FANDOM


Premium-Eras-canon
Queicon

El título de este artículo sólo es una conjetura.

Aunque este artículo esté basado en información canon, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.


«Entrenaba una nueva generación de Jedi. Un joven, un aprendiz lo traicionó, destruyó todo. Luke se sintió responsable… Así que, decidió abandonar todo.»
―Han Solo, sobre Luke Skywalker[fuente]

La destrucción del Templo Jedi de Luke Skywalker ocurrió a manos de su sobrino y aprendiz, Ben Solo, en algún momento entre el 28 DBY y el 34 DBY. Antes de que cayera el templo, el Maestro Jedi Skywalker sintió que el lado oscuro se estaba formando dentro de su sobrino y temía por el futuro del niño. Una noche, Skywalker buscó dentro de la mente de un dormido Solo y vio que el lado oscuro ya lo había corrompido. Skywalker instintivamente encendió su sable de luz antes de darse cuenta rápidamente de su error, pero ya era demasiado tarde: Solo despertó y, creyendo que su tío estaba a punto de asesinarlo, colapsó su habitación y atrapó a Skywalker bajo los escombros. Solo luego arrasó el templo y asesinó al resto de los Jedi.

Solo huyó con un puñado de otros discípulos y se unió a la Primera Orden bajo la tutela del Líder Supremo Snoke, quien había estado seduciendo al niño desde lejos, y se convirtió en Kylo Ren. Skywalker, angustiado por su fracaso, abandonó su esperanza de reconstruir la Orden Jedi y se exilió en Ahch-To, el lugar de nacimiento de la Orden Jedi. No fue sino hasta el 34 DBY cuando Rey lo redescubrió, una poderosa prodigia de la Fuerza que intentó convencer a Skywalker de ayudar a la Resistencia en la guerra contra la Primera Orden. Skywalker se mostró reacio pero eligió reincorporarse brevemente al conflicto y enfrentarse a su sobrino, sacrificándose en el proceso y reavivando la leyenda de Luke Skywalker y la Orden Jedi a través de la galaxia.

Preludio

«La Fuerza es intensa en tu familia. Comparte lo que has aprendido.»
―Maestro Jedi Yoda, a Luke Skywalker[fuente]

Después del final de la Guerra Civil Galáctica, el Caballero Jedi Luke Skywalker fue el último Jedi que quedó en la galaxia.[10] Con la ayuda de la Teniente Shara Bey de la Alianza Rebelde[11] y el explorador Lor San Tekka, Skywalker buscó reliquias antiguas y textos de la Orden Jedi para comprender mejor su historia y enseñanzas.[10]

Luke Skywalker Jedi Master VII

Luego de la Guerra Civil Galáctica, el Maestro Jedi Luke Skywalker comenzó a entrenar a una nueva generación de Jedi.

Cuando la guerra llegaba a su fin, la Senadora Leia Organa de la Nueva República y el General Han Solo tuvieron un hijo, a quien llamaron Ben Solo. Incluso antes de que él naciera, Organa sintió la capacidad de luz y oscuridad dentro de su hijo.[12] Después de muchos años, ella sintió la influencia de Snoke, el Líder Supremo de la sombría Primera Orden que había surgido de las cenizas del Imperio Galáctico. Con la esperanza de frenar la influencia del lado oscuro de Snoke, Organa quería que Skywalker, su hermano, entrenara a Ben como Jedi.[7]

Skywalker se llevó a su sobrino y un puñado de otros discípulos, reunidos durante sus muchos años de viaje por la galaxia, y estableció un Templo Jedi, desde donde esperaba reconstruir la Orden Jedi.[9] Esto cumplió una promesa para el propio Maestro Jedi de Skywalker, Yoda, quien en su lecho de muerte le dijo a Skywalker que compartiera lo que había aprendido.[13] Y así lo hizo, entrenando a Ben y los demás en los caminos del Jedi. Durante el entrenamiento de Ben, Skywalker también sintió la creciente oscuridad dentro de su sobrino, pero creía que podía contenerlo y mantener a Solo en el camino de la luz.[9]

Caída del templo

«Halle oscuridad. Sentí que se acumulaba en él. La vi por momentos en su entrenamiento. Pero luego vi su interior, y era peor de lo que había imaginado. Snoke ya había corrompido su corazón. Solo causaría destrucción, dolor y muerte y acabaría con todo lo que amo debido a quien se convertiría. Y por un breve momento de instinto puro, creí que podía detenerlo. Paso como una sombra fugaz. Me quede con la vergüenza... y las consecuencias. Y lo último que vi fue la mirada de un niño asustado cuyo maestro le había fallado.»
―Luke Skywalker a Rey[fuente]

La oscuridad de Ben siguió creciendo, y Skywalker temía lo que podría significar. Fue a enfrentarse a su sobrino en la habitación del niño y, mientras Ben dormía, usó la Fuerza para buscar en la mente de Solo. Lo que Skywalker vio lo aterró: vio las maquinaciones oscuras de Snoke y la muerte y la desesperación que traería su sobrino. En el más breve momento de puro instinto, Skywalker encendió su sable de luz para matarlo y evitar lo que había visto, pero rápidamente se sintió avergonzado por pensar en matar a su sobrino. Pero ya era demasiado tarde: Solo se despertó y vio a su tío parado frente a él con su sable encendido. Pensando que Skywalker estaba a punto de matarlo, entonces Ben encendió su propio sable de luz y los dos sables se enfrentaron, mientras Solo usaba la Fuerza para hacer que el techo de su habitación cayera sobre ellos.[9]

Jedi massacre TLJ

Luke Skywalker y R2-D2, arrodillado ante el templo en llamas.

Con Skywalker atrapado bajo los escombros, Ben dejó las ruinas de su habitación y encendió el Templo Jedi en llamas antes de atacar a sus compañeros, asesinando a todos menos a un puñado que se fue con Ben mientras huían del Templo Jedi. Para cuando Skywalker recobró el conocimiento, ya era demasiado tarde; el templo estaba en ruinas y los cadáveres de sus estudiantes cubrían los jardines. Luke, vencido por la desesperación y la vergüenza con solo su fiel droide astromecánico R2-D2 a su lado, observó como su Templo Jedi y el futuro de la Orden Jedi se derrumbaban en llamas.[9]

Consecuencias

«La Rebelión renace hoy. La guerra está empezando. Y yo no voy a ser el último Jedi.»
―Luke Skywalker, a Kylo Ren[fuente]

Ben se unió a la Primera Orden y cayó bajo la tutela del Líder Supremo, tomando el nuevo nombre de Kylo Ren, maestro de los Caballeros de Ren, en el proceso. Sus acciones en el Templo Jedi le valieron el apodo de "Asesino Jedi" entre las filas de la Primera Orden,[14] aunque pasaron muchos años hasta que la galaxia más amplia descubriera lo que sucedió con el Templo Jedi. Snoke creía que Skywalker también tenía que ser destruido, para que la chispa de los Jedi no permaneciera viva en la galaxia.[7]

Por su parte, un vergonzoso Skywalker se culpó a sí mismo y se exilió en Ahch-To, el lugar de nacimiento de la Orden Jedi y el hogar del primer Templo Jedi, donde tenía la intención de morir algún día. Era su objetivo poner fin a la religión Jedi, que creía que solo tenía un legado de arrogancia y destrucción en la galaxia, en su mente, fue el Jedi el que permitió a Darth Sidious crear el Imperio Galáctico y seducir a su padre, Anakin Skywalker, al lado oscuro.[7] Hubo muchos rumores e historias acerca de dónde Skywalker había huido, pero los más cercanos a él creían que fue en busca del primer Templo Jedi.[7]

Luke projects on Crait

Skywalker proyectó su aparición en la Batalla de Crait, sacrificando su propia vida para enfrentarse a Kylo Ren.

La Primera Orden y la Resistencia, esta última dirigida por la General Organa, buscaron a Skywalker y a San Tekka, que tenía parte del mapa de Ahch-To. El mapa fue reconstruido por la Resistencia y entregado a Rey, una poderosa prodigia de la Fuerza, que lo utilizó para encontrar a Skywalker en Ahch-To.[7] Intentó por algún tiempo convencer a Skywalker de que el regreso de los Jedi era fundamental para que la Resistencia prevaleciera en la guerra contra la Primera Orden, pero estaba demasiado afligido por la culpa. No fue hasta la intervención espectral de Yoda que Skywalker se libró de su culpa y puso su fe en Rey como el futuro de los Jedi. Durante la Batalla de Crait, proyectó su apariencia en el conflicto para enfrentarse a Kylo, permitiendo que la Resistencia escapara de una destrucción segura. El esfuerzo que gastó resultó fatal y Skywalker falleció en la Fuerza en Ahch-To, pero, a través de sus acciones, la leyenda de Skywalker y la esperanza de los Jedi y la Resistencia se extendieron por toda la galaxia.[9]

Entre bastidores

«En última instancia, el que miente es Luke, en la primera retrospectiva, donde omite el hecho de que tenía un sable de luz en la mano. Kylo básicamente está diciendo la verdad sobre su percepción de ese momento.»
Rian Johnson[fuente]

La destrucción del Templo Jedi de Luke Skywalker fue mencionada en la película de 2015 Star Wars: Episodio VII El Despertar de la Fuerza. Aunque el evento tuvo lugar en la historia de la película, sus consecuencias se vieron brevemente en la visión de Rey.[6] El desarrollo del evento se presentó en la película de 2017 Star Wars: Episodio VIII Los Últimos Jedi, aunque principalmente durante las secuencias de retrospectiva de Luke Skywalker y Kylo Ren.[7]

Aunque se incluyó en la versión final de la película, el director de Los Últimos Jedi Rian Johnson fue quien decidió agregar las tres retrospectivas que mostraban la destrucción del Templo Jedi de Luke como una adición tardía, dado el hecho de que estas secuencias no estaban presentes en el guión de la película antes del comienzo del rodaje. Tomando inspiración de la película de 1950 Rashōmon, Johnson decidió dividir la secuencia en tres partes desde diferentes puntos de vista, en lugar de hacer una gran retrospectiva ya que quería algo más difícil para influir en el viaje de Rey en la historia.[15]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.