasar.

El rescate de Ravik

El moff Ravik y el comandante imperial Bane Nothos había sido capturados por la Alianza Rebelde y estaban siendo transportados a un mundo prisión rebelde secreto a bordo de la nave Celestial. Sin embargo, Ravik y Nothos consiguieron liberarse organizando un motín con los prisioneros, dañaron el hipermotor del Celestial y pidieron ayuda a la base imperial más cercana. Ésta ordenó a Westen llevar el Implacable hasta allí y rescatar a los prisioneros imperial.

Westen llevó su nave a toda velocidad hasta allí. Ravik había dicho que tenía las coordenadas del mundo rebelde oculto, de modo que el Imperio podría atacarlo. Sin embargo, cuando el Implacable se estaba acercando, la capitana Gryphon del Celestial activó el hiperespacio, y la nave desapareció.

Westen no podía saber que el hipermotor estaba dañado y que el transporte se había perdido en una dimensión paralela que después sería conocida como Espacio Paralelo. Por el contrario, el capitán imperial creía que el Celestial había saltado al hiperespacio normalmente.

Creyendo que podría rastrear el vector hiperespacial, Westen mandó un ala de cazas TIE a investigar posibles rutas que el Celestial pudiese haber seguido. La misión estaba condenada al fracaso, porque la ruta seguida por el Celestial no había sido en absoluto normal.

Durante esta exploración, apareció otra nave rebelde, el Tiro Largo. Los tripulantes tenían órdenes de relevar a Gryphon del mando y continuar la misión. Sin embargo, la salida del hiperespacio del Tiro les hizo colisionar con un caza TIE, dañando el hipermotor de la nave.

Westen intentó capturar la nueva nave rebelde, pero el Tiro también saltó al hiperespacio. Debido a los daños del hipermotor, el Tiro fue también catapultado al Espacio Paralelo, donde Westen no podía rastrearlo. Peor todavía, su vector parecía ser totalmente distinto al que había seguido el Celestial.

Después de haberlo intentado lo mejor que pudo, Westen comprendió que no podía encontrar las naves y decidió que éstas habían escapado. Westen regresó a su base a informar de su fracaso, y fue inmediatamente ejecutado por Darth Vader, el mismo destino que tanto había deseado evitar.

Capitán Dorja

El siguiente capitán conocido del Implacable es Dorja. Su primera aparició confirmada al mando del Implacable es en el año 4 dbY, pero es posible que se hubiese hecho con el puesto mucho antes. Dorja era un comandante famoso por su cautela táctica, lo cual probablemente ayudó al Implacable a pasar desapercibido bajo su mando.

La batalla de Endor

El Implacable, bajo el mando del capitán Dorja, participó en la batalla de Endor en el año 4 DBY. Debido a las precauciones tomadas por Dorja, su destructor no sufrió una sola baja.

Después de la muerte del Emperador Palpatine y la destrucción del Ejecutor, nave insignia de la flota imperial, el capitán Gilad Pellaeon, del Quimera, tomó el mando y ordenó la retirada de las naves imperiales. Los destructores se reagruparían y Pellaeon se haría poco a poco con el mando tácito de todas las fuerzas reunidas.

Dorja se sentía escéptico ante esta medida. Él creía ser el auténtico salvador de la flota, y no se llevaba demasiado bien con Pellaeon. Por ello, y por la política poco expansionista de Pellaeon (aún más cauta que la de Dorja), el Implacable no fue utilizado intensivamente en los cinco años siguientes.

La campaña de Thrawn

En el año 9 DBY, el Gran Almirante Thrawn volvió de las Regiones Desconocidas. Un excelente estratega, Thrawn inició una agresiva campaña militar, la campaña de Thrawn, para derrocar a la Nueva República, el gobierno que la Rebelión había instaurado. Thrawn se convirtió en el nuevo comandante en jefe de las fuerzas imperiales, con Pellaeon como su principal consejero

Ante este nuevo oficial, Dorja vio una nueva oportunidad de demostrar su valía. Sin embargo, Dorja comprendió que tenía diferencias personales con sus nuevos líderes. Cometió el error diplomático de criticar abiertamente a Pellaeon y a Thrawn, por lo que el Implacable fue relegado a un papel menor durante la campaña. El Implacable estuvo alejado de las batallas principales para la estrategia de Thrawn, como Obroa-skai, Sluis Van u Ord Mantell.

El Implacable se mantuvo en reserva sobre todo durante el inicio de la campaña, hasta que Thrawn consiguió ciento ochenta cruceros acorazados para lanzar varios ataques importantes. Entonces, Thrawn atacó una importante ruta de comercio, la Carrera Coreliana, en varios sectores a la vez. Pretendía, entre otras metas, hacerse con Ukio, un mundo agrícola importante. Para ello, Thrawn inhabilitó las bases neorrepublicanas cercanas, como Ord Pardron, y después mandó al Implacable y a otras naves a tomar Ukio en una misión de dificultad baja.

Durante el final de la campaña de Thrawn, el emperador Palpatine resucitó en un cuerpo clónico e intentó reunir el apoyo de diversas naves, ordenándoles ignorar a Thrawn. Sin embargo, Dorja y el Implacable se mantuvieron fieles a su oficial superior, pese a que éste no le había mostrado demasiado aprecio.

El Implacable sería utilizado en el acto final de la campaña de Thrawn, la batalla de Bilbringi. Sin embargo, el Implacable estaba allí más como apoyo que como otra cosa: El peso de la estrategia recaía en el cebo preparado por Thrawn, las trampas para la flota neorrepublicana, y en todo caso en cruceros Interdictor como el Centinela o el Coaccionador.

Durante la batalla de Bilbringi, la intervención de la Alianza de Contrabandistas inclinó la balanza en pro de la Nueva República. El Imperio había perdido la iniciativa y sólo las inteligentes órdenes de Thrawn les podría salvar entonces. Sin embargo, Thrawn fue asesinado por su guardaespaldas noghri y, pese a que los imperiales habían tenido menos bajas, Pellaeon volvió a ordenar la retirada. Él se sabía incapaz de conseguir la victoria en esas condiciones. El Implacable siguió al Quimera en esta nueva retirada.

Después de Thrawn

La retirada ordenada por Pellaeon llevó a la flota imperial, incluyendo al Implacable, hasta el Núcleo Profundo. Allí se unieron a las fuerzas del Alto Almirante Teradoc.

Teradoc era un fetichista de los destructores imperiales clase Victoria, a los que pintaba compulsivamente de rojo. Sin embargo, no rechazó un clase Imperial-II como el Implacable.

Dorja y el Implacable sobrevivieron a la muerte de Teradoc en el año 12 dbY, como parte de un plan de Pellaeon y de la almirante Daala.

El Remanente Imperial

Se sabe que el Implacable, bajo el mando de Dorja, formó parte de la flota del Remanente Imperial. Es uno de los pocos destructores que no sólo sobrevivieron, sino que mantuvieron un mismo capitán en la década siguiente a la derrota de Thrawn. No está claro, sin embargo, en qué momento pasa a formar parte del Remanente, aunque podría haber seguido bajo las órdenes de Pellaeon desde la creación del Remanente justo después de la muerte de Teradoc.

En el año 19 DBY, el moff Disra inició su propio gambito para arrebatar el poder a Pellaeon, que para entonces era Almirante de Flota. Con la colaboración del mayor Grodin Tierce y de un impostor llamado Flim que se hacía pasar por el Gran Almirante Thrawn, Disra pretendía impedir que Pellaeon iniciase negociaciones de paz de con la Nueva República.

Pellaeon envió al coronel Miezh Vermel en una corbeta coreliana a Morishim, para que parlamentase con el mandatario neorrepublicano Garm Bel Iblis. Disra ordenó a Dorja interceptar la corbeta con el Implacable, sin darle información clasificada, apelando a su lealtad al Imperio y a su orgullo. Dorja se mostró escéptico, no aprobando que Disra diese órdenes a una flota no asignada a su sector. Disra hizo pasar entonces al falso Thrawn, que intimidó a Dorja y le hizo obedecer.

El Implacable interceptó a Vermel en Morishim, y lo llevó a la Estación Rimcee. Disra se sintió satisfecho con la lealtad de Dorja, y mantuvo al Implacable en mente de cara a posteriores misiones.

El Implacable se convirtió en la nave insignia del triunvirato formado por Disra, Tierce y Flim. Días antes de la firma de los Acuerdos de Bastión, el Implacable, siguiendo órdenes de Disra, llevó al triunvirato a Yaga Menor. Sin embargo, una vez allí, tuvo lugar la batalla de Yaga Menor, en la que Pellaeon y el Quimera interceptaron al Implacable y acabaron con el plan de Disra.

Dorja no fue relevado del mando del Implacable, porque Pellaeon comprendió que había sido engañado. Sin embargo, el Implacable no ha sido visto después de esto.

Apariciones

Fuentes

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria