FANDOM


Eras-leyendas30px-Era-leg30px-Era-real

Destino de los Jedi: Convicción, de Aaron Allston, es la séptima novela de la serie Destino de los Jedi y fue lanzado el 24 de mayo de 2011. Al final del libro, tiene una introducción a Destino de los Jedi: Ascensión. La versión audio es narrada por Marc Thompson. El libro de bolsillo fue lanzado el 28 de agosto de 2012.

Resumen del Editor Editar

Los Jedi han golpeado el corazón de la tiranía. ¿Puede Luke Skywalker derribar la encarnación del mal?

La Jefe de Estado de la Alianza Galáctica Natasi Daala ha sido derrocada, la Orden Jedi ha tomado el control de la Alianza Galáctica. Pero mientras los nuevos gobernadores desmantelan el régimen draconiano de Daala, las fuerzas aún leales al Jefe depuesto están movilizando un contraataque. E incluso la nueva autoridad de los Jedi podría no ser suficiente para salvar a Tahiri Veila, la antigua Caballero Jedi y aprendiz de Sith condenada por traición por la muerte del almirante de la Alianza Galáctica Gilad Pellaeon.

Mientras tanto, Luke y Ben Skywalker persiguen implacablemente a Abeloth, la poderosa entidad del lado oscuro que se empeña en gobernar la galaxia. Pero al acorralar su monstruosa cantera en el planeta Nam Chorios, los dos solitarios Jedi también deben enfrentarse a la furia del escuadrón de la muerte Sith. Y cuando Abelot crea una emboscada insidiosa, la búsqueda de los Skywalkers amenaza con convertirse en una misión suicida.

Resumen de la Trama Editar

Tomando lugar justo después de la novela anterior, Valin Horn y Jysella Horn son liberados de la carbonita. Los presentes creen que los Jedi están curados de la psicosis de la Fuerza que los había hecho enloquecer antes de su congelación. Sin embargo, resulta que Valin y Jysella todavía están infectados a pesar de que el resto de las víctimas de la enfermedad se curó cuando Abeloth se vio obligado a huir. Valin y Jysella, creyendo que todos los demás en la galaxia han sido reemplazados por impostores, pretenden que son realmente normales. Cilghal y Tekli, sin embargo, siguen siendo escépticos de las condiciones de los hermanos.

En Pydyr, la batalla entre las fuerzas Jedi y Sith concluye con los restos de ambas fuerzas retirándose ahora que los Skywalkers, Vestara Khai, Abeloth y Nave han abandonado el sistema. Mientras tanto, los Skywalkers y Vestara rastrean a Abeloth y a Nave en el planeta Nam Chorios, donde la entidad planea hacerse cargo de los Oyentes de Teheran y de los cristales tsils. Luke rápidamente busca a los oyentes de Theran para aprender la terapia de la memoria, que cree que será útil en una confrontación con Abeloth. Esta rara habilidad de la Fuerza le permite extraer recuerdos de la gente para que pueda dejar que esos recuerdos mueran o intercambiar los recuerdos con otra persona. Poco después, Abeloth hace su presencia conocida causando una tormenta de la Fuerza que daña gran parte de la ciudad.

De regreso a Coruscant, el conflicto entre la Nueva Orden Jedi y la Jefe de Estado de la Alianza Galáctica Natasi Daala finalmente alcanza su punto de ebullición. Booster Terrik devuelve los rehenes tomados a bordo del Ventura Errante en la novela anterior. Una conspiración que contiene a Imperial Moff Drikl Lecersen, el senador de Kuati Haydnat Treen, varias ofertas militares de alto rango, se mueven para derrocar a Daala, pero se sorprenden de que los Jedi se muevan al mismo tiempo. Los Jedi captan a Daala y ella es puesta en prisión con Tahiri Veila, que está esperando el veredicto de su juicio por el asesinato del Gran Almirante Gilad Pellaeon durante la Segunda Guerra Civil Galáctica. Un triumvirato compuesto de Maestros Jedi Saba Sebatyne, Treen, y el General Merratt Jaxton. Saba revela al público que ella es el nuevo Gran Maestro de la Orden Jedi debido a la muerte de Kenth Hamner en la novela anterior. A Hamner se le da una cremación Jedi tradicional a pesar de su impopular política de apaciguar a Daala, y su ataque armado contra Saba.

Mientras tanto, en toda la galaxia varios sistemas estelares que se habían comprometido en la práctica de la esclavitud experimentan revoluciones. Han Solo y Leia Organa Solo son enviados a uno de estos sistemas estelares, Klatooine, para facilitar una transición pacífica del gobierno y preparar a Klatooine para pertenecer a la Alianza Galáctica. Sin embargo, La Reina Madre hapana Tenel Ka Djo viaja para ayudar a acelerar el proceso, y su viaje de Hapes a Klatooine es rastreado por una nave de guerra de la Tribu Perdida de los Sith. La tripulación de la nave está bajo órdenes del Sable Sith Gavar Khai para encontrar a la Reina Jedi vista por Khai y el fallecido Lord Sarasu Taalon en el Pozo del Conocimiento, en los territorios de Abeloth. Cuando los Sith siguen al séquito de Tenel Ka a Klatooine, su líder, Querdan Dei, descubre finalmente la conexión entre la reina madre y Han y la presuntamente adoptada hija de Leia, Allana. Dei secuestra a C-3PO para plantar una bomba en el cuerpo del droide de protocolo sin su conocimiento, antes de permitir que Allana lo rescate. Mientras Tripio asiste a la cumbre con Tenel Ka, Allana lo descubre y agarra el detonador antes de que Dei pueda usarlo. Leia llega para salvar a Allana, y brevemente combate con Dei, decapitándolo. Después de la muerte de Dei, el resto de su equipo decide que su misión es un fracaso y se va cuando la bomba es retirada de C-3PO. Pronto, Klatooine es admitido como miembro de la Alianza Galáctica y es oficialmente liberado de la tiranía de los Hutts. Los Solos y los hapanos salen, pero Tenel Ka y Allana son incapaces de reunirse o de despedirse.

En Coruscant, Tahiri es declarada culpable y condenada a muerte. Sin embargo, cuando regresa a la cárcel, Boba Fett ingresa para ayudar a Daala a escapar. Estos tienen éxito, pero Tahiri utiliza la fuga de Daala a su propio beneficio para que ella también podría huir en el caos, convirtiéndose en una fugitiva sin hogar como resultado.

De regreso en Nam Chorios, Vestara logra llevar a los Sith al planeta para que puedan ayudarla a ella y a los Skywalkers a matar a Abeloth. Valin y Jysella también han sido llamados al planeta por Abeloth para ayudarla. Eventualmente rastrean a Abeloth en una estación de bombeo, donde Ben y Vestara se ven obligados a enfrentar a Valin. Cuando Luke se enfrenta personalmente a Abeloth, la entidad revela que Callista Ming no es sólo otra vida que ha absorbido, sino más bien una conciencia para Abeloth. Luke, al darse cuenta de que Callista no puede seguir así, usa la mnemoterapia para arrancar el alma de Callista del cuerpo de Abelot, permitiendo que su alma alcance finalmente en paz y se una a la Fuerza. Los Sith llegan y rodean a Vestara y a los Jedi. Sabiendo que no pueden ganar tal batalla, Vestara destruye un tsil, lo que provoca una onda de Fuerza que daña mentalmente a todos los usuarios de la Fuerza cercanos con el fin de nivelar el combate y permitir que ella misma y los Skywalkers escapen. La flota de cazas jedi llega de nuevo a la batalla con las fuerzas Sith. A pesar de Luke, Jaina Solo y Zekk de intentar destruir a Abeloth y a Nave en la batalla, los dos últimos escapan gravemente heridos, tanto físicamente como mentalmente. Los Jedi y Sith se retiran de nuevo después de la retirada de Abeloth y la fuga de Nave. Al final, sin embargo, Abeloth, que ahora está afligida por la pérdida de Callista, se encuentra con Gavar Khai y su flota Sith y propone que unan sus fuerzas para matar a Luke Skywalker y a sus aliados. Khai considera cuidadosamente esta oferta. La novela termina en Coruscant, donde Tahiri se esconde en un edificio de apartamentos abandonado. Ya que la mayoría de los Jedi no han regresado al Templo todavía, ella tendrá que permanecer fugitiva por un tiempo. A pesar de su situación, ella finalmente se alegra de que es libre y puede caminar descalza de nuevo, de la manera que le gusta.

Enlaces externosEditar

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.