Fandom

Star Wars Wiki

Flint

23.959páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva República.
Este artículo es sobre El Lord Sith. Quizá estés buscando su padre, Flint Torul.
«No tengo miedo de nada."
"¿Ni siquiera de mi?»
―Luke Skywalker haciendo frente a Flint[fuente]

Flint fue un humano nativo de Belderone. Hijo del Caballero Jedi Flint Torul de la era de las Guerras Clon, Flint fue elegido por Darth Vader como su cuarto pupilo, tras la destrucción de su hogar y la muerte de su madre, Zana. Mientras estaba de servicio como soldado de asalto recibió entrenamiento personal de Vader para que llegado el momento se pudiera enfrentar con el otro aprendiz de Vader, Lumiya, para obtener el honor de ser la Mano Oscura de Vader. Sin embargo, después de la muerte de Vader, el enfrentamiento tuvo lugar demasiado pronto y Flint se convirtió en el nuevo aprendiz de la Dama Oscura de los Sith, Lumiya.

Flint sirvió a Lumiya mientras ella se preparaba para la Guerra Nagai-Tof y fue enviado a subyugar el sector Phelleem. También se le encomendó vengar la muerte de Vader en Endor enfrentándose y matando al hijo del Señor Oscuro, Luke Skywalker. Finalmente llegaron a enfrentarse en el planeta Naldar, pero no fue capaz de derrotarlo ni de matar al Jedi. Al final, su amigo de la infancia, Barney le ayudó a redimirse del lado oscuro de la Fuerza, y se volvío contra sus aliados Imperiales. Tras estar un tiempo en prisión, ayudó a los pueblos desplazados por la Guerra Civil Galáctica. Continuó con esta labor hasta que finalmente fue asesinado por su antigua maestra Lumiya por su última traición.

Biografía

Primeros años

«Algún día te meterá en problemas Zana, ese hijo tuyo… Es idéntico a su padre y ya sabes lo que eso significa»
―Criada de Belderone[fuente]
Flint4.JPG

Flint llamando a su amigo Barney.

Flint era el hijo de un Caballero Jedi, Flint Torul [2] y de una mujer llamada Zana.[1] El padre de Flint murió en las Guerras Clon a manos del General Grievous cerca del fin de los Asedios del Borde Exterior.[5] Para sostener a su pequeña familia, Flint tuvo que empezar a trabajar desde muy joven. Zana trabajaba en turno de tarde como camarera en una cantina mientras que Flint trabajaba en una pequeña fábrica Imperial especializada en la producción de AT-ATs.[1]

Aunque el Imperio llevaba una estricta imposición de turnos, la mente de Flint estaba en las nubes y soñaba con convertirse en un Caballero Jedi como su padre. Zana estaba siempre preocupada por la posibilidad de que Flint pudiera faltar a sus turnos, pero la destreza de su hijo como piloto de aerodeslizador le aseguraba llegar siempre a la hora. El idealismo de Flint también enervaba a su mejor amigo, Barney. Mientras que Flint se entusiasmaba con cualquier novedad en su entorno, incluso la llegada ocasional de una nave al espaciopuerto de Belderone, Barney siempre tenía que seguirlo la fuerza, al no compartir el entusiasmo que tenía Flint.[1]

Durante el clímax de la Guerra Civil Galáctica, los héroes rebeldes, Leia Organa, Lando Calrissian y Chewbacca llegaron a Belderone en el Halcón Milenario. Como era su costumbre, Flint y Barney fueron a ver la llegada de la nave. Flint se quedó extasiado cuando vio que Skywalker tenía un sable de luz enganchado a su cinturón. Aunque Flint estaba seguro de que Skywalker y él tenían en común que sus padres habían sido Jedi, Skywalker lo negó, en parte debido a que acababa de descubrir que la verdadera identidad de su padre era Darth Vader.[1]

Siguiendo a un Jedi

«Él es todo lo que a nosotros nos gustaría ser… todo lo que seremos, algún día.»
―Flint[fuente]

Aunque Skywalker rehusó a afirmar que era un Jedi, Flin estaba seguro de que Skywalker sería el que le enseñaría a utilizar la Fuerza, y condujo a los rebeldes a la ciudad principal. Flint continuó siguiendo de cerca a Skywalker, tratando de conseguir el coraje para pedirle que le entrenara. Casualmente, mientras Barney y Flint intentaban espiar a Skywalker, un trío de asesinos Imperiales trataron de eliminar al grupo rebelde. De esta manera los dos amigos pudieron ver como las habilidades de Skywalker le ayudaban fácilmente a eliminar la amenaza.[1]

Flint3.JPG

Flint se convierte en soldado de asalto.

Seguro ya de que Skywalker era un Jedi, Flint decidió enseñarles a los rebeldes la fábrica de AT-ATs, consciente de que querrían eliminarla para debilitar las presencia Imperial en el planeta. Sin embargo, cuando el grupo llegó a la fábrica, la encontraron atestada de tropas, incluyendo varios AT-ATs activos que se abrían paso hacia la ciudad de Flint. Mientras los rebeldes hacían señales a sus aliados de que iban a atacar a las monstruosas máquinas, Flint y Barney saltaron a un aerodeslizador y se dirigieron rápidamente hacia la ciudad con la intención de alertar a toda la población, y en especial a su desprevenida madre. Desafortunadamente, la pericia de Flint como piloto falló y se estrellaron justo en las afueras de la ciudad. Ambos quedaron inconscientes.[1]

Al despertar a la mañana siguiente, Flint se encontró a Barney todavía inconsciente y le dio por muerto. Uno de los AT-ATs pudo escapar del asalto rebelde y había arrasado la ciudad de Flint. Mientras contemplaba su hogar destruido, cayó en la cuenta de que no pudo avisar a su madre a tiempo, y corrió hacia la ciudad. Al ver la cantina de su madre completamente destrozada se temió lo peor. Entre las ruinas Flint encontró el cuerpo sin vida de su madre y cayó en un estado de desesperación. No había sido consciente de cuan grave era la situación y maldijo a los rebeldes por hacerle creer que podía cambiar las cosas.[1]

Flint se prometió a si mismo que se convertiría en alguien de importancia, alguien que pudiese demostrarle a cualquiera que no era un cero a la izquierda. Mientras Flint hacia sus promesas en voz alta, Darth Vader llegó y reconoció el poder que había en Flint. Le dijo al joven que podía hacer de él alguien de gran importancia y le ofreció un lugar a su lado. Contento, Flint aceptó y decidió unirse al Imperio. Inmediatamente Vader lo convirtió en uno de sus muchos soldados de asalto, con la promesa de que con el tiempo le enseñaría como utilizar la Fuerza.[1]

Caída al lado oscuro

«Puede … puede que nunca estuviese tan interesado en la Rebelión ni en el Imperio… ni en el bien y el mal… como él creía. Puede que lo único que realmente quería era poder. Y solo tomó esto para hacérselo ver.»
Barney[fuente]
FLINT.jpg

Flint en su armadura.

En seguida, Flint comenzó a recibir entrenamiento personal de Darth Vader. Al igual que otros aprendices ilegítimos de Vader como[2] Lumiya[6] y Galen Marek,[7] Flint fue ocultado al Emperador Palpatine.[2] Poco a poco Flint desarrolló sus poderes en la Fuerza y finalmente se convirtió en un maestro del arte de la telequinesis y podía lanzar pedruscos por el aire con facilidad.[4] A espaldas de Flint, Vader lo estaba preparando para un enfrentamiento con Lumiya para determinar quien se convertiría en su Mano Oscura cuando decidiese derrocar a Palpatine.[2]

Sin embargo, antes de que esto pudiera ocurrir, Vader murió junto con Palpatine en la Batalla de Endor.[8] La muerte de Vader le afectó gravemente. Había crecido amando a Vader y para él era como el padre que nunca tuvo. Con su amado mentor fallecido, Flint se retiró al planeta Vjun para lamentar la pérdida, hasta que finalmente llegó hasta el Castillo Bast. En un estado de desespero, Lumiya interrumpió con su llegada el luto de Flint. Tras una feroz confrontación, Flint fue derrotado y Lumiya lo tomó como su primer aprendiz.[2]

Con los roles de maestro y aprendiz ya determinados, Lumiya le ordenó subyugar el sector Phelleem mientras se preparaban para la llegada de los Nagai y su invasión. También le encomendó una tarea final, una con la que estaba más que contento en aceptar: la misión de matar a Luke Skywalker. Flint sabía que Skywalker acabaría por llegar a él mientras conquistaba con sus hombres el sector Phellem.[9] la reputación de Flint le hizo ser conocido como el Señor Oscuro de Belderone, vistiendo una extravagante armadura negra y blandiendo un sable láser rojo.[4]

Reunión

«Todo lo que quería, durante toda mi vida, era convertirme en un Caballero Jedi, y tú…¡tú! Fui a ti, quería entrenarme. No solo me despreciaste, ni siquiera te percataste.»
―Flint[fuente]

La campaña de Flint en el sector Phelleen condujo finalmente al planeta Naldar y se desataron una serie de brutales batallas. Toda la familia real de Naldar fue erradicada excepto la joven Princesa Vila que fue a buscar ayuda de la Rebelión. Su caza estelar aterrizó en Endor y Vila pidió ser entrenada como Jedi por Luke para salvar a su pueblo de las fuerzas de Flint. Luke, Leia y Barney decidieron acompañarla hasta Naldar. Durante el viaje, Luke Skywalker fue advertido por el Espíritu de la Fuerza de Obi-Wan Kenobi, Yoda y Anakin Skywalker de que solo él podría redimir a Flint. Anakin suplicó a Luke que deshiciera el daño que Vader le hizo a Flint ya que él no podía deshacerlo por si mismo.[4]

Flint-MSW92.jpg

Flint se revela ante Luke Skywalker.

Mientras tanto, Flint esperaba el regreso de los rebeldes, preparando una emboscada para cualquiera que pretendiese rescatar Naldar. En algún momento, las fuerzas de Flint observaron la llegada del Halcón Milenario y rodearon a los rebeldes. Flint le dijo a sus hombres que se retirasen y el mismo se enfrentó a Luke, activando su sable láser. Luke y Flint se enzarzaron en un furioso duelo, igualándose golpe tras golpe. Luke trató hablar con Flint para convencerle de que se alejase del lado oscuro, pero Flint se negó a escuchar. Finalmente, uno de los soldados de asalto pudo golpear el brazo de Luke con un estudiado disparo de bláster terminando la lucha. Ya con ventaja, Flint desveló al resto del grupo de rebeldes que él y sus fuerzas habían preparado un gran cañón de energía para destruir el resto de la ciudad y que era demasiado tarde para detener su activación.[4]

Sin embargo, antes de que Flint pudiera hacer una señal a sus tropas, su viejo amigo Barney se encaró con él. Flint quedó estupefacto al verlo aún con vida y su determinación se debilitó. Barney le pidió que dejara el Imperio y que revisase las atrocidades que había cometido. El Señor Oscuro de Belderone se dio cuenta que no podía seguir más con sus acciones y empezó a arrepentirse. Uno de los soldados de asalto de Flint se percató de su traición y se dispuso a ejecutar a su comandante. Pero el disparo del bláster Imperial dirigido a Flint fue interceptado por Vila, hiriéndola mortalmente. Con otra muerte en su conciencia, Flint no pudo seguir sirviendo al Imperio, y su último acto como Señor Oscuro fue la autodestrucción del cañón de energía, matando a sus aliados imperiales y dando la victoria a la Rebelión.[4]

Redención

Después de su deserción y captura, Flint fue enviado a una celda de hierro mandaloriano en un mundo seguro de la Alianza durante muchos años, con el propósito de superar sus traumáticas experiencias como seguidor del lado oscuro.[2] Finalmente se reformó y regresó a Belderone para continuar una vida sencilla.[3]

Después de la destrucción de la Estrella de Cristal en el sistema Crseih, la Nueva República buscó un nuevo hogar para los esclavizados firrerreos liberados por Leia y Rillao. Con una apasionada súplica, Flint persuadió al pueblo de belderoniano a aceptar a los firrerreos en su mundo,[3] aunque más tarde, los dos grupos desarrollarían una rivalidad que la Guerra Yuuzhan Vong manipuló para conducirlos a su mutua extinción.[10]

Muerte

Tras la caída de los Discípulos de Ragnos, Se encontró el cuerpo de Flint en Belderone, con la garganta perforada aparentemente con un sable láser o un látigo de luz. Parece que Lumiya se vengó de su antiguo pupilo, después de jurarse hacerle frente por su traición muchos años atrás.[2] Flint fue remplazado por Carnor Jax, quien casi llegó a ocupar el trono de Palpatine.[2]

Personalidad y rasgos

DFlint2.JPG

Flint deja el lado oscuro.

En sus primeros años fue compasivo y entusiasta. Al igual que Luke Skywalker soñaba con salir de su mundo y convertirse en un Jedi como lo fue su padre antes que él. Sin embargo, cuando por fin creía que había encontrado a alguien como él cuando Skywalker visitó su planeta, el Jedi lo negó, alejándose de él. Aunque su sueño de ser entrenado como Jedi se rompió por el rechazo de Skywalker, todavía mantuvo una actitud positiva, tratando de impresionar a Skywalker lo suficiente para que cambiase de idea. Todo esto se interrumpió en seco por el ataque del Imperio a su ciudad de origen. Se volvió un individuo amargado y cínico, llegando a la conclusión de que levantarse contra lo establecido era una idea estúpida.[1]

Tras su reclutamiento en el cuerpo de soldados de asalto, Flint aún conservaba una imagen de su madre junto a él para recordarle su anterior vida.[1] Sin embargo, su entrenamiento con Vader desvirtuó por completo los recuerdos de su pasado, y culpó a Skywalker por la muerte de su madre y la destrucción de su ciudad. Cuando cayó bajo la influencia de la Dama Oscura Lumiya, desarrolló un odio por el Jedi y estuvo ansioso por perseguirle y castigarle.[9] Cuando finalmente se enfrentó en duelo con Skywalker, fue consciente de que se había librado del miedo. Pero la lucha demostró lo contrario y la ofensiva de Flint fue desbaratada. Se salvó gracias al disparó bláster de un fiel soldado de asalto que alcanzó a Skywalker.[4]

El odio de Flint se desvaneció en cuanto su amigo Barney pudo recordarle la verdad sobre la muerte de su madre. Con su mente ya despejada, se dio cuenta del mal que estaba cometiendo. Se volvió contra sus aliados Imperiales y se sometió a la autoridad de la Nueva República.[4] Obviamente Flint se reformó durante su encarcelamiento, y enseguida volvió al camino de la compasión, sirviéndose de su entusiasmo para ayudar a la gente a recuperarse de la guerra.[3] Flint murió como un héroe de la paz y dando una lección de los peligros del lado oscuro.[2]

Poderes y habilidades

«¡Voy a aprender… voy a recibir el mismo entrenamiento… el mismo entrenamiento que tuvo mi padre… Voy a convertirme en alguien de importancia… y entonces se lo demostraré a todos!»
―Flint[fuente]

Flint tenía un talento excepcional para controlar el aerodeslizador, que le permitía no perderse ninguno de sus turnos en la fábrica de AT-ATs. Aunque estaba seguro de su habilidad, falló cuando se dirigía disparado a avisar a su madre. Flint tuvo el suficiente potencial en la Fuerza para ser elegido como aprendiz de Darth Vader,[1] pero no el bastante para derrotar a Lumiya.[2] Tras su entrenamiento con Vader y Lumiya, Flint se hizo adepto a la telequinesis, siendo capaz de derribar uno de los soldados de asalto en Naldar y manipular una roca tras la espalda de Skywalker. Flint también disponía de sable de luz y lo utilizó con éxito contra Skywalker. Este último afirmó que Flint casi lo igualaba en destreza física y fuerza.[4]

Entre bastidores

Flint fue creado por Mary Jo Duffy para usarlo en las series de cómic Marvel Star Wars. El personaje tenía una historia muy parecía al de Luke Skywalker con un padre desaparecido que había sido Caballero Jedi así como un temperamento idealista con deseos de salir de su planeta. Sin embargo, el personaje terminó sirviendo al Imperio en vez de estar en su contra. Cabe mencionar que el personaje de Flint comienza su personaje hacia el lado oscuro tras ver la muerte de su madre. Esto es significativo pues su mentor, Darth Vader también fue testigo de la muerte de su madre justo antes de empezar a desviarse al lado oscuro.

Flint fue utilizado una vez más cerca del final de las series de Marvel en donde tiene un enfrentamiento final contra Luke. Fue la primera lucha con sable láser entre dos usuarios de la Fuerza que aparecen en el Universo Expandido, además de la batalla en El Ojo de la Mente y sin contar la lucha que tiene Luke con el Barón Orman Tagge quien no era sensible a la Fuerza. Es interesante destacar que el truco que Flint trata de utilizar con Luke durante el duelo (haciendo volar un pedrusco a espaldas de Luke) lo vuelve a utilizar Carnor Jax en su duelo contra Kir Kanos en Imperio Carmesí; curiosamente, un retcon hace de Jax el sustituto del aprendiz de Lumiya tras la captura de Flint.

Flint no aparece referenciado hasta una pequeña reseña en The Essential Guide to Characters de 1995 en el que menciona sus hazañas en la publicación Marvel. En 2001 apareció nueva información de Flint en The Essential Guide to Alien Species el cual menciona el trabajo de Flint con los firrerreos desplazados. Más tarde fue referenciado de nuevo en el mismo año en el primer artículo de Abel G. Peña The Emperor's Pawns en donde junto con otras cosas, confirma el pupilaje de Flint con Lumiya durante las series Marvel. Después es mencionado en otro trabajo de Peña, Evil Never Dies: The Sith Dynasties en el que finalmente se referencia la muerte de Flint a manos de Lumiya.

Es interesante destacar que el personaje de Flint estuvo incluido en los primeros trabajos tanto de Abel G. Peña como de Jan Duursema quien hizo el arte final para Star Wars 92: The Dream ya que ambos son bastante populares en el fandom actual de Star Wars.

Apariciones

Fuentes

Enlaces externos

Notas y referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar