Fandom

Star Wars Wiki

Darth Maul

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

VaderFather.jpg

No. ¡Yo soy tu padre!

¡Peligro! Esta página contiene IMPORTANTES SPOILERS de un lanzamiento reciente o próximo. Estás avisado del peligro.

Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 


«Fui el aprendiz del ser más poderoso de toda la galaxia. Mi destino era ser... mucho más.»
―Darth Maul, tras recuperar la cordura durante las Guerras Clon[fuente]

Darth Maul fue un zabrak dathomiriano y Lord Sith que vivió durante los últimos años de la República Galáctica. Maul nació de la madre Talzin y se crió como un Hermano de la Noche en Dathomir, antes de ser tomado por Darth Sidious como su aprendiz . Maul aprendió el arte del combate con sables láser y tomó una hoja doble de sable láser como sable de luz personal, convirtiéndose en un arma para ser utilizada en contra de la Orden Jedi.

Durante la Invasión de Naboo por parte de la Federación de Comercio, que Palpatine había orquestado como parte de una trama Sith para hacerse cargo de la República y destruir a la Orden Jedi, Maul fue enviado a localizar a la reina Padmé Amidala, que había escapado de la custodia de la Federación y cuya captura era vital para los planes de invasión de Palpatine. Maul la localizó en Tatooine, donde luchó contra el Maestro Jedi Qui-Gon Jinn, revelándose los Sith a los Jedi por primera vez en un milenio. Después de que la reina y los Jedi volvieran a Naboo para hacer frente a la invasión, Maul una vez más se enfrentó a Jinn, así como a Obi-Wan Kenobi, en combate. El Lord Sith mató a Jinn, pero Kenobi fue capaz de derrotar a Maul, cortándolo por la mitad. Maul cayó en el pozo de un reactor aparentemente interminable.

Tanto los Jedi como los Sith creían que Maul había perecido en Naboo, pero éste sobrevivió y se exilió en el Borde Exterior. Allí, obtuvo un conjunto de patas cibernéticas en forma de araña, lo que le permitió caminar de nuevo, pero su exilio en Lotho Menor le volvió loco con pensamientos de venganza y vergüenza por lo que había sucedido en Naboo. Durante las Guerras Clon, fue localizado por su hermano, Savage Opress, y llevado ante la madre Talzin, que le dio unas nuevas piernas robóticas y restauró su mente. Maul se declaró a sí mismo y a Opress como los verdaderos Señores de los Sith, y se dispuso a buscar venganza contra Kenobi y destruir a Sidious.

Como parte de su trama, Maul creó un ejército repleto de criminales conocido como la Sombra Colectiva. Esa alianza incluía a la Guardia de la Muerte, un grupo escindido del planeta Mandalore. Juntos, Maul y sus fuerzas tomaron el control de Mandalore. Maul mató al líder de la Guardia de la Muerte, Pre Vizsla, convirtiéndose en su nuevo líder; y tomó el sable oscuro de Vizsla para sí mismo. Con ese sable asesinó a la Duquesa Satine Kryze, una amiga cercana de Kenobi y cuya muerte fue parte de la necesidad de venganza de Maul. Maul fue capturado poco después por Darth Sidious, que mató a Opress y tomó a Maul bajo su custodia con la esperanza de usarlo para llegar hasta la Madre Talzin.

Maul escapó de su cautiverio y se reagrupó con sus fuerzas en Zanbar, muchas de las cuales fueron asesinadas durante un ataque separatista destinado a obligar a Maul a ponerse en contacto con Talzin. Bajo las órdenes de Talzin, Maul atrajo a Dooku y a Grievous hasta una batalla en Ord Mantell, donde él y sus fuerzas capturaron a los dos líderes separatistas. Dooku se unió brevemente a Maul, y los dos se enfrentaron a un ataque de la República dirigido por los Jedi. Sabiendo que Dooku solamente estaba fingiendo su lealtad, Maul llevó al Lord Sith a Dathomir, donde Talzin tomó el control del cuerpo de Dooku. Maul y su madre lucharon contra Sidious y Grievous en un duelo con sables de luz, y, a pesar de que fue brevemente capaz de volver a su forma física, Talzin sacrificó su vida para que Maul pudiera escapar. La Sombra Colectiva fue destrozada por los ataques separatistas, lo que eliminó la base del poder de Maul.

A pesar de las intenciones de matarle que tenía Darth Sidious, Maul sobrevivió y fue testigo de cómo su antiguo maestro instauraba el Imperio Galáctico. En el 3 ABY, Maul se encontraba oculto en el planeta Malachor, donde conoció a Ezra Bridger, un padawan Jedi que se oponía al Imperio. Maul trató de manipular a Ezra con la intención de atraerlo al lado oscuro y derrotar a Darth Vader y a sus inquisidores, a quienes Maul consideraba sus principales enemigos.

Biografía

Vida Temprana

Infancia

«[Sidious] me prometió ser su mano derecha, pero sin embargo me robó lo que era más querido para mí... mi propia carne y sangre. ¡Mi hijo!»
―Talzin cuenta cómo Maul se convirtió en el aprendiz de Darth Sidious[fuente]
YoungDarthMaulSidious.png

El joven Maul conoce a Darth Sidious.

Darth Maul nació de la madre Talzin en Dathomir. Como zabrak dathomiriano, se convirtió en Hermano de la Noche y además, tuvo dos hermanos de sangre, Feral y Savage Opress. Antes de su primer cumpleaños, Talzin implantó a Maul y a su hermano Opress sus primeros tatuajes. Cuando Maul era un niño, la madre Talzin se convirtió en una aliada de Darth Sidious, el Señor oscuro de los Sith, y los dos intercambiaron sabiduría y poder. Sidious finalmente abandonó a Talzin, a pesar de la promesa de hacerla su aprendiz, y en su lugar tomó a Maul en cuanto se dio cuenta del potencial del niño. Una vez bajo la tutela de Sidious, Maul comenzó a entrenar como su aprendiz Sith.

Durante años, Maul fue entrenado para convertirse en un arma de los Sith. Se convirtió en un guerrero acrobático, capacitado para ser implacable contra sus enemigos, y aprendió a utilizar un sable de luz de doble hoja. Su entrenamiento hizo que Maul desarrollara un profundo sentimiento de venganza contra la Orden Jedi, que había derrotado a los Sith un milenio antes. Con su maestro, Maul esperaba destruir a los Jedi y restaurar el poder galáctico en manos de los Sith.

La Invasión de Naboo

«Por fin nos revelaremos a los Jedi. Por fin podremos vengarnos.»
―Darth Maul[fuente]

Después de años de anhelo de venganza contra los Jedi, Maul se convirtió en parte del plan de su maestro para hacerse cargo de la República Galáctica y destruir a los Jedi. Darth Sidious, que era en secreto el senador Palpatine de Naboo, conspiró con la Federación de Comercio para invadir su planeta como represalia por la imposición de rutas comerciales en los sistemas estelares periféricos de la República. La Federación lanzó un bloqueo sobre Naboo, y preparó a su Ejército droide. El Canciller Supremo Finis Valorum, a quien Palpatine pretendía reemplazar utilizando con fines políticos la invasión, envió a los Caballeros Jedi Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi a resolver la situación, pero la Federación trató de matar a los dos Jedi, obligando a Jinn y a Obi-Wan a ir hasta la superficie de Naboo. Cuando estuvieron allí, comenzó la invasión del planeta, por lo que los Jedi rescataron a la Reina Padmé Amidala y escaparon de Naboo con ella.

Sw1-DesertDuel.jpg

Maul combate a Qui-Gon Jinn en Tatooine.

Debido a que Amidala era necesaria para sus planes, puesto que tenía que firmar un tratado que legitimara la ocupación ilegal de Naboo, Sidious envió a Maul a encontrar a la reina y a los Jedi. Maul rastreó una llamada de auxilio de Sio Bibble, el gobernador de Naboo, que recibió la Reina Amidala en Tatooine. Con la aprobación de su maestro, Maul viajó a Tatooine para localizar a la reina, y descubrió su nave justo antes de que ella se marchara del planeta gracias a unos droides sonda. Entonces, Maul se movió a través de las dunas de arena de Tatooine en su vehículo personal hasta la nave de la Reina. Sin embargo, allí se encontró con Qui-Gon Jinn, uno de los Caballeros Jedi que estaba tratando de proteger a la reina, y a un joven llamado Anakin Skywalker, de quien Maul sintió que tenía una conexión inusualmente potente con la Fuerza. Sin embargo, el Lord Sith atacó a Qui-Gon Jinn, y ambos entablaron un combate con sables de luz.

El Jedi ordenó a Anakin que entrara en la nave y dijera al piloto que despegara. Su duelo, fue corto pero intenso, y Maul usó toda su agilidad y aterradora ferocidad para cansar a Jinn. Cuando Jinn había sucumbido al poder y la furia de Maul y Maul estaba buscando de terminar con el Jedi, la nave de la reina llegó al rescate y Jinn saltó a bordo, dejando al Lord Sith lleno de ira en la arena. Aunque Jinn y la reina fueron capaces de escapar, los Sith se habían revelado a sí mismos a los Jedi por primera vez en un milenio, y la Orden Jedi comenzó a preguntarse cómo los Sith podían haber regresado después de tantos siglos. A pesar de su derrota, Maul aprovechó lo que había logrado y se dejó ser más consumido por la oscuridad y el odio. Lo que no sabía Maul era que Skywalker, el chico joven que estaba destinado a ser el Elegido, un día destruiría a los Jedi y se convertiría en un Lord Sith él mismo.

Cuando los Jedi y la reina escaparon, se dirigieron a Coruscant, donde Sidious, como Palpatine, manipuló a Amidala para que pidiera una moción de censura contra el Canciller Valorum, lo que provocó unas elecciones en las que Palpatine era uno de los favoritos para ganar y hacerse cargo de la República. Maul, por su parte, volvió a Naboo, donde Amidala y los Jedi también volvieron con el fin de luchar contra las fuerzas de ocupación de la Federación. Los Naboo, junto con los gungans que vivían bajo las aguas del planeta, condujeron al ejército de la Federación lejos de la capital de Naboo, Theed. Aprovechando la batalla como distracción, la reina y los Jedi lucharon por recuperar el control de la ciudad.

Kenobi Maul clash.png

Maul pelea contra Obi-Wan Kenobi.

La batalla por la capital llegó al palacio real, donde Maul estaba esperando a Jinn y a Obi-Wan. El Lord Sith luchó contra los Jedi en el hangar del palacio, justo antes de entrar en el complejo de un generador. El duelo tuvo lugar a lo largo de varios compartimientos delimitados por escudos de rayos intermitentes, con Mutilar dominando el duelo. En un momento dado, Maul logró separar a los Jedi al noquear Kenobi, y Kenobi fue incapaz de alcanzar de nuevo a Maul y a Jinn debido a que los escudos de rayos se interpusieron en su camino. Aprovechando la separación de sus enemigos, Maul luchó en solitario contra Jinn y finalmente clavó su sable de luz a través del estómago del Maestro Jedi, hiriéndolo de muerte. Cuando Kenobi finalmente alcanzó a Maul, ambos se enfrascaron en una furiosa pelea, con Kenobi lleno de rabia y dolor por la muerte de su maestro y amigo. Aunque Kenobi logró cortar el sable de luz de doble hoja de Maul por la mitad, dejando al Lord Sith con una sola hoja, Maul fue capaz de desarmar a Kenobi y empujarle hasta el borde del gran pozo de un reactor, quedando el joven Jedi colgando de él. Sin embargo, mientras Maul intentaba hacer que el joven Jedi cayera hacia su muerte, Kenobi logró calmarse y usó la Fuerza para atraer el sable de luz de Jinn hasta su mano. En un instante, Kenobi blandió el sable a través del torso de Maul, cortándolo por la mitad y haciéndole caer por el pozo.

Exilio en el Borde Exterior

Aunque los Jedi y Sidious creían que Maul había perecido en Naboo, el Lord Sith logró sobrevivir. Se exilió al Borde Exterior, y fue reemplazado como aprendiz de Sidious por el Conde Dooku, un Jedi caído que tomó el nombre de Darth Tyranus. Después de que su cuerpo hubiera sido cortado por la mitad por Obi-Wan Kenobi, a través de su odio y su voluntad de vivir, Maul usó la Fuerza para agarrarse a una caja que también estaba cayendo por el pozo del reactor al que le había tirado Kenobi. A continuación, cayó sobre un contenedor de basura. Desde allí, el cuerpo destrozado de Maul fue transportado hasta un vertedero en Lotho Menor. Maul vivió en las entrañas del planeta y reemplazó sus piernas por un aparato de seis patas que le permitió caminar de nuevo. Durante su exilio, hizo un trato con una criatura con forma de serpiente llamada Morley, que accedió a llevar comida a Maul a cambio de sus sobras. Con los años, Maul enloqueció de rabia y desesperación, con pensamientos de venganza contra Kenobi.

Durante esos años, Anakin Skywalker alteró un droide de entrenamiento mientras practicaba el combate con sables de luz en el Templo Jedi, dándole la apariencia de Darth Maul.

Guerras Clon

Rescatado por su hermano

«...vive en el Borde exterior, en el exilio. »
―Talzin desvela a Opress que Maul sobrevivió[fuente]

La Madre Talzin, sin embargo, sabía que Maul había sobrevivido. Durante las Guerras Clon, Talzin le dijo a su hermano Savage Opress, que al anterior Lord Sith podía ser econtrado el Borde Exterior. Para ello Talzin dio a Opress un talismán que le ayudaría a encontrar a Maul, y Opress se dispuso a localizar a su hermano. Opress llegó a Lotho Menor y descubrió que su loco hermano vivía allí, aunque Maul ya no sabía quien era Opress, y apenas era consciente de su propia identidad. Todo lo que quedaba de él era su sed de venganza contra los Jedi. Creyendo que Morley había corrompido a su hermano y lo enloqueció, Opress mató al Anacondan y, para restaurar los recuerdos de Maul, lo llevó a Dathomir, donde la Madre Talzin reparó la mente de Maul y le dio un par de piernas cibernéticas a través de un encantamiento, usando partes de los droides separatistas destruidos durante la Batalla de Dathomir.

Resurgimiento en la Galaxia

Maul: «Solo hay una manera de seguir adelante... mi manera.»
Savage Opress: «Hermano, compartamos nuestra fuerza. No es necesario competir entre nosotros.»
Maul: «Siempre hay dos, hermano, un maestro y un aprendiz. Y tú eres el aprendiz.»
— Darth Maul y Savage Opress[fte.]
MaulVsKenobi-Revenge.jpg

Maul y Kenobi combaten por primera vez en más de una década.

Con su mente restaurada, Maul se dispuso a buscar venganza contra Obi-Wan Kenobi por haberlo derrotado en Naboo, y condujo al ahora miembro del Alto Consejo Jedi hasta Raydonia mediante el asesinato de civiles. Maul y Opress capturaron a Kenobi y lo llevaron hasta su nave, pero el Jedi fue rescatado por Asajj Ventress, la antigua aprendiz del Conde Dooku y bruja de Dathomir que instruyó en una ocasión a Opress. Kenobi y Maul se enzarzaron en un duelo de sables de luz por primera vez en más de una década, y Maul intentó provocar la ira de Kenobi hablando de cómo mató a Qui-Gon Jinn. Kenobi se enfureció brevemente como resultado, y finalmente él y Ventress escaparon de la nave. Aunque Kenobi había escapado, Maul sabía que los Jedi pronto comenzarían a perseguirlo, lo que permitiría a Maul tener más ocasiones para cumplir su venganza.

Los hermanos pronto comenzaron a actuar por toda la Galaxia, lo que les llevó a una estación bancaria del Sistema Cybloc. Después de derrotar a los guardias de la estación, los hermanos descubrieron una caja fuerte repleta de créditos. Allí Maul demostró su superioridad sobre su hermano desarmándolo, ganando así el respeto de este último. A partir de ese punto, Maul se refirió a sí mismo como maestro de Opress, aplicando sobre él mismo la tradicional Regla de Dos de los Sith.

DuelOnFlorrum-Revival.jpg

Maul se bate en duelo con Kenobi mientras Opress lucha contra Adi Gallia en Florrum.

Después de robar los créditos de la estación espacial, los hermanos viajaron a Florrum, donde sobornaron a un grupo de piratas para que se unieran a ellos. Aunque algunos se unieron, otros cuestionaron los motivos de Maul y Opress y murieron como resultado. Hondo Ohnaka, el líder de los piratas, se vio obligado a ver cómo parte de sus hombres se unía a Maul. Con el tiempo, los hermanos se enfrentaron a Kenobi y Adi Gallia, una compañera de Obi-Wan y miembro del Alto Consejo Jedi, que los siguieron hasta allí. Después de un duelo que supuso la muerte de Gallia, Kenobi atrajo a los hermanos hasta la base de los piratas, donde continuaron su duelo en un pasillo aislado. Sin embargo, cuando Kenobi cortó el brazo de Opress, Maul supo que estaban siendo superados y ordenó la retirada. También descubrió que todas las fuerzas de Ohnaka se habían reconciliado y estaban unidas de nuevo, de modo que los piratas contratados por Maul se habían vuelto contra él. Los hermanos escaparon rápidamente, aunque la huida costó a Maul sus piernas artificiales. Más tarde se escaparon de su propia nave después de que uno de los piratas de Ohnaka la golpeara con munición de un lanzacohetes. Debido a esto, los Jedi creyeron que Maul y Opress habían muerto en su nave, aunque Kenobi sospechaba lo contrario.

Construyendo la Sombra Colectiva

Pre Vizsla: «Pensé que sólo podía haber dos Sith: un maestro y un aprendiz.»
Maul: «Somos hermanos. Los verdaderos Señores de los Sith.»
— Pre Vizsla y Darth Maul [fuente]
Maul y Savage Opress lograron escapar de Florrum, a pesar de que con el tiempo perdieron el conocimiento por falta de oxígeno en su cápsula de escape. Mientras flotaban sin rumbo fijo por el espacio, fueron descubiertos inconscientes y medio vivos por la Guardia de la Muerte, un grupo mandaloriano dirigido por el ex gobernador Pre Vizsla. Al descubrir el sable de luz de Maul, Vizsla decidió no matar a los hermanos tal como su lugarteniente, Bo-Katan Kryze, deseaba. Vizsla creyó que si Maul y Opress eran enemigos de los Jedi, eran sus amigos. Entonces, Vizsla y sus hombres regresaron a su base en Zanbar, llevándose a Maul y Opress con ellos. En Zanbar, varios droides médicos curaron las heridas de Maul y sustituyeron las piernas que había recibido de la madre Talzin por un par de piernas mecánicas humanas, que le devolvieron a su altura anterior. Al despertar, Maul estaba aturdido y sólo intentó reaccionar cuando vio a Opress todavía inconsciente junto a él, mientras los droides equipaban a su hermano herido con un brazo mecánico. Vizsla y Bo-Katan entraron y empezaron a interrogar a Maul, amenazando con matar a Opress si Maul se negaba a responder. Maul reveló que eran Lores Sith, lo que condujo inmediatamente a Vizsla a interrogar a Maul sobre sus vínculos con el Conde Dooku. Maul declaró airadamente que él y Opress no servían a nadie y que eran hermanos, los verdaderos Señores de los Sith. Satisfecho, Vizsla le preguntó por sus intenciones, y Maul reveló que sus planes eran buscar poder e influencia para obtener su venganza sobre los Jedi. También informó a los mandalorianos de que el Jedi responsable de sus problemas era Obi-Wan Kenobi. Después de haberse enfrentado a Kenobi antes, y sabiendo que el Maestro Jedi era un amigo cercano de su mayor enemiga, la Duquesa mandaloriana Satine Kryze, Vizsla ordenó a los droides que completasen sus curas.
MaulTorturesBoKatan-Eminence.png

Maul demuestra su poder asfixiando a Bo-Katan.

Maul más tarde fue llevado a la tienda de campaña de Vizsla, donde éste se reveló como un miembro de la Guardia de la Muerte, que pretendía restaurar la verdadera naturaleza guerrera de los mandalorianos, que había sido rechazada por los pacifistas que gobernaban Mandalore. Vizsla también informó a Maul del exilio para él y sus guerreros después de no haber podido derribar al gobierno mandaloriano, y reflexionó acerca del responsable de su exilio: Kenobi. Al darse cuenta de que poseían un objetivo común y un enemigo común, Maul propuso una alianza entre los hermanos y Guardia de la Muerte, alegando que era la voluntad de la Fuerza. Bo-Katan lo rechazó, diciendo que la última vez que se habían aliado con un Sith, éste les había traicionado. Bo-Katan también denigró a los Sith por ser más débiles de lo que ellos afirmaban, en contraposición a los Jedi. Maul usó la Fuerza para ahogarla y, mientras los demás mandalorianos apuntaban sus armas hacia él, Maul afirmó que, gracias a su alianza, Mandalore sería suyo, y obtendrían su venganza contra Kenobi y Dooku. A continuación, soltó a Bo-Katan, y Vizsla lo envió a ver a Opress mientras los mandalorianos votaban si aceptar o no una alianza.

Cuando Opress salió de su coma, procedió a destruir a los droides médicos con su nuevo brazo mecánico mientras Maul le observaba. Como Opress se puso nervioso, Maul decidió calmarlo y le informó de con quién estaban. Insistió en que los mandalorianos serían mucho más útiles para sus planes de lo que los piratas lo hubieran podido ser, debido a que los mandalorianos tenían honor. Mientras que Opress consideró eso como una debilidad, Maul declaró que sus planes estarían mejor desarrollados por ellos y, una vez hubieran recuperado Mandalore, utilizarían sus recursos para perseguir sus propios fines, con la Guardia de la Muerte bajo su mando. Entonces Vizsla llegó y anunció que su alianza había sido aceptada por la Guardia de la Muerte.

Maul convenció a Pre Vizsla de que necesitaban reclutar al Sol Negro para poder construir un ejército. Así pues, se dirigieron a Mustafar para reclutar a los miembros del Sol Negro bajo sus filas. A su llegada, los líderes del Sol Negro se burlaron de ellos, aunque al final uno de sus líderes terminó uniéndose a Maul después de que Opress decapitara a los demás líderes del Sol Negro ante él. Al regresar a su campamento en Zanbar, los Pykes también declararon su lealtad a los hermanos Sith.

ShadowLeaders-Eminence.png

Maul, Opress y Vizsla; líderes de la Sombra Colectiva.

A continuación, la alianza viajó a Nal Hutta para convencer al Gran Consejo Hutt de que se uniera a su grupo. Los hermanos sith y la Guardia de la Muerte fueron recibidos inicialmente con una negativa, y varios cazarrecompensas como Sugi, Embo, Dengar y Latts Razzi; comenzaron a atacarlos. La alianza se retiró y luego lanzó un ataque, matando a casi todo el mundo. Después de derrotar a los cazarrecompensas y a los guardias, Bo-Katan y sus fuerzas capturaron a Oruba el Hutt. Después de que el Hutt sólo informara de que había más hutts en el Palacio de Jabba en Tatooine, Opress mató a Oruba bajo las órdenes de Maul, dando lugar a Jabba a declarar su lealtad y la de los hutt a los hermanos Sith.

Conquista de Mandalore

El golpe
«Utilizaré mi ejército de señores del crimen para atacar diferentes objetivos en todo Sundari, y sembrar el caos para socavar el gobierno de la Duquesa. Nuestros gángsters la harán parecer demasiado débil como para mantener el control. Entonces tú y tu Guardia de la Muerte nos capturaréis, logrando el orden que el débil gobierno de Satine no pudo conseguir. »
―Darth Maul a Pre Vizsla[fuente]
Ahora, con un ejército bajo su mando, Maul y la Sombra Colectiva planearon derrocar al gobierno de la Duquesa Satine en Mandalore. Su objetivo era hacer que los duquesa pareciese débil mediante el envío de criminales de la Sombra Colectiva a atacar la capital del planeta, Sundari, momento en el cual la Guardia de la Muerte llegaría para expulsarlos. Maul también anticipó que Pre Vizsla y Bo-Katan lo traicionarían, un acto que contó como parte de su propio plan.

Después de que la Guardia de la Muerte arrestara a los criminales, las sospechas de Maul se confirmaron cuando él y Savage Opress fueron detenidos. Con Maul encarcelado, la Guardia de la Muerte se proclamó líder de Mandalore. Maul sospechó que en la cárcel habría presos políticos que no fuesen leales al gobierno depuesto de Satine, y decidió usar a uno de ellos para sus propios fines. Los dos hermanos Sith salieron de sus celdas y trataron de encontrar un nuevo aliado, y eligieron al ex primer ministro Almec como títere; que había sido encarcelado por Satine por corrupción.

Pre vs Maul-SOR.PNG

Maul lucha contra Viszla en un duelo por el liderazgo de la Guardia de la Muerte.

Después de escapar de la cárcel, Maul irrumpió en la sala del trono mandaloriano y desafió a Pre Vizsla a un honorable combate a muerte, sabiendo que el ganador conseguiría la lealtad de la Guardia de la Muerte y se convertiría en su nuevo líder. Después de largo y espectacular duelo, Maul venció a Pre Vizsla y lo decapitó con su propia arma, el sable oscuro que los antiguos mandalorianos habían robado a los Jedi. Entonces, Maul reclamó el sable oscuro como propio. Sin embargo, la victoria de Maul dividió a la Guardia de la Muerte en dos, con Bo-Katan y sus fuerzas negándose a jurar su lealtad a Darth Maul. La otra mitad se sometió al dominio de Maul, y Almec fue reinstaurado como primer ministro aunque con Maul poseyendo el verdadero poder en Mandalore.

Venganza contra Kenobi
«¿Crees que me conoces? Fui yo el que languideció durante años pensando sólo en ti. Sólo en este instante. Y ahora, la mejor herramienta de mi venganza, está ante nosotros. No planeaba matarte, pero haré que compartas mi dolor, Kenobi.»
―Maul se prepara para asesinar a Satine Kryze frente a Obi-Wan Kenobi[fuente]

Poco después, Maul supo que la Duquesa Satine había tratado de escapar de la cárcel y había transmitido una señal de socorro a los Jedi. Conociendo la vieja amistad y la relación de Obi-Wan Kenobi con Satine, Maul pensó que la duquesa podría servir como cebo para atraer a Kenobi y además podía ser la herramienta perfecta para su venganza contra el Maestro Jedi. Como Mandalore era técnicamente neutral en las Guerras Clon, Maul sabía que Kenobi no podría venir a Mandalore enviado por el Consejo Jedi. Por eso, predijo que Kenobi acudiría a rescatar a Satine en solitario.

Después, Kenobi logró infiltrarse en la cárcel y liberar a su amiga, de modo que Maul y sus fuerzas mandalorianas persiguieron a ambos de camino a la nave de Obi-Wan, el Crepúsculo. Los mandalorianos dispararon misiles contra la nave, obligando a Kenobi y a Kryze a abandonar la nave antes de que fuese destruida. Aunque aturdido por el choque, Kenobi reconocido a Maul y Savage Opress y los atacó, pero Maul lo desarmó y ordenó a sus fuerzas que llevaran a Kenobi y a la duquesa hasta su palacio.

HoldMeObiWanKenobi-TL.png

Satine muere en los brazos de Kenobi, mientras Maul reclama su venganza.

En la sala del trono, Maul se burló de Kenobi por no ceder ante el lado oscuro, a la vez que sostenía a Kryze mediante la Fuerza. Kenobi dijo a Maul que había estado en su pueblo natal de Dathomir; y expresó su creencia de que no había sido decisión de Maul unirse al lado oscuro, sino más bien la de las Hermanas de la Noche. Esos comentarios enfurecieron a Maul, que recordó a Kenobi que por su culpa había sufrido durante más de diez años, y afirmó que ya era hora de que Kenobi compartiera su agonía. En ese momento, Maul activó su sable oscuro y lo clavó en el pecho de la duquesa. Kryze murió en los brazos de Kenobi, antes de que Maul ordenase que Kenobi fuese llevado a la cárcel a sufrir por su pérdida. Kenobi más tarde se escapó con la ayuda de Bo-Katan, quien reveló que era la hermana de la duquesa.

Duelo con Darth Sidious
«Recuerda la primera y única realidad de los Sith: sólo puede haber dos, y tú ya no eres mi aprendiz.»
―Darth Sidious rechaza la pretensión a Lord Sith de Darth Maul[fuente]

Mientras Bo-Katan y sus fuerzas combatían a la Guardia de la Muerte de Maul, Darth Sidious llegó al palacio real, habiendo percibido que Maul se hacía más fuerte y se había convertido en un rival. Como Palpatine, Sidious había sabido gracias a Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker que Maul estaba vivo. Cuando llegó Sidious, Maul sintió la presencia de su antiguo maestro y se preparó para enfrentarse a él. Maul afirmó que había tomado Mandalore y había formado un ejército con la esperanza de convertirse en aprendiz de Sidious una vez más, pero el Señor Oscuro no creyó el engaño de Maul y atacó a Maul y a Savage Opress, demostrando su poder superior a través de la Fuerza.

SidiousVsNightbrothers-TL.png

Maul y Savage se enfrentan a Darth Sidious en Mandalore.

Los tres sacaron sus armas y comenzaron a duelo. Sidious fácilmente tomó ventaja sobre los hermanos, llegando a aturdir a Maul y encarando a Opress en solitario. Maul recuperó el conocimiento justo a tiempo para ver cómo Opress era fatalmente empalado por los sables láser de Sidious y corrió al lado de su hermano. En sus últimos momentos, Opress expresó con pesar que había fallado a Maul. Sidious rió y recordó a Maul que sólo podía haber dos Sith, y que él había sido reemplazado.

Enfurecido, Maul encendió tanto su propio sable de luz como su sable oscuro, y atacó a su antiguo maestro, pero fue vencido y desarmado después de un breve pero intenso duelo. Maul pidió clemencia, pero Sidious no le hizo caso y lo torturó con rayos de la Fuerza. Sin embargo, el anciano Lord Sith reveló que no tenía intención de matar a su antiguo aprendiz. Sidious afirmó que todavía tenía planes para Maul; que no eran otros que atraer a la Madre Talzin para asesinarla, aunque no reveló su plan a Maul.

Captura y escape

«¡La guerra que habéis esperado luchar durante todas vuestras vidas ya llega, hermanos! ¡Victoria o muerte!»
―Darth Maul a sus fuerzas de la Guardia de la Muerte[fuente]

Tras el duelo en Mandalore, Sidious tomó a Maul como su prisionero y llevó al planeta Stygeon Prime, donde la Confederación de Sistemas Independientes poseía la Aguja, una prisión fortificada en las montañas. Por orden de Almec, la nave de Sidious fue perseguida por las fuerzas de la Guardia de la Muerte de Maul, con la intención de rescatar a su líder cautivo. Cuando estuvo encarcelado, Maul fue sometido a tortura a manos de los Sith, y Sidious recordó a Maul que aún tenía planes para él. Los dos fueron interrumpidos por el Conde Dooku, cuya llegada enfureció a Maul.

Dooku interrogó a Maul después de hablar con Sidious, con órdenes del Señor Oscuro de averiguar más acerca de la Sombra Colectiva y los nombres de los socios de Maul. Dooku interrogó a su predecesor, y lo electrocutó en un intento de obtener la información que estaba buscando. Maul, sin embargo, resistió a la tortura y se negó a proporcionar cualquier información. Cuando Dooku se fue, Rook Kast y Gar Saxon, de la Guardia de la Muerte, atacaron la prisión y rescataron a su líder cautivo. Los mandalorianos hicieron un agujero en las paredes de la celda de Maul, y juntos escaparon a bordo de una nave. Sin que Maul y la Guardia de la Muerte lo supieran, los Sith habían dejado escapar a Maul para que éste les condujera sin saberlo hasta la madre Talzin.

Grievous contra Maul.png

Maul lucha contra el General Grievous en Zanbar.

Maul y la Guardia de la Muerte se reagruparon con la mayor parte de sus fuerzas en Zanbar. Tras su llegada, Maul habló con el primer ministro Almec a través de un holograma, y el primer ministro dijo a Maul que su rescate de la prisión era una compensación por cuando Maul había sacado a Almec de la prisión. Una vez más, al mando de sus fuerzas, Maul reclamó su sable oscuro y prometió a los mandalorianos que la guerra que habían anhelado estaba cerca. Poco después, las fuerzas separatistas bajo el mando del General Grievous atacaron Zanbar. Grievous lanzó todas sus fuerzas contra la Guardia de la Muerte, y ambos bandos sufrieron grandes pérdidas. Durante la batalla, Maul destruyó a cuatro magnaguardias del General y luego atacó al propio Grievous. A pesar de su evidente poder, Maul pronto se dio cuenta de que no podía ganar y se retiró después de que Grievous le diese una fuerte patada en el pecho. Con la mayor parte de sus fuerzas destruidas, Maul ordenó a sus guerreros escapar. Grievous permitió a Maul que huyera, con la esperanza de que Maul buscaría a la Madre Talzin para obtener ayuda.

Captura de Dooku y Grievous
«Debemos dar por hecho que te ha dejado marchar. Con Sidious nada es lo que parece. Debemos proceder igual.»
―Talzin, a Darth Maul[fuente]
Maul Speaks to Talzin Smoke.png

Maul habla con la Madre Talzin mientras aparece en una nube de humo.

Como predijo Grievous, Maul contactó con la Madre Talzin después de salir de Zanbar, pidiéndole orientación a través de la Fuerza. Talzin se le apareció en una nube de humo y él la informó de su fuga de la prisión y su derrota en Zanbar. Talzin intuyó que Sidious esperaba tenderla una trampa, por lo que ordenó a Maul que fuese a Ord Mantell, donde el Sol Negro tenía una base de operaciones. Una vez allí, Talzin le ordenó reunir sus fuerzas para otra batalla contra los separatistas, esta vez para atraer a Dooku y a Grievous hasta una trampa y capturarlos, lo cual Talzin creía que Sidious no esperaba. Sin embargo, Talzin no iría a Ord Mantell, puesto que ella era un objetivo de los Lores Sith.

Maul llegó a Ord Mantell y habló con sus aliados de la Sombra Colectiva, incluyendo a Ziton Moj del Sol Negro y a Fife del Sindicato Pyke. Maul les informó de que se iba a llevar a cabo una batalla contra los separatistas, que estaban siendo atraídos a Ord Mantell pensando que podían capturar a Maul. A pesar de algunas reticencias de sus aliados, Maul confiaba en que su plan tendría éxito y podría atrapar a los dos líderes separatistas. Maul y sus aliados rápidamente comenzaron a planear su ataque contra los separatistas, que incluía atraer al ejército droide hasta un punto específico del territorio controlado por el Sol Negro, por lo que las fuerzas de la Sombra Colectiva podrían atacarlos.

Mientras todos preparaban la batalla, un equipo de Hermanos de la Noche, dirigido por el hermano Viscus, llegó después de haber sido enviado por la Madre Talzin para reforzar al ejército de Maul. Cuando Maul saludó a su compañero de los Hermanos de la Noche, los separatistas llegaron a la órbita de Ord Mantell y comenzaron su ataque, utilizando su flota para bombardear la superficie del planeta. Maul inmediatamente ordenó a sus fuerzas que iniciaran su asalto, mientras que los Hermanos de la Noche esperarían en un centro de mando hasta obtener instrucciones. Maul, por su parte, se dirigió a las naves de guerra mandalorianas, que él y Guardia de la Muerte usarían para asaltar a la flota separatista en órbita.

Maul derribando a Grievous.png

Maul derriba a Grievous tras abordar una nave de mando separatista.

Maul llegó a la órbita mientras los separatistas iniciaban el desembarco de sus tropas; así como del Conde Dooku en el planeta. Las naves de Maul atacaron la nave de mando del General Grievous, y procedieron a abordarla y abrirse paso hasta su puente. Una vez allí, Maul y la Guardia de la Muerte eliminaron a los droides de combate que defendían al general cíborg y Maul luego sometió a Grievous y le dio a elegir entre desactivar a sus tropas droides o morir. Grievous desactivó a regañadientes a sus droides y fue tomado bajo custodia. Dooku, a su vez, fue capturado por los Hermanos de la Noche en la superficie de Ord Mantell.

Alianza con Dooku
Obi-Wan Kenobi: «Así que es cierto... ¡trabajáis juntos!»
Darth Maul: «Por supuesto. ¡Tan sólo nuestro odio hacia vosotros podría ser suficiente para unirnos!»
— Obi-Wan Kenobi y Darth Maul [fuente]

Después de la batalla, Maul contactó con la Madre Talzin una vez más para informarla de lo que había sucedido en Ord Mantell. Talzin prometió a Maul que, con Dooku y Grievous bajo su custodia, podrían capturar a Sidious y cumplir su venganza contra él. Maul y sus fuerzas abandonaron entonces Ord Mantell, dejando poco rastro de que habían estado allí, y se dirigieron a un puesto de avanzada mandaloriano.

Maul Dooku Allies or Death.png

Maul tienta a Dooku a unirse a él.

Desde el puesto de avanzada, Maul contactó con Darth Sidious, y le informó de la captura de Dooku y Grievous. Alegando que ya no necesitaba a ninguno de los dos, Sidious instó a Maul a matarlos, pero el antiguo Lord Sith tenía otros planes. Grievous fue encerrado en una celda, y mientras tanto, Maul tentó a Dooku para que se uniera a él. Ambos habían sido traicionados por Sidious, por lo que Maul sugirieron que él y Dooku podían ser aliados. Dooku no creía que Sidious pudiera ser derrotado, y afirmó que no creía conveniente aliarse con Maul y la Madre Talzin, la último de los cuales, una vez había tratado de matar a Dooku. Talzin apareció usando su magia y contó la historia de cómo ella había sido en una ocasión aliada de Sidious, y cómo ella también fue traicionada por Sidious en cuanto éste apartó a su hijo, Maul, de ella. Ni Talzin ni Maul creían con sinceridad que una alianza con Dooku fuese posible, y simplemente quería asegurarse de poder llevar al Conde hasta Dathomir.

Mientras hablaban, un equipo de asalto de la República dirigido por los Jedi atacó el puesto de avanzada mandaloriano. Los Jedi Obi-Wan Kenobi, Mace Windu, Aayla Secura y Tiplee; habían rastreado a la Sombra Colectiva desde Ord Mantell. Con la vida de ambos en juego, Dooku fingió una alianza con Maul, mientras que Grievous escapó en el caos usando una cápsula de escape. Maul y Dooku hicieron frente a los Jedi en un duelo con sables de luz, que se prolongó hasta que Rook Kast disparó un pequeño explosivo hacia los Jedi, incapacitándolos y permitiendo a los dos Lores Sith escapar.

Caída de la Sombra Colectiva
Darth Maul: «Por fin. El gran impostor llega para rescatar a su peón.»
Darth Sidious: «He venido para acabar con esta farsa de una vez por todas.»
— Darth Maul y Darth Sidious [fuente]

Después de haber abandonado el puesto de avanzada, Maul y sus seguidores se dirigieron a Dathomir. Durante el camino, Maul fue contactado por Ziton Moj y los pykes, que estaban preocupados de que la sed de venganza de Maul estuviese haciendo fracasar los planes de la Sombra Colectiva. Maul les aseguró que serían recompensados tras la muerte de Sidious, que permitiría que la Galaxia pasase a ser controlada por la Sombra Colectiva. Para garantizar su lealtad, Maul ordenó a Gar Saxon que mantuviera a los pykes y al Sol Negro en contacto con él. Maul también reveló a Dooku que sabía que el Conde había estado fingiendo su alianza con él, siguiendo las órdenes de Sidious.

Una vez en Dathomir, Maul fue recibido por el hermano Viscus, que sobrevivió a su pelea con Dooku en Ord Mantell. El Hermano de la Noche dijo a Maul que todo estaba listo para el siguiente paso de su plan, por lo que Dooku fue llevado ante la Madre Talzin, que apareció ante ellos en una nube de humo. Talzin desató su magia sobre el Lord Sith, drenando la fuerza viva de Dooku para poder manifestarse físicamente de nuevo. El regreso a la forma física de Talzin requería un sacrificio, y ella había elegido a Dooku para tal fin. Sin embargo, Maul y Talzin fueron interrumpidos, por una explosión y la llegada de Grievous y Sidious. Sidious recordó a su antiguo aprendiz que sólo había un plan posible: el de él mismo.

Second Battle of Dathomir.png

Maul lucha contra Grievous mientras Talzin pelea contra Sidious usando el cuerpo de Dooku.

La llegada del Señor Oscuro y Grievous desencadenó un duelo de sables de luz, al que Talzin se unió después de tomar el control del cuerpo del Conde Dooku. Talzin luchó contra Sidious mientras Maul luchaba contra el general cíborg. Sidious rápidamente ganó ventaja sobre la bruja de Dathomir y la atacó con rayos de la Fuerza. La bruja salió entonces de Dooku y apareció en forma física una vez más. Maul, por su parte, empujó con la Fuerza a Grievous lejos de su posición.

Cuando Sidious le atacó con rayos de la Fuerza, Maul rogó a su madre que le aportara fuerza para ser más potente, pero Talzin le exigió que se retirase mientras mantenía a raya los ataques del Señor Oscuro. La bruja usó sus poderes para alejar a Maul de la refriega y éste, fue arrastrado por Rook Kast y otro guerrero de la Guardia de la Muerte. Mientras huía forzosamente, Maul observó como Grievous volvía a entrar en escena y apuñalaba fatalmente a Talzin con sus sables de luz.

Maul huyó de Dathomir, que estaba siendo atacado por los separatistas. La Sombra Colectiva, por su parte, también había sido derrotada por las fuerzas separatistas. A los ojos de Sidious, a pesar de la fuga de Maul, el antiguo Lord Sith había sido eliminado como un rival en la Regla de Dos de los Sith.

Los tiempos oscuros

Búsqueda en Malachor

Twilight of the Apprentice 24.jpeg

Maul conoce a Ezra en Malachor.

Tras el alzamiento del Imperio Galáctico por parte de Palpatine y Darth Vader, Maul se dirigió al planeta Malachor para tratar de obtener un holocrón Sith que le permitiría usar un arma con el poder de destruir cualquier forma de vida. Sin embargo, su nave colisionó en el planeta y fue destruida, de modo que Maul quedó atrapado en él. Además, como eran necesarias dos personas para acceder al holocrón; un maestro y un aprendiz, tal como establecía la Regla de Dos Sith; Maul fue incapaz de conseguir el holocrón que buscaba.

En el 3 ABY, después de un largo tiempo solo en Malachor, Maul se encontró con Ezra Bridger, un Padawan Jedi que formaba parte de la Red Rebelde y que estaba buscando en Malachor información acerca de los Sith. Consciente del potencial de Ezra, Maul decidió aparentar ser un antiguo usuario de la Fuerza cansado por la edad y con buenas intenciones, a pesar de su oscuro pasado. Al ver a Maul, Ezra se puso en guardia contra él, y Maul le preguntó por qué había venido hasta Malachor. Como Ezra no le quiso responder, Maul supuso que Ezra había venido en busca de información.

Ezra se hizo llamar Jabba ante Maul, y Maul a su vez se hizo llamar a sí mismo Viejo Maestro. Cuando Ezra expresó en voz alta sus sospechas de que Maul era un Sith, éste respondió que ya no lo era, puesto que los Sith le habían utilizado como un arma, habían matado a su hermano, y le habían separado de su madre. Maul también añadió que sabía dónde estaba el conocimiento que Ezra buscaba, y ambos acordaron trabajar en equipo para acceder al sitio que albergaba la información que Ezra buscaba, y el holocrón que Maul ansiaba.

Twilight of the Apprentice 32.jpeg

Maul y Ezra planean coger un holocrón sith.

Después de que Ezra explicase a Maul lo que el Imperio le había hecho a su familia, Maul aprobó los deseos de venganza de Ezra, a los cuales el chico denominó justicia en lugar de venganza. Finalmente, Maul y Ezra llegaron hasta una gran puerta, ubicada en un Templo Sith. Maul ordenó a Ezra que la abriera con la Fuerza, y le instó a usar su miedo y su ira para ello. Como tras la puerta había un pasillo bloqueado por muchas más puertas iguales a la primera, Maul y Ezra se fueron turnando para irlas abriendo.

Tras pasar por las puertas, Maul y Ezra vieron un holocrón sith encima de una plataforma, la cual estaba rodeada por un profundo precipicio. Ezra sugirió a Maul que usase la Fuerza para impulsarle hasta el holocrón, y Maul aceptó la propuesta del chico. Cuando Ezra hubo obtenido el holocrón, la plataforma sobre la que estaba comenzó a elevarse. Entonces, Maul gritó a Ezra que saltase de la plataforma hacia el vacío y confiase en él. Después de pensarlo un instante, Ezra decidió confiar en Maul. El zabrak, correspondió a la confianza de Ezra salvando al chico con la Fuerza y llevándolo hasta él. Luego, ambos se confesaron sus verdaderos nombres.

Usando el holocrón como llave para abrir las puertas que antes habían abierto con la Fuerza, Maul y Ezra cruzaron un pasillo y se encontraron con los dos acompañantes de Ezra, el Caballero Jedi Kanan Jarrus y Ahsoka Tano, quienes estaban luchando contra tres inquisidores imperiales: la Séptima Hermana, el Quinto Hermano y el Octavo Hermano. Al ver a Maul, Kanan y Ahsoka advirtieron a Ezra de su peligrosidad, y los inquisidores reaccionaron con satisfacción por tener otra víctima cuya muerte complacería a Darth Vader.

Twilight of the Apprentice 35.jpeg

Maul, Ahsoka y Kanan se enfrentan juntos a los inquisidores.

Para ganar también la confianza de Kanan y Ahsoka, Maul se enfrentó a los tres inquisidores él solo, obligándolos a huir. A continuación, Maul engañó a los Jedi diciéndoles que si ponían el holocrón sith sobre una gran máquina situada en lo alto del Templo Sith de Malachor, ésta les revelaría toda la información oculta en el holocrón. No obstante, lo que realmente ocurriría al poner el holocrón en la máquina, era la activación de un arma letal, que Maul quería usar.

Para llegar a lo alto del Templo, había dos ascensores para dos personas cada uno. Maul intentó subir en un ascensor con Ezra, pero Kanan se lo impidió, y Maul tuvo que subir en el otro ascensor con Ahsoka. Al salir del ascensor, Maul vio que el Octavo Hermano estaba a punto de matar a Ezra. Por eso, Maul corrió a enfrentarse al inquisidor y logró ahuyentarlo. Al encontrar nuevamente dos ascensores para dos personas cada uno, Maul subió esta vez con Ezra en el ascensor. Kanan y Ahsoka tuvieron que dirigirse a otro ascensor situado lejos de Maul y Ezra.

Tras salir del segundo ascensor, Maul y Ezra fueron emboscados por la Séptima Hermana. Aprovechando que la Séptima Hermana estaba distraída peleando con Ezra, Maul la agarró con la Fuerza y comenzó a ahogarla. Entonces, instó a Ezra a matarla con su sable de luz. Como Ezra afirmó que no era capaz de hacerlo, Maul mató personalmente a la Séptima Hermana a sangre fría sin ningún tipo de remordimiento. A continuación, Maul envió a Ezra a poner el holocrón en la máquina del Templo Sith mientras él iba a ayudar a Ahsoka y Kanan, que se estaban enfrentando al Quinto Hermano y al Octavo Hermano.

AhsokavsMaul.png

Maul se prepara para enfrentarse a Ahsoka.

Tomando provecho de que Ahsoka había destruido el sable de luz del Quinto Hermano, Maul mató también a ese inquisidor y acto seguido, procedió a atacar al Octavo Hermano. Como Maul dañó su sable de luz, el Octavo Hermano decidió huir saltando por un acantilado, y usando su sable de luz como un helicóptero para no caer al vacío.

No obstante, como su sable estaba dañado por Maul, éste explotó mientras el Octavo Hermano volaba por el acantilado, de modo que el inquisidor cayó al vacío. De este modo, Maul asesinó a los tres inquisidores del imperio presentes en Malachor.

Luego, sin previo aviso, Maul atacó a Kanan, golpeando a sus ojos con su sable de luz, y dejándolo ciego. Entonces, Ahsoka se interpuso entre ambos y se dispuso a luchar contra Maul. Maul gritó que Ezra iba a convertirse en su aprendiz, y que el holocrón que Ezra estaba poniendo en la máquina iba a activar una poderosa arma que sería suya. A continuación, Maul y Ahsoka pelearon durante un tiempo hasta que Kanan se recuperó de su aturdimiento, y aunque estaba ciego, instó a Ahsoka a ir a ayudar a Ezra mientras él mismo se enfrentaba a Maul. Ahsoka obedeció y Maul se quedó a solas con Kanan.

Maul se abalanzó sobre Kanan, y éste, aprovechando la impulsividad de Maul, logró empujarlo hasta el acantilado cercano a ellos, de modo que Maul cayó por él. A pesar de todo, Maul sobrevivió a la caída y tras la destrucción del arma que pretendía usar y la llegada al lugar de Darth Vader, robó una de las naves de los inquisidores y abandonó Malachor. Así Maul consiguió salir del planeta tras varios años atrapado en él.

Localizando a Kenobi

Ezra Bridger: «Maul, ¡tú me traicionaste!»
Maul: «No, traicioné a tus amigos. Pero habría permanecido leal a ti. »
— Maul manifiesta a Ezra su lealtad a él por el deseo de convertirlo en su aprendiz [fuente]
The Holocrons of Fate 15.jpg

Maul usa la sonda mental sobre Hera para obtener información.

En el 2 ABY, Maul consiguió localizar a un Crucero Cabeza de Martillo de la Red Rebelde y lo abordó, matando a todos aquellos que se encontraban en su interior. Entonces, desde el crucero, Maul entró en el Espíritu y capturó a Hera Syndulla, Sabine Wren y Garazeb Orrelios; a quienes identificó como amigos de Ezra Bridger y Kanan Jarrus. En cuanto Bridger y Jarrus se enteraron de lo ocurrido, intentaron contactar mediante un holograma con Hera, sólo para ser respondidos por Maul. Al ver a Maul, Ezra le reprochó que le hubiera traicionado en Malachor. Maul contestó que él había traicionado a los amigos de Ezra, pero que en ningún momento había traicionado al propio Ezra.

Cuando Kanan le preguntó qué quería, Maul exigió recuperar al holocrón sith que había encontrado en Malachor. Como Kanan respondió que no tenían el holocrón, Maul amenazó con matar a sus prisioneros. Entonces, Ezra aclaró que tenían el holocrón escondido y sólo tenían que ir a buscarlo. Kanan prometió dar el holocrón sith a Maul si él no asesinaba a los demás rebeldes, y Maul aceptó, exigiendo que Kanan también llevara ante él el holocrón Jedi que poseía. Tras apagarse la comunicación entre Maul y los Jedi, el zabrak se dio cuenta de que Sabine era mandaloriana, por lo que le dijo que ella debía confiar en él, puesto que hacía años, él había gobernado Mandalore. Sabine sin embargo, se negó a colaborar con Maul.

Entonces, Maul exigió a Hera que le enseñara el Espíritu, y la twi'lek se vio obligada a obedecer. Al llegar a la habitación de Kanan, Maul usó la sonda mental sobre Hera y averiguó el verdadero nombre de Kanan, Caleb Dume, y descubrió cómo Ezra se unió a los Rebeldes de Lothal, así como el paradero del holocrón de Kanan, que estaba escondido en esa misma estancia. Con el holocrón de Kanan en sus manos, Maul dejó a Hera junto al resto de prisioneros y pasó el tiempo intentando abrirlo. No obstante, el holocrón de Kanan sólo podía ser abierto por los Jedi, y Maul no pudo acceder a su información.

The Holocrons of Fate 19.jpg

Maul se enfrenta a los Rebeldes de Lothal.

Pasado un tiempo, Maul se dio cuenta de que Hera, Sabine, Zeb y C1-10P se habían liberado de sus ataduras y estaban escondidos en algún lugar del Espíritu. Por eso, Maul salió en su búsqueda, durante la cual los rebeldes magnetizaron sus piernas al techo del Espíritu y aprovecharon para atacarle. Desviando los disparos de sus enemigos, Maul consiguió desmagnetizarse del techo, y en poco tiempo logró reducir de nuevo a todos los rebeldes. En cuanto los tuvo atados de nuevo, Maul prometió que los mataría en el momento en el que adquiriese el holocrón sith que necesitaba.

Maul aterrizó al Espíritu en un antiguo Puesto de avanzada mandaloriano, en el que esperó la llegada de Kanan y Ezra con su ansiado holocrón sith. Al cabo de un rato, los Jedi llegaron al puesto de avanzada. Maul ordenó a Ezra que fuese al centro de mando de la instalación y le esperase, o de lo contrario mataría a sus amigos. Ezra obedeció y Maul aprovechó que estaba a solas con Kanan para aprovechar su ceguera y lanzarlo al espacio. Pensando que Kanan moriría ahogado en el espacio, Maul partió a reunirse con Ezra y ordenó a los droides bajo su mando que ejecutaran a los rebeldes que tenía cautivos. Sin embargo, Kanan consiguió regresar al puesto de avanzada y liberó a los rebeldes antes de que pudieran ser asesinados.

Al reunirse con Ezra, Maul puso en marcha su plan de unir los holocrones Sith y Jedi, lo cual le permitiría saber la respuesta a cualquier pregunta que plantease. Mientras que Ezra quería saber cómo destruir a los Sith, Maul sólo ansiaba encontrar esperanza en los holocrones. Cuando estaban uniendo los holocrones, llegaron al lugar Kanan y los otros rebeldes. Gracias a los holocrones, Maul fue capaz de descubrir que Obi-Wan Kenobi todavía seguía vivo, escondido en el planeta Tatooine. Al saber que Kenobi seguía vivo, en contra de lo que él había pensado hasta el momento, Maul se enfureció cada vez más.

The Holocrons of Fate Episode Guide.png

Maul combina dos holocrones, descubriendo que Obi-Wan Kenobi sigue vivo.

Finalmente, la unión de los dos holocrones generó una explosión, cuya onda expansiva golpeó a Maul y a los rebeldes. Poniéndose en pie de inmediato, Maul ignoró a los rebeldes y se dirigió a su nave, murmurando una y otra vez que Obi-Wan seguía con vida. Entonces, Maul abandonó el puesto de avanzada con un conocimiento que él no había esperado poseer.

Los rebeldes por otra parte, recuperaron los dos holocrones, y aunque Ezra había visto lo mismo que Maul gracias a los holocrones, no supo interpretar lo que acababa de ver, afirmando que sólo recordaba haber visto varios planetas, entre ellos uno con dos soles.

Legado

«¿Sentís eso...?... siento... frío...»
―Leia Organa siente restos del poder del lado oscuro de Maul[fuente]
Cuatro años después de la Batalla de Yavin, el Imperio Galáctico al que Palpatine dedicó su vida, fue derrocado por la Alianza para Restaurar la República y el último Caballero Jedi de la Galaxia: Luke Skywalker, el hijo de Anakin Skywalker y Padmé Amidala. La hermana gemela de Luke, la princesa Leia Organa, viajó a Naboo, donde en el hangar del Palacio Real de Theed, en el que Maul se batió en duelo con Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi tres décadas antes, sintió a través de la Fuerza restos del poder del lado oscuro de Maul, lo cual le provocó una sensación física de frío.

Personalidad y rasgos

«Tal vez tú me hayas olvidado, pero yo jamás te olvidaré. No imaginas lo que fui capaz de hacer para mantenerme con vida, impulsado por mi singular odio hacia ti.»
―Darth Maul a Obi-Wan Kenobi en Raydonia[fuente]

La vida y motivaciones de Darth Maul se basaban en torno a la venganza. Como aprendiz Sith, Maul buscó venganza contra los Jedi por su triunfo sobre los Sith, y quiso devolver a los Sith al poder sobre la galaxia. Después de su exilio y la restauración de su mente, Maul se declaró a sí mismo y a Savage Opress como los verdaderos Señores de los Sith; y se centró en vengarse de Obi-Wan Kenobi, después de que el Jedi lo hubiera derrotado y lo obligado a exiliarse después de luchar contra él en Naboo. Maul sentía un vacío por la pérdida de su poder, habiendo conocido la futura existencia de las Guerras Clon e intentado ser parte de ellas, sólo para enterarse de que los Sith habían proseguido con su plan sin él. Maul estaba, por tanto, dispuesto a hacer un gran esfuerzo para lograr su venganza, incluyendo la matanza de civiles y empujando a Mandalore a una guerra civil para obtener el poder y atraer a Kenobi hacia él.

Durante su exilio, la mente de Maul se hizo añicos. Se obsesionó con la venganza, alimentado y mantenido vivo solamente por su odio hacia Kenobi, y perdió su cordura y muchos recuerdos. Su agresividad y miedo se incrementaron en su demente condición, por lo que Maul atacó a Opress cuando se encontró por primera vez con su hermano en Lotho Menor. Fue necesaria la magia de la Madre Talzin para restaurar su mente, llevándolo a la claridad de nuevo y al mismo tiempo conservando su deseo de buscar venganza contra los que le habían hecho daño.

Las ansias de Maul le hicieron anhelar dominio sobre los Sith y la Galaxia, aunque reconoció que no poseía el poder necesario para enfrentarse a Darth Sidious. Maul temía a su antiguo maestro, y cuando Sidious fue a buscarlo en Mandalore, Maul pidió clemencia después de que Sidious le superase en un duelo con sables de luz. Después de la descarga eléctrica a la que Sidious le sometió en Mandalore, Maul dijo más adelante a la Guardia de la Muerte que él se había vuelto indiferente al dolor.

Sin embargo, Maul no carecía totalmente de sentimientos, puesto que sentía gran preocupación por el bienestar de su hermano, Savage Opress. A pesar de que no siempre se llevaban bien, ambos realmente se preocupaban el uno por el otro. Cuando Opress fue asesinado por Sidious, Maul lloró brevemente su pérdida antes de entrar en cólera y tratar de vengarlo. Maul también tenía una buena relación con su madre, la bruja de Dathomir Talzin, y era extremadamente leal a ella, así como recíproco a su amor y afecto hacia él. Incluso cuando estaba acorralado por Sidious y sus subordinados, se negó a dejarla atrás y quedó devastado por su muerte.Muchos años después, Maul aún tenía un rencor muy amargo contra Sidious y todos los que le sirvieron, por haberle arrebatado todo lo que le importaba.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar