Fandom

Star Wars Wiki

Darth Malak

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión3 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.
TPM-CGYoda.JPG

¿Algo más que decir tienes, Qui-Gon?

Este artículo o una parte del mismo debe ser expandido. Revisa las wikis en otros idiomas o esta discusión para buscar información adicional.

Jarjarmeetsjedi.JPG

La habilidad de hablar no significa que seas inteligente.

Este artículo está mal redactado.

Posiblemente sea una traducción automática o de alguien que no tiene suficientes conocimientos de español o de la lengua de origen. Si deseas colaborar con Star Wars Wiki en español, busca el artículo original y mejora esta traducción Una vez acabadas las mejoras puede quitarse este aviso.

Este artículo es sobre Darth Malak, un Lord Sith. Quizá estés buscando el rodiano llamado Malak.
«No hay nadie que recuerde quién era antes. Pero habrá quien se acuerde de Malak. Voy a encargarme de ello.»
―Malak[fuente]

Darth Malak fue un humano que reinó como Señor Oscuro de los Sith durante la Guerra Civil Jedi. Antes de convertirse en un Lord Sith, Alek nació en el planeta Quelii en los territorios del Borde Exterior. Cuando los mandalorianos atacaron su planeta natal, escapó de la batalla y huyó a la República Galáctica, cuyos registros de inmigración le asignaron el nombre de su pueblo como su apellido. Fue entrenado en los caminos de la Fuerza por la Orden Jedi, y fue apodado Squint por sus compañeros Jedi, antes de terminar convirtiéndose en un caballero Jedi. Durante las Guerras Mandalorianas, Alek, Revan—su amigo más cercano y un Caballero Jedi—y su facción revanchista de Jedi desobedecieron al Consejo Jedi y ayudaron al esfuerzo de guerra de la República mediante misiones de exploración en el Borde Exterior. Se hizo amigo del padawan Zayne Carrick y, tras tomar el nombre "Malak" para evitar una orden de arresto firmada por el Consejo, le ayudó en la derrota del secreto Pacto Jedi. Conforme la guerra progresaba, Malak se convirtió en un general militar y se labró una reputación de guerrero obstinado que cargaba contra el peligro temerariamente. Malak y Revan terminaron derrotando a los mandalorianos en la última batalla de la guerra en Malachor V, y persiguieron a los mandalorianos supervivientes hasta las Regiones Desconocidas. Sin embargo, los dos Jedi encontraron al Emperador Sith de los remanentes reconstituidos del antiguo Imperio Sith y cayeron en el lado oscuro de la Fuerza bajo su tutela, convirtiéndose en lores Sith.

Los ahora bautizados Darth Malak y Darth Revan recibieron el encargo del Emperador Sith de encontrar la Fragua Estelar, una antigua estación espacial rakatana, que ayudaría a destruir la Orden Jedi y la República. Malak ayudó a Revan a localizar los mapas de estrellas que llevaban hasta la Fragua Estelar y, habiendo encontrado la superarma sobre Rakata Prime, Revan tomó el título de Señor Oscuro de los Sith, con Malak como su aprendiz Sith. Un año después de su desaparición del espacio conocido por la República, los dos fundaron su propio Imperio Sith, regresando a la República, y declarando la guerra, decididos a terminar con la supuesta tiranía del Consejo Jedi. En un punto del conflicto que sería llamado Guerra Civil Jedi, la mandíbula de Malak fue destrozada por un golpe de sable de luz de Darth Revan, forzándole a llevar una gran prótesis de metal. Poco tiempo después, después de que los Jedi hubiesen enviado un equipo de asalto para capturar a Revan y Malak, este traicionó a su maestro Sith, ordenando a su buque insignia disparar contra la nave de Revan. Convencido de que su maestro había muerto, Malak usurpó de Revan el título de Señor Oscuro y gobernó el Imperio sin oposición, conquistando territorio tras territorio de forma brutal y tomando al Jedi caído Darth Bandon como su Mano Oscura.

No pasó mucho tiempo hasta que se demostró que Malak estaba equivocado sobre la muerte de su maestro. Al año siguiente, tras destruir el planeta Taris y arrasar el Enclave Jedi de Dantooine, Malak interceptó a la dama Jedi Bastila Shan y a un amnésico Revan, cuyos recuerdos como Señor Oscuro habían sido reemplazados por el Consejo Jedi por una identidad leal a la República. Después de que Malak revelase a Revan su antigua identidad como Señor Oscuro, Shan se dejó ser capturada por Malak de forma que Revan pudiese escapar. Malak corrompió a Shan, a quien había considerado una amenaza, y le convenció de convertirse en su aprendiz, reemplazando a Darth Bandon, asesinado por Revan y sus compañeros en un encuentro anterior. Con la ayuda de la meditación de batalla de Shan, Malak consideraba que su Imperio Sith era invencible. Sin embargo, cuando la flota de la República atacó la Fragua Estelar, Revan—como un Jedi redimido y reentrenado—abordó la antigua superarma y se enfrentó a Malak en un duelo de sables de luz que culminó con la muerte del Señor Oscuro. Con ello, el reinado de Darth Malak como Señor Oscuro había terminado, y la República terminó saliendo victoriosa de la Guerra Civil Jedi.

Biografía

Padawan jedi

«La Orden Jedi se movió muy lentamente para Revan y Malak, estábamos siendo demasiado cautelosos a sus ojos. Ellos siempre buscaron aprender más rápido que lo que sus Maestros sentían que era prudente.»
Zhar Lestin[fuente]

Alek era un humano varón[5] nacido en Quelii, en un pueblo llamado Squinquargesimus.[7] Después de que Alek escapase de la devastación mandaloriana de su planeta natal,[12][13] huyó a la República Galáctica; el nombre de su pueblo fue asignado como su apellido por los registros de inmigración de la República.[7] Con el tiempo, Alek fue descubierto como sensible a la Fuerza y entrenado como padawan Jedi en el Enclave Jedi de Dantooine.[14][15] Durante su tiempo como padawan, Alek fue apodado "Squint",[16] puesto a que sus compañeros tenían deficiultades pronunciando su apellido.[17] Alek se hizo amigo de otro padawan que terminaría siendo conocido como "Revan".[2] Aunque Revan era considerado el más fuerte de los dos, el deseo de Alek de ampliar sus conocimientos no pasó desapercibido, y él, como Revan, acabó por buscar entrenamiento adicional por parte del maestro Jedi twi'lek Zhar Lestin en la capital galáctica de Coruscant.[3] Algún tiempo antes del año 3.964 ABY, los dos jóvenes habían terminado su entrenamiento y alcanzado el rango de caballero Jedi.[10]

Las Guerras Mandalorianas

Reclutando a los Revanchistas

«Es ridículo, ¿no lo ves? La amenaza sith acabó hace… ¿cuánto, 30 años? Los mandalorianos son la amenaza. Los mandalorianos ya casi están… aquí. Necesitamos a todo jedi capacitado que podamos conseguir»
―Alek, a Zayne Carrick[fuente]
ZayneMalak2.jpg

Alek y Zayne Carrick en Taris.

En 3.964 ABY,[2] alrededor de cuando Alek y Revan fueron ascendidos al rango de caballeros jedi,[10] los neo-cruzados mandalorianos comenzaron un asalto contra la República y comenzaron las Guerras Mandalorianas. Tanto Alek como Revan estaban dispuestos a derrotar las fuerzas invasoras. No obstante, el Consejo Jedi pidió a los jedi que fuesen pacientes y prohibió de forma estricta la acción contra los mandalorianos, sintiendo que la verdadera amenaza aún no había aparecido. Revan no fue disuadido, y él, como Alek, pensaba que la Orden operaba muy lentamente y tomaba precauciones excesivas en sus decisiones.[3] Alek fue el primero en unirse al movimiento de Revan, conocido como los Revanchistas,[2] y otros jedi se unieron con rapidez.[3] Alek y los revanchistas comenzaron participando en el esfuerzo de guerra a través de una misión de exploración por el Borde Exterior.[8] Liderados por Revan, a quien Alek llamaba "su maestro honorario,"[10] Alek y sus colegas jedi investigaron la amenaza mandaloriana en la frontera de la República en contra de los deseos del Consejo jedi.[18]

Los revanchistas se detuvieron brevemente en la ecumenópolis de Taris con la esperanza de reclutar más jedi del templo jedi local. Durante su estancia allí, el maestro jedi Lucien Draay envió a Alek a por Zayne Carrick, su padawan. Alek salvó a Carrick—quien estaba cayendo en el paisaje urbano tras intentar capturar al partidario del mercado negro snivviano Marn Hierogryph—al saltar de su aerodeslizador y atrapar al padawan. Tras el rescate, los dos jedi tuvieron una conversación sobre la guerra que estaba en curso. Alek, quien se presentó a Carrick como "Squint," intentó reclutarle como revanchista. No obstante, el padawan rechazó la oferta, afirmando que los maestros jedi de Taris creían que los Sith, y no los mandalorianos, concernían a los jedi. A pesar de que Carrick fuese un estudiante nada prometedor, Alek sospechaba que tendría un papel importante en la guerra. Antes de que él y los revanchistas abandonasen Taris, Alek compartió esta opinión con Carrick, y le aconsejó que a veces era necesario entrar en la oscuridad para salvar a la luz. Después de que Alek y los revanchistas dejasen el planeta,[8] sin embargo, Lucien Draay y los maestros jedi de la organización secreta conocida como el Pacto actuaron conforme a una visión,[19] asesinando a sus padawans[20] en un intento de prevenir el auge de un Lord Sith.[19] Los miembros del pacto[2] culparon a Carrick, quien huyó de sus maestros, del crimen, y Carrick se vio obligado a esconderse de la Orden Jedi y las autoridades civiles.[21]

Estación Flashpoint

«¿Qué estás haciendo?¡Apenas te tienes en pie!»
«Son pruebas a las que solo puede sobrevivir un jedi, Jarael. Y los dos sabemos que soy el único jedi en esta conversación.»
«¿Cómo has sabido—?»
«Porque tenemos poderes que aún no han descubierto. Quizá esa sea su perdición.»
―Jarael y Alek en la estación Flashpoint[fuente]
Jarael-Alek-Flashpoint.jpg

Alek, Jarael, y sus compañeros a merced de Demagol.

Poco después de salir de Taris, Alek y sus compañeros se quedaron atrás en el planeta Suurja cuando Revan investigaba acontecimientos en Onderon y su luna jungla, Dxun.[18] Apenas una semana después de su encuentro con Carrick en Taris, Alek y sus colegas revanchistas fueron capturados, en una emboscada que precedió a la cuarta batalla de Suurja, por los mandalorianos[22] y llevados a la estación Flashpoint, una vieja estación de investigación de la República que los mandalorianos habían capturado unos meses antes. Allí, Alek se convirtió en el sujeto de pruebas favorito del científico mandaloriano Demagol, quien estaba intentando determinar la fuente y naturaleza del poder de la Fuerza de los jedi.[9] Demagol llevó a cabo varios experimentos con Alek, incluyendo pruebas de irradiación, electrochoque y estrés como parte de una tortura. Alek fue capaz de usar la Fuerza para bloquear el dolor Demagol le infligía,[23] aunque perdió su pelo como resultado de los experimentos del científico.[6]

Semanas más tarde, una arkaniana impura llamada Jarael,[9] quien había ayudado a Carrick a escapar de los maestros jedi en Taris,[22] llegó a la estación como prisionera, y Alek supo al instante que los mandalorianos la habían tomado por una jedi. Cuando Demagol vino a por Jarael, Alek se presentó voluntario para ser investigado en su lugar, insistiendo en que tenía habilidades que Demagol aún tenía que descubrir.[9] Después de que Alek fuese devuelto a la zona de presos, Demagol pretendió no malgastar tiempo en investigar a Jarael, pero Carrick y el resto de la tripulación de la nave estelar El Último Recurso llegaron para rescatarla. Carrick fingió haber sido capturado por el renegado mandaloriano Rohlan Dyre, y fue tomado por Demagol en lugar de Jarael. Cuando Dyre y Demagol aparecieron, anunciaron que Carrick estaba muerto. Aún así, cuando los mandalorianos fueron engañados y dejaron la estación creyendo un falso ataque de la República planificado por Marn Hierogryph, quien se había aliado con Carrick, se reveló que este estaba haciéndose pasar por Demagol, a quien Dyre había conseguido incapacitar. Antes de que este y el resto de los prisioneros jedi liberados escapasen, Alek pidió una vez más a Carrick que se les uniese. Carrick se negó, afirmando que había algo que debía terminar. Alek se despidió de Jarael y se llevó a un inconsciente Demagol a Coruscant para juzgarle.[16] De camino a la capital galáctica, sin embargo, Demagol cayó en un coma inducido y no pudo ser despertado para ir a juicio.[6]

Mientras los mandalorianos desplegaban una invasión total de la República, Revan,[3] conocido al público como "El Revanchista,"[10] ya no podía seguir conteniéndose y se rebeló abiertamente contra el Consejo jedi.[3] Alek, ahora la mano derecha de Revan[24] viajó a mundos como Dantooine para reclutar incluso más jedi para su creciente rebelión.[25] Durante una misión al planeta Cathar para investigar la verdad sobre una masacre que había ocurrido allí, Alek, Revan, y los jedi que les acompañaban sintieron muerte en la Fuerza cuando los mandalorianos desencadenaron un ataque nuclear devastador en Serroco.[26]

El complot de Adasca

«Este es un avance que trasciende la mera compensación monetaria, ¿no cree?»
«Un avance peligroso. El poder para destruir en una escala astronómica… ¡es demasiada responsabilidad para cualquier gobierno!»
―Arkoh Adasca y Alek[fuente]
Hoodedjediandalek.jpg

Alek, Ferroh, y su "maestro," Revan, sintieron una gran perturbación en la Fuerza en Serroco.

Tras la destrucción mandaloriana de Serroco, Arkoh Adasca, el octavo lord de la casa de Adasca y el líder de la Corporación Médica Adasca, invitó a Revan a asistir a una reunión para pujar por unas criaturas exogorth, después de descubrir que podían ser convertidas en superarmas biológicas. Alek fue enviado por Revan[6]—quien se había quedado en Cathar para buscar pruebas de la masacre mandaloriana[27]—al sistema Omonoth como representante de los revanchistas. Antes de que Alek se fuese, varios jedi habían tenido visiones sobre la posible importancia de los exogorths de Adasca y el papel que podrían jugar en la guerra. Revan indicó a Alek que debía asegurarse de que este nuevo peligro no pudiese afectar al conflicto. Ante su llegada a bordo del Legado Arkaniano, la nave insignia de Adasca, Alek se reunió con Jarael y Dyre. Alek confesó a Jarael que no pensaba que Zayne Carrick fuese culpable de los cargos de asesinato presentados contra él a raíz de la masacre de padawans de Taris. Jarael, quien había pasado unos días en compañía de Adasca, intentó informar a Alek de que el arkaniano estaba planeando algo, pero fue interrumpida con rapidez por Adasca, quien evitó que hiciese eso.[6]

Más tarde, a bordo del Legado, Adasca reveló su plan de vender los exogorths al mejor postor. Alek reaccionó con disgusto, diciendo que dicha arma era demasiado poderosa para ser dada a un gobierno. No obstante, pensaba que podían ser confiadas a los jedi, pues los revanchists predecían muerte y dolor en los próximos años.[6] Mientras el almirante Saul Karath, que representaba a la República, intentaba seguir conversando con Adasca, Alek y los oficiales de la República Carth Onasi y Dallan Morvis reaccionaron sorprendidos al enterarse de que Mandalore el Máximo, líder de los mandalorianos, también había sido invitado por Adasca para pujar por los exogorths.[6] Cuando Mandalore entró en el Legado Arkaniano, Alek encendió su sable de luz y saltó hacia delante en un intento de matar a Mandalore y terminar la guerra. Prediciendo el ataque, Mandalore le golpeó con rapidez con su nueva hacha de guerra, tirando al suelo al joven jedi. Mientras Mandalore y Adasca discutían el trato de los exogorths, Alek intentó convencer a Karath de arrestarlos, pero el almirante no se arriesgaría a hacerlo estando en inferioridad numérica. Mientras los representantes invitados proponían sus ofertas, Alek se mostró desconfiado respecto a que Mandalore fuese a ofrecer a Adasca una posición poderosa en el esfuerzo de guerra mandaloriano a cambio del aparato que controlaba los exogorths. Estuvo aún más sorprendido cuando Karath ofreció territorio de la República por el dispositivo.[28]

Alek-Jarael-Training.jpg

Alek combatiendo con Jarael.

Con el tiempo, Lucien Draay—que había llegado antes al Legado para investigar a Adasca[29]—y Carrick se reunieron con Carth Onasi y Dyre para colaborar y crear un plan para sabotear el plan de Adasca. Cuando Carrick comenzó una distracción—que requería que los mandalorianos creyesen que Adasca, los oficiales de la República, y los jedi de la reunión les tendieron una trampa—Alek se dio cuenta al instante de lo que ocurría y participó en el enfrentamiento resultante. No mucho después, Alek, Carrick, Draay, Onasi, Karath, Jarael, Dyre, y Morvis, se vieron obligados a escapar la cúpula de observación del Legado conforme los exogorths, que habían escapado al control de Adasca, lo devoraron y mataron al arkaniano. Mientras Karath, Morvis, y Onasi escaparon en la nave del último, los otros buscaron otra nave, puesto a que la nave de Alek había sido destruida en una de las bahías de acoplamiento. Antes de que Draay pudiese arrestar a Carrick, la nave espacial Moomo Williwaw se estrelló contra el Legado Arkaniano, evitando que Draay capturase a su padawan. Alek viajó con Carrick y su tripulación en el Williwaw de forma que el fugitivo pudiese reunirse con Marn Hierogryph en Taris.[30]

Después de llegar a Taris, que había sido capturado por los mandalorianos, Carrick viajó hasta la ciudad inferior usando una mochila propulsora para ayudar a la resistencia local contra los mandalorianos y se reunió con Hierogryph. Con esto, Alek y la tripulación se fueron en el Williwaw.[31] Alek después entabló un combate de práctica contra Jarael, en el que ella le superó. El combate acercó a los dos, con Alek explicando a Jarael que los jedi se habían abstenido de relaciones sentimentales desde la Gran Guerra Sith; no obstante, señaló que no estaba de acuerdo con este sentimiento. Aunque estaba interesado en ella de forma romántica, Jarael se mostró rehacia a entrar en una relación con él.[32]

Contra el Pacto

«¡Sea honesto! ¿Cuánto costaría crear agentes sombra con tanta riqueza? Usted mismo se quejó… mueren jedis en misiones remotas sin que haya investigaciones. Y Krynda Draay ha entrenado jedis durante 30 años sin nuestra supervisión. Ya sabe los pocos que éramos tras la Guerra Sith… ¡nos alegramos por su ayuda! ¿Cuántos le siguen siendo leales?»
«¿Hay algo imposible cuando las fuerzas que se le oponen están dormidas?»
«Apuesto a que sabes algo sobre jedis que operan sin permiso… pero no importa. Pese a lo que Shel nos ha contado sobre Raana Tey, nunca podríamos llevar esto al consejo. No sabes lo que significa Krynda para los jedi, hijo. Es una de los pocos héroes de la Guerra Sith que nos quedan. Si la acusas, no agitarás la Orden. ¡La destruirás!»
―Vandar Tokare, Alek, y Vrook Lamar discuten sobre Krynda Draay y el Pacto Jedi[fuente]
Captain Malak.jpg

Alek, bajo el disfraz de "capitán Malak" en Coruscant.

Alek, junto a Jarael, Dyre, y la tripulación del Williwaw, terminó aterrizando en el planeta Jebble para rescatar a Carrick y Marn Hierogryph, quienes habían abandonado Taris con la dama jedi y agente del Pacto Celeste Morne para perseguir un antiguo amuleto sith.[33] Mientras el grupo salía de Jebble, apareció una flota mandaloriana comandada por el principal estratega de Mandalore Cassus Fett. Para evitar que una enfermedad contagiosa que estaba afectando a los soldados mandalorianos se extendiese fuera del planeta, Carrick envió un mensaje a Fett, advirtiéndole que no llevase a sus tropas a la superficie. Fett respondió a esto mediante un bombardeo nuclear del planeta. Ahora más decidido por la pérdida de Morne, que había fallecido durante el bombardeo, Carrick recordó a Alek que le debía un favor desde los sucesos de la estación Flashpoint y le pidió, así como al resto de la tripulación del Williwaw, ayuda para detener el Pacto Jedi.[34]

Antes de separarse una vez más, Alek dijo a Carrick, quien diseñó un plan para detener el Pacto, que llevase pruebas del almacén de artefactos sith al Alto Consejo Jedi. Alek y Shel Jelavan,[1] cuyo hermano había sido asesinado por el Pacto en la masacre de padawans,[20] fue a Coruscant para cumplir su parte del plan de Carrick. Debido a la orden de resto firmada por el Consejo Jedi hacia los revanchistas,[1] Alek se disfrazó como el "capitán Malak" y decoró su cabeza con tatuajes azul–grisáceo. Tras enviar una transmisión holográfica a los maestros Vandar Tokare y Vrook Lamar en Coruscant para acordar un encuentro, Alek y Jelavan se reunieron con los dos maestros dentro de una cantina en los niveles bajos de Coruscant para hablar de pruebas relativas a la masacre de padawans. Después de su testimonio, el cuarteto llegó al punto de encuentro donde iban a encontrarse con Carrick y Hierogryph. A pesar de que Alek asegurase que el nombre de Carrick sería limpiado, Lamar aseguró que si acusaban a Krynda Draay, fundadora del Pacto, de haber jugado un papel en las maldades del Pacto, la Orden se dividiría. Lamar y Tokare aseguraron que lo que necesitaban era que uno de los[7] miembros del pacto[2] saliese y confesase. Mientras Alek y Jelavan estaban discutiendo sobre las acciones del Pacto con Lamar y Tokare, el maestro jedi del Pacto Xamar apareció con Carrick y Hierogryph,[7] y aceptó testificar ante el Consejo sobre las acciones ilegales del Pacto.[35] Más tarde, Alek testificó ante el Consejo de parte de Carrick tras los eventos[36] del asunto del Pacto,[37] la insurrección fallida de esta organización contra la Orden Jedi. Alek fue enviado entonces a los revanchistas con una advertencia final de que dejasen de participar en las Guerras Mandalorianas. Fue bajo protesta, decidido a aguantar con el nombre de "Malak" hasta que terminase el sufrimiento de la guerra.[36]

Visión en Cathar

«Al empezar solo teníamos un líder y un propósito… y ahora tenemos una autorización y un ejército. El Alto Consejo nos apoyó en cuanto se enteró… ¡y la República está encantada!»
―Malak, a Jarael, Marn Hierogryph, Slyssk, y T1-LB[fuente]
RevanIsBorn-KotOR42.jpg

Malak y sus compañeros jedi contemplan en Cathar cómo Revan jura derrotar a los mandalorianos.

Cuando Malak salió de Coruscant y regresó a Cathar,[12] donde Revan había estado intentando encontrar pruebas de la devastación mandaloriana del pueblo cathar,[27] Vrook Lamar y un grupo de jedi siguieron a Malak y Revan al planeta. Lamar y los jedi se reunieron con Revan, Malak, y los revanchistas y les dijeron que abandonasen sus esfuerzos y se dispersasen de forma permanente, pues los maestros pensaban que los mandalorianos no eran una amenaza y que nada obligaba a los jedi a involucrarse en las Guerras Mandalorianas. Durante la discusión, Revan descubrió un casco mandaloriano a sus pies y lo levantó. Cuando la luz tocó el casco, todos los jedi presentes experimentaron una visión del pasado de mandalorianos llevando varios grupos de cathar al mar. Una mandaloriana, a quien pertenecía el casco que Revan sujetaba, intentó convencer a Cassus Fett—quien había liderado el ataque al planeta—que los cathar habían sido derrotados y no era necesario que los matasen. Fett se negó a echarse atrás, diciendo que los cathar dejaron deshonor entre el Mando'ade y que pretendía limpiar esa mancha cometiendo genocidio. Fett, pues, ordenó la devastación del planeta, matando a los cathar y a la mandaloriana. Con el fin de la visión, Malak y los revanchistas contemplaron cómo Revan juró derrotar a los mandalorianos. Aunque la verdad de lo que había acontecido en Cathar se supiese,[12] los jedi no dieron a Revan y Malak su apoyo incondicional, pero el primero consiguió organizar a los revanchistas bajo la bandera de los Cuerpos de Misericordia de la República. El Consejo Jedi terminó permitiendo a Revan, Malak, y a los revanchistas participar en las Guerras Mandalorianas.[38] Tanto Malak como Revan fueron ascendidos al rango de general.[12]

Malak terminó contactando con Marn Hierogryph en busca de Jarael, y el snivviano informó a Malak de que ellos dos, junto a otros más, se encontraban en el planeta Wor Tandell. Intentando sorprender Jarael, Malak fue al planeta y se reunió con ella junto a la nave de su tripulación. Esa misma noche, Malak dijo a Jarael y Hierogryph que el Consejo Jedi había autorizado la participación de los jedi revanchistas en las Guerras Mandalorianas.[12] Malak explicó a Jarael que los revanchistas tenía casi todo lo necesario para ganar la guerra, y le pidió que les brindase sus habilidades de combate y experiencia inmediata con las atrocidades mandalorianas al esfuerzo de guerra Cuando Hierogryph mencionó los recientemente descubiertos talentos de la Fuerza de Jarael, Malak se emocionó, diciendo a la arkaniana que ella debía estar con él. En ese momento apareció Dyre, gritando que Malak jamás se la llevaría. Cuando el jedi intentó razonar con él, el mandaloriano le pegó un puñetazo en la mandíbula. Malak encendió su sable de luz y comenzó a atacar a Dyre, quien lo evadió con su mochila reactora y le disparó con sus blásters. Jarael gritó a Malak que se detuviese, pero este se negó, argumentando que los mandalorianos no eran capaces de tener amigos, y solo de torturar y asesinar. Malak terminó partiendo en dos los blásters de Dyre y tirándolo al suelo, preguntando al mandaloriano si había estado presente en el genocidio de Cathar.[12]

MalakRohmagolFight.jpg

Malak se enfrenta a Rohlan Dyre.

En ese momento, el capitán de la República Telettoh y el jedi cathar Ferroh llegaron al campamento de Carrick junto al ex padawan. Apartaron a Malak de Dyre, calmando al jedi. Telettoh reprendió a Malak por atacar a Dyre, y declaró que los revanchistas no podían permitirse ningún escándalo. Carrick se disculpó ante Malak por no haber llegado antes, y expresó su sorpresa ante el hecho de que hubiese traído el crucero de la República Testamento solo para verle a él y a sus amigos. El jedi informó a Carrick de que estaba ahí por Jarael, y el segundo fingió que estaba en una relación romántica con ella, lo que sorprendió a Malak. Habiendo fracasado en su intento de alistar a Jarael, Malak se despidió de Carrick, Jarael, y la tripulación.[12] Con el tiempo, Malak fue contactado por Jarael, quien pedía su ayuda para localizar a Carrick, quien había sido raptado por la organización esclavista Crisol durante una misión de rescate de esclavos. No obstante, Malak no pudo prestar ayuda al estar combatiendo a los mandalorianos junto a los revanchistas.[39]

El juicio de Demagol

«En nombre de los millones de seres asesinados, torturados y esclavizados por los mandalorianos… ¡vamos a salvar la Republica y derrotar a los mandalorianos para siempre!»
«Este… este es vuestro secreto, ¿verdad? ¡No podéis vencernos en una contienda justa! Así es como te gusta, ¿eh, jedi? Pues salva a la República… ¿pero quién salvará a la República de vosotros?»
―Malak y Rohlan Dyre[fuente]
DemagolMalak Trial.jpg

Malak testifica contra Rohlan Dyre, confundido con Demagol, delante de la audiencia de la cámara senatorial en Coruscant.

Tiempo después, Malak y las fuerzas de la República bajo su mando retomaron el sistema Omonoth y recuperaron los restos de la Legado Arkaniano.[40] Poco después, Demagol salió de su coma inducido;[41] sin embargo, el hombre que Malak y la República habían tomado por Demagol era en realidad Rohlan Dyre. El desertor mandaloriano había sido drogado en la estación Flashpoint por Demagol, quien cambió su armadura por la de Dyre de forma que pudiese viajar con Jarael, Carrick, y sus compañeros. Malak participó en un juicio falso contra Demagol, que se llevó a cabo en la cámara del Senado en Coruscant. Antes de que el jedi testificase contra Demagol, se reunió con Zayne Carrick y Marn Hierogryph, también convocados para testificar contra el científico. Cuando Malak preguntó por la ubicación de Jarael, Carrick le dijo que ella les había dejado. Malak informó a Carrick y Hierogryph de que después de que testificase regresaría a las trincheras de la guerra, y que la nave bajo su mando ya estaba con la patrulla del almirante Karath. También les habló de la recuperación de la Legado Arkaniano.[40]

Durante el juicio, Malak testificó ante la audiencia de los experimentos de Demagol tanto con él como con los jedi que no habían sobrevivido al estudio del científico. Conforme Malak seguía, Dyre, que insistió en que los jedi dejasen de llamarle Demagol, se liberó de sus ataduras. Malak usó la Fuerza para lanzar a Dyre por la cámara, y juró públicamente que salvaría la República derrotando para siempre a los mandalorianos, en nombre de los millones que estos habían asesinado, atormentado, o esclavizado. Dyre cuestionó abiertamente las tácticas de Malak, preguntando quién salvaría la República de los jedi cuando estos tuviesen éxito en su misión. Los guardias del Senado escoltaron a Dyre fuera de la cámara y lo sentaron en un deslizador que le llevaría hasta su celda. Sin embargo, los dos guardias en el deslizador eran en realidad Zayne Carrick y Marn Hierogryph, quienes se habían dado cuenta de que Demagol intercambió su puesto con Rohlan Dyre.[40] Tras descubrir que "Demagol" no había llegado hasta su celda, Malak encabezó la búsqueda del científico en Coruscant, y ordenó a sus fuerzas que detuviesen y registrasen todo deslizador que encontrasen.[42] No mucho después, el verdadero Demagol fue asesinado, pero Malak, ignorando esto,[43] siguió buscando a Demagol.[44]

Batallas finales

«Revan y Malak fueron héroes, grandes salvadores de la República.»
―Dorak[fuente]
Malak revan JMGD.jpg

Revan y Malak tomaron el control de toda la Armada de la República.

La entrada de Revan y sus jedi en la guerra fue el punto de inflexión del conflicto. Las estrategias y tácticas militares de Revan, combinadas con el coraje y la determinación de Malak, hicieron que la pareja se convirtiese en los principales héroes de la guerra.[2] Aunque la batalla de Duro fuese un desastre, un avance reciente en proyectores de pozos de gravedad habían resultado en la construcción del crucero clase Interdictor, y Revan y Malak fueron capaces de usar eficientemente las habilidades de una flota con estas nuevas naves para prevenir que los mandalorianos escapasen con suministros de material de los astilleros de Duro.[45] La opinión pública de la pareja, en combinación con su deseo de demostrar su decepción con el Consejo Jedi, motivó al Canciller Supremo Tol Cressa[45] a dar a Revan control directo de toda la flota de la flota de la República.[2] Con su nueva autoridad, Revan encabezó el esfuerzo de guerra de la República y comenzó a hacer retroceder a los mandalorianos constantemente,[3] y aunque a Malak le faltase el genio militar de Revan, era un claro ejemplo de un líder de guerra capaz. Malak terminó ganándose una reputación de guerra testarudo que se lanzaba a combatir temerariamente.[46] Juntos, Revan y Malak liberaron Taris, combatieron a Cassus Fett en el Grupo de Jaga, y derrotaron a gran parte del ejército mandaloriano en Althir.[47] Aún así, pese a estas victorias, los maestros jedi a quienes habían dejado atrás pensaron que Revan, Malak, y los jedi que se les habían unido tan solo estaban ofreciendo soluciones fáciles a los problemas de la galaxia, temiendo que tanta congoja resultase de su testarudez. Conforme la guerra progresaba, surgieron preocupaciones sobre el comportamiento de Revan y Malak. Pasaron de ser los hombres idealistas que se rebelaron contra el Consejo Jedi a empezar a adoptar características similares a las de sus adversarios mandalorianos. Para Revan y Malak, la victoria definitiva se convirtió en todo lo que importaba, y para asegurarla, los dos jedi tomaron las brutales e inclementes tácticas de sus enemigos con una crudeza propia. En el transcurso de la guerra, Malak y Revan desarrollaron una disposición fría y calculadora que era impropia de los jedi y llegaron a detestar la debilidad e indecisión. "Atajos morales" empezaron a ser una práctica común bajo su liderazgo, junto a un número de otros actos desagradables. Aunque había algunos que no aprobaban estas acciones, a la gran mayoría de la galaxia solo le importaba que Revan y Malak estuviesen ganando la guerra y los aclamaba como héroes.[3][25]

En algún momento de las Guerras Mandalorianas, Revan encontró un mapa de estrellas rakatano en las antiguas ruinas cerca del enclave jedi de Dantooine. El mapa de estrellas fue una parte fundamental en el descubrimiento de la localización perdida de la Fragua Estelar, una reliquia de guerra espacial del Imperio Infinito rakatano que había gobernado la galaxia hace veinte mil años estándar, que se alimentaba del lado oscuro y era capaz de construir con rapidez naves espaciales. Revan y Malak ahondaron en las viejas ruinas, y después de pasar con éxito una serie de pruebas que ocupaban el camino, se les dio acceso al mapa de estrellas. Momentos antes de cruzar el umbral que les llevaría a su premio, Malak advirtió a Revan de las consecuencias, pensando que si examinaban el mapa de estrellas, la Orden Jedi le expulsaría tanto a él como a Revan. Aún así, estas palabras no disuadieron a Revan de continuar hasta el mapa de estrellas. Aunque parte de Malak ansiase darse la vuelta y regresar a la Orden, permaneció del lado de su amigo, sabiendo que una vez que cruzasen el umbral, no habría oportunidad de regresar a la vida que en su momento tuvieron.[3]

Revanfindsmap1.jpg

Revan y Malak encuentran el primer mapa de estrellas en las antiguas ruinas de Dantooine.

En el último año de las Guerras Mandalorianas, Revan encontró otro mapa de estrellas en el planeta natal de los wookiees, Kashyyyk. Poco después, Revan viajó al planeta sith de Malachor V, donde descubrió la Academia Trayus y se sumergió profundamente en los secretos sith allí contenidos.[2] Revan introdujo a Malak en las enseñanzas sith, haciendo que cayese en el lado oscuro.[48] La reputación heroica que Revan y Malak se habían ganado durante las Guerras Mandalorianas terminó consolidándose en la batalla final de la guerra, en la que Revan forzó un enfrentamiento final con los mandalorianos sobre Malachor V. Durante la batalla, Revan mató Mandalore el Máximo, tomando su máscara y descubriendo una amenaza sith tras las Guerras Mandalorianas.[24] La caída de Mandalore obligó a los mandalorianos a rendirse incondicionalmente.[3] Después del cataclismo de la última batalla, una general jedi dejó la flota de Revan y Malak para responder por sus acciones ante el Consejo Jedi. Malak quiso que Revan ordenase a su droide asesino HK-47, a quien Revan había construido recientemente, asesinarla. Aún así, Revan no permitió su asesinato.[25] Habiendo derrotado a los mandalorianos, los ahora legendarios caballeros jedi no regresaron a la República. En su lugar, llevaron al resto de sus fuerzas a las Regiones Desconocidas,[3] persiguiendo a los mandalorianos supervivientes.[11] Durante el año siguiente, nada se supo de ellos, y la República temió la pérdida de sus héroes.[3]

Tres días después de la batalla de Malachor V, Malak y Revan viajaron al gélido planeta de Rekkiad para buscar la tumba de Dramath el Segundo. Descubrieron la tumba del lord sith escondida en un giganetsco pilar de hielo, y encontraron un datacron que les llevaría al planeta Nathema.[24] Para condenar a los mandalorianos a vagar sin un líder,[25] Revan dejó la máscara de Mandalore en la tumba antes de que él y Malak se fuesen a Nathema. Cuando los dos jedi llegaron allí, encontraron que el planeta estaba vacío de la Fuerza. Buscaron dentro de los edificios vacíos información que les acercase a encontrar el origen de la amenaza sith.[24]

Aprendiz sith

«Cuando se fueron después que las Guerras Mandalorianas terminasen, ellos eran Jedi, cuando regresaron… eran algo más.»
―Carth Onasi, sobre Revan y Malak[fuente]
DarthRevan DarthMalak EGF.png

Los jedi caídos Revan y Malak se proclaman nuevos Señores Oscuros de los Sith.

Durante su misión en las Regiones Desconocidas, Revan y Malak se encontraron, por casualidad, con el Señor Oscuro de los Sith conocido solo como el Emperador Sith, que lideraba un Imperio Sith resurgido desde la capital imperial de Dromund Kaas. Allí, los dos jedi se hicieron pasar por mercenarios durante meses, intentando descubrir todo lo posible sobre el Emperador. Descubrieron que estaba reuniendo un ejército para invadir la República, y terminaron localizando a un miembro de la Guardia Imperial que accedió a dejarles entrar en la Ciudadela del Emperador; lo que no sabían era que los guardias imperiales tenían un lazo con la voluntad del emperador y cayeron en una trampa. Revan y Malak intentaron comvatir al Emperador pero fueron superados por su poder. Rompió su voluntad, manipuló sus mentes, y les dio el título de "Darth", para enviarles de vuelta a la República de forma que actuasen como vanguardia de la invasión y regresasen cuando toda resistencia fuese aplastada.[24] Su misión era recuperar los mapas de estrellas rakatanos y localizar la Fragua Estelar. Pretendía usarla para acelerar la construcción de su armada sith, que permitiría al Imperio derrotar a los jedi y la República con siglos de antelación.[11] Aún así, el Emperador subestimó el poder y la fuerza de voluntad de sus mentes. Revan y Malak creyeron que estaban actuando por su propia voluntad y, haciendo eso, pudieron bloquear sus recuerdos de los sith y el Emperador.[24] El dúo localizó otros tres mapas de estrellas en el mundo desértico de Tatooine, el oceánico planeta natal de los selkath Manaan, y el antiguo mundo tumba de los sith, Korriban.[3]

Examinando los cinco mapas de estrellas, Revan y Malak acabaron descubriendo y viajando al hasta entonces inexplorado[3] sistema Rakata,[49] donde estaba localizada la Fragua Estelar. Al llegar, la pareja se estrelló en[3] Rakata Prime[49] como resultado de un campo disruptor que protegía la Fragua Estelar. Poco después, fueron atacados por los primitivos rakatas negros, que intentaban hacerles prisioneros, pero después de que los dos lores sith mostrasen sus poderes de la Fuerza, los indígenas mostraron rápidamente sumisión. Aunque Revan inicialmente negoció con el Elegido, el líder de los rakata negros, pronto se hizo evidente que ninguno de los rakatas negros tenían información relevante sobre la Fragua Estelar. Revan decidió ganarse el favor de los ancianos, una tribu rakata con la que los rakata negros estaban en guerra. Al contrario que en su violenta presentación ante los rakata negros, Revan y Malak se acercaron a los ancianos en son de paz, aprendiendo mucho de ellos sobre su raza, su viejo imperio, y del campo disruptor que había hecho que los dos sith se estrellasen. Haciéndose más conscientes de la abominación que los ancianos sentían por el pasado violento de su especie, Revan y Malak se hicieron pasar por sirvientes del lado luminoso de la Fuerza que buscaban una forma de destruir la Fragua Estelar. Después de que ganasen la confianza de los ancianos, estos les dieron acceso al Templo de los Antiguos, que permitió al dúo desactivar el campo disruptor y llegar hasta la Fragua Estelar. Habiendo dado las gracias a los ancianos, los dos lores sith prometieron destruir la superarma y regresar.[3]

Tras encontrar la Fragua Estelar, Revan y Malak comenzaron a tener visiones de su propio imperio sith.[11] Revan tomó control de la estación espacial y se declaró Señor Oscuro de los Sith, con Malak tomando a regañadientes el papel de aprendiz sith.[3] En 3.959 ABY, la pareja fundó un nuevo nuevo Imperio Sith y regresó a Korriban, haciéndose con el control del planeta y estableciendo allí de nuevo una academia sith.[2] Revan y Malak regresaron al espacio de la República a la cabeza de una enorme flota invasora, compuesta por caballeros jedi y soldados de la República que eran veteranos de las Guerras Mandalorianas.[3][25] Revelándose abiertamente como lores sith, el dúo y sus seguidores declararon la guerra a la República y la Orden Jedi.[3] Esto marcó el comienzo de una planeada campaña de veinte años para terminar con la "tiranía" del Consejo Jedi de una vez por todas,[50] iniciando la Guerra Civil Jedi. En un momento de su aprendizaje bajo Darth Revan, Malak declaró en público que su maestro era blando, lo que causó una tensión entre los dos que culminó en un duelo con sables de luz. La mandíbula de Malak fue cortada por un golpe de sable de luz de Revan,[2] y Malak se vio obligado a llevar una gran prótesis metálica que cubría el lugar donde había tenido su mandíbula. Podía hablar por medio de un vocabulador, pero su voz reverberaba con un áspero tono electrónico.[51]

En el año 3.958 ABY, Revan y los sith llevaron a cambo un exitoso ataque en el mundo astillero de Foerost, capturando a la mayoría de la flota de la República.[52] El almirante Saul Karath, que había servido en las Guerras Mandalorianas bajo Revan y Malak, consideró a la República inmerecedora de su lealtad y puso su trabajo y nave insignia, el Leviatán, a servicio de Revan.[2] Por ese tiempo, Malak ganó el control del Leviatán, tomándolo como su nave insignia. Karath también proporcionó códigos de sguridad que permitieron a los sith saltarse los escáneres de una bahía de acoplamiento de la armada de la República. Eso permitió a las fuerzas sith destruir en un barrido a más de la mitad de las naves acopladas antes de que tuviesen tiempo de reaccionar.[3] Más tarde, Revan nombró a Karath comandante de toda la flota sith.[52] Darth Malak ordenó a Karath destruir Telos IV,[53] un planeta que Revan originalmente había planeado conquistar, para probar la lealtad del almirante hacia los sith. Karath obedeció a la orden de Malak, matando a millones de inocentes y ganándose el odio de los telosianos supervivientes, incluyendo al comandante de la República Carth Onasi,[2] quien había llegado a considerar a Karath su mentor y a Malak un héroe.[3] Ese mismo año, Darth Malak bombardeó el mundo de los zabrak, Iridonia,[54] y llevó a cabo un exitoso ataque en el planeta Rodia.[2]

Aunque fuese un poderoso señor sith, el ambicioso Darth Malak empezó a ser hecho sombra por Revan conforme la guerra progresaba. El hombre que había sido el mejor aliado de Revan y su más leal amigo comenzó a esperar una oportunidad para reemplazar a su maestro sith.[3]

Malak betrays Revan.jpg

Darth Malak contempla cómo su crucero ataca la nave insignia de Darth Revan.

La oportunidad de Malak de usurpar la posición de Revan llegó en 3.957 ABY cuando el Consejo Jedi envió un equipo de asalto a capturar a los dos lores sith.[5][51] El equipo logró arrinconar a Revan en el puente de su nave insignia. Malak, que había estado separado de su maestro, ordenó que los cañones de su propia nave, el Leviatán, disparasen la nave de Revan en un intento de matar tanto a su maestro como a los jedi—especialmente a la líder del equipo de asalto, Bastila Shan, dadas sus habilidades de meditación de batalla, un poder de la Fuerza que le permitía potenciar a las fuerzas de la República y coordinar su esfuerzo de guerra a la vez que destruía la voluntad de sus enemigos.[3] Sin saberlo Malak, Shan salvó la vida de Revan y lo llevó al Consejo Jedi, que, bajo la dirección de los maestros Dorak y Zhar Lestin, reprogramó su mente con la identidad de un soldado de la República.[14] Aunque Malak fallase en su atentado contra Revan, su maestro había sido incapacitado en el ataque. Creyendo que había tenido éxito, Darth Malak asumió el liderazgo del Imperio Sith, al fin tomando el título de Señor Oscuro. En el fondo, Malak se arrepentía de haber traicionado a su maestro desde lejos. El sith sabía que habría algunos que pensarían y dirían que había sido un cobarde, actuando por miedo para no enfrentarse a Revan en combate personal.[3]

Lord Oscuro de los Sith

Después del ataque a la nave de su maestro, Revan quedó inconsciente con la mete dañada pero vivo batila le salvo la mente creando una conexión metal con la fuerza. La orden jedi salvar lo que podían de su memoria pero el resto que no lo reemplazaron con un soldado leal a la República. Malak pensando que su maestro había muerto mando todas las fuerzas en busca de batirla para así controlar la meditación de combate. Una flota Sith bloqueaba taris tratando de captura a Bastila sin saber que esta había sido esclavizada por unos Vulkars negros y dejarla como premio en un torneo de vainas. Darth Malak al decidir que la búsqueda tardaba tanto decidió destruir el planta entero. Pero Bastila escapo del planeta con su liberador Revan y Onasis en una nave llamada el Halcón de Ébano. Mientras su maestro no estaba fue capturando jedi para volverse más poderoso y fuente de energía de la Forja Estelar.

Darth Malak envió a su aprendiz, sith y un caza recompensas. Cuándo Revan y sus aliados iban en búsqueda de la cuarto mapa en Dantooine, fueron capturados por el buque insignia sith Leviatán tras escapar de su celda y tratar de llegar al Halcón de ÉbanoRevan se enfrentó a Darth Malak, quien le revelo su verdadera identidad y lo reto a un duelo, que culminó con la captura de Bastila cuando ella se enfrentó a Darth Malak dándole tiempo a sus compañeros para que huyeran. Después de haber capturado a Bastila Shan la torturo durante días hasta que cedió al lado Oscuro volviéndose así la nueva aprendiz de Darth Malak. Malak envió a su nueva aprendiz al mundo de los Rakata en donde Batila se encontró con Revan en el templo de los Rakata en donde ella fue seguida por el Halcón de Ébano justo cuando la flota de la República comenzaba un asalto. Revan y sus compañeros penetraron la Fragua Estelar. Malak envió a todas sus fuerzas a Revan pero ninguno pudo con su poder.

Bastila quien utilizaba su meditación de combate se enfrentó con Revan quien le confesó su amor asiendo que se redima. Bastila volviendo al lado luminoso uso su poder para la República mientras que Revan se enfrentaba a Darth Malak. Durante la batalla Malak sesionaba las almas de los jedi apresados. Mientras peleaban la Flota de la República atacaba la Forja Estelar. Revan al final como acto desesperado termino matando a todos los jedi que pudo derrotando así a Malak antes de morir Revan trata de devolverlo al lado luminoso pero lo rechaza argumentando que el lodo Oscuro es más poderoso. Revan se disculpó ante Malak por ser responsable de su caída al lado Oscuro y por ser quien decidiera su destino. Malak acepto sus disculpas dándose cuenta de ello y de que la situación hubiera sido al revés. Consumiendo los cuerpos de los jóvenes jedi del Enclaven de Dantooine para recuperarse el mismo una de las acciones más perversas que se puede hacer evito que se hicieran uno con la fuerza se cree que antes de morir se arrepintió en el último suspiro de vida redimiéndose muriendo en la Oscuridad de la Fragua Estelar que fue destruida por la flota Republicana.

En el último momento Revan mientras escapaba con los demás recordó a los sith del Imperio fuera del borde exterior.

Personalidad y rasgos

Apariciones

Malakconcept.jpg

Boceto de Darth Malak.

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Caballeros de la Antigua República 29: Exaltado, parte 1
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 2,14 Knights of the Old Republic Campaign Guide
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 3,15 3,16 3,17 3,18 3,19 3,20 3,21 3,22 3,23 3,24 3,25 3,26 3,27 3,28 3,29 3,30 3,31 Star Wars: Caballeros de la Antigua República
  4. The Essential Atlas (Rakata Prime (Lehon))
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 Databank title.png Darth Malak en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 6,5 6,6 Caballeros de la Antigua República 19: Bruma de odio, parte 1
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 7,6 7,7 Caballeros de la Antigua República 31: Ojo por ojo
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 Caballeros de la Antigua República 0: Encrucijadas
  9. 9,0 9,1 9,2 9,3 Caballeros de la Antigua República 8: Punto de ignición, parte 2
  10. 10,0 10,1 10,2 10,3 10,4 10,5 10,6 Star Wars: Knights of the Old Republic Handbook
  11. 11,0 11,1 11,2 11,3 Timeline 8: The Jedi Civil War
  12. 12,0 12,1 12,2 12,3 12,4 12,5 12,6 Caballeros de la Antigua República 42: El casco
  13. Pregunta a John Jackson Miller (HTML). Consultado el 1 octubre, 2009.
  14. 14,0 14,1 Jedi vs. Sith: The Essential Guide to the Force (The Redemption of Revan)
  15. Jedi Academy Training Manual
  16. 16,0 16,1 Caballeros de la Antigua República 10: Punto de ignición, parte 3
  17. The Complete Star Wars Encyclopedia, Vol. III, p. 185 ("Squint")
  18. 18,0 18,1 Caballeros de la Antigua República 9: El regreso
  19. 19,0 19,1 Caballeros de la Antigua República 5: Graduación, parte 5
  20. 20,0 20,1 Caballeros de la Antigua República 1: Graduación, parte 1
  21. Caballeros de la Antigua República 2: Graduación, parte 2
  22. 22,0 22,1 Caballeros de la Antigua República 6: Graduación, parte 6
  23. You must be a member of Star Wars Hyperspace to view this linkThe Secret Journal of Doctor Demagol en Hyperspace (article) (contenido obsoleto [1]; copias archivadas 1 2 en Archive.org)
  24. 24,0 24,1 24,2 24,3 24,4 24,5 The Old Republic: Revan
  25. 25,0 25,1 25,2 25,3 25,4 Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith
  26. Caballeros de la Antigua República 15: Días de miedo, parte 3
  27. 27,0 27,1 SWInsider small.jpg Star Wars Insider 110; en la sección de "Comics" de la revista, John Jackson Miller dice que Revan ha estado en Cathar desde la décimoquinta entrega.
  28. Caballeros de la Antigua República 20: Bruma de odio, parte 2
  29. Caballeros de la Antigua República 17: Noches de ira, parte 2
  30. Caballeros de la Antigua República 21: Bruma de odio, parte 3
  31. Caballeros de la Antigua República 22: Caballeros del dolor, parte 1
  32. Caballeros de la Antigua República 23: Caballeros del dolor, parte 2
  33. Caballeros de la Antigua República 25: Vector, parte 1
  34. Caballeros de la Antigua República 28: Vector, parte 4
  35. Caballeros de la Antigua República 32: Vindicación, parte 1
  36. 36,0 36,1 Caballeros de la Antigua República 35: Vindicación, parte 4
  37. Caballeros de la Antigua República 36: Motivo de profeta, parte 1, descripción de la entrega en la cubierta interior
  38. Caballeros de la Antigua República 49: Demonio, parte 3
  39. Caballeros de la Antigua República 46: Destructora, parte 2
  40. 40,0 40,1 40,2 Caballeros de la Antigua República 47: Demonio, parte 1
  41. Caballeros de la Antigua República 45: Destructora, parte 1
  42. Caballeros de la Antigua República 48: Demonio, parte 2
  43. Caballeros de la Antigua República 50: Demonio, parte 4
  44. KNIGHTS OF THE OLD REPUBLIC #50 -- My only friend, the end!. Consultado el 18 febrero, 2010.
  45. 45,0 45,1 The Essential Guide to Warfare
  46. SWInsider small.jpg "The 100 Greatest Things About Star Wars... Ever!" - Star Wars Insider 100
  47. The New Essential Chronology (The Mandalorian Wars)
  48. Chronicles of the Old Republic
  49. 49,0 49,1 The New Essential Chronology (The Pre-Republic Era)
  50. SWInsider small.jpg "Heritage of the Sith" - Star Wars Insider 88
  51. 51,0 51,1 The Complete Star Wars Encyclopedia, Vol. II, p. 279 ("Malak, Darth")
  52. 52,0 52,1 The New Essential Chronology (The Second Sith War)
  53. Star Wars: Caballeros de la Antigua República; después de que Revan y su grupo escapen el Leviatán, Carth Onasi afirma que los sith destruyeron su vida. Canderous Ordo responde and his party escape the Leviathan, Carth Onasi states that the Sith destroyed his life. Canderous Ordo replies «Todos sabemos que fue Malak quien ordenó atacar a tu gente, Carth. No puedes culpar a Revan de eso.»
  54. Star Wars: The Ultimate Visual Guide
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar