Fandom

Star Wars Wiki

Guerra Imperial-Sith

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.
«He hecho una alianza con el Remanente Imperial en Bastion. Por lo que ya hay una causa para ir a la guerra, haciendo que los vong parezcan responsables. Así, la Alianza Galáctica comenzará a luchar contra sí misma. Y así morirá.»
Darth Krayt[fuente]

La Guerra Imperial-Sith[10] fue un conflicto que sacudió la Galaxia entre los años 127 y 130 DBY que enfrentó al Imperio Fel (el cual se encontraba en secreto aliado con la Nueva Orden Sith) y la Alianza Galáctica apoyada por la Nueva Orden Jedi. Tras tres años de conflicto la Alianza Galáctica fue definitivamente derrotada en la Batalla de Caamas.

Después de la guerra, la Federación Galáctica de Alianzas Libres se rindió aunque conservaba parte de su fuerzas militares por lo que pasaron a ser las Fuerzas restantes de la Alianza Galáctica denominadas Remanente de la Alianza Galáctica[11], que está tratando de mantener el ritmo de la oposición en contra del Imperio y de los Sith. Por su parte la Nueva Orden Jedi rehusó rendirse y ser absorbida por el Imperio lo cual causó que fuera dispersada tras la Masacre en Ossus.

El hecho más destacado del final de la guerra fue que de nuevo el Imperio Galáctico era poder dominante que regía la voluntad de la Galaxia.

Historia

Causas de la guerra

«Roan Fel nunca abrazó la guerra o la idea unificar la Galaxia. Simplemente tuvo que hacerlo por una necesidad política. Eso no es lo que el Imperio-lo que la Galaxia- necesita.»
Darth Krayt[fuente]

Los orígenes de la guerra se remontan al planeta Ossus, en concreto al proyecto de restauración del planeta, durante el cual la Nueva Orden Jedi convenció a la Alianza Galáctica de que se permitiera que los modeladores yuuzhan vong, encabezados por la Modeladora Maestra Nei Rin, utilizasen una parte desolada de Ossus, uno de los de mayores baluartes, como terreno de prueba.[4]

La intención de aquellos que defendían el proyecto, como el Maestro Jedi Kol Skywalker, era ver si los métodos yuuzhan vong para terraformar, como los que en las décadas anteriores habían transformado a Coruscant en Yuuzhan'tar (27 - 29 DBY), podían restaurar el mundo devastado y estéril. En caso de que tuviera éxito, Skywalker esperaba que el proceso pudiera utilizarse para transformar y restablecer mundos en crisis, y al mismo tiempo transformar la galaxia de la devastación causada por los yuuzhan vong. El experimento tuvo éxito y Ossus volvió a tener vida de nuevo, y cuando los Jedi revelaron los resultados a toda la Galaxia, otros mundos vieron la posibilidad tener la oportunidad de restablecer sus planetas devastados por la Guerra Yuuzhan Vong.[4]

En última instancia, cien planetas fueron seleccionados para la terraformación. Los modeladores yuuzhan vong, acompañados de los Jedi, se pusieron a trabajar, y los resultados fueron maravillosos y satisfactorios. Pero nadie había contado con la injerencia de la Nueva Orden Sith. A las órdenes del líder de la Orden, Darth Krayt, los Sith en secreto sabotearon el proceso de terraformación en estos mundos. Entonces las plantas crecieron deformadas, y con crecimientos óseos alterados, de un tipo que no se había visto desde que los vong tomaron por fuerza a la población como esclavos, brotando en la piel de los habitantes.[4]

BattleofCaamas.jpg

La Alianza Galáctica es derrotada en la Batalla de Caamas.

Los vong se quedaron conmocionados, pues ninguno de los experimentos preliminares sobre Ossus había demostrado ninguna de las mutaciones como sucedieron en otros mundos. La Modeladora Maestra Rin empezó a averiguar lo que había sucedido, y el por qué. Los Jedi sospecharon de acto de sabotaje, pero no tenían idea de quién era el responsable. Al otro lado de la Galaxia, sin embargo, los dedos señalaron a los yuuzhan vong; demasiados malos sentimientos existían contra los autores de una de las guerras más destructivas que la Galaxia había visto nunca, y no paraban de sospechar que los vong había reanudado su cruzada por otros medios (al parecer exactamente lo que los Sith querían que se sospechara de los vong). Los Jedi, sin embargo, estaban convencidos de que los vong eran inocentes y creyeron que la Alianza podría apoyar a los vong en contra de las críticas hacia ellos.[8]

Con la firma del Tratado Pellaeon-Gavrisom en el 19 DBY, el Remanente Imperial había dejado su guerra contra la ex Rebelión, y la invasión vong los había unido como aliados. Pero en su gobierno nominal, los miembros del Consejo de Moffs, aún había muchos partidarios de línea dura que trataban de devolver al Imperio de vuelta a la primacía como potencia dominante galáctica, con o sin tratados de paz. Ahora exigían retribución e, invocando el Tratado de Anaxes, declararon la guerra a la Alianza Galáctica. La paz por la que tantos habían luchado y muerto en los últimos decenios se deshace debido a las acciones de la Nueva Orden Sith.[4]

Temiendo lo que podría pasar, el Alto Consejo Jedi ordenó la creación del Templo Escondido[12], su localización fue elegida por Nat Skywalker así los Jedi podrían tener un refugio en caso de su derrota.[13]

La derrota de la Alianza Galáctica

«La guerra se ha terminado, milord. Coruscant ya no puede ser defendido militarmente. La Alianza Galáctica ahora debe rendirse.»
Moff Nyna Calixte[fuente]

Desde el principio, la Alianza se vio entorpecida. La defensa de los yuuzhan vong le había enajenado numerosos problemas con sus mundos miembros, cuyas poblaciones todavía tenían amargos recuerdos de la invasión vong, y muchos de ellos se negaron a apoyar a la Alianza. De repente, la Alianza se encontró frente a un movimiento de secesión y a una guerra a nivel galáctico. El Imperio utilizó esto para su ventaja, atrayendo algunos de estos mundos afectados al Espacio Imperial y al debilitamiento del gobierno de la Alianza. Otros mundos declararon su neutralidad. Así, la guerra se inició con el Imperio obteniendo ventaja. Pero el mismo Emperador Roan Fel fue el menos entusiasta; pues declaró la guerra con reticencia, y nunca la apoyó del todo. Incluso impidió la participación de los Caballeros Imperiales.[6]

Breakout.jpg

La Batalla de Caamas.

En 128 DBY, tras un año guerra, los Sith se habían inmiscuido en el conflicto. A través de la despiadada y ambiciosa Directora de Inteligencia Imperial, Gran Moff Nyna Calixte, los Sith se acercaron al Imperio y se aliaron con la causa Imperial. Cuando los Sith entonces se declararon abiertamente, los Jedi sabían que los Sith estaban detrás del sabotaje de los proyectos de terraformación vong. Los Jedi no pudieron probar esto, pero cuando los eventos empezaron a avanzar, a la larga incluso miembros del Imperio, incluido el mismo Emperador Fel, se dieron cuenta de la verdad, aunque demasiado tarde para detener los planes de los Sith pues ya estaban puestos en marcha. Los yuuzhan vong, al conocer la verdad, revelaron que los sabotajes no se debían por la labor de sus dioses, y entonces decidieron revertir el daño que había causado el sabotaje. Nei Rin volvió a Ossus para tratar de descubrir el método de sabotaje Sith, con la esperanza de que este conocimiento pudiera ayudar a desacreditar a los Sith y poner fin a la guerra[7]

Sithwarend.jpg

El fin de la Alianza Galáctica.

Después de tres años de sangrienta guerra, la Alianza Galáctica iba perdiendo fuerza. Bajo el mando del Gran Almirante Morlish Veed, era uno de los participantes en la conspiración Sith y amante de Calixte, la flota Imperial asestó un golpe demoledor a la Alianza en la Batalla de Caamas. El Almirante Gar Stazi, uno de los comandantes de las fuerzas de la Alianza en la batalla de Caamas, se vio obligado a ejecutar una retirada de la lucha contra para salvar atodas las naves posibles. Veed, triunfal después de la victoria, se dirigió a sus tropas y a las de Bastion:

«Atención, a todas las naves. Al habla el Gran Almirante Morlish Veed de la Marina Imperial. Para impedir nuevas pérdidas de vidas humanas de todas las partes, he aceptado la renuncia de la flota del comandante de la Alianza Galáctica. Todos las naves deben esperar más instrucciones.»
―Morlish Veed[fuente]

Veed con esto anunciaba el final de la guerra. Con la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica hecha jirones, no quedaba nada para defender la capital, Coruscant. La Alianza no tuvo más remedio que rendirse, y su territorio fue absorbido por el Imperio, pero las Fuerzas del Núcleo de la Alianza Galáctica siguieron estando activas y continuaron luchando contra el Imperio. A pesar de que los Jedi no hicieran lo mismo que la Alianza, el Emperador pidió a la Nueva Orden Jedi rendirse y someterse a la voluntad del Imperio.[6]

Legacybattle1.jpg

La Nueva Orden Jedi es atacada en Ossus.

Algunos de ellos se unieron a los Caballeros Imperiales, pero, la mayoría siendo fieles a la voluntad de la Fuerza, se negaron a aliarse con los Sith y se retiraron de Coruscant a su Academia Jedi en Ossus. Los Sith finalmente siguieron a los Jedi hasta allí, donde Darth Nihl y otro comandante Sith iniciaron un brutal ataque, con la ayuda de fuerzas Imperiales bajo el mando del antigo piloto de cazas estelares y actual miembro del Consejo de Moffs Rulf Yage, conocido como la Masacre en Ossus. Esta hizo que los Jedi se dispersaran a través de la Galaxia, aunque la Nueva Orden Jedi todavía no estaba totalmente derrotada. Como los Sith atacaron antes de que toda la Orden pudiera reunirse en Ossus, alrededor de la mitad de ellos sobrevivieron y pasaron a la clandestinidad en toda la Galaxia.[7]

Swlegacy18.jpg

La Nueva Orden Jedi es casi completamente derrotada.

Poco después, los Sith, con la determinación de hacerse con el control de la galaxia, lanzaron un golpe mortal contra el palacio del Emperador Roan Fel y sus Caballeros Imperiales. Después de matarlo se descubrió que habían asesinado a un doble del emperador y no al emperador en persona, Darth Krayt asumió el trono Imperial, y por tanto la restauración de los Sith controlando al Imperio, por primera vez desde los tiempos de Darth Caedus, el Imperio tenía a un Señor Oscuro de los Sith controlando la galaxia.[1] [14]


Posteriormente

«Gial Gahan estuvo en lo cierto. La Galaxia es lo más importante. Si yo llegara a caer la batalla deberá aún continuar. Nada llegará a ser más importante que nuestra causa.»
―Gar Stazi[fuente]

Sin embargo, algunos sistemas y planetas se mantuvieron leales al depuesto Emperador Fel, que logró retomar el fuertemente fortificado mundo de Bastion. Utilizó el planeta como su capital, en la creación de un efecto de facciones rivales del Imperio, en la que cada una de ellas compitió por la dominación.[15] Fel más tarde trató de formar una alianza en contra de los Sith con los restos militares de la Alianza Galáctica, pero fracasó en un primer intento[6] aunque tras los incidentes ocurridos en Mon Calamari se consiguió establecer una Alianza Anti-Sith.[16]

Batallas conocidas

Figuras clave

Alianza Galáctica/Nueva Orden Jedi

Imperio Fel/Nueva Orden Sith

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias


 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar