FANDOM


Premium-Eras-canon
Para otros usos, véase Hask (desambiguación).
Z-95 Headhunter

Contenido sobre Battlefront II: Escuadrón Infernal en espera.

Partes de este artículo han sido identificadas como incompletas y necesitan actualizarse.

Por favor pon al día el artículo para reflejar los acontecimientos recientes, y quita esta plantilla cuando hayas terminado.

«Gideon Hask. Primero de su promoción en la Universidad Imperial de Coruscant. Sirvió con valor a bordo del Mandato, fue ascendido en el campo de batalla y se le concedió la Estrella Carmesí por su extraordinario servicio contra el enemigo.»
―Almirante Garrick Versio[fuente]

Gideon Hask, apodado "Gid", era un hombre humano nativo del planeta Kuat. Durante la Guerra Civil Galáctica, Hask sirvió como soldado y piloto de caza estelar antes de unirse a las filas del Escuadrón Infernal, una unidad de comando élite del Imperio Galáctico. Después de presenciar la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte en la Batalla de Endor en el 4 DBY, Hask y su equipo fueron reasignados para la Operación: Ceniza, un plan ideado por el Emperador Sheev Palpatine para devastar varios mundos en caso de su muerte. Su apoyo al plan del difunto emperador llevó a Hask a un conflicto directo con sus compañeros de equipo, la Comandante Iden Versio y el Agente Del Meeko, quienes desertaron a la Nueva República como resultado de la ejecución de la Operación: Ceniza en Vardos, un planeta famoso por su lealtad al Imperio. Promovido al rango de comandante por el Almirante Garrick Versio, el padre de Iden, Hask apoyó al Remanente Imperial dirigido por el Consejero Gallius Rax contra las fuerzas de la República en la Batalla de Jakku en el 5 DBY. Aunque Hask sobrevivió a un encuentro con su antigua oficial al mando, el Imperio finalmente fue derrotado y obligado a capitular ante la República, poniendo fin a la guerra y al reinado del Imperio.

En los años que siguieron a la conclusión de la Guerra Civil Galáctica, Hask pasó a convertirse en un oficial de la Primera Orden, una junta militar fundada en las Regiones Desconocidas por un grupo de Imperiales que rechazaron el resultado de la guerra y el posterior surgimiento de la Nueva República. Además de servir como comandante del Destructor Estelar clase Resurgente Retribución en el 34 DBY, también participó del Proyecto Resurrección, una operación clandestina que tenía como objetivo reclutar niños con el propósito de entrenarlos para que se convirtieran en soldados de asalto. En el mismo año, el mundo de la capital de la República de Hosnian Prime fue destruido por la superarma Starkiller de la Primera Orden, aunque Hask fue asesinado poco después durante una confrontación final entre él y Iden Versio.

Biografía

Servicio Imperial

Nativo del planeta Kuat, Hask estudió en la Universidad Imperial de Coruscant donde se graduó cómo el mejor de su clase. Tiempo después de abandonar la Academia Imperial, Hask sirvió a bordo del Mandato y se ganó la Estrella Carmesí por actuaciones excepcionales contra sus enemigos junto con un ascenso. Después de la Batalla de Yavin, Hask, junto con la Teniente Iden Versio, Del Meeko y Seyn Marana, fue reclutado para el Escuadrón Infernal, una unidad de Fuerzas Especiales en el Ejército Imperial, por el Almirante Garrick Versio. Hask participó en la primera misión del escuadrón: infiltrarse y destruir a los Soñadores, lo cual fue un éxito, aunque también trajo la muerte de Marana.[1]

Hask pasó a participar con el Escuadrón Infernal en la conducción de operaciones especiales durante la Guerra Civil Galáctica, y en el 4 DBY, luchó en la Batalla de Endor, que vio la muerte del Emperador Palpatine y la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte. Hask voló junto a Iden en la Batalla de Fondor, luchando contra un ataque rebelde contra el Moff Raythe, cuyo Destructor Estelar transportó satélites para ser utilizados como parte de la Operación: Ceniza. Sin embargo, cuando este conjunto de matrices de disrupción climática atacó el mundo natal de Versio, Vardos, Iden y Meeko desertaron, aunque Hask permaneció leal al Imperio, teniendo éxito en su misión original de extraer la Protectorado Gleb hacia el Almirante Versio, quien promovió a Hask a comandante.[3]

Mientras Iden y Meeko reformaron el Escuadrón Infernal en la Nueva República, Hask continuó sirviendo al Almirante Versio y al devastador Imperio en el último año de la Guerra Civil Galáctica. Supervisó las operaciones de carga de combustible en la Estación Chinook en Bespin y evadió la captura cuando Iden y Meeko emprendieron una misión a la estación. Hask pasó a luchar en la Batalla de Jakku, donde se lanzó a los cielos en un Interceptor TIE y participó en un combate aéreo con Iden. Sin embargo, Iden lo derribó, aparentemente matándolo.[3]

El Imperio perdió la batalla y se vio obligado a rendirse a la República y firmar la Concordancia Galáctica. Secretamente, sin embargo, un grupo selecto de oficiales y leales imperiales pudieron huir a las Regiones Desconocidas de la galaxia, Hask entre ellos, como parte de la Contingencia secreta. Allí, formaron la Primera Orden, y Gideon Hask se convirtió en un oficial dentro de la nueva facción.[3]

En la Primera Orden

Treinta años después de la Batalla de Jakku, Meeko y el Corvus fueron capturados por Seguridad Jinata, que estaba aliada con la Primera Orden. Hask confrontó a su ex compañero de escuadrón una última vez antes de matarlo personalmente. Ordenó a la Protectorado Gleb enterrar los cuerpos de Meeko y su tripulación, pero dejar al Corvus solo, con la esperanza de atraer a Iden a una trampa y matarla también.[3]

Un tiempo después, el miembro de la Resistencia y amigo de Iden, Shriv Suurgav, encontró el Corvus vacío, preocupado por esto contactó a Iden. Luego aparentemente descubrieron que Del estaba en Vardos, en poder de Gleb, regresaron allí para encontrarlo a él y a Gleb, pero cuando llegaron, descubrieron que Gleb había sido ejecutada por Hask y la Primera Orden. Más tarde, Hask les reveló que mató a Meeko en venganza por haber desertado él y Iden treinta años antes. Luego ordenó la destrucción del Corvus en un intento de matar a Zay pero ella había sobrevivido en una cápsula de escape. Luego ordenó que quemaran Vardos y que Iden y Shriv fueran interrogados para obtener información sobre la Resistencia y luego fueran ejecutados, pero estalló una batalla entre las fuerzas Segur-J y de la Primera Orden.[3]

Hask regresó al Retribución, pero Iden, Zay y Shriv lo habían seguido en cazas TIE robados. Abordaron la nave justo cuando entraba al hiperespacio y fueron a destruir el hiperimpulsor con cargas. Previendo esto, Hask se dirigió hacia ellos y sostuvo a Zay a punta de pistola justo cuando ella había armado la última carga y comenzó a provocar a Iden para que le disparara, pero ella soltó su arma ya que no quería arriesgarse a darle a Zay. Decepcionado por su cobardía, él la reprendió y apuntó con su pistola hacia ella para matarla, pero Zay se liberó del agarre de Hask y arrojó un bláster a Iden, donde recibió un disparo, cayó de la pasarela y se fue al fondo del núcleo del hiperimpulsor, matándolo.[3]

Personalidad y rasgos

A diferencia del resto de sus compañeros del Escuadrón Infernal, debido a los trágicos eventos que le sucedieron a su familia cuando aún era un niño pequeño, Gideon Hask estaba completamente dedicado al Imperio Galáctico y más tarde a la Primera Orden, pensando que los Rebeldes eran traidores al Imperio y nunca cuestionando las intenciones de ambas facciones. Tras la "traición" y posterior deserción de Iden y Del a la Alianza Rebelde, no dudó en cazar y matar a cualquiera de ellos. Cuando descubrió a Del tres décadas después, Del y la debilidad de su esposa lo desilusionaron después de la Guerra Civil Galáctica y estaba dispuesto a asegurarse de que ambos pagaran el precio por traicionar al Imperio a toda costa.[3]

Entre bastidores

Gideon Hask es interpretado por Paul Blackthorne en Star Wars Battlefront II.[3]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.