Fandom

Star Wars Wiki

Fang Zar

23.965páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
Falso amigo.jpg

Veo que te estás convirtiendo en el más grande de todos los Jedi.

Este artículo sólo requiere revisión para ser Destacado.

Mira las mejoras a realizar en discusión del artículo. Una vez acabadas las mejoras puede quitarse este aviso.

«Parece que te has hecho cargo de nuestro problemita en Alderaan, Lord Vader.»
«Sí, Maestro. Fang Zar ya no tiene por qué preocuparle.»
―El Emperador Palpatine y Darth Vader[fuente]

Fang Zar fue un humano que sirvió como el senador del sector Sern durante los últimos años de la República Galáctica y los primeros días del Imperio Galáctico. Era un opositor declarado a la centralización del poder que demostró la República durante el periodo de mandato del Canciller Supremo Palpatine y se involucró en una organización secreta de Lealistas conocida como el Grupo Republicano. Zar fue un miembro importante para el plan del grupo de "restaurar el honor en la República" revelando la Insignia de la Unidad; sin embargo, la intervención del Buró de Inteligencia del Senado hizo que el plan quedara en la oscuridad durante décadas. Su oposición a Palpatine eventualmente lo llevó a convertirse en un miembro de la Delegación de los 2000, un grupo de senadores y representantes que disentía de los cambios radicales hechos a la Constitución Galáctica en el transcurso de las Guerras Clónicas. Poco después de la Batalla de Coruscant, Zar acompañó a otros miembros de la Delegación a presentar la Petición de los 2000 a Palpatine con la esperanza de que el Canciller Supremo empezaría a renunciar a varios de los poderes que le habían concedido las enmiendas constitucionales.

El alegato de la Delegación cayó en oídos sordos, y Palpatine adquirió poder absoluto, transformando la República en un Imperio Galáctico durante el cierre de las Guerras Clónicas. El nuevo Emperador Galáctico calificó a los miembros de la Delegación de los 2000 como traidores al Imperio, y Zar fue detenido temporalmente por el Departamento de Seguridad Imperial. Después de ser liberado, recibió órdenes de quedarse en Coruscant; sin embargo, el natal de Sern Prime abandonó su función como senador y huyó a Alderaan. Allí, Bail Prestor Organa—un miembro fundador de la Delegación de los 2000—le concedió a Zar el derecho de asilo político. Después de residir en el Palacio Real de Aldera por varias semanas, el vuelo de Zar desde Coruscant fue revelado al Emperador, que envió al Ejecutor Darth Vader a buscar al ex senador y devolverlo al resguardo del Departamento de Seguridad Imperial. Como no quería envolver a Organa en sus problemas con el Departamento, Zar contactó a un señor del crimen en Murkhana para que le consiguiera un pasaje desde Alderaan a Sern Prime. La tripulación del carguero Bailarín Borracho emprendió la misión de transportar a Zar y logró extraer al antiguo senador del Palacio Real. No obstante, antes de que pudiera abordar el Bailarín Borracho y salir de Alderaan, Zar fue atacado por Darth Vader, que lanzó su espada de luz hacia el senador. La hoja del arma atravesó el pecho de Zar, lo que provocó que muriera poco después sobre la mesa de operaciones del Bailarín Borracho.

Biografía

La República moribunda

«Sí, es cierto que no podemos impedir la supermayoría del Canciller—pero también es cierto que podemos demostrarle que la oposición a sus métodos de gobierno crece. Es posible que sólo eso lo incite a moderar sus tácticas.»
―Fang Zar[fuente]
Bail Organa and Mon Mothma.jpg

Los senadores Bail Organa y Mon Mothma, dos de los aliados más cercanos de Zar.

El humano Fang Zar nació en Sern Prime, un mundo del sector Sern de la región de las Colonias. Zar tenía varias propiedades en su planeta natal, así como en Ghorman y en Coruscant, mundos que solía visitar. Tarde o temprano fue electo para representar al sector Sern en el Senado Galáctico durante los años decadentes de la Antigua República. En su periodo legislativo, ganó la reputación de ser un duro defensor de las libertades civiles y un crítico fuerte a las grandes modificaciones hechas a la Constitución Galáctica durante el mandato del Canciller Supremo Palpatine. Los ayudantes del Canciller no tardaron en identificar a Zar como un obstáculo que debía quitarse; sin embargo, los colegas de Zar en el Senado le tuvieron una alta estima.[1] En algún momento durante su carrera, el senador se convirtió en un miembro del clandestino Grupo Republicano, que buscaba limitar el control creciente de Palpatine sobre la República.[5]

Durante las Guerras Clónicas entre la República y la Confederación de Sistemas Independientes, Zar se volvió un aliado cercano de varios senadores de su misma opinión, incluyendo a Bail Organa de Alderaan y a Mon Mothma de Chandrila. Zar también era un buen amigo del senador corelliano Garm Bel Iblis,[3] que había estado ausente del Senado durante los primeros escenarios de las Guerras Clónicas como resultado de la promulgación del Contemplanys Hermi, que independizaba al sistema Corelliano de la República.[7] Poco después de la Batalla de Duro, el gobierno corelliano decidió una vez más retirarse del primer plano de la República y defender sus propias fronteras, una decisión que Zar apoyó debido a su amistad con Iblis.[8] Para el 19 ABY, el senador del sector Sern había sido designado al Comité Leal, un consejo asesor de senadores establecido por el Canciller Palpatine varios años atrás. En ese momento durante el conflicto, el Comité consistía principalmente en senadores que se oponían a los métodos del Canciller de librar la guerra y a la continua sumisión del Senado con sus deseos.[6]

Durante los Asedios del Borde Exterior, Zar y varios de estos senadores organizaron una reunión con el Canciller Supremo para expresarle sus preocupaciones. Sate Pestage, un asesor cercano del Canciller, trató de retrasar y evitar su reunión; sin embargo, los senadores insistieron y se negaron a irse de la oficina de Palpatine hasta que le concedieran el derecho de tener una audiencia con el Canciller. Cuando se reunieron con Palpatine, Zar y sus aliados presionaron al mandatario para que anulara varias medidas trazadas en el Acta de Mejora y Ejecución de la Seguridad que había sido aprobada por el Senado al principio de la guerra. Ellos afirmaron que la supresión de las fuerzas Confederadas de los Mundos del Núcleo y los Territorios del Borde Interior negaban la necesidad de decretos semejantes. La discusión conllevó al deseo de los senadores de que hubiera un fin pacífico para la guerra, y en ese momento, Zar sugirió que la República cediera los mundos sitiados del Borde Exterior a la Confederación, ya que el comercio del Núcleo y el Borde Interior se había restablecido desde el comienzo de la guerra. Palpatine, que tenía la intención de continuar la guerra hasta que la Confederación emitiera una rendición incondicional, descartó la propuesta de Zar y la de los senadores.[6]

Planes con el Grupo Republicano

«Piensen de la nave como una llave—la llave de un tesoro. Un tesoro suficiente para restaurar el honor republicano a toda la galaxia.»
―Fang Zar a Tobb Jadak, refiriéndose al Enviado Estelar[fuente]
ROTSFalcon.jpg

El Enviado Estelar, una parte importante del plan del Grupo Republicano para debilitar la influencia de Palpatine.

Más tarde en ese mismo año, Zar y sus confidentes del Grupo Republicano, incluyendo a los senadores Largetto y Des'sein, junto con el Maestro Jedi J'oopi Shé, decidieron que la República estaba cayendo en un camino oscuro causado por el poder creciente y desenfrenado de Palpatine. Una década atrás, el Grupo Republicano robó la Insignia de la Unidad, el símbolo de la República, de la Rotonda Senatorial mientras se le hacían varias renovaciones. El grupo planeó volver a revelar la Insignia de la Unidad al Senado, esperando que sirviera para recordar a los que habían caído bajo la influencia del Canciller de que su deber era para con la Constitución y el pueblo de la República, no a su líder. Mientras Zar y los demás miembros del grupo esperaban la llegada de la información de la localización de la Insignia, el Comandante Supremo de la Confederación, el General Grievous, lanzó una invasión sorpresa en Coruscant. Durante la batalla, Grievous en persona secuestró a Palpatine del Senado e intentó escapar de la capital de la República con su rehén. Los Generales Jedi Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi lograron rescatar al mandatario, y en el proceso murió el Conde Dooku, Jefe de Estado de la Confederación.[5]

Para cuando Palpatine fue devuelto al Senado, los mensajeros del Grupo Republicano, Tobb Jadak y Reeze Duurmun, lograron llegar a la superficie de Coruscant y reunirse con Zar, Largetto, Des'sein, y Shé en el Edificio Ejecutivo de la República. Jadak y Duurmun llegaron en el Enviado Estelar, un carguero ligero YT-1300 del Grupo, y entregaron una caja que contenía información almacenada acerca de la Insignia. Mientras el Maestro Shé instalaba un transpondedor en el Enviado Estelar que le permitiría a la nave acceder a la Insignia, que estaba escondida en Tandun III, Zar les explicó a Jadak y a Duurmun que su siguiente misión sería entregar al Enviado a un Explorador Antariano conocido como Folee en Toprawa. Folee entonces debía recuperar la Insignia de la Unidad y regresarla al Grupo Republicano en Coruscant.[5]

No obstante, el plan de Zar y el Grupo Republicano nunca fue realizado. Armand Isard, el Director del Buró de Inteligencia del Senado y un aliado de Palpatine, recibió información sobre la reunión del grupo de un miembro de su personal, y envió un contingente de soldados clones de choque para interrumpir los procedimientos. Los dos hicieron un desesperado salto hiperespacial hasta Nar Shaddaa, donde chocaron con un carguero abultado y fueron dados por muertos. En realidad, sólo Duurmun fue asesinado, pero Jadak entró en un coma de largas décadas. El Enviado Estelar, que se creía que había sido destruido, de hecho fue reclamado y reparado por el mecánico Bammy Decree que entonces se lo dio al criminal de Nar Shaddaa Rej Taunt. El plan del Grupo Republicano de revelar la Insignia de la Unidad a la galaxia permaneció sin ser escuchado por más de medio siglo.[5]

La Petición de los 2000

«Deben confiar en que yo haré lo correcto. Después de todo, es por eso que estoy aquí.»
«Pero seguramente—»
«He dicho que haré lo correcto. Y eso debería ser suficiente para su…comité.»
―El Canciller Supremo Palpatine y Fang Zar discuten la posición de la Delegación de los 2000[fuente]
Npep3delsceneconfrontchancello3.jpg

Zar y los demás senadores presentan a Palpatine la Petición de los 2000.

En la estela inmediata de la invasión de Coruscant, la infraestructura gubernamental de la República atravesó cambios radicales. El día siguiente a la invasión, el Senado sostuvo una votación sobre una enmienda al Acta de la Seguridad, que pasó con un amplio margen. La enmienda transfería la autoridad del Senado sobre el Alto Consejo Jedi a la oficina del Canciller Supremo y derogaba la supervisión parlamentaria del ejército republicano. Al día siguiente, Palpatine dictó el Decreto de Gobernación de Sectores, una proclamación que instalaba Gobernadores Regionales para que supervisaran los sectores dentro de la República. Para Zar y sus aliados, estos nuevos cambios significaban el fin del Senado y de la democracia de la República.[3]

Esperando fomentar una oposición cohesionada a Palpatine, los senadores Organa y Mothma organizaron una reunión entre ellos y otros senadores en los que creían que podían confiar. Zar fue invitado a la reunión en la oficina de Organa junto con el senador Giddean Danu de Kuat, el senador Terr Taneel de Neelanon, y la senadora Padmé Amidala de Naboo. Organa y Mothma expresaron sus preocupaciones sobre el camino por el que el Canciller Supremo estaba llevando a la República y comenzaron a insinuar acerca de las acciones que estaban preparados para tomar.[9][10][11] Zar y Amidala eran cautelosos con estas "acciones", mas sin embargo accedieron a que la reunión fuera mantenida en un estatus confidencial. Después de la discusión, Organa y Mothma redactaron una petición que le exigía a Palpatine que empezara a renunciar a sus poderes de emergencia, ya que el fin de la guerra aparentaba acercarse con la muerte del Conde Dooku. Zar firmó la petición junto con otros 2.000 senadores y delegados senatoriales. Los signatarios, ahora conocidos como la Delegación de los 2000, se reunieron en el apartamento de Padmé Amidala para discutir si llevaban la petición a Palpatine. Durante la reunión, Zar expresó su idea de que la sola existencia de la petición podía presionar a Palpatine para que moderara sus políticas, y que incorporar a la Orden Jedi en la lucha de la Delegación era algo prematuro, a diferencia de las afirmaciones de la senadora Amidala.[3]

La Delegación decidió presentar la petición al Canciller Supremo y dar a conocer sus preocupaciones sobre el Decreto de Gobernación de Sectores. Zar acompañó a Amidala, Malé-Dee, Nee Alavar, y Meena Tills a una reunión con Palpatine en su Oficina Ejecutiva, donde el Canciller volvió a ser despectivo con sus inquietudes. Sin embargo, Palpatine en ese momento estaba siendo resguardado por Anakin Skywalker, cuya presencia ensombrecía el propósito original de la conferencia. Skywalker se hizo la idea de que Zar parecía esconder algo y que era el único de los senadores presentes que era capaz de convertirse en una amenaza para el régimen de Palpatine. Zar intentó convencer a Palpatine de que tomara la medida de una solución diplomática para la guerra, pero el Canciller lo cortó rápidamente y despidió al grupo de su oficina.[3]

Justicia Imperial

«Estamos felices por esta victoria, pero también muy decepcionados de que los servidores públicos pudieran fallarle al Emperador por completo. Puede estar seguro de que no cederemos hasta que los prisioneros hayan dado los nombres de sus cómplices.»
―Armand Isard a HoloNet News, hablando del arresto de miembros de la Delegación de los 2000[fuente]
Alderaan.jpg

Alderaan, el último albergue de Zar.

Unos días después de la reunión de Zar con el Canciller Supremo, Palpatine convocó una Sesión Extraordinaria del Congreso a la que debía asistir todos los diputados. Durante la sesión, Palpatine declaró el fin de las Guerras Clónicas y emitió la Declaración de un Nuevo Orden, proclamándose a sí mismo como el nuevo Emperador y transformando a la República en el primer Imperio Galáctico. Palatine culpó a los Jedi de planear una rebelión para derrocar al Senado y acusó a los miembros de la Delegación de los 2000 de conspirar conjuntamente con la Orden.[3] Poco después del nacimiento del Imperio, Zar fue uno de los sesentaitrés senadores de la Delegación que fueron arrestados por la recién constituida agencia de Inteligencia Imperial.[12] Fue detenido en Coruscant, donde fue interrogado por el Buró de Seguridad Imperial acerca de los miembros de la Delegación y sus actividades grupales.[2]

Zar, ahora sin ser un senador del parlamento, terminó quedando libre de la custodia pero recibió órdenes del BSI de quedarse en Coruscant. En lugar de hacerlo huyó de la capital Imperial y buscó refugio en Alderaan. Bail Organa, que no sabía que Zar había viajado ilegalmente desde Coruscant, le permitió al ex senador quedarse en el Palacio de Aldera por varias semanas. En Sern Prime, había finalizado un conflicto que impedía que Zar regresara a su mundo natal, obligándolo a contactar al señor del crimen Cash Garrulan en Murkhana. Zar todavía quería que el senador Organa no supiera de su condición de fugitivo, por lo que Garrulan contactó a la tripulación del carguero Bailarín Borracho para sacarlo discretamente de Alderaan. Mientras los contrabandistas planeaban cómo se llevarían a Zar, el vicepresidente Mas Amedda le informó a Palpatine del vuelo de partida de Coruscant del ex senador. El Emperador le ordenó a Sate Pestage y a su nuevo lugarteniente—Darth Vader, anteriormente Anakin Skywalker—que viajaran al palacio de Organa en Alderaan y capturaran al Zar fugitivo.[2]

Zar planeaba que el Bailarín Borracho llegara en Aldera el mismo día en que una gran protesta en contra del Imperio iba a tener lugar afuera del palacio. Mientras los miembros de la tripulación de la nave de contrabando buscaban el palacio para recoger a su pasajero, Darth Vader llegó y fue recibido por Bail Organa. Organa y Vader, que no sabían del plan que Zar tenía de escapar de Alderaan, esperaron mientras el ex senador era llamado. Esto le dio a Zar tiempo para buscar el portón sur del palacio, donde originalmente debía ser recogido por el Bailarín Borracho. Sin embargo, mientras los protestantes en las afueras del portón sur comenzaban a tomar acciones violentas, se vio obligado a desviarse y tomar el camino hasta la puerta este. El cambio en el plan le costó tiempo al senador y confundió a la tripulación del Bailarín Borracho, Skeck Draggle, Archyr Beil, y Roan Shryne. Después de que los tres se toparan con la Reina Breha Organa, se activó la alarma del palacio, alertando a Vader de la presencia de los contrabandistas y del intento de escape de Zar.[2]

Mientras Zar corría desde el portón sur hacia el Bailarín Borracho aparacado en una plataforma correspondiente a la HoloNet, Vader lo localizó y a los tres contrabandistas que trataban de alcanzarlo. Zar y los contrabandistas llegaron a la rampa de abordaje del Bailarín Borracho, donde fueron recibidos por la Capitana Jula Shryne. Vader sabía que no iba a poder llegar hasta la nave antes de que Zar y la tripulación abordaran, por lo que decidió lanzar su espada de luz hacia él con la Fuerza. La hoja del sable atravesó la parte superior del pecho de Zar y por poco lo decapitó antes de girar nuevamente y quemar a Jula Shryne en la espalda. Roan Shryne ayudó al Zar mortalmente herido a entrar en el Bailarín Borracho, que huyó rápidamente de Alderaan. En el camino a Sern Prime, un droide médico 2-1B comenzó una cirugía en un intento por salvar la vida del ex senador. El daño causado a los vasos sanguíneos principales inflingido por la espada de luz de Vader era demasiado extenso para repararse, y Fang Zar murió sobre la mesa de operaciones.[2]

Legado

«Palpatine quería hacer un ejemplo de Fang Zar. No vacilará en hacer un ejemplo del mismo Sern Prime si el presidente electo no tiene cuidado.»
―Bail Organa a Mon Mothma[fuente]

La muerte de Zar tuvo varias repercusiones severas para los que se oponían a la norma de Palpatine. La tripulación del Bailarín Borracho huyó a Kashyyyk, donde esperaban encontrar Jedi sobrevivientes a la Orden 66 de Palpatine. Después de confrontar a Roan Shryne en Alderaan durante el homicidio de Zar, Vader siguió al Bailarín Borracho a Kashyyyk y lideró el asedio del planeta, quemando los bosques y esclavizando a la mayoría de la población wookiee. En Sern Prime, el presidente electo amenazó con retirar a la delegación planetaria del Senado como acto de ira por la muerte de su senador. Vader se sentía inquieto tras los eventos de Alderaan, y su manejo de la situación lo llevó a un argumento con su Maestro, Palpatine.[2]

Sin embargo, el Emperador estaba complacido con el resultado. El Senado creía que Zar había cometido sedición en Coruscant y se había ido a Alderaan para provocar rebeliones contra el Imperio. Su muerte sirvió como un recordatorio para los demás senadores de que la disidencia no sería tolerada por el Nuevo Orden y que el poder estaba con el Emperador. Bail Organa no reveló nada acerca de los sucesos que tuvieron lugar dentro de su palacio, esperando que su complicidad engañaría a Palpatine e hiciera que confiara en él. No obstante, Mon Mothma disentía de las acciones de Organa, porque creía que la muerte de Zar podía convertirse en un pararrayos para reunir a aquellos que eran capaces de enfrentarse a Palpatine abiertamente. De hecho, la muerte de Zar conllevó a que más de la mitad de la Delegación de los 2000 anulara las demandas hechas en la petición.[2]

Fang Zar fue reemplazado en el Senado Imperial por Gebnerret Vibrion, originario de Ghorman.[13] En el 43 DBY, los planes de Zar y del Grupo Republicano para descreditar a Palpatine fueron descubiertos por Han, Leia, y Allana Solo durante sus investigaciones sobre la historia de su nave, el Enviado Estelar, ahora conocido como el Halcón Milenario. Los Solo eventualmente se unieron a Tobb Jadak para buscar la Insignia de la Unidad y juntos los cuatro fueron conducidos por el Halcón Milenario a Tandun III. Allí, descubrieron que la Insignia que Zar había creído que era auténtica en realidad era una falsificación.[5]

Personalidad y rasgos

«Subestima la acuidad de Palpatine. Además, él aprecia el discurso honesto.»
«Hasta ahora no hemos sido sino sinceros, senadora. Nuestro éxito ha sido escaso.»
―Padmé Amidala y Fang Zar[fuente]
Fang Zar.jpg

El senador Fang Zar.

Fang Zar era un firme creyente de un gobierno decentralizado y la garantía de las libertades civiles. Imponía un gran respeto entre sus colegas como resultado de su idealismo inquebrantable y su discurso directo. No obstante, los aliados y ayudantes de Palpatine mantuvieron una vigilancia cercana en el senador de avanzada edad.[1] Cuando estuvo legislando, Zar tuvo relaciones cercanas con otros delegados que compartían su filosofía políticia. Sus puntos de vista eran tan similares a los de Garm Bel Iblis que los dos senadores parecían ser el mismo.[3] La naturaleza desafiante y franca de Fang Zar lo llevó a unirse al Grupo Republicano y a la Delegación de los 2000, que buscaban limitar el poder creciente que Palpatine estaba adquiriendo en el órgano ejecutivo de la República.[5]

En los últimos días de las Guerras Clónicas, Zar se enfocó en llevar al conflicto a una resolución pacífica, y presionó para que la República diera espacio para las negociaciones con la Confederación del Conde Dooku. Zar estaba dispuesto a reconocer a la Confederación como un gobierno legítimo e incluso a ceder varios mundos del Borde Exterior a los Separatistas.[6] Aunque trabajaba incansablemente en sus esfuerzos contra el Canciller, el senador de Sern Prime fue cauteloso cuando Bail Organa y Mon Mothma se le aproximaron para tomar "acciones" en contra de Palpatine. Una vez que participó en estas "acciones", Zar estuvo de acuerdo con la senadora Bana Breemu en que involucrar a los Jedi en su lucha con Palpatine era una medida prematura.[3]

Tras ser arrestado después del nacimiento del Imperio, Zar se rehusó a obedecer las demandas del Buró de Seguridad Imperial. El ahora ex senador huyó a Alderaan, pero no quiso involucrar a Bail Organa en sus problemas legales. En un intento por evitar que Organa lo descubriera, Zar ocultó al senador su condición de fugitivo y sus planes para escapar de Alderaan. Después de su muerte, Zar, que una vez fue considerado como un representante noble e incorruptible de la oposición, fue vituperado en el Senado Imperial como un traidor.[2]

La actitud y el aspecto personal de Zar le daban un exterior brusco. El senador llevaba su pelo muy risado en un moño tradicional de Sern Prime, vistió ropas simples y permitió que toda su barba creciera casi toda de color blanco.[1]

Entre bastidores

«Tuvimos mucha diversión haciendo los diferentes tipos de maquillaje para los senadores. Fang Zar, interpretado por Warren Owens, tenía esta fabulosa gran barba y peinado que atamos en un nudo. Otra vez, creo que como los trajes son tan elaborados es muy importante que no sólo intentemos y compitamos con ellos, pero también dejar que fluya solo.»
Nikki Gooley[fuente]

Fang Zar fue mencionado por primera vez en Republic HoloNet News Core Edition 15:3:02, presentado en Star Wars Insider 75. La primera aparición de Zar fue en la novela Labyrinth of Evil, publicada a comienzos del 2005, que sirve como introducción para la película Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith. Al principio, Zar iba a aparecer en La Venganza de los Sith como uno de los senadores que sentó las bases para la Alianza para Restaurar la República, pero las escenas en que apareció fueron cortadas de la versión definitiva de la película. George Lucas señaló que las escenas fueron eliminadas debido a las limitaciones del tiempo y a que la subtrama que envolvía a Padmé Amidala y a la formación de la Alianza Rebelde era confusa.[14]

Aunque las escenas quedaron excluidas de la versión final del largometraje, fueron canonizadas en la novelización de Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith y en el Revenge of the Sith: The Visual Dictionary. Desde entonces, Zar ha aparecido en varias fuentes, incluyendo la secuela de la novelización de La Venganza de los Sith, Darth Vader: El Señor Oscuro, y la novela de la Era del Legado Halcón Milenario.

Fang Zar fue interpretado por Warren Owens en las escenas eliminadas de La Venganza de los Sith. La directora del elenco, Christine King, se inspiró a contratar a Owens para el papel después de ver que el arte conceptual de Fang Zar incluía varios rasgos aborígenes fuertes que poseía Owens.[1]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar