Wikia

Star Wars Wiki

Darth Andeddu

23.680páginas en
la wikia
Discusión1
Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.
«El conocimiento es poder y los verdaderos Sith no comparten el poder.»
―Darth Andeddu[fuente]

Darth Andeddu, también conocido como el Dios-Rey Inmortal de Prakith, fue un antiguo humanoide que imperó como Señor Oscuro de los Sith, y que presuntamente era conocido como el antecesor del título de "Darth". Un hombre paranoico, Andeddu creía que sus Lores Sith subordinados—a quienes consideraba sus enemigos—querían reclamar su vasta colección de rituales y tradiciones para sí mismos. Eventualmente fue traicionado y derrocado por sus seguidores, lo que lo obligó a huir del planeta Korriban y marcharse al Núcleo Profundo. Andeddu convirtió al mundo de Prakith en su dominio en el cual gobernó durante siglos como una deidad hasta que llegó su muerte física, momento en el que se sepultó a sí mismo en un intento de privar a sus perseguidores del poder que querían robar. Antes de su fallecimiento, Andeddu preservó toda su sabiduría en un holocrón que también contenía su secreto más arcano: la habilidad de engañar a la muerte transfiriendo la esencia de un cuerpo a otro. Un culto Sith fundado por Lord Andeddu llamado "Malevolencia" construyó un templo en homenaje a su Señor Oscuro, y custodió la fortaleza por generaciones antes del regreso del Dios-Rey.

La leyenda de Darth Andeddu y sus increíbles poderes se mantuvo durante mucho tiempo después de su muerte, y la Orden Jedi incluso trató de borrar todo conocimiento y referencia del Señor Oscuro de la historia galáctica. A pesar de sus mejores esfuerzos, todavía prevalecieron susurros sobre la existencia de Andeddu. Su holocrón también sobrevivió; primero fue descubierto por el Lord Sith Darth Bane en Prakith durante el año 980 ABY, posteriormente redescubierto por Darth Tyranus en Korriban en el 21 ABY, y finalmente encontrado por Darth Krayt y su Orden de Un Sith más de un siglo después. Krayt, que sufría de una infestación de surge-corales yuuzhan vong que amenazaba con dejarlo sin capacidad de inteligencia, le permitió a su regente, Darth Wyyrlok III, acceder al holocrón de Andeddu y buscar posibles soluciones. El artefacto condujo al Sith chagriano a viajar hasta la fortaleza de Andeddu en Prakith, donde afrontó y derrotó a los cultores de la Malevolencia, pero al hacerlo, revivió el antiguo cuerpo de Darth Andeddu. El Señor Oscuro se batió en duelo con Wyyrlock en una batalla mental, contienda que terminó con la destrucción de Andeddu. Su cadáver quedó cerrado nuevamente dentro de la tumba que lo había preservado por milenios incontables, y su colección de doctrinas Sith fue saqueada por Wyyrlock, que esperaba adquirir medios viables de acabar con la difícil situación de Darth Krayt.

Biografía

Vida

«Estaban buscándome—mis enemigos—estaban recurriendo a la Fuerza para encontrarme, asesinarme, robar mi conocimiento—¡mi poder!»
―Darth Andeddu, hablando de su escape de Korriban[fuente]
Andeddu'sKeep.jpg

El Torreón de Darth Andeddu.

El humanoide conocido como Darth Andeddu nació en el planeta Prakith, y vivió en un periodo después de los Cien Años de Oscuridad. Con el paso del tiempo, Andeddu adquirió sabiduría y desarrolló un dominio considerable en el lado oscuro de la Fuerza. Estudió los caminos de los Lores de los Sith originales, los extraños rituales de uno conocido como Karness Muur, y fundó las bases de sus poderes sobre las enseñanzas de éste. Aunque Muur se incursionaba en el arte de la curación con el lado oscuro,[6] Andeddu estaba interesado en más que eso: buscaba la manera de eludir a la muerte por completo. Finalmente alcanzó su meta, descubriendo una forma de preservar la conciencia de su mente, recurso que usaría si su cuerpo físico llegara a morir.[5] Andeddu también aprendió el secreto de transferir su esencia a otro cuerpo, si llegaba a necesitarlo. Eventualmente se destacó entre sus colegas y tomó la posición de Señor Oscuro de los Sith y reinó[7] desde su mundo natal ancestral, Korriban.[1]

Mientras Darth Andeddu adquiría poder y carácter, también le creció el temor; llegó a creer que sus subordinados codiciaban el conocimiento que había obtenido y las habilidades de la Fuerza que dominaba. Como Andeddu se negaba a compartir su inteligencia, los Lores Sith se unieron y conspiraron para tomar los secretos por la fuerza y destruirlo. Andeddu era consciente de las maquinaciones de sus detractores y cada vez más se cuidó de ellos. Sentía que cualquier vacilación de su parte provocaría que sus enemigos lograran usurparlo.[1] Darth Andeddu no tardó en ser traicionado y derrocado por sus seguidores,[7] y obligado a huir de Korriban. Antes de escapar, creó una falsa tumba en Korriban para engañar a sus posibles perseguidores. Cuando los Lores Sith se percataron de que Andeddu se había marchado, lo buscaron de manera implacable, utilizando la Fuerza y demás métodos, pero no lograron encontrarlo: Andeddu había podido eludirlos regresando a una fortaleza privada en su mundo de origen, Prakith. Sin embargo, el temor de perder todo lo que había acumulado todavía amenazaba con consumirlo y, debido a esto, Andeddu preservó gran parte de su conocimiento en libros de hechizos y pergaminos Sith que guardó dentro de su fortaleza.[1] Toda su sabiduría—incluyendo los detalles de su técnica de transferencia de la esencia—fue archivada dentro de un holocrón Sith personal que había creado.[7]

Darth Andeddu conquistó Prakith y cultivó un nuevo grupo de creyentes del lado oscuro al que llamó "La Malevolencia" y se entrenó para usar el lado oscuro de la Fuerza.[2] Debido a sus habilidades del lado oscuro, la duración de la vida de Andeddu se excedió de los años naturales, e imperó en Prakith durante varios siglos. Sus seguidores llegaron a reverenciarlo como su "Dios-Rey"; un ser inmortal de quien creían que sería su eterno y supremo gobernante. El colapso de las rutas hiperespaciales que llevaban a Prakith dio como resultado el aislamiento de sus habitantes, y le permitió al Señor Oscuro mantener el dominio sin restricciones en el mundo del Núcleo Profundo.[7] No obstante, la paranoia le causó a Andeddu que creyera que sus enemigos finalmente llegarían para robar su conocimiento. Se sepultó a sí mismo, rodeado por sus libros y pergaminos, satisfecho con la idea de que se llevaría sus secretos a la muerte.[1] Su holocrón se guardó dentro de su sarcófago con sus restos físicos, y ambos permanecieron ocultos durante miles de años después de su fallecimiento.[7] Mientras tanto, el culto Malevolencia de Andeddu continuó sumergiéndose en el lado oscuro y mantuvo a los fieles a su Dios-Rey. Andeddu ordenó que custodiaran su tumba y fortaleza, y esperó pacientemente el día en que resucitaría para liderarlos una vez más.[2]

DarthBaneEGTF.jpg

Darth Bane, que buscaba el holocrón de Darth Andeddu.

Legado

La búsqueda de Bane

«Sé que fuiste a Prakith. Sé que querías el holocrón de Andeddu. Sé que estabas buscando el secreto de la vida eterna.»
Darth Zannah a Darth Bane[fuente]

Después de la culminación de las Nuevas Guerras Sith en el 1.000 ABY, la información sobre Darth Andeddu cayó en posesión del Consejo del Primer Conocimiento de la Orden Jedi. Creyeron que incluso el expediente más recóndito de la existencia de Andeddu era peligroso, e intentaron eliminar toda mención de su nombre de todas las posibles fuentes. Aunque los miembros del Consejo conocían la existencia del holocrón de Andeddu, eligieron no ir tras él, considerando que un viaje al Núcleo Profundo era un peligro con mucho riesgo. A pesar de sus mejores intentos, un vendedor de artefactos Sith llamado Argel Tenn adquirió un pergamino reverente que contenía una pequeña mención del poder omnipotente y soberano de Darth Andeddu sobre Prakith. El manuscrito fue vendido al Señor Oscuro de los Sith de esa época, Darth Bane, que buscaba obtener los secretos de Andeddu para alcanzar la vida eterna. Desafió a las rutas hiperespaciales que llevaban a Prakith en la búsqueda del holocrón de Darth Andeddu. Su misión finalmente tuvo éxito; encontró el artefacto dentro de la tumba de Andeddu y aprendió todos sus secretos, pero posteriormente lo perdió tras ser capturado por agentes de Serra, princesa del planeta Doan. El holocrón de Andeddu tampoco estuvo en posesión de la princesa por mucho tiempo; nuevamente fue robado por el Jedi Oscuro Set Harth,[7] que también dominó la habilidad de Andeddu de transferir la esencia y la usó para vivir durante varios siglos después.[8]

Holocrón descubierto

«Por medio de este holocrón tengo acceso a la ancestral sabiduría de Darth Andeddu. La sapiencia y el poder del Sith.»
―Darth Tyranus[fuente]
DookuVosAndeddu'sCrystal.jpg

Darth Tyranus presenta a Quinlan Vos el cristal de la espada de luz de Andeddu.

Para el año 21 ABY, los antiguos secretos de Andeddu todavía seguían preservados en su holocrón en Korriban, hasta que el dispositivo y sus contenidos fueron buscados por el Lord Sith Darth Tyranus. En lugar de tomar el artefacto en persona, Lord Tyranus envió a dos de sus vasallos a Korriban: el Jedi Oscuro Tol Skorr y un Maestro Jedi kiffar encubierto llamado Quinlan Vos. Los dos lucharon entre sí en el Valle de los Señores Oscuros para tener el holocrón de Andeddu, y finalmente Vos obtuvo la victoria y se ganó el favor de Tyranus. El Lord Sith, satisfecho de que el holocrón ahora estaba en su custodia, activó el artefacto piramidal para revelar un avatar de Andeddu que portaba espadas de luz, de quien Tyranus esperaba obtener el poder del antiguo Sith. También, como recompensa por el triunfo de Vos, Tyranus presentó otro de los muchos misterios contenidos dentro del holocrón de Andeddu: un cristal de espada de luz reluciente, el mismo que había potenciado el arma de Andeddu durante su tiempo de vida. Tyranus le dio a Vos el cristal y se quedó con el holocrón.[3]

Casi cuarenta años después, el holocrón de la Maestra Jedi Asli Krimsan fue descubierto en el Castillo Bast, la antigua fortaleza del Lord Sith Darth Vader en el planeta Vjun. Aunque el objeto principal del holocrón de Krimsan era la educación de los Jedi jóvenes, proporcionaba una poca información sobre Andeddu, sugiriendo que él había sido el primer Sith en usar el título honorífico de Darth. En el 40 DBY, la búsqueda de los orígenes del título Darth también había sido conducida por un simpatizante de los Sith llamado Ingo Wavlud. Él suponía que Darth había sido derivado de la antigua palabra rakatana "Daritha", que significaba "Emperador". También mencionaba la posibilidad de que su origen etimológico fuese la frase rakatana "darr tah", que se traducía como "victoria sobre la muerte".[9]

El "simulador" Sith

«El hereje viene por la misma razón que vino la última vez. Su cuerpo ha caído en decadencia. Teme que lo esté consumiendo.»
―Darth Andeddu a Darth Krayt[fuente]

Para el 137 DBY, una nueva Orden Sith había asegurado la soberanía de la galaxia, establecida por un Jedi caído de nombre A'Sharad Hett. Durante su progresión en el camino del lado oscuro de la Fuerza, Hett fue capturado y torturado por miembros de la especie extragaláctica yuuzhan vong, que le implantaron sus surge-corales Yorik-Kul. Aunque logró combatir los efectos de los corales por medio de su poder creciente en el lado oscuro, con el tiempo Hett comenzaba a perder las batallas con ellos. Tarde o temprano asumió el manto de Señor Oscuro bajo el apodo de "Darth Krayt" y creó su Orden de Un Sith; sin embargo, temía que los corales yuuzhan vong lo consumieran antes de que pudiera imponer su voluntad sobre la galaxia.[10]

DarthAndedduTauntsDarthKrayt.jpg

Darth Andeddu, a través de su holocrón, reprende a Darth Krayt.

El poder y la sapiencia de Krayt habían demostrado no ser suficientes para erradicar la infestación, y buscó consejos sobre cómo actuar de su colección personal de artefactos Sith. Uno de los objetos que poseía era el holocrón de Darth Andeddu, y de él, Krayt se enteró de que tras la muerte de Andeddu su mente sobrevivió para mantener el control de su cuerpo. Obsesionado con adquirir tal habilidad, Krayt intentó varias veces tomar la pericia de Andeddu de su holocrón, aunque su guardián no cedió. En un último empeño por lograrlo, Krayt accedió a los holocrones de los difuntos Señores Oscuros Darth Nihilus y Darth Bane así como al de Andeddu. Todos los guardianes lo reprendieron constantemente y permanecieron reacios a revelarle información, esforzándose por mantener la esencia de los antiguos Sith al no diluir la potencia del lado oscuro dividiéndola entre los miembros de su Orden. Darth Andeddu y sus colegas Señores Oscuros se burlaron de Krayt, y señalaron su miedo a ser consumido por sus surge-corales yuuzhan vong. Juntos, los guardianes de los holocrones de Andeddu y Bane concentraron su poder en Krayt para lograr lo que más le asustaba: causaron que su armadura de canrejo Vonduun lo consumiera. Como no estaba dispuesto a sucumbir a lo que los guardianes percibían como su destino, Krayt se las arregló para ejercer el control suficiente de la Fuerza para desactivar los holocrones y revertir la transformación puesta en marcha por los Lores Andeddu y Bane.[5]

Mientras la salud de Krayt continuaba deteriorándose, comisionó a su asesor de más confianza, el chagriano Darth Wyyrlok III, con la tarea de encontrar una solución para su problema. Entre las diversas fuentes a las que recurrió, Wyyrlock consultó el holocrón de Darth Andeddu y fue rechazado al igual que su Maestro previamente. Sin embargo, el guardián se mostró muy interesado cuando, en medio de las respuestas negativas, Wyyrlock admitió que conocía el paradero de la fortaleza en Prakith y entonces le ofreció restaurar al Señor Oscuro devolviéndole la vida. La simulación de Andeddu entretuvo la idea y le permitió al regente de Krayt probar su validez emprendiendo un viaje al Núcleo Profundo, en busca del Torreón de Andeddu: una misión en la que Andeddu sentía que el chagriano no lograría sobrevivir.[1]

La muerte final de Andeddu

«Te voy a destruir. Cada rastro de ti. También destruiré tu "holocrón"'. No quedará nada más.»
―Darth Wyyrlok[fuente]
Andeddu death.jpg

El espíritu de Andeddu es destruido.

El holocrón de Andeddu guió a Wyyrlock al Torreón en Prakith, y de inmediato fue atacado por los sirvientes del culto de la Malevolencia del Señor Oscuro. No obstante, los cultores se habían vuelto más salvajes desde la ausencia de su Maestro, y su destreza en la Fuerza no era para nada comparable con la de Wyyrlock, quien era un hechicero Sith experto. El chagriano venció y mató rápidamente a todos los lacayos de Andeddu, a excepción de uno llamado Gerlun, que se rindió ante Wyyrlock tras semejante derrota. Entonces, Gerlun guió a Wyyrlock por los niveles internos del Torreón, y cuando ya no podían avanzar más, el chagriano recurrió a la imagen de Andeddu para que revelara la entrada de su tumba. En el idioma de los antiguos Sith, el guardián dijo las palabras y tuvo acceso al sepulcro oculto, y en el centro yacía el sarcófago de Andeddu. La imagen del Señor Oscuro sugirió que Wyyrlock colocara el holocrón sobre el pecho del cuerpo, pero el chagriano prefirió dirigirse a los antiguos y abundantes textos y pergaminos de Andeddu. En un momento de desesperación, Gerlun arrebató el holocrón con la Fuerza y cumplió con la petición de Andeddu; entonces su propia fuerza vital se descargaba mientras entraba en los restos de Andeddu, resucitando al Señor Oscuro por una vez más.[1]

El Andeddu revivido se burló de Wyyrlock y se negó a compartir su intelecto con él, señalando que los verdaderos Sith iban más allá de compartir su poder. Asaltó a Wyyrlock con truenos de la Fuerza, pero el chagriano absorbió el ataque mientras Andeddu hablaba de sus capacidades. Al percatarse de que su adversario no sería vencido tan fácilmente, Andeddu lo desafió a un duelo de habilidades de la Fuerza, y Wyyrlock aceptó. El Señor Oscuro conjuró ilusiones de lava y llamas para abrumar a su oponente, pero se volvieron en su contra cuando Wyyrlock descubrió que el poder de Andeddu sólo estaba dentro de su mente. Wyyrlock lo reprendió continuamente, pues creía que Andeddu no merecía nada de su sabiduría acumulada por haberse escondido de sus adversarios. Andeddu miraba horrorizado cómo Wyyrlock desviaba las llamas hacia sus valiosos pergaminos y libros, y finalmente hacia él. Consumido por sus propios miedos, Darth Andeddu fue derrotado por lo que percibía como lo real, y murió un segundo después a manos de Darth Wyyrlok. El chagriano levitó su cadáver y después lo situó dentro del sarcófago que lo había guardado durante generaciones. Sin embargo, la destrucción del tesoro de Andeddu sólo había sido una treta de su oponente; todo permaneció intacto, y después de pasar un tiempo estudiándolos, Wyyrlock concluyó que nada del material contenía algo que le fuera útil para sus propósitos. Tomó varios de los antiguos textos antes de marcharse de la fortaleza de Andeddu, en búsqueda de otros medios por los que pudiera salvar a Darth Krayt.[1]

Personalidad y rasgos

«Puedo sentir tu miedo. Eres un cobarde, Lord Andeddu, y te escondiste en lugar de confrontar a tus enemigos.»
―Darth Wyyrlok, hablándole a Andeddu con desprecio[fuente]
AndeLeg.jpg

Darth Andeddu, Señor Oscuro de los Sith

Varios de los Sith de su época y de generaciones futuras creían que Darth Andeddu era un gran ilustrado del lado oscuro.[1][3] La Orden Jedi temía tanto a Darth Andeddu que el Consejo del Primer Conocimiento, dirigido por el Maestro Jedi ithoriano Obba, trató de eliminar toda mención de su existencia de todas las fuentes posibles. Sin embargo, los Jedi defectores y los Sith sabían quién había sido Andeddu y conocían su habilidad de trascender la muerte. La intriga alrededor del poder de Andeddu provocó que el Lord Sith Darth Bane y posteriormente el Jedi Oscuro Set Harth emprendieran búsquedas separadas del holocrón de Andeddu.[7] Era versado en la antigua lengua de los Sith, un talento que exhibió[1] cuando el guardián de su holocrón—que apareció como un hombre con armadura blindada y coronado con oro y gemas—[7]habló ese idioma para abrir la puerta que conducía a su cámara de entierro secreta.[1] Como un Maestro del lado oscuro de la Fuerza, Andeddu creó una organización clandestina en la forma de la Malevolencia, a cuyos miembros instruyó en los caminos de los Sith—lecciones que, como respuesta, transmitieron a sus descendientes por varias generaciones.[2] No obstante, su negativa a compartir sus enseñanzas con sus colegas Lores Sith fue la semilla de descontento entre sus compañeros. A tal fin, planearon destruir a Andeddu y reclamar su poder. Su temor a perder todo lo que había creado causó que escogiera la muerte en lugar de ceder su conocimiento; esto se demostró cuando se sepultó vivo en Prakith para evitar ser capturado y milenios después cuando Darth Wyyrlock lo venció en un combate de la Fuerza.[1]

Como Lord Sith, Darth Andeddu respetaba y seguía las tradiciones de sus predecesores. Creía que un verdadero Sith era el amo de su propio destino, y que optar por cualquier otra cosa—incluyendo la visión de alguien más—significaba la servidumbre. Después de que fuese resucitado, Andeddu hizo un balance de Darth Wyyrlock y le dijo que era inferior a los aprendices Sith que había entrenado junto a sus colegas miles de años antes. Andeddu no tenía el menor respeto por Wyyrlock o por la Orden a la que pertenecía, y se negó a ayudarlo por eso. Además, como Darth Wyyrlock servía a Krayt, Andeddu lo consideraba un esclavo de la voluntad de su maestro y que estaba por debajo del respeto que concedía el título de Lord Sith.[1] Para Andeddu, Darth Krayt era sólo una persona que pretendía continuar el legado Sith y un hereje indigno de cualquier ayuda que él pudiera brindarle.[5]

Andeddu era arrogante, despreciativo, y renuente a impartir sus enseñanzas a los que decidía que no lo merecían. Los títulos no eran de importancia para él, algo que trajo a la atención de Darth Bane, que sentía que tenía el derecho de aprender los secretos de Andeddu sólo con tener la posición de Señor Oscuro de los Sith.[7] Andeddu era una persona astuta y fingió a Wyyrlock que compartiría con él sus secretos si lograba localizar su tumba en Prakith. En realidad, Andeddu quería usar su holocrón para robar la fuerza vital de Wyyrlock y esperaba que el chagriano fuera lo suficientemente tonto para caer en su trampa. Sin embargo, Wyyrlock era más sabio de lo que Andeddu creía, e ignoró las tentaciones del Señor Oscuro. A pesar de su conocimiento del lado oscuro y las aplicaciones sobrenaturales de su poder, Andeddu todavía miraba a Wyyrlock con desdén cuando éste se dio cuenta de que el Señor Oscuro se había ocultado en lugar de enfrentar a sus enemigos. Wyyrlok se burló de Andeddu para que revelara su supuesta cobardía antes de abrumarlo con sus construcciones ilusorias.[1]

Poderes y habilidades

«La esencia transferida es el secreto de la vida eterna. El cuerpo físico siempre va a debilitarse y fallará, sin embargo no es nada más que un depósito o recipiente. Cuando llegue el momento, será posible transferir tu conciencia—tu espíritu—a un nuevo depósito…como lo he hecho yo con este holocrón.»
―Darth Andeddu[fuente]
AndedduLavaMaker.jpg

Darth Andeddu, inmerso en su ilusión de la Fuerza.

Darth Andeddu era un maestro de las artes Sith de muchas habilidades de la Fuerza en el lado oscuro. Exhibió pericia con la telequinesis, los truenos de la Fuerza, y la creación de ilusiones, lo que se evidenció durante su duelo con Darth Wyyrlok.[5] El núcleo de las doctrinas de Darth Andeddu estaba basado en las de Karness Muur, uno de los Jedi Oscuros exiliados que se convirtieron en uno de los Lores de los Sith originales después de los Cien Años de Oscuridad.[6] Andeddu aumentó los estudios de Muur en la curación con el lado oscuro en un intento por burlar la muerte, y desarrolló una técnica que le permitía a su mente vivir después de su muerte física. Por medio de esta habilidad, Andeddu logró ejercer el control de su cuerpo sin vida, aunque su mente permaneció separada de él.[5] Su habilidad más codiciada era la de transferir la esencia, que era potencialmente un método por el cual alcanzar la inmortalidad.[7] Preservó los secretos de sus habilidades dentro de un holocrón que creó; si el artefacto llegara a estar en contacto con su cadáver, la energía vital de la persona que lo colocaba quedaría minada, y el Señor Oscuro sería resucitado.[1]

Según Darth Wyyrlock, el verdadero poder de Andeddu no yacía en su forma corporal sino en su mente. Andeddu creía que tal poder era igualmente efectivo, y que lo que consideraba como real se manifestaría como realidad para el espectador.[1] El Señor Oscuro no usó una espada de luz cuando vivió, pero guardó su cristal dentro de su holocrón después de su muerte.[3] Cuando sus restos fueron descubiertos por Darth Wyyrlock, Andeddu no fue visto con su espada de luz, sino con un arma que se asemejaba a un cetro adornado con un gran cristal rojo en su punta. El cristal brillaba con una resonancia carmesí cuando Gerlun colocó el holocrón en el pecho del cadáver, y ayudó en el proceso de reconstitución del cuerpo de Andeddu. El cristal fue destrozado después de la derrota de Andeddu en su duelo con Darth Wyyrlok, donde el Señor Oscuro falleció por segunda y última vez.[1]

Entre bastidores

Darth Andeddu fue primero mencionado, y apareció sólo como el guardián de su holocrón en Star Wars Republic 63: Striking from the Shadows, escrito por John Ostrander y dibujado por Jan Duursema. Después, Andeddu apareció, también como guardián de su holocrón, en la cuarta parte de la historia Star Wars Legacy: Broken de Ostrander y Duursema. Fue presentado por Ostrander como el antagonista principal en el séptimo número de la serie Legacy, titulado Into the Core, dibujado por Omar Francia. Aunque murió en Into the Core, posteriormente fue mencionado en el decimotercer número de Legacy, donde Ostrander reveló mediante una conversación entre los Darth Krayt y Wyyrlock que el conocimiento de Andeddu estaba basado en las enseñanzas de Karness Muur, el antagonista principal de historia Star Wars: Vector.[2] Andeddu volvió a aparecer como un antiguo Lord Sith y guardián de su holocrón en la última novela de la trilogía de Darth Bane escrita por Drew Karpyshyn, Dynasty of Evil.[11] Darth Andeddu también fue mencionado en el blog oficial de Leland Chee de Lucasfilm, que asocia a varios Darths, sus nombres, y las palabras reales en las que se basan. El nombre de Andeddu no tiene una correlación con el mundo real.[12] Además de sus apariciones y menciones en los cómics y en Dynasty of Evil, en varias fuentes hay información sobre Andeddu, Jedi vs. Sith: The Essential Guide to the Force, The Complete Star Wars Encyclopedia, y Legacy Era Campaign Guide.

Aunque en The Essential Guide to the Force se sugería que Darth Andeddu pudo haber sido el primer Lord Sith en usar el título "Darth", el título en sí permanece en un estado constante de retcon; primero con Darth Bane,[13] luego con Darth Revan,[14] y ahora con los cómics Star Wars: Caballeros de la Antigua República que establecen que el título "Darth" existió antes de que Revan y Malak se convirtieran en Señores Oscuros de los Sith.[15][16]

También hay una discrepancia en la línea temporal de The Essential Guide to the Force, que señala que Quinlan Vos recuperó el holocrón de Andeddu en el 23 ABY,[9] tres años antes de que Vos en realidad lo encontrara.[3] Sin embargo, la sección de la guía del holocrón de Andeddu indica la fecha correcta en que Vos recuperó el holocrón de Andeddu.[9]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria