FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-new
Para otros usos, véase discípulos.


Los Discípulos de Ragnos, también conocido como el Culto de Ragnos, fue un culto Sith que adoraba al antiguo Lord Sith Marka Ragnos, quien murió poco antes de la Gran Guerra Hiperespacial unos cinco mil años antes de la Batalla de Yavin. Su objetivo final era resucitarlo y usar su poder para apoderarse de la galaxia. Los esfuerzos del culto finalmente fueron detenidos por los Jedi, pero no antes de que hubieran causado estragos en la galaxia.

Tavion

Los discípulos fueron dirigidos por Tavion Axmis, exaprendiz del Jedi Oscuro, Desann y miembro de la Juventud del Imperio. Cuando una facción del Remanente Imperial, el Imperio Renacido, ocupó la Ciudad de las Nubes de Bespin, Kyle Katarn derrotó a Tavion, perdonándole la vida cuando ella le reveló el engaño que rodeaba la muerte de su compañero. Katarn luego fue a matar a Desann y al Almirante Imperial Galak Fyyar y destruir a la mayoría de las fuerzas Renacidas.[2] El Imperio Renacido y su líder, Hethrir, fueron finalmente destruidos por Luke Skywalker y Leia Organa en la Estación de Investigación Crseih.[3]

Habiendo huido del Imperio Renacido gracias a la misericordia de Katarn, Axmis finalmente encontró un antiguo artefacto Sith en Commenor, matando al comerciante que lo poseía. Conocido como el Cetro de Ragnos, podría extraer las energías de la Fuerza de los lugares que poseían algún residuo de poder de la Fuerza, conocidos como nexos de la Fuerza. En un principio, esta energía se usaría para dar poder artificialmente a sus sectarios y, finalmente, cuando se hubiera absorbido suficiente energía, el portador del cetro la desviaría para resucitar a Ragnos del mundo inferior de la Fuerza, creando así una nueva era de reinado Sith.[1]

El culto

«Estamos investigando un culto que ha estado apareciendo por todas partes.»
Jaden Korr a Chewbacca durante la Misión a Mos Eisley.[fuente]

Los sectarios

Sithcultist

Uno de los sectarios de Tavion.

La mayoría de los Discípulos de Ragnos eran los llamados sectarios Sith. Fueron dotados con la energía de la Fuerza absorbida en el cetro. Los sectarios Sith recibieron entrenamiento en combate con sables de luz o en varias técnicas de fuerza del lado oscuro, como rayos de la Fuerza, agarre de la Fuerza y ​​drenaje de la Fuerza. De algunos se sabía incluso que usaban habilidades del lado de la luz como la curación de la fuerza y ​​la protección de la fuerza. Formaron la columna vertebral de la organización y estuvieron presentes en casi todas las misiones del culto. Los sectarios llevaban trajes de combate de diferentes colores según sus habilidades.[1]

  • Verde: Usuarios armados con bláster o agarre de la Fuerza
  • Azul: Usuarios de la lado luminoso de la Fuerza
  • Rojo: Usuarios del drenaje de la Fuerza
  • Naranja: Usuarios de sable de luz

Nuevo renacer

Aquellos entre los Renacidos de Desann que no fueron asesinados o capturados durante la campaña del Imperio Renacido también se unieron al culto, cambiándose de nombre a los Nuevos Renacidos. Los Nuevos Renacidos eran muy superiores a los sectarios Sith tanto en términos de habilidades con el sable de luz como con la Fuerza. En general, estuvieron presentes en misiones de mayor importancia donde las habilidades limitadas de los sectarios eran insuficientes para lograr los objetivos del culto.[1]

Miembros de élite

New reborn

Un nuevo guerrero Renacido.

Aunque eran pocos en número, el culto también contaba con algunos Maestros Renacidos: usuarios de la Fuerza del lado oscuro altamente cualificados y duelistas de sables de luz que también eran la élite de los Renacidos de Desann. Los maestros rara vez tomaban parte en las misiones a menos que fueran de la mayor importancia, y en general seguían siendo una parte muy silenciosa y secreta del culto.[1]

Afiliaciones

«Estos mercenarios no son baratos. Alguien en este culto debe tener muchos créditos o peor aún, está respaldado por el Remanente.»
Kyle Katarn durante la misión a Mos Eisley en Mos Eisley[fuente]

El culto cooperó con el Remanente Imperial, así como con mercenarios y cazarrecompensas cuando necesitó apoyo extra. A menudo, tanto los Imperiales como los mercenarios luchaban juntos con miembros del culto. Los mercenarios se usaron ampliamente en las operaciones del culto en Chandrila y Corellia y muchos fueron asesinados. El Remanente Imperial estuvo presente en casi todas las misiones de culto.[1]

Actividades de culto

Los discípulos buscarían lugares contaminados por el lado oscuro, como los templos Massassi en Yavin 4, o la cueva del lado oscuro en Dagobah/Leyendas, y los lugares infundidos con el lado luminoso, como una tumba Jedi en Chandrila, o la ubicación de una visión en Hoth para extraer las energías residuales en esos lugares. Los agentes del culto fueron enviados a toda la galaxia en varias misiones oscuras, generalmente para encontrar sitios de poder de la Fuerza o para proteger a un sitio ya encontrado de posibles interferencias. Varias de sus misiones fueron frustradas por Jedi del Praxeum Jedi de Luke Skywalker, como el talentoso aprendiz de Katarn Jaden Korr.[1]

La seducción de Rosh Penin

TAVION

La líder del culto Tavion con el Jedi caido Rosh Penin en su bando.

«¿Te das cuenta de la cantidad de poder que hay en el lado oscuro? Kyle nos estaba frenando, Jaden. ¡Deberías sentir el poder! No se parece a nada que puedas imaginar»
Rosh Penin a Jaden Korr[fuente]

El culto logró capturar al otro aprendiz de Katarn, Rosh Penin, y convertirlo al lado oscuro. Penin, ahora discípulo de Ragnos, se enfrentó a Korr en un duelo en el castillo Bast en Vjun. Respaldado por los poderosos gemelos Kothos, Penin demostró ser un gran desafío para Korr. Sin embargo, Korr consiguió derrotar a los gemelos, y poco después también a Penin. Sin embargo, Tavion logró rescatar a Penin antes de que Korr y Katarn lo pudieran capturar, y Penin finalmente se arrepintió de haberse convertido y envió una llamada de auxilio al Praxeum de Skywalker desde la base del culto en Taspir III. Katarn y Korr fueron a Taspir para rescatarle. La misión de rescate culminó en un feroz duelo entre Korr y Alora, en el que Penin perdió un brazo y Alora perdió la vida.[1]

La batalla de Korriban

Durante un breve período de tiempo, los informes de la actividad de los Discípulos de Ragnos disminuyeron. Mientras tanto, muchas naves Imperiales fueron avistadas dentro del territorio de la República, lo que llevó a los Jedi a sospechar que el Remanente se movilizaba para ayudar al culto. Skywalker finalmente supuso que Tavion planeaba visitar la tumba de Marka Ragnos y utilizar la energía de la Fuerza almacenada en el cetro para resucitar al antiguo Señor Oscuro.[1]

Skywalker envió un ejército de Jedi desde el Praxeum a Korriban. Fue una batalla épica, como la que no se había visto desde el estallido de las Nuevas Guerras Sith, mientras los Jedi luchaban contra los Discípulos de Ragnos en medio del desierto y de las tumbas del Valle de los Señores Oscuros. Los miembros del culto superaban en número a los Jedi y mantenían a la mayoría a raya, pero Jaden Korr finalmente logró penetrar sus defensas y obtener acceso a la tumba de Ragnos.[1]

Vuelve Marka Ragnos

RagnerOfSceptos-JA

Tavion, flanqueada por los gemelos Kothos, usando el Cetro de Ragnos para absorber la energía de la Fuerza de un Templo Massassi.

En la tumba de Marka Ragnos, Tavion logró invocar el espíritu del Señor Oscuro muerto y Ragnos regresó a la galaxia una vez más, poseyendo a Tavion. Korr, que se había abierto camino a través del Valle de los Señores Oscuros, logró entrar en la tumba de Ragnos y se batió en un duelo con la poseída Tavion, que luchó con una antigua espada Sith. Korr finalmente logró golpearla después de una lucha épica.[1]

El final del culto

Korr: «Espero que sea lo último que veamos de ellos.»
Katarn: «Si hay algo que he aprendido, nunca digas nunca.»
―Jaden Korr y Kyle Katarn, después de la batalla de Korriban [fuente]

Con una furia imponente, el espíritu de Marka Ragnos juró que volvería y aniquilaría a los Jedi mientras era obligado a regresar a su lugar de descanso. La marcha de Ragnos también dejó al cuerpo de Tavion como una cáscara sin vida cuando Korr destruyó el cetro. La República derrotó a las fuerzas imperiales que habían estado ayudando al culto y la destrucción del cetro parecía haber arrebatado también a los sectarios supervivientes de sus poderes, haciéndolos inútiles.[1]

Una fracción restante de los Discípulos huyeron a las Fauces y encontraron la Estación Sinkhole, en donde les contaron a los Caminantes Mentales sus puntos de vista sobre la Fuerza. Se quedaron allí y les enseñaron los métodos de los Caminantes Mentales, asegurando así que el camino de la Fuerza de los Discípulos nunca se extinguiría.[4]

Entre bastidores

Final del lado oscuro

En un final del lado oscuro alternativo, Korr alcanzó la Tumba de Ragnos y exigió el cetro de Tavion, a lo que ella se negó. Korr demostró ser demasiado para ella en su ira y la abatió cuando ella prometió no encogerse como lo hizo ante Kyle Katarn, quien entró en la tumba poco después de su muerte. Korr luchó contra su Maestro Jedi en un último duelo feroz antes de usar el poder del Cetro para dejarlo inconsciente y enterrarlo entre las rocas. Luego se abrió camino por la tumba y escapó del planeta en un Destructor Estelar secuestrado. Cualquier miembro restante del culto fue probablemente derrotado o asesinado.[1]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.