Fandom

Star Wars Wiki

I-5YQ

23.944páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.

Clasificación ID: I-cincoygriegacú (I-5YQ). Una alteración de la serie Trespeó (3PO) de Androides de protocolo elaborados por Cybot Galactica, que incluye mejoras como el aumento de la capacidad de creatividad e inventiva así como ciertos cambios de su módulo cognitivo respecto al tipo 3PO. Se vendió a buen precio entre las familias de clase media con hijos. Fueron diseñados para evitar competidores, pero el diseño había tomado prestado ciertas características del viejo modelo de Serv-O-Droid Orbot de la corporación Delban Serv-O-Droit y la producción fue interrumpida por Cybot Galáctica al poco de nacer debido a cuestiones legales.

Sólo unas cuantas unidades 5YQ permanecieron en el mercado después de esto.

Estos droides disponen de un nanoprocesador Sintotec AA-Uno, operando a siete petaherzios, con una capacidad de cinco exabytes y cables powerbus Cybot G7.

De género de programación masculino, es muy similar en apariencia y en muchos aspectos a la serie 3PO. La historia que se conoce de I-Cinco abarca desde aproximadamente el año 40 ABY hasta el 18 ABY.

Pero su característica más particular era que quien lo conocía no lo consideraba como un androide normal ya que sus expresiones tanto lingüísticas como visuales imitaban a la perfección las emociones de los seres orgánicos. De gran personalidad y con un amplio sentido de la burla y del humor, incluso es capaz por propia iniciativa de mentir y hacer trampas en el juego deL sabacc o en las partidas de dejarik.

Llegó a quejarse que los ultrasonidos le dejaban durante los minutos siguientes con el equivalente robótico del mareo. Incluso una vez codificó su subprocesador programable para estimular un estado de ebriedad alcohólica. Tenía su hardware protegido, pero tenía cierta libertad con el software. Esta virtual borrachera le costo que un wookiee le arrancara de cuajo su brazo derecho de su hombro derecho tras ganarle en una partida de dejarik en el planeta Drongar.

Posteriormente en el episodio IV, en el Halcón Milenario hubo una muy conocida partida de dejarik, pero el buen consejo que le dio C-3PO para que se dejara ganar R2-D2 frente al wookiee Chewbacca evitó consecuencias similares a las que le pasó a I-5YQ.

La historia conocida de I-Cinco empieza siendo un droide propiedad de una familia que lo usaba como droide familiar para acompañar y llevar a sus hijos, pero el aspecto de chasis gris y sin terminar de I-cinco fue la causa que esta familia lo vendiera a un chatarrero. Fue aquí donde finalmente un comerciante de información coreliano llamado Lorn Pavan lo compró.

Lorn Pavan lo modificó y lo mejoró dándole estatus de igualdad pasando a ser I-cinco su socio, compañero y amigo. Lorn le añadió un radar de mapeado para rastrear los bajos fondos de Coruscant, un generador electrostático para evitar ser afectado por descargas eléctricas, un compartimento secreto en el pecho para esconder objetos de contrabando, fotorreceptores de visión con intensidad variable con el fin de simular emociones visuales (algo similar a las expresiones que se reflejan en los ojos en los seres orgánicos). También le añadió como armamento dos láseres ocultos en la punta de sus dedos índices, un proyector de haz de microondas, fotorreceptores sensibles a la luz y sobre todo de la compañía Aeromaxis una unidad de modulación de sonido AXX Screamer que I-Cinco podía programar para transmitir información sobre una amplia gama de longitudes de onda, desde frecuencias subsónicas a la gama ultrasónica y al activarla podía causar en los seres orgánicos daños graves.

Frecuentaba sitios como la Taberna de la Piedra Verde o la Posada del Rocío, en el sector Zi-Kree del Pasillo Escarlata en Coruscant. Comerciaba con su socio y amigo Lorn Pavan con información de los bajos fondos, apuestas de sabacc, movía los datos ocasionales que le llegaban del servicio secreto… esas cosas.

A los cinco años de estar con Lorn, sobre el año 32 ABY, un asesino zabrak iridoniano bastante letal se cruzó en su camino. Habían conseguido un holocrón con detalles vitales sobre el próximo bloqueo del planeta Naboo y sobre la caída de la Orden Jedi que le suministro un oficial neimoidiano llamado Hath Monchar.

Aunque tuvieron la ayuda de una padawan Jedi llamada Darsha Assant, tanto Lorn como Darsha fueron asesinados por Darth Maul.

Previamente Lorn viendo que moriría desactivó a I-Cinco y se lo confió a un delicuente del Sol Negro que conocía llamado Tuden Sal, con la condición que llevara al droide al Templo Jedi para éste informar de la existencia del Sith, de sus intenciones así como decirle a su joven hijo, que se formaba como padawan Jedi, que su padre siempre se acordaba de él. Pero Tuden lo traicionó y se quedó con I-Cinco, ya que este anhelaba también al droide. Le limpió la memoria y a las doce semanas estándar cuando se preparaba para reprogramarlo tuvo que vender a I-cinco por problemas económicos a un traficante de especias.

Con el tiempo I-Cinco fue recuperando la memoria. Estuvo viajando por todos los sistemas del Núcleo, ayudando a la gente a saciar su apetito de brilloestimulantes. Estuvo en la Incursión Kessel sobre el año 26 ABY cuando las naves de los contrabandistas fueron saqueadas por una patrulla solar del sistema. Lo confiscaron y subastaron, adjudicándose a un marino mercante.

Cuando la guerra comenzó a propagarse, la República confiscó todos los androides que pudo para que no cayesen en manos de los Separatistas y I-Cinco, que estaba sirviendo nuevamente como droide domestico en casa de una familia de Naboo, fue reclutado y su programación fue aumentada con formación médica.

Ya en el año 20 ABY, dos años desde el comienzo de las Guerras Clon, I-Cinco es enviado como asistente médico a la UQMR-7 (Unidad quirúrgica móvil de la República) en el planeta pantanoso Drogar. Allí se libró una brutal batalla contra los Separatistas por el control de una misteriosa planta llamada Bota, con increíbles efectos curativos.

Entre los heridos, moribundos, espías separatistas, corruptos mandos militares y complots secretos de miembros de la asociación Sol Negro, I-Cinco con su particular personalidad, experiencia y consejos, simpatiza y se gana la confianza de un grupo de civiles y sanitarios, del periodista sullustano Den Dhur así como de la Jedi Padawan Barris Offee enviada por la República como Curandera Jedi.

Llegó a decir que un droide de mantenimiento CZ-Tres podría dirigir la República con más acierto, sobre todo tras ver los brutales resultados de la incapacidad o la falta de deseo de coexistencia de los seres orgánicos.

La situación es desesperada en el mundo selvático de Drongar, donde las fuerzas de la República libran una lucha feroz contra los Separatistas.

La anunciada ofensiva del enemigo empieza cuando los separatistas lanzan al ataque con sus legiones de droides .Las tropas de carne y hueso de la República no son rivales para el duracero de los droides de combate, por muchos refuerzos que obtengan.

Lenta pero seguramente, I-Cinco recuperó sus recuerdos, y al final de la batalla perdida de Drongar recordaba casi todo sobre su pasado, incluyendo la promesa de Lorn Pavan, indicando que debía cuidar de su hijo, que era un aprendiz Padawan y que en aquél tiempo estudiaba en el Templo Jedi.

Los Republicanos tuvieron que dejar precipitadamente el planeta.

La Jedi Barris Offee al saber que I-Cinco se iba y dejaba sus funciones médicas y se encaminaba hacía el Templo Jedi le encargo que también se llevara unas muestras de la planta nativa de Bota de incalculable valor para examinarlas en el Templo, ya que el planeta por los continuos bombardeos dejó de sintetizar dicha planta.

I-Cinco, acompañado del periodista Den Dhur, nunca pudo llegar al Templo Jedi al hacerse efectiva la Orden 66.

Un mes después de esta fatídica Orden para los Jedis, I-Cinco y Den siguen buscando a Jax Pavan, el hijo de Lorn. Consiguen pistas sobre antiguos Jedis que hay escondidos en los bajos fondos de la ciudad Imperial como es llamada ahora a Coruscant. Estos sobreviven de sus habilidades como traficantes de información e investigadores privados ocasionales, ocultando su verdadera identidad.


Apariciones

Fuentes

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar