Wikia

Star Wars Wiki

Guerra Civil Jedi

Discusión25
22.088páginas en el wiki
TPMR2repairs

Afortunadamente los droides pueden mejorarlo.

Ben Darklighter está trabajando en este artículo. Por cortesía no lo edites mientras se muestre este mensaje. Para colaborar en el artículo consulta con el autor del mensaje o bien revisa el historial y la página de discusión.

TPM-CGYoda 4-3

¿Algo más que decir tienes, Qui-Gon?

Este artículo o una parte del mismo debe ser expandido. Revisa las wikis en otros idiomas o esta discusión para buscar información adicional.

Anteriores

Guerras Mandalorianas[1]

Simultáneas
Posteriores
Guerra Civil Jedi
MalakRevanSithtroops-Timeline8
Periodo

Antiguas Guerras Sith

Comienzo

3.959 ABY, Batalla de Foerost[3]

Final

3.956 ABY, Batalla de Rakata Prime/Duelo en la Forja Estelar[4]

Lugar

Por toda la Galaxia[3]

Resultado
Batallas
Facciones


Comandantes


«La razón por la que la Guerra Civil Jedi fue llamada así es porque pocos en la Galaxia reconocen la diferencia entre los Sith y los Jedi. Para ellos, los dos son Jedi—con diferentes filosofías.»
Mical[fuente]

La Guerra Civil Jedi, también conocida como la Segunda Guerra Sith, la Insurrección de la Antigua República y por los Mandalorianos como la Guerra de la Forja Estelar, fue un conflicto devastador que comenzó cuando el Caballero Jedi Revan, que había llevado a las fuerzas de la República Galáctica a la victoria en las Guerras Mandalorianas, fundó un nuevo Imperio Sith y se declaró a sí mismo Señor Oscuro de los Sith. La guerra comenzó cuando él, junto con su amigo y aprendiz Darth Malak, dirigieron una invasión a la República Galáctica en el año 3.959 ABY. Con la ayuda de veteranos de las Guerras Mandalorianas y una hueste de conversos Jedis Oscuros que servían con ellos, los ex-Jedi esperaban conquistar a la República anticipándose a una amenaza mayor, la de los Verdaderos Sith que acechaban en las Regiones Desconocidas de la galaxia.

Durante la guerra Darth Revan casi tuvo éxito al conquistar la Repúbica, sin embargo una trampa planeada por los Jedi y accidentalmente apoyada por Malak lo dejó comatoso, con su mente casi destruida. Apenas vivo, él fue rescatado de los restos de su nave por Bastila Shan, cuyas habilidades en la meditación de batalla y la Fuerza habían permitido el éxito de la misión. Llevado al Enclave Jedi en Dantooine, Revan fue sanado por el Consejo Jedi y reprogramado para creer que era un agente leal a la República puesto al mando de Bastila, que fue apostada a bordo de la Espiral Endar. En el 3.956 ABY, con la intención de recuperar las memorias fragmentadas de Revan sobre la Forja Estelar, la vasta estación espacial que era la fuente de los aparentemente infinitos recursos de los Sith, él fue llevado a la ecumenópolis de Taris, donde una flota Sith al mando directo de Darth Malak esperaba tendiendo una emboscada.

Eventualmente Revan, Bastila, Carth Onasi y varios otros escaparon de Taris hacia la academia de Dantooine, donde los Maestros Jedi del lugar lo volvieron a entrenar. Después de varias semanas el Consejo de Dantooine lo envió a él y a la tripulación del Halcón de Ébano de vuelta a la galaxia civilizada para rastrear la ubicación de la Forja Estelar, en el corazón del antiguo Imperio Infinito de los rakata. Posteriormente, después del descubrimiento de varios antiguos Mapas Estelares, Malak dirigió un ataque contra el Enclave, devastándolo y lastimando severamente a la Orden Jedi. Después de encontrar el último Mapa Estelar, deduciendo la ubicación del planeta natal rakatano de Lehon, Revan, los Jedi y la República iniciaron la batalla final de la guerra. Con Malak muerto, la Forja Estelar destruida y la flota Sith desperdigada y derrotada, la larga y costosa guerra llegó a su fin.

Historia

Orígenes

«Malak y Revan fueron parte de la Orden Jedi, pero eran jóvenes y testarudos. Y fueron a luchar contra los Mandalorianos en el Borde Exterior en contra de los deseos del Consejo.»
Carth Onasi[fuente]

Los Neo-Cruzados Mandalorianos

Mandaloreultimate2

Mandalore el Máximo.

Las semillas de la Guera Civil Jedi fueron sembradas por 26 años antes de que sucediera el conflicto. Comenzando en el 3.985 ABY, los Mandalorianos, una raza de guerreros que descendían de los taungs del antiguo Coruscant, se embarcaron en una segunda campaña de conquista después de haberse reconstruido siguiendo a la derrota de Exar Kun durante la Gran Guerra Sith. Conquistando planetas y devastando colonias por toda la galaxia más allá del límite del espacio de la República, los muchos clanes de Neo-Cruzados, bajo el liderazgo de Mandalore el Máximo, se hicieron de un territorio más grande que el gobernado por los hutts en poco más de una década.[14]

Después de escuchar lo que estaba ocurriendo más allá de los Territorios del Borde Exterior, el Senado Galáctico al principio declinó responder, eligiendo no actuar en la defensa de planetas más allá de las fronteras de la República. Muchos senadores, desconfiando de la guerra después de la devastación provocada por Kun y la Cruzada Sagrada Krath, no querían someter a sus constituyentes a otro conflicto a menos que los Mandalorianos amenazaran a la misma República. Una vez que sintió que sus clanes habían obtenido suficiente experiencia de batalla, Mandalore hizo justamente eso, tomando la oferta secreta de los Sith de desafiar a un oponente digno.[15] Lanzando una invasión en tres frentes distintos en el 3.963 ABY, las flotas Mandalorianas penetraron en el espacio de la República a través de corredores de invasión delimitados por sectores adyacentes a lo largo del Borde Exterior, iniciando así las Guerras Mandalorianas.[16] En las batallas iniciales del conflicto, particularmente la Batalla de Serroco,[17] las fuerzas de la Armada de la República fueron abrumadas por tácticas y cantidades de enemigos superiores. A pesar de estos eventos desafortunados, el Consejo Jedi rehusó las súplicas desesperadas de ayuda por parte de la República, sintiendo que había otra amenaza oculta que aún no se había revelado. Aunque muchos de los miembros más jóvenes y brillantes de la Orden Jedi estaban ansiosos por combatir a los Mandalorianos, los Maestros Jedi no lo permitieron, prefiriendo mantener en privado sus propios miedos y planes para la guerra.[3][7]

Intervención

«Quién soy yo no es importante, mi mensaje lo es.»
Revan[fuente]

La Batalla de Cathar jugó una gran parte para cambiar la situación. Durante las Neo-Cruzadas que anticiparon la invasión de la República, fuerzas al mando de Cassus Fett, el jefe táctico de Mandalore, atacaron el planeta Cathar, esclavizando y matando a todos los cathar que pudieron. Después se postularía que este ataque flagrante fue uno de muchos que fueron calculados para atraer a los Jedi al conflicto. La teoría probó ser verdad; después de haber revelado lo que pasó en realidad en Cathar, el joven y carismático Caballero Jedi Revan—que pasó a ser conocido como "El Revanchista"—[6] desafió al Consejo y comenzó a convocar a jóvenes miembros de la Orden Jedi, incluyendo a su amigo Alek, que empezó a llamarse Malak durante la guerra, a su causa.[5] Después de darle su apoyo a la golpeada flota de la República, ellos pronto probaron ser comandantes más que capaces en el campo, rápidamente ascendiendo de rango. Pronto, se les dio el control directo de una tercera parte de la Armada de la República. Revan usó su recientemente adquirida autoridad para dirigir el esfuerzo bélico de la República; bajo su inspirado liderazgo, las prácticamente derrotadas tropas de la República se recompusieron y comenzaron a rechazar a los Mandalorianos.[3]

En algún momento durante las Guerras Mandalorianas, Revan y Malak encontraron un Mapa de Estrellas Rakatan en los antiguos túmulos funerarios de Dantooine, cerca del Enclave Jedi. Después de pasar con éxito las "pruebas" seleccionadas por el droide guardián que había sido dejado atrás por los denominados "constructores," recibieron acceso al Mapa de Estrella. Momentos antes de pasar la puerta que llevaba al artefacto del lado oscuro, sin embargo, Malak advirtió a Revan que pasar por ese umbral significaría que nunca retornarían a la Orden Jedi. A pesar de éste aviso, Revan accedió al Mapa de Estrellas, junto a Malak.[3] Posteriormente en la guerra, en al año 3.961 ABY, Revan encontró otro Mapa de Estrellas en el mundo natal de los wookiees Kashyyyk.[5] Algún tiempo durante ése año, Revan visitó el olvidado mundo Sith de Malachor V mientras buscaba puestos avanzados en el asediado Borde Exterior. Al aterrizar en la superficie del planeta, casi fue destruido por la resonancia del poder del lado oscuro que reposaba allí. Pudo sobrevivir al encuentro a través de la pura fuerza de voluntad, pero no salió ileso. Habiendo abrazado el lado oscuro en el despertar de su casi fatal roce con él, Revan continuó explorando la estridente superficie, eventualmente hallando la Academia Trayus, un centro de entrenamiento abandonado construido por un antiguo Imperio Sith que se mantuvo escondido por milenios. Mientras sacó a la luz los secretos del planeta, Revan supo la exacta localización y significado de Korriban, el planeta de procedencia de la especie sith.[1] Además, descubrió evidencias de que los antiguos Sith aún existían más allá de los confines del espacio conocido y continuaban siendo una amenaza para la Galaxia.[7]

Derrota de los Mandalorianos

Trayusacademy

La Academia Trayus en Malachor V.

«Las Guerras Mandalorianas fueron una serie de masacres que enmascararon otra guerra, una guerra de conversión, que culminaron en una atrocidad final de la que ningún Jedi pudo escapar—excepto una.»
―Kreia al Consejo Jedi, refiriéndose a Meetra Surik[fuente]

Después de una serie de batallas duramente combatidas en Dxun y Althir, el clímax de la guerra se acercaba rápidamente.[4] Cuando la pelea alcanzó su punto culminante, Revan comenzó a desarrollar una manera de terminar la guerra antes de que la República estuviera demasiado debilitada por el conflicto para enfrentarse a la amenaza venidera. Trabajando en secreto, él construyó una nueva Academia Sith sobre las derrumbadas ruinas del antiguo complejo de Malachor V, y usó las energías del lado oscuro que estaban contenidas ahí para atar a su voluntad a los más confiables de sus seguidores sensibles a la Fuerza. Estos individuos se convirtieron en los fundadores de la orden de los Asesinos Sith—un grupo que mantuvo en secreto incluso a Malak.[7] Adicionalmente, Revan también comisionó la creación de HK-47 y otros droides asesinos como él para realizar asesinatos motivados políticamente por toda la galaxia.[1][18]

En el 3.960 ABY, Revan forzó una confrontación final con los Mandalorianos sobre Malachor V. Durante la batalla, Revan atrajo a Mandalore a una confrontación directa, enfrentando y superando al líder Mandaloriano en combate mano a mano.[4] Mientras tanto, más de los Jedi que combatían en órbita se encontraron incapaces de resistir la llamada de poder que emanaba del planeta de abajo, y fueron atraídos hacia el lado oscuro.[1] Después de terminar las Guerras Mandalorianas con una clamorosa, aunque costosa victoria gracias a la activación del Generador de Masas Sombra por una de sus generales Jedi, Revan y Malak dirigieron al resto de sus fuerzas a las Regiones Desconocidas con el pretexto de rastrear al remanente de la Flota Mandaloriana. Como pasó el tiempo sin que se supiera nada sobre los Jedi que habían ganado la guerra para ellos, la República temió que ellos y los soldados bajo su mando se hubieran perdido en algún gran desastre desconocido en las profundidades del espacio inexplorado.[7]

El Regreso de los Sith

«Después de Malachor, después de las Guerras Mandalorianas, entonces fue cuando las enseñanzas Sith comenzaron a difundirse entre los soldados. Sabíamos a quienes éramos leales—a los Jedi que habían venido a ayudarnos, no a los que se sentaron en Dantooine y Coruscant viéndonos morir.»
Atton Rand[fuente]

Inmediatamente después de la victoria en Malachor V, las enseñanzas del lado oscuro comenzaron a filtrarse hacia los soldados de menor rango en las fuerzas militares de la República que habían sido puestos bajo el mando directo de Revan y Malak. Casi todos aquellos que habían servido con él juraron su lealtad a Revan sobre el resto de la República y la Orden Jedi; entre ellos estuvieron algunos de los mejores líderes militares del Ejército y la Armada, tales como el general Derred y Mon Halan. Mientras abandonaban sus juramentos a la República y lo seguían más allá del espacio conocido, la corrupción de Revan se esparció hacia abajo, formando el núcleo de su nuevo Imperio Sith.[7]

RevanMalak-TEA

Darths Revan y Malak, nuevamente proclamados Señores Oscuros de los Sith.

Durante su caída al lado oscuro, Revan y Malak fueron a las Regiones Desconocidas para perseguir a los Mandalorianos supervivientes y conocieron al Emperador Sith del resurgente del Imperio Sith. El Emperador tuvo éxito en corromper a los dos Caballeros Jedi, quienes ya habían empezado el camino oscuro, y les asignó la misión de buscar la Fragua Estelar, una antigua superarma rakatan, para acelerar su plan de vengarse de los Jedi y la República.[11] En los meses que siguieron, los Jedi recibieron numerosos reportes infundados de que Revan y Malak habían sido vistos en varios planetas de la República, incluso mientras la flota bajo su mando parecía haber desaparecido por completo. Sin embargo, después sería revelado que ellos estaban completando la exploración de planetas que se habían enterado que alguna vez habían sido dominados por el largo tiempo olvidado Imperio Infinito de los rakata. Visitaron los mundos donde los tres Mapas de Estrellas restantes podían ser encontrados; Korriban, el planeta de los selkath Manaan, y el mundo desértico de Tatooine, esperando encontrar pruebas sobre la localización de la Fragua Estelar. Como habían esperado, Revan y Malak eventualmente encontraron la clave que les garantizaría acceso a suficiente poder para derrocar a la República.[3][4]

Alimentada por el lado oscuro, y obteniendo materias primas de la estrella sobre la que había sido construida, la estación espacial era tanto una fábrica automática como un acorazado de batalla, capaz de manufacturar un suministro virtualmente infinito de naves, droides y otros materiales de guerra a una velocidad y escala sin precedentes. En las manos de Revan, la Forja Estelar se convirtió en el corazón del nuevo esfuerzo bélico Sith. Desde los niveles superiores del complejo de fábricas, oculto dentro del desconocido sistema Rakata, Revan fundó su nuevo imperio, que comprendía a todos aquellos que habían prometido su servicio a su causa.[3] Revan y Malak regresaron a Korriban y se hicieron con control del mundo tumba, estableciendo una nueva Academia Sith.[5]

Primeras campañas

«Hace tres años, Revan y Malak volvieron a la cabeza de una masiva flota invasora. Revan asumió el título de Señor Sith, el héroe se convirtió en conquistador.»
Dorak[fuente]

Los astilleros de Foerost

StarForge

La Forja Estelar.

Localizados en el Núcleo Profundo, los astilleros de Foerost eran una de las instalaciones más grandes empleadas por la Armada de la República. Cuarenta años antes, durante la cúspide de la Gran Guerra Sith, los astilleros habían sido atacados por una fuerza combinada de Krath y Mandalorianos, que robaron aproximadamente trescientas naves de guerra para usarlas en un asalto posterior a Coruscant.[19] Cuando Revan y Alek, ahora llamados Darth Revan y Darth Malak, declararon que ahora eran los nuevos Señores Oscuros de los Sith, uno de sus primeros actos abiertos fue ejecutar una repetición de esta incursión; usando códigos que les había dado Saul Karath, bombarderos Sith atravesaron el perímetro de redes sensoras sin ser detectados y comenzaron a devastar las defensas interiores. Mientras la República trató de montar una defensa, muchas de sus naves de guerra fueron abordadas y secuestradas por soldados Sith; estas naves pronto se unieron a la flota de naves Sith que habían llegado para asegurar el éxito del ataque. Así armadas, las fuerzas al mando de los dos antiguos Jedi comenzaron su asalto a la galaxia, que no sospechaba nada.[20][3]

Alianza con Czerka

Durante estos primeros días Revan también firmó un tratado con la corrupta y avara Corporación Czerka. Czerka ofreció un monopolio de derechos comerciales en el espacio sith a cambio de suministrar pertrechos para la guerra. Pollard Seario y sus lacayos de Czerka aprovecharon esta oportunidad.[3]

Bombardeo de Telos IV

«Te conté sobre mi mundo natal. Telos. Hace cuatro años, Saul dirigió a la flota Sith ahí y demandó su rendición. El planeta se rehusó y Saul procedió a devastar su superficie entera. Millones murieron. Yo tenía... una esposa y un hijo en Telos. Pensaba que ahí estarían a salvo. Pero mi fuerza especial llegó demasiado tarde para ayudar. No teníamos suficientes suministros médicos. La colonia estaba ardiendo y había personas agonizando por todos lados. Recuerdo sostener a mi esposa y gritar pidiendo médicos. Ellos... no llegaron a tiempo.»
Carth Onasi[fuente]
Blue Glass Arrow Artículo Principal: Bombardeo de Telos IV

En ese punto, el almirante Karath declaró abiertamente su intento de abandonar la República a la que alguna vez había servido. Como prueba de su lealtad, Darth Malak le ordenó bombardear el estratégicamente ubicado mundo de la República Telos IV. Al mando de una flota de naves de guerra Sith, Karath rodeó el planeta y demandó la rendición de su gobierno. Después de que el gobierno local lo rechazara, él le ordenó a su flota que iniciara un devastador bombardeo orbital. El ataque resultante fue llevado a cabo con una eficiencia brutal, limpiando la superficie del alguna vez frondoso y próspero planeta de toda la vida animal y vegetal, y ocasionando que la atmósfera se degradara a una nube de vapores tóxicos que producían lluvia ácida. Si bien algunos ciudadanos pudieron escapar en transportes, millones fueron asesinados, y muchos más murieron poco después debido a la escasez de suministros médicos y a los efectos del bombardeo. Mientras tanto, las fuerzas de Karath salieron del sistema, permitiendo que las naves de evacuación sobrevivieran sin problemas para que los refugiados que llevaban pudieran actuar como testigos de lo que eran capaces los Sith. Una fuerza especial cercana de la República, donde servía Carth Onasi, llegó al sistema poco después, pero para entonces era demasiado tarde para hacer algo más que asegurar que los evacuados llegaran a un lugar seguro.[20]

Ataque a Iridonia

Los Sith estaban interesados en capturar el planeta natal zabrak, Iridonia, y en destruir la flota de la República apostada ahí, así que enviaron al antiguo Jedi Acaadi a preparar al planeta para un ataque. Él se infiltró a una banda de Mandalorianos que habían quedado atrapados en el planeta después de las Guerras Mandalorianas. Durante los meses siguientes ellos aceptaron el liderazgo de Acaadi y él hizo que destruyeran un centro de comunicaciones militar de la República, preparándose para el ataque Sith. Como después Acaadi ya no necesitaba a los Mandalorianos, así que se libró de algunos de ellos al enfrentarlos con su antiguo camarada, el Jedi Duqua Dar. Acaadi después mató a los Mandalorianos y rescató a Dar, y trató de persuadirlo de que los Jedi lo estaban frenando y que debería dejar la Orden. A ellos los escucharon un grupo de Jedi y espaciales que habían trabajado con Dar, y Acaadi y Dar tuvieron que huir. Llegaron a un hangar secreto en la ciudad de Wortan, donde Dar esperó con algunos comandos Sith mientras Acaadi y varios comandos abordaron un transporte para sabotear la nave insignia de la flota de la República sobre Iridonia, el Champion of Iridonia. Los Jedi y espaciales llegaron y trataron de persuadir a Dar que acaadi lo había engañado. Combatieron y mataron a los comandos, antes de enterarse del plan de Acaadi.[21]

Los Jedi volaron hacia el Champion para advertir a su comandante, el almirante Rokon, de lo que acaadi trataba de hacer. Acaadi habló ante una cámara de seguridad y reveló que él y sus comandos ya estaba saboteando la nave, que ya era demasiado tarde. En ese momento llegó una docena de naves Sith, que se enfrentaron con la flota de la República. Los Jedi confrontaron y derrotaron a Acaadi y los comandos, salvando al Champion de la amenaza inmediata. Se desconoce el resultado de la batalla, aunque varias naves de la República desertaron para irse con los Sith durante el curso de la misma.[21]

La Captura de Darth Revan

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Captura de Darth Revan
Bastilasstriketeamfacesrevan

El equipo de ataque de Bastila Shan confronta a Darth Revan.

«Le ordené a mis naves que le dispararan a tu puente. ¡Pensé que podía destruir a todos mis enemigos con un solo golpe glorioso! Nunca soñé que los Jedi te sacarían vivo de la destrucción.»
Darth Malak a Revan[fuente]

Dos años después, la guerra continuó con la República apenas sobreviviendo bajo los duros golpes de las armadas de Darth Revan y Darth Malak. Con la esperanza de iniciar una nueva etapa de la guerra, o por lo menos darles un poco de respiro, el Consejo Jedi trazó un plan para capturar a Darth Revan, para quitarle a los Sith a su más grande líder y estatega. Tomando ventaja de los talentos de Bastila Shan, una joven padawan Jedi que dominaba el raro arte de la meditación de batalla a una edad notablemente joven, los Jedi atrajeron a la flota de los dos Señores Sith para que combatieran a una pequeña fuerza de naves de guerra de la República. Mientras los dos lados combatían, Bastila y varios Caballeros Jedi abordaron la nave insignia de Revan, vencieron a sus guardias y acorralaron al Señor Oscuro en el puente de su nave de mando. Sin embargo, Malak se enteró de lo que sucedía y, en una maniobra audaz, le ordenó a las naves bajo su mando dispararle al puente de su mentor, tratando no sólo de matar a la partida de abordaje Jedi, también a su viejo amigo para reclamar el manto de Señor Oscuro de los Sith para sí mismo.[3]

RevanVSBastila

Bastila Shan ataca a Darth Revan.

Sin embargo, Malak no sabía que Revan había sobrevivido. Como la única sobreviviente adicional del ataque desatado por Malak, Bastila usó la Fuerza para preservar la chispa de viva que aún quedaba dentro del inconsciente Señor Oscuro. Este acto causó la formación de un lazo casi físico, unido con la Fuerza, entre los dos, un evento que tendría importantes repercusiones aunque nadie lo sabía en ese momento. Esperando salvar su vida y, tal vez, iniciar su redención, Bastila tomó el cuerpo de Revan de los restos de la cubierta de mando de la nave de guerra, y escapó de la batalla para llevarlo al Consejo del Enclave de Dantooine. Los Maestros Jedi de ahí, Vandar Tokare, Vrook Lamar, Zhar Lestin y Dorak, usaron su propio dominio de la Fuerza para no sólo sanar al cuerpo y mente heridos de Revan, también para accesar y borrar sus memorias restantes de haber sido el Señor Oscuro.[3][6]

Un Nuevo Señor Oscuro

Cambio de Prioridades

SithForces

Darth Malak dirige a sus soldados Sith y Jedis Oscuros a la batalla.

«Es obvio que Malak es un tirano despiadado que aplastará a cualquiera que se cruce en su camino… justo como era Revan. La experiencia demuestra que los Sith no se detendrán hasta que la República yazca en ruinas.»
Carth Onasi[fuente]

Aunque el objetivo final de la misión había sido completado, el resultado de sus esfuerzos le salió por la culata a los Jedi y a la República. Envalentonado por su toma del mando de los Sith, Malak continuó la cruzada iniciada por su anterior mentor. Aunque estaba lejos de ser el igual de Revan en estrategia y táctica, y tampoco sabía de los muchos proyectos y tratos secretos de Revan, como los Asesinos Sith y la Academia Sith en Malachor V, el nuevo Señor Oscuro tenía muchas fuerzas—y la Forja Estelar—de su lado. Incluso mientras cambió el enfoque de su campaña militar de una de conquista y conversión a una serie de masacres con la intención de mostrar su resolución, Malak llevó a cabo una búsqueda secundaria activa de capturar o eliminar a la Jedi Bastila Shan, cuya meditación de batalla él deseaba y temía. El nuevo Señor Oscuro pensó que, si no podía tenerla a ella y a sus talentos a su lado, entonces ella tenía que morir para incrementar las posibilidades de éxiro de su guerra para conquistar la galaxia.[3]

Mientras los Jedi trabajaron en el severamente herido Revan, plantando dentro de él la creencia de que él era un leal soldado de la República sirviendo bajo el mando de Bastila,[22] Malak preparó una trampa, que llevó a cabo sobre la pequeña flota de la República dirigida por la Espiral Endar, un crucero clase Hammerhead,, sobre la ecumenópolis del Borde exterior Taris. En la escaramuza resultante, Bastila, Revan y Carth Onasi, junto con un pequeño número de soldados y tripulantes de la República, escaparon de la nave condenada y aterrizaron en diferentes partes de la superficie de Taris: Bastila aterrizó en algún lugar de la Ciudad Baja, mientras que la cápsula de escape de Carth y Revan se impactó en una vía peatonal en la Ciudad Alta. Mientras que Bastila fue hecha prisionera por la pandilla swoop conocida como los Vulkars Negros, que planeaban venderla como esclava, Carth sacó al inconsciente Revan de la cápsula y lo ocultó en un departamento abandonado, donde permaneció en coma por tres días.[23]

Escapepodkotor

La cápsula de escape de Revan y Carth Onasi se aleja de la destruida Espiral Endar.

Incluso mientras la Espiral Endar fue completamente destruida, las fuerzas terrestres y espaciales al mando de Malak tomaron el control de Taris e instituyeron una cuarentena en todo el planeta, rodeándolo con una flota de naves de guerra cuyos cañones láser eran capaces de obliterar a cualquier nave que tratara de huir de la superficie. Con pocas opciones, Carth y Revan en su nueva identidad comenzaron a explorar Taris buscando pistas cobre lo que le había pasado a Bastila, creyendo que ella era la clave para detener eventualmente a los Sith—si es que eso era posible. Eventualmente, al trabajar con miembros de la pandilla de los Beks Ocultos y con la ayuda del dúo de Mission Vao y Zaalbar, los dos soldados de la República pudieron enterarse aproximadamente dónde tenían a Bastila y por qué—pues ella era el premio de los Vulkars para la carrera swoop Inicio de Temporada Tarisiano. Viendo una oportunidad para rescatarla, Revan aceptó la oferta de Gadon Thek, líder de los Beks, de infiltrarse a la base de los Vulkars Negros para recuperar un prototipo de acelerador de swoop que le habían robado a los Beks; a cambio Thek permitiría que Revan entrara a la carrera swoop patrocinado por los Beks. Después de ganar sorpresivamente la carrera, pues supuestamente nunca había pilotado motos swoop antes, Brejik, líder de los Vulkars, acusó a Revan de hacer trampa. Cuando Brejik se rehusó a entregar a la hasta entonces inconsciente Bastila, ella usó la Fuerza para liberarse. En la pelea que siguió murieron Brejik y muchos de sus Vulkars, con lo que Bastila y Revan fueron libres de regresar al apartamento abandonado donde Carth, Mission y Zaalbar se estaban escondiendo.[3]

El Regreso de Revan

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Rescate de Bastila Shan
«Ah, sí, ahora reconozco a tu compañero. Tu eres el piloto que ganó la gran carrera swoop, ¡muy impresionante! al igual que lo fueron tus acciones en la pelea consiguiente.»
Davik Kang[fuente]

Los eventos en la carrera swoop ocasionaron un revuelo entre el elemento criminal en Taris, y atrajeron la atención del Mercenario Mandaloriano Canderous Ordo, quien hasta ese entonces había estado trabajando como agente personal del señor del crimen y jefe del Intercambio Davik Kang, junto con el recientemente contratado famoso cazarrecompensas Calo Nord. Viendo una oportunidad de oro para sus propios intereses, ya que Davik no le había pagado el dinero que le había prometido, Canderous le ofreció un trato a Revan: a cambio de que su grupo se infiltrara a la base militar en Taris y robara los códigos necesarios para que una nave pudiera atravesar el bloqueo sin ser molestada por los Sith, él les ofrecería acceso a su boleto de salida, la nave personal de Davik, el carguero clase Dynamic Halcón de Ébano. Con la ayuda del droide astromecánico personalizado T3-M4, Revan, Bastila y Carth[24] pudieron entra a la base. Después de eliminar a la oposición y derrotar al Gobernador Sith a cargo, el trío se reunió con Canderous en la Cantina de Javyar en la Ciudad Baja. El mercenario entonces llevó a Revan a la hacienda de Davik Kang, supuestamente para reclutarlo para el Intercambio, sin embargo era sólo un ardid para llevarlo adentro. Una vez que Davik salió, el grupo se dirigió a robar al Halcón de Ébano.[3]

Mientras tanto, en órbita, Malak se frustraba cada vez más por la inútil búsqueda de Bastila. Como una medida de última instancia, acorde con su personalidad, él le ordenó a Saul Karath que comenzara un bombardeo sistemático del planeta. El almirante dudó de la orden pero la aceptó, mas le dijo a Malak que tomaría varias horas reposicionar la flota para conducir tal operación. Este retraso probaría ser costoso, pues fue durante ese tiempo que Revan y Canderous tuvieron éxito al robar el preciado carguero de Kang, eliminando al jefe del crimen y aparentemente también a Calo Nord, mientras comenzaba el bombardeo de los Sith. Volando en medio de descargas de turboláser que convertían al planeta ciudad en restos llameantes, el Halcón salió del apartamento donde habían estado los demás compañeros de Revan, donde los había recogido para luego escapar del planeta condenado. Mientras se alejaban lo suficiente de Taris para poder entrar al hiperespacio, seis cazas Sith los persiguieron. Tomando el control de la torreta dorsal de la nave, Revan despachó rápidamente a los cazas estelares enemigos para darle camino libre al Halcón hacia Dantooine.[25]

Leviathan-blast-Taris

El Leviatán bombardea Taris.

Fue durante su tiempo en Taris que Revan comenzó a experimentar extraños flashes de sus viejas memorias; primero sueños, en los que observó trozos de los eventos que llevaron a su muerte aparente, que pronto se desarollaron más. Después de conocer a Bastila con su nueva identidad, Revan tuvo una visión de su captura, aunque él no reconoció su significancia en su momento. Tan pronto como el Halcón de Ébano aterrizó en el enclave de Dantooine, Bastila salió de la nave para hablar con el Consejo local para reportar lo que había pasado en el planeta-ciudad—tal vez incluyendo lo que Revan dijo haber visto. Poco después ambos compartieron otra memoria, una visión en la forma de un sueño en donde Revan y Malak se encontraban dentro de unas ruinas, buscando "los secretos de la Forja Estelar".[3]

La Búsqueda de la Forja Estelar

«¿Estás seguro de que Revan está verdaderamente muerto? ¿Qué tal si entrenamos a este, y el Señor Oscuro regresa?»
Vrook Lamar[fuente]

Reconociendo la significancia de estas visiones, pues esa había sido su intención cuando borraron las memorias del capturado y comatoso Revan, el Consejo del Enclave de Dantooine debatió sobre volver a entrenar al ex-Caballero en los caminos de los Jedi. Vrook fue cauteloso, pues creía que había una posibilidad distante de que Revan volviera a sus caminos oscuros; sin embargo, después de discutir el asunto en privado, el Consejo decidió que el guerrero amnésico volviera a sus filas. Durante las semanas siguientes Revan realizó un intenso entrenamiento Jedi remedial, trabajando con Bastila y bajo la supervisión del Maestro Jedi Zhar Lestin.[26] Después de probar su conocimiento sobre el Código Jedi, construir su propio sable de luz y buscar y redimir a la caída Juhani, Revan le demostró a Lestin que estaba listo para convertirse en un padawan; con esto, él, Bastila y Carth fueron enviados a investigar las ruinas de la visión que los dos Jedi habían compartido. Lo que encontraron dentro le confirmó a la Orden Jedi lo que había pensado desde antes: que Revan y Malak, después de caer al lado oscuro, habían buscado y encontrado a la Forja Estelar gracias a una serie de Mapas Estelares. Armados con este conocimiento, ellos enviaron a Revan, Bastila, Carth, Mission, Zaalbar, Canderous y la redimida Juhani al resto de la galaxia para descubrir precisamente dónde se ubicaba la Forja Estelar—para destruirla.[27]

Mientras el grupo buscaba los Mapas Estelares en Tatooine, Kashyyyk, Manaan y Korriban, Calo Nord, que había escapado de la destrucción de Taris, le dijo a Darth Malak del escape de Bastila del planeta. Malak y el almirante Karath rápidamente contrataron al hombre para rastrear a la Jedi para capturarla si era posible, y hacer lo que fuera necesario para lidiar con sus compañeros. También fue en este tiempo que las primeras pistas de la supervivencia de otra persona captaron la atención del Señor Oscuro, aunque este hecho se mantuvo en estricto secreto.[28] A lo largo de su búsqueda, el grupo dirigido por Revan se encontró con agentes Sith, incluyendo destacamentos de Jedis Oscuros. Después de descubrir el primer Mapa Estelar,[29] oculto dentro de la guarida de un dragón Krayt en el Mar de Dunas del Este en Tatooine, Nord los alcanzó. ayudado por un cuarteto de maleantes rodianos, él trató de cumplir con su contrato; sin embargo, los dos Jedi y Carth los superaron y Nord y sus compinches murieron. Sin ningún motivo para permanecer en el mundo desértico, la tripulación del Halcón de Ébano partió hacia Kashyyyk.[29][3]

Wookieeuprising

Los wookiees se rebelan contra quienes los esclavizaban.

Los Mapas Estelares parecía que emanaban su propia aura del lado oscuro, pues afectaban el ambiente a su alrededor; en Tatooine, las energías del lado oscuro atrajeron uno de los dragones krayt más grandes que se hubieran visto en ese tiempo, mientras que en Kashyyyk el ex-Jedi recluso Jolee Bindo teorizó que el antiguo monumento rakata era responsable de la naturaleza peligrosa de las Tierras Sombrías, como eran llamados los niveles inferiores de los bosques de wroshyrs. Mientras Revan y sus compañeros continuaban con su búsqueda, se involucraron en los asuntos de los locales; en Kashyyyk, Revan, con la ayuda de Jolee y Zaalbar, frustraron la trata de esclavos de la Corporación Czerka.[30] En Tatooine el grupo fue en gran parte responsable de aliviar la amenaza de los Moradores de las Arenas a las operaciones mineras de Czerka y los ciudadanos de Anchorhead, aparte de rescatar a Griff, el hermano de Mission, y varios jawas.[3]

En Manaan, donde los selkath nativos tenían fuertes leyes sobre neutralidad, con la pena de restringir la exportación de kolto, Revan y sus compañeros tuvieron que lidiar con una guerra no declarada entre la República y el Imperio Sith en el mundo acuático. Después de invadir la Embajada Sith local para recuperar un módulo de datos encriptado para Roland Wann, el jefe diplomático de la República, a Revan se le proporcionó un medio para acceder a la Falla Hrakert y la instalación secreta construida ahí, donde creía que se localizaba la reliquia de Manaan. En el fondo del océano Revan investigó la estación y destruyó la maquinaria cosechadora de kolto para aplacar a la Progenitora y obtener acceso al mapa. Sin embargo, poco después él se volvió a encontrar a Darth Bandon, a quien Malak había enviado tras Bastila después de enterarse de la muerte de Calo Nord. En el enfrentamiento consiguiente Bandon y los dos Jedis Oscuros que lo acompañaban murieron.[3]

El Enclave Jedi es destruido

«Dantooine ahora es un cementerio vacío. ¡No hay nada ahí excepto los restos carbonizados de tus antiguos Maestros!»
―El almirante Saul Karath[fuente]

Mientras Revan y sus compañeros proseguían con su misión, el mimso Malak se estaba preparando para atacar al Enclave Jedi en Dantooine. Aunque el lado oscuro obnubiló su visión de los eventos futuros, el Consejo de Dantooine tuvo suficiente tiempo para evacuar con éxito la mayoría de las reliquias importantes, holocrones y otros materiales guardados ahí, y también para retirarse ellos mismos. No obstante, el asalto de los Sith llegó demasiado rápido para una retirada general; el Enclave fue pulverizado por un ataque orbital mientras los soldados Sith descendían a la superficie para subyugar al planeta. Muchos Jedi murieron en la devastación, y durante la ocupación Sith posterior muchos civiles fueron capturados, y a la mayoría de ellos nunca se les volvió a ver. Esto envió ondas de choque a través de la Orden, debilitándola y a la República con ella; no sería sino hasta tiempo después de la guerra que los Sith abandonarían Dantooine.[7][16]

Captura y revelación

«¿Qué arma es más grande que convertir a tus enemigos a tu causa? ¿Usar su propio conocimiento contra ellos?»
Bastila Shan[fuente]
Blue Glass Arrow Artículo Principal: Escaramuza a bordo del Leviatán
LeviathanChase

El Leviatán persigue al Halcón de Ébano.

Dejando atrás al planeta Manaan, el Halcón de Ébano se dirigió al mundo funeral de los Sith, Korriban,[29] donde Revan y su grupo sabían que se encontraba el último Mapa Estelar. Sin embargo, la nave fue interceptada en el trayecto por el Crucero clase Interdictor Sith Leviatán, la nave insignia de Saul Karath. Después de ser sacados del hiperespacio por el campo de interdicción de la nave, el carguero fue capturado por el rayo tractor del Leviatán. Mientras eran atraídos hacia el hangar principal de la nave, Carth, Bastila y Revan crearon un plan de escape, y decidieron que lo mejor sería que otro miembro del grupo usara sus propios talentos para evitar ser detectado o escapar de después de su captura, para después liberar al resto de la tripulación de sus celdas.[31] El almirante Karath interrogó personalmente a Revan, Bastila y Carth, informándoles de la destrucción del Enclave de Dantooine mientras trataba de averiguar la misión que les había encomendado el Consejo Jedi; sin embargo, a pesar de que torturó a Bastila, el comandante de la flota Sith no averiguó nada, y dejó que los prisioneros fueran torturados hasta la inconsciencia.[32] Durante todo esto, el tripulante del Halcón de Ébano tuvo éxito al escapar de sus guardias. Con la ayuda de un prisionero rodiano, pudo accesar el sistema de computadoras del nivel de detención y abrir las celdas y jaulas de fuerza que aprisionaban al resto del grupo.[3]

Ahora reunida, la tripulación planeó la siguiente fase del escape. Mientras Revan, Bastila y Carth se dirigieron al puente para desactivar el rayo tractor y abrir el hangar, Canderous lideró al resto del grupo para volver al Halcón de Ébano y prepararlo para salir tan pronto como fuera posible. Abriéndose camino a través de los soldados Sith y Jedis Oscuros que atestaban la cubierta de mando de la nave, el grupo de Revan evntualmente tuvo que ponerse trajes espaciales y llegar al puente a través de un acceso en el casco de la nave. Al confrontar al almirante Karath en la cubierta del puente, se le ofreció al grupo la oportunidad de rendirse, mas ellos rechazaron la propuesta y de esa forma se inició una pelea, que resultó en la muerte del almirante. Sin embargo, con su último aliento el ex-oficial de la República le dijo a Carth de la verdadera naturaleza de su compañero,pero sin tiempo que perder ante de la inminente llegada de Malak, no hubo oportunidad de explicar la situación. Los tres entonces huyeron de vuelta por la cubierta de mando hacia el nivel del hangar. A pesar de ello, el trío fue interceptado por el Señor Oscuro a pocos metros de distancia de donde estaba el Halcón. Sorprendido y divertido a partes iguales por los eventos que habían ocurrido desde su traición, Malak con alegría le dijo a Revan quién era—y en qué se había convertido.[3]

La redención de Revan

Revanmemory

Revan recuerda quién es.

«¡No puedes esconderte de lo que alguna vez fuiste, Revan! Reconoce que una vez fuiste el Señor Oscuro—¡y que ahora yo he tomado tu lugar!»
Darth Malak[fuente]

Bastila confirmó lo que el señor Oscuro había dicho, elaborando su rol en la trampa que se había tendido y la parte que había jugado al salvar la vida de Revan. Creyendo que ella había tendido en cuenta los mejores intereses de Revan en mente, y que había querido iniciar su redención, Revan perdonó a Bastila. Esto enfureció a Malak, que describió la actitud de su antiguo Maestro como débil y declaró que él había hecho lo correcto al arrebatarle el manto de Señor Oscuro. Los dos combatieron entre los túneles del nivel de hangares, y Revan rechazó a Malak aunque el Señor Oscuro contraatacó con dureza. Al alcanzar a los duelistas Bastila intervino, y mientras Carth veía sin poder ayudar ella se interpuso entre los combatientes y le dijo a Carth y a Revan que huyeran al Halcón de Ébano y encontraran la Forja Estelar. Carth y Revan lo hicieron, y aunque Darth Malak capturó a Bastila el carguero escapó hacia el hiperespacio. Revan le mencionó a la tripulación la revelación de su identidad, y aunque Carth fiel a su naturaleza al principio desconfió de Revan, al ver que el resto de la tripulación lo respaldaba él aceptó continuar con la misión. Con Bastila capturada, el grupo sólo tenía la opción de ir a Korriban y descubrir el último Mapa Estelar.[29][3]

Un mundo desolado irradiado con el lado oscuro, las únicas muestras de civilización en Korriban en ese entonces eran el pequeño espaciopuerto localizado en el asentamiento de Dreshdae y operado por la ubicua Corporación Czerka, y la Academia Sith cercana. Ya que el planeta estaba dentro de las fronteras del Espacio Sith, el Imperio Sith tenía la jurisdicción; esto significaba que, esencialmente, los Sith podían hacer ahí lo que quisieran sin miedo a represalias. Sin embargo, el grupo de Revan no estaba perdido; pues al igual que había sucedido en los otros mundos que Revan había visitado hasta entonces, él tuvo una visión de sus antiguas memorias, que mostraron que el Mapa Estelar del planeta estaba localizado dentro de lo que parecía ser una tumba. Las conversaciones con los varios ciudadanos ofrecieron aún más pistas, y pronto fue evidente que para obtener el último Mapa y encontrar la Forja Estelar el grupo debía infiltrarse en la Academia Sith. Eventualmente Revan persuadió a Yuthura Ban, la aprendiz twi'lek de Uthar Wynn, el director de la Academia, de dejarlo incorporarse a la misma. Yuthura y Uthar sabían muy bien qué era el Mapa Estelar y su relevancia; aunque el grupo tenía ahora acceso al Valle de los Señores Oscuros, esto era sólo un paso en la dirección correcta. Por medio de los dos Maestros Sith, Revan aprendió todo lo que necesitaba saber para ser "un Sith por completo" y ganar acceso al Mapa, localizado dentro de la tumba del antiguo Señor Sith Naga Sadow. Después de encontrar la vieja estructura y finalmente descubrir las coordenadas hiperespaciales del sistema Lehon y el planeta natal rakata, Revan se enfrentó a los dos Sith, matando a Uthar y redimiendo a Yuthura. Con los líderes de la Academia fuera de la jugada, los otros Sith atacaron a Revan y a sus compañeros, iniciando una violenta melé que virtualmente aniquiló al cuerpo de estuduantes y de maestros.[3]

La Batalla de Rakata Prime

«Ahí está, la Forja Estelar. Nunca he visto nada parecido...»
Carth Onasi[fuente]
Blue Glass Arrow Artículo Principal: Batalla de Rakata Prime
Sf-battle

Cruceros clase Hammerhead avanzan hacia la Forja Estelar.

Después de limpiar la Academia Sith, el grupo dejó atrás Korriban y se dirigió hacia el hasta entonces desconocido planeta natal de los rakata, donde la Forja Estelar orbitaba la estrella primaria del sistema. La tripulación del Halcón de Ébano apenas tuvo tiempo de disfrutar la vista apenas por fuera del rango de los sensores de las fuerzas Sith reunidas y apostadas alrededor del masivo complejo orbital antes de ser asaltados por una vaguardia de seis cazas Sith. Después de eliminar a las naves enemigas, el carguero voló involuntariamente hacia el campo disruptor que servía como el mecanismo defensa primario de la estación. Con su hiperimpulsor dañado y con sólo un motor subluz funcional, Carth fue obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en una de las islas más pequeñas de Lehon—la misma que albergaba al Templo de los Antiguos. Después de varios encuentros con los rakata nativos, incluyendo enfrentamientos violentos con la trubu de El Único y contactos pacíficos con los Ancianos Rakata, Revan resolvió el rompecabezas de lo que había ocurrido durante su última visita—y de Malak—al mundo olvidado. Con la ayuda de los Ancianos Revan, acompañado de Jolee Bindo y Juhani, entró al Templo de los Antiguos para apagar el campo disruptor para que la flota de la República, que había llamado Carth antes del aterrizaje forzoso, no se estrellara al llegar al sistema. En la cima del Templo ellos fueron confrontados por Bastila, que ahora era la sirviente y aprendiz de Darth Malak.[3]

La caída Bastila trató de persuadir a Revan de seguir su ejemplo y abrazar el lado oscuro al igual que ella para reclamarle el título de Señor Oscuro a Malak; ella dijo que los Jedi le habían lavado el cerebro a Revan y habían usado la meditación de batalla de ella para sus propios fines, y que estaban celosos del poder que ellos manejaban. Revan tratí de convencerla de renunciar al lado oscuro, recordándole que él había hecho eso mismo. Molesta, Bastila atacó al trío, sin embargo, después de ser rechazada dos veces, ella se retiró a su transporte y huyó a la Forja Estelar. Mientras los tres Jedi volvieron al reparado Halcón de Ébano, discutieron sobre lo que había ocurrido; Revan declaró su intención de salvar a Bastila, así que el grupo abandonó el planeta y se encontró con una batalla en progreso. Al mando de la almirante Forn Dodonna, una flota de naves capitales clase Hammerhead y corredores de bloqueo de la República, apoyados por cazas militares A-wing y cazas de asalto, se enfrentaron a los cruceros clase Interdictor y los cazas de la armada Sith al mando del almirante Varko.[3]

Shadows and Light

Darth Malak es derrotado por Darth Revan en una visión de Duron Qel-Droma.

Apoyado por los Jedi al mando de Vandar Tokare, sobreviviente del Consejo de Dantooine, el Halcón de Ébano aterrizó en la estación; como varios de los Caballeros Jedi que también la abordaron aseguraron una ruta de escape, Revan y dos de sus compañeros avanzaron por el interior del vasto complejo, enfrentándose a soldados Sith, droides de asalto y Jedis Oscuros constantemente.[33] Mientras las dos flotas combatían en el espacio más allá de la Forja Estelar, Revan eventualmente penetró las defensas exteriores y encontró y confrontó a Bastila nuevamente. Todavía en poder del lago oscuro, Bastila peleó contra Revan; aunque ella se recuperaba con la energía del lado oscuro de la Forja Estelar después de cada round, ella no pudo vencerlo. Confesando su amor por ella y animándola a hacer uso de su propio lazo con la Fuerza, Revan pudo redimir a Bastila y la convenció de usar su meditación de batalla para ayudar a la flota de la República para expiar su traición. Con este cambio tan importante, se modificó el curso de la batalla: comenzaron a abrirse huecos en las líneas de batalla Sith, que fueron explotadas por los cazas estelares y naves capitales de la República.[3]

Como Bastila usó sus poderes para voltear el rumbo del enfrentamiento, Revan se dirigió a confrontar a Malak en los niveles superiores de la estación. Después de matar a dos Jedis que había capturado, el Señor Oscuro activó varias máquinas productoras de droides antiguos; sellando el lugar, él huyó a las profundidades de las fábricas. Eventualmente Revan logró pasar por entre los droides de combate y desactivó la fábrica, y llegó a donde se encontraba Malak para derrotarlo en un espectacular duelo con sables de luz, durante el cual el Señor Oscuro trató de extraer la energía de la Fuerza restante de varios Jedi que habían muerto durante el ataque al Enclave de Dantooine. Sin embargo, Revan usó su propio poder para impedir Malak lo hiciera más veces. Después de derrotar a su anterior aprendiz en un duelo mano a mano, él y Bastila, junto con Carth y los otros, abordaron el Halcón de ébano y escaparon de la destrucción de la estación. Con la Forja Estelar destruida, la voluntad de las fuerzas Sith restantes se desmoronó y fueron completamente derrotadas; por lo tanto, la guerra destructiva que había tomado tantas vidas en ambos bandos llegó a su fin.[3]

Consecuencias

«La Guerra Civil Jedi destruyó a los Jedi. Al final de la guerra, quedaban apenas unos cien Jedi. Muchos cayeron en batalla... y muchos más fueron seducidos por las enseñanzas de Revan.»
Kreia[fuente]

Aunque las fuerzas al mando del derrotado Malak fueron obligadas a retirarse después de la destrucción de la Forja Estelar, los Sith no fueron exterminados por completo; muchos de los remanentes pelearon entre ellos por las pocas migajas de poder que quedaban. Asimismo, la Orden Jedi fue sólo una sombra de lo que había sido antes: algunos estimaron que apenas unos cien habían sobrevivido a la guerra y permanecido leales al Código Jedi. La guerra había devastado planetas por toda la galaxia, desde los extremos más lejanos del Borde Exterior hasta los civilizados Mundos del Núcleo, dejando incontables billones muertos y mucho más sin hogar. Estos refugiados vagaron por la galaxia, y muchos de ellos se asentaron en Nar Shaddaa, donde fueron presa de criminales, piratas y esclavistas; veteranos de ambos bandos, ya sin causa por la cual pelear, encontraron trabajo como pilotos, mercenarios, piratas o criminales de poca monta.[7]

Restauración y reconstrucción

«En un mes estándar la República se colapsará. No por secesión ni guerra, simplemente porque no tiene la infraestructura para sostenerse.»
G0-T0[fuente]
Telos IV

El planeta devastado Telos IV, con la Estación Ciudadela.

Poco después del final de la Guerra Civil Jedi, el Senado Galáctico eligió a un nuevo Canciller Supremo, Cressa, quien sobre una plataforma de reconstrucción y rehabilitación comenzó a emitir directivas para obras como el Proyecto de Restauración Telosiano, un esfuerzo efectuado por una manada de ithorianos liderados por el Adepto de la Fuerza Chodo Habat para restaurar la superficie de Telos IV. A través de los años que siguieron la vasta Estación Ciudadela y las muchas Zonas de Restauración necesarias para el proyecto tomaron forma. Bajo el cuidado de los ithorianos, Telos comenzó a mostrar signos de recuperación, sin embargo la situación cambió cuando la Corporación Czerka gradualmente tomó el control del proyecto buscando ganancias. Eventualmente la República comenzó a extenderse demasiado con sus esfuerzos de recuperación; la Armada todavía tenía muy poca fuerza, y muchos mundos estratégicos pero remotos se volvieron cada vez menos seguros por la simple razón de que los hombres y materiales necesarios para cuidarlos y protegerlos ya no existían. En planetas como Dantooine, que habían sufrido bastante con la ocupación de los Sith, y Onderon, que se había librado de la ira de los Sith por alguna razón, al situación comenzó a deteriorarse. Elementos criminales como los representados por el Intercambio y los hutts se volvieron más dominantes que nunca, y sin un adecuado refuerzo de la ley en la galaxia ellos pronto comenzaron a construir mini-imperios propios; esto contribuyó a la debilitación constante de la infraestructura galáctica.[7]

Los Verdaderos Sith y la partida de Revan

«Los Sith llegaron con nosotros con una oferta—combatir a un enemigo digno en una batalla que sería recordada por siempre.»
Canderous Ordo[fuente]

Después de la guerra Revan, a través de la Fuerza, comenzó a recuperar más y más de sus memorias perdidas a pesar de lo que habían hecho los Jedi para borrarlas. Incluso mientras la República trataba de aplastar a los últimos vestigios del Imperio Sith, y envió una fuerza especial a Korriban aproximadamente un año después de la guerra para sólo encontrar ruinas vacías y restos de los Sith muertos, el antiguo Señor Oscuro se dio cuenta de lo que lo había arrastrado por primera vez al lado oscuro—la amenaza de los Verdaderos Sith que habitaban en las Regiones Desconocidas. Dejando atrás a su amada Bastila, junto con aquellos que habían servido con él en el fin de la guerra, así como todas sus posesiones, Revan partió del espacio conocido para enfrentarse con esta amenaza a su manera.[7] La exiliada Maestra Jedi Kreia, que había instruido a Revan por un tiempo cuando él aún era un padawan, partió a buscarlo a él y a lo que lo había impulsado a dejar la República atrás y a hacer la guerra contra ésta; eventualmente ella encontró a Malachor V y, corrompida por sus energías oscuras, comenzó a formar el Triunvirato Sith.[16]

La Primera Purga Jedi

«Estamos en guerra, pero es diferente a cualquier guerra que hayamos peleado antes—aún no nos encontramos con nuestros atacantes en batalla. De alguna manera nuestro enemigo está buscándonos con la Fuerza, atacándonos, para después retirarse a las sombras. Cualquier reunión de los Jedi parece atraerlos como un faro.»
Vrook Lamar[fuente]
Blue Glass Arrow Artículo Principal: Primera Purga Jedi
Darth Sion CG

Darth Sion durante la Primera Purga Jedi.

En los años después del término de la Guerra Civil Jedi, la debilitada Orden se volvió todavía más débil debido a las acciones de los fragmentos ocultos del derrotado Imperio Sith. Aunque desorganizados y carentes líderes fuertes, los remanentes de los asesinos Sith de Revan comenzaron a atacar a los Jedi solitarios, usando su poder único para detectar y absorber la Fuerza de otro ser. Cuando Kreia cayó al lado oscuro, ella encontró y revitalizó a este olvidado culto Sith; junto con sus aprendices Darth Sion, el "Señor del Dolor", y Darth Nihilus, el "Señor del Hambre", comenzó a minar a la República desde adentro, precipitando varios incidentes que después serían conocidos como la Primera Purga Jedi.[20] Algunas de sus acciones fueron asistidas por Atris, una de las últimos miembros sobrevivientes del Consejo Jedi, sin que ella lo supiera. Entre estos incidentes se encuentra la devastación de Katarr, que ocurrió cuando Nihilus usó sus poderes para destruir a todos los seres vivos de ese mundo, incluyendo a los Jedi que se habían reunido ahí. El plan de Atris de atraer a la amenaza oculta al filtrar el lugar y el momento de la reunión Jedi le salió por la culata, y muchos de los Maestros Jedi sobrevivientes más poderosos se perdieron ante el hambre de Nihilus.[16]

Cinco años después del fin de la guerra, una antigua Caballero Jedi exiliada, expulsada de la Orden después de haberse involucrado en las Guerras Mandalorianas, regresó al espacio conocido.[20] Lanzada a la mitad de las acciones del Triunvirato Sith cuando ellos se enteraron de su existencia gracias a que Atris filtró sus datos en la HoloRed y otras bases de datos en el Núcleo,[16] esta así llamada "Jedi Exiliada" se vio obligada a confrontar no solo al legado del conflicto Mandaloriano que ella había ayudado a terminar, sino también al de la Guerra Civil Jedi en la que ella había decidido no participar. A pesar del heco de que mucha gente trataba de matarla, la Exiliada y aquellos que la siguieron probaron ser el antídoto contra el fracaso que la República necesitaba tan desesperadamente para sobrevivir. Sus acciones en Dantooine, Nar Shaddaa, Onderon y Telos sirvieron para fortalecer los lazos de la República, y para impedir cualquier resurgimiento de los Sith. A través de ella la Orden Jedi, que casi se extinguió debido a las maquinaciones de Kreia y los otros Señores Sith, renació. Sin embargo, eventualmente ella también partió a las Regiones Desconocidas, para seguir a Revan y unirse a su lucha contra la verdadera amenaza que aún acechaba en las regiones de la galaxia oscuras e inexploradas, el Resurgente Imperio Sith.[7]

Legado de la Guerra Civil Jedi

«La Guerra Civil Jedi le llevó tanto sufrimiento a la galaxia, y las fuerzas que Malak y Revan amasaron contra nosotros parecían ilimitadas. Muchos mundos fueron destruidos, rutas comerciales fueron interrumpidas, y la flota de la República casi fue diezmada. Si bien se dice que Revan y varios héroes y Jedi de la República derrotaron a Malak, de muchas maneras Malak ya había ganado.»
Mical[fuente]

Peleada por toda la galaxia en muchos frentes diferentes que atestiguaron el dolor y la muerte que cayeron sobre cientos de mundos, la Guerra Civil Jedi fue, hasta cierto punto, el conflicto más destructivo en la historia de la galaxia. El legado de ese conflicto se sentiría más allá de la Guerra Civil Galáctica cuatro mil años después, incluso mientras muchas derivaciones y facciones de la Orden Sith trataron de ganar el control de la galaxia—o simplemente de obtener el poder para ellos. Fue hasta las Nuevas Guerras Sith tres mil años después de la Guerra Civil Jedi que las fuerzas del lado oscuro buscarían el conflicto galáctico en esa escala.[6] Eventualmente, por medio de Palpatine, los Sith tendrían éxito en conquistar a la República desde adentro, convirtiéndola en un Imperio gobernado por los Sith y dedicado a propagar la continua existencia y dominio del lado oscuro.[34][35] Después de la derrota de la Hermandad de la Oscuridad, Darth Bane buscó la sabiduría de su antiguo predecesor, el Señor Sith Revan,[36] e incluso en el 137 DBY Darth Krayt busó el mismo consejo sobre el lado oscuro de la Fuerza, de parte de aquellos que habían florecido gracias a él y, en el caso de Darth Nihilus, habían alcanzado la prominencia después de la Guerra Civil Jedi.[37]

Combatientes

El Imperio Sith de Revan

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Imperio Sith (Guerra Civil Jedi)
Revanchist Sith.svg

Formado por los sobrevivientes de las fuerzas de Revan al final de las Guerras Mandalorianas, junto con sus naves espaciales, el nuevo Imperio Sith creció exponencialmente, debido en gran parte al descubrimiento y uso de la Forja Estelar, así como al influjo de voluntarios. El núcleo de las fuerzas armadas Sith, constituido por aquellos que le habían jurado fidelidad a los Jedi que los habían ayudado contra las Mandalorianos en vez de los Jedi que permanecieron atrás, incluía a algunos de los mejores y más brillantes líderes de guerra de la República. Generales como Derred y Mon Halan, y almirantes como Saul Karath, tradujeron los planes estratégicos de conquista de Revan a tácticas ganadoras en el campo de batalla, usando su conocimiento de las naves y el funcionamiento de la República para ganar una serie de devastadoras victorias desde el principio.[7]

Después de la traición y captura de Revan por Malak y los Jedi, el Imperio Sith continuó asaltando a la República sin piedad, y Malak prefirió abandonar la visión general de su antiguo maestro a favor de simples matanzas y la completa destrucción de todos los que se le oponían. No obstante, al mismo tiempo Malak y—a su propia insistencia—una gran parte de las fuerzas militares Sith y varios de sus Jedis Oscuros se enfocaron en la captura o asesinato de Bastila Shan, cuyo dominio de la meditación de batalla había probado ser hasta entonces una de las pocas cosas que mantenían a raya el avance de los poderosos Sith. Incluso mientras el reprogramado Revan llevaba a cabo la tarea que el Consejo Jedi le había dado—localizar la Forja Estelar—la caza continuó. Sin embargo, durante la Batalla de Rakata Prime el redimido Revan cobatió junto a sus compañeros y la Armada de la República al mando de la almirante Forn Dodonna, y venció en un duelo con su otrora aprendiz.[3] Después de la destrucción de la Forja Estelar, el viejo Imperio Sith de Revan pronto se desmoronó, y sus líderes se apresuraron a reclamar las pocas migajas de poder que aún quedaban. Para cuando las fuerzas de la República llegaron a Korriban aproximadamente un año después del fin de la guerra, todo lo que permanecía era un aterrador silencio y los restos de los cuerpos de los Sith muertos. Para el tiempo de la Primera Purga Jedi, los restos desperdigados se reformaron en el Triunvirato Sith.[7]

Orden Jedi

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Orden Jedi
Jedi Order

Todavía sufriendo las consecuencias de la Gran Guerra Sith cuarenta años después de la conflagración pan-galáctica que vio la caída y la muerte de tantos de ellos, la Orden Jedi, al mando de Vandar Tokare, tuvo dudas para comprometerse en las Guerras Mandalorianas. Entonces, dirigidos por el Revanchista,[6] un gran número de jóvenes Caballeros e incluso algunos Maestros dejaron la Orden atrás y se unieron a las fuerzas de la República que combatían a los Mandalorianos en el Borde Exterior. Mientras esto pasaba, el Alto Consejo Jedi trataba de determinar la naturaleza de la amenaza que yacía tras la invasión Mandaloriana, aunque al final ellos no comprometieron a toda la Orden en la lucha.[7] El haber dudado después volvería a atormentarlos cuando, tres años después de la guerra, Revan y Malak regresaron al espacio conocido a la cabeza de su antigua flota, incrementada por los vastos números de naves, cazas y droides de guerras producidos por la Forja Estelar.[3]

No obstante, mientras avanzaba la guerra, los asesinos Sith de Darh Revan, operando desde las sombras, secuestraban y mataban o torturaban Jedi hasta que caían al lado oscuro y se unían al Imperio Sith. El Consejo despachó varios Jedi con la esperanza de encontrar alguna manera de detener el aparentemente imparable avance de los Sith; sin embargo la mayoría no regresó, y probablemente fueron cazados y muertos por los asesinos que Revan había creado. Después de la captura, reprogramación y reentrenamiento Jedi del Señor Oscuro, el Consejo envió a Revan a encontrar la Forja Estelar y dirigir las fuerzas de la República contra ésta.[3] Cuando la guerra terminó los Jedi todavía tenía más pruebas por delante, pues al final de la batalla donde la Forja Estelar fue destruida quedaban apenas cien Jedi. Esta cantidad disminuyó aún más mientras los Sith se destruían entre ellos, pues los asesinos de Revan todavía estaban activos. Después el desastre que ocurrió en el Cónclave en Katarr y la purga del Triunvirato Sith prácticamente eliminaron a la Orden. Sin embargo, el regreso de la Exiliada le dio nueva vida a la destruida Orden, y aquellos a quienes ella entrenó en la Fuerza tomaron el manto de los Jedi.[7]

República Galáctica

Blue Glass Arrow Artículo Principal: República Galáctica
Oldrepublic

Al igual que la Orden Jedi, la República Galáctica estaba poco preparada para enfrentarse a la violenta acometida del Imperio Sith de Revan. Aparte de las bajas masivas, pérdida de infraestructura y golpes devastadores a las fuerzas armadas ocurridos durante las Guerras Mandalorianas, la República aún no se recuperaba de la Gran Guerra Sith iniciada por Exar Kun y los Krath. Enfrentada contra un enemigo que previamente había comprendido lo mejor de su liderazgo y tecnología militar, aumentada por el entonces desconocido poder de la Forja Estelar, todo lo que podía hacer la República era pelear lo mejor que pudiera, aunque casi no tuvo victorias. Las cosas comenzaron a mejorar un poco cuando Bastila Shan comenzó a emplear su dominio de la meditación de batalla para asistir a la Flota, ayudándola a mantener a raya a los Sith lo suficiente para impedir su victoria total. Gracias a su ayuda, las fuerzas militares de la República pudieron lograr un pequeño número de victorias.[3]

La guerra alcanzó su punto medio,con Revan presumiblemente muerto y Malak ahora enfocado en una guerra de destrucción en vez de simplemente una de conquista, la situación parecía ser cada vez más complicada. Incluso cuando el reprogramado y reentrenado Revan trató de readquirir su conocimiento de la Forja Estelar, la República apenas aguantaba; reportes de flotas de batalla perdidas en enfrentamientos lejanos se escuchaban regularmente en el Enclave Jedi de Dantooine.[3] Después de la batalla final de la guerra, pareció que la República había soportado esta fuerte tormenta, sin embargo no todo era lo que parecía. A pesar de la campaña bien fundada para patrocinar la reclamación y reconstrucción de planetas devastados por la Guerra Civil Jedi, cinco años después la República se enfrentaba al colapso inminente no por la guerra, sino por la simple incapacidad de sostenerse. Intereses corporativos, organizaciones criminales, movimientos secesionistas e incluso las acciones de los remanentes ocultos de los Sith sirvieron para debilitar desde adentro al gobierno galáctico. No obstante, gracias en gran parte al regreso de una Caballero Jedi exiliada, muchas de estas actividades en varios mundos fueron detenidas, y la República nuevamente somenzó a reafirmarse como el poder dominante de la galaxia.[7]

Figuras clave Sith

Darth Revan

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Revan

Un dotado y carismático Caballero Jedi, Revan a veces fue considerado uno de los usuarios de la Fuerza más poderosos de su día. Una figura enigmática cuando servía a sus planes, él buscó las enseñanzas de de muchos Maestros Jedi contemporáneos, incluyendo a Zhar Lestin, Dorak y la mujer que sería conocida como Kreia. Cuando los Mandalorianos comenzaron su Neo-Cruzada, Revan se encargó de monitorear los eventos que se desarrollaban en el filo del Borde Exterior, con lo que eventualmente se ganó la ira del Consejo Jedi por su disposición para investigar por su cuenta.[17] Incluso antes de que los Mandalorianos atacaran directamente a la República, él le urgía a los Jedi que intervinieran, sin embargo no fue sino hasta que se declaró la guerra cuando su mensaje adquirió notoriedad. Conocido como "el Revanchista", él reunió seguidores y partió a la guerra; poco después de involucrarse, cambió el rumbo del conflicto, y la República comenzó a detener el avance de los Mandalorianos para finalmente rechazarlos.[6][7]

Para el fin de la guerra que siguió, después de abrazar el lado oscuro de la Fuerza, como creyeron algunos, para prevenir que un mal mayor conquistara la galaxia, el recién coronado Señor Oscuro de los Sith lanzó su campaña de conversión que incorporó sus increíbles habilidades como táctico y estratega. Aparte de enfrentarse en batalla abierta, que por razones que todos los demas desconocían él trató de preservar la infraestructura civil y militar siempre que le fue posible, el Señor Sith se cometió asesinatos políticos. Sis asesinos, orgánicos y droides, atacaban políticos que él consideraba influencias desestabilizadoras para la República, y él mismo mató a algunos de los más poderosos.[3] Después de la trampa que casi lo mató Revan perdió sus memorias de haber sido un Señor Sith, incluso mientras era sanado en la academia de Dantooine; el resultado fue un hombre que creía ser un agente leal a la República.[6] No obstante, durante el año siguiente Revan comenzó a recuperar fragmentos de su memoria e identidad perdidas, fragmentos que ayudaron a la búsqueda de la Forja Estelar. Después de una confrontación con su antiguo aprendiz, en la que Malak le reveló su nombre y naturaleza verdaderas, Revan sin embargo decidió permanecer en el camino de la luz. Su parte al terminar la Guerra Civil Jedi, tanto al derrotar a Malak como al redimir a la caída Bastila, aseguraron su redención.[3] Cuando todas sus memorias regresaron, Revan partió del espacio conocido por razones que no le dijo a nadie, y aparentemente nunca fue vuelto a ver.[7]

Darth Malak

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Darth Malak
Malakcrop2

Anteriormente conocido como el Caballero Jedi Alek "Squint" Squinquargesimus, Darth Malak se hizo el aprendiz de su viejo amigo Revan poco antes de que el par comenzó su campaña para enlistar Jedi para pelear contra los Mandalorianos en el Borde Exterior.[17] Aunque era un Jedi poderoso por derecho propio, él no tenía la misma habilidad estratégica o táctica ni la sabiduría y carisma de su contraparte. No obstante, durante las Guerras Mandalorianas él fue crucial para que muchos Jedi se involucraran, y cuando Revan cayó al lado oscuro, él fue uno de los primeros en unírsele en ese camino, abrazando rápidamente las enseñanzas de los Sith.[6] Durante la última Batalla en Malachor V, Malak era tan despiadado y brutal como su maestro, si no es que más, y albergaba la ambición de algún día suplantar a su mentor y amigo como Señor Oscuro, una ambición que finalmente realizó cuado los Jedi trataron de capturar a Revan. Malak le ordenó a su nave dispararle al puente de la nave insignia, matando a todos ahí excepto a Bastila y, apenas, Revan.[3][38]

Con el título de Señor Oscuro de los Sith suyo por fin, Malak continuó persiguiendo la guerra que su mentor había iniciado, aunque sin las habilidades de éste como comandante y líder de guerra. Si bien Revan prefería la sutileza, astucia y el uso de fuerzas apropiadas para ganar sus victorias, Malak se basaba en la simple fuerza bruta, un cambio táctico y estratégico hecho posible por la productividad incrementada de la Forja Estelar. Incluso mientras incitaba a sus ejércitos a cometer mayores atrocidades, Malak pronto se obsesionó con encontrar y (preferiblemente) capturar a la joven Jedi Bastila Shan, cuya meditación de batalla había sido uno de las pocos puntos fuertes de la República durante la guerra. Finalmente Malak obtuvo su deseo al final de la batalla donde murió Saul Karath, su principal almirante, y llevó a la capturada Jedi a Lehon, donde usó una combinación de tortura y enseñanzas seductoras para atarla a su lado y hacerla su aprendiz. Sin embargo, poco después el redimido Revan llegó a ese planeta y llevó consigo la flota de la República. En la batalla masiva resultante, Bastla fue redimida y Malak, confrontado por su antiguo maestro, fue muerto en un épico duelo.[3][38]

Saul Karath

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Saul Karath
Saul

Un condecorado oficial de la Flota de la República antes del inicio de las Guerras Mandalorianas, el almirante Saul Karath fue uno de los primeros comandantes de alto rango en confrontar a los Mandalorianos en batalla abierta, en la Batalla de Serroco donde la flota de la República fue abrumada y donde las afamadas ciudades Stereb se convirtieron en cráteres radiactivos.[17] Cuando los Caballeros Jedi Revan y Malak, junto con sus seguidores, se unieron al esfuerzo bélico, Saul eventualmente se convirtió en uno de sus subordinados. Sirviendo durante el resto de la guerra, el almirante enfocó sus talentos considerables a la batalla y eventualmente derrota de los Mandalorianos. Cuando sus superiores cayeron al lado oscuro después de la conclusión del conflicto en Malachor V, y después cuando comenzaron a reorganizar las fuerzas de la República bajo su mando para formar el Imperio Sith, Karath se unió a ellos, y eventualmente se convirtió en el comandante supremo de la flota Sith.[3][39]

Como una prueba final para afirmar su lealtad hacia los Sith, Malak le ordenó a Karath llevar a su flota a Telos IV a demandar su rendición, y destruir completamente al planeta si ésta era rechazada. Así ocurrió y, siguiendo sus órdenes, Karath y su flota bombardearon el planeta incesantemente hasta que se convirtió en una roca cicatrizada y fuertemente dañada cubierta por una atmósfera ácida y tóxica. Su valía probada ante ellos a quienes se quería unir, Karath pronto se convirtió, en palabras de su antiguo protegido, en "la mitad de la razón por la que a los Sith les ha ido tan bien en la guerra". Algún tiempo después Malak le ordenó destruir al planeta Taris del Borde Exterior en un intento sin éxito de impedir el escape de Bastila Shan del planeta. Karath eventualmente murió después de capturar al Halcón de Ébano, el transporte empleado por Revan y su grupo mientras buscaban la ubicación de la Forja Estelar. Confrontado en el puente de su nave insignia por Revan, Shan y Carth Onasi, él le reveló la verdadera identidad de Revan a este último justo antes de morir.[3][39]

Personajes clave de la República

Bastila Shan

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Bastila Shan
Bastilaphotoshoot2

Una aprendiz durante el inicio de las Guerras Mandalorianas, Bastila Shan apenas estaba entrenando en el Enclave Jedi en Dantooine cuando Revan y Malak partieron a la guerra, y sus habilidades en la meditación de batalla aún no habían sido reveladas. Al madurar con la Fuerza, ella mantuvo la fe en la elección del Consejo Jedi de no involucrarse en el conflicto. Sin embargo, para cuando comenzó la Guerra Civil Jedi ella había alcanzado el rango de padawan, volviéndose cada vez más hábil en el arte de la meditación de batalla. Durante este tiempo ella comenzó a participar activamente en la lucha de la República contra sus antiguos aliados y camaradas, usando los talentos para frenar a los Sith sólo lo suficiente para que no pudieran clamar la victoria total. Cuando la situación se volvió muy difícil, ella fue elegida para dirigir un pequeño equipo de ataque Jedi en una misión para infiltrar la nave insignia de Revan, mientras una pequeña fuerza de naves capitales de la República atraía a los Sith a la batalla. A pesar de la traición de Darth Malak, Bastila pudo usar la Fuerza para preservar la chispa de vida dentro de Revan, tomando su forma cometosa de la nave fuertemente dañada y huyendo a Dantooine.[3][40]

El lazo creado por este acto le permitió percibir los pensamientos y sentimientos del reprogramado Revan, por lo que ella fue asignada para acompañarlo durante su búsqueda de la Forja Estelar. Sin embargo, ella fue capturada durante el exitoso intento de la tripulación del Halcón de Ébano de escapar de la nave interdictora Sith Leviatán, la nave insignia del almirante Karath. Seducida por el lado oscuro durante varias semanas, Bastila se convirtió en la aprendiz de Darth Malak, quien deseaba añadir su meditación de batalla a las ilimitadas flotas que producía la Forja Estelar. Ella posteriormente confrontó a Revan en dos ocasiones, una vez en el Templo de los Antiguos en Lehon y de nuevo en la Forja Estelar; no obstante, Revan pudo emplear su lazo de la Fuerza y el amor que compartían para llevarla de regreso a la luz. Como un acto de redención, Bastila se enfocó de nuevo en su meditación de batalla, esta vez para permitir que la abrumada flota de la República lograra sus objetivos—la destrucción de la Forja Estelar.[3] Sin embargo, después de la guerra ella se dio cuenta de que Revan había recordado algo sobre su época como Señor Oscuro, pues el lazo entre ambos le permitía a Bastila observar detalles de lo que él recordaba. Después de no escuchar nada de Revan después de que partiera a las Regiones Desconocidas, ella le imploró al droide astromecánico T3-M4 encontrar a alguien capaz de ayudarlo, y el droide lo hizo, pues encontró a la Jedi Exiliada.[7][40]

Carth Onasi

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Carth Onasi
Carth

Un nativo de Telos IV, Carth Onasi estaba sirviendo en la Armada de la República cuando comenzaron las Guerras Mandalorianas, y se ganó el rango de teniente después de la Batalla de Serroco.[17]Un protegido del almirante Karath, él combatió con distinción durante el conflicto, ganando varias condecoraciones durante el curso de la guerra. Uno de los pocos soldados que permanecieron leales a la República después de Malachor V, Onasi quedó anonadado cuando Karath le propuso que "pensara acerca de su propia supervivencia", aunque no se dio cuenta en ese momento de que su mentor estaba tratando de reclutarlo para los Sith. Carth tomó muy duramente su traición, pero lo que pasó durante la Batalla de Foerost, y especialmente el bombardeo de su planeta natal, donde murió su esposa Morgana y desapareció su hijo Dustil, inspiraron en Carth un fuerte deseo de venganza contra los Sith de Revan, y Karath en particular.[3][41]

Como estuvo a bordo de la Espiral Endar con Bastila y, sin saberlo, Revan, Carth eventualmente terminó en Taris después de que la nave fuera destruida. Después de escapar de ese mundo, él y el resto de la tripulación del Halcón de Ébano huyeron a Dantooine, donde en poco tiempo él fue enviado junto con Revan, Bastila y los otros a buscar la Forja Estelar. Sirviendo como el piloto del carguero, también participó en el exitoso escape de la nave y tripulación del navío de su antiguo mentor después de haber tenido la oportunidad de enfrentarse a Karath en batalla. Aunque la revelación de que aquel con quien viajaba era en realidad Revan lo perturbó, de cualquier forma no afectó su compromiso con la misión o con las intenciones de Revan. Fue Carth quien envió una petición de refuerzos de la República en el sistema Lehon para destruir a la Forja Estelar, y fue él quien le comentó la situación a Forn Dodonna y Vandar Tokare durante la batalla.[3] Después de la conclusión de la guerra, él fue promovido al rango de almirante y, siguiendo las órdenes de Revan después de que éste partiera del espacio conocido, tomó a su cargo los esfuerzos de recuperación de la República. Cinco años después, participó en la Batalla de Telos IV, como el comandante de la flota de refuerzos enviados para frustrar el ataque de Darth Nihilus a la Estación Ciudadela.[7][41]

Vandar Tokare

Blue Glass Arrow Artículo Principal: Vandar Tokare
Vandar

Un respetado Maestro Jedi que se sentaba en el Consejo del Enclave de Dantooine y el Alto Consejo Jedi, Vandar Tokare fue uno de los principales líderes de la Orden Jedi en el tiempo de las Guerras Mandalorianas.[17] Como la gran mayoría del resto de sus colegas Maestros, él aconsejó prudencia mientras se evaluaba la amenaza de los Mandalorianos a la República.[3] Incapaz o sin intención de revelar sus temores y los del resto del Consejo sobre la creciente guerra o sus planes para la intervención en el conflicto, él y el resto del Consejo Jedi no apoyaron el deseo de Revan y sus seguidores de entrar en la guerra al lado de la República.[7]

Durante la Guerra Civil Jedi consiguiente, el Maestro Vandar supervisó los intentos de la Orden Jedi de ayudar a la República contra los Sith al mando de Revan y Malak. Aprobando el intento de capturar a Revan, él también presidió la decisión del Consejo de usar las memorias del comatoso Revan contra los Sith. Después, cuando Revan (que no recordaba quién era) fue llevado ante el Consejo de Dantooine por Bastila Shan, Vandar mantuvo a raya a los otros Maestros presentes, Dorak, Vrook Lamar y Zhar Lestin, por si acaso comentaban cierta información; en ese tiempo Revan de hecho era el único que no conocía la verdadera extensión de lo que el Consejo había hecho. Vandar concluyó para el Consejo presente que Revan debía ser reentrenado como Jedi, y fue él quien envió a la tripulación del Halcón de Ébano a la galaxia para rastrear la Forja Estelar. Escapando junto con los otros Maestros del ataque de Darth Malak a Dantoine, él volvió para tomar el mando del contingente Jedi que participó en la Batalla de Rakata Prime.[3] Unos cinco años después él murió junto con muchos otros Jedi en el Cónclave en Katarr, cuando Darth Nihilus usó su poder para desruir a todos los seres vivos en el planeta para alimentar su hambre.[7]

Entre bastidores

Según Chris Avellone[1], el nombre "Guerra Civil Jedi", aplicado retroactivamente, vino de Obsidian Entertainment, y fue aprobado por LucasArts y Lucasfilm a la primera, diciendo que la guerra fue entre la República y un Imperio Sith que estaba compuesto principalmente por fuerzas que antes habían estado en la República. Adicionalmente, puede considerarse una guerra civil galáctica en la que los Jedi, luminosos y oscuros, jugaron roles vitales en ambos lados. De acuerdo al artículo de referencia The History of the Mandalorians, escrito por Abel G. Peña para Star Wars Insider 80, la Guerra Civil Jedi fue conocida por los Mandalorianos como la "Guerra de la Forja Estelar".

Muchos de los detalles de la última parte de la Guerra Civil Jedi son determinados por las elecciones del jugador dentro del videojuego Star Wars: Knights of the Old Republic. El jugador puede buscar los Mapas Estelares en el orden que quiera y viajar de planeta en planeta a voluntad, mas en este artículo se asume en aras de la claridad que el grupo visitó Tatooine, Kashyyyk, Manaan y Korriban en ese orden, antes de viajar a Lehon. Si bien la versión canónica de la historia muestra a un redimido Revan que se convierte en el salvador de la galaxia,[6] también hay un final alternativo del lado oscuro en el que Revan elige reclamar el título de Señor Oscuro de los Sith después de matar a Malak.[42]

Drew Karpyshyn, en su artículo Heritage of the Sith, que apareció en Star Wars Insider 88, mencionó que "Revan y Malak comenzaron una campaña de 20 años para terminar con la 'tiranía' del Consejo Jedi de una vez por todas."[43] Aunque Karpyshyn de hecho fue el escritor principal de BioWare para la historia de Star Wars: Knights of the Old Republic, esta versión no se complementa bien con la cronología de la secuela del juego, a igual que la serie de cómics Knights of the Old Republic, publicados por Dark Horse Comics. La información presentada en Jedi vs. Sith: The Essential Guide to the Force también sugiere que esto puede ser un error de parte de Karpyshyn , o que el artículo Heritage fue escrito desde una perspectiva in-universe, desde el punto de vista de los mismos Sith.

Apariciones

Fuentes

Conflictos de las Antiguas Guerras Sith
Gran Guerra Sith · Gran Cacería · Purificación de las Nueve Casas
Desórdenes Kanz · Guerras Mandalorianas · Guerra Civil Jedi
Invasión de Korriban · Guerra Civil Sith · Guerras Oscuras · Primera Purga Jedi
  [Fuente]

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Chronicles of the Old Republic
  2. Aunque el juego Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith contiene referencias menores a los Desórdenes Kanz como resueltos para el 3.951 ABY, otras fuentes, como The Essential Chronology, mencionan que continuaron por trescientos años más.
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 3,15 3,16 3,17 3,18 3,19 3,20 3,21 3,22 3,23 3,24 3,25 3,26 3,27 3,28 3,29 3,30 3,31 3,32 3,33 3,34 3,35 3,36 3,37 3,38 3,39 3,40 3,41 3,42 3,43 3,44 3,45 3,46 3,47 3,48 3,49 3,50 3,51 3,52 3,53 3,54 3,55 3,56 3,57 3,58 3,59 3,60 3,61 3,62 Star Wars: Caballeros de la Antigua República
  4. 4,00 4,01 4,02 4,03 4,04 4,05 4,06 4,07 4,08 4,09 4,10 4,11 4,12 4,13 The New Essential Chronology
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Knights of the Old Republic Campaign Guide
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 6,5 6,6 6,7 6,8 Jedi vs. Sith: The Essential Guide to the Force
  7. 7,00 7,01 7,02 7,03 7,04 7,05 7,06 7,07 7,08 7,09 7,10 7,11 7,12 7,13 7,14 7,15 7,16 7,17 7,18 7,19 7,20 7,21 7,22 7,23 Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith
  8. Star Wars: Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith: Mientras habla con la Exiliada en la nave, Goto dice que a pesar de la muerte de Malak, "los Sith ganaron la Guerra Civil Jedi".
  9. Star Wars: Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith: Después de dejar Peragus, Kreia dice a la Exiliada "quedaban casi cien Jedi" para el fin de la guerra.
  10. Iridonian Darkness
  11. 11,0 11,1 Timeline 8: The Jedi Civil War
  12. The Essential Atlas
  13. Galaxy of Intrigue
  14. The History of the Mandalorians
  15. En un diálogo opcional con Canderous Ordo en Star Wars: Knights of the Old Republic, se revela que los Sith habían causado inicialmente las Guerras Mandalorianas al ofrecerle a su líder un oponente con el cual podían probar su capacidad—la República y, tal vez más importante, la Orden Jedi.
  16. 16,0 16,1 16,2 16,3 16,4 Chronicles of the Old Republic
  17. 17,0 17,1 17,2 17,3 17,4 17,5 Star Wars: Knights of the Old Republic Handbook
  18. HK-47, en un diálogo con Revan después de que Malak revelara su verdadera identidad, detalla su propia creación a manos de Revan, mencionando que "tú me creaste poco antes de que comenzaras tu guerra para conquistar la galaxia."
  19. Tales of the Jedi: The Sith War
  20. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada nec
  21. 21,0 21,1 Iridonian Darkness
  22. Aunque el jugador puede elegir la clae inicial de la identidad asumida de Revan, que incluye Granuja, Explorador y Soldado, el diálogo de Bastila durante la "escena de la revelación" en Star Wars: Knights of the Old Republic menciona que Revan fue "un soldado bajo mi mando".
  23. Diálogo con Carth.
  24. Se asume por conveniencia que esta es la combinación de grupo usada en el juego; son posibles otras combinaciones entre los diferentes personajes.
  25. Basado en las películas del juego y el "mini-juego" en que el jugador debe eliminar a los cazas Sith antes de que destruyan al Halcón de Ébano.
  26. Evidenciado en las escenas que muestran el entrenamiento de Revan
  27. Basado en una conversación con el Consejo del Enclave de Dantooine.
  28. Se implica fuertemente al fin de la escena donde se revela el escape de Nord que Malak está consciente que Revan aún vive.
  29. 29,0 29,1 29,2 29,3 En aras de la simplicidad, este artículo asume que Revan (el jugador) visitó los planetas en este orden: Tatooine, Kashyyyk, Manaan, el Leviatán y Korriban antes de viajar a Lehon.
  30. Como se evidencia por las frases de los peatones cuando se conversa con ellos en otras áreas después de que la batalla tomó lugar.
  31. Se pueden elegir todos los miembros del grupo excepto Revan, Bastila y Carth (a quienes Karath vigilará personalmente) y Zaalbar (que es demasiado grande para ocultarse).
  32. Si Revan es mujer, Karath tortura a Carth.
  33. El jugador puede elegir a dos miembros de su grupo actual para esta misión.
  34. Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith
  35. Kreia, en una serie de predicciones que le da a la Jedi Exiliada en Malachor V, parece haber predicho la caída de la República.
  36. Darth Bane: Path of Destruction
  37. Star Wars Legacy 5: Broken, Part 4
  38. 38,0 38,1 Databank title Darth Malak en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  39. 39,0 39,1 Databank title Admiral Saul Karath en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  40. 40,0 40,1 Databank title Bastila Shan en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  41. 41,0 41,1 Databank title Carth Onasi en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  42. Knights of the Old Republic: Prima's Official Strategy Guide
  43. Heritage of the Sith
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio